Issuu on Google+

1 Tapa.qxd

31/03/2010

16:36

PÆgina 1

TERCERSECTOR Una publicación de la Fundación Del Viso

G

AÑO 15

G

N° 75

G

$ 10

Miles de chicos y jóvenes excluidos del sistema formal encontraron en la educación de gestión social la opción para volver a estudiar.

Dónde aprenden quienes no van a la escuela Nuevo coleccionable ¿Cómo gestionar proyectos comunitarios?


2-5 Sumario-Editorial.qxd

31/03/2010

16:25

PÆgina 2


2-5 Sumario-Editorial.qxd

31/03/2010

16:26

Staff É Dirección General

Marcos Cytrynblum É Editora General

Silvia Fiore É Coordinación y producción periodística

Carmen Boccuti É Edición

PÆgina 3

Sumario 7 Nota de tapa La otra educación 18 Educación rural Enseñar y aprender en el campo 22 El Reportaje Hernán Piquín, del ballet al compromiso

7

Sebastián Oliel É Arte y diseño

Walter Molina É Colaboraron en este número

Andrea Vulcano, Mariana Fernández Camacho, Adriana Schettini, Gabriela Maggiotti, Elisabet Contrera, Carolina Keeve, Esteban Vera, Luciana Rosende, Ricardo Caiguara, Iván Pérez Sarmenti, Silvia Marchant, Cristina Pérez, Pablo Icardi, Alfredo Ves Losada, Julián Blejmar, María de los Ángeles Riedel, Alejandro Cánepa, María Cruz Ciarniello, Camila Sol Scala, Gonzalo Sustak É Fotografía

Ana Encabo, Ignacio Sánchez, Willy Donzelli

26 Ciencia Superleche 28 Aguafuertes Fundación Baccigalupo 32 Salud Bulimia y anorexia

18

46 Medios Las noticias de Artemisa 48 Cooperativismo Las luces de Ceyal

22

53 Medio ambiente Una cruzada en Junín de los Andes

É Corrección

Fernando Orecchio É Comunicación y publicidad

Valeria Grimberg É Asistente

56 Cultura El arte que se siente 61 Derechos Humanos Foro contra la violencia

Daniela Crucil É Impresión

Artes Gráficas Buschi S.A. É Distribución

Brihet e hijos S.A.

65 Niñez El Mundo de Juana

48

66 Camino al andar Pablo Ordóñez

53

69 Internacional Haití después del horror 74 Sociedad Un barrio para 500 familias

TERCERSECTOR Premio Adepa / Bien Público Es una publicación editada por

Fundación Del Viso Personería jurídica 168/88 Jorge L. Borges 2297 (1425) Buenos Aires, Argentina Telefax: 4832-1762/7996/7985 R.N.P.I.: 350839 E-mail: produccion@tercersector.org.ar Homepage: www.tercersector.org.ar

Año XV - N° 75 Marzo - Abril 2010 (BIMESTRAL)

77 Me cambió la vida Jorge Traversa, desde El Matecito 78 El invitado Roberto “Tito” Cossa

RSE É Ley de RSE ¿Obligación o compromiso? É Grupo Petersen Aprender a soñar

78 Dossier É Una mirada al interior É La conexión que fortalece 3


2-5 Sumario-Editorial.qxd

31/03/2010

16:26

PÆgina 4


2-5 Sumario-Editorial.qxd

31/03/2010

16:27

PÆgina 5

Editorial

Oportunidad Son chicos. De todas las edades. Algunos de ellos se vuelven visibles a través de los medios masivos cuando son señalados como protagonistas de la violencia. Muchos otros permanecen en las sombras, se los ve cuando salen a changuear, con o sin sus padres. Todos ellos conforman el universo de niños que en algún momento fueron invisibilizados por la sociedad, cuando tuvieron que dejar la escuela y nadie preguntó por qué. Acechados por la pobreza y un contexto global que cada vez exige mayores niveles de calificación para el empleo, aquellos que no encuentran la forma de volver al sistema educativo tienen sellado su destino como pobres. Aunque aún no lo sepan. Allí donde empieza a acomodarse la resignación, cientos de organizaciones sociales trabajan para darle forma a un mosaico multicolor conocido como educación comunitaria. Un formato concebido para superar las diferencias, que intenta desplegarse en todos los escalones del ciclo educativo, desde los jardines maternales hasta la universidad popular, pasando por la educación secundaria y la alfabetización de adultos, aceptando sin distingos a ciudadanos de todas las edades y condiciones socioeconómicas a quienes se les adeuda el cumplimiento de su derecho a gozar de la tan proclamada educación para todos. Se trata de experiencias que apuestan a la inclusión desde la participación comunitaria, con una perspectiva integral que no sólo atiende a la incorporación de contenidos curriculares, sino a una mirada más completa de la realidad de ese alumno que no puede estudiar como consecuencia de muchas otras carencias. El bajo grado de deserción que exhibe la mayoría de estas propuestas es una prueba contundente de que el enfoque con el que fueron diseñadas es más acorde a las necesidades reales de quienes las reciben. Es precisamente en ese contexto –donde se percibe la acción de la sociedad civil–, que el Estado vuelve a toparse con sus propias contradicciones: en un sistema que no alcanza a satisfacer la demanda educativa, y con una matrícula que crece al ritmo de la obligatoriedad de mandar a los chicos a la escuela como condición para acceder la Asignación Universal por hijo, se impone la necesidad de darle reconocimiento oficial a la educación de gestión social. Y esta validación va más allá del financiamiento, porque ante todo es necesario que los programas impartidos por estos centros sean certificados oficialmente. Sólo así será viable la posibilidad de que los alumnos puedan reinsertarse en el circuito educativo formal. El impulso tomado por alrededor de un millar de estas organizaciones que se nuclearon en red para sentarse a la mesa del Ministerio de Educación y hacer oír su voz, resulta un avance en materia de autorreconocimiento del impacto logrado con la tarea que lleva adelante el sector. Un paso imprescindible para procurar que las políticas de abordaje de la pobreza trasciendan la simple dádiva para convertirse en estrategias de promoción del desarrollo. Y en el salvoconducto para la inclusión social de estos miles de pibes. Ellos están esperando que se cristalice su derecho a aprender. De tener su oportunidad. De volverse visibles.

5


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:14

PÆgina 6


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

Nota de tapa

16:14

PÆgina 7

Continúa en la página siguiente

X

La otra educación TEXTOS ANDREA VULCANO

Mientras miles de chicos y jóvenes son excluidos de la escuela, algunos encuentran su oportunidad de aprender en múltiples experiencias de educación comunitaria desarrolladas por OSC. Esas organizaciones reclaman que el Estado las reconozca como una alternativa válida para la reinserción de los alumnos en el sistema educativo formal.

7


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:14

PÆgina 8

Nota de tapa

M

elisa tiene 16 años y llegó hasta cuarto grado de la primaria. Juan tiene 9 y, después de repetir dos veces segundo, ya no volvió a la escuela. Lorena, de 18, es mamá de dos nenes y no piensa en el aula que dejó –o que la dejó a ella– a los 14. Matías sale a hacer changas y su rutina no cuaja en el sistema educativo. El Peti duerme en la calle y apenas tiene un tenue recuerdo de su breve paso por los pupitres. Clara y Dante viven en un paraje rural, donde no hay escuela secundaria. Ellos, multiplicados por decenas de miles, son pibas y pibes expulsados o excluidos del sistema educativo. A ellos, el Estado les debe una respuesta porque la educación es uno más de sus derechos vulnerados. Mientras, muchas de las organizaciones y movimientos sociales bregan porque las experien-

Más de 8 mil chicos están fuera de la Educación Inicial en la Ciudad de Buenos Aires por falta de vacantes.

“Buscamos ser un actor educativo con visibilidad y en igualdad de condiciones con el resto.” Ana María Fernández. cias educativas que llevan adelante –que en general dan respuestas a los sectores más vulnerables– sean reconocidas y apoyadas desde el Estado, respetando su identidad y su formato. Si bien este vasto, disímil e inconmensurable universo de experiencias –que comprende jardines de infancia y

maternales comunitarios, escuelas de gestión social, bachilleratos populares y universidades populares, entre otras– lleva largas décadas de trayectoria en Argentina, lo cierto es que cobró un renovado impulso en los últimos años, como resultado del retiro del Estado a partir de la última dictadura, de las polí-

Primer paso: alfabetizar Lo importante no es sólo que puedan aprender cuál es la ‘a’ o cuál es la ‘m’, sino que se pueda generar una reflexión crítica de la realidad”, afirma Eva Belza, responsable del Programa de Alfabetización del Movimiento Barrios de Pie, que lleva adelante la iniciativa en 20 provincias, 30 distritos del conurbano bonaerense y en la Ciudad de Buenos Aires. Las tareas de enseñar a leer y escribir a algunas de las 765 mil personas analfabetas que hay en Argentina según el Censo de 2001, se enmarcan en el Programa Nacional de Alfabetización Encuentro, nacido en 2004, a partir de la convocatoria a organizaciones sociales. “La composición de las personas que vienen a los centros es muy heterogénea, desde personas de hasta 80 años que nunca fueron a la escuela hasta personas de entre 30 a 50 años, con experiencias escolares frustradas”, cuenta Belza. Durante 2009 y como parte del Encuentro, funcionaron 10.100 centros de alfabetización en el país, por donde transitaron 59.400 personas. Para Sergio de la Vega, coordinador de Alfabetización y Primaria de Adultos del Ministerio de Educación de la Nación, “estos espacios se convierten en lugares de articulación, porque desde allí también se intenta dar respuesta a otras problemáticas. Se trata de un pequeño primer paso hacia la inclusión que permite, a la vez, volver a crear redes sociales.”

8

ticas neoliberales de la década del ’90 y, finalmente, de la crisis del 2001. Por eso, estas organizaciones reclaman hoy un espacio propio, que las legitime como una tercera modalidad educativa, al margen de la gestión estatal y la privada. “Estamos en la búsqueda de un pronunciamiento del Consejo Federal de Educación, que precise lo que es la educación de gestión social, mencionada en forma genérica en la Ley Nacional de Educación”, afirma Ana María Fernández, presidenta de la flamante Asociación Nacional de Escuelas de Gestión Social, constituida a fines del año pasado, con la participación de 350 experiencias de todo el país. Con la implementación de la Asignación Universal por Hijo, el propio gobierno colocó su mirada sobre estas propuestas educativas, cuando el crecimiento de la demanda de vacantes –que, según datos oficiales, en la escuela secundaria trepó al 25 por ciento– volvió a poner en cuestión la capacidad del Estado para dar respuesta por sí mismo al aumento de la matrícula.

El reclamo Lo que gran parte de estas organizaciones ya venía demandando era, por un lado, la certificación de sus programas, de modo tal que sus egresados sean validados para continuar su formación en otros niveles educativos y,


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:14

PÆgina 9

Continúa en la página siguiente

X

El 74 por ciento de los alumnos de Argentina concurren a escuelas públicas y el 26 por ciento a colegios privados.

por el otro, el apoyo económico del Estado. Hasta el momento, muchas de ellas lograron su reconocimiento –aunque sin subvención estatal– como parte de la gestión privada, un encasillamiento que colisiona con su espíritu, naturaleza y visión educativa. “Estamos ante una etapa histórica fundamental, en la que la educación de gestión social puede ser un modelo replicable de gestión educativa para afrontar el tremendo desafío de la educación secundaria obligatoria en nuestro país”, plantean los integrantes de la Asociación Nacional de Educación de Gestión Social. Además, reivindican “una educación que sea reflejo de nuestra cultura y valores”, la “equidad educativa para toda la comunidad” y el “compromiso de calidad pedagógica”.Y reclaman “que el Estado financie a estos nuevos actores educativos que, por su experiencia, merecen ser visibilizados”. Por lo pronto, la realidad parece mostrar que, de algún modo, se empezó a transitar ese camino. Justamente, con motivo de la implementación de la Asignación Universal por Hijo, el Ministerio de Educación de la Nación convocó el 19 y 20 de marzo pasado a un encuentro para la conformación de una red que articulará el trabajo de mil organizaciones sociales que buscarán el reingreso o la incorporación de adolescentes y jóvenes en el sistema educativo.

Educador con alma ara todos, él es Chicho. Domingo Moyano tiene 41 años y no sólo vio nacer a la Granja Siquem, en el paraje rural Las Higueras, a pocos kilómetros de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, sino que fue protagonista de ese crecimiento. Cuando llegó al establecimiento, hace más de 15 años, tenía sólo hasta primer año del secundario cursado y años en un instituto de menores. Por eso, cuando nació la escuela en el corazón de Siquem, decidió retomar los estudios mientras trabajaba en el invernadero y vivía en el lugar, junto a Manuel Schneider, su esposa Patricia Barrera, y los hijos de ambos. Hoy Chicho es educador en Siquem y papá de cinco. “Después de todo lo que me tocó vivir tener hoy el privilegio de aportarle algo a los chicos que llegan y aconsejarlos es una satisfacción inexplicable”, afirma y sostiene: “No es lo mismo que venga un profesional y los aconseje. Los pibes necesitan la palabra de alguien que haya vivido algo parecido a ellos”. Este educador ingresó a los 4 años a un instituto donde había 250 pibes con hambre y malos tratos detrás. “Acá encontré muchas cosas diferentes: afecto, cariño, amor y libertad”, resume y concluye: “Yo no podía crecer porque no era respetado; sólo valía la palabra del otro”.

P

La denominada Red de Organizaciones de la Sociedad Civil por el Derecho a la Educación estará coordinada por el Ministerio de Educación junto a la Fundación de Organización Comunitaria (FOC), la Fundación SES y Cáritas Argentina. En este sentido, el jefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Educación, Jaime Perczyk, admitió que “la deuda más grande que tenemos es con los chicos que ni siquiera llegan a estar inscriptos en la Asignación; chicos que no saben que tienen el derecho a tener ese derecho”. En tanto, el director de la FOC, Juan Pablo Yovovich, planteó que las OSC tienen que “poder ver que existe un Estado preparado para llegar a cada barrio” y destacó la necesidad de “acompañar este momento para poder lograr grandes transformaciones”.

Un universo incompleto Según datos oficiales del Ministerio de Educación de la Nación, el sistema educativo en su conjunto incluye a 10.793.945 alumnos, de los cuales 8 millones (el 74 por ciento) asiste a escuelas de gestión estatal y casi 2,8 millones (cerca del 26 por ciento) a establecimientos privados. De ese conjunto, el único distrito que registra una paridad entre el sistema estatal y el privado es la Ciudad de Buenos Aires, donde prácticamente la

9


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:15

PÆgina 10

Nota de tapa matrícula se distribuye en un 50 y un 50 por ciento. En la provincia de Buenos Aires, en cambio, las escuelas del Estado concentran al 68 por ciento del alumnado, mientras que las privadas, al restante 32. En el interior del país, este escenario se profundiza aún más: en provincias como Santiago del Estero, el 86 por ciento de los estudiantes se encuentra bajo el paraguas del Estado, mientras que en Jujuy ocurre lo mismo con el 90 por ciento y en Santa Cruz, con el 85 por ciento del alumnado. De este modo, en la mayor parte del territorio, la oferta estatal es la que cubre mayoritariamente la demanda educativa. Sin embargo, los interrogantes se abren en torno de la demanda que el Estado no llega a cubrir y a los pibes que el propio sistema expulsa de las aulas. Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, según la Asociación Civil Igualdad

En las escuelas de gestión social se prioriza la participación de los alumnos en su aprendizaje.

Escolarización desacartonada llos se esconden detrás de las viseras de sus gorros. De vez en cuando esbozan una sonrisa y responden, tímidos. Ellas ríen y, por momentos, buscan complicidad en su tutora. Una tiene 16 años y aún no eligió el nombre del hijo que lleva en su enorme panza de siete meses, pero sabe que algún día será veterinaria, maestra jardinera, “o algo”, como coinciden todos. Se trata de los alumnos del Centro de Escolarización para Adolescentes y Jóvenes (Cesaj) del partido bonaerense de San Isidro, quienes después de abandonar la escuela secundaria o de nunca comenzarla, decidieron retomar sus estudios a través de esta modalidad impulsada por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires. Estos centros nacieron hace dos años, con la idea de ofrecer a chicos expulsados o excluidos del sistema la posibilidad de cursar el ciclo básico de la educación secundaria para luego poder continuar los estudios en el ciclo superior. Sentados en torno de una mesa de trabajo de madera, con decenas de maquetas de conexiones eléctricas colgadas en las paredes y herramientas de todo tipo, 5 de los 18 chicos, de entre 15 y 18 años, que empezaron a cursar el segundo año en el Cesaj San Isidro muestran orgullosos el prototipo de un velador que pretenden producir, con hierro forjado en forma de corazón. A ese objetivo, Camila, Bárbara, Natalia, Leandro y Matías, entre otros, dedicarán las dos veces por semana que asistirán al Centro de Formación Profesional 403. Es que uno de los pilares fundamentales de los dos años que recorren en el Cesaj es la formación para el trabajo. El resto de los días irán a la sede de la Biblioteca Popular Club de Madres Barrio Sauce, la OSC que, junto a la Dirección de Escuelas, lleva adelante este Cesaj. Allí los estarán esperando María Cristina Vallejos, de la Biblioteca; Claudia Greco Palacios, la tutora; e Inés y Paola, operadoras del Proyecto Adolescentes en el barrio. Todavía es pleno verano y los chicos ya están allí. Lejos de pizarrones, tizas, directores y amonestaciones, las clases se están armando y la maquinaria se pone en marcha. Ellos hablan y son escuchados. Cuentan que “aprenden” y la “pasan bien”. Incluso, tienen a los mismos profesores o maestros que en algún momento tuvieron en la escuela formal pero, acá, la historia es otra. “Ramiro, el profe de matemática, allá (en el establecimiento educativo) era súper acartonado, una piedra, y acá se soltó, y la pasamos bárbaro”, cuentan los alumnos, los mismos que ya no bajan la mirada ni se escabullen detrás de las viseras.

E

10

y Justicia (Acij), 8 mil chicos están fuera de la educación inicial a pesar de que la Constitución porteña establece la obligación de asegurar y financiarla desde los 45 días de edad. En la provincia de Buenos Aires la situación es similar. El estudio Desigualdad en el acceso a la educación realizado por la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) revela insuficiencia de oferta educativa. Según la OSC, la ausencia de vacantes va “en contraposición a los principios básicos de derechos humanos de universalidad, igualdad y no discriminación”. Además, a nivel bonaerense, señala que las políticas adoptadas “no parecen estar priorizando la situación de los repitentes”.

Primeros pasos Delia Juárez es presidenta del jardín Caminito de colores, de la localidad bonaerense de González Catán, y lidera una de las agrupaciones que integra la la Coordinadora de Jardines Comunitarios de La Matanza. “La nuestra, como muchas otras, es una experiencia que nace a partir de una necesidad concreta de la población”, cuenta y recuerda que allá por 1991, a lo primero que un grupo de madres del barrio buscó responder fue a la necesidad de leche para chicos desnutridos. “Una vez que la


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:15

PÆgina 11

Continúa en la página siguiente

conseguimos, pensamos en un programa alimentario cooperativo y, cuando dimos ese paso, empezamos a pensar qué podíamos hacer por estos chicos que no tenían adónde ir a la escuela”, señala. Caminito de colores fue uno de los tantos jardines y escuelas que, en el 2006 fueron incorporados a la educación de gestión privada. “Fue una etapa muy difícil, porque generó un quiebre”, asegura Juárez. Sin embargo, hubo una variable que los decidió a dar ese paso y fue la posibilidad de elegir ellos mismos a los docentes, algo que no hubiesen podido hacer en el sistema estatal. Con los años, la Coordinadora de Jardines Comunitarios de La Matanza fue aglutinándose con otras redes y juntas promovieron, el año pasado, la formación de una mesa de diálogo con las autoridades educativas de la provincia. Daniel García, asesor de la diputada

“En nuestras escuelas, la participación comunitaria es importante y tratamos de dar la mejor respuesta para cada una de las situaciones particulares.” Gustavo Gennuso. provincial Sandra Cruz, una de las impulsoras de este espacio de articulación, destaca el “fuerte reconocimiento en el territorio” de estas experiencias y afirma que “desde el área de Desarrollo Social hay distintos programas que atraviesan a los jardines”, pero desde el punto de vista educativo, “se está pensando en un programa concreto de capacitación con recursos” para que estas experiencias comiencen a tener “un reconocimiento efectivo”.

La ansiada terceridad Río Negro es el único distrito en el país que cuenta, desde hace dos años, con una ley específica que define, regula y asegura apoyo a la educación de gestión social, como una modalidad educativa con identidad propia, más

X

OPINIÓN

Ni estatal ni privada POR ADRIANA PUIGGRÓS ✱

El tema de las experiencias educativas llevadas adelante por organizaciones y movimientos sociales es una cuestión nueva a la que hay que responder. En Argentina la educación comunitaria ofrece ricas experiencias que deben ser tenidas en cuenta. Es necesario definir una terceridad, y establecer con mucho cuidado dónde empieza y dónde termina. En la dictadura del golpe del ’76 se produce un corte muy fuerte en el sistema educativo, signado por el profundo deterioro de la escuela pública estatal. Surgen grupos de mamás cuidadoras y experiencias de atención popular directa a la educación ante la ausencia del sistema escolar y la falta de atención a la pobreza. Con la hiperinflación se multiplicaron los comedores escolares, que comenzaron a atender a chicos excluidos de las escuelas públicas. Hacia fines de los ’90, en muchas provincias empieza a haber un tercer sector, ni estatal ni privado tradicional, que proporciona educación de manera autofinanciada, que no recibe subsidios del Estado y que no cobra cuotas o, si lo hace, son mínimas. A la crisis en sí misma, se sumó en esa etapa la destrucción de la red de ferrocarriles, que dejó aisladas a innumerables escuelas. Allí aparecen ofertas educativas locales y comunitarias. Después de 1995, cuando comienza a observarse un deterioro de la clase media y de otros sectores en sus condiciones socioeconómicas, cobran mayor fuerza las actividades de educación comunitaria y popular, que se inician como experiencias pedagógicas de algunos sectores de la clase media frente a un Estado que lentifica la atención de la demanda y una falta de actualización pedagógica en el sistema escolar. Cuando en el 2006 estuvimos al frente de la Dirección de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires (DGCyE), este tipo de organizaciones había crecido enormemente y demandaban al Estado atención y recursos. Allí también nos dimos cuenta de que era imposible seguir sosteniendo jardines, escuelas y bachilleratos sin ninguna norma de seguridad sanitaria, ni de capacitación de los docentes. Creamos la Dirección de Alternativas Educativas e hicimos una convocatoria para ver cómo respondíamos a los problemas de este sector. Se presentaron 2 mil organizaciones. En esa etapa, entonces, les dimos un estatus especial dentro de la Dirección de Educación de Gestión Privada. En Argentina no hay un tercer derecho en materia educativa. Muchas de estas organizaciones no quieren pasar a pertenecer al Estado porque tendrían que someterse al Estatuto del Docente y quieren conservar la potestad de elegirlos, y también se resisten a incorporarse al sector privado porque contradice sus principios. Recién ahora, con la implementación de la Asignación Universal por Hijo, los más pobres en Argentina están siendo recogidos por la escuela pública, luego de que fueran expulsados del sistema educativo en los ’90. En este marco, el problema de infraestructura no es un escollo para responder a la demanda educativa. Por el contrario, se han construido 725 nuevas escuelas y se construirán mil más, un número que no se registraba desde el gobierno de Juan Domingo Perón. El Estado no está en deuda con la educación de gestión social, sino que está en deuda con el crecimiento del sistema escolar. En este sentido, la terceridad cuenta entre sus fortalezas la de atender en lo inmediato necesidades frente a las cuales el sistema consagrado tiene respuestas mucho más lentas y a veces tardías. Además, se trata de experiencias muy creativas que han nutrido, en gran parte, la innovación educativa. Sin embargo, hay en este universo ciertas asignaturas pendientes: una de ellas, la capacitación docente y, la otra, la protección institucional. Se trata de un camino que amerita recorrer. ✱ Diputada Nacional (FG-FpV). Presidenta de la comisión de Educación. 11


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:15

PÆgina 12

Nota de tapa

Continúa en la página siguiente

X

Ana Encabo

En el Centro de Escolarización para Adolescentes y Jóvenes, los chicos cursan el ciclo básico de la secundaria para continuar con el ciclo superior.

