Page 1


NACIONAL MONTE DE PIEDAD

Había una vez, una familia de hidalgos rurales cuyos padres de la familia eran José Romero y Ana de Terreros. El quinto hijo de esta familia se llamó Pedro Romero de Terreros y nació el 10 de junio de 1710. Pedro era un niño de cara afilada, piel blanca y cabello negro como la obscura noche, siempre fue un niño alegre y muy entusiasta, le gustaba ayudar a la gente y era amable con todas las personas. Al morir su tío Juan Vásquez de Terreros, Pedro asumió el control de los negocios de su tío que por mala suerte iba a llevarlo a la bancarrota y Pedro de manera muy audaz los volvió beneficiosos de forma eficaz y eficiente. A pesar de que el quinto hijo venia de una familia de la nobleza, su corazón era muy humilde y generoso apoyando a muchos centros religiosos principalmente conventos y colegios. El tiempo transcurría y Pedro se fue volviendo una persona muy acaudalada por sus variados cargos municipales e incluso llegar a ser el hombre más rico en sus tiempos. Cansado de vivir en España, pedro en el año 1756 migro el estado mayor de la república mexicana para casarse con su amada María Antonia de Trebustos y Dávalos,


siendo ella una hija de la familia más antigua de Nueva España en aquel entonces. Pedro siempre fue una persona emprendedora y con grandes propuestas con acciones de origen religioso, cultural y de beneficencia. Los días continuaban su camino y Pedro cada vez se volvía más poderoso y con ello traía problemas con los trabajadores de sus grandes minas por volverse más ambicioso, él no era así pero con el tiempo deseaba más dinero,

A consecuencia

estallo una

revuelta en contra de Pedro causándole grandes problemas afectando su buena reputación hasta entonces y también sus trabajadores intentaban matarlo, por lo que se vio obligado a abandonar esa empresa. Muchos años después Pedro, fundó el Nacional Monte de Piedad, el sábado 25 de febrero de 1775 en el zócalo de la Ciudad de México, con una cantidad de 300,000 monedas de oro para esta obra asistencial, dinero destinado de Pedro esto consistía en pedir prestado dinero en cambio de algo de valor como alhajas, prendas de gran valor,

joyas,

diamantes,

objetos

electrónicos,

incluso

autos,

televisiones etc. En el primer año de operación del Nacional Monte de Piedad había hecho 17,000 operaciones de empeño, lo que era igual a un cuarto de la población. Juan Carabantes era una persona que tenía muchos problemas económicos y sus deudas eran muy elevadas, ya había recibido avisos sobre que si no pagaba sus adeudos lo sacarían de su casa y le quitarían sus posesiones materiales mobiliarias e inmobiliarias. Preocupado Juan Carabantes por los constantes citatorios que se le hacían llegar les contó los problemas que acarreaba a sus amigos y por medio de ellos se enteró que prestaban dinero a cambio de dejar unas prendas de valor en el Nacional Monte de Piedad, el señor Carabantes encontró un


montoncito de alhajas y sin pensarlo fue el primero en todo el mundo empeñar sus joyas para recibir dinero prestado. El préstamo fue de 40 monedas de oro con las cuales logro salir de sus problemas y consiguió recuperar sus joyas unos meses después del préstamo. El rumor corrió por boca del primer testigo y del buen servicio que le brindaron. Gracias a Pedro Romero de Terreros

por

esa idea

maravillosa que ha apoyado a millones de personas. Desde entonces el Nacional Monte de Piedad, ha sido el mayor benefactor del país , sin embargo gracias a sus donaciones a colegios, a asilos de ancianos, ayuda a enfermos de cáncer, sida, y principalmente se ha convertido en el mayor servicio de préstamos en el mundo hasta la actualidad.

FIN


Este cuento se basa en la historia del legendario, Nacional Monte de Piedad y su fundador, Pedro Romero de Terreros pues gracias a su maravillosa idea que ha apoyado a millones de personas, desde 1775 el Nacional Monte de Piedad se ha convertido en el mayor servicio de prĂŠstamos hasta la actualidad.


Nacional Monte de Piedad  

Este cuento se basa en la historia del legendario, Nacional Monte de Piedad y su fundador, Pedro Romero de Terreros pues gracias a su maravi...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you