Page 1

02 monografías

El reto de las ingenierías ante el cambio climático


02 monografías

Alejandro López-Cortijo (1961) es Ingeniero Agrónomo por la UPM y MSc en Política Ambiental por la Universidad de Londres. Es socio fundador y Director General de IIMA, frma de consultoría especializada en energía y medio ambiente con 20 años de trayectoria. Desde hace cuatro años es además Director para España de EcoSecurities, empresa pionera y líder mundial en Mecanismo de Desarrollo Limpio.

El reto de las ingenierías ante el cambio climático

Elena

Pellón

Gil

(1982)

es

Licenciada

en

Ciencias

Ambientales por la Universidad Autónoma de Madrid. Su carrera profesional se inicia en el Ulster donde trabaja en el campo de la conservación ambiental y la participación social para la gestión de espacios naturales. Actualmente forma parte del equipo de la Dirección de Proyectos Ambientales


02 monografías

El reto de las ingenierías ante el cambio climático Alejandro López-Cortijo Elena Pellón Gil Madrid, Enero 2009


1ª edición Enero 2009 EDITA: Tecniberia DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Tiktak Multimedia, S.L. IMPRIME: Gráficas DOSBI, S.L. ISBN: 978-84-87092-03-9 Depósito Legal: ---

© Tecniberia, 2009


Índice Prólogo

1. Introducción 2. Panorama internacional

7 11 17

2.1. Naciones Unidas........................................................................................................ 17 2.2. Unión Europea........................................................................................................... 18 2.3. Estados Unidos.......................................................................................................... 26 2.4. Otros países............................................................................................................... 29 3. Políticas y realidad del Cambio Climático en España 37 3.1. Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia........................... 38 3.2. Plan de Ahorro y Eficiencia Energética................................................................ 40 3.3. Energías Limpias....................................................................................................... 41 3.4. Plan I+D+i. ................................................................................................................ 49 3.5. CTE y RITE................................................................................................................. 50 3.6. Plan Nacional de Adaptación.................................................................................. 51 3.7. Otras políticas nacionales de interés.................................................................... 52 3.8. Comunidades Autónomas....................................................................................... 54 4. El reto para las Ingenierías 57

5. Conclusiones

79

Referencias bibliográficas

87

Referencias páginas web

89

Glosario de términos

91

CUADROS DE TEXTO 1. Los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kioto

12

2. Los principios del mercado de los recursos naturales

15

3. Captura y Almacenamiento de Carbono

23

4. Esquemas de Inversión Verde

31

5. Mercado de reducciones voluntarias

35

6. ¿El fin de la era del petróleo?

80

3


Agradecimientos Los autores quieren agradecer sinceramente la colaboración de la Oficina Española de Cambio Climático y, muy especialmente, la de su Directora, Alicia Montalvo, por su entusiasmo para que esta información viera la luz, por la revisión general del texto y por las aclaraciones sobre los tan difíciles mercados de carbono. Así mismo, desean reconocer las aportaciones desinteresadas de los miembros del Grupo de Trabajo de Cambio Climático, de la Comisión de Medio Ambiente de Tecniberia y, en especial, las valiosas contribuciones de Juan Herrera (EPTISA), Iñaki Herrero (ALATEC) y Juan Antonio Gros (TECNOMA). Igualmente, quieren agradecer el apoyo recibido por parte de la Dirección General de Tecniberia, a Rodolfo Sáenz de Ugarte quien sostiene que ingeniería y cambio climático han de caminar juntos una buena parte del siglo XXI. Finalmente, es de agradecer a IIMA Consultora S.L. su inestimable aportación del tiempo de los autores para redactar este Informe.