12

allá de la tradicional división entre estatal y privada. En tanto, Mendoza se encamina hacia ese objetivo. En ese marco se inscriben, por ejemplo, las propuestas de la Fundación Gente Nueva, que cuenta con una decena de instituciones educativas, desde jardín maternal hasta secundario, en diferentes barrios de San Carlos de Bariloche. “Las diez escuelas son públicas de gestión social, que es una categoría pensada para sectores vulnerables, que proviene de la articulación del Estado y la sociedad civil. Son totalmente gratuitas y dan un servicio educativo de calidad”, define Gustavo Gennuso, presidente de la Fundación. “En nuestras escuelas, la participación comunitaria es importante y tratamos de que se involucren padres, alumnos y docentes. Además, son innovadoras al tratar de dar la mejor respuesta para cada una de las situaciones particulares”, precisa. Justamente, una de las características que define a este tipo de educación es la horizontalidad, la participación de toda la comunidad educativa en la toma de decisiones. Claramente, este rasgo la diferencia de la estructura verticalista, piramidal, que signa a la gestión estatal y a la privada.

En este sentido, Patricia Redondo, magister en Educación, docente e investigadora de la UBA, asegura que “lo mejor que le puede pasar a estas experiencias es que logren sostener su singularidad”. Incluso, señala que la posibilidad de un reconocimiento de experiencias de gestión social “está muy bien, en la medida que el Estado no se desres-

“La distribución equitativa de la riqueza tiene una asignatura pendiente en lo educativo.” Patricia Redondo. ponsabilice de ser el garante de la educación”. “Si se conjugan la multiplicidad de experiencias de las organizaciones sociales con la responsabilidad del Estado en financiamiento, recursos y acreditación, se resolverían muchas cosas que hoy se están solucionando por la vía penal”, afirma la especialista y resume: “El papel del Estado es indelegable; y el de las organizaciones sociales es irreemplazable”.

A la luz del camino recorrido por la Fundación Gente Nueva y de las puertas que se abrieron en Río Negro a partir del reconocimiento legal de la gestión social como modalidad educativa, Gennuso plantea un desafío: “Ahora apuntamos a profesionalizar el tema y, para eso, es necesario promover la formación en educación popular desde el sistema formal”.

Una pedagogía diferente Quienes llevan adelante la Cooperativa Educacional Olga Cossettini, apuestan a una pedagogía y una didáctica diferentes, alejadas de lo que propone la educación convencional. Por eso, docentes y padres conformaron una cooperativa de trabajo y decidieron mantenerse al margen del sistema formal: “Cuando nos enfrentamos a la estructura del Ministerio, hubo algunas cosas estructurales que no estábamos dispuestos a ceder”, relata Erika Scheuerlein, docente e integrante de la cooperativa. Ocurre que, como afirma Redondo, “hay experiencias que no buscan que el Estado las reconozca y, desde allí, sostienen su singularidad”. En vez de estar divididos en el tradicional esquema de salas y grados, los


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:15

PÆgina 13


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:15

PÆgina 14

Nota de tapa les y, además, “50 cossettones, que es como una moneda de trueque que se paga con trabajo o servicio para la cooperativa”, señala. Además, los docentes también cobran en pesos y en cossettones, de modo que una parte de su sueldo se la llevan en dinero y el resto lo reciben en servicios, a modo de trueque.

Vuelta de tuerca

En la Fundación Gente Nueva, en Río Negro, los alumnos participan de talleres de carpintería.

chicos que asisten a esta escuela de la localidad cordobesa de Capilla del Monte van transitando, de manera flexible, los siete grupos en los que está organizada la trayectoria educativa. “Es una educación más personalizada que, esencialmente, se plantea a partir del contacto con el arte y la naturaleza”, cuenta Scheuerlein. Ella trabajó doce años como maestra en el sistema formal y lleva siete en esta propuesta: “Acá el compromiso no es imposición, sino que parte del debate. Acá hay compromiso y creatividad”, resume la docente. Para no quedar luego marginados del sistema formal y poder continuar

así con sus trayectos educativos, los alumnos de la escuela Olga Cossettini tienen la posibilidad de rendir, el último año, un examen en una escuela de la zona y así acreditar los saberes y obtener la certificación correspondiente al primario completo. “Hace ocho años que los chicos rinden y siempre lo hacen bárbaro, es decir que terminan teniendo los contenidos requeridos por el sistema formal y aun más”, asegura la profesora. La particularidad de este establecimiento se refleja también en la manera que tiene de sostenerse económicamente: los padres deben pagar una cuota cercana a los 120 pesos mensua-

La gestión social en la Ley de Educación l texto de la Ley de Educación Nacional (la 26.206) señala que el Estado Nacional, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires “reconocen, autorizan y supervisan” el funcionamiento de “las instituciones educativas de gestión privada, confesionales o no confesionales, de gestión cooperativa y de gestión social”. Además, afirma que el Sistema Educativo Nacional está integrado por “los servicios educativos de gestión estatal y privada, gestión cooperativa y gestión social”. Por otro lado, en su artículo 140, indica que el Consejo Federal de Educación “acordará criterios generales y comunes” para orientar el “encuadramiento legal” de las instituciones educativas de gestión cooperativa y social, y las normas que regirán su reconocimiento, autorización y supervisión. El Consejo avanzó en el 2007 en una definición de las escuelas de gestión social a través de un “borrador para la discusión”. Allí las define como “espacios de inclusión social” gestionados por organizaciones sociales, que “aplican metodologías acordes con la comunidad que atiende”. Además, indica que “registran horizontalidad de relaciones” y que procuran “financiamiento para la gratuidad” del servicio que brindan.

E

14

“Lo que el sistema formal podría aprender de las experiencias educativas comunitarias es la mirada más integral, que claramente tienen en cuenta los contextos, les dan una vuelta de tuerca y colocan mayor énfasis en la intencionalidad emancipadora de la educación, y no en su intencionalidad reproductora y socializante”, analiza Ingrid Sverdlick, investigadora del Laboratorio de Políticas Públicas y docente investigadora de la Universidad Pedagógica de la provincia de Buenos Aires. En este sentido, destaca que “lo que producen este tipo de organizaciones es mucha más identidad y un espacio comunitario donde está muy presente el valor de la solidaridad”. De hecho, asegura que “la gran mayoría de los docentes cobra muy poco o directamente no cobra por su trabajo, y entiende su tarea con la idea de militancia, en el sentido de compromiso social”.Y agrega: “No sólo los docentes asumen este compromiso; también lo hacen las familias, que ponen mucho el cuerpo en la propuesta educativa”. En las afueras de Río Cuarto, una familia decidió empezar a construir un mundo distinto y convirtió ese sueño en realidad en 70 hectáreas. Ellos fueros Manuel Schneider y Patricia Barrera, creadores de la Granja Siquem. Se trata de una propuesta educativa emancipadora. Todos los días, 60 pibes de entre 8 y 20 años son protagonistas de su propia historia. “Acá está el chico que no entró en la escuela del barrio o que fue expulsado por tener problemas de delitos o ningún tipo de contención. Ellos pasan todo el día en la escuela-granja y luego, al final de la jornada, 40 de ellos vuelven a sus casas y 20 viven acá, porque su familia y su casa es la granja”, relata Schneider. Del total de 60 pibes, 20 cursan la primaria multigrado, que funciona con dos maestros y diez chicos por aula.


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:15

PÆgina 15

Continúa en la página siguiente

“Este es el núcleo más fuerte y complejo, y allí ponemos mucha energía por el tamaño del desafío, porque se trata de chicos que quizás nunca estuvieron en el sistema educativo o que fueron expulsados de muy chiquitos”, indica el responsable de la granja. Los otros 40 pibes se distribuyen en los seis años del secundario, que tiene una estructura bastante similar a la de una escuela tradicional. Una vez a la semana, los alumnos de cada curso hacen un día de campo, durante el cual llevan adelante todas las actividades para sostener el sistema de producción de la granja, como parte del proceso de aprendizaje. En ese sentido, Schneider plantea: “Acá, sí o sí, los contenidos tienen que estar relacionados con la vida del chico”. “Se trata de una construcción comunitaria donde hay participación real de

los pibes y donde su vida entra al aula. Nosotros ponemos el acento en trabajar sobre las causas que generaron la situación en la que viven, en el concepto de justicia y en el de trabajar para ellos y para sus iguales. Hay una concepción real llevada a la práctica de educador y educando como sujeto histórico de transformación”, sostiene.

Deserción cero Si hay algo que caracteriza a las experiencias educativas comunitarias es el bajo, prácticamente nulo, grado de deserción. “En las escuelas de gestión social rige la horizontalidad y eso genera participación. Los docentes, los padres, los vecinos, los alumnos, el conjunto de la comunidad educativa está realmente involucrado y tiene un sentido de pertenencia muy fuerte. Por otro lado, hay una permanente reivindica-

X

ción y puesta en práctica de la educación popular, que revaloriza todos los conocimientos y los pone en acción, respetando las historias de vida de los alumnos”, describe Ana María Fernández, de la Asociación de Educación de Gestión Social y representante de la Escuela Julio Cortázar, de Moreno. “Por estos motivos, en este tipo de experiencias no tenemos el problema de la deserción”, asegura. También Sverdlick, del Laboratorio de Políticas Públicas, coincide con esta lectura: “En esas escuelas no hay deserción e, incluso, los chicos que salen de jardines comunitarios son exitosos en primer grado”, afirma.

Bachilleratos populares Los bachilleratos populares surgieron después del 2004, impulsados por organizaciones territoriales

Pablo Urquiza, director nacional de Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación de la Nación

“La gestión social implica más educación” stá al frente de la dirección encargada de promover la inclusión y retención de los chicos en la escuela. Afirma que el debate en torno de los establecimientos de gestión social no debe limitarse a los presupuestos y la certificación, sino a buscar modalidades que les permitan conservar su identidad. –¿Cuáles son las fortalezas y debilidades que percibe en las experiencias sociales educativas? –Vemos que hay mucha vocación de servicio y trabajo social, comunitario, con una marcada preocupación por realidades particulares. También, la posibilidad de pensar formas educativas no tan tradicionales o tan normativas. Sin embargo, este aspecto es el que muchas veces traba la posibilidad de que estas escuelas, jardines o bachilleratos sean reconocidos formalmente, al no encuadrarse en los parámetros normativos de la gestión estatal o la privada. –¿Qué hace el Estado frente a las demandas de reconocimiento de los espacios educativos comunitarios? –Nosotros promovemos acompañamiento a estos procesos, con la intención de ver cómo institucionalizarlos y cómo darle forma a esa institucionalización. Ahora fortalecemos a una red de organizaciones que promoverán el ingreso de chicos al sistema educativo, en el marco de la obligatoriedad impuesta a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. –¿Se puede pensar en una “terceridad” en el ámbito educativo? –La Ley de Educación da un primer gran margen que permi-

E

te que vayamos avanzando en ese sentido y, desde el Ministerio de Educación, está constituida una Mesa de Organizaciones Solidarias con la Educación. La idea es avanzar en acuerdos para que, a través del Consejo Federal de Educación, se vaya implantando la temática a nivel nacional. –¿El Estado no debería pensar también en nuevos formatos educativos? –Por supuesto. ¿Qué va a pasar con un chico que tiene 16 años, que dejó cuarto grado y nunca volvió a la escuela? ¿Qué pasa con esa familia que, al recibir la Asignación Universal, asumió el compromiso de incorporarlo al sistema educativo? Frente a estas realidades, se están pensando nuevos formatos y acá pueden entrar estas experiencias llevadas adelantes por organizaciones y movimientos sociales. –¿Se puede decir que estamos en un punto de inflexión en el debate en torno del sistema educativo? –Estamos en un punto de posibilidades, de nuevas oportunidades, modalidades y caminos que nos permitan lograr esa obligatoriedad que establece la ley. –¿Cuáles son los desafíos? –Hay que pensar y trabajar aspectos normativos que permitan definir este territorio, que tiene que ver con ciertos modelos institucionales y pedagógicos que le otorgan identidad. Por eso, el debate no debe limitarse a los presupuestos y la certificación sino que, justamente, hay que buscar modalidades para que conserven la identidad que las identifica, que es justamente la fortaleza de la educación de gestión social. 15


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:16

PÆgina 16

Nota de tapa y movimientos sociales, al calor de fábricas recuperadas, trabajadores y desocupados movilizados. Se estima que hoy suman una treintena de establecimientos en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, y que allí estudian unos dos mil jóvenes y adultos. “Nosotros fuimos el primer bachillerato abierto desde una organización sindical de trabajadores”, indica Diego Tavormina, director de la Escuela Rodolfo Walsh, de Morón, perteneciente a la Mutual de Vendedores de Diarios, Casa del Canillita José Muñiz. “Esto surgió de un grupo de canillitas, que junto a trabajadores estatales y desocupados, decidimos tomar cartas en el asunto”, relata. En este sentido, cuenta que en la Walsh los contenidos de las materias “se discuten con los trabajadores, con los estudiantes y toda la currícula se arma en vinculación con las problemáticas territoriales de los trabajadores”. Además, plantea que “la escuela tiene que adaptarse a la realidad del laburante y, en vez de condenarlo a que no estudie, debe abrirle las puertas” para que pueda hacerlo.

Financiamiento educativo

16

Si bien en sus reclamos hacia el Estado los movimientos y organizaciones sociales que llevan adelante experiencias educativas de gestión cooperativa o social ponen por delante la legitimación de sus prácticas y el reconocimiento de la propia gestión social, lo cierto es que detrás de eso se pone en cuestión también el tema presupuestario. “En lo que respecta al presupuesto educativo, no hay en Argentina una distribución equitativa, sino que es absolutamente arbitraria, caprichosa y, en muchas ocasiones, no tiene en cuenta a quiénes van dirigidos los fondos”, considera la presidenta de la Asociación Nacional de Educación de Gestión Social. “Hay escuelas privadas que tienen 100 por ciento de subvención estatal y cobran cuotas siderales”, grafica Fernández. La mujer sostiene que la asociación que preside está “en la búsqueda de un pronunciamiento del Consejo Federal de Educación que dé precisión jurídica y social de lo que sería el término

En la Granja Siquem, en un paraje rural de Córdoba, todos los días estudian 60 pibes de entre 8 y 20 años.

CÓMO CONECTARSE

É Asociación Nacional de Escuelas de Gestión Social asocnacgestionsocial@gmail.com É Biblioteca Popular Club de Madres Barrio Sauce vallejosmc@yahoo.com.ar É Jardín Caminito de Colores (02202) 452159 É Daniel García educacioncomunitariaypopular@ymail. com É Fundación Gente Nueva (02944) 525508 É Cooperativa Educacional Olga Cossettini coopcossettini@yahoo.com.ar É Granja Siquem granjasiquem@yahoo.com.ar É Fundación de Organización Comunitaria 4244-0101 É Escuela Julio Cortázar (0237) 4627882 É Escuela Rodolfo Walsh 4628-5172 É Campaña Argentina por el Derecho a la Educación 4583-4717 É Asociación por los Derechos Civiles 5236-0555 É Ministerio de Educación de la Nación 4129-1000 É Barrios de Pie alfabetizacion_bdp@yahoo.com.ar

de gestión social, incorporado en la Ley Nacional de Educación. Esto implicaría reglamentar la Ley de Educación, lo que nos abriría las puertas para reclamar ante cada ministerio provincial el respectivo apoyo y la participación en el gobierno de la educación, como así también financiamiento”. Y subraya: “Buscamos ser un actor educativo con visibilidad y en igualdad de condiciones que el resto”. En este sentido, Redondo coincide en que “la distribución equitativa de la riqueza tiene una asignatura pendiente en lo educativo”. Mientras, Catalina Thölke, asistente técnica de la Campaña Argentina por el Derecho a la Educación confía en que “el financiamiento viene después, una vez que se legitiman las prácticas”. Por eso, asegura que a las OSC “no nos interesa que sea desde allí (desde la cuestión presupuestaria) la lucha, sino desde la reivindicación de las prácticas y su legitimación”. En este sentido, todos confluyen en ver a la implementación de la Asignación Universal por Hijo como “un gran salto cualitativo” que a la vez abre una oportunidad, al empujar a la reinserción en el sistema educativo a miles y miles de chicos expulsados, marginados y excluidos de las aulas. Quizá, se trate justamente de capitalizar esta oportunidad en favor del derecho de los pibes a recibir educación, llave fundamental para que empiecen a forjar su futuro.III


6-17 Nota de tapa.qxd

31/03/2010

16:16

PÆgina 17


18-21 Educacion Rural.qxd

31/03/2010

16:22

PÆgina 18

Educación III Encuesta sobre educación y ruralidad

Enseñar y aprender EN EL CAMPO En siete de cada diez escuelas de las zonas más alejadas del país funcionan comedores escolares, abundan las aulas únicas y escasea la formación laboral para los jóvenes, según un relevamiento de la Red Comunidades Rurales.

TEXTOS MARIANA FERNÁNDEZ CAMACHO

Soy profesora de Ciencias Naturales en una escuela rural de Colonias Unidas, a 115 kilómetros de Resistencia, capital del Chaco. Desde principios de 2009, asisten 43 jóvenes, de entre 12 y 23 años, que agrupamos en dos divisiones. La escuela no cuenta con las comodidades e implementos necesarios para impar-

18

tir educación: las clases se dictan en una capilla con un solo baño, no tenemos pizarrones ni ventiladores, unos tablones de madera hacen de bancos y, momentáneamente, nos prestan dos aulas de una escuela primaria de la zona que utilizamos como albergue para las niñas y los varones que cada 15 días vuelven a sus casas. La situación es desesperante. El equipo docente, directivo y los padres hacemos rifas y pedimos ayuda en las intendencias cercanas, pero no alcanza y nos preocupa, porque dar educación es abrir la puerta a otro mundo”, declara convencida Gisela Ruiz Díaz, quien todas las mañanas espera “tener suerte

con el dedo” para evitar caminar entre tres y cuatro horas hasta su escuela. Con estas realidades se topó la fundación Red Comunidades Rurales durante la realización de la primera Encuesta sobre Educación y Desarrollo Rural. Entre mayo y octubre de 2008 y el primer semestre de 2009, 1.015 directores y maestros de las cinco regiones del país (Noreste, Noroeste, Cuyo, Patagonia y zona Pampeana), considerados informantes clave por el papel que cumplen como referentes dentro de sus comunidades, respondieron un cuestionario semiestructurado y autoadministrado que permitió dar luz a la gran dispari-


18-21 Educacion Rural.qxd

31/03/2010

16:23

PÆgina 19

Escuela rural de Formosa. Casi el 50 por ciento de los docentes y directores tienen a su cargo el comedor escolar.

dad regional que existe y a las problemáticas básicas que enfrentan los centros educativos ubicados en localidades de hasta dos mil habitantes. Desde 2007, la Red Comunidades Rurales recorre el país y funciona como puente entre los pobladores rurales y quienes, desde diferentes sectores de la sociedad, pueden aportar o compartir recursos para su desarrollo. Con esta misión, el apoyo económico y en servicios de las fundaciones Andreani y Bunge y Born, el análisis de los datos por parte del Centro de Implementación de políticas públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y la participación de más de 160 organizaciones sociales, la Red buscó complementar la información oficial sobre el sistema educativo rural de la Argentina a través de la voz de los actores involucrados en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Los resultados Entre los resultados de la investigación figura que el 71 por ciento de las escuelas relevadas cuenta con un comedor escolar, pero en el norte del país esta cifra llega al 95 por ciento. En este marco, la mitad de los actores educativos encuestados percibe que sería muy alto el grado de abandono que generaría la ausencia de estos espacios para la alimentación de los alumnos. El acceso a la salud

“Es fundamental impulsar las condiciones que generen desarrollo comunitario en distintos lugares del país”, afirma Patricio Sutton.

también está restringido. Ocurre que el 46 por ciento de los censados respondió que no existe un puesto sanitario en la comunidad. Por otro lado, en el Noreste, por ejemplo, el 47 por ciento de los docentes y directores están a cargo del funcionamiento de los comedores. “Nos ha pasado de llegar a una escuela rural a las 11 de la mañana y ver al director y único docente preparando la

La radio que acerca pesar de las grandes dificultades, existen infinidad de experiencias educativas destacables en el ámbito rural. Ñande Rekó, que en idioma guaraní significa “nuestro modo de ser”, es una de ellas. Desde 2001, cuatro escuelas ubicadas en pequeños parajes del departamento de Goya, Corrientes, mantienen en conjunto una radio comunitaria que cumple, simultáneamente, objetivos pedagógicos y sociales: por un lado, se trata de un espacio recreativo donde los jóvenes tienen la posibilidad de expresar sus historias, su música y sus proyectos. “Ñande Rekó es el único espacio educativo de la zona hecho por los chicos. Por ejemplo, son los mismos alumnos en talleres los que deciden la estética de los programas. Además, se trata de un proyecto que involucra a todos los alumnos de las escuelas. Todos tienen su oportunidad de participación”, cuenta José Manuel González, profesor responsable del proyecto. La radio móvil es también una estrategia pensada por los docentes con el objetivo de estimular la expresión oral, la lectoescritura y la comprensión de textos. Por último, ofrece a los pobladores de la zona una alternativa a los programas de los centros urbanos y abre canales de comunicación propios: “Los parajes están bastante alejados y Ñande Rekó es el único medio que llega a todo el departamento”, explica orgulloso González. Entre los logros conseguidos se destaca el contacto de los alumnos con sus propias comunidades y el poder contribuir con su desarrollo. Por otro lado, los docentes superaron sus expectativas pedagógicas. Según González: “El avance en la lectura es notorio. De un año para otro, los alumnos que participan en la radio empiezan a leer de corrido sin problemas”.

