Page 1

16

COMPAÑÍA DEL SALVADOR

COLEGIOS MATER SALVATORIS

Madre María Félix Fundadora de la Compañía del Salvador

Abril

2011


¿QUIERES SER SANTA? María Félix empezó a estudiar la carrera de Medicina en la Universidad de Barcelona en el curso 1924-1925. Pero, a pesar de que sus notas eran brillantes, no se dejó absorber por los estudios ni por las diversiones que se le ofrecían en la gran ciudad: bajo la dirección espiritual del P. Ramón Orlandis, S.J., buscó seriamente la santidad en su vida de joven universitaria. De esta época nos deja escrito: Recuerdo que el P. Orlandis me preguntaba muchas veces: —¿Quiere ser santa? —Sí, Padre —le decía con toda mi alma.

—¿Tan santa como Santa Teresita? —insistía el Padre. —Tanto es mucho para mí... No me atrevo —contestaba, con un ansia infinita de santidad, dolorida de mi miseria. —Pues atrévase, que es Dios quien la quiere santa. Confíe en Él y abandónese plenamente a su acción… Decir a Dios que sí a todo cuanto Él quisiera, y siempre, por puro amor, por ser voluntad de Él; ser toda de Dios, sin reservar nada, para siempre, sólo para que Él se complazca. Esto para mí significaba ser santa. Esto deseaba con toda mi alma, y ¡cómo crecía mi deseo sabiendo que era posible, porque Dios lo quería!

VENCIENDO LOS RESPETOS HUMANOS Este deseo de santidad permaneció al terminar el curso en la Universidad de Barcelona. Durante las vacaciones de verano, en la Colonia de Seira (Huesca), tuvo que enfrentarse a otro tipo de dificultades: sus padres tenían miedo de que María pudiera tener vocación religiosa, y por eso tratan de moderar lo que ellos consideraban “excesos religiosos”. Así nos lo cuenta la propia María: Acabé el curso felizmente y volví a casa de mis padres a pasar las vacaciones de verano. […]

María Félix con su amiga Petra Chesa en Seira (Huesca).

Otra vez a luchar con el temor de mi familia. Mis padres cada vez tenían mayor conocimiento de Dios, practicaban más, pero no se resignaban a perder a su hija.


PUBLICACIONES —Bien está que quieras a Dios, que seas apóstol, pero la virtud está en el término medio y yo sólo te pido el término medio —me decía mi padre.

COMPAÑÍA DEL SALVADOR

COLEGIOS MATER SALVATORIS

50º ANIVERSARIO

Y yo le contestaba con un convencimiento pleno: —¡Ah, papá! ¡Qué más quisiera yo que alcanzar ese término medio! ¿No ves que aún estoy en donde se empieza? Mi pobre padre sufría y yo también, de verle sufrir. Además, a su amor mal entendido se juntaba el respeto humano, el qué dirán. Era para él un suplicio verme comulgar todos los domingos entre 11 y 12, hora en que se celebraba la Misa, ante la expectación de toda la colonia. No había en la Iglesia Reserva del Santísimo Sacramento y no podía comulgar a otra hora. Tampoco el sacerdote vivía en la Colonia, sino en su Parroquia, y sólo venía los domingos. —Pactemos —me dijo mi padre—. Yo arreglaré las cosas de tal modo que podrás comulgar y oír Misa tres días a la semana; pero tú, en cambio, no comulgarás en la Misa de los domingos. El arreglo era pedir al Sr. Obispo que permitiese vivir en la Colonia al Párroco, y que la Reserva del Santísimo estuviese en la capilla de ésta. Acepté encantada porque pensé que no tres, sino siete días a la semana podría comulgar, además de poder visitar al Santísimo a diario. Como prometió mi padre se arregló, y tal como yo lo planeé lo practiqué. Los domingos comulgaba entre el primer y segundo toque y así mi padre no sufría de que me viesen comulgar.

Madre María Félix Fundadora de la Compañía del Salvador

¿Qué haré por Cristo? Pensamientos de la Madre María Félix

Vida de la Madre María Félix Biografía Infantil

“Toda, sólo y siempre de Dios” DVD: duración 47 min.

