Page 1

EXPERIENCIAS DEL GABINETE INFORMÁTICO

Hacer el periodismo La instancia de la que daré cuenta, el trabajo en el gabinete informático de la materia Teoría y Práctica de la Prensa Escrita, es uno de los recursos que la cátedra dispone en la actualidad y desde hace dos años para poner- en-vivencia la mayoría de los contenidos propuestos que hacen a la tarea periodística. La idea surgió de la responsable de la Cátedra al intentar dar respuesta a los problemas de escritura de los estudiantes ingresantes, como una estrategia para acercar la producción escrita tanto a las prácticas propias de una redacción como al lenguaje multimedial, mucho más cerca de sus propias experiencias vitales. Al ponerla en práctica, se transformó en una estrategia colectiva que se sostuvo con el esfuerzo y la pasión no sólo de todos los docentes de la cátedra sino también de los profesionales y estudiantes adscriptos. El relato intentará fundir las impresiones, logros y experiencias vividas por todo el equipo así como transmitir las sensaciones y evaluaciones que entendemos hacen las y los estudiantes. LOS DESAFÍOS El gabinete fue pensado desde la cátedra para que los estudiantes pongan en acto lo visto en teóricos y en las clases prácticas a través de consignas creadas semanalmente por diferentes integrantes y muchas veces como resultado del intercambio entre los distintos miembros de la cátedra. Las tareas están orientadas a desarrollar habilidades puntuales, como reconocimiento de fuentes, búsqueda de insumos en la web, de agencias informativas on line, reconocimiento de encuadre de noticias, de tipos de agenda, etc. Otra de las metas es ayudar a romper con los miedos iniciales frente a la instancia de escritura y aprovechar nuestra presencia como docentes o alumnos adscriptos para hacer indicaciones, sugerencias, correcciones. Es parte del deseo de la cátedra que este sea un momento inspirador para los estudiantes, trasmitir la pasión por la tarea periodística, la de construir las noticias al tiempo que se participa en la construcción de la realidad. CÓMO Dada la importante matrícula de la cátedra, que pertenece a primer año de la carrera, se distribuyen los estudiantes en alrededor de nueve comisiones con promedio de 40 alumnos. La tarea se lleva a cabo de este modo en virtud de que se concreta en el gabinete informático de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de


Salta, que cuenta con 22 computadoras, lo cual nos permite estimar la presencia de dos estudiantes por máquina y así lograr alcanzar con esta parcialidad a todos los inscriptos. Este último año, los trabajos prácticos de gabinete se subieron al blog de la cátedra y desde allí se bajaban las consignas en cada turno de la semana. A partir del momento en que se “colgaban” las consignas, era posible que los estudiantes conocieran el plan de trabajo de cada encuentro. SABER HACER Este espacio está destinado a motivar la seguridad de los jóvenes en la producción de textos periodísticos, a ofrecer la guía y el acompañamiento para que puedan ir desarrollando sus propias aptitudes y habilidades escriturales junto al desarrollo de un sentido crítico respecto a la actual configuración de las noticias y la agenda de medios. Por todo ello, se pauta y planifica a partir del programa de la materia. Así, sobre el comienzo de la cursada vemos cómo relevar información de la web, observamos distintas formas de narrar a lo largo del tiempo y los diferentes soportes en que aparece la información. Conforme avanzamos, reconocemos y elaboramos la titulación y los paratextos para distintos estilos periodísticos y reformulamos “lo noticiable” a partir de la búsqueda de nuevos „qué‟ en partes de prensa oficiales. Otras habilidades que propiciamos a lo largo del cuatrimestre son la de reconocer los tipos de diseño de portada en diarios y la de determinar la línea editorial. Esto último lo implementamos por medio de la solicitud a los estudiantes de que construyan un medio de comunicación barrial a partir de su localización geográfica y adscripción de clase o ideológica. En otro momento emulamos, de manera micro, la redacción de un diario con consignas que llevan a los estudiantes a encarnar los roles de cronista, redactor, editor y corrector y trabajar “por postas” en equipo. Es decir que en todo el período de clases se les induce a los jóvenes a reconocer los distintos géneros y estilos periodísticos presentes en los diferentes diarios on line consultados. Mediando la primera etapa del año, los prácticos se orientan a reconocer los criterios de noticiabilidad que primaron en la publicación de un acontecimiento como noticia. Luego, se dirigen a visibilizar e interpretar el ordenamiento temporal de una crónica y más adelante a reflexionar y plantear distintos tipos de encuadre de las noticias según el medio en el que se publican. En otra instancia de gabinete, el objetivo se dirige a identificar distintos tipos de agenda (setting, cuting, surfing) planteados tanto en medios nacionales como en los locales. Cerrando el cuatrimestre tratamos de llevar a los estudiantes a posicionarse como periodistas para una publicación digital y, - tras la introducción de contenidos de