A

19


18-21 Educacion Rural.qxd

31/03/2010

16:23

PÆgina 20

Educación comida. ¿Cuántas horas de Distribución clase tiene un chico en la ciudad y cuántas un chico en el ámbito rural? Ya no pensemos en calidad, sino en cantidad”, se pregunta Patricio Sutton, director ejecutivo de la Fundación y quien ideó y dirigió el proyecto. Según la encuesta, en promedio la duración de la jornada en las aulas rurales es de algo más de tres horas, con maestros que enseñan a varios grados juntos. Jorge Quesada es el director con sección a cargo de la escuela primaria N° 322 de jornada extendida en el paraje Fita Miche, en Río Negro. En una única aula de 8 por 10 metros, aproximadamente, da clases a 16 alumnos: “Tengo dos varones en preescolar, otro en primer grado, una nena en segundo, dos alumnos en tercer grado, otros seis en cuarto, un solo varón en sexto y dos niñas en séptimo grado. Algunos recorren hasta diez kilómetros todos los días para llegar a la escuela, donde desayunan y almuerzan además de estudiar”, describe Quesada. En tanto, el 88 por ciento de las respuestas revela que no existen oportunidades de formación laboral para los jóvenes, y se destaca la falta de oferta educativa y la dificultad que tienen los habitantes rurales para continuar con los estudios: el 77 por ciento de las comunidades encuestadas no cuenta con escuelas para adultos y, en general, existe una distancia promedio de 26 kilómetros entre las primarias y secundarias, con casos extremos de alumnos que deben trasladarse más de 200 kilómetros para poder seguir estudiando.

Alfabetización digital

20

Además, el 96 por ciento de los docentes y directivos consultados indica que en sus establecimientos no cuentan con programas de alfabetización digital, situación que se suma a la carencia de computadoras en funcionamiento. El 61 por ciento de las escue-

federal de la educación rural

las cuenta con sólo uno o ningún equipo, que con frecuencia es utilizado para fines administrativos. En este apartado surge una importante diferencia regional: mientras en el Noroeste el 52 por ciento de los encuestados declara no tener computadoras, casi el 70 por ciento de las escuelas relevadas en la Patagonia dispone de al menos dos. La brecha digital también se hace sentir a la hora de la capacitación docente. Si bien para el 47 por ciento de los maestros existen algunas posibilidades de perfeccionarse, su preferencia para hacerlo se concentra en la modalidad a distancia, aunque a través de materiales didácticos (41 por ciento). Sólo el 13 por ciento dijo preferir formarse por internet.

Los invisibles Son alrededor de cuatro millones los habitantes rurales y, según el Ministerio de Educación de la Nación, los Fuente: Cippec, datos de 2007. 981.448 alumnos que asisten a las escuelas rurales representan el 10 por ciento de la matrícula total del país de educación común. Sin embargo, son invisibles. Se agrega una tendencia demográfica que va en aumento: la emigración a las grandes ciudades. Sutton aporta algunos datos que grafican el panorama: “Desde 2007 más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y dejó de vivir en el ámbito rural. En Argentina, hace rato que superamos esa cifra y el horizonte es tremendo: en 30 años el 50 por ciento de la población vivirá entre La Plata y Rosario”, vaticina. Y llama a pensar “otro tipo de desarrollo humano territorial” para evitar que las cada vez más pequeñas comunidades rurales desaparezan del mapa.III CÓMO CONECTARSE

Puente que deben cruzar los chicos para ir a su escuela en Santiago del Estero.

É Red Comunidades Rurales 4795-4455 red@comunidadesrurales.org www.comunidadesrurales.org


18-21 Educacion Rural.qxd

31/03/2010

16:23

PÆgina 21


22-27 Reportaje + Ciencia.qxd

31/03/2010

16:42

PÆgina 22

Reportaje III Hernán Piquín

“Ayudar es parte de la vida” Consagrado bailarín clásico, se quita las zapatillas de ballet para sumarse a acciones solidarias de organizaciones que promueven la integración de chicos con discapacidad. Es padrino de Fundadown y colabora con Cilsa. TEXTO ADRIANA SCHETTINI FOTO IGNACIO SÁNCHEZ

Yo soy uno más entre la gente”, dice Hernán Piquín, convencido, sin falsa modestia. Su trayectoria, sin embargo, es la de un verdadero artista: consagrado como estrella del ballet clásico junto a Julio Bocca, desplegó su talento en el exterior. Pasó diez años recorriendo el mundo y de regreso a su Argentina natal, se inició en la actuación dirigido por Leonardo Favio, como protagonista de Aniceto. Allí donde otro habría hecho mohines de disgusto, Piquín le puso el cuerpo a la televisión: partici-

22


22-27 Reportaje + Ciencia.qxd

31/03/2010

16:42

PÆgina 23

Continúa en la página siguiente

pó en el ciclo de Marcelo Tinelli, Showmatch, y asumió el papel de Eugenio Costa en la telenovela Herencia de amor. Por estos días, junto a la guionista Teresa Donato, escribe una serie: Besos al aire. Para cuando vuelva de dar clases en Italia, Piquín tiene propuestas múltiples: un nuevo film de Favio (El mantel de hule), un musical de homenaje a Sandro junto a Paula Robles y Cecilia Figaredo, otro musical sobre el cantante italiano Luigi Tenco, entre otras. En la vorágine, Piquín se hace tiempo para sumarse a acciones solidarias: es padrino de Fundadown de Mar del Plata y colabora con Cilsa, una OSC que promueve la integración de las personas con discapacidad. Quizá porque se siente “uno más”, Piquín realiza esas tareas como lo hace la gente común: dando una mano al que lo necesita sin adornar su acción con grandes discursos ni desarrollos teóricos.

–¿Cómo comenzó tu vinculación solidaria con Fundadown? –Julio (Bocca) y yo íbamos a bailar a Mar del Plata muy seguido. Después de una de las funciones, se me acercó Gilda Caro, la directora de Fundadown, una organización que trabaja para integrar a los chicos con síndrome de Down: les enseña danza, pintura, folclore. Me propusieron colaborar y me gustó la idea. Durante dos años fui todos los fines de semana a bailar con los chicos. Interpretábamos Coppelia y los chicos hacían el papel de los muñecos: lo disfrutaban mucho. Yo tengo un primo down, “Tati”, y sé lo que es el

amor que te dan las personas con ese síndrome. Es un amor sin filtro: si te quieren abrazar, te abrazan y si te quieren decir te amo, te lo dicen. También asistí a una muestra en la que Fundadown expuso las pinturas realizadas por los chicos. Eran realmente buenas. Yo quedé sorprendido y entusiasmado, tanto que compré uno de los cuadros.

–¿Tenés un compromiso constante con esa fundación? –Sí, soy el padrino de Fundadown. Cada vez que me llaman y tengo tiempo, me voy para Mar del Plata y hago

X

patillas de danza, Cascanueces, me donaba varios pares por mes.Y yo las repartía entre mis compañeros. Siempre fui de ayudar. Creo que eso es parte de la vida. Me gusta ser solidario. Me siento útil; siento que estoy vivo.

–¿Lo hacés por un sentimiento altruista o por convicción religiosa? –Creo en Dios, pero la solidaridad es algo que me nace espontáneamente. Siempre ayudé y la vida siempre me tendió una mano. Te doy un ejemplo: de pronto, cuando estoy a punto de pasarme cuatro meses sin trabajar y gas-

“Me gustó la idea de colaborar con Fundadown. Durante dos años fui todos los fines de semana a bailar con los chicos. Tengo un primo down y sé del amor sin filtro que te dan.” lo que haya que hacer: bailar, presentar, estar en un acto.

–¿Quién te enseñó a ser solidario? –Mis padres. Mi papá vino de España a la Argentina, conoció a mi madre y se casó. Mis abuelos tenían un mercado de frutas, verduras y carnicería. Mi mamá siempre donaba comida y cocinaba para los chicos que vivían en la indigencia.Yo jugaba a la pelota con ellos y siempre terminaba regalándoles mi remera… Muchas veces volvía a casa descalzo porque le había dado mis zapatillas a algún chico que no tenía. En vez de retarme, mi mamá me felicitaba. También aprendí a ayudar porque a mí me ayudaron mucho. Cuando estudiaba en la escuela del Colón, dadas mis condiciones y mis notas, me becaban. Parte de la beca consistía en que una empresa de za-

tándome los ahorros, suena el teléfono y me ofrecen un contrato para una serie de funciones en el exterior de modo que ya no tengo que gastar mis ahorros para vivir. Cuando vos ayudás, las recompensas siempre llegan.

–¿Y cuando te toca vivir la adversidad nunca pensás “¿qué hice yo para merecer esto”? –No, siempre pienso que las cosas pasan por algo. En noviembre de 2009, por ejemplo, tuve un accidente automovilístico en el que casi perdemos la vida todos los que íbamos en el auto. Por suerte, veníamos a una velocidad baja cuando reventaron las dos ruedas del lado del acompañante y fuimos dando tumbos. Estuve inconsciente unos cuantos minutos y me desperté gracias a mi amiga Teresa (Donato), que me sacudió y me volvió a la vida. Creo que ese accidente fue un aviso de que yo tenía que parar, porque llevaba seis años sin tomarme vacaciones, mi vida era: trabajar, trabajar, trabajar. No me daba un tiempo para pensar.

–¿Cuándo y cómo supiste que querías ser bailarín? –Fue a los 4 años. En realidad, no sabía qué significaba ser bailarín pero veía un programa de ATC, Noches de gala, donde daban las funciones del Colón y le dije a mi mamá que quería “hacer eso”. Recuerdo que me interna-

23


22-27 Reportaje + Ciencia.qxd

31/03/2010

16:43

PÆgina 24

Reportaje ba en mi cuarto a ver ese programa y cuando me llamaban para comer, no bajaba. Después de mucha insistencia, aparecía con la colcha Palette sobre mis hombros y decía: “El Príncipe llegó, pueden servir la comida”.

Junto a Cilsa, Piquín entrega sillas de ruedas a chicos con discapacidad.

–¿Cómo reaccionaron tus padres ante tu vocación tan temprana? –Temían que fuera el capricho de un chico que veía ese programa de danza en la tele. Entonces, me mandaron a natación, tenis, patín, gimnasia deportiva para ver si realmente era vocación. La mujer del pediatra que nos atendía a mi hermano y a mí era abonada de la opera del Colón y cuando yo tenía 10 años, nos trajo las bases para ingresar a la escuela de danza del Teatro. Nos presentamos 2.500 postulantes y después de varios exámenes, quedamos 17. Hoy día, de esos 17 sólo hay dos que seguimos bailando.

–¿Te sentís distinto de los demás? –No, para nada. Me siento privilegiado por haber tenido la posibilidad de hacer lo que me gustó. Me siento agradecido a todos los que me permitieron cumplir la meta de ser bailarín. Eso fue lo único que me propuse. El resto me vino de regalo: haber vivido en París, en Londres, en San Francisco, en Italia… Estuve 10 años fuera del país.Yo soy uno más, soy gente como cualquier otro. Pero soy de ayudar a todos, soy dadivoso.

– Y cuando te llaman de fundaciones, hospitales u OSC para pedirte tu colaboración… –Estoy, estoy ahí, sin cobrar, yendo con mi auto, pagando el hotel…

–¿Nunca pensaste en militar políticamente con la idea de llegar a ocupar un cargo público y cambiar las cosas desde el lugar del poder?

me gusta ir al supermercado y tener contacto con la gente, charlar con ella. Julio Bocca, por ejemplo, ya no puede ir a un supermercado ni salir a comprar ropa a un shopping.Yo no quiero renunciar a esas cuestiones de la vida de cualquier persona.

–¿Son las OSC una alternativa para suplir cierta inacción del Estado?

–¿Tampoco considerás la posibilidad de armar una fundación propia?

–Me parece que las OSC tendrían que tener más apoyo del Estado, y que la política tendría que ser más dadivosa con la gente. En Italia, por ejemplo, los remedios son gratis para todos los jubilados: el médico les da la receta y en la farmacia se los entregan sin cobrarles un peso.Y a los que viven solos y no pueden ir a buscar la medicación, se las llevan hasta sus casas. Si tenés un hijo down, una vez que cumpliste 60 años, el gobierno te paga una persona que se encargue de cuidar a tu hijo durante 8 horas y el resto del día, lo cuidás vos.

–No, no me interesan los títulos. Sólo me importa ayudar en lo que está a mi alcance. Incluso mi carrera la hice así, sin que me importaran los títulos. A mí

–En la Argentina la gran preocupación de los padres con hijos down es quién cuidará de él cuando ellos ya no estén.

–A mí no me gustan los líos ni los problemas y sé que para llegar a hacer eso tenés que pasar por muchas complicaciones. Entonces, lo que hago es sumar mi ayuda a gente que ya está en alguna organización.

24

“Las OSC tendrían que tener más apoyo del Estado, y la política tendría que ser más dadivosa con la gente.”

–Sí, mi primo “Tati” tiene 50 años y su mamá vive diciendo: “¿Qué va a pasar con él cuando yo no esté?”. Por suerte, tiene una hermana que seguramente se hará cargo de él cuando mi tía no esté.Y si no, nos haremos cargo nosotros.

–¿Sabe “Tati” de tu compromiso con Fundadown? –Por supuesto. Si cuando llega a casa y no me ve, lo primero que pregunta es: “¿Hernán está en Fundadown?”

–¿Cómo colaborás con Cilsa? –Cilsa me llama para eventos en el Hospital del Niños. La otra vez estuve entregando sillas de ruedas en el club Hacoaj. Eso es superimportante. Con Julio (Bocca) viajamos por todo el país, y hemos visto chicos que se arrastran porque no tienen una silla de ruedas. Yo los vi: cruzan la calle arrastrándose para ir a comprar una botella de agua. Se arrastran, sí, se arrastran, porque no tienen ni siquiera un carro con rulemanes. Cuando me llamaron de Cilsa para que fuera a entregar las sillas de ruedas dije: “Dios mío, esto es muy valioso”. Nunca voy a olvidar las sonrisas de los chicos al recibirlas. Con ellos jugué al básquet en silla de ruedas, que es algo realmente difícil. Creo que esos son modos de integrarnos e integrarlos. Es importante darse cuenta de las imposibilidades que tienen. El problema es que en la Argentina aún no aprendimos a ponernos en el lugar del otro, y ahí está la clave para la integración.III


22-27 Reportaje + Ciencia.qxd

31/03/2010

16:43

PÆgina 25


22-27 Reportaje + Ciencia.qxd

31/03/2010

16:43

PÆgina 26

Ciencia III Alimentos funcionales

Blanca, sana y ecológica En la ciudad de Chivilcoy fabrican la superleche, un producto más saludable, que ayuda a prevenir ciertas enfermedades y además beneficia al medio ambiente. TEXTO GABRIELA MAGGIOTI FOTO MATÍAS BALAN

S

i hace algunos años alguien hubiera dicho que la vaca podría dar leche descremada, y hubiera recomendado consumir en abundancia sus derivados, la versión hubiera resultado insólita. Sin embargo, ahora, gracias a la acción de un grupo de ingenieros y productores dedicados a la obtención de leche más saludable, esos pronósticos se volvieron posibles.Y promisorios. Porque el producto lácteo descremado

to con la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación, Inta Balcarce e Inti Lácteos de Parque Tecnológico Miguelete, trabajan en esta iniciativa desde 2004. “En Francia me interioricé de los avances en lácteos funcionales y decidí experimentar en la Argentina. Recientemente se incorporó una empresa de Chivilcoy interesada en la producción de superleche y sus derivados”, explica Gagliostro, quien con su equipo parecen haber dado en la tecla respecto de la alimentación que deben recibir las vacas para generar una leche con menor porcentaje de grasa saturada.

y linoleico conjugado (CLA). Esto le confiere a los productos propiedades antiaterogénicas y antitumorales”. Así, esta leche colaboraría en la prevención de tumores, no así en su cura. Y tal como sucede con otros que ayudan a mantener cierto equilibrio en el organismo, también a este producto se lo considera como alimento funcional. En forma de queso gruyère, tymbo, camembert o brie podrían salir al mercado en los primeros días de abril, aunque habrá que esperar un poco más para probar la leche fluida. Y a futuro, también proyectan elaborar queso untable, manteca y yogur.

La leche noble

Un cambio en la dieta animal permitió generar leche con menos grasas saturadas.

26

que se obtiene resguarda la salud disminuyendo el riesgo cardiovascular debido a que contiene grasas insaturadas. Además, esta leche posee otro valor agregado: su producción beneficia al medio ambiente al reducir la emisión de gas metano proveniente de los rumiantes, una de las sustancias responsables del efecto invernadero. Y es que al cambiar la dieta de los animales, disminuyen a la mitad las emisiones de ese gas. El ingeniero Gerardo Gagliostro, jun-

Además de su dieta predilecta, las pasturas, reciben productos derivados de aceite de pescado, soja y girasol. “A través del aporte de aceite insaturado y una baja dosis de aceite de pescado la vaca reduce a nivel mamario la síntesis de grasa saturada y eleva la síntesis de ácido vaccenico (AV) CÓMO CONECTARSE

Inta Balcarce É ggagliostro@balcarce.inta.gov.ar

Como en ciertos lugares de Chivilcoy aún se comercializa la leche cruda puerta a puerta, en tarros lecheros, el municipio se propone derivarla a una planta pasteurizadora, donde sería envasada para ser distribuida en comedores y hospitales, entre otros centros. “La idea es sumar a este proyecto los lácteos funcionales, es decir que a la leche que provenga de esa planta se le adicionaría la tecnología de la superleche Inta para producir la Leche Noble Chivilcoy, como la llamamos”, detalla Matías Balan, ingeniero zootecnista que encabeza la producción de esta versión láctea. Para que la producción sea posible a gran escala es necesario que más tambos se sumen a la propuesta. El proceso demandará tiempo porque la alimentación del ganado se debe modificar en forma progresiva, ver cómo los animales responden a los nuevos alimentos y observar la composición de la leche obtenida. Similares experiencias se desarrollaron en otros países como España e Italia, pero en la Argentina, la ciudad de Chivilcoy ya puede presentarse como la pionera en la fabricación de la buena leche.III


22-27 Reportaje + Ciencia.qxd

31/03/2010

16:44

PÆgina 27


28-31 Aguafuertes.qxd

31/03/2010

16:46

PÆgina 28

Aguafuertes III Deportistas especiales

La carrera

de los afectos Jóvenes de la Fundación Baccigalupo participaron en una maratón. Corrieron un kilómetro con una acompañante y llegaron a la meta, donde fueron recibidas con abrazos. Una experiencia de integración, trabajo en equipo y crecimiento personal. TEXTO ADRIÁN FIGUEROA DÍAZ

H

ubo una mañana de marzo que el perfume de mujer completó la fotosíntesis que purifica el aire de los Bosques de Palermo.Y ahí estuvieron ellas, medio desapercibidas en Sarmiento y Libertador, la esquina más visible de esa patria chica del trote, punto de confluencia para la elongación. Esa mañana, las chicas de la Fundación Baccigalupo demostraron, una vez más, que están a la altura de las circunstancias deportivas igual que todas las que estuvieron en esa maratón de domingo de 30 grados al sol. La previa de una maratón es más agitadora que la carrera propiamente dicha. En la carrera hay orden. Y en la previa, detrás de la botella de agua mineral sostenida con desenfado, hay fa-

tigas de nervios, contracturas de impaciencias y precalentamiento en composé palermitana. De ese traqueteo, las chicas, Cynthia, Mercedes, Laura, Graciela, Lucrecia y Belén se abstraen porque están concentradísimas. Fue un día esperado. Belén, por ejemplo, se levantó temprano como pocas veces. “Me estuve preparando mucho. Estuve corriendo mucho porque en la escuela tengo profesores que me hacen correr mucho”, dice. Hace dos años que va “a lo de Cecilia y las chicas”, como define Bety, su mamá, que nota en su nena de 16 años “un cambio espectacular que (desde entonces) reforzó su crecimiento y autoestima”. Cecilia es quien da apellido a la fundación. Mujer de sonrisa diáfana, tricampeona mundial de padel y profe-

sora de Educación Física Especial, abrió en 2002 ese espacio donde el deporte es una excusa para el crecimiento e integración de chicos con algún grado de discapacidad intelectual. Las chicas miran de lejos el bodoque inflable que es el arco de Largada. Están listas. Hablan poco. Pero cuando lo hacen, tienen la precisión que puede transmitir la vastedad de una sensación. Como Lucrecia, de 14 años, que al preguntársele cómo se siente cuando corre, solamente dice: “Tranquila”. Todas están calmas. Inclusive Cynthia, que aparenta todo lo contrario: van dos veces que se tira agua en la cabeza. Está embaladísima. –¿Cómo te preparaste? –Corriendo. Estos días. En básquet. El recital de Axel... ¡Y Casi Ángeles!– Es que para ella, todo tiene que ver con todo.

De liebres y abrazos

28

Cecilia Baccigalupo (izquierda) y una maratonista acompañan a una de las corredoras.

Como todo grupo social, los deportistas tienen su propia jerga. Por ejemplo, sintetizan en el fonema /ka/ la palabra kilómetro. Cecilia es una de ellos: “Hay chicas que se van poniendo nuevas metas. Algunas lograron hacer tres ka, y eso es muy motivador”, dice. Una de esas chicas es Mercedes, de 18 años: “Cuando corro me siento bien –dice–. Fuerte. Con energía”. Y parece que la tiene de sobra, porque se preparó para hacer los cinco ka de esa carrera con su mamá, que a la vez será su “liebre”. “Siempre dijimos que la integración comienza de casa para afuera, y el deporte nos ayudó mucho para lograr


28-31 Aguafuertes.qxd

31/03/2010

16:46

PÆgina 29

Continúa en la página siguiente

X

Seis chicas de la Fundación Gaccigalupo corrieron la maratón organizada por una marca deportiva.

eso con ella”, dice la mujer. Liebres son las maratonistas que van al lado de cada corredora, la contienen desde lo humano y lo deportivo porque de repente quieren ir rápido sin medir sus fuerzas, y hay que marcarles el paso para que rindan de la mejor manera. Cecilia Baccigalupo tiene un encanto estelar. Brilla. Basta acompañarla unos metros para notarlo. La conocen muchos, la respetan más: Gabriela Sabatini, la Leona Maga Aicega, Manu Ginóbili, David Nalbandián y Lionel Messi, entre tantos, saben de la fundación y no dejaron de abrazar a los chicos. Cuando le avisan que se acerca el arranque, Cecilia se abre camino con las chicas hacia la pista. Y a metros nomás de la largada despejan un diámetro de cinco metros: trote, elongación, giro de cintura, exhalación, inhalación y agua en la nuca. Afuera de ese círculo, las tribulaciones de las cientos de participantes por saber si la vincha está bien puesta o la remera

“Para ellas ir a correr es como ir a un campeonato del mundo, les levanta su autoestima”, sintetiza Cecilia Baccigalupo. es del talle adecuado. Adentro, las seis chicas de Baccigalupo sudando, las profesoras marcando el ritmo y las liebres y los abrazadores alentando. El abrazador es una persona que espera con los brazos abiertos a cada chica al final de la maratón, un gesto que culmina el esfuerzo y la superación de haber corrido. Analía Navarro, profesora de esa disciplina, dice que ese acto es un “mensaje dirigido hacia los chicos y hacia la sociedad”. De las siete escuelas de la fundación (Fútbol, Básquet, Tenis, Padel,

Hockey e Iniciación Deportiva), a las que van 350 chicas y chicos, Running “es la que ejemplifica la integración por todo lo que significa preparar a las chicas y convocar a las ‘liebres’ y a los ‘abrazadores’”, añade.

