Page 1

28 de agosto de 2010 PARPADEO

PARPADEO

Revista estudiantil CCH Azcapotzalco LATL, vespertino número 13

2010 TED Azcapotzalco

Historias de vida BLJ La vida perfecta

actualmente es la pareja de mi madre, pero para ser franco, mis

Mi nombre es JP y de apellidos BL.

recuerdos sobre él comienzan años más adelante. Todo transcurría perfecto según mi criterio, hasta el primer gran impacto sentimental: Mi abuelita

Nací un ocho de marzo de 1993. Mi padre de nombre Pablo y mi madre de nombre Patricia Hubieron de recibirme con el gusto al que se recibe a un primogénito, pero esa es otra historia. Mis padres duraron juntos muy poco tiempo, divorciándose cuando yo tenía tres años; esto, por consiguiente, orilló a mi madre a trabajar, quedándome al cuidado de una de las mujeres más especiales de mi vida: mi abuelita Mari, aunque existían ocasiones que me cuidaba el que hasta ahora considero un padre para mí, mi tío Nico que en realidad se llama Sergio y nunca he conocido el porqué de su sobrenombre. A los cuatro años concí la quien Sigue en la 2

1

Mari, aquella mujer que me cuidaba, me protegía, aquella aguerrida mujer que vendía dulces afuera de la casa había muerto. Aun recuerdo el funeral, sigue estando fresco en mi memoria muy a pesar de los años, recuerdo a mi mamá llorando, al igual que mis tíos, me veo a mi rodeado de mis primos, recuerdo el panteón, tanta gente que jamás he vuelto a ver en mi vida. Lo cierto es que ya nada fue igual desde entonces. Terminé al kínder y era entonces el momento de embarcarme en una nueva aventura llamada "escuela primaria", el único

edición ted


28 de agosto de 2010

dilema por así llamarlo era: ¿Qué escuela elegir? Fácil, quería estar con mi primo Isaac ya que prácticamente vivía con él. Claro que debo aclarar ese punto. Al morir mi abuelita y

PARPADEO

comenzando el ciclo escolar en el kínder, estuve al cuidado de otra mujer significativa para mí: mi tía Antonieta, toñita. Con ella viví toda mi infancia, rodeado de sus tres hijos, mis primos, a los que veo como mis hermanos. La primaria comenzó, siendo mi primer maestra la profesora Gámez. A pesar de los pronósticos contra mí, sorteaba la primaria caracterizándome como un alumno ejemplar. Los años en la escuela transcurrieron entre diplomas y concursos de interpretación del Himno Nacional a coro, hasta un segundo gran impacto emocional en mi vida: el reencuentro con mi padre al que, ahora, sigo viendo algunos fines de semana. Ya en la secundaria conocí los que considero mis mejores amigos: Diego, Valeria, Diana, Montserrat,

Curso de LATL CCH Azcapotzalco

2010

Foto (C11) Apunte Apunte Foto (C11) Apunte Foto (C11) Foto (C11) Pizarrón Apunte Foto (C10)

Karla, Jessica y Carlos, y a uno de mis profesores consentidos: RCS. Actualmente estoy en el CCH Azcapotzalco viviendo, creo

Equivalente de poesía ¡Haz clic aquí arriba!

2

yo, uno de los mejores momentos de mi vida hasta hoy; sorteando grandes experiencias pero con gran ilusión.

edición ted


28 de agosto de 2010 PARPADEO

3

Didascalia Diálogo El mundo en mi contra por FD -- Hola Juan! ¿Cómo te va? - ¡Hola Pedro!, pues más o menos we. -- ¿Por qué? ¿tienes algún problema o algo? -Pues algo así. No sé qué hacer para subir mis calificaciones. A veces pienso que hasta los maestros están en mi contra. --Aguanta, aguanta wey. Eso sí que me sonó raro. ¿Los maestros en contra tuya? ¡por favor! - Puede pasar cabrón! -- Pero... ¡ay! ¡ponte a pensar! ¿Crees que algunos maestros se preocupan tanto por sus alumnos como para tenerles odio, rencor ó coraje? A menos que seas un ¡desmadroso!, y yo te conozco, no eres así. - En eso tienes razón, pero por más ganas que le echo, no logro subir. Además, ¡¡acabo de ver a una chava que no manches!! está como quiere la canija. -- He ahí el pedo también, ¿sólo piensas en ella verdad? - Oh sí, y de qué manera pienso, je je je. (Pedro le da un zape a Juan) ¡Aguanta wey! ¿Qué te pasa? -- ¡Es por eso que no te concentras!, no sabes organizar tus ideas, debes de organizar tu tiempo y concentrarte en lo más importante. - ¡Ay, ay, ay! Cálmate wey, tampoco me sermonees. -- ¡Y terco además!, no, no, no. Parece que ya estás muy dado a la mier... Aprende a escuchar a la gente cuando te quieren ayudar, que te apuesto, tampoco sabes. ¿No te has dado cuenta que ya es el último semestre? ¿Cuántas debes? - Creo que como cinco, no es para alarmarse. -- ¡¿No?!.... Y ¿a poco me vas a decir que esas cinco las debes porque tus maestros la agarraron contra ti? - Pues... -- ¡¡No jodas!! Ponte a estudiar ya en serio cabrón. ¿Que no te preocupa tu vida?, para todo hay tiempo, debes de establecer bien tus prioridades. ¡La chava esa no es la que te mantendrá! ¡Son tus estudios los que lo harán! -Bueno, no lo había visto de esa manera... ¡Es cierto! si no le echo ganas, ¡probablemente me quede en la calle! y todo por ser un pinche huevón. -- ¿No haces tus tareas?, ¿no trabajas en clase?, ¡lo que faltaba! - Pues es que me da una flojera que no ma! -- ¿Ah sí? ¿Te da flojera comer, dormir, ver tele, invitar a una chava a salir? A ver, piensa en eso si no tuvieras estudios.

