Issuu on Google+

CONSEJOS DE SALUD

PÁGINAS ESPECIALES CONSEJOS DE SALUD

Quistes de ovario: precaución y control

Aunque la mayoría de quistes ováricos son benignos, hay que ser precavido y tenerlos siempre bajo control, afirma con rotundidad la Dra. Teresa Gómez Sugrañes, ginecóloga con amplia experiencia en cirugía laparoscópica.

Dra. Teresa Gómez Sugrañes, con una paciente en la Clínica Ginecológica situada en Centro Médico Teknon.

Muchas veces, cuando se le dice a la paciente que tiene quistes en los ovarios, la primera reacción es de temor y rápidamente se asocian a enfermedades graves, sin embargo –afirma la Dra. Gómez- hay que quitar miedos y decir que la inmensa mayoría son benignos y desaparecerán por si solos.

P. ¿Hay que vigilar todos los quistes? Todos sin excepción. No hay que tener miedo pero hay que ser muy prudentes y consultar al ginecólogo ante cualquier anomalía o síntoma que no hayamos tenido antes, como irregularidades en la menstruación, dolores abdominales, etc., aunque hay que decir que la mayoría no presenta síntomas relevantes P. ¿Cómo se detectan entonces? A través de las ecografías transvaginales que se realizan en las revisiones periódicas que, por cierto, no deben olvidarse nunca y son fundamentales para detectar cualquier anomalía P. ¿Qué tratamiento hay que seguir? Dependerá de factores como la edad de la paciente, el tamaño del quiste, los síntomas, etc. Si es del tipo funcional o folicular, bastante común en la época reproductiva de la mujer, probablemente remitirá y

La laparoscopia es la técnica más aconsejable ya que permite quitar los quistes con precisión y conservar los ovarios. P. ¿Alguna técnica aconsejable? Sin lugar a dudas la laparoscopia, dado que permite extraer el quiste conservando el ovario, manteniendo así la fertilidad plena de la mujer. Al ser una técnica mínimamente invasiva, la paciente puede recuperarse rápidamente, con tan solo 24 horas de permanencia en la clínica. En una semana, puede volver a su actividad normal.

El dolor y la deformidad en los pies es uno de los motivos de consulta que con mayor frecuencia atiende el cirujano ortopédico, siendo el Hallux Valgus o juanete, la causa principal.

La doctora Gemma Pidemunt atendiendo a una paciente.

La Dra. Pidemunt, del equipo de Traumatología Lenox Corachan, afirma que hoy en día se pueden eliminar con éxito y con un post-operatorio rápido y eficaz. P. ¿Cómo se pueden tratar los juanetes, doctora? Lo primero que hay que hacer es acudir al especialista para que, a través de un examen clínico y radiológico, evalúe las causas del dolor y busque la solución. Dependiendo del caso, aplicaremos el tratamiento con-

ciente puede regresar, caminando, a su casa el mismo día de la cirugía. En cualquier caso, el cirujano ortopédico especialista en pie es quien debe ver cuál es la mejor opción. P. Lejos está entonces el mito de operación dolorosa… No es como antes, desde luego. Produce molestias, sí, aunque la mayoría de los pacientes nos dicen que no es tan dolorosa como creían. P. ¿Se pueden prevenir?

servador o el quirúrgico P. Y ¿en qué consiste cada uno? El conservador es ideal para casos leves, sobretodo si asocian metatarsalgia, o sea dolor en la planta del

El consejo del especialista es esencial para hallar la mejor solución al pie doloroso.

P. ¿Existen distintas técnicas quirúrgicas? Más de 130, pero simplificando podríamos decir que

utilizamos la cirugía abierta o la percutánea, ambas consisten en corregir la deformidad con anestesia regional y mediante osteotomías para colocar los huesos donde idealmente deberían estar. Con ambas el pa-

www.doctoralia.es El buscador médico líder en España

Cirugía de columna con precisión 3D

desaparecerá al poco tiempo, pero si persiste, lo recomendable es operar para quitarlo, siempre conservando el ovario.

El tratamiento efectivo del dolor de pies es una realidad pie por detrás de los dedos, consiste en plantillas y separadores digitales. El quirúrgico, lógicamente, es operarlos.

