Issuu on Google+

EDUC. ESPECIAL

Las TIC en educación especial peciales es un recurso motivador y no discriminador, capaz de adaptarlo a sus necesidades. Si estamos acostumbrados a trabajar con estos alumnos entenderemos por qué las TIC han sido capaces de adentrarse en la educación de una manera tan exitosa. Caben destacar algunos puntos muy importantes por lo que la PDi puede convertirse en un producto de bastante éxito y aceptación en educación especial:

Expodidáctica 2010

Toda innovación con una finalidad pedagógica puede ser muy importante para el desarrollo de las personas con necesidades especiales. ¿Cómo afecta el uso de la PDi? Lara Romero.Un alumno con necesidades educativas especiales presenta mayores dificultades en el aprendizaje que el resto de sus iguales, por lo que para compensarlas es necesario realizar ciertas adaptaciones. Además de las adaptaciones curriculares pertinentes, podemos utilizar los recursos tecnológicos que ya tenemos en clase para trabajar las necesidades educativas especiales de

nuestros alumnos, ya sean temporales o permanentes, y debidas a causas físicas, psíquicas, sensoriales, afectivo– emocionales o de inadaptación (cultural, lingüística, etc.). De unos años a esta parte, la pizarra digital interactiva (PDi) ha ido tomando su lugar central en la clase, por lo que hemos podido comprobar que para los niños con necesidades educativas es-

- Es algo novedoso, y sabemos que esta cualidad representa, para nuestros alumnos, el mejor comienzo que se le puede pedir a un recurso educativo. - Capta y centra la atención. El uso de la PDi está dando muy buenos resultados cuando se trabaja con herramientas especificas y con diversos lenguajes, que pueden ser utilizados en niños con diferentes trastornos o déficit de atención. - Fomenta la independencia. Desde edades muy tempranas el niño puede poner en funcionamiento él mismo el dispositivo, favoreciendo y estimulando además de la independencia, la autoestima y mejorando la interacción. - Trabajar con diferentes lenguajes. El lenguaje icónico, verbal o visual, entre otros, son un gran apoyo a la hora de trabajar la comprensión de conceptos abstractos, como los conceptos temporales. - Es motivador. La pizarra digital proporciona una gran variedad de colores y sonidos con movimiento que se pueden enlazar. Es un simple proceso rutinario que afianza la confianza en el aprendizaje del pequeño, ayudándose de características como la paciencia (aumento de repeticiones), el refuerzo positivo (en los pasos que el niño hace en la Pdi/ ordenador) o la interactividad. - Mayor adaptabilidad de contenidos. Los diferentes contenidos pueden ser adaptados a las necesidades que el profesorado va encontrando en el aula (desde hacer zoom sobre objetos que no pierden sus propiedades, introducir sonidos o utilizar lenguajes icónicos que apoyan la explicación). De esta manera, las clases son más abiertas para adaptar los contenidos y ser modificados durante su proceso. Asimismo, la pizarra digital beneficia tres áreas fundamentales: la perceptiva, el área motriz, y el lenguaje y la comunicación. Veámoslo con más detalle.

11


EDUC. ESPECIAL

Área perceptiva Para estimular las diferentes áreas perceptivas (visual, auditiva, espacial y temporal), se pueden realizar multitud de actividades. Por ejemplo, para obtener rápidos y positivos resultados en niños con dificultades en la visión, se puede comenzar por elaborar actividades mediante técnicas que prioricen la enseñanza visual. Además, con la PDi se podrán manejar objetos en la pantalla y no sólo modificar su tamaño sino hacer zoom a zonas determinadas y de forma gradual. También se puede jugar cambiando el tipo de letra, tamaño, colores y fondo de pantalla. Con alumnos con problemas auditivos surge la necesidad de repetir las pautas de las actividades a realizar o de los procesos cognitivos a integrar. Para ello se pueden utilizar programas adecuados para trabajar estas áreas. El software de las pizarras digitales nos permite enlazar objetos a sonidos, webs, flash, y otros recursos similares. Podemos trabajar con varios objetos que hemos ido añadiendo en la pizarra sin tener que diversificar la atención sobre diferentes puntos. En cuanto a la percepción espacial debemos destacar que cuando estamos trabajando en la pizarra digital el concepto dimensional cambia. El alumnado está acostumbrado a trabajar en el ordenador y ahora interactuará en una superficie de dimensiones mayores. A raíz de esta interacción se pueden trabajar conceptos espaciales, como la coordinación y la lateralidad. Pautas que deben estar perfectamente bien integradas para una mayor facilidad en el aprendizaje de la lectura y escritura. Otros conceptos abstractos como el temporal, también puede tratarse a través de diferentes metodologías con apoyo de programas educativos, herramientas del mismo software de la PDi (galería de objetos, imágenes, plantillas) que harán las clases más interactivas, cercanas y motivadoras. Área motriz El área motriz se va a ver beneficiada en todo momento, porque se trabaja la coordinación en general en la misma pizarra controlando el ordenador sin necesidad de ratón ni teclado, por lo que también se mejoran los procesos de autocontrol y la coordinación. Por otro lado, la coordinación óculo–manual se trabaja a través del concepto de causa–efecto, al recibirse una respuesta en la superficie de la pizarra cuando el lápiz electrónico interactúa sobre ella. El trabajo con el lápiz electrónico beneficiará la pre-escritura desde edades tempranas, familiarizando a los chicos

12

con los hábitos necesarios para la manipulación del lápiz en las primeras etapas de la escritura. Área del lenguaje y la comunicación Pueden realizarse actividades específicas para trabajar el lenguaje comprensivo, que se apoyará en actividades interactivas. Asimismo, existe la posibilidad de mejorar las explicaciones con ayuda de diversidad de recursos en red, audición, apoyos de videos, etc. En cuanto al lenguaje expresivo, podemos grabar voces, vídeos y aumentar la interacción creando un ambiente que facilite el aprendizaje cooperativo. La lectura también se verá favorecida con actividades que nos ayudan en el proceso y en la pronunciación. A través de objetos digitales interactivos o páginas webs que trabajaremos con la clase a pantalla completa y permitiendo una interacción grupal. Y junto a la mejora del proceso de lectura puede trabajarse igualmente la escritura: a mano alzada, con el reconocimiento de escritura, mediante texto mecanografiado o con el teclado en pantalla adaptando la herramienta a las necesidades con las que nos encontremos.



04 Educación especial