La carrera de las chicas Salvo para Merche y su mamá, el plan es correr sólo uno de los cinco kilómetros de esa competencia. Faltan minutos para el inicio. Alrededor, las filmadoras montadas en grúas son un péndulo frenético, los graves de la música electrónica golpean el pecho y una animadora, sin que alguien le explique que un micrófono amplifica la voz y no es necesario gritar, hace un conteo regresivo. De entre el alboroto alguien dice “¡qué!, ¿empezó?”. Y las seis chicas toman de la mano a su liebre y arrancan. Detrás, Cecilia y las profesoras. La fila de conos que marca el camino sale de Figueroa Alcorta y las guía hacia Libertador. Las chicas que ori-

29


28-31 Aguafuertes.qxd

31/03/2010

16:46

PÆgina 30

Aguafuertes llaban el medio de la caravana, van quedando detrás del torrente que empuja y pelea por el podio. El deporte es la herramienta con la que los chicos de la fundación aprenden a tener paciencia y valorar momentos de la vida cotidiana. Por ejemplo, saber esperar que les toque el turno... Parece poco. Pero es mucho. Por su condición, algunos crecieron con la excitación de que todo lo que quieren lo obtienen y los profesores de Baccigalupo le enseñan el arte de la paciencia y el trabajo de equipo, donde cada uno tiene su tiempo. Para escribir sobre ellas, hubo que correr. O mejor dicho, trotar. O, sinceramente, caminar rápido y pensar en dejar el cigarrillo. Andar con ellas permite repensar lo cotidiano, inclusive mirar al resto de las competidoras de otra manera y reveer los parámetros que establecen las diferencias. “Cuando ves que para ellas es muy importante que estés a su lado, se te abre un montón la cabeza”, dice a modo de evaluación Marina, madre de tres hijos, maratonista desde hace 20 años y liebre desde hace cuatro. Con esos ojos tan profundos, Cecilia hace un paneo cada tanto. Es su forma de supervisar que todo esté bien. Analía va contando que la Escuela de Running tiene tres años y que 30 son los que participan, 26 son chicos y cuatro, chicas; están entre las seis que corrieron ese domingo, más dos que van a Básquet y Hockey. En términos deportivos, a medida que pasan las maratones “se nota en las chicas un crecimiento importante en su resistencia física”, destaca Florencia Gorchs, la referente de esa escuela.

Como todas

30

Ya corrieron el kilómetro. Hay que ir hasta el inflable de Llegada. Cien metros para la meta. Ya apuntan las cámaras de foto. Aumentan los aplausos. Suena el aliento por todas partes: –¡Dale, linda, que ya estás! –¡Ya llegan, ya llegan! –¡Vamos, preciosas! Lucrecia y Laura sonríen. Belén, que sabe que también se lo dicen a ella, mira a todos, se pone ansiosa, se deja llevar por la presión y pisa el acelerador. Pero Marina, su liebre, evita la excitación que podría no ha-

350 chicos y chicas asisten a las siete escuelas deportivas de la Fundación.

“En cada carrera, un 80 por ciento del rendimiento de los chicos tiene que ver con que los padres estén”, afirma Florencia Gorchs. cerle bien, le aprieta la mano y amainan el paso. “¡Felicitacioneees!”, les gritan. Chiflidos de alegría. Brazos levantados. Y el pecho de las abrazadoras. Y así como se dijo más arriba que ellas tienen respuestas con que definen un todo, Belén también tiene contestaciones elementales para periodistas que no están en forma: –¿Cómo te sentiste en la carrera? –Movida. Cada una llegó con el mismo aliento, el mismo abrazo, la misma sonrisa. Es que “para ellas, ir a correr es como ir a un campeonato del mundo, les levanta su autoestima”, sintetiza Cecilia mientras reparte mimos. Los organizadores regalan una toalla, botellas de agua y yogur con cereales. Ellas agarran y buscan el punto de encuentro con sus familias. “Esto

CÓMO CONECTARSE

É Fundación Baccigalupo info@fundacionbaccigalupo.org www.cbaccigalupo.com.ar

es posible por lo excepcionales que son las profesoras, que trabajan en el llano permanentemente”, califica José Luis, papá de Belén. Cecilia cuenta que, al principio, siempre “hay padres que se preguntan: ‘¿Mi hijo va a hacer running?, si ni va al kiosco a comprar algo’. Y de golpe, esto de trabajar con profesores, materiales especiales y voluntarios los pone frente a una imagen de sus hijos corriendo una carrera que los emociona mucho”. Es lo que también le pasa a los papás de Cynthia, Norma y Vicente. “Antes estábamos aislados, y el deporte nos hizo conocer a muchas personas”, reconoce la madre. “Sobre todo, a las chicas de la fundación –agrega el papá–, con quienes tenemos un agradecimiento total por haber visto el potencial de Cynthia.” La relación entre familia y deporte la cuantifica y cualifica Florencia de una manera muy concisa: “En cada carrera, un 80 por ciento del rendimiento de los chicos tiene que ver con que los padres estén”. Suficiente. Y mientras las cientos de competidoras pululan comentando el estado en que habían terminado la competición y buscando alguna remera más para regalar, alguna toalla más de souvenir, las chicas de la Fundación Baccigalupo se van de la mano con sus padres. Y no es que sean diferentes al resto. Son como todas las que estuvieron allí. Como las que practican deportes o no. Como ellas mismas.III


28-31 Aguafuertes.qxd

31/03/2010

16:46

PÆgina 31


32-35 Bulimia.qxd

31/03/2010

16:49

PÆgina 32

Salud III Bulimia, anorexia y obesidad

Con el enemigo EN LA MESA La Argentina aún aguarda la reglamentación de una ley que garantice los tratamientos de trastornos alimentarios. Entre otras medidas, se crearán centros especializados en cada provincia. Opinan las organizaciones que brindan asistencia a los pacientes. TEXTOS ELISABET CONTRERA

L

aura siempre anda a las corridas. Estira las horas para poder llegar a tiempo a la oficina, las clases de tango, el llamado a la familia, las salidas con las amigas. Rebasan sus ganas de recuperar el tiempo perdido. Fueron más de ocho años de ayunos estrictos, laxantes, largas horas de entrenamiento físico, miedo a los otros, vergüenza de los otros. Hoy está recuperada de la anorexia nerviosa que la transformó en un manojo de huesos. “Antes vivía el día a día, sentía que me moría. Hoy quiero seguir para adelante y ayudar a otras familias y chicas que transitan por lo mismo que yo pasé”, cuenta. Ella, al igual que cien-

32

Todos los talles a tiranía de pesar lo mismo que un maniquí podría llegar a su fin en la Ciudad de Buenos Aires. La Legislatura porteña sancionó una ley que obliga a los comerciantes a garantizar un mínimo de ocho talles, impone multas que van desde los 300 hasta los 50 mil pesos y hasta contempla la clausura del local en caso de incumplimiento. La norma, aprobada en diciembre de 2009 y a la espera de su reglamentación, establece que los locales de venta de ropa deberán “garantizar un mínimo de ocho talles correspondientes a todas las medidas corporales normalizadas del género y la franja etaria a la que se dediquen”. La medida alcanza también a los fabricantes e importadores de indumentaria. La flamante ley fue recibida con escepticismo entre organizaciones sociales que recuerdan el nulo cumplimiento de la norma en la provincia de Buenos Aires. La ley de talles bonaerense fue aprobada en 2001, pero se puso en vigencia cinco años después, tras sortear una avalancha de medidas legales en su contra. Hoy, según datos del Ministerio de la Producción provincial, el 70 por ciento de los comercios no tienen talles grandes y en el 80 por ciento de los casos el etiquetado de las prendas no cumple con la norma. Amanda López Molina, de Fumtadip, sostuvo que “se debería exigir primero algo mucho más básico, como la unificación de medidas y el respeto por cada talle, que el 42 sea el 42”. En tanto, Fernando Embom, de Alba, recomendó que se desarrollen campañas de prevención en las escuelas.

L

tos de adolescentes, padeció la tiranía social de la delgadez y chocó contra un sistema de salud que no reconoce la enfermedad ni brinda el tratamiento necesario. Laura forma parte de las estimaciones que indican que una de cada diez jóvenes padece algún trastorno alimentario. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el índice de mortalidad por bulimia y anorexia en el mundo es de un 15 por ciento. Y nueve de cada diez víctimas son mujeres. En Argentina no existen estadísticas oficiales, pero la Ley de Trastornos Alimentarios –aprobada a fines de 2008– busca paliar la ausencia creando un mapa sanitario de estas enfermedades. Su vida fue un laberinto desde los 12 hasta casi los 30. Padeció anorexia nerviosa y neurosis obsesiva. “Yo les decía –a los médicos, a la familia– que me pasaba otro cosa, que no era sólo que no quería comer para adelgazar. Cuanto menos comía más liviana me sentía”, relata. “Hasta el cumple de 15 mi vida fue toda restricción. Había llegado a un peso de 40 de kilos, después hubo un momento en que pensé que estaba curada. Si el problema era comer, voy a comer, me dije. Y eso no lo pude dominar. Yo sabía que estaba viva, pero todo el tiempo tenía un paralelismo que cerraba los ojos y estaba muerta”, recuerda.

Derribar los mitos Uno de los primeros mitos a derribar en torno de esta problemática es que


32-35 Bulimia.qxd

31/03/2010

16:49

PÆgina 33

Continúa en la página siguiente

X

se soluciona terminando con los atracones o suspendiendo la dieta estricta. “Se trata de patologías multideterminadas, es decir, que no hay un sólo factor que lleva a la enfermedad. Debe tenerse en cuenta la personalidad previa, características vinculares, factores precipitantes, crisis vitales y factores socioculturales ya que la cultura siempre ofrece una vía para expresar angustia”, explica Amanda López Molina, directora de la Fundación para la Mujer y los Trastornos Alimentarios (Fumtadip). “Hoy estamos en una era donde la imagen manda, donde el corset lo pone en este siglo XXI la mirada del otro, ese otro que no me va a querer ni aceptar si no soy perfecta, si no tengo un cuerpo perfecto, esto genera angustia”, analiza. Fernando Embom, de Alba –un

“La anorexia y la bulimia no tienen que ver sólo con el cuerpo y las comidas, sino que son trastornos emocionales severos”, explica Fernando Embom, de Alba.

Prevenir y curar esde hace 15 años, la Fundación para la Mujer y los Trastornos Alimentarios (Fumtadip) acompaña el tratamiento de cientos de adolescentes y mujeres que padecen enfermedades casi exclusivas del género, como son la bulimia y la anorexia. Brindan asistencia interdisciplinaria a cada paciente, lo que incluye un abordaje psicológico, psiquiátrico y nutricional. Otro eje de trabajo es la prevención. Por ello, dictan charlas y talleres sobre la temática. Con una historia más corta en su haber –nació hace tres años–, Alba tiene el mismo objetivo fundacional: brindar asistencia a adolescentes y adultos que sufren de trastornos alimentarios. Llevan asistidas a unas 200 personas que acceden a un tratamiento interdisciplinario, participan de diferentes espacios de reflexión que buscan la reinserción social del paciente, de charlas de contención destinadas a padres, madres, parejas y amigos. Al mismo tiempo, organizan talleres sobre la temática en escuelas primarias, secundarias y universidades.

D

consultorio terapéutico que asiste a personas que sufren trastornos alimentarios– coincide con la especialista en la necesidad de tirar abajo los mitos en torno de estas enfermedades. “La anorexia y la bulimia no tienen que ver sólo con el cuerpo y las comidas, sino que son trastornos emocionales severos. Comer mucho o poco son síntomas de un problema más grave”, sostiene. “Que una paciente, por ejemplo, deje de vomitar no quiere decir que está curada. Puede ser un mecanismo de defensa para que la familia, los médicos, la dejen de molestar”, advierte.

Tratamiento restrictivo Un obstáculo en la recuperación de Laura fue el maltrato que sufrió por parte del sistema de salud. “En 1983, la solución médica para mi anorexia

33


32-35 Bulimia.qxd

31/03/2010

16:49

PÆgina 34

Salud

34

fue internarme en un neuropsiquiátrico. Los médicos me acusaban de ser una nena caprichosa, y a su vez, decían que yo estaba perdida. En ese momento, llegué a pesar menos de 30 kilos. Estuve encerrada ahí 15 días, sin ver a mi familia”. Padeció las secuelas de los tratamientos individuales y lidió con la obra social que se negaba a cubrir su tratamiento. “Al principio no nos cubría nada. Luego, los últimos dos años, nos realizaron un reintegro, pero era mínimo. Después tenía el 10 por ciento de descuento en los medicamentos”. Pese a que ahora existe mayor concientización sobre el problema, las obras sociales y prepagas se niegan a costear la terapia indicada para la recuperación de los pacientes. “Una persona con un trastorno alimentario debe ser evaluada desde el aspecto psiquiátrico, nutricional y psicológico, ver cuál es el tratamiento adecuado, si es indicada o no la internación, si puede sostener una atención ambulatoria, si se debe tratar a la familia”, argumenta López Molina. El sistema de salud desoye la opinión de los especialistas y rechaza hacerse cargo de los costos de un abordaje terapéutico interdisciplinario. “Hay obras sociales que insisten con cubrir sólo la terapia individual, otras cubren parcialmente la asistencia y otras directamente se niegan a asumir la atención”, cuenta Embom. “El sistema de salud en Argentina – evalúa López Molina– tiene serios problemas asistenciales, no puede sostener estructuras para todos, ni para todas las patologías, muchas se manejan con sistemas de reintegros, aceptan las propuestas de centros especializados y cubren total o parcialmente el costo del tratamiento. Otras, directamente, la rechazan no por el costo, sino por el sistema de organización de la institución, el sistema manda y no se puede adaptar a las necesidades del consultante.” Que los pacientes acceden a su derecho a la salud, sin depender de la buena voluntad del centro de atención, podría convertirse en un hecho cuando el Ministerio de Salud reglamente la Ley de Trastornos Alimentarios. La norma, sancionada en agosto

Una ley en favor de la salud a Ley nacional de Trastornos Alimentarios busca garantizar los derechos a la salud de cientos de personas afectadas por trastornos alimentarios, como son la bulimia, la anorexia y la obesidad. Los puntos fundamentales de la norma son:

L

Crea el Programa Nacional de Prevención y Control de los Trastornos Alimentarios, en el ámbito del Ministerio de Salud, que tendrá entre otros objetivos realizar campañas informativas, promover conductas nutricionales saludables; espacios de contención para personas afectadas y acciones para eliminar la discriminación hacia las personas enfermas. Garantiza la creación de al menos un centro especializado en trastornos alimentarios en cada provincia. El Ministerio de Desarrollo Social deberá garantizar alimentos saludables en los comedores escolares y los planes alimentarios nacionales. Los quioscos escolares deberán ofrecer productos que integren una alimentación saludable y variada. Los anuncios publicitarios y los diseñadores de moda no podrán utilizar la extrema delgadez como símbolo de salud y/o belleza y tendrán que ofrecer una imagen más plural de los jóvenes, en particular de las mujeres. Los trastornos alimentarios quedan incorporados en el Programa Médico Obligatorio, es decir, las obras sociales y prepagas deben cubrir los tratamientos integrales que se requieren para recuperarse de este tipo de enfermedades. Los proveedores de bienes o servicios con destino público en general, no podrán negarse, ante el requerimiento de una persona obesa, a proporcionar el bien o servicio solicitado. Esto quiere decir que una empresa de micros no podrá negarse a venderle un pasaje ni mucho menos obligarla a comprar dos. El Ministerio de Salud elaborará periódicamente un mapa sanitario epidemiológico, lo que permitirá paliar la ausencia de estadísticas nacionales sobre el problema.

1

2 3 4 5 6 7 8

CÓMO CONECTARSE

É Fumtadip 4807-7048/ 4801-5533 fumtadip@fumtadip.org.ar www.fumtadip.org.ar É Alba 4862-0598 info@ctaa.com.ar www.ctaa.com.ar

de 2008, incorpora en el Programa Médico Obligatorio la cobertura integral de este tipo de dolencias. La norma entiende por “trastornos alimentarios a la obesidad, la bulimia y la anorexia nerviosa, y las demás enfermedades que la reglamentación determine, relacionadas con inadecuadas formas de ingesta alimenticia”. El tratamiento incluye la asistencia nutricional, psicológica, clínica, quirúrgica, farmacológica y todas las prácticas médicas necesarias para una atención interdisciplinaria e integral de las enfermedades. Según fuentes de la cartera de salud, el texto de la reglamentación está a la espera de la firma de la presidenta Cristina Fernández. Laura está entera. Puede escarbar en su pasado sin inmutarse. Contar y recordar es su mejor terapia. “Tenía tanto miedo a vivir. Sentía que la gente era mala. Prefería quedarme chiquita. Seguí imponiéndome la meta de luchar por un día de vivir bien, ahora ya me copé y hasta los 100 años no paro”, suelta entre risas.III


32-35 Bulimia.qxd

31/03/2010

16:49

PÆgina 35


36-37 Dossier TAPA.qxd

31/03/2010

16:50

PÆgina 36


36-37 Dossier TAPA.qxd

31/03/2010

16:51

PÆgina 37

El sector social por dentro Aún es baja la participación ciudadana y la incidencia política de la sociedad civil local, según el último Índice Cívicus.

TERCERSECTOR

DOSSIER P A R A

Herramientas para crecer Las OSC que sumaron nuevas tecnologías afirman que éstas les permiten encarar mejor su gestión, de acuerdo con un sondeo privado.

E L

S E C T O R

S O C I A L


38-39 Dossier a.qxd

31/03/2010

16:52

PÆgina 38

Dossier

Una mirada Una mirada al interior

al interior Es escasa la participación ciudadana y la capacidad de incidencia política del sector social en Argentina, según el último Índice Cívicus realizado en 55 países. TEXTO CAROLINA KEVE

A

38

rgentina se enfrenta con un bajo nivel de participación ciudadana. Así lo revela un nuevo informe realizado en base al Índice Cívicus, un relevamiento que desde hace siete años permite evaluar el estado de la sociedad civil en 55 países. Tercer Sector tuvo acceso al estudio que se presentará este año en el país, en donde se analiza cuál es el porcentaje de personas que pertenecen a organizaciones, cuántos realizan tareas de voluntariado o cuántos son políticamente activos. Y los resultados no son alentadores. Según señala Gadis, a cargo de este mapeo junto con la Universidad Católica Argentina (UCA), el país presenta niveles de participación menores al promedio mundial y al registrado para América latina. A esto se suma el grado de informalidad con el que aún se enfrentan las OSC y la percepción negativa que se tiene en torno de la incidencia de la actividad social en las políticas públicas. Este último punto surge a partir de un análisis sobre el impacto y la ca-

pacidad de respuesta del sector civil. De allí se desprende que tanto las organizaciones como los otros actores de la sociedad consideran que la receptividad en la formulación de políticas públicas es limitada. Donde observan que su trabajo ejerce más influencia es en la promoción de derechos, educación y cultura, así como también en el apoyo a los sectores

más pobres de la población. Por el contrario, la mayoría de los encuestados opinó que donde menos se nota es en el incentivo de buenas prácticas de gobierno y empresariales. La pregunta que surge, claro, es por

qué. Para Élida Cecconi, directora ejecutiva de Gadis, “este fenómeno no se explica únicamente por factores culturales. Muchas organizaciones consideran innecesarios los mecanismos de autorregulación formales, como los códigos de ética o estándares laborales, por el tipo de estructura que tienen. O bien no cuentan con la capacitación o los recursos necesarios para implementar estos mecanismos. Otro ejemplo se refiere a las formas para garantizar la transparencia de su trabajo. Esto tiene que ver con que las OSC dan por sentado que el resto de la sociedad confía en su idoneidad moral, lo cual si bien es cierto no anula los potenciales beneficios de hacer más transparentes a las organizaciones, sobre todo en un ambiente sociocultural marcado muy fuertemente por la desconfianza institucional”. En este sentido, cabe destacar que una de las dimensiones que analiza el documento apunta a la percepción que tienen las organizaciones de su trabajo. De esta forma, presenta ciertos matices sobre todo en lo que se refiere a la relación con los gobiernos, de por sí compleja.


38-39 Dossier a.qxd

31/03/2010

16:52

PÆgina 39

Es así como, por ejemplo, el informe revela que la mayoría de las organizaciones cree que el marco legal para promover su actividad aún es deficitario e incluso un 25 por ciento se queja de haber sufrido algún tipo de restricción desde el sector público. Al respecto, Cecconi considera que persisten viejas prácticas con las que todavía hay que luchar, como por ejemplo una baja disponibilidad de información financiera, pero destaca algunos hallazgos interesantes, entre ellos el alto involucramiento de la sociedad civil en procesos de políticas públicas. “Los datos que relevamos muestran que cerca de las dos terceras partes de las organizaciones intentaron incidir sobre el estado para la aprobación o modificación de alguna iniciativa pública. El problema es que muchas veces esto no se traduce en una incidencia efectiva ni tampoco en la asunción de roles de formulación de las políticas, especialmente a nivel estratégico”, concluye. A esto se suma el papel que sigue ejerciendo el Estado en el financiamiento de las organizaciones. Según el relevamiento, un 26, 9 por ciento de sus recursos proviene de fondos públicos, una porción bastante grande si se la compara con el capital privado, compuesto por un 7 por ciento de donaciones extranjeras, un 17,2 de donaciones individuales y un 4,9 de recursos de empresas nacionales.

Participación y organización Además de estudiar las formas de interrelación con el sector público y su esfera de incidencia, el Índice Cívicus ilustra las formas que asume la participación civil y los niveles de organización de las asociaciones. Al respecto, muestra que la participación comunitaria es mayor que el activismo político.

Ahora bien, otro punto importante para analizar sobre este tema es la profundidad que asume dicha participación. Resulta interesante porque si bien Argentina, como ya se dijo, padece un bajo nivel de participación ciudadana, aquellos que sí se involucran muestran un nivel de compromiso mayor que en el resto de los países. Por otro lado, el informe destaca dos cuestiones. Una se refiere a las redes sociales. Al respecto, a pesar de que gran parte de las organizaciones no están vinculadas a una red social (un 53,5 por ciento respondió que no), la mayoría mantiene reuniones o intercambian información con otras entidades (un 78,4 por ciento reconoció haber trabajado con otras instituciones sobre temas similares durante los últimos tres meses). Otro punto es la relación que mantienen las organizaciones con sus inte-

¿Qué es el Índice Cívicus? l Índice Sociedad Civil-Cívicus (ÍSC) es un proyecto de investigación-acción que apunta a evaluar el estado de la Sociedad Civil y dar impulso a actividades que potencien su fortalecimiento. La iniciativa se está implementando actualmente en 55 países bajo la coordinación de Cívicus (www.civicus.org). En Argentina está a cargo del departamento de Sociología de la UCA y la organización Gadis. La investigación contempla la aplicación de múltiples instrumentos, incluyendo encuestas, grupos focales, entrevistas, relevamientos y la realización de cinco estudios especiales. Actualmente los datos obtenidos son analizados por un comité asesor para definir los lineamientos de una agenda estratégica.

E

grantes. Al respecto, si bien el trabajo voluntario descendió un 50 por ciento, actualmente sigue siendo la forma más común de relación. Sólo un 8,6 reconoció ser personal rentado, mientras que el 81,8 por ciento es voluntario. Al respecto, la valoración que se hizo desde las propias OSC es que se enfrentan con escasez de recursos financieros a pesar de que se cuenta con recursos humanos y tecnológicos adecuados. Es de esta forma como el índice termina por describir un extenso y profundo panorama que no sólo da cuenta de los últimos avances en el sector. También advierte sobre las debilidades y los principales desafíos con los que hoy se enfrentan las organizaciones. En este sentido, si bien el estudio refleja algunos de los factores culturales que actualmente constituyen un obstáculo, como por ejemplo una escasa vocación para generar mecanismos de transparencia, también deja en claro la responsabilidad que tienen otras esferas de la sociedad en la promoción de los medios necesarios que garanticen su desarrollo. Al respecto, Cecconi es concluyente: “Muchas organizaciones no cuentan con la capacitación o los recursos y ahí no sólo es necesario concientizar, sino ponerlos más a disposición, capacitando o implementando modelos de funcionamiento que puedan ser fácilmente adaptados”.

