Page 1

EN EL AULA

Aula del Colegio Senara

La PDi como acercamiento entre dos generaciones El Colegio Senara abandera uno de los proyectos TIC más interesantes en España: ‘Senara 3.0’.

B

ajo el nombre Senara 3.0, este centro concertado ha diseñado un proyecto que gira en torno a tres ejes, "dotación de equipamiento tecnológico enfocado a la educación como metodología de trabajo en clase, la formación del profesorado y la educación para un uso responsable de las TIC", explica Carmen Fernández, responsable TIC del colegio Senara. El desarrollo del proyecto ha sido gradual,

30

y por el momento disponen de 22 aulas totalmente equipadas. Fernández comenta que "la mayoría de los alumnos están acostumbrados desde siempre a ver la televisión o utilizar el ordenador en casa, por lo que se ha llegado a un punto en el que asocian el uso de las pantallas al ocio y al tiempo libre", por lo que el uso de la pizarra digital interactiva (PDi), que al fin y al cabo son contenidos del ordenador proyectados

sobre una pizarra, "les predispone para el aprendizaje de una manera evidente y clara porque le acerca a algo que para ellos tiene una connotación muy positiva porque lo relacionan con algo cercano y agradable", añade Ana Rivera, profesora de Lengua y Literatura del colegio. Asimismo, desde el punto de vista que atañe al profesor, "el demostrar soltura en el uso de la PDi te permite manifestar un dominio tecnológico


EN EL AULA

"El uso de la PDi te permite manifestar un dominio tecnológico que los alumnos creen que monopolizan ellos"

que los alumnos creen que monopolizan ellos. Esto supone un acercamiento entre dos generaciones, y es fundamental, porque al mismo tiempo te estás prestigiando como profesor", cuenta Rivera. Además, "este nuevo modelo permite trabajar de una forma directa ordenando la información, como por ejemplo los mapas conceptuales", destaca la profesora Rivera. "Otra cosa que he comprobado es que la clase es mucho más dinámica y participativa". Nos explica la profesora que si preguntaba a las alumnas una por una diferentes cuestiones que iban surgiendo durante la clase, antes era complicado que diese tiempo para que todas participasen, "ahora todas las alumnas suelen participar dos veces en cada clase, y eso no lo conseguía con las actividades del libro jamás", explica. "Siempre hemos intentado crear una clase participativa e interactiva, pero ahora, lo que consigues es que la interactividad no sea profesor-alumno, sino profesor-alumnoprofesor a través de la PDi, que tiene unas cualidades que les motiva de una manera incomparable".

Rivera apunta que "es muy importante ir alternando y saber que si en cualquier momento se va la luz o se bloquea el ordenador, existe una alternativa dentro del aula. Otro punto a favor es que ahora voy a clase únicamente con el lápiz digital y un pen drive, no con cuatro carpetas, 25 transparencias y con el retroproyector". Respecto al alumno, el beneficio está muy claro: "Si un alumno falta a clase puedo enviarle todo lo que hemos hecho en la PDi, incluso con todas las aclaraciones que hemos ido añadiendo durante la clase. Esto nos permite ofrecer una enseñanza mucho más personalizada incluso a trabajar en red con las clases compartidas (aplicación del software). Además, he calculado que economizo alrededor de 15 minutos en cada clase porque veo que los alumnos entienden todo más rápido. Así da

tiempo a terminar todo el temario", explica Rivera. Asimismo, todo el material que ya existía o que se consigue actualmente puede adaptarse a la clase, pudiendo añadir anotaciones. Según nos cuenta Rivera, "en este colegio tenemos un programa de desarrollo cognitivo basado en la neuropsicología del aprendizaje". Por lo que otro punto relevante que destacan desde el centro es que pueden alternar los métodos de aprendizaje enseñando algunas lecciones con imágenes, y otras mediante procesos lógicos, estimulando ambos hemisferios del cerebro. En este sentido, Rivera comenta que la inclusión de las PDi en el centro ha sido muy positivo ya que ha facilitado el desarrollo de este programa, ha sido un gran apoyo y mantiendrán su apuesta por las TIC.

Un cambio progresivo Carmen Fernández subraya que gracias a las PDi que adquirieron (eBeam), en las clases del Senara se "puede utilizar la pizarra del modo tradicional, como pizarra digital o como ambas cosas simultáneamente, con lo que no obligas al profesor a centrarse únicamente en la pizarra digital. Esta PDi es muy flexible y para nosotros es fundamental poder volver a utilizar el método tradicional en el momento que sea necesario." Por su parte, Ana

31

08-Colegio_Senara  

EN EL AULA 30 ajo el nombre Senara 3.0, este centro concertado ha di- señado un proyecto que gira en torno a tres ejes, "dotación de equipam...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you