Issuu on Google+

Edición: Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)

Vol. 1 – Venezuela - 2016


UNIVERSIDAD FERMÍN TORO VICE-RECTORADO ACADÉMICO DECANATO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO MAESTRÍA EN GERENCIA EMPRESARIAL

Presentación La Revista “Temas Gerenciales” ha sido creada con fines académicos para la Maestría en Gerencia Empresarial de la Universidad Fermín Toro, específicamente en la cátedra Desarrollo Gerencial y Liderazgo bajo la guía y orientación de la profesora MSc. Marialbert Medina. En esta edición los artículos se han centrado en la línea Tecnología de la Información y Comunicación aplicadas a la Gerencia, donde sus autores han abordado diferentes temáticas. Sirva este esfuerzo académico de aporte al conocimiento, en un entorno caracterizado por la globalización e innovación. El quipo editorial: Livia Hernández Alejandro Jiménez María Sara Yépez


Tabla de Contenidos

-El nuevo gerente en la era de la tecnología de la información y comunicación p. 4

-La Gerencia Estratégica y las TIC

p. 6

- Metodología SCRUM

p. 8


El nuevo gerente en la era de la tecnología de la información y comunicación La innovación es el gran camino hacia el éxito en esta era digital. El camino de la innovación en los negocios significa hacer algo diferente, más inteligente o mejor que hará una diferencia positiva en términos de valor, calidad o productividad mediante el uso de tecnologías emergentes o probadas del mundo. La tecnología que ya se ha demostrado en las dos últimas décadas es, por supuesto, la tecnología de la información y comunicación (TIC). Ha cambiado dramáticamente las vidas de los individuos y las organizaciones. Actualmente las compras en línea, marketing digital, redes sociales, comunicación digital y cloud computing, entre otros, son los mejores ejemplos de cambio que surgió a través de la ola de la tecnología de la información. Ahora la planificación de negocios precisa, marketing eficaz, ventas globales, gestión sistemática, monitoreo en tiempo real, soporte al cliente

instantáneo y el crecimiento del negocio a largo plazo no se puede lograr en el nivel óptimo sin TIC. Los grandes beneficios de las tecnologías de la información y comunicación conllevan a que los gerentes de esta nueva era caracterizada por la innovación y globalización, desarrollen habilidades y competencias digitales, que se hacen cada vez más necesarias, y en consecuencia quienes no las tengan corren el riesgo de ser desplazados. En atención a lo anterior, Andrés Macario quien es el director de la empresa española Valcoba, considera que en la era digital los directivos van a tener que multiplicar por diez su capacidad. El nuevo entorno digital requiere que los ejecutivos sean sujetos multitarea, una especie de hombres y mujeres orquesta. El mundo digital va a requerir que los profesionales incorporen una serie de habilidades a su know-how que, hasta hace poco, nada tenían que ver con su desempeño diario.

Por Livia Hernández


En ese sentido, se considera que a la par de sus obligaciones regulares, los gerentes deben sumarle otras funciones tales como: Social Media Manager, Community Manager, Tutor online, Blogger, analista de datos, diseñador gráfico; es decir, esas y otras más son las habilidades tecnológicas deseables en un gerente integral o vanguardista. En la actualidad las organizaciones valoran que un gerente tenga presencia digital, y que sepa gestionar las nuevas herramientas tecnológicas, por cuanto de esa manera proyectará a la empresa de manera global. También permite un contacto directo con los clientes o consumidores, así como con los colaboradores. El gerente de hoy fomenta la utilización de las tecnologías de información y comunicación en cada proceso de la empresa, desde el reclutamiento de personal, hasta la gestión de procesos complejos. En definitiva, el Gerente actual asume las TIC como herramientas poderosas de amplio alcance e impacto, por esa razón las incluye como estrategia en cada proceso organizacional.


La Gerencia Estratégica y las TIC

La gerencia estratégica persigue cumplir los objetivos y metas de una organización, tomando en cuenta las circunstancias del entorno, es a través de la implementación de las T.I.C, aunado al talento humano, las habilidades en tecnologías y procesos y la predisposición al cambio que se pueden alcanzar los retos planteados. Una adecuada implementación de las T.I.C, genera grandes beneficios en las organizaciones no solo a nivel de los procesos en cuanto a medición de la calidad y la oportuna repuesta a los clientes internos y externos, sino también a la nueva forma de comunicación, hoy día a través de las redes sociales puede enviarse comunicación precisa en texto o grafica sin la necesidad de estar presentes en el puesto de trabajo, no se requiere de la presencia del supervisor para dar órdenes y /o suministrar información de manera personal.

Las tecnologías de la información representan una herramienta cada vez más importante en los negocios; sin embargo la implementación de un sistema de información y Comunicación en una Organización, no garantiza que ésta obtenga resultados satisfactorios de manera inmediata o a largo plazo si no se hace un estudio adecuado de su estructura. Se tiene que tener en cuenta que en la implementación de un sistema de información intervienen muchos factores siendo uno de los principales el factor humano, en algunas ocasiones los viejos paradigmas gerenciales chocan con los modernos procedimientos que pueden implementarse con el uso de las T.I.C. Otra situación se presenta al pensar que las tecnologías por si solas van a resolver todos los problemas de una organización , por lo que debe tomarse en cuenta la cultura organizacional, así como los recursos financieros, materiales humanos y principalmente la misión y visión de la organización.