5


Prólogo Salvo para unos pocos procesos productivos, como la agricultura o la ganadería intensiva, las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), en nuestro país, están estrechamente ligadas al uso energético. Los procesos de combustión de hidrocarburos de apenas un millar de instalaciones, ya sea para generación eléctrica o para aprovechamiento térmico, son responsables del 45% de las emisiones a escala nacional. A escala global, el patrón de comportamiento es, si añadimos la deforestación, idéntico1. Es por ello que el problema de Cambio Climático debe abordarse conjuntamente con una profunda revisión del modelo energético vigente. Hace unos años, el investigador japonés Koichi Kaya (2004), expresó en términos muy sencillos una ecuación que sintetiza claramente el problema:

Emisiones = Población ·

Renta Población

·

Energía Renta

·

Emisiones Energía

Aunque habría mucho que discutir sobre cómo la humanidad gestiona los dos primeros factores, el debate sobre el calentamiento global se centra principalmente en el tercero, el crecimiento del gasto energético con el crecimiento económico, y en el cuarto, la intensidad de carbono de la energía primaria; los hechos prueban que, hasta la fecha, cuanto más ricas son las naciones, mayor es su consumo de energía primaria; y además, que ese consumo se ha procurado mayoritariamente desde el carbón, el petróleo y el gas natural: los hidrocarburos fósiles, fuentes energéticas baratas y de fácil extracción. Pero finitas y, a la larga, insostenibles. En otras palabras, nos ha costado a la humanidad dos siglos, el XIX y el XX, darnos cuenta del error de alimentar el ciclo de carbono con volúmenes que llevan secuestrados millones de años, esperando que los sumideros de los sistemas naturales jugaran su papel y los eliminaran de la atmósfera.

1

Salvo en lo que se refiere a los procesos de deforestación, responsables de un 20% de las emisiones de GEI. Prólogo

7


Figura 1. Evolución del ciclo de carbono desde la era preindustrial (izquierda) a nuestros días. Los sumideros naturales de carbono (océanos y biosfera) apenas han cambiado mientras que las emisiones de carbono fósil se han multiplicado incesantemente.

El Protocolo de Kioto (1997) invita a que centremos nuestros esfuerzos en pensar en cambiar el sentido de ambas tendencias; es decir, mejorar nuestra eficiencia energética y sustituir los combustibles fósiles por energías limpias. El reto que se le plantea a la humanidad es, en palabras del premio Nóbel y Secretario de la Convención Marco para el Cambio Climático de Naciones Unidas, Rajenda K. Pachauri (2007), el mayor de la historia, por cuanto que implica a “todas las naciones del planeta y sus soluciones se empezarán a percibir en varias generaciones”. Es curioso que la actual crisis del sistema financiero, en el que muchos analistas ven algo más que “finanzas”, coincida en el tiempo con una clara evidencia científica sobre el calentamiento global. Que el planeta no puede soportar el ritmo actual de crecimiento económico y demográfico sin dañar irreversiblemente su salud no es una idea nueva. Sin embargo, desde que Arrhenius la planteara en el S. XIX, a nivel teórico, hasta la fecha, han ocurrido hechos como la elevación de la concentración de anhídrido carbónico en la atmósfera en más de 100 ppm, hasta las 380 ppm actuales. La comunidad científica se pone de acuerdo al expresar que las consecuencias de un ritmo similar de crecimiento en este siglo, a lo que nos veríamos abocados de no intervenir ya, serían, sencillamente, de magnitudes incalculables.