39


40-41 Dossier b.qxd

31/03/2010

16:53

PÆgina 40

Dossier

La conexión La conexión fortalece la gestión

fortalece la gestión La mayoría de las OSC que incorporaron tecnología afirma que esas herramientas les ayudan a crecer, según un sondeo privado. Iniciativas para superar la brecha digital. TEXTOS ESTEBAN VERA

E

n los últimos años, las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ayudaron a fortalecer la gestión de muchas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que con ellas lograron una mejor circulación de la información y mayor visibilidad, entre otros beneficios. Un sondeo de Res Non Verba e Idealistas lo confirma: el 89,4 por ciento de los en-

cuestados considera a las TIC “muy importantes para el funcionamiento de su institución”, revela el estudio titulado Las osc y las nuevas tecnologías. Consultados sobre las ventajas que estas herramientas brindan, el 95 por ciento señala que su empleo “es importante” para lograr una mayor visibilidad (por ejemplo, a través de videos digitales, sitios web, blogs o redes sociales), el 92 por ciento para facilitar y mejorar los procesos de comunica-

Activismo desde la web través de blogs, foros, redes sociales y bases de datos, las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) crearon espacios para intercambiar información e impulsar campañas de todo tipo. Así, el ciberactivismo (o activismo 2.0) se convirtió en una herramienta masiva para cientos de OSC. Un ejemplo de ello lo constituye Greenpeace Argentina que, junto a un grupo de organizaciones ambientalistas consiguió, en 2007, un millón de votos (virtuales) y firmas a través de mails para reclamar la aprobación de la Ley de Bosques en el Congreso. “Es una manera más directa de involucrar a las personas en las campañas para que llamen o envíen un mail reclamando. Es una vía de presión más directa”, destacó Hernán Nadal, director de Nuevos Medios y Movilización Pública de la organización ambientalista internacional, que recurre al ciberactivismo desde 1996 y que cuenta con un 1,1 millón de ciberactivistas suscriptos. A la hora de planificar una campaña en la web, una de las claves es contar con una base de datos propia, conformada por personas interesadas en el trabajo de la entidad, dado que “no sirve de mucho enviarle correos a gente que no le interesa el tema”, alerta Nadal. Y añade: “No son herramientas costosas, aunque cuanto más complejas son, sí aumenta su precio. De todas maneras, muchas veces las organizaciones gastan mucho dinero en informes impresos que tienen poca llegada en comparación al ciberactivismo”. Vale la pena tener en cuenta que las bases de datos también son útiles en las campañas de generación de recursos para apuntar a los pequeños donantes individuales.

A

40

ción externa, y también la interna para el 79,6 por ciento, mientras que el 77,8 por ciento de las OSC sondeadas las utiliza para administrar los programas que desarrollan. El informe –al que tuvo acceso Tercer Sector y que será presentado en su versión ampliada en los próximos meses– también apunta que para el 72,7 por ciento estas herramientas son “muy importantes” para el acceso a donantes. En ese sentido, el 71 por ciento las aprovecha en la comunicación, mientras que el 68 por ciento las utiliza para la fidelización de los aportantes. Otras de las utilidades señaladas fue que contribuyen al activismo (61,5 por ciento). En resumen, según el estudio, el sector social ve en las tecnologías (bases de datos, sitios web, e-learning, redes sociales, Iphone y software de administración, entre otras aplicaciones) que sirven para ampliar sus potencialidades al dar a conocer de forma más clara su misión y generar una mejor interacción con los destinatarios.

Vencer resistencias No obstante, si bien para muchas instituciones la incorporación de TIC reporta grandes beneficios, aún son muchas las que no cuentan con estos recursos, ya sea por las dificultades que tienen a la hora de invertir en ellos herramientas, o por la falta


40-41 Dossier b.qxd

31/03/2010

16:54

PÆgina 41

de capacitación de su personal. En ese sentido, el director de Idealistas, Juan Cruz Mones Cazón, subraya que “hay resistencia hacia las TIC cuando las personas encargadas de la gestión no entienden el valor agregado del uso de esas herramientas”. Y advierte que las tecnologías “sólo fracasan en las organizaciones cuando no responden a una necesidad específica, puesto que complican la administración”. A su turno, Daniel Dron, director ejecutivo de La Plata Valley, una comunidad de desarrolladores de software y diseñadores de página web y aplicaciones informáticas, apunta

vés de sus acciones de RSE impulsan distintas iniciativas para democratizar el acceso a las TIC. En ese sentido, para Dron, es necesaria una “ley de mecenazgo como la de Estados Unidos para resolver las dificultades de las OSC”, porque “existe una brecha digital entre las OSC que utilizan internet como medio de comunicación externa o interna y otras que apenas son conscientes de la importancia de estas herramientas y consideran que tener una web es una obligación que impone la modernidad”. Inclusive, el directivo de La Plata Valley advierte sobre la necesidad de incorporar estas he-

to crear un espacio de integración y colaboración entre desarrolladores, diseñadores y entidades sociales. Se trata de un concurso que selecciona proyectos on line que solucionen “una problemática social mediante una OSC”, explicó Mones Cazón. A la hora de seleccionar las propuestas, el jurado tiene en cuenta el impacto social, la innovación, la capacidad de utilización, la estabilidad y la sustentabilidad de las iniciativas. Algunos de los proyectos presentados hasta el momento son Red de comedores comunitarios (consiste en crear una página web donde los comedores tengan acceso a información sobre donantes y puedan informar sus necesidades) o Cooperación ONG 2.0, que apunta a crear una red virtual de entidades que buscan mejorar sus comunidades, favorecer el intercambio de información y experiencias, utilizar herramientas y servicios de la página web para difundir sus programas, oportunidades de voluntariado y campañas, y acceder a información. En la mayoría de los casos se trata de propuestas para promover redes sociales, realizar campañas de ayuda, generar estrategias de difusión o donaciones en apenas unos segundos. Por los Chicos es una de las organizaciones que recurre a la tecnología como pilar de su estructura: la mayor parte de las acciones de generación de recursos y difu-

“Las TIC se convirtieron en un aliado estratégico para las OSC por la posibilidad de llegar con una propuesta a millones de personas, bajar costos y profesionalizar la gestión”, analiza Mones Cazón. que estos recursos “contribuyen a mejorar aspectos de la gestión del conocimiento del voluntariado o la comunicación externa de las entidades y que implican una serie de principios aparejados a la democratización de contenidos, la participación o la colaboración”. Para paliar la brecha tecnológica que afecta a gran parte del sector social local, hay empresas que a tra-

rramientas para favorecer a los destinatarios: “Si el uso mejora la eficacia/eficiencia de los miembros de las organizaciones, esto repercute en los beneficiarios”. En ese contexto, Idealistas junto a La Plata Valley –con el apoyo de Microsoft Argentina– llevan adelante la iniciativa Compromiso 2.0: tu idea web innovadora para la transformación social, que tiene como propósi-

sión las realiza a través de internet. En su portal se pueden efectuar donaciones gratuitas con un sólo clic. Esas experiencias posibilitan aventurar un balance positivo, “las TIC se convirtieron en aliado estratégico para las OSC por la posibilidad de llegar con una propuesta a millones de personas, bajar costos y profesionalizar la gestión”, analiza Mones Cazón.

41


42-45 Dossier Agenda.qxd

31/03/2010

16:56

PÆgina 42

Dossier

Actividades de interés Agenda

Noticias del TS

Muestra de cine social Del 22 al 25 de abril

Solidaridad en el cable

n Concordia, Entre Ríos, se llevará a cabo la primera muestra de cine social donde se exhibirán películas y cortometrajes con temática social con la finalidad de generar un espacio de encuentro y participación en la comunidad local y regional. info@concordiacinesocial.com.ar www.concordiacinesocial.com.ar

S

E

Conferencia mundial Del 19 al 22 de abril 2010 n Cochabamba, Bolivia, se llevará a cabo la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra para concientizar sobre los efectos que provoca la alteración del clima sobre el planeta. Pueden participar movimientos sociales, OSC, científicos, especialistas y funcionarios, entre otros. 4772 - 8922 foco@inpade.org.ar www.inpade.org.ar

E

e estrenó Segundos para Todos TV, un proyecto de Relaciones con la Comunidad que impulsa la firma Cablevisión. Se trata de un programa de televisión que se presenta como una herramienta más de comunicación para las Organizaciones de la Sociedad Civil y continúa la línea del concurso Segundos para Todos, que fue creado hace seis años. El objetivo de la propuesta es difundir las diferentes causas sociales de las OSC con una mirada amplia y federal, donde todos los actores involucrados puedan estar representados: las entidades, el aporte de los especialistas en el tema y las entidades públicas relacionadas. El programa, conducido por Juan Segundo Stegmann, saldrá al aire en los canales del interior y en el canal 90 Digital en la Ciudad de Buenos Aires, los terceros jueves de cada mes, a partir de las 21. produccionsegundosparatodos@c ablevision.com.ar

curso on-line de Dirección integral de proyectos para organizaciones promotoras de desarrollo, cuyo objetivo es brindar herramientas, comprender, evaluar y aplicar diferentes modelos de formulación, administración y evaluación de iniciativas de promoción de desarrollo en países de América latina con el fin de promover la gestión sustentable de proyectos sociales. 4302-1472 froman@uci.ac.cr www.uci.ac.cr

Diploma Superior en OSC 19 de abril l Programa Estado y Políticas Públicas de Flacso abrió la inscripción al Diploma Superior en Organizaciones de la Sociedad Civil cuyo objetivo es ofrecer un espacio de formación y debate acerca del rol de las OSC y de su desarrollo en el actual escenario político, así como también proveer de herramientas metodológicas de intervención en el campo de las políticas sociales. 5238-9300 internos 456 y 335

E

Formación de educadores populares A partir de abril

Dónde capacitarse Formación para OSC A partir de abril l Centro de Tecnología para el Desarrollo (Cented) dictará durante abril una serie de cursos sobre gerenciamiento y administración de una OSC, gestión de fondos, estrategias de comunicación entre instituciones y medios, desarrollo de programas sociales y formación en aspectos constitutivos, legales y contables de OSC. 4711-0334 cursos@cented.org.ar

E

en forma virtual talleres de Comunicación para Organizaciones Sociales, en alianza con Comunia Asociación Civil, del 19 de abril al 31 de mayo. También dictará el curso de Recaudación de Fondos en Organizaciones Sociales, del 3 de mayo al 5 de julio.Y la formación en Voluntariado para Organizaciones Sociales, del 7 de junio al 19 de julio. 4314-1015/31 info@claritas.org www.claritas.org

n el Espacio Cultural Pompeya, ubicado en Carlos María Ramírez 1469, en el barrio porteño de Pompeya, cada quince días la agrupación Pañuelos en Rebeldía dictará su tradicional formación de educadores populares. La capacitación se extenderá desde abril hasta diciembre, de 18.30 a 21.30, y tendrá una duración de dos años. panuelosenrebeldia@gmail.com.

E

Herramientas para OSC En abril

Dirección de proyectos A partir de abril

Cursos virtuales A partir de abril

42

a Escuela de Emprendedores Sociales (EES) de la Fundación Cláritas brindará

L

l Instituto de Cooperación Económica Internacional, Plan 21 y la Universidad de Cooperación Internacional abren su inscripción a la primera edición del

E

on el apoyo de la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (Copidis), dependiente de la Secretaría General de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se llevará a cabo el Ciclo de Talleres Herra-

C


42-45 Dossier Agenda.qxd

31/03/2010

16:56

mientas y recursos para la vinculación con empresas, dirigido a miembros de organizaciones de y para personas con discapacidad, los días martes 13, 20 y 27 de abril, en el Microcine del Palacio de Gobierno ubicado en Av. de Mayo 525 PB, en esta ciudad. 4778-0960

Capacitación para OSC Comienza en abril l Programa de Capacitación para Organizaciones Comunitarias a cargo de la Secretaría de Extensión Universitaria, de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, está orientado a la formación y fortalecimiento de experiencias asociativas de carácter comunitario pertenecientes al área metropolitana de Buenos Aires. El programa está dirigido a técnicos, profesionales, estudiantes o graduados universitarios, funcionarios públicos o de organizaciones no gubernamentales y se dicta en Marcelo T. de Alvear 2230, 5º Piso, Oficina 511, de la Ciudad de Buenos Aires. 4508-3800 interno 137 programadecapacitacion@mail. fsoc.uba.ar

E

PÆgina 43

Fundraising Recursos para VIH/sida

aquellas que están dirigidas al desarrollo de las capacidades organizacionales. http://www.empowerweb.org/grantseekers/solicitantes-de-subvenciones

Hasta el 15 de junio AC Aids International Fund es un fondo que busca mejorar la vida de las personas afectadas por el virus del VIH/sida mediante el fortalecimiento de los programas de prevención y servicios directos. Las solicitudes deberán presentarse en inglés y a través del sitio web. La subvención máxima que se puede solicitar es de 50.000 dólares y sólo una vez por año. http://macaidsfund.org/support/GrantMakingProgram_In.html

M

Apoyo para OSC de jóvenes Todo el año a Fundación por los Mercados Emergentes EMpower apoya programas destinados a mejorar las condiciones de vida de la juventud marginada a través de la educación, salud, generación de ingresos o desarrollo de liderazgo. La OSC generalmente apoya actividades vinculadas a la prestación de servicios, así como también

L

Sector social en la web Equidad para la infancia www.equidadparalainfancia.org/ as Fundaciones Equidad para la Infancia (Equity For Children) para América latina, SES y Arcor, lanzaron el sitio web Equidad para la Infancia Capítulo Latinoamérica 2° Etapa. La iniciativa ofrece al sector académico, profesionales, expertos e investigadores, un espacio para intercambiar información, explorar nuevos estudios y diseminar conocimientos sobre pobreza infantil, derechos, disparidades sociales y minorías. Se trata de un espacio que busca articular las experiencias y conocimientos de las diversas organizaciones que trabajan en América latina por el bienestar y los derechos de la infancia.

L

Fondos para la mujer Hasta el 14 de abril xxonMobil junto a Ashoka’s Changemakers y el International Center for Research on Women (ICRW) lanzaron Women| Tools| Technology: Building Opportunities & Economic Power. El proyecto apunta a identificar soluciones novedosas que promuevan el avance de la economía de la mujer mediante el uso de la tecnología. Este programa invita a participar a emprendedores sociales y entrepreneuners a proponer ideas creativas acerca de las nuevas tecnologías y las maneras de emplearlas para expandir y promover oportunidades de avance económico de mujeres en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo. www.changemakers.com/en-us/technologywomen

E

Premios y becas Convocatoria a líderes Hasta el 15 de abril tlas Corps busca a líderes profesionales del sector social para ser parte de su programa de becas de alto nivel, quienes trabajarán en OSC de Estados Unidos. Los becarios también tendrán la opción de participar en un programa de capacitación en temas relacionados con Gerencia en Cooperación para el Desarrollo. Los seleccionados serán parte de un grupo de líderes sociales de todo el mundo con quienes podrán intercambiar experiencias y conocimientos. ww.atlascorps.org/apply.html.

A

Ciudad educativa

Becas 2010-2011

www.ciudadeducativa.org.ar

Hasta el 19 de abril

el Viso Ciudad Educativa es una concepción políticoeducativa que busca mejorar la realidad socioeducativa local, mediante la formación y participación organizada para la construcción colectiva de lo público desde la comunidad. Escuelas, organizaciones sociales, chicos/as, jóvenes y adultos de la localidad de Del Viso participan para generar cambios en los barrios. Es una iniciativa declarada de interés educativo por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación.

D

a Fundación Carolina abrió la convocatoria para participar de su programa de becas para post-grados, doctorados y estancias cortas, de formación permanente, e institucionales. La iniciativa tiene como objetivo facilitar y promover la ampliación de estudios de licenciados universitarios, así como la especialización y actualización

L

43


42-45 Dossier Agenda.qxd

31/03/2010

16:56

PÆgina 44

Dossier de conocimientos de post-graduados, profesores, investigadores, artistas y profesionales procedentes de América latina. www.fundacioncarolina.org.ar

Lecturas recomendadas Aspectos impositivos de asociaciones civiles y fundaciones

na Isa y María Guasti abordan la temática de Infancia y Familia que se plantea desde una perspectiva de los derechos humanos, lo que implica una toma de posición, una apuesta y un hacer distinto al tradicional. www.espacioeditorial.com.ar

Becas de estudio en Japón Hasta junio a Embajada de Japón en la Argentina, a través del Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología del Japón, ofrece becas para ciudadanos argentinos que deseen realizar estudios en Japón. La fecha de cierre varía según el tipo de beca. Son requisitos tener nacionalidad argentina, 17 años cumplidos y ser menor de 22 años, haber completado por lo menos 12 años de educación (entre primaria y secundaria) o estar cursando el último año de la enseñanza media. www.ar.embjapan.go.jp/Contenido/04.Becas.htm

L

Premio a estudiantes

Con el objetivo de brindar una herramienta de fácil lectura que reúna todos los conceptos básicos que hacen a los aspectos impositivos vinculados al accionar de las organizaciones sociales, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires lanzó esta publicación. La obra contiene toda la normativa vigente y la que regirá a partir de este año. Está diseñada y estructurada en tres partes, elaboradas por un profesional independiente especializado en esta temática y funcionarios públicos de diversos organismos de control. www.consejo.org.ar

Hasta el 20 de abril he British Academy’s Latin America and the Caribbean Panel otorgará un premio de hasta £20,000 para llevar adelante seminarios que involucren a estudiantes de Reino Unido, América latina y el Caribe en temáticas de mutuo interés relacionadas con las ciencias sociales y las humanidades. El galardón tiene el objetivo de reunir investigadores que trabajen sobre un tema particular a fin de fomentar nuevos vínculos y fortalecer las relaciones académicas existentes entre las regiones. http://www.britac.ac.uk/funding/guide/in tl/lacp.cfm

T

Premio del Foro Ecuménico Hasta el 30 de mayo a cuarta edición del Premio Latinoamericano a la Responsabilidad de Empresas y OSC es organizada por el Foro Ecuménico Social y está dirigido a las empresas que podrán postularse presentando su Memoria Social auditada o bien guiarse por los criterios orientadores que se incluyen en las bases. Por su parte, las OSC pueden presentar programas que apunten a promover el capital social y humano. www.foroecumenico.com/premiolatbases.html

Guía de Información para personas con discapacidad 2009/2010 El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó esta publicación que explica de manera amplia cuáles son los procedimientos y los organismos a los que se debe recurrir para realizar cualquier tipo de trámite relacionado con esta temática. El trabajo fue elaborado por la Comisión para la Plena Participación e Integración de las Personas con Necesidades Especiales (Copine), que depende de la Vicejefatura porteña. www.buenosaires.gov.ar/areas/vicejefatura/copine

L

44

Acogimiento familiar y adopción Este libro ofrece una mirada interdisciplinaria, mediante un proceso de problematización y reflexión de las prácticas que luego se plasman en la intervención. En sus páginas, Fabia-

Turismo y geografía, lugares y patrimonio natural-cultural de la Argentina Este libro es el resultado de una profunda reflexión sobre la relevancia del turismo en las sociedades actuales y en particular en la Argentina. La mayoría de los autores de la obra pertenece al Instituto de Geografía de la Universidad de Buenos Aires, que ha subsidiado el resultado de las investigaciones que aquí se exponen. Desde el caso de la Quebrada de Humahuaca y su transformación en Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco, hasta el capítulo dedicado al análisis del Parque Nacional los Glaciares y las lógicas de preservación, pasando por el estudio del turismo religioso de la ciudad de San Nicolás, varios de los paisajes naturales y sociales son presentados en esta publicación. www.ciccus.org.ar

Canal Siete. Medio siglo perdido Canal Siete. Medio siglo perdido, es el primer trabajo dedicado a la compleja relación entre el Estado argentino y su canal de televisión. Para ello, repasa antecedentes históricos en la Argentina y el mundo en materia de organización de los sistemas de radiodifusión y examina el marco legal que reguló la actividad de nuestro país a lo largo de los años. De ese modo, trata de comprender la historia del canal en el contexto de la televisión vernácula y en el marco más amplio de los medios públicos americanos y europeos. “Es la historia de lo que pudo ser un canal público de televisión, pero terminó siendo apenas un refugio para los amigos del poder”, adelantan los editores en la obra. www.ciccus.org.ar


42-45 Dossier Agenda.qxd

31/03/2010

16:57

PÆgina 45


46-47 Artemisa.qxd

31/03/2010

17:00

PÆgina 46

Medios III Artemisa

Las noticias TIENEN SEXO Desde la web, pero también a través de libros, audiovisuales y capacitación, esta asociación busca fomentar la igualdad entre mujeres y varones desde la comunicación. TEXTO LUCIANA ROSENDE

L

46

a muerte de Wanda Taddei. El terremoto de Haití. La inseguridad y el cambio climático. Los temas son los mismos que copan las tapas de los grandes diarios y los flashes de los principales noticieros. El enfoque, en cambio, es otro. Con la lupa puesta en la desigualdad en las relaciones sociales entre mujeres y varones, Artemisa Noticias busca generar y difundir información con enfoque de género, para ellas y para ellos. “Lo que intentamos es transmitir que hay una manera de hacer periodismo incluyendo una mirada hacia las noticias que implica preguntarse cómo afectan de manera diferente a hombres y mujeres”, define Sonia Santoro, fundadora de Artemisa junto a Sandra Chaer. Periodistas ambas, comenzaron a abocarse a la comunicación con enfoque de género antes de crear el portal que nació en 2005. “Estábamos buscando algo por fuera de los medios masivos –cuenta– y veíamos que el movimiento de mujeres trabajaba mucho con internet, está muy conectado en toda América latina.” Hoy, unos 15 mil suscriptos reciben el Boletín Semanal de Noticias, y alrededor de 40 mil personas visitan la web mes a mes. “Periodismo de género para mujeres y varones” es la

premisa que acompaña a Artemisa. Pero lo cierto es que casi el 90 por ciento de los lectores son mujeres. “Pensamos que para que haya un verdadero cambio tienen que participar también los hombres, pero es difícil”, reconocen. Además del portal y el boletín, Artemisa Asociación Civil trabaja en la consolidación de una red nacional –y regional– de periodistas especializados en temáticas de género. De

hecho, fue a partir de la organización del Primer Encuentro Nacional de Periodistas con Visión de Género de Argentina, organizado por Artemisa en 2006, que nació PAR (Periodistas de Argentina en Red-Por

CÓMO CONECTARSE

É Artemisa Asociación Civil info@artemisanoticias.com.ar www.artemisanoticias.com.ar

un periodismo no sexista), una red de comunicadores que llega a todo el país. En pos de fomentar la equidad entre hombres y mujeres desde la comunicación, Artemisa trabaja también en la capacitación de periodistas, tanto en Argentina como en distintos países de América latina. El modo en que se usan ciertas palabras es tema de reflexión en estos espacios: no se habla de crímenes pasionales, sino de femicidios; no de dramas familiares, sino de violencia machista. Y el enfoque está presente, claro, en la producción editorial de Artemisa, otra vertiente del trabajo que llevan adelante Chaer y Santoro. Ellas son las compiladoras de Las palabras tienen sexo, el primer libro publicado por Artemisa Comunicación (a mediados de año llegaría la segunda parte). También editaron –junto a la Fundación Friederich Ebert– ¡Sin nosotras se acaba la fiesta!, libro de crónicas periodísticas con perspectiva de género. En el plano audiovisual, La mujer mediatizada. Presencia femenina en los medios argentinos, es su primer documental. Formas de leer, formas de mirar, formas de escribir. Un abordaje de las noticias que no sea ciego a las desigualdades en las relaciones entre hombres y mujeres. Consolidarlo y difundirlo es el objetivo de Artemisa, desde hace casi un lustro.III


46-47 Artemisa.qxd

31/03/2010

17:00

PÆgina 47


48-52 Cooperativismo.qxd

31/03/2010

17:02

PÆgina 48

Cooperativismo III Cooperativa de Electricidad y Anexos Limitada

Con todas las luces Ceyal provee los servicios de energía y agua potable a la población de Vicuña Mackenna. Y como parte de su acción en beneficio de la comunidad, otorga becas educativas y servicios de internet gratuitos.

