Issuu on Google+


La alimentación adecuada es aquella que cumple con las necesidades específicas del comensal de acuerdo a su edad, promueve en el niño y en el adolescente el crecimiento y desarrollo adecuados, y en los adultos y ancianos permite conservar o alcanzar el peso esperado para la talla y previene el desarrollo de enfermedades que se presentan por deficiencia o por exceso de nutrimentos. La alimentación correcta permite a las personas gozar de un pleno bienestar biológico, psicológico y social.


La nutrici贸n y las prote铆nas en el desayuno son decisivas en la capacidad de mental, en el rendimiento intelectual y en las calificaciones escolares


Es recomendable tomar entre 6 y 8 vasos de agua diariamente.

Los carbohidratos complejos (almidones) contenidos en alimentos como pan con granos enteros, cereales, papas, tallarines, chícharos secos y frijoles aportan una cantidad considerable de vitaminas, minerales y calorías que nos dan energía.

Los alimentos altos en azúcares como pasteles, golosinas, galletas, chocolates y panecillos aportan grandes cantidades de calorías y pocas vitaminas y minerales.

Evite comer alimentos ricos en grasa y colesterol como son: grasas animales , alimentos fritos en aceite o empanizados, yema de huevo, vísceras, alimentos procesados que contienen aceites de coco, de granos de palma, etc.

La FIBRA ayuda al organismo a tener una buena digestión. Los alimentos altos en fibra son: granos enteros, frutas y vegetales crudos (zanahoria, apio, chayote, etc.).


La importancia de una buena alimentación