“Recuerdos de mi vida” Escritos autobiográficos de María Félix Torres


PENSAMIENTOS

FAVORES

• ¡A Ti seguimos, tras de Ti vamos, por Ti trabajamos, a Ti sólo amamos y sólo a Ti queremos! (Escritos de conciencia, 1959)

La operación sale bien Escribo para comunicaros los favores recibidos por la Madre María Félix. Uno de ellos es vital, nunca mejor dicho, ya que se trata de una operación en el riñón al suegro de mi hermana, debido a que padece cáncer y hace varios años, cuando se lo diagnosticaron le extrajeron uno. Y ahora gracias a ella, a que se lo pedí por favor que lo ayudara, que le concediera muchos años de vida, ha salido bien la operación. Espero que ella me dé fuerzas para seguir adelante durante este año difícil en el que, seguramente, se hará la voluntad del Señor, aunque no sea la misma que la mía.

• Oh Jesús, que jamás quiera para mí, ni para otros, otros consuelos ni ternuras que a Vos mismo: conoceros, adoraros y amaros. (Escritos de conciencia, 1961) • Mi vida no ha de ser “algo”; ha de ser “ALGUIEN”: ha de ser ÉL, mi Jesús, y así renaceré. (Escritos de conciencia, 1963) • Sólo quiero amarte y cumplir tu amorosa voluntad, porque Tú me amas de verdad. Lo siento en mi médula, en toda mi vida. (Ejercicios Espirituales, 1979)

(P.C., Huelva, España) Ayuda a resolver económico

un

problema

• El amor de Cristo es de AMISTAD. ¡Qué dulce es ser amigo de Cristo! El amor de Cristo se me comunica y si lo admito y le abro mi corazón, me avasalla y me hace feliz, y en principio me transforma, me convierte: ya no vivo yo, es Cristo el que vive en mí. Él me ama y yo le amo. (Ejercicios Espirituales, 1979)

Quisiera dar testimonio de la intercesión de la Madre María Félix con la siguiente experiencia. Al comienzo del año académico, mi esposo perdió varios contratos significativos. Debido a lo anterior, nuestras finanzas se vieron afectadas, entre ellas los pagos de la casa, el Colegio y demás.

• Una entrega por amor es continua, mana por necesidad de entrega; si no hay tanto amor, la entrega no será completa y cada acto será doloroso sin compensación. (Ejercicios Espirituales, 1985)

Un día sentí la inspiración de hacerle un regalo a las Madres del Colegio y me vino la idea de hacerles un dibujo de la Madre María Félix. Busqué una foto en la hoja informativa del mes de octubre de 2005. Comencé a leer la misma y, para mi sorpresa, en esa hoja se hablaba de las diferentes personas en donde la Madre María Félix había intervenido con favores de problemas económicos

• Dios me llama a Él, para Él, para sus planes que dilatan el alma, el corazón, el ser entero. (Ejercicios Espirituales, 1985)


y específicamente en el pago de los estudios de sus hijos. Uno de los casos hablaba de la mirada de la Madre Félix en la estampilla y la paz que transmitía su rostro. Yo entendí que lo que decía el boletín era una confirmación de que tenía que hacer ese dibujo. Inmediatamente comencé a hacer el dibujo y lo terminé ese mismo día. En esos días a mi esposo se le presentó una oportunidad donde una persona que nosotros no conocíamos quería formar parte de su trabajo y ayudarlo económicamente. Una mañana en Misa le pedí a la Madre María Félix que me dejara saber si Dios estaba actuando a través de esta persona. Ese mismo día al llegar a mi casa mi esposo me dijo que esa persona tenía los hijos estudiando en el Colegio Mater Salvatoris. Para mí esa fue la confirmación de la Madre María Félix. Luego de varias semanas esta persona le dio el dinero a mi esposo y pudimos pagar las cuentas y sobre todo el año escolar y las matrículas de mis cuatro hijos. Hoy le doy gracias a la Madre María Félix y le pido que nos siga bendiciendo como familia y ayudándonos con nuestras obligaciones pero sobre todo le doy gracias por haberse dejado guiar por Dios para realizar su obra en los Colegios Mater Salvatoris. (M.M., Río Piedras, Puerto Rico) Sale con vida de la operación En el mes de julio nuestro padre sufrió una hemorragia cerebral masiva que requirió su ingreso en el Hospital Virgen de la Rexaca de Murcia. Su

