Page 1

7ª CARTA

LA DEPRESIÓN

900 840 845

teg@telesgi.org www.telesgi.org


De conformidad con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud “es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Y respecto a la depresión, esta Organización especifica que es “un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o en la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria”. SÍNTOMAS DEPRESIVOS Se debe, fundamentalmente, al incremento de la edad media en la población, el nivel de estrés que invade a nuestras sociedades y al aumento de consumo de sustancias tóxicas y fármacos.


Carta Querida amiga, querido amigo: Hemos sabido de ti. Nos has hablado de lo mal que sientes, de tu bloqueo, de ese desconcierto tuyo al no reconocerte. Nos has preguntado: ¿qué me está pasando que no tengo energía para nada, que lo veo todo negro y la presencia continua de pensamientos pesimistas me devoran? Te ha costado poner nombre a cómo te sientes, pero tú ya la conocías. Sí, es la DEPRESIÓN, esa enfermedad que afecta a todo el organismo: al estado de ánimo, a los pensamientos, a la forma en que se come y duerme, a la vida en general. Te cuesta aceptar. En el fondo, lo sabes. “No eres tú”. Sufres algo que tiene que ver con tus sentimientos y procesos psicológicos, pero que te desborda y te hace sufrir como sólo tú sabes. Y ahora, precisamente ahora que todo te viene grande, que te cuesta mantener una conversación, que te cansa leer estas líneas, sabes que tienes que hacer un gran esfuerzo para salir de esta situación y tomar el timón de tu vida. Lo difícil que tiene la depresión es ¿cómo reúno ánimo para luchar contra esta situación? Querida amiga, querido amigo, si estás leyendo estas líneas, que esperamos te ayuden a comprenderte un poco más, aprovechamos para decirte que no hay más remedio que pedir ayuda. Si te has acercado al Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa, ya la estás buscando. Pide ayuda, paciencia y comprensión a tus familiares, que estarán preocupados y desorientados contigo. Si el problema se alarga, vas a tener que seguir pidiendo ayuda y recurrir a profesionales de la salud mental.


La lucha merece la pena. Merece la pena salir de ese túnel en el que te encuentras. Aunque en medio de la oscuridad te parezca difícil, es posible, la depresión se puede superar. Y tú la vas a superar. La lucha para superar la depresión no es fácil, pero ¿qué lo es? La superación de la depresión te llevará tiempo y te traerá momentos de zozobra. Peso sabes que en el Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa siempre nos encontrarás para escucharte. Esperamos el día en que nos llames para darnos la buena noticia. Nos alegraremos contigo.


Estás bloqueada o bloqueado Lo que te sucede no es un estado de ánimo triste pasajero; tampoco es un signo de debilidad o situación personal pasajera. La depresión es un trastorno más prolongado en el tiempo y más profundo que hace que nos sintamos inútiles y sin esperanza. Estas ideas negativas te tienen secuestrada o secuestrado, no tienes ánimo para hacer nada, notas que ya no te interesan las personas ni las cosas que te rodean. Todo es blanco o negro, tú estás en el negro, ignorando toda la gama de grises. Los pensamientos negativos se han adueñado e instalado en tu cabeza y crees no tener energía para desembarazarte de ellos. Puede que esta situación ya haya afectado a tu vida social, a tus actividades diarias, quizá también a tu apetito o a tu sueño. El primer paso a dar es ACEPTAR que sufres una enfermedad denominada depresión, pero tenemos una buena noticia…

NO TE CULPES La depresión te puede desconcertar. A veces puede empezar a raíz de un hecho real, un acontecimiento trágico que te afecte, pero en otras ocasiones puede que no encuentres una causa concreta a lo que te está sucediendo. Porque, aparentemente, nada ha cambiado, tus circunstancias vitales siguen bien y tú no encuentras las razones que te expliquen por qué sientes esa extraña y prolongada apatía. Intenta no angustiarte buscando explicaciones. Te será difícil, pero trata de no culpabilizarte pensando que te falta voluntad, que no tienes derecho a sentirte mal cuando es positivo lo que te rodea. Acepta que no estás en ti, que tienes un problema psicológico que te hace distorsionar tu percepción de la realidad. “La persona deprimida, por la índole de su enfermedad, le es muy difícil imaginar un futuro alentador. Hay razones de peso para suponer que lo tiene”. Juan Antonio Vallejo-Nájera (2005), Ante la depresión. Editorial Planeta.


TIENE SOLUCIÓN Te tenemos que decir, no porque en el Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa respiremos falsas esperanzas, la depresión tiene solución, se cura. Aunque estando como estás, con apatía y pesimismo, tengas la impresión de que no vas a salir de ahí. Pero, aunque se te haga muy cuesta arriba tener esperanza, más pronto o más tarde, poniendo lo medios tú también vas a volver a sentirte bien.