ética periodística- a pensar sobre la práctica periodística desde el eje de la ética, roles y posibilidades, entre otros. CÓMO ES VIVIDO Desde algunas expresiones que recogemos a lo largo de la cursada advertimos que los estudiantes capitalizan la mayor parte de los aprendizajes realizados en este espacio. Si bien al principio lo viven con algo de desconcierto y la incertidumbre propia del no saber cómo arrancar, luego adquieren ritmo al entender qué es lo que se espera de ellos en este momento. Para muchos es dificultoso en todas sus etapas pero es comprensible porque cada semana las propuestas son nuevas, implican nuevos conocimientos (el manejo de la teoría o al menos la disposición de los apuntes de cátedra), el cruce de éstos con saberes previos y, muchas veces, con el seguimiento de agenda de medios. Por otra parte, el desafío del hacer en vivo frente al docente les produce cierto nerviosismo y un fuerte compromiso a la vez que posibilita a los responsables de cada encuentro un contacto más cercano, un seguimiento personalizado y minucioso con cada uno de los asistentes. Para algunos estudiantes cada nueva consigna es relativamente fácil de llevar, probablemente porque tienen competencias escriturales más desarrolladas o por el nivel de acercamiento con la tecnología, con los navegadores de internet, con el uso del Word, etc. Esto es así, porque más allá de que la teoría considere a los jóvenes como nativos digitales, muchos y muchas no han tenido la posibilidad de un contacto fluido con la computadora y eso es lo que hace aun más valiosa la propuesta. En general, notamos que se sienten bien, que consideran el trabajo de Gabinete como una oferta estimable, lo que les permite ir desarrollado la confianza suficiente para consultar e ir desarrollando el trabajo. HACER VER Desde mi experiencia personal puedo decir que este momento de gabinete es altamente poiético –creativo-. Allí se emula una instancia de redacción con los desafíos propios de ésta, sus premuras y exigencias. Desde este espacio se logra un pequeño aporte que es el de “mostrar” y “hacer ver” a través de algún ejemplo, de nuestros dichos y aclaraciones, de una mínima intervención en su máquina, cómo lo haríamos nosotros, como construimos la trama de un texto, como prefiguramos una noticia, una crónica. Ese intercambio y la presencia física, al obrar como tutores acompañantes y la convicción de que la observación y la imitación siguen siendo en esta etapa bastiones del aprendizaje, hacen a la formación y también a la motivación. Otro de los aspectos a destacar como logro en el gabinete es el compromiso por el hacer a partir de la creación, con distintas estrategias, del sentido de pertenencia al


grupo. Este sentido se va edificando con lecturas e intervenciones colectivas, con la puesta en común y la discusión de criterios de trabajo. MOTIVAR LAS MIRADAS Lo central de la experiencia que podemos reconocer en estos dos años es la posibilidad que la misma ofrece de provocar una sinergia entre las teorías del periodismo gráfico y la práctica del buscar, escribir, ordenar ideas, reconocer lo importante, lo noticiable, el enfoque y otras actividades del hacer prensa. A esto se suma la interpelación que en cada etapa los estudiantes viven desde la multiplicidad de perfiles que encarnan: como consumidores de bienes culturales, como productores de textos en la cotidianeidad, como sujetos sociales críticos de mensajes, como receptores comprometidos con bastos cuerpos de información sobre la materia y su evolución en el tiempo, como ciudadanos, como creativos sin explorar sus aptitudes y ahora, como periodistas o potenciales periodistas. Por estos motivos, la instancia de gabinete integra las competencias sociales y las competencias periodísticas desde el plano didáctico y asimila la parte teórica y colabora con la clase práctica como parte de la estrategia de enseñanza y de asumir nuestro desafío de hacer el periodismo desde la academia. Lic. Fedra Aimetta, docente adscripta.

experiencia_gabineteFedra  
experiencia_gabineteFedra  

EXPERIENCIAS DEL GABINETE INFORMÁTICO CÓMO Dada la importante matrícula de la cátedra, que pertenece a primer año de la carrera, se distribu...

Advertisement