TEXTOS RICARDO CAIGUARA

D

esde la localidad de Vicuña Mackenna, al sur de la provincia de Córdoba, la Cooperativa de Electricidad y Anexos Limitada (Ceyal) proporciona desde hace más de 50 años una serie de servicios que van desde la provisión de energía eléctrica, internet, alumbrado público, agua corriente, salas velatorias y ambulancia, hasta una biblioteca, educación cooperativa y a distancia. Muchos de ellos son gratuitos y abiertos a la comunidad con el fin de “mejorar las po-

tribución de energía eléctrica, a lo largo de su historia diversificó sus prestaciones. Durante el año pasado, la cooperativa contabilizó más de 4.500 usuarios conectados al servicio eléctrico. En este sentido, lleva adelante un plan de atención a los requerimientos de clientes que se encuentran en zonas rurales. Y junto a la municipalidad local trabajó en la colocación de luminarias en algunas avenidas de la localidad. “Brindar el servicio eléctrico, la obra y agua potable para toda la población son los mayores logros de la coope-

la comunidad. Durante el año pasado colaboró con más de cien chicos y chicas con problemas de aprendizaje y de bajos recursos económicos de Vicuña Mackenna a través de diferentes iniciativas que hacen foco en la educación. Una de ellas consiste en un sistema de becas para estudiantes secundarios con buen rendimiento escolar y en situación de pobreza, con el fin de que puedan continuar una carrera universitaria. En ese sentido, Ceyal también inauguró el Aula Educativa donde los alumnos pueden desarrollar sus

“Brindar el servicio eléctrico, la obra y agua potable para toda la población son los mayores logros de la cooperativa en una zona donde las aguas son muy malas”, destacó José Luis Setien.

48

sibilidades del lugar donde vivimos sin eludir el compromiso permanente” con la población, aseguran desde la cooperativa. La Cooperativa Ceyal nació en julio de 1956, pero fue recién seis años después cuando pudo concretar su principal objetivo: brindar el servicio eléctrico a los habitantes de la localidad cordobesa de Vicuña Mackenna. Si bien surgió como una empresa solidaria abocada a la dis-

rativa porque en esta zona las aguas son muy malas”, destacó José Luis Setién, gerente administrativo de Ceyal.

Reforzar el futuro La Cooperativa Ceyal no pierde de vista su función social, y por ello trabaja con muchas otras organizaciones de la sociedad civil (OSC) en pos de compensar algunas de las desigualdades que abundan en

estudios terciarios y universitarios, mediante el sistema denominado de Educación distribuida y a distancia. Estas iniciativas fueron posibles gracias a los convenios con el Instituto Superior Santo Domingo y con la Universidad Empresarial Siglo 21, que permite el cursado de carreras, tecnicaturas, diplomaturas y distintos cursos, a través de esa modalidad. “Es una opción que creció por los


48-52 Cooperativismo.qxd

31/03/2010

17:02

PÆgina 49

Continúa en la página siguiente

Brindar electricidad a la comunidad es uno de los servicios clave de la entidad.

2009: un año de crecimiento a cooperativa Ceyal contabiliza un total de 4.656 asociados. El balance 2009 arroja un saldo más que positivo del trabajo con la comunidad, especialmente en estas áreas:

L

✱ Agua potable y de uso higiénico: es uno de los servicios clave de la cooperativa. Mantuvo las líneas de créditos a los asociados. ✱ Sepelios: cuenta con 1.532 familias adheridas, que abonan una cuota social de 7 pesos. ✱ Área salud: el servicio de ambulancia cuenta con 2.752 asociados y, gracias a una resolución del Ministerio de Salud provincial, fueron incorporadas dos enfermeras al servicio. ✱ Telefonía e internet: el servicio de telefonía cuenta con 829 abonados activos, mientras que el servicio de internet es provisto a 672 abonados. La cooperativa también proveyó el servicio gratuito a distintas escuelas de la zona, la Sociedad de Bomberos Voluntarios, la Policía de la Provincia, la Asociación Civil Pensando en Mañana y la Fundación Aveda. ✱ Biblioteca y Centro Tecnológico Comunitario (CTC): la biblioteca dispone de 12.584 libros y 5.932 visitas, mientras que al CTC concurrieron 5.270 personas. ✱ Servicio de grúa: creado como complemento del servicio eléctrico, es además utilizado por los asociados de la cooperativa.

X

chicos que no pueden viajar para cursar sus estudios”, afirma Silvina Mazzoni, una de los casi 40 alumnos y alumnas que son parte de la iniciativa Aula Educativa. “En nuestra localidad no tenemos un instituto terciario, no hay opciones donde canalizar las ganas de tener un título”, explica Mazzoni. Además, “la universidad más cercana está en Río Cuarto, a unos 100 kilómetros, lo que implica muchos gastos por día. No es fácil para los jóvenes viajar todos los días, e incluso hay una sola empresa de transporte que nos vincula con la ciudad de Córdoba”, agrega Mazzoni. La cooperativa tuvo un incremento del número de alumnos durante el año pasado. “Tienen un precio de inscripción por semestre flexible y accesible a la comunidad, no hay límite de edad ni de ningún otro tipo y hay varias opciones de diplomaturas, títulos universitarios y carreras terciarias”, dice la alumna. En ese sentido, tanto los estudiantes como la comunidad en general también cuentan con el servicio de internet gratuito que brinda la institución en su biblioteca y en el Centro Tecnológico Comunitario (CTC). Este último busca acercar las nuevas tecnologías a los sectores de menores recursos económicos. Durante el año pasado, más de 5 mil personas lo visitaron para realizar actividades en la red, programas educativos y de entretenimientos. Además, la cooperativa brinda internet gratuito a distintas escuelas y colegios de la localidad. Y también cede una sala de espectáculos propia que tiene en su sede, para que sea utilizada por los establecimientos educativos en sus actos de fin de curso. “La sala de espectáculos también está disponible para que otras OSC puedan realizar espectáculos con el fin de generar sus propios ingresos”, acota Setién. En 2009 asistieron a los diferentes shows unas 18 mil personas, tanto a conferencias, actos, teatro, como a la 11ª Edición del Festival de Cine Nacional.

49


48-52 Cooperativismo.qxd

31/03/2010

17:03

PÆgina 50

Cooperativismo

MUNDO cooperativo LIBROS El impuesto sobre los Ingresos Brutos a Cooperativas y Mutuales, de Virginia Rodríguez Alonso. Lazos cooperativos. La publicación analiza y brinda amplia información sobre el código fiscal y diferencia los distintos impuestos que rigen la economía social. De esta manera, el libro se presenta como material de consulta o bibliográfico para que mutuales y cooperativas puedan entender el gravamen a los ingresos brutos y el código fiscal vigente en cada una de las provincias del país. www.lazoscooperativos.com.ar En 2009, más de 5 mil vecinos utilizaron los servicios del Centro Tecnológico de la cooperativa.

NOTICIAS Congreso Internacional de Mutualismo Con la consigna Hacia un mutualismo cada vez más fortalecido, se llevará adelante el 13 y 14 de mayo, el primer Congreso Internacional de Mutualismo en la Ciudad de Buenos Aires. Los principales temas del encuentro serán Marketing, Estrategias innovadoras, Herramientas de gestión en la aplicación de los recursos en salud, El rol de las mutualidades en tiempos de crisis y Responsabilidad social en un mundo globalizado, entre otros. La actividad tendrá lugar en el centro de convenciones del hotel Meliá, en Buenos Aires.

Jornada de actualización cooperativa

50

Con el propósito de acercar nuevas normativas vigentes en la economía social, el 8 de abril tendrá lugar la Primera Jornada sobre Actualización Cooperativa y Mutual. Los disertantes expondrán sobre las nuevas disposiciones para obtener exenciones impositivas, estados contables, derecho cooperativo y la economía social como agentes y multiplicadores del desarrollo local, entre otros temas. El encuentro se llevará adelante en el Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM). Informes: 4901-5572.

Para este año, Setién afirma que “está asegurada la continuidad de todos los programas que lleva adelante la cooperativa”, y destaca la inserción lograda en la comunidad y en el contexto de cooperativas en la provincia de córdoba. “Los objetivos para 2010 pasan por comenzar la construcción del nuevo edificio administrativo y gestionar la obra de cloacas para la localidad en forma conjunta con la municipalidad”, anticipa el gerente administrativo. Ceyal realiza estos aportes con la misión de proporcionar a los asociados, familiares y usuarios, “los servicios que aporten a mejorar su calidad de vida buscando la obtención de los mejores resultados para garantizar seguridad y tranquilidad a la comunidad en general”, es decir, un aporte con mirada solidaria.

Agua y otros servicios El servicio de agua potable y de uso higiénico es otra de las iniciativas para mejorar las condiciones habitacionales de los habitantes de esa localidad cordobesa. Ceyal provee de agua potable a más de 3 mil usuarios, y mantiene una línea de créditos para los nuevos asociados

que quieran conectarse al servicio. Para vincular esta tarea con la comunidad, durante el año pasado recibieron visitas de alumnos de escuelas locales a la planta de procesamiento, donde se interiorizaron sobre el proceso de extracción y distribución del agua corriente. Otra de las prestaciones que brinda la institución –desde 1983– es el servicio de sepelios a más de 1.500 familias adheridas al sistema con una cuota social. También, a través de la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Provincia de Córdoba (Fecescor), de la cual Ceyal es miembro, se firmó un convenio con la Fundación Banco de Sangre de esa provincia, que les permite brindar a sus socios ese beneficio cuando requieren de una donación. Asimismo, presta el servicio de ambulancia a casi 3 mil asociados, gracias a un trabajo coordinado con el Ministerio de Salud de Córdoba. Un paraguas social para enfrentar posibles tormentas.III

CÓMO CONECTARSE

É Cooperativa Ceyal 03583-480000 ceyalcoop@ceyalcoop.com.ar


48-52 Cooperativismo.qxd

31/03/2010

17:03

PÆgina 51


48-52 Cooperativismo.qxd

31/03/2010

17:04

PÆgina 52


53-55 Junin de los Andes.qxd

31/03/2010

17:06

PÆgina 53

Medio ambiente III Programa de reciclado

Continúa en la página siguiente

X

Todos contra el

BASURAL

En Junín de los Andes, Neuquén, cuatro OSC lograron que vecinos, comerciantes y la municipalidad separen los residuos en origen. Instalaron contenedores en ocho puntos de la ciudad y dan trabajo a personas con discapacidad.

TERCER SECTOR EN NEUQUÉN TEXTOS IVÁN PÉREZ SARMENTI

L

as grandes acumulaciones de residuos y basura, conocidos como basurales a cielo abierto, abundan en suelo argentino y sus riesgos para la salud son evidentes cuando los microorganismos que ahí se producen vuelan con el viento y contaminan el aire, el suelo y el agua. En Junín de los Andes, Neuquén, cuatro organizaciones de la sociedad civil (OSC) decidieron cambiar la manera en que se tira la basura a través de un programa de reciclado que involucra a todos los actores de la comunidad, pero que además, da trabajo a personas con discapacidad.

“Junín no tira, recicla” es el nombre de la iniciativa liderada por el Taller Productivo Amulén, pero gestionada en conjunto con otras organizaciones de la zona: Fundación Cruzada Patagónica, Centro Joven y Unmay. El proyecto consiste en reorganizar el circuito de separación, reco-

lección, acopio, reciclado y venta de determinados residuos sólidos de la ciudad y así reducir las deposiciones en el basurero a cielo abierto. “Si bien ninguna de las organizaciones tiene como eje absoluto la cuestión medioambiental, todas estamos en Junín de los Andes y nos preocupa todo lo que pueda afectar el lugar donde vivimos”, afirmó Matías Dumais, director ejecutivo de Cruzada Patagónica. Pero más allá de la cuestión ecológica, la particularidad del proyecto radica en que trae arraigado un fuerte componente de inclusión: todo el trabajo de separación y clasificación lo realizan jóvenes y adultos con capacidades diferentes, quienes en-

53


53-55 Junin de los Andes.qxd

31/03/2010

17:06

PÆgina 54

Medio ambiente

Diez personas con discapacidad clasifican, separan y compactan el material recolectado.

54

contraron en esta tarea una salida laboral y la posibilidad de seguir activos luego de terminar la secundaria. Así, todas las instituciones aunaron conocimientos, trabajo y saberes para conseguir financiamiento, apoyo del municipio, de los comerciantes y empresarios, y de toda la comunidad. “Hicimos un proyecto y al comienzo Avina nos dio apoyo para levantar un galpón detrás de nuestra sede. Luego, construimos unos contenedores y empezamos con los grandes generadores de basura, que son los negocios y los supermercados. Pero la gente se fue enterando y empezó a traer sus residuos”, explicó María Rosa Teti, coordinadora del programa y alma mater de Amulén. Por eso, desde el año pasado también instalaron ocho puntos de recolección en la ciudad, ubicados en los lugares de mayor circulación: supermercados, escuelas, hosterías y la municipalidad. Allí juntan botellas y envases de plástico, papeles y cartones, latas, polietileno y radiografías. “Nos sorprendimos del interés que demostró la gente. Pero igual empezamos a hacer difusión en escuelas y radios para que las personas separen en origen y podamos potenciar nuestro trabajo”, sostuvo Teti. Mientras Dumais destacó el hecho de que “en los pueblos chicos es más fácil cambiar las cosas porque hay un concepto más preventivo que en las grandes ciudades”.

Gracias a un acuerdo con la comuna, un camión municipal se encarga de llevar todo lo recolectado a la sede de Amulén, en el Parque Industrial, donde diez personas con capacidades diferentes realizan to-

Las ganas de Pedro edro tiene 37 años y realiza tareas de separación de residuos y artesanías en la sede de Amulén, que en mapuche significa “marchando junto a otros”, aunque su sueño es elaborar pizzas y bizcochitos para vender a los vecinos. Luego de una infancia dura, trabajó durante 14 años en una panadería y luego en un supermercado. Cuenta que como prueba lo habían puesto a hacer galletas y cocinó tantas que no le entraban en las bolsas. Al preguntarle qué le había puesto, contestó “ganas” y lo contrataron. En 2006, estaba ayudando en una construcción cuando cayó desde dos metros de altura, se golpeó la cabeza y estuvo inconsciente durante un mes. Logró superar el accidente, pero quedó con secuelas importantes: tiene ataques que le provocan caídas y convulsiones sin señal previa. El hombre encontró una salida en Amulén pero sueña con volver a ejercer el trabajo de panadero, por eso en el taller quieren terminar de equipar la cocina para poner en marcha “la panadería de Pedro”.

P

do el trabajo de clasificación, separación y compactación de los materiales. También arman los fardos que luego venden a una acopiadora en Cipolletti, Río Negro. Ése es el primer paso de una cadena de revalorización de materiales que prosigue hacia Buenos Aires y termina en China como materia prima nuevamente. Por eso, este programa, que fue uno de los 12 ganadores del Concurso Eco-Compromiso 2009 del Banco Mundial, tiene como objetivo final transferir a la comuna de Junín de los Andes los conocimientos para que se implemente el reciclado como una política pública y lograr el cierre definitivo del basural a cielo abierto. Y la iniciativa ya generó cambios: en diciembre de 2009, la municipalidad, el gobierno provincial y la Secretaría de Turismo de la Nación firmaron un convenio por 18 millones de pesos para construir una planta de residuos sólidos urbanos.

“Si no hay conciencia de separar en origen, se terminará armando otro basural”, augura María Rosa Teti, de Amulén. Desde el Centro Joven, Susana González destacó que “hoy se podría reciclar un 70 por ciento de los residuos que se desechan, ya que sólo el 28 por ciento son desechos alimenticios. El resto son plásticos, cartones, maderas o textiles”. Y la coordinadora de Amulén agrega un condimento extra a la situación: “Si no hay conciencia de separar en origen, se termina armando otro basural ya que es imposible separar y clasificarlo todo”. Un problema que empieza por casa.III CÓMO CONECTARSE

É Taller Amulén 02972- 491265 talleramulen@hotmail.com www.centrojoven.org.ar


53-55 Junin de los Andes.qxd

31/03/2010

17:06

PÆgina 55


56-59 Ceguera.qxd

31/03/2010

17:10

PÆgina 56

Cultura III Dos experiencias de arte e integración social TEXTOS SILVIA MARCHANT

C

arlos se bajó del taxi. Subió los escalones. Entró al hall, donde la gente esperaba el comienzo de A ciegas con Luz, un espectáculo musical gourmet que transcurre en total oscuridad, en la sede del Centro Argentino de Teatro Ciego, ubicada en la zona porteña del Abasto. Carlos conoce el sitio de memoria y no tarda en entrar al salón donde minutos después comenzará la obra, en la que él toca el piano. La cena show busca brindar una salida laboral a las personas no videntes y aproximar a quienes pueden ver a la experiencia de cómo desenvolverse en un espacio sin luz. La entidad propone con sus obras a oscuras el desarrollo de la imaginación y de la creatividad por parte de los espectadores, para quienes los restantes sentidos se convierten en los protagonistas para poder apreciar el espectáculo. El piano se escucha en el hall, donde las personas esperan curiosas. De pronto las luces bajan su intensidad y en grupos de a cinco entran al recinto que está en completa oscuridad. Los pies tantean el piso a cada paso con miedo a tropezar o ¿a caer al vacío? Para su tranquilidad, son guiados por Gerardo, quien los acerca a los asientos y les posibilita acomodarse a la mesa. También les indica el menú que degustarán y la disposición de los alimentos. La gente murmura, hace preguntas y comienza a comer. Al finalizar la cena, Luz comienza a cantar. Su voz es clara, limpia, aguda y suave. Se la escucha cerca y luego, lejos. Es que ella camina entre las mesas en la totalidad oscura, sin que nadie la vea. “Duerme.. duerme.. duerme negrito…” su voz interpreta otro tema musi-

.

56

EL DESPERTAR Teatro Ciego y Audela Norte aproximan a quienes pueden ver al mundo de los que transitan la vida sin visión. Una obra de teatro, una cena show o una simple degustación en la oscuridad invitan a sentir y reflexionar desde otro lugar.


56-59 Ceguera.qxd

31/03/2010

17:10

PÆgina 57

Continúa en la página siguiente

X

mienza a dibujar una sala con sus personajes diferentes en cada una de las mentes de las 50 personas que presencian el espectáculo. La cantante invita al público a participar en una de las canciones. Y al finalizar la obra, ella enciende una pequeña vela que permite ver el espacio y verlos a ellos. Y la sorpresa es que la cantante, Luz Yacianci, puede ver. ¡Sí puede ver! Y, ¿cómo no se tropezó cuando hizo su show en la oscuridad?

“No concientizamos sobre la no videncia. Sí sobre la imaginación, que para nosotros es un sentido más”, afirma Gerardo Bentatti.

de los sentidos cal, y hasta parece que se hubiera dado un tiempo para cambiar de atuendo para presentar esta canción. Los temas se suceden, acompañadas por el pianista Carlos Cabrera. La voz emociona, al punto que una de las personas que está ubicada en la misma mesa que esta cronista comienza a llorar. Es una mujer. Pasada casi la primera media hora, la visión ya no importa tan-

to. Ya el tacto, el gusto, los oídos y el olfato se desperezan y permiten ver desde otro lugar. Surge la curiosidad, el deseo de identificar los aromas, los sabores y los sonidos. ¿Cómo será la cantante? ¿Cómo será la persona que toca el clarinete? ¿Y el pianista? ¿Y los mozos? ¿Cómo es el lugar? ¿Cómo están dispuestas las mesas? A través de esos interrogantes, la imaginación co-

Más tarde, ella dirá a Tercer Sector que tuvo que ensayar muchas veces en el lugar para poder reconocer ahora cada rincón con sus diferentes texturas. En el espectáculo participan personas videntes y no videntes. Graciela Pereyra toca el clarinete y además forma parte de la Banda Sinfónica de Ciegos. Ella cuenta que está en la obra desde sus inicios, hace un año y medio. “Fue de casualidad. Un amigo que está en la obra me dijo que necesitaban a alguien más para el espectáculo. Y decidí presentarme. Me encanta. Siento que tengo mucho para dar”, asegura Graciela. “El logro mayor es poder modificar a la gente en una hora y media. Creo que se va con muchos interrogantes y eso es interesante. La oscuridad es meditativa, es reflexiva. Desinhibe a la gente”, señala Gerardo Bentatti, productor general de 57


56-59 Ceguera.qxd

31/03/2010

17:11

PÆgina 58

Cultura III Dos experiencias de arte e integración social la entidad. Y aclara: “No concientizamos sobre la no videncia. Sí sobre la imaginación, que para nosotros es un sentido más”. Sobre todo, explica Martín Bondone, director general, buscamos un “fin social que es poder dar puestos de trabajo como consecuencia de la técnica (en total oscuridad) que usamos en las obras”. Gabriel Griro, uno de los ambientadores sonoros del espectáculo, se remonta a los tiempos en los que estrenaron La Isla Desierta, basada en una de las obras de Roberto Arlt. “Soy el más viejo en experiencia. Cuando fueron a la Biblioteca Argentina para Ciegos, donde yo trabajaba, con la propuesta de hacer teatro en la oscuridad quedé fascinado. Dije: esto es lo mío. En esto me tengo que meter. Si no hay lugar entro igual.” La técnica comenzó hace doce años, con una obra de teatro a oscuras en la que participaba Bentatti. Luego de dis-

tintas actividades y obras realizadas, en 2008, la propuesta se transformó en el Centro Argentino de Teatro Ciego. Este año, la entidad estrenará diversas obras que CÓMO CONECTARSE

É Centro Argentino de Teatro Ciego 6379-8596 info@teatrociego.com www.teatrociego.com É Audela 4732-3245 http://gallitociegomovil.blogspot.com/

se pueden consultar en el sitio web www.teatrociego.com. Y en el marco de la Escuela Argentina de Teatro Ciego dictará los talleres de olfato, tango, coro y teatro. La entidad recibió, en 2009, un reconocimiento especial de la Asociación de Cronistas de Espectáculos por su acción solidaria y eficaz en la inclusión de personas ciegas y videntes en las distintas obras teatrales que ofrece.III

Restaurante móvil y a oscuras udela Norte es una organización que nació hace diez años con la implementación del programa Levantando barreras cuyo fin es trabajar con alumnos de primaria y secundaria sobre la concientización de la discapacidad. En ese marco, la OSC lleva a cabo actividades, dictadas por personas con discapacidad que reciben una remuneración por su desempeño, durante una semana en los establecimientos educativos que lo soliciten. Por año, capacita a 2.500 estudiantes. Pero, especialmente en la temática de la no videncia, creó Gallito Ciego, un restaurante que funcionó durante dos años en el Instituto Nacional para Ciegos Román Rosell donde los alumnos que participaban del Levantando Barreras eran invitados a degustar comidas elaboradas por las personas no videntes que vivían en el instituto. Sin embargo, la iniciativa dejó de funcionar en 2004. Este año, la OSC se propone crear el Gallito Ciego Móvil, que consiste en un restaurante montado en un ómnibus, adonde recibirán a grupos de personas a comer totalmente a oscuras. La elaboración de la comida y la atención del salón estarán a cargo de personas con ceguera, bajo la supervisión de un chef vidente.

