Page 1

BÚSQUEDA DE MI YO

Había una vez un cantero que todos los días se dirigía a la montaña para cortar piedras de la roca. Con las piedras fabricaba umbrales y losas sepulcrales. Es cierto que sus ingresos eran modestos y duro el trabajo, pero se mostraba satisfecho y no deseaba más. En cierta ocasión, el cantero tuvo que trabajar para un rico. Quedó prendado de la casa del hombre rico. - «Si fuera rico no tendría que cortar piedra durante toda la jornada», exclamó. Para su asombro, oyó repentinamente la voz del buen genio: - «Tu deseo se cumplirá: serás rico». Pronto el cantero olvidó su vida anterior. Aquel verano fue cálido y los rayos caían con más fuerza sobre la tierra. Hubo una enorme sequía. El picapedrero rico exclamó: - «El sol es más poderoso que yo... Quisiera ser sol». El buen genio hizo realidad el nuevo deseo. Con orgullo envió sus rayos sobre la tierra. Sólo una nube se interpuso entre la tierra y el sol. - «¿Cómo puede ser una nube más potente que el sol? Quiero ser nube». Convertido en nube hizo llover torrencialmente. Todo se destruía a su paso. Todo menos una empinada roca que permanecía indiferente a la furia de la nube. - «Quiero ser roca», exclamó nuestro expicapedrero. Como en ocasiones anteriores se le concedió el deseo. Un día, un hombrecito llegó hasta la roca y comenzó a demoler la base. - «¿Cómo un hombrecito es más poderoso que yo?... Quiero ser picapedrero». Y nuestro hombre volvió a ganarse el sustento con el sudor de su frente, ejerciendo su oficio primero.

PARA NOSOTROS / NOSOTRAS 1. ¿Qué te sugiere este cuento/parábola? 2. ¡Qué bueno poderlo compartir con alguien! 3. Saco una CONCLUSIÓN para mi vida

Búsqueda de mi yo  
Búsqueda de mi yo  
Advertisement