8

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Sin embargo, lejos de pretender alarmar, este informe ha intentado ver el lado amable de esta gran oportunidad histórica que supone “cambiar nuestro modo de estar en el planeta” (Endesa, 2008). ¿Acaso hay un reto más elevado para un ingeniero? El principal objetivo de este informe ha sido El objetivo del informe identificar y valorar las oportunidades que se es identificar y valorar abren para las empresas de Tecniberia, y en ge- las oportunidades en el neral para la Ingeniería, en este nuevo sector, sector del cambio climádenominado genéricamente cambio climático. tico para las empresas La lucha contra el cambio climático se afronta de ingeniería desde numerosos campos: políticos, científicos, sociales o técnicos y afecta, como la energía, a casi todos los sectores de la economía. El informe se centra principalmente en los aspectos políticos, las puertas por donde llegar a aprovechar dichas oportunidades. Las cifras que se muestran a lo largo del informe persiguen ofrecer una dimensión del esfuerzo económico nacional, necesario para cumplir los compromisos derivados de nuestra ratificación del Protocolo de Kioto, así como los retos y amenazas que se pudieran derivar del cambio climático. Todo vale: desde la aplicación de nuevos asfaltos, a la incorporación de nuevos software de gestión de líneas de transporte eléctrico; desde la clausura de vertederos, a las técnicas selvícolas de defensa contra incendios; o la mejora en la ordenación del territorio, las energías renovables o el transporte de mercancías por ferrocarril, con tal de que supongan una reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Sin embargo, la identificación de oportunidades, objeto de este informe, no es tarea sencilla, fundamentalmente por la propia complejidad del cambio climático. Allí donde la contribución de los sectores y actividades al cambio climático es más evidente ya se han puesto en marcha actuaciones e iniciativas para su minimización. En otros ámbitos, sin embargo, no hay nada previsto o planeado o, al menos, no con el suficiente detalle, por lo que la identificación de oportunidades requeriría un importante trabajo de investigación. No pretende ser éste el objeto del informe. Ahora bien, debe ser visto como una fotografía panorámica que nos revela, de una forma general y sintética, las principales actuaciones que en nuestro país se van a poner en marcha como consecuencia de la lucha contra el cambio climático.

Prólogo

9


A su vez, el informe está salpicado de pequeños textos que intentan arrojar luz sobre determinados aspectos, que no por hartamente repetidos en los medios, son moneda corriente para la mayoría de nosotros. Por último, el informe invita a reflexionar y a estimular aquellas neuronas en las que ocultamos las soluciones técnicas y científicas del siglo XXI, que serán desveladas para dar a nuestra especie las claves necesarias para continuar habitando este planeta de forma cada vez más sostenible, en paz con el resto de seres vivos que lo pueblan: ¡la mejor solución está aún por imaginar!

Los Autores

10

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


1. Introducción La creciente preocupación sobre el impacto que las emisiones antropogénicas de Gases de Efecto Invernadero (GEI) generan sobre la atmósfera, ha llevado a la comunidad mundial a tomar medidas específicas para contener este problema, calificado por muchos como el mayor al que nunca se haya enfrentado la especie humana. La concentración atmosférica de CO2 ha pasado de 280 ppm en la era preindustrial a 380 ppm en 20052. El clima del planeta tiene un efecto enorme en plantas y animales de todos los ecosistemas terrestres y marinos. Y en nosotros y nuestras actividades, desde la agri- La concentración de CO 2 cultura al transporte aéreo. Aunque aún se pueda en la atmósfera ha padiscutir sobre la severidad o el lapso de tiempo sado de 280 ppm a 380 que nos quede para reaccionar, una cosa es cierta: ppm en los últimos 150 si no actuamos en el corto plazo, los efectos de este denominado cambio climático podrían ser años. Es la concentrairreversibles y tan sólo nos quedaría ya la posibili- ción más alta de los últimos 650.000 años dad de adaptarnos a la nueva situación.

La Convención de Río3, firmada en 1992, es el tratado internacional que unió a la mayoría de los países, en el marco de Naciones Unidas, para empezar a destilar soluciones sobre lo que se podía hacer para reducir el calentamiento global y cómo adaptarnos al cambio de temperatura que ya se sabía inevitable. El primer compromiso acordado globalmente fue el de estabilizar las emisiones de GEI en los niveles de 1990. En 1997, el Protocolo de Kioto, adoptado por los países industrializados y aquellos en vías de desarrollo (países Anexo I y No Anexo I) estableció, con vínculos legales, compromisos de reducción de emisiones para los países Anexo I de seis gases de efecto invernadero, durante el periodo 2008-2012. El Protocolo, que entró en vigor el 15 de febrero de 2005, establecía Mecanismos de Flexibilidad para ayudar a los países y a las industrias a cumplir sus compromisos (ver cuadro de texto Mecanismos de flexibilidad). Mientras tanto, la Unión Europea, en 2003, decidió establecer un sistema de “limitación y comercio de emisiones” (cap- and-trade), a través de la Directiva 2003/87/CE; la directiva, que venía a reconocer la fuerza que presentan las leyes de mercado para optimizar los niveles de asignación de 2 3

