Issuu on Google+

Declaración de la Tendencia Juventud Revolucionaria frente al cierre de Liceos y Universidades en Chile

L

a crisis del sistema educativo que la dictadura militar dejo implantado a sangre y fuego, y que los estudiantes han venido denunciando desde finales de los 90s, ha entrado en una etapa de franca descomposición. El intento de la dictadura de convertir un derecho social en un negocio, si bien ha enriquecido a los saqueadores de siempre, ha demostrado su completo fracaso. La concertación en todos sus gobiernos no ha hecho más que proteger el sistema, porque tiene las manos y los bolsillos involucrados en este negociado. El Estado chileno al servicio del capital ha puesto la plata de todos los chilenos -no para proteger a los trabajadores y a los chilenos en general- sino para proteger el negocio de estos ladrones de cuello y corbata. El gobierno de Piñera en una actitud soberbia, de franco desafío a la voluntad popular, implemento después de las movilizaciones una política que profundiza el carácter privatizador de la educación y acentuó el ataque a la educación pública. Sin embargo es este sistema educativo privatizador el que hoy revienta por sus propias bases. La Bancarrota de la CNA La bancarrota de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) desatada con el encarcelamiento de su director Luis Eugenio Díaz bajo los cargos de cohecho, corrupción y lavado de dinero, ha dejado en claro que el fin último que sostuvo el sistema de las acreditaciones de las universidades y carreras en el país, era el aseguramiento de las ganancias para las universidades privadas, contando con la aprobación legal para vaciar platas del Estado. Mientras las universidades públicas se sostienen con menos de 10% de financiamiento directo, día a día profundizan su privatización con la creación de “instituciones externas” para mantener el sobresueldo de académicos y con la privatización de áreas de gestión, casinos, empresas de aseo, seguridad y guardias donde la subcontratación de trabajadoras y trabajadores es una práctica recurrente en las universidades del Estado. La educación superior en el país no tiene otro sentido, desde el punto de vista capitalista, que la acumulación de ganancias y es necesario denunciar a los privatizadores y sus cómplices. ¡A defender la educación pública, a defender las tomas de los liceos en cierre! La lucha que están dando hoy más de 5 Liceos Municipales por defenderse de los cierres por parte de las municipalidades, es una lucha que debe ser defendida como acto de consecuencia, por todas y todos los estudiantes y organizaciones que han levantado la bandera de la educación pública y gratuita. El cierre, que se extiende a más de 40 Liceos a nivel nacional, es una manifestación de como la privatización se ha vuelto hegemónica en la educación chilena, demuestra la incompetencia del Estado capitalista para desarrollar la educación pública y que esta sea impulso de conocimiento, la ciencia y el desarrollo de la industria en el país. Mientras una gran cantidad de estudiantes secundarios, en conjunto con sus padres y con el apoyo de una mayoría nacional se han movilizado dos años por una educación pública y gratuita, las municipalidades de-


ciden cerrar establecimientos educacionales planteando- como lo hace el militante UDI y alcalde de La Florida Roberto Carter- que los Liceos “no son viables por la falta de matrícula y no tener financiamiento para que sigan funcionando”. Los Liceos son inviables en el contexto de la desligazón del Estado capitalista con ellos, los hace inviables frente a la competencia capitalista y lo desarrollado que se encuentra la educación particular pagada producto del apoyo estatal que han recibido los privatizadores. Si el Estado capitalista está dispuesto a dejarlos morir, son los estudiantes, profesores, trabajadores y apoderados los que deben decidir la viabilidad de los Liceos, de defender su derecho a la educación y hacerse del control de los Liceos, pasado de la toma a la ocupación de estos. La universidad del Mar y la ocupación con control académico sin autoridades ni dueños El indiscriminado afán de lucro de los capitalistas dueños de la Universidad del Mar es la que provoca la quiebra. El Estado capitalista y los gobiernos han sido cómplices al darles la libertad de acumular ganancias a costa de las deudas de más de 18 mil estudiantes que hoy no ven respuestas claras y concretas del gobierno, por ende deciden que “la comunidad universitaria de la casa central hará ocupación del inmueble para tomar el control académico y administrativo de la universidad, dejando de lado a los dueños de la institución y a las autoridades”. Frente al colapso y crisis de la privatización, el cual tiene directa relación con la crisis del capitalismo como régimen social, son los estudiantes, académicos y trabajadores los que deben tomar el control de la Universidad. Esto, frente la imposibilidad del gobierno de asegurarles el derecho a la educación, al más completo desamparo que quedan tanto estudiantes y la continuidad de sus estudios y al despidos de más de cuatro mil trabajadores que el cierre provocaría. Unión frente a las tomas y ocupaciones de Liceos y Universidades, movilización nacional para luchar contra los privatizadores de la educación Después de dos álgidos años de lucha por una educación pública y gratuita solo hemos recibido represión y más privatización por parte del Estado capitalista y los últimos cinco gobiernos solo han defendido el lucro en desmedro de la educación pública. Hoy, más que nunca, es necesario que la unión de las luchadoras y los luchadores se haga afectiva frente a las tomas y las ocupaciones. Solo la movilización y la defensa de estas puede abrir el camino para que se desarrollen al alero de una perspectiva anti-capitalista y que puedan desplegarse más allá de los estrechos márgenes de la autogestión. La consecuencia frente la demanda de educación pública y gratuita, hoy esta puesta en buscar un camino de alternativa a los privatizadores y de defensa de los desalojos que se vendrán a las tomas y ocupaciones, bajo una movilización nacional. Para la unión de las y los luchadores motivos sobran. Hoy nada podemos esperar de quienes tiene una visión de la educación completamente opuesta la nuestra. Luchar por la independencia política de las organizaciones estudiantiles es una necesidad, por una delimitación política y orgánica de todas las alternativas capitalistas. Independencia política de la derecha, la concertación y del PC que quiere ser gobierno junto a partidos históricos de la clase dominante. Todos ellos nos quieren arrastrar a la entrega de nuestras demandas en momentos donde los cierres de Liceos y Universidades seguirán, por esto solo la unión de los luchadores, cerrando filas con la clase obrera y los trabajadores nos abrirá el camino en este periodo de la crisis de la educación, cuando se devela que el problema no es de la educación sino del capitalismo, y su crisis es la creadora de las tomas y las futuras ocupaciónes que demandaran estatización bajo control de estudiantes y trabajadores. Que la crisis de la educación no la paguen los estudiantes ni los trabajadores: ¡Por una movilización nacional bajo unión Obrero-Estudiantil contra los privatizadores de la educación que defienda las tomas de Liceos y de la Universidad del Mar! ¡Estatización de los Liceos en cierre bajo control de Estudiantes, Profesores y Apoderados! ¡Estatización de la Universidad del Mar bajo control de Estudiantes, Académicos y Trabajadores! ¡Que la crisis la paguen los capitalistas, por una educación pública y gratuita!

Enero 2013, prensaobrera2011@gmail.com


Declaración de la Tendencia Juventud Revolucionaria enero 2013