Por Alejandro Jiménez


Hoy en día, los sistemas de información juegan un papel primordial en la vida de las Organizaciones, en virtud que ayudan a mejorar procesos, reducir tiempo y ayudan a centrarse en tareas que agreguen valor, así como la información y que esta información pueda ser accesible de manera rápida e interrelacionada, no obstante la implementación de las T.I.C, debe estar precedida por un estudio de factibilidad donde se determine las variables que se tomaran en cuenta para el proyecto.

Existe por ejemplo una gran variedad de software administrativos que ofrecen un sinnúmero de soluciones y ejecución de tareas, no obstante, lo primero que debe realizarse es precisamente el estudio del sistema requerido, el proceso de encuesta a los usuarios y la adaptabilidad o no de la propuesta, de igual manera la posibilidad de expansión y compatibilidad con sistemas similares o colaterales, de igual manera es de vital importancia en el proceso de contratación tomar en consideración factores como: El entrenamiento, asistencia técnica, renovación de las licencias, pruebas y corridas.

Otro elemento a considerar es el rápido cambio de las tecnologías y nuevas licencias de software, lo que también da lugar a estrategias de desarrollo de software in company o adquisición externa con la consecuente dependencia. Actualmente el mundo está sometido a una serie de cambios, motivado por diferentes factores, tanto económicos, políticos y sociales, que determinan una constante transformación de las organizaciones existentes a fin de que puedan adaptarse y poder evolucionar, por lo que existe la imperiosa necesidad de adoptar nuevas formas de gestión, apoyada en enfoques adecuados y actualizados, que tengan como eje primordial el aspecto gerencial y su repercusión en los resultados de la vida organizacional. Esta situación hace que los gerentes de las organizaciones deban transitar este camino de adaptabilidad hacia las T.I.C, a fin de lograr ir a la par de los cambios que prevalecen hoy en día.


Metodología SCRUM

En los últimos años, las metodologías ágiles han despertado creciente interés más allá del campo de la ingeniería del software, en otros como las TIC y la gestión de proyectos. El dinamismo propio de la sociedad actual, así como la exigencia de innovación que se deriva del mismo, producen una brecha creciente entre las habilidades de individuos y organizaciones para desarrollarse y prosperar, y los nuevos escenarios caracterizados por la incertidumbre en contextos y con necesidades en permanente evolución. De un tiempo a esta parte, las tecnologías de la información y las metodologías ágiles han tomado una importancia increíble en el mundo empresarial. Sobre todo en la necesidad de incorporar nuevos modelos de trabajo, basado en la buena gestión de los mejores recursos que puede llegar a tener una empresa u organización de cualquier ramo.

Es por demás cierto que en todas las áreas de la gestión empresarial, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han transformado nuestra manera de trabajar liberándonos de las cargas más pesadas, optimizando nuestros recursos y haciéndonos más productivos. Gracias a ellas, somos capaces de producir mucho más, de mejor calidad, invirtiendo mucho menos tiempo. En relación a lo anterior, la metodología Scrum, es un marco de trabajo para el desarrollo ágil de proyectos, el término originado en la metáfora deportiva del rugby, siendo una maniobra que significa apiñamiento, se enfoca en la importancia del conglomerado, del equipo como una unidad, con un nivel de proximidad e interacción muy intenso en la búsqueda de un objetivo concreto. En desarrollo de software se utiliza esta palabra para definir un “todos a una”, en principio surgido en la industria del software, pero de suficiente sencillez y flexibilidad

Por María Sara Yépez


como para ser aplicado en contextos muy diversos. Dentro de este marco, el proceso de desarrollo de un proyecto se concibe como una sucesión de ciclos cortos de trabajo denominados sprints, obteniendo de cada uno de ellos un producto funcional que va completándose en forma iterativa. Esta forma de concebir la gestión de proyectos es radicalmente diferente al modo secuencial en que se afrontan tradicionalmente los mismos, dividiéndolos en etapas, sucesivas y especializadas, planificadas a priori en forma detallada; proponiendo en cambio un desarrollo en forma iterativa, como trabajo de un equipo multidisciplinario o crosfuncional (scrumteam) sobre una versión completa del producto, centrada en el valor para el cliente o destinatario. Es así que uno de los roles clave definidos en Scrum es el denominado propietario del producto (productowner), que participa activamente en el proceso de desarrollo, facilitando la comprensión

por parte del equipo de los aspectos prioritarios y centrales del resultado esperado. Es quien representa al cliente, con una fuerte y continua interacción con el equipo, facilita desde el inicio la clara percepción de la visión del producto y de los aspectos que se consideran de valor sustancial en el mismo. Al mismo tiempo que provee retroalimentación continua al equipo sobre estos aspectos, adquiere una comprensión de las posibilidades y dificultades a partir de la comunicación con ellos.

En definitiva SCRUM es un método de trabajo ágil, evolutivo y autogestionado por un grupo de trabajo en constante evolución profesional en el que toman especial protagonismo la comunicación, el consenso y la autocrítica y cuyo principal objetivo es la entrega constante de valor al cliente.


Tecnologías de la Información y Comunicación