Issuu on Google+

DIPUTADO LEONARDO PÉREZ CALVA Intervención ante el Pleno del Congreso del Estado. Pachuca de Soto, Hidalgo; abril de 2014.

"La conciencia de los pueblos se construye a partir de su historia; por el conocimiento del pasado, los hombres definen su presente y a partir de éste proyectan su futuro; lo que fue, determina lo que se es, y lo que se es, cimienta lo que será..." nos dice en su presentación el maestro Menes en el libro "Historia mínima del estado de Hidalgo" de editorial Porrua.

- Con su permiso Diputado Presidente. Doy los buenos días a mis compañeras y compañeros Diputados de esta Sexagésima Segunda Legislatura, así como a todas y todos los respetables integrantes del poder judicial que esta mañana nos acompañan.

Como lo manifesté en días pasados en la sesión de la comisión legislativa, estoy a favor del dictamen que acaba de presentar mi compañera diputada,


DIPUTADO LEONARDO PÉREZ CALVA

porque entiendo que el Poder Judicial en el país y en nuestro estado, atraviesa por un momento histó rico.

Esta es una etapa fundacional de lo que será el futuro de la impartición de justicia en México.

Las reformas constitucionales de los ú ltimos cinco añ os, han puesto en el centro de la actividad del Estado y de la labor jurisdiccional, el respeto irrestricto de los derechos de las personas y el uso ya no sólo de principios generales del Derecho como herramientas para resolver caso sin ley,

sino ahora el uso de principios constitucionales que deben ocuparse en la labor jurisdiccional del día a día, es decir como herramientas transversales de la labor judicial,

por ello y bajo este argumento considero que el Maestro Juan Manuel Menes Llaguno es un excelente profesionista que cumple a cabalidad con el perfil idoneo para sumarse a las labores judiciales en nuestro estado.


DIPUTADO LEONARDO PÉREZ CALVA

Quiero compartir con ustedes un fragmento que el monje español, Fray Benito Jerónimo, escribió con motivo del nombramiento para ser Juez que recibiera su hijo en la España del Siglo 18 (XVIII) con ese motivó le expresó:

“No sé hijo mío, si celebre o llore la noticia que me das de haberte honrado su Magestad con esa toga. Advierto una esclavitud honrosa; pero al fin esclavitud. Ya no eres mío, ni tuyo, sino todo del público.

Las obligaciones del cargo de juez no sólo te emancipan de tu padre, también debes desprenderte de ti mismo.

Ya se acabó el mirar por tu comodidad, por tu salud, por tu reposo, para mirar por tu conciencia.

Tu bien propio lo has de considerar como ajeno, y sólo el público como propio.

Ya no hay para ti paisanos, amigos, ni parientes… Vuelvo a decir que no sé si llore o celebre la noticia…


DIPUTADO LEONARDO PÉREZ CALVA

Mas si has decidido tu ingreso, una vez que la toga te sea impuesta sobre tus hombros, deberás ser como la encina… y nunca inclinarte débil al soplo del viento.

Tus pasiones, que has de tenerlas, deberás dejarlas en los estrados del Tribunal, pues has de juzgar sin afecto y sin odios.

Tampoco deberás considerarte, por grande que sea tu talento, genio inspirador, sino modesto servidor de la justicia.

El aplauso y la gloria, ha de estar lejos de ti y sólo la conciencia del deber constituirá tu más cara satisfacción…”

Ya desde esos tiempos se advertía lo que hoy claramente reconocemos como virtudes y cualidades de los jueces.

A diferencia de los demás poderes que nos legitimamos con el voto democrático de las mayorías, los miembros del poder judicial ganan la confianza ciudadana y el respaldo de sus actividades, además de por su alto grado de conocimientos técnicos jurídicos, por su alto grado de virtudes éticas que los hacen confiables.


DIPUTADO LEONARDO PÉREZ CALVA

Los avances científicos y las exigencias ciudadanas de una mejor calidad de vida y mayor control sobre el poder, confieren especial magnitud a los problemas éticos y jurídicos de nuestros tiempos.

La impartición de justicia implica poner énfasis en la calidad moral del juez, en esas virtudes como la independencia, la imparcialidad, y la objetividad, sumadas a las virtudes cardinales como la prudencia, justicia, fortaleza y templanza, las cuales asisten en la persona de licenciado Juan Manuel Menes Llaguno, pues en definitiva como lo señala el doctrinario Manuel Atieza "ser buen juez significa algo más que cumplir con las normas".

La trayectoria y las aptitudes personales y profesionales como las que posee el maestro Juan Manuel Menes Llaguno no pueden sino hacer evidente la acertada propuesta de nombramiento del Titular del Ejecutivo Estatal sobre el maestro Menes Llaguno para integrarse al Poder Judical,

decisión que esta mañana, seguro estoy, ratificaremos las y los diputados volviendo a imponerle la toga que ya honrosamente


DIPUTADO LEONARDO PÉREZ CALVA

había llevado en la década de los años 70s y 80s en bien de todas y todos los justiciables de nuestro estado.

Es responsabilidad de todos que asi ́ sea,

que la nuestra sea una sociedad justa,

en la que tengamos las mismas oportunidades,

en la que el derecho nos cubra, nos proteja y nos reconcilie a todos.

Es cuanto Diputado Presidente.


Intervencion Dip. Leonardo Pérez en elección del Magistrado del Tribunal Superior de Justicia