estado se fue agravando por momentos hasta llegar a una situación crítica, lo que obligó a hacerle una operación quirúrgica de urgencia. En ese momento, además de las oraciones de toda la familia, solicitamos ayuda con sus oraciones a las Religiosas de la Compañía del Salvador y pidiendo la intercesión expresa de la Madre Félix nos pusimos en manos de la voluntad divina. Nuestro padre salió con vida de la operación permaneciendo a continuación veinte días en coma profundo en la Unidad de Cuidados Intensivos. Transcurridos unos meses, podemos decir con alegría y esperanza que su grado de recuperación es muy alto después de pasar por un duro y concienzudo proceso de rehabilitación. Queremos expresar nuestro agradecimiento a la Madre Félix por su intercesión en la milagrosa recuperación de nuestro padre. (M.F. y A.P., Madrid, España)

Damos las gracias a las personas que nos remiten testimonios de la vida de la M. María Félix y favores recibidos por su intercesión, así como los donativos para su causa, enviados por giro postal o por transferencia a: • Compañía del Salvador: c/c 21004426-11-0200020387 de la Caixa, Madrid, ESPAÑA. • Instituto Religioso Compañía del Salvador. Cta. n.º 362058602 Banco Popular, San Juan, PUERTO RICO.


DATOS BIOGRÁFICOS Nació en Albelda (Huesca), el 25 de agosto de 1907 y fue bautizada el 12 de septiembre en la misma villa. A los catorce años sintió la llamada a una entrega total a Jesucristo, y un atractivo irresistible hacia la espiritualidad ignaciana. La mayor gloria de Dios, siguiendo a Cristo y unida a Él, se convirtió en la razón de su existencia. Entre tanto, obtuvo la licenciatura en Ciencias Químicas, para ser un instrumento más apto para su servicio. A través de un sorprendente y no pretendido paralelismo con el itinerario espiritual de San Ignacio de Loyola, el Señor la llevó a fundar la Compañía del Salvador, erigida en Congregación

Religiosa de derecho diocesano en 1952, y de derecho pontificio en 1986. Dios le asignó dentro de su Iglesia la parcela de la educación cristiana de la juventud, sobre todo universitaria, en cualquier parte del mundo. Con este fin surgieron los Colegios Mater Salvatoris, que tienen como misión propagar el carisma que Dios le concedió de adhesión al Papa, amor tierno a la Santísima Virgen y hacer de los jóvenes permanente fermento evangélico en la sociedad, para llevarla a Jesucristo. Murió santamente en Madrid, el 12 de enero de 2001, y sus restos descansan en el cementerio de la Compañía del Salvador en Mota del Marqués (Valladolid).

ORACIÓN para la devoción privada Padre misericordioso, cuyo Hijo, Salvador nuestro, te glorificó cumpliendo amorosamente hasta el fin tu voluntad. Tú suscitaste en tu hija María el deseo ardiente de glorificarte y de seguir de cerca a Jesucristo, cooperando a la redención del mundo mediante la Compañía del Salvador, por ella fundada. Concédenos por su intercesión la gracia que te pedimos, para que la Iglesia, a la que amó apasionadamente como a Esposa de Cristo, la eleve al honor de los altares, para tu mayor gloria. Amén. Padrenuestro, Avemaría y Gloria. De conformidad con los decretos del papa Urbano VIII, en nada se pretende prevenir el juicio de la Iglesia.

Dirección

Se ruega comuniquen los fav ores recibidos por su intercesión a: Religiosas de la Compañía del Salvador Tapia de Casariego, 19 • 28023 Madrid (España) www.mariafelix.org •e-mail: madre.felix@ciasalvador.org Con licencia eclesiástica

Maria Felix Torres-Boletin 16  
Maria Felix Torres-Boletin 16  

Boletin sobre la vida de Maria Felix Torres fundadora de la Compañia del Salvador y de los colegios Mater Salvatoris

Advertisement