-Eso es cierto, será mejor que le eche ganas. -- ¡Eso es lo que quería oír cabrón! - Ahora que lo veo, sí, sí tengo ambiciones, sin dinero no las hallaré cumplidas, sin trabajo no hay dinero y sin estudios, ¡no hay trabajo! ¡Wow! --Sí, wow. (Suspirando en modo desesperante). Todo es una cadena Juan. - ¡Gacho! -- Bueno, entonces creo que ya entendiste el punto, ¿verdad? - Sí, Pedro, muchas gracias por haberme hecho reflexionar. -- ¡Para eso estamos!, para echarnos la mano. - Entonces será mejor que me aplique. - Sale, entonces ya me iré a mi casa. -- Pero apenas son las 4:45 pm., ¿no entrarás a tus clases? - (Haciendo ademán burlón) ¿Para qué? Si ya me dieron de baja todos los maestros. Mejor me voy a mi casa, ps qué hueva, ¿no? ¡Otro año aquí! Ja ja ja. -- (Pensando) ¿Quién lo hubiera imaginado? - Ahí luego nos vemos!, ¡Te hablo Juan!, ¡¡¡WEY!!! -- ¡Ah!, ¡sí!, claro, nos vemos. Increíble.

edición ted


28 de agosto de 2010 PARPADEO

Didascalia

- Hola, speedy, ¿cómo andas?

Diálogo El X

- Bien, ¿y tú?

por DF

- También bien, gracias. - ¿Qué clase te toca ahorita?

- Estadística, y me da una flojera, bueno, la maestra es chida, su clase es amena y no la hace tan aburrida, explica bien. - Bueno, al menos no tienes cálculo, ¡¡eso sí que es una joda!! Muchos dicen que además de ser una materia cañona, los maestros luego son unos hijos de la chin…, porque dicen que si no sacas al menos 8, no te pasan, a mí la verdad no me consta, pero ps quién sabe. - Ay ay ay. ¿Me acompañas?, voy al X a entregar unos trabajos para subir promedio. - Naahh que hueva we, ¡queda bien lejos! - Órale canijo, acompáñame o te reventaré. - Jajaja, cálmate purra, a mí no me hable así, que yo sí me lo madreo. - Bueno acompáñame, es rápido. - Vamos pues. - ¿Y qué onda? ¿Cuántas debes? - Nada más 3, ¿y tú? - 2 we, no ma. ¿Sí sales este año? - Pues yo pienso que sí, todavía no sé si tronaré alguna de este semestre, si me quedo pues ni pex. ¿Tú sí sales? - Pues yo pienso que sí, nada más hay que echarle ganas. ¿Cuáles debes? -Física 2 y Latín 2. - ¿Por qué Latín? ¿Sí entrabas, no? - Pues si we, pero luego el maestro ni enseñaba nada, todo lo teníamos que aprender por nuestra cuenta, además sólo hacía estorbo, sí, el caso era que nosotros lo hiciéramos todo, entonces ¿para qué el p… maestro? ¿Cuáles debes tú? - Ya ni me acuerdo, pero pues la maestra de dibujo me reprobó, bueno, prácticamente, no me dejó hacer equipo en la clase y tuve que trabajar solo, para colmo, el trabajo no lo hice según ella “bien”, y pues valió. - Qué mal, sale Speedy, ya llegamos al X tengo que ir a otro lado. Adiós….