Earth System Research Laboratory, 2006 Convención Marco sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas o UNFCCC United Nations Framework Covention on Climate Change

1. Introducción

11


recursos a la solución de problemas ambientales (ver cuadro de texto Principios del mercado), se ha erigido en el instrumento político que rige las políticas de los países miembros sobre la compra-venta de derechos de emisión de GEI. Bajo el Protocolo de Kioto, la Unión Europea se ha comprometido a reducir sus emisiones, en conjunto, en un 8% respecto a las emisiones del año base (1990), redistribuyendo luego el compromiso entre los estados miembros de diferente forma; a España, por ejemplo, se le ha permitido aumentar sus emisiones un 15%.

Cuadro de texto 1

Los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kioto El Protocolo de Kioto establece tres Mecanismos de Flexibilidad para facilitar a los países del Anexo I de la Convención (países desarrollados y con economías en transición de mercado) la consecución de sus objetivos de reducción de emisiones de GEI. Los tres Mecanismos son: el Mecanismo de Desarrollo Limpio y el Mecanismo de Aplicación Conjunta (mecanismos basados en proyectos) y el Comercio de Emisiones. Interesa subrayar que estos Mecanismos son instrumentos de carácter complementario a las medidas y políticas internas de cada país, que constituyen la base fundamental del cumplimiento de los compromisos de Kioto. La justificación de su inclusión en el Protocolo de Kioto, tiene su base en el carácter global que supone el reto del cambio climático y, por lo tanto, el efecto, independiente de su origen, que tienen las reducciones de emisiones sobre el clima. De esta forma, se permite que los países con objetivos de reducción y limitación de emisiones que consideren más gravoso reducir las emisiones en su propio país, puedan optar por pagar un precio más económico para reducir las emisiones en otros.

12

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) Este Mecanismo permite la inversión de un país Anexo I en un país no incluido en el Anexo I, en proyectos de reducción de emisiones o de fijación de carbono, que el primero utiliza para alcanzar sus compromisos asumidos bajo el Protocolo. Este Mecanismo cumple con un triple objetivo: Por un lado, el país inversor, hará uso de las RECs para alcanzar los objetivos de reducción y limitación de emisiones y, por otro lado, el país receptor de la inversión consigue un desarrollo sostenible a través de la transferencia de tecnologías limpias y, a su vez, contribuye a alcanzar el objetivo último de la Convención de Cambio Climático, (una buena descripción de los pasos necesarios para registrar un proyecto MDL puede consultarse en la Guía Española para la Utilización de los Mecanismos basados en Proyectos del Protocolo de Kioto, del Ministerio de Medio Ambiente , 2004). El mecanismo de Aplicación Conjunta (AC) Este mecanismo permite la inversión de un país Anexo I en otro país Anexo I, en proyectos de reducción de emisiones o de fijación de carbono. El país receptor, se beneficia de las tecnologías limpias y se descuenta las unidades de reducción de emisiones (UREs) del proyecto, las cuales son adquiridas por el país inversor a un precio menor que si lo hubiese realizado internamente. Los potenciales países receptores serán aquellos con economías en transición de mercado, tanto por sus escenarios de emisiones, como por su estructura económica, que convierte en atractivas y eficientes las inversiones en estos países. El Comercio de Emisiones El uso de este Mecanismo permite a las Partes Anexo I adquirir reducciones de emisiones (créditos) de otros países Anexo I para alcanzar, de forma eficiente desde el punto de vista económico, los compromisos adquiridos en Kioto. De esta manera, aquellos países que reduzcan sus emisiones más allá de sus compromisos podrán vender los créditos de emisiones excedentarios a los países que no hayan alcanzado sus objetivos. Bajo este régimen, los países Partes del Anexo I, o aquellas personas jurídicas a las que éstos hayan autorizado, pueden comerciar en el mercado los distintos tipos de unidades contables reconocidos por el Protocolo de Kioto.