A

58

Para eso, la directora de Audela, Mónica Espina, asegura que disponen de un micro de 14 metros de largo donde será emplazado el restaurante con cocina y salón de comidas. “Además tendrá un techo abierto para poder ventilar el lugar. La idea es que el ómnibus visite las escuelas y los alumnos vivan la experiencia. El diseño fue realizado por docentes de la Escuela ORT, quienes también capacitarán a los no videntes que participen de esta propuesta”, resalta Espina. Se trata de un proyecto de capacitación y de inserción laboral dirigido a personas ciegas, y de una herramienta de concientización y sensibilización social hacia la problemática de la integración social de personas con discapacidad visual. También busca incidir sobre las prácticas de la sociedad con el fin de fomentar la integración sociolaboral y la autonomía de quienes tienen visión reducida. Las personas ciegas que participen del programa serán capacitadas en distintas instituciones que trabajan en red con Audela.Y es que como reflexiona Espina: “Es importante que tengan la posibilidad de posicionarse de manera diferente en la sociedad”.


56-59 Ceguera.qxd

31/03/2010

17:11

PÆgina 59


60-65 Derechos humanos + Juana.qxd

31/03/2010

17:15

PÆgina 60


60-65 Derechos humanos + Juana.qxd

31/03/2010

17:15

PÆgina 61

Derechos humanos III Foro contra la violencia

Continúa en la página siguiente

X

Unidos por las víctimas Organizaciones sociales que reclaman justicia ante crímenes y delitos sexuales sufridos por algún ser querido, se agruparon para asesorar y contener a sus pares, trabajar en la prevención y promover políticas públicas.

TEXTOS CRISTINA PÉREZ

E

l dolor por la pérdida o el abuso de sus hijos, hermanos o seres queridos los igualó. Son familiares de víctimas a los que los une el trajinado y sinuoso camino judicial y la lucha por que se haga justicia.Y, ahora, un objetivo común los impulsa a cambiar ese territorio de impunidades que tanto conocen. Para ello crearon el Foro Comunitario por los Derechos de la Víctima (Focodevi), integrado por una veintena de organizaciones y familiares, cuya presentación tuvo lugar a fines de 2009, y que tiene como eje asesorar y contener a sus pares, trabajar en la prevención de más muertes evitables y promover políticas públicas y modificacio-

nes jurídicas que garanticen los derechos de quienes han sufrido delitos contra la vida o la integridad sexual. “Decidimos juntarnos con el fin de vencer las dificultades para acceder a la Justicia, porque nos dimos cuenta de que uniéndonos podíamos potenciar la búsqueda de nuestros objetivos a través del diálogo político con un Estado al que le convenía tenernos separados”. Con estas palabras, Oscar Castellucci, vicepresidente de Focodevi y padre de Martín, el joven de 20 años que en 2006 murió en la puerta de un boliche de Lanús tras recibir una golpiza de un patovica, sintetiza el espíritu del primer espacio común de OSC y familias que sufrieron delitos de distinta índole (asesinatos, gatillo fácil, accidentes de tránsito, violaciones).

Otro de los impulsores del Foro es Walter Miralles, cuyo hijo, Santiago, fue asesinado y arrojado a una cámara séptica, en la localidad de Canning. “En principio cada uno conformó alguna ONG pero vimos que esto no era suficiente. Por eso, desde el año pasado, comenzamos a suscribir la idea de un espacio conjunto. Unidos para garantizar justicia por las víctimas. Los casos son distintos pero el reclamo es el mismo”, explica. A poco de la muerte de Santiago, Miralles comenzó la carrera de derecho y hace algunos meses logró su título en la Universidad de Morón. A fuerza de dolor, aprendió en su propia práctica, la que lo llevó una y mil veces a revisar expedientes, apelaciones, entrevistarse con funcionarios judiciales. Se especializa en esta “rama

61


60-65 Derechos humanos + Juana.qxd

31/03/2010

17:16

PÆgina 62

Derechos humanos muy nueva” del Derecho que asiste a las víctimas y que, sin elegirlo, la mayoría de los miembros conocen al dedillo, más aún sus reveses.

Más derechos

62

Demora en el tratamiento de las causas, juicios orales que casi nada tienen de públicos por la incapacidad física de las salas en que se desarrollan, prejuicios, información en código judicial que resulta tantas veces inaccesible para los que comienzan la búsqueda de la verdad y la condena. Estos son sólo algunos de los “maltratos” a los que los familiares se ven sometidos sin distinción de causa y que desde Focodevi buscan superar. “La víctima tiene derechos, muchos están establecidos y no se cumplen y hay otros que se deben modificar e introducir”, coinciden. Y, justamente, en estos dos últimos puntos recaen los mayores reclamos: Fortalecer la figura del querellante y lograr el patrocinio gratuito por parte del Estado para quienes no tengan recursos, dos ejes centrales del Foro. “De esta forma se pone en igualdad de condiciones al imputado y la víctima ante el proceso legal. Nosotros respetamos los derechos de los imputados porque nos parece un logro de la legislación vigente y estamos de acuerdo en que se deben mantener, pero del otro lado del mostrador queremos ponernos en pie de igualdad”, argumenta Castelluci. Otros de los planteos son que las causas no prescriban e instrumentar campañas de difusión de derechos. Para lograrlo apuestan a que esta plataforma colectiva redunde en una mayor capacidad de diálogo con el Estado. Para ellos el diálogo “es prioritario porque es el Estado el que tiene la responsabilidad esencial de la reparación del daño que sufrimos y, por otro lado, es el lugar desde el que se puede modificar todo lo que consideramos que hay que cambiar”. Según Focodevi, en los últimos años se verificó una evolución positiva desde lo institucional y en esa ascendente enumeran la conformación de espacios específicos para abordar estas proble-

Codo a codo l Consejo Directivo de Focodevi lo preside Rosa García, de la Asociación de víctimas de la impunidad sin esclarecer, y cuenta con un Consejo Honorario formado por Adolfo Pérez Esquivel (Servicio de Paz y Justicia), Tati Almeida (Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora), el rabino Daniel Goldman, el padre Luis Farinello, el presbítero Eduardo de la Serna, la hermana Martha Pelloni, Juan Carr (Red Solidaria), el músico Víctor Heredia y el actor Juan Palomino.

E

“La víctima tiene derechos, muchos están establecidos y no se cumplen y hay otros que se deben modificar e introducir.” máticas, como el Programa Nacional Anti-Impunidad o el Centro de Protección a la Víctima de la provincia de Buenos Aires. “No obstante, hay que marcar muy bien las diferencias entre lo comunitario y Estado para garantizar

CÓMO CONECTARSE

É Focodevi 15 4437-5661 info@focodevi.org Piedras 730 (Jueves, de 16 a 18.30)

un diálogo político. Una cosa es que aportemos nuestra mirada y experiencia y otra muy distinta es que hagamos cosas que le corresponden al Estado o que busquen tercerizar sus obligaciones a través de nuestras organizaciones”, aclara Castellucci.

Círculo vicioso Las estadísticas en materia de impunidad son nulas pero los propios miembros del Foro son una clara referencia de lo que pasa –o mejor dicho, de lo que no pasa– en los estrados judiciales: ninguno consiguió que la sentencia quede firme. En el mejor de los casos, se conoció la sentencia del juicio público, pero la gran mayoría sigue enfrentando escollos institucionales mientras que varios otros vieron cómo sus causas prescribían junto a la posibilidad de cerrar esa herida que marcó sus vidas para siempre. “La mejor prevención es la falta de impunidad. En la medida en que haya impunidad el círculo se repite”, marca Raúl Burgamen, papá de Leandro, uno de los 17 jóvenes muertos tras el incendio en un boliche, en la zona norte del Gran Buenos Aires. “Keyvis; Diciembre del ’93; 17 muertos. No hubo juicio, no hubo sanción. Cinco años después, Cromañón; 194 muertos”, sentencia sereno y contundente. Y Gustavo Mellman, papá de Natalia, la chica de 15 años a la que violaron y asesinaron en Miramar en febrero de 2001, agrega: “La Justicia va más allá de dictar una pena porque es quien le dice a la sociedad lo que se puede hacer y lo que no. Obviamente que a nivel personal condenar al responsable de la muerte de nuestros hijos es importante, pero hay otra construcción acerca de la Justicia de la que también somos parte como conjunto social”. Como dice Mónica Cortines –de la red contra el abuso infantil S.O.S Niños en Riesgo–, para finalizar: “Nosotros ya tenemos nuestros hijos abusados, muertos o asesinados, pero la idea es tener un poder colectivo que sirva para modificar aquello que hay que modificar y así evitar que haya nuevas víctimas”.III


60-65 Derechos humanos + Juana.qxd

31/03/2010

17:16

PÆgina 63


60-65 Derechos humanos + Juana.qxd

31/03/2010

17:16

PÆgina 64


60-65 Derechos humanos + Juana.qxd

31/03/2010

17:17

PÆgina 65

Niñez III Muñecos inclusivos

A imagen y semejanza El Mundo de Juana es el nombre de una línea de juguetes que promueve la diversidad y el cuidado del medio ambiente, sin estereotipos y bajo pautas de comercio justo. TEXTO ESTEBAN VERA

A

lcanza con observar una góndola de cualquier juguetería para advertir cómo reina entre los juguetes la joven esbelta de curvas impecables y cabellos dorados. La misma que impone estereotipos a las chicas de hoy y mujeres del mañana. Consciente de esta creación de estereotipos, Ana Correa (41), mamá de una nena de 2 y de otro de 5, decidió hacer algo para ampliar las opciones de juego de sus hijos desde modelos de personas más cercanos a su realidad. “Un día llevé a mi hijo al jardín y me horrorizó ver que las nenas no querían jugar con muñecas morochas y de rulos, porque las consideraban feas. Entonces, cuando mi hija nació, comencé a preguntarme con qué iba a jugar ella.” En rechazo a la posibilidad de que la muñeca más famosa llegara a su casa, Ana investigó sobre el tema y halló lo que temía: “Estudios que avalan que esos juguetes fomentan la discriminación en los niños”. “Si bien en los dibujos animados y en la literatura se promueve la tolerancia hacia el otro y otros modelos de belleza, todavía en los juguetes para nenas eso no pasa”, comentó la mujer. Ella compartió sus inquietudes con la madre de un compañero de jardín de su hijo y junto con ella y con una diseñadora emprendieron un proyecto para confeccionar muñecos que fomenten nuevos arquetipos de personalidad y belleza que hagan a las nenas más libres. Así nació El Mundo de Juana, una serie de muñecos de trapo que también promueve la diversidad y la concientización hacia la preservación del medio ambiente. “Creemos en el juego como una forma de expresión y de arte. Es el momento en el que se co-

mienzan a compartir y a intercambiar miradas”, consideró Ana. Cada monigote tiene una personalidad y rasgos físicos que lo diferencian. “La idea es desmitificar a Barbie con su imagen de perfección y mostrar que los muñecos para chicos pueden ser morochos o gorditos”, explicó. Y las creaciones que dieron a luz son Juana, una nena curiosa que lee libros de Mafalda; su mamá –Carola–, de piel morena, moderna, de esas que traba-

un chico colorado de anteojos y muy tímido a quien le gustan las computadoras y hacer cuentas, y Mía, una pequeña con algunos kilos de más amante de los dulces y las pinturas de Antonio Berni y Joan Miró. Las ideólogas de El Mundo de Juana –muñecos confeccionados con algodón y lana por artesanos y bajo los lineamientos del comercio justo– tienen planificado acompañar a los muñecos con contenidos audiovisuales,

jan y además se dedican a la familia; Francisco –su papá–, un fanático del fútbol que escucha rock y cocina; Lupe, una morena que se preocupa por el medio ambiente e hija de un matrimonio anterior de la mamá, y un perro, de nombre Ulises. “Son una familia ensamblada”, resaltó la creadora de Juana. También están sus amigos Miguel,

como instructivos de cómo plantar un árbol. Pero eso no es todo, las repercusiones de Juana podrían traspasar el plano local. Ocurre que las hacedoras del emprendimiento –que contó con el asesoramiento y auspicio de la Asociación Internacional por el Derecho a Jugar (IPA, por sus siglas en inglés)–, recibieron, con vistas al próximo mundial de fútbol, una propuesta de una OSC de Sudáfrica para fabricar muñecos negros con la camiseta de la Selección argentina. Otro aporte al espejo sin distorsiones de la realidad.III

CÓMO CONECTARSE

É El Mundo de Juana 154149-0460 www.elmundodejuana.com.ar

65


66-68 Camino al andar.qxd

31/03/2010

17:18

PÆgina 66

Camino al andar III Pablo Ordóñez

Continúa en la página siguiente

X

El organizador COMUNITARIO Emprendedor, líder y docente, impulsó una escuela para adultos en uno de los barrios más empobrecidos de Mendoza. También allí gestó una empresa social que procura el mayor beneficio para los productores. TERCER SECTOR EN MENDOZA TEXTO PABLO ICARDI

H

ay una utopía que recorre la vida de Pablo Ordóñez. “Hay que moverle la aguja a la pobreza en Mendoza”, repite. La idea estuvo y está presente desde que comenzó a trabajar en los grupos de la Iglesia cuando era adolescente, mientras gestó y dirigió la escuela para adultos en el barrio San Martín y ahora, como referente de El Arca, una empresa de gestión social que logró mantenerse luego de casi 10 años de generar emprendimientos productivos. El camino no es sencillo, y aunque asegura que “vamos perdiendo por goleada con la realidad”, en Mendoza demostró que se puede pensar una sociedad desde otra lógica. De hecho, la experiencia se reproduce en otros

lugares del país y de América latina. El camino de esa utopía comenzó cuando Pablo era adolescente. Como integrante de los grupos juveniles de la Iglesia conoció al cura Macuca (José María) Llorens, un hombre que le cambió la forma de encarar la vida. “Lo que me marcó de él fue la coherencia, el hecho del decir y el hacer. Él siempre decía ‘primero la casa de los hombres, después la casa de Dios’, y eso era revolucionario para ese momento”, explica. Llorens fue

“En el barrio se ve la solidaridad de verdad y allí aprendí lo que es el trabajo comunitario en serio.”

parte de un movimiento comunitario que sacó adelante al barrio San Martín, una zona marginada de Mendoza. El lugar fue un basurero y marcado como zona roja. Pablo se sumó a ese grupo para trabajar con jóvenes y terminó, sin pensarlo, transformándose en una pieza clave para el progreso del barrio. “Cuando llegué me dijo, el barrio tiene los brazos abiertos para recibirte y también tiene una pata así de grande para sacarte si no sos coherente”, recuerda de sus primeros encuentros con el sacerdote. “Es un lugar de mucha marginación, ahí pude ser consciente de lo que significaba para muchos jóvenes quedar marcado sólo por el lugar de donde sos. Pero ahí se ve la solidaridad de verdad y aprendí lo que es el trabajo comunitario en serio”, afirma.

Una escuela para el barrio

66

Desde ese espacio surgió la Junta Comunitaria de la Zona Oeste, una forma de gestionar que rompe con los esquemas tradicionales. “Se reunían instituciones de todo tipo y también los vecinos. Se planteaban los temas, las necesidades y se trataba de organizarse para solucionarlos. No había presidentes ni autoridades, entonces no había forma de cooptar a nadie”, rememora. Desde la Junta surgió la iniciativa de generar una escuela para los adultos del lugar, pues la educación era una de las necesidades más urgentes. Pero no fue una escuela tradicional. La idea era construir un proyecto que respondiera a las necesidades de los alumnos. “No se trata-


66-68 Camino al andar.qxd

31/03/2010

17:19

PÆgina 67

Camino al andar en el que productores y consumidores agregan un plus al comercio que no tiene tanto que ver con los valores económicos. “Es una empresa de gestión social, que en lugar de acumular los beneficios, los reparte y procura el mayor beneficio para el productor. El Arca ha mejorado las condiciones de muchas personas, y no sólo desde lo económico, sino también desde lo social, laboral, familiar y comunitario. El desafío es crear una nueva forma de institucionalidad, una manera de juntarse con otros y desde ahí accionar políticamente”, se ilusiona.

Ser emprendedor

Entre los emprendimientos impulsados por El Arca se destacan un taller textil y otro de producción de salsas.

ba de un proyecto convencional, incluso se pidió que los docentes pudieran ser propuestos por la comunidad. No había edificio, pero se hizo igual en un espacio de la parroquia. Muchos colaboramos, pero no nos imaginamos trabajando dentro”, asegura. A Pablo, con 26 años, no sólo le tocó formar parte del Centro Educativo de Nivel Secundario (Cens) que finalmente fue inaugurado en 1991, sino que fue designado director. “Era una locura, pero al final estuve 13 años como director. La personalización que teníamos con los alumnos ayudó mucho. En la escuela se resolvieron muchos conflictos de la comunidad. El establecimiento tenía las puertas abiertas, con un trato de igual a igual. Nos mirábamos la cara entre todos. En los momentos más complicados del barrio algunos no podían creer que en la escuela no pasara nada, había mucho respeto”, subraya.

La pata productiva Aunque el proyecto educativo había hecho crecer a la comunidad, en el grupo se daban cuenta de que para transformar la realidad de las familias faltaba algo: la pata productiva. Como si fuera poco, era el 2001 y comenzaba a explotar una de las peores crisis económicas y sociales del país. “Veíamos que lo de la escuela era bueno,

“El desafío es crear una nueva forma de institucionalidad, una nueva manera de juntarse con otros y desde ahí accionar políticamente.”

que habíamos avanzado, pero que perdíamos por goleada respecto de la situación social. En el año 2000 teníamos alrededor de dos muertos por mes, en su gran mayoría adolescentes y jóvenes; teníamos el 40 por ciento de desocupación. El pedido en ese momento era muy claro: metámonos con lo económico y productivo. Esa fue toda una historia. Hoy es más frecuente, pero en ese momento, economía era una palabra que usaban muy pocos”, asevera. Así comenzó a gestarse lo que hoy se conoce como El Arca, un sistema CÓMO CONECTARSE

É El Arca coordinacion@elarcamendoza.com.ar

Como si fuera poco, Pablo tiene una vida personal que debe hacer compatible con el rol social que eligió ejercer. Tiene 44 años, está casado con Andrea y tienen tres hijos. De hecho, crear las condiciones para que esos dos mundos convivan siempre fue parte de su historia. “La tarea social exige un gran equilibrio, saber que no son decisiones personales, sino de familia. Si a un emprendedor social esto lo lleva a renunciar a la lógica familiar, a los hijos, hay un contrasentido en lo que uno hace”, confía. Por las dudas, Pablo tiene como testigo de la charla a su compañera de vida, quien no deja de mostrar orgullo por lo que juntos construyen. Y es que ella comparte la definición que da su pareja sobre el rol del emprendedor social: “Es aquél que ve algo que puede ser una oportunidad para quienes menos tienen y que de manera tozuda lucha para crear el escenario para que eso ocurra”. Si bien Pablo Ordóñez es uno de los principales referentes del tercer sector en Mendoza, está lejos de idealizar a las organizaciones y es autocrítico. Además tiene en claro que el trabajo aislado no sirve de nada. “Para lograr cambios no alcanza con las OSC. El tercer sector solo no sirve de nada. Yo creo en la comunidad organizada. La capacidad de carga no nos da para hacer esto solos. La estructura de organización social tiene muchas limitaciones para transformar, por eso, hay que crear nuevas formas de organización”, evalúa mientras traza los siguientes pasos en el camino de su utopía.III

67


66-68 Camino al andar.qxd

31/03/2010

17:19

PÆgina 68


69-73 Haiti.qxd

31/03/2010

17:21

PÆgina 69

Internacional III La ayuda humanitaria en Haití

Continúa en la página siguiente

X

La vida después

del horror

Luego del sismo que azotó la isla del caribe, decenas de OSC desplegaron su ayuda. Cómo fue el trabajo en la emergencia y cuáles son los desafíos para la reconstrucción de un país devastado y sumido en la pobreza. TERCER SECTOR EN HAITÍ TEXTO ALFREDO VES LOSADA

P

rimero fue un eco, como una explosión seca, imprecisable. Luego la tierra se partió y empezó a sacudirse contra la física. En cuanto se detuvo, todo Puerto Príncipe se cubrió con una nube anaranjada de polvo en suspensión.Y luego vinieron los gritos: gritos secos, sin dueño, alaridos y llantos de todos lados, gritos desesperados, de espanto y de muerte. Desde aquel 12 de enero en que el suelo haitiano crujió por el terremoto de 7.2 grados Richter, el país más pobre del continente vive para superar la catástrofe. Aquel martes de enero demasiado famoso, el mundo entero posó su vista en esta tierra pobre y castigada. Pocas horas después, se desató un flujo incesante de médicos, voluntarios, alimentos, suministros y militares hacia el lu-

gar de la tragedia. “Fue una anarquía, una saludable anarquía”, definió Edmond Mulet, hombre fuerte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aquí, en referencia al caudal de ayuda humanitaria y de contingentes que arribaron en medio del caos y la desorganización. El hecho de que el planeta se interesara por este suelo olvidado era un primer paso apreciable. Pero con el correr de los días, aquella anarquía dejó de ser saludable y en muchas esquinas fue la hora del machete: los enfrentamientos entre civiles por conseguir algo de toda la ayuda humanitaria que se intentaba repartir ganaron las tapas de los medios internacionales. La primera semana posterior al terremoto fue, como no podía ser de otro modo en un país pobrísimo y ahora además destruido, de caos total. Esto obligó a los organismos internacionales

presentes en el terreno (Organización Panamericana de la Salud, Unicef y tantos otros) a buscar una articulación con los restos del gobierno de René Preval, y con las organizaciones no gubernamentales que arribaron a la zona y las muchas que ya realizaban trabajos en Haití. Esa articulación no fue sencilla, ya que, según Naciones Unidas, existen unas 10 mil OSC trabajando en el país. Y la magnitud de la tragedia, la inaccesibilidad de muchos lugares, las cifras monstruosas de víctimas (más de 220 mil muertos) y la falta de comunicaciones sólo hizo más complejo ese trabajo. Pero la relativa calma alcanzada con el paso de los días aportó una mínima cuota de optimismo.