CONSEJOS DE SALUD

Aunque existe una base genética o constitucional, el calzado juega un papel muy importante en su desarrollo, el zapato estrecho y de tacón alto es el principal enemigo de un pie sano.

El Dr. Florensa en su consulta de la Clínica Teknon de Barcelona.

El neurocirujano Dr. Ramón Florensa, especialista en cirugía de columna vertebral, asegura que con la actual tecnología de la informatización el éxito en las operaciones es del 97,6%. P. ¿Cómo se consigue este alto porcentaje? Si hablamos de fijar vértebras o de fracturas, de intervenciones en las que tengamos que poner tornillos, el éxito se debe a lo que llamamos Navegación. P. ¿En qué consiste? Antes de la operación realizamos un TAC con imágenes tridimensionales que pasamos a un ordenador que tenemos en quirófano. En el momento de la intervención hacemos una radiografía en la misma mesa quirúrgica, que también pasamos al ordenador. Luego fusionamos las dos imágenes y podemos operar de forma real-virtual con imágenes en 3D que nos permiten ver por donde pasamos los instrumentos garantizando el éxito en el 97,6% de los casos. P. Operar columna siempre parece delicado… No es fácil pero la técnica ayuda. A la navegación, por ejemplo, podemos sumar la monitorización neurofisiológica: cuando operas un segmento vertebral,

que son dos o tres vértebras, salen unos nervios que tienen un recorrido y dan una enervación en la musculatura. Lo que hacemos es poner unas agujas en estos músculos y conectarlas a un ordenador. Si durante la intervención tocamos cualquier nervio una señal acústica nos avisa para que rectifiquemos la trayectoria del tornillo y evitemos la lesión.

Experiencia y tecnología puntera son fundamentales para intervenir con éxito. P. ¿Para qué dolencias estarían indicadas estas técnicas? Los problemas de columna más habituales son lumbares primero y después cervicales. Y estas técnicas tienen múltiples indicaciones tanto para lo primero como para lo segundo: fracturas, osteoporosis, fracturas traumáticas, desplazamientos por cambios degenerativos, etc.

Aumento de mamas con o sin prótesis

Ante la alerta social generada por las prótesis de mama, entrevistamos a la doctora y cirujana plástica Ana Torres, especialista en dicha técnica. P. Doctora Torres ¿Cuál es el perfil de paciente que se interesa por un aumento de mamas? Son mujeres que, por causas genéticas o por los embarazos, no están satisfechas con el volumen y la forma de sus senos. Por ejemplo, mujeres que tras el embarazo y la lactancia quieren corregir el contorno de las mamas, mujeres que quieren aumentar el tamaño o que quieren corregir unas mamas asimétricas, etc. P. ¿Qué intervención es la más habitual? La mamoplastia de aumento, una técnica de cirugía de las mamas para mejorar el volumen y la forma del pecho. La intervención es de una hora, aproximadamente, y se realiza con sedación o anestesia general. En general, las pacientes ingresan por una noche y se da el alta al día siguiente. P. ¿Ha utilizado alguna vez prótesis PIP? No, quiero aclarar que en el Instituto Ana Torres siempre hemos utilizado prótesis de calidad, y nunca hemos utilizado prótesis de la marca PIP. A todas nuestras pacientes se les entrega la tarjeta identificativa de las prótesis usadas en su intervención. P. ¿Es posible obtener un aumento de mama sin prótesis? Sí, desde hace más de tres años realizamos la técnicaa denominada lipotransferencia (lipofilling) o aumento de mamas con tejido adiposo. Consiste en inyectar a las mamas, grasa que previamente hemos aspirado del abdomen o

Dra. Ana Torres, directora del Instituto Torres de Cirugía plástica, reparadora y estética.

de la cara interna de las rodillas o los muslos. La grasa se inyecta debajo de la piel de la mama y no en la glándula mamaria.

La colocación de prótesis de mama sigue siendo una buena opción para mejorar la forma y volumen de los senos P. ¿Qué ventajas tiene? Al ser grasa de la propia paciente, no puede haber un rechazo por parte del cuerpo. El procedimiento es más rápido, práctico y con un postoperatorio más llevadero. Se trata de una técnica muy agradecida y de una gran aceptación entre las pacientes.


Publireportatges Salud y Vida