1. Introducción

13


Simplificando, el comercio de emisiones se basa en el principio de indiferencia de la localización de la emisión. Supongamos dos instalaciones, A y B, con volúmenes de emisión de CO2 similares, digamos de 50.000 T CO2/ año. La instalación A genera energía eléctrica mediante carbón, mientras que la instalación B produce cemento; la primera estudia el cierre de un horno de su planta y la construcción de un parque eólico anexo, de forma que la producción conjunta de energía eléctrica permanezca constante; la segunda estudia la sustitución del gasóleo, el combustible habitual de sus hornos, por gas natural. Las dos reciben derechos de emisión (“asignaciones”) por el 80% del monto de sus emisiones: 40.000 T CO2/año; supongamos que la primera decide ir adelante con el cierre del horno, lo que conlleva una reducción de 20.000 T CO2/año; la instalación A vendería 10.000 derechos anualmente, que le ayudaría a una amortización más rápida de la inversión en el parque eólico. La segunda, en cambio, concluye que es más ventajoso comprar derechos que realizar la inversión del cambio de combustible, lo que le permitiría seguir emitiendo 50.000 T CO2/año. A y B se ponen de acuerdo en la compraventa de los 10.000 derechos. Ambas instalaciones disponen de un sistema de auditoría de emisiones. Concluido el año, cada una entregaría al Estado sus derechos: la primera 30.000 y la segunda 50.000.

Año 1 TCO2

Año 0

A+B Instalación B 50.000 TCO2/a

Año 0

Cap (límite) Instalación B 50.000 TCO2/a

B

Año 1 A

Instalación A 50.000 TCO2/a

14

Instalación A 30.000 TCO2/a

Año 0

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático

Año 1


Cuadro de texto 2

Los principios del mercado de recursos naturales Los fundamentos de las “soluciones de mercado” (compra-venta de derechos) para superar los problemas medioambientales se desarrollaron en los años sesenta del pasado siglo, fundamentalmente, por el economista británico Ronald Coase. Coase trató de resolver el dilema entre coste social y externalidad. El fundamento de Coase es que, si existe un precio para una externalidad, el mercado se encarga de asignar los niveles óptimos de producción/ contaminación, haciendo innecesaria, o incluso desaconsejable, la intervención por parte del estado. Pongamos un ejemplo. Imaginemos un pequeño municipio de 5.000 habitantes con unos depósitos de agua comunes. El ayuntamiento decide implantar un mercado para el agua. En un principio, a cada unidad de consumo, digamos familia, se le asigna, en función de distintos parámetros, una cantidad fija anual (derechos); por simplificar, digamos 100 m3 y a un precio de 1 euro/m3. Si una unidad consumiese por encima de la cantidad asignada, entonces debería pagar el agua consumida en exceso a 100 euros/m3. Los ciudadanos que no llegaran a la cantidad asignada podrían vender el agua no consumida en el mercado. Por ejemplo, una familia, estimulada por este ingreso extra, decide abandonar el hábito del baño a favor del de la ducha, o cambiar las cisternas por otras de bajo consumo o eliminar el césped del jardín. Y llega al final del año con un exceso de 20 m3. Inicialmente, se puede poner de acuerdo con otro vecino, (que hubiera decidido construir una piscina ese mismo año) y venderle sus derechos. El precio, obviamente inferior a 100 euros, debe compensarle las inversiones realizadas para conseguir ahorrar agua. Se ponen de acuerdo, pongamos, a un precio de 10 euros. La venta de derechos por el primero sería una acción provechosa para ambos actores. El principal beneficiario de esta acción es, sin duda, el medio ambiente y en particular, los recursos hídricos al ver cómo el consumo deja de aumentar. Pero también el ayuntamiento, que no tendrá que dedicar un mayor presupuesto a incrementar sus sistemas de aprovisionamiento de agua. Si, además, existe un lugar común de intercambio de derechos, el precio lo fija el cruce de oferta y demanda y no una negociación a dos partes. La curva de la oferta la definen entre todos aquellos que han consumido por debajo de sus derechos y la de la demanda entre todos aquellos que han consumido en exceso. En otras palabras, se da una situación en la que todos ganan.