Sin fronteras “Por la mañana estuvimos en una zona destrozada, sacando cuerpos de

69


69-73 Haiti.qxd

31/03/2010

17:21

PÆgina 70

Internacional entre los escombros: parece un trabajo sin final”, comentaba Damián Soriano García, integrante de la organización española Bomberos Sin Fronteras, que envió un equipo de rescate a las 48 horas del sismo y que un mes después seguía prestando ayuda en el lugar. Tanto él como sus compañeros discutían en el predio de la ONU ubicado junto al Aeropuerto de la capital haitiana, sobre las responsabilidades de ese organismo en las fallas de coordinación de las tareas de rescate. Desde Naciones Unidas argumentaban que no pueden con todo y que el terreno es inabarcable: la propia sede de la ONU quedó reducida a escombros. El debate, uno de tantos en los campamentos de la ONU, refleja la complejidad del trabajo por hacer en Haití, donde las réplicas que continuaron hasta fines de febrero y la amenaza del comienzo de la temporada de lluvias acortan los plazos de modo inapelable. “En nuestro caso, con el puerto destruido, un aeropuerto muy limitado en su funcionamiento y saturado, y las carreteras deterioradas, hemos optado por crear una base de apoyo logístico en la capital de República Dominicana. De esta forma podremos facilitar el abastecimiento a los equipos presentes en el país haitiano”, graficó Luca Beltrame, de Médicos del Mundo. Otro de los puntos cruciales, además de la coordinación de las tareas de rescate, fue la organización de los sistemas de distribución de la ayuda humanitaria. Luego del fracaso rotundo de iniciativas particulares, como las de algunas OSC que quisieron repartir alimentos en esquinas elegidas al azar y desataron graves incidentes, se estableció un mecanismo que involucra a todas las partes intervinientes en Haití: la ONU,

“En la distribución –señala Björn Shcranz, de Acted– colabora gente que perdió su casa y que vive en el Estadio; trabajan por 4 dólares por día.” a través del World Food Program y de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha), comenzó a canalizar los alimentos y los suministros para la población; los Cascos Azules que integran la misión de estabilización de Naciones Unidas presente en Haití desde 2004 y los Cascos Blancos prestan asistencia logística y seguridad a los convoyes que salen a hacer las distribuciones durante la madrugada, y en 14 puntos dispuestos en la ciudad, los civiles ingresan con un

Los números del desastre 217.000 personas perdieron la vida tras el terremoto en Haití. 300.000 resultaron lesionadas. 4.000 son las amputaciones realizadas hasta mediados de marzo. 500.000 son las personas que debieron ser refugiadas en otras zonas. 1.440 millones de dólares son requeridos para cubrir las necesidades humanitarias. 134 millones de dólares se necesitan para cubrir las necesidades sanitarias este año. 70

Fuente: Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).

vale previamente repartido por OSC que conocen el terreno. En el Estadio Nacional, por ejemplo, la ceremonia del reparto comienza a las 4.30 de la mañana. En la noche cerrada haitiana, miles de ciudadanos esperan a que se abran las puertas para obtener una de las bolsas de 50 kilos de arroz que se entregan a diario. Hay un eslabón clave que permitió ordenar este procedimiento: las OSC reparten los vales por la comida sólo a las mujeres. Así, las bellísimas haitianas cargan sobre sus cabezas sacos más pesados que ellas. Y lo hacen sin dejar de reír un minuto. “Aquí vienen 3 mil representantes de familias por día, es decir que son unos 15 mil beneficiarios”, explica en el lugar Björn Shcranz, un voluntario de la OSC suiza Acted (Agencia de Ayuda a la Cooperación Técnica y el Desarrollo), organización que inició sus trabajos en Afganistán en 1993 y está presente en Haití desde 2004. “En la distribución –señala Shcranz– colabora gente que perdió su casa y que vive en el Estadio; trabajan por 4 dólares por día. Nosotros pasamos por los barrios con un representante del gobierno central y entramos en contacto con los representantes de la comunidad que luego distribuyen los cupones.”

Ayuda constructiva Otro de los temas cruciales luego del sismo fue el debate por la ruidosa intervención estadounidense, que movilizó casi 20 mil marines.Y en ese tema se


69-73 Haiti.qxd

31/03/2010

17:21

PÆgina 71


69-73 Haiti.qxd

31/03/2010

17:22

PÆgina 72

Internacional sumergieron las OSC haitianas que trabajan en apoyo a áreas rurales y urbanas, asociaciones campesinas y feministas, que expresaron su “indignación”

por este hecho. Las organizaciones pidieron que se envíe un tipo de “ayuda constructiva”. Además, entidades como Plataforma Haitiana por un Desarrollo

OPINIÓN

Dos países, dos sismos POR LUIS PAIZ BEKKER ✱

El terremoto de Chile no debe hacer olvidar al de Haití. Son dos casos distintos y complejos, pero en Haití la fase que está comenzando ahora es tan crítica como la de los primeros días, mientras que en Chile los avances son mucho más rápidos. Antes del 12 de enero Haití no tenía una memoria histórica sobre terremotos, distinto de lo que sucede con fenómenos más usuales como huracanes. Por eso hubo una primera etapa crítica en la que nos enfocamos en salvar vidas: tratando fracturas, aplastamientos, amputaciones. Realizamos 3.000 intervenciones quirúrgicas y atendimos a más de 18 mil pacientes. Una segunda fase, la actual, es la de cuidados posoperatorios, que tiene que ver con infecciones, prótesis, cirugías correctivas, y que busca liberar hospitales porque llegan nuevos casos. A esto se suma la llegada de la temporada de lluvias, y por eso estamos repartiendo carpas, agua e insumos de saneamiento. Esta posemergencia, en Haití no será menor a dos años.Y lo que nos preocupa es que de las 400 OSC trabajando allí el tema de salud crítica, sólo quedarán 17 en pocas semanas. El caso chileno es muy distinto. Hubo una primera fase exploratoria, de evaluación de daños, que buscaba salvar vidas. Y una segunda, que tiene que ver con intervenciones muy puntuales: distribución rápida de ayuda, coordinación con autoridades chilenas. Nosotros brindamos asistencia médica, envío de equipo médico estéril y atención psicológica. Y estimamos que nuestra intervención allí no superará los seis meses. Los desafíos son diferentes en cada caso: en Haití hubo que comenzar de cero, y nos sirvieron mucho nuestros 19 años de presencia allí, mientras que Chile tiene toda una tradición en emergencias. Uno es un país estructuralmente desarrollado, estructurado, con inserción en el mercado, y tiene una coordinación elaborada, con organismos, educación y simulacros adecuados, donde una alerta acciona mecanismos concretos. Y Haití era y sigue siendo un país devastado, sin capacidad de dar respuesta. Por eso es fundamental que los medios y la gente no dejen de hablar de Haití, porque allí el asunto recién comienza. ✱ Responsable de Médicos Sin Frontera en Argentina.

72

Alternativo y el Programa Alternativo de Justicia, solicitaron que se organicen “brigadas internacionalistas de solidaridad” que trabajen en causas como “la lucha por una reforma agraria y de la propiedad de la tierra urbana integrada”. El trabajo en zonas rurales será crucial mientras miles de personas permanezcan desplazadas de los centros urbanos, especialmente por las lluvias que se esperan desde abril. Oxfam Internacional ha advertido sobre la amenaza de epidemias ante este

hecho, e instaló letrinas en 11 lugares claves de Puerto Príncipe para combatir los casos de diarrea. Además, los equipos de Promoción de la Salud Pública de la organización están trabajando con las comunidades locales con el fin de reducir los riesgos de enfermedades por medio de programas de retiro de basuras y campañas de sensibilización. Cada organización hace lo que puede, como puede. Muchas articulan entre ellas o están coordinadas con el gobierno o las agencias de la ONU. Pero todas coinciden en que el trabajo en Haití recién empieza.III


69-73 Haiti.qxd

31/03/2010

17:22

PÆgina 73


74-75 Piuquen.qxd

31/03/2010

17:23

PÆgina 74

Sociedad III Nuevo asentamiento en Longchamps

Con el corazón EN LA TIERRA La falta de un techo propio llevó a más de 500 familias a ocupar un predio en Almirante Brown, donde construyeron un barrio. La Asociación Piuquén colabora con ellos para urbanizar el lugar y regularizar la tenencia de los terrenos. TEXTOS ESTEBAN VERA

M

74

eses atrás, eran unas 27 hectáreas olvidadas, un gran descampado de basurales y pastizales altos. Pero desde hace diez meses más de 520 familias pasan los días y las noches en ese inmenso predio tomado en la localidad de Longchamps, partido de Almirante Brown, al sur del Gran Buenos Aires, que los vecinos llaman barrio 14 de Febrero, fecha que hace referencia al día que la mayoría llegó a estas tierras. Familias enteras, con niños pequeños, habitan refugios precarios construidos con tablones de maderas, chapas, lonas, sobre la tierra del asentamiento. Allí la Asociación Civil Soy Piuquén, una organización de base, se transformó en la columna vertebral del barrio, con el propósito de conseguir un hogar digno para esas familias y urbanizar el predio. La entidad llegó al asentamiento tres días después de la ocupación, cuando unas 20 familias habían colonizado una franja del descampado y resistían a un regimiento de la policía bonaerense. Allí, la entidad instaló un tinglado de chapas, que se convirtió en el corazón del asentamiento (justamente, Piuquén significa en lengua mapuche “corazón” o “el meollo de la cuestión”). Tras resistir el desalojo, comenzó un proceso de construcción apoyándose en la organización. Por lo pronto, una estudiante de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la UBA ayudó a las familias a trazar las manzanas y caminos en el predio. Así,

confeccionaron un plano, que contempla la asignación de tierras y el nombre de las arterias (una lleva el nombre Agustín Ramírez, en reconocimiento al joven asesinado por la policía en los ’80 por encabezar tomas de tierras en el sur del conurbano). “Con las familias trabajamos en el objetivo de urbanizar el barrio”, explicó Nora Pereyra, coordinadora de Piuquén. Mediante elecciones vecinales, las familias votaron delegados que participan en las asambleas donde se busca consensuar soluciones a las carencias del lugar. Juan, uno de los delegados, comentó que uno de los tantos proble-

Un galpón cultural unos cien metros del tinglado de chapas de Piuquén funciona el Centro Cultural por la Igualdad de la Asociación Civil El Galpón Cultural. Allí, la entidad lleva adelante talleres culturales y de oficios para los pibes del barrio. Para continuar con el trabajo, convoca a educadores sociales para talleres de alfabetización primaria y secundaria, murga, periodismo y pintura, entre otros. galponcultural@yahoo.com.ar

A

mas que necesitan respuestas es el asfalto de la zona para permitir el paso de colectivos. “Es jodido salir de acá para ir trabajar, al hospital, a la escuela, más cuando llueve, ya que tampoco los remiseros quieren acercarse, aunque uno haya logrado que le den un código en la remisería”, contó el muchacho que lamenta las dificultades para regresar del trabajo.

Acceder a un hogar La pelea por la tierra enfrenta a quienes han hecho posesión de las hectáreas que antes no le interesaban a nadie. Según los vecinos, el extenso predio –ubicado a unas 15 cuadras de la estación Longchamps del ferrocarril Roca– estaba abandonado desde hace más de 40 años. Sin embargo, tras la toma fueron denunciados por el propietario. “El objetivo es conseguir que las familias tengan acceso a la tierra, que puedan regularizar la tenencia del predio”, explicó Pereyra. Hace diez meses que sobreviven en casillas precarias que construyeron en el asentamiento. Al principio, la preocupación era el acceso a la tierra, pero se extendió a buscar soluciones a los problemas de salud, a la educación, y a otros servicios básicos, como la luz y el agua potable. A ellos, se suman los constantes pedidos de terrenos para levantar casas. Rita es mamá de cuatro pequeños y está a cargo de su madre. Vive en Solano, partido de Quilmes, en una pieza que alquila, con un subsidio. Ella es una de las decenas de personas que anhelan un pedazo de terreno y están anotadas en la lista de espera


74-75 Piuquen.qxd

31/03/2010

17:23

PÆgina 75

del barrio. “Me queda a contramano venir acá, tres colectivos tengo que tomar y me cuesta muchísimo por la plata que gasto en los boletos, pero necesito un terreno para construir mi casa antes de quedar en la calle”, contó la mujer, que acusa mucho más que 40 años y la piel curtida por el sol. Allí, viven alrededor de 700 pibes, la mayoría pequeños, en situación de

familias aprendan a gestionar trámites para regularizar su situación catastral. Mientras, a tres cuadras del 14 de Febrero, en el local de la organización, ubicado en la calle Espora al 6400, se llevan a cabo las asambleas de la Comisión Organizadora del Barrio, con los delegados. Junto a ellos, la OSC relevó los problemas de las familias, que luego son tratados en las reunio-

“El objetivo es conseguir que las familias tengan acceso a la tierra, que puedan regularizar la tenencia del predio”, explicó Nora Pereyra, coordinadora de Piuquén. riesgo social. Muchos no van a la escuela. La organización reclama que es “necesaria la presencia del Estado ante muchos de los problemas detectados con la niñez, como abusos infantiles, desnutrición o violencia familiar”.

Las necesidades En varias casillas, la agrupación brinda talleres de electricidad, porcelana fría, gestión de trámites judiciales y municipales y repostería. “La idea es que ellos mismos puedan organizarse sin que nadie les diga cómo hacerlo y qué hacer”, explicó Pereyra. Con ese fin, Piuquén lleva adelante talleres de capacitación legal para que las propias

nes para coordinar acciones. Asimismo, en los espacios de debate se resolvió el loteo de las hectáreas. De las asambleas surgió también la necesidad de impulsar la construcción de un jardín de infantes, una escuela y una unidad sanitaria para asistir a los chicos de 14 de Febrero y alrededores, barrios en situación de postergación. Incluso, en el marco de la urbanización del asentamiento se votaron nombres para las calles. CÓMO CONECTARSE

É Asociación Soy Piuquén comisioninternalatoma@hotmail.com

La agrupación, además, llevó a cabo varias iniciativas contra la discriminación de bolivianos, paraguayos y peruanos que viven en el predio. “Mediante varias charlas, se fue instaurando la idea de la Patria Grande, de que todos somos iguales”, comentó la coordinadora.

Un trabajo extendido Piuquén es una organización integrada por una veintena de personas. Todo comenzó años atrás a partir de iniciativas territoriales. Por ejemplo, la denuncia de transformadores eléctricos contaminados con PCB (bifenilos policlorados), una de las sustancias más tóxicas y probable causante de cáncer, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La entidad también se enfoca en la desocupación, niñez, violencia y adicciones. Por otra parte, el trabajo social de Piuquén no finaliza en el 14 de Febrero, adonde también llegan con alimentos, zapatillas, guardapolvos y útiles escolares. “Presentamos en la municipalidad (de Almirante Brown) un proyecto para crear un banco de tierras que propone expropiar y urbanizar zonas rurales”, contó Pereyra.Y agregó: “En el partido hay muchas áreas que se pueden utilizar para cosechar y promover microemprendimientos productivos que generen empleo para los vecinos”. Por lo pronto, las familias del nuevo barrio cuentan con un recurso de amparo para no ser desalojadas.III

75


76-77 Me cambio la vida.qxd

31/03/2010

17:25

PÆgina 76


76-77 Me cambio la vida.qxd

31/03/2010

17:25

PÆgina 77

Me cambió la vida III Jorge Traverso

Sembrador DE CAMINOS De adolescente cruzó la vereda de la marginalidad de la mano de Pelota de Trapo. Hoy, desde El Matecito, ayuda a que una docena de chicos también tengan una oportunidad. TEXTO CRISTINA PÉREZ

Si no me quedo me suicido” se plantó Jorge decidido a que su vida diese un vuelco. Tenía 14 años, mucho dolor a cuestas y estaba convencido: “Si no me conseguía un hogar me mataba. Estaba allá abajo y no podía seguir así”. Es que la calle le venía ganando el partido por goleada desde hacía seis años cuando el negocio de su padre se desmoronó y debió salir a trabajar. Así pasó, en muy poco tiempo, de la “cuna de oro” a la pobreza y el abandono afectivo. Huérfano de madre y con un padre “deshumanizado” y en bancarrota, la calle se convirtió en un lugar menos hostil que su propia casa. En la vereda de la marginalidad, en Neuquén, su ciudad natal, hizo “de todo”. Mendigar, dormir al desamparo, arrebatos y todo aquello que se mama entre tanta violencia. Por eso estuvo en varios institutos de menores de los que fugó una y otra vez. En una oportunidad, huyendo de la ciudad, junto a su hermano, sobre el techo de un tren fueron descubiertos al borde del congelamiento. Otra vez en el encierro se cortó su cuerpo “porque sentís tanto sufrimiento que…”. A los 12 llegó a Buenos Aires. Fue cuando entre Constitución y Retiro le arrancaron a los golpes, como casi todo en su vida, sus pocas ganas de seguir. “Como yo estaba un tiempo en Retiro y me iba a Constitución, y así cada tanto, era muy difícil convi-

vir con el resto de los pibes porque siempre hubo una rivalidad muy fuerte. Y ahí empecé a sentir que ya no podía seguir.” Y otra vez la rueda, de hogar en hogar, en busca de un lugar con los últimos jirones de esperanza. Le decían que no había lugar hasta que llegó a Pelota de Trapo. Y se quedó. Jorge Traverso tiene 38 años y aún recuerda el entusiasmo con el que plantó los árboles frutales aquel día cuando pisó por primera vez la fundación creada por Alberto Morlachetti.

“Me gané un lugar, si vieras con qué ganas plantaba. Una forma inconsciente de sembrar un nuevo camino”, dice uno de los continuadores de esa otra forma de organización y trabajo. Con un colchón en el piso, ese día Jorge encontró un hogar y se quedó hasta los 18 años, y luego, como eduCÓMO CONECTARSE

É Hogar El Matecito hmatecito@hotmail.com Jorge Traverso 1564-93-1026

cador de las nuevas camadas. Se define como un Pelota de Trapo de pura cepa. “Pelota me ganó la vida. Ahí encontré un padre humano porque hay un vínculo visceral de Alberto y Norma –fundadores– con los pibes. Pero más aún, me enseñó cómo se debe defender y cuidar a los que tan poco tienen.” Y eso es lo que Jorge Traverso hace desde el 2001 en el Hogar El Matecito, actualmente ubicado en la zona rural de Florencio Varela, al sur del conurbano bonaerense, en un predio de Pelota de Trapo donde viven una docena de niños y adolescentes que como él vieron marcada su vida con el peor de los trazos de la desigualdad. Y en cada palabra muestra su fervor por llevar adelante un proyecto que dignifique a los chicos en situación de pobreza, porque sabe que “no es cuestión de darles solamente una cama. Es estar cuando se enferman, escucharlos, darles afecto, que sientan que verdaderamente éste es su hogar”. En El Matecito aprenden oficios vinculados con la producción agrícola, colaboran con la escuelita rural del paraje La Capilla y además organizaron una casa de día y juegoteca para dar contención a más pibes. Jorge ya ganó la partida pero sigue dando pelea. Sabe que las condiciones de marginalidad en los barrios son las que inclinan el mapa y expulsan a los más débiles a la calle. Pero lo lleva marcado a fuego: “Los pibes son de todos nosotros y hay que cuidarlos”. En eso le va la vida.III

77


78-80 El invitado.qxd

31/03/2010

17:28

PÆgina 78

El invitado Magdalena Viggani

Todos somos responsables de …

Tolerar

y avalar con

silencio Por Roberto “Tito” Cossa *

S

78

omos todos responsables por la situación general del país, pero habría que tener en cuenta en qué grado, ya que existen personas que por su rol en la sociedad tienen una responsabilidad mucho mayor, en la medida que los alcances de aquello que deciden o hacen tiene un impacto inmensamente diferente al de otros cuyo rol está restringido precisamente por esas decisiones. Es decir, no es lo mismo lo que se le puede adjudicar al ex ministro de economía Domingo Cavallo, cuyas decisiones y acciones le han significado un gran daño al país, que a un joven que nació en una villa miseria o en un pueblo originario de Jujuy. Pero salvando esta importante diferenciación, creo que todos tenemos una responsabilidad por lo que sucede en nuestras comunidades, sean éstas grandes o pequeñas. Las mismas pueden ir desde, por ejemplo, formar parte de un consorcio hasta, como podría ser en mi caso, presidir Argentores. Es por eso que creo que frente a la cuestión social, existe una responsabilidad colectiva, que explica no sólo el presente, sino también la historia de nuestro país. En la mayor tragedia Argentina, la dictadura instaurada por el Proceso, las acciones llevadas adelante por parte de sus ejecutores tienen relación con lo criminal o lo penal, pero existió también una responsabilidad por parte de la mayor parte de la sociedad en permitir la llegada de los mismos, como también la tuvo el aceptar los bombardeos en Plaza de Ma-

yo el 16 de junio del ’55 y el hecho de que luego se permitiera prohibir y silenciar a una mayoría, dándole una muerte civil. Lógicamente que los ejecutores fueron mucho más responsables que la sociedad en su conjunto, pero creo que una gran parte de la misma, al tolerar y avalar con su silencio estas situaciones, también tuvo incidencias sin dejar de mencionar que durante esos tiempos tomar acción podía implicar un riesgo de vida. Por supuesto que hacerse responsable siempre implica tomar riesgos. En el pasado podía ser la vida misma, pero en el presente existen otros que, aunque menores, no dejan de ser importantes. Y en ambos momentos, es posible encontrar quienes realizaron cuanto menos pequeñas y tímidas resistencias, aun cuando siempre quedará la duda sobre si se podría haber hecho más. Estas tímidas resistencias que en la dictadura significaban, por ejemplo, la expresión de un disconformismo, con todos los riesgos que ello implicaba, hoy en día, dentro de este contexto de injusticia social, pueden también expresarse en las acciones militantes que cada uno lleva adelante desde su lugar de pertenencia. Puede ser el caso de los integrantes de una comunidad artística teatral que apuestan a los teatros independientes, que si bien son sólo una expresión artística que no puede derivar en cambios radicales, son un ejemplo de resistencia y alternativa frente a una cultura mediática signada por la grosería y la ignorancia.

Los buenos dirigentes gremiales de base son otro ejemplo, cuando pelean por los derechos de los trabajadores sin que ello les lleve aparejado un rédito personal. Es decir, se trata de responsabilizarse de lo que sucede en nuestras comunidades; en mi caso personal elegí integrar de manera informal la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires, que realiza denuncias e importantes propuestas para mejorar las condiciones del sistema carcelario, las cuales fueron recientemente exhibidas en Naciones Unidas. Puede ser también una pequeña lucha por mejorar las condiciones de un barrio o una causa llevada adelante por alguna de las muchas organizaciones del tercer sector, que también tienen como meta levantar banderas por los demás. El sólo hecho de pensar y hacer algo positivo por el otro es hoy en día un acto de resistencia. Podría pensarse que ese otro muchas veces puede significar muy poquito en relación con las profundas injusticias que experimenta nuestro país, en el sentido que él o su grupo representan un radio de acción muy pequeño a la hora de actuar. Pero de lo que se trata, en definitiva, es de pensar y actuar por otro antes que por uno. Eso es en sí mismo un acto de resistencia frente a una sociedad caracterizada por el individualismo y la falta de compromiso social. ✱ Dramaturgo, presidente de Argentores.


78-80 El invitado.qxd

31/03/2010

17:29

PÆgina 79


78-80 El invitado.qxd

31/03/2010

17:29

PÆgina 80


TS 75