4

edición ted


28 de agosto de 2010 PARPADEO

Escribir en medio de la combi Soliloquio

Viene de parpadeo 12

por Jesús Ortiz -¿Haz leído el coloquio de los perros?, contigo es inasequible discutir hasta en el papel. Solo dios sabe porqué nos hizo así, ahora no te la describiré, cualquier roce poético de mi parte lo tomarías como una debilidad de carácter, en cambio me burlo de la escuela de los sofistas por ser la mayoría, unos resentidos, y ahí, luego luego, empiezas a vituperarme. -No sólo de los sofistas, también te burlaste de Sófocles. -Dije que tenías todo en común con Edipo, excepto lo de rey y lo dramático y el oráculo. -Querrás decir: Tenemos, además... -Luego vi a su hermana. -¿Cómo sabes que era su hermana? -Porque uno no se dice cosas tan en voz baja a no ser que tengas un parentesco con alguien o te sea de amistad pulida. -¿Y si era refinada? -No, era su hermana. -Ah. -Te das cuenta porque la señora de mirada furtiva iba del lado de la que era la muchacha, de la otra muchacha que me gustó, luego iba yo. -Ya sé que íbamos, pero ¿cómo sabías que era su hermana? -Porque se veían como una familia, una muy unida. -Apariencias. -Por ese tiempo ya iba a bajar de la combi. -¿Por qué te bajaste? -Porque ya íbamos a llegar. -Hágase a vuestra espalda el peor de los pesos del mundo, que no has de hablarle, ¿importaban tanto la señora y su pariente? -Pues era tanta la presencia de la doncella que si importaban en algo las susodichas, era en el poco espacio que me dejaban para acercarme. -¿No estábamos del otro lado? -Así sea, pero con espacio me refiero a privacidad, que a lo mucho importa poco para nuestra extraña soledad, que contigo no hay rato a solas y que si hemos de llevar un peso, peso entre los dos llevamos, cual si en vigilia el ayuno. -Entonces, ¿por qué no le hablaste? -No es propio de caballeros, como nuestras mercedes, el dirigirnos a tan bella moza causándole susto tan de tajo. -Entonces no le hablamos porque te crees un caballero, creí que el presuntuoso era yo.

-No soy caballero de estoque y azor, pero aguarda... pequeño filósofo que tuve una estratagema que ni el mismísimo Bonaparte hubiera pensado si su campo de batalla fuera la combi, mejor aún que Waterloo -¿Te burlas acaso? -Sea pues la combi donde íbamos, ahora que si fuéramos en un carruaje, carruaje diría yo, digo las cosas como porque son reales, así como voz parecióme que diría. -Luego. -Luego que estamos tan faltos de cordura, pero la estratagema fue esta: -Espera, ¿te siguieron apagando la luz? -Centenar de veces, aun y con todo que sus ojos me alumbraban cuando entre ciénagas anduvimos. -Está bien, no me burlo. Continúa ya. -Ves, que para bajar del transporte, unas veces por comodidad, hay que servirnos del prójimo para pasar los dineros. -Ingenioso, digno de Cervantes. -¿Las pinturas? -Sí. -Entonces le pasé el dinero a mí amada dama, para que en su misericordia se lo diera a otro y ese otro al chófer del vehículo. -¿Qué nos ganábamos con eso? -Tú, nada. Yo, tocar sus manos de jade aterciopelado y gemas. Tanta fue mi ocurrencia que hube de apasionarme al punto en el que la ambición me cegó y se me fue la vida, que hasta imaginaba a nuestros hijos, cuando en realidad el menguado chiste era tocar sus dedos ya de menos. -Entonces. -Entonces, cuando le pasé los dineros -a fe mía- exactos, no toqué nada de lo que queríamos tocar. -Pero el fin era que manoseando su palma, al punto dirigirle una cortesía y entonces preguntarle su nombre y por razón algún contacto para citarse un bello día de verano o un sobrio día de invierno, ¿verdad es? -Eso acaecería perfecto, al menos el intento con la gracia del fallo... en lugar de eso, nada más me lamenté de no tocar nada y ya, tiritando de tristeza, vi como la combi se acercaba a nuestro origen.

Continuará

5

edición ted


28 de agosto de 2010 PARPADEO

Didascalia Tareas Carta con un palíndromo por CC

Querida
Rosa: Te
escribo
esta
carta
sabiendo
 que
ahora
estás
por
terminar
tu
 taller
de
dibujo
y
quiero
 animarte
el
día
. Estuve
leyendo
al
buen
Julio
 Cortázar
y
en
el
cuento
de
 “Lejana.
Diario
de
Alina
Reyes”
 describe
los
palíndromos,
 ¿sabes
lo
que
es
un
 palíndromo?,
bueno
no
es
otra
 cosa
que
una
frase
o
una
 palabra
que
dice
lo
mismo
al
 derecho
que
al
revés,
como
el
 que
leímos
en
primaria
de
 “Anita
lava
la
Kna”,
esa
sería
una
 frase
palíndromo,
pero
también
 “seres”
es
una
palabra
 palíndromo. Sabias
¿que
hay
en
diferentes
 idiomas?,
tanto
en
inglés
como
 o
griego,
yo
pienso
que
se
 requiere
una
gran
destreza
para
 poder
hacer
una
frase
de
éstas,
 espero
que
en
la
próxima
carta
 que
me
envíes,
trates
de
hacer
 un
palíndromo. Me
despido
y
saludas
a
José
de
 mi
parte,
con
amor
Carlos.

Tabla de Contenido La vida perfecta

6

1y2

El mundo en mi contra

3

El X

4

En medio de la combi (3)

5

Querida Rosa

6

edición ted

parpadeo 13  

Revista de estudiantes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you