TU PROPIO PLAN Sabemos que, en esta situación en la que te encuentras, no tienes ganas ni de moverte, corriendo el riesgo de quedarte todo el día sin hacer nada, pero también sabemos que tienes la capacidad de, con esfuerzo, realizar algunas actividades que te vendrán bien para distraerte, como por ejemplo: todos los días dar un pequeño paseo, asearte, buscar aficiones, tareas domésticas o cualquier tipo de actividad que sea gratificante para ti, debes mimarte al máximo!! Pero para hacerlo con éxito, te dejamos las siguientes recomendaciones: • Fíjate metas reales y fáciles de alcanzar. • Da lo mejor de ti pero hasta donde seas capaz, si te presionas puedes vivir desde tu sensación de fracaso. • Si no te encuentras bien, no te culpes por ello. • Si sientes que no estás en el mejor momento para tomar decisiones sobre asuntos importantes, posponlo, no pasa nada por aplazarlo. • Concédete tiempo para salir de la depresión en la que te encuentras. • Confía en que saldrás y busca ayuda si así lo sientes.


PIDE AYUDA A TU FAMILIA Seguramente, también tu familia y amistades están preocupadas contigo. Te perciben como a una persona extraña, amargada, cansada y no saben qué pensar. Sin querer puede que te hagan daño, que te digan que eres una persona vaga, atribuyendo tu actitud y comportamiento a la de una persona egoísta que no quiere hacer nada. Intentan hacerte reaccionar y como desconocen lo que te está sucediendo no pueden ayudarte, sino todo lo contrario. Ayúdales. Explícales lo que lo que te sucede. Confía en estas personas para que te comprendan. Seguro que te quieren y te acompañan con cariño en tu proceso, además de echarte una mano en lo práctico en estos momentos de tu vida que no estás en las mejores condiciones para tomar decisiones.

PIDE AYUDA PROFESIONAL Con tu desánimo de ahora, te dará pereza recurrir a profesionales de la medicina. Pero si la depresión se prolonga en el tiempo e intensidad, tendrás que recurrir a profesionales, bien sea de la medicina general –hay medicamentos antidepresivos útiles en muchos casos-, o bien a profesionales de salud mental que mediante diferentes tipos de psicoterapias te ayudarán en tu proceso de superación. Atrévete a confiar en profesionales que pueden ayudarte.

PIDE AYUDA AL TELÉFONO DE LA ESPERANZA DE GIPUZKOA Estamos aquí, en el teléfono gratuito 900 840 845, en tus peores y mejores momentos, cuando estés con la convicción de que nunca saldrás de tu bloqueo y cuando empieces a ver la luz. No dudes en llamarnos. Cuando una puerta de la felicidad se cierra otra se abre, pero, frecuentemente, permanecemos atrapados en la que se cerró y no vemos la nueva puerta que se ha abierto ante nuestros ojos. Helen Keller


Telegrama para la familia y personas cercanas ¡¡ATENCIÓN!! Vuestra persona querida no es una persona vaga ni egoísta que “pasa” de todo. Es una persona que está atravesando una situación difícil, una depresión. No es de ayuda angustiarla ni culpabilizarla. Tampoco el trasmitir que no tiene derecho a estar triste. INTENTAD demostrar comprensión, cercanía en su evolución, hacedle ver que sufre una enfermedad. Invitarle a pasear y realizar pequeñas actividades sin agobiarle. SI PASA un tiempo y no mejora, intervenid y convencedle para acudir al médico/a. LLAMAD al Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa en momentos de duda. Recordad siempre que la depresión tiene cura. ¡¡Aquí nos tienes!!


PRINCIPIOS BÁSICOS QUE NOS AYUDAN A SALIR DE LA DEPRESIÓN - El amor es la esencia del existir. - Buscar la paz interior, perder el miedo. - Dar y recibir son la misma cosa. - No darle importancia al pasado y al futuro. - El presente es el único tiempo que existe y cada instante es único e irrepetible. - El perdonar a la otra persona es la base para aprender a amar. Guardar rencor o juzgar no son buenos síntomas. - Convertirse en una persona que ve a través del amor como una unión, acarrea no estar pensando todo el tiempo en el error que nos lleva a la desunión. - Enfocar la vida hacia el todo, nos ayuda a no ver sólo las partes. - Cuidar la paz interior, más allá de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. - Siempre aprendemos de todas las situaciones y enseñamos a partir de ellas. - Tener en cuenta a las demás personas, dando amor y/o pidiendo ayuda.


Pide ayuda. ¡Aquí nos tienes!

900 840 845 teg@telesgi.org www.telesgi.org

Pide ayuda al Teléfono de la Esperanza de Gipuzkoa, estamos contigo en tus peores momentos y en los mejores, cuando estés en la convicción de que nunca saldrás de tu bloqueo y cuando empieces a ver la luz.

¡¡No lo dudes, llámanos!!


Nadie sufre porque

quiere, sino porque no dispone de las herramientas

necesarias para

dejar de hacerlo.


En muchas ocasiones, lo que una persona necesita no es una mente brillante que le hable, sino un corazรณn paciente que le escuche.

La depresión p0001  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you