1. Introducción

15


Coase parte de una serie de principios para que el establecimiento del mercado sea viable, entre otros, que los costes de transacciones sean ínfimos: aquí se da un campo extraordinario para las empresas del sector. Existirían dos formas básicas de “asignar” los derechos: el mencionado de calcular los recursos en base a distintos parámetros (en el ejemplo anterior, número y edad de individuos del núcleo familiar, tipología de vivienda, situación...) y hábitos del pasado (grandfathering), ingresando directamente los derechos en una cuenta, bien gratuitamente, bien pagando por cada derecho. Y el de subasta de los derechos. Cada modalidad presenta ventajas e inconvenientes, pero en esencia, el precio de los derechos sería el mismo.

16

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


2. Panorama internacional El panorama internacional respecto a la lucha contra el cambio climático ha estado liderado, hasta la fecha, por la Unión Europea, y en menor escala, por Japón. La Comisión Europea, desde un principio, alzó su voz para proponer a la comunidad internacional, y en el seno de las Naciones Unidas, una línea de acción clara y decidida, al margen de consensos: “¡Todos tenemos parte de responsabilidad y a todos alcanzarán las consecuencias! Pero creemos que el tiempo que gastemos en ponernos de acuerdo pasará su factura en breve.”

2.1

NACIONES UNIDAS Naciones Unidas toma la iniciativa en la lucha contra el cambio climático tras la publicación del primer informe del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático en 1990. A raíz de las conclusiones obtenidas, se organiza en 1992 la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, donde se firma la Convención Marco sobre el Cambio Climático que entraría en vigor dos años después. En ella, se establecen los objetivos y principios que regirán la respuesta internacional al cambio climático. Consciente de la necesidad de decidir acciones El Protocolo de Kioto fija concretas, la Convención adopta en 1997 el Pro- un objetivo de reducción tocolo de Kioto, donde se fija ya el objetivo de de emisiones de GEI de reducir las emisiones de GEI de las economías de- 5,2% respecto a 1990 sarrolladas en un 5,2% con respecto a los niveles de 1990, durante el período 2008-2012. Los GEI involucrados son el CO2, CH4, N2O y tres gases fluorados: HFC, PFC y SF6, aunque se hace referencia siempre al CO2 por su mayor contribución al efecto invernadero. Para poder alcanzar este objetivo común, se reparte entre todos los países o grupos de países la responsabilidad de limitar las emisiones a unos valores concretos, resultado de la suma de la contribución histórica de cada sector dentro de un país. Tras la firma de Rusia en 2004, se produce la entrada en vigor del Protocolo, que requería ser ratificado por 55 países del Anexo I responsables de al menos un 55% de las emisiones de CO2 y que hasta entonces no se había conseguido debido a la negativa de EEUU.

2. Panorama internacional

17


Para el seguimiento y evaluación del cumplimiento del estado de la Convención y de los compromisos de las Partes, éstas se reúnen anualmente. En la última Conferencia de las Partes (COP-14) celebrada en Poznan (Diciembre, 2008) se tratan algunas de las cuestiones metodológicas más importantes para el futuro acuerdo post-Kioto, a discutir en Copenhague en la siguiente Conferencia en diciembre de 2009. En Poznan se debaten diversos aspectos relativos al funcionamiento del Protocolo de Kioto y de los procesos de mitigación, adaptación, tecnologías y financiación. Entre otros, se acuerdan nuevos objetivos de reducción, que deberán estar entre el 25 y 40% para 2020. Los mecanismos MDL siguen siendo válidos para la consecución de estos objetivos, introduciendo varias mejoras relativas a su funcionamiento.

2.2

UNIÓN EUROPEA Como parte firmante del Protocolo de Kioto, la Unión Europea está obligada a reducir las emisiones de GEI un 8% con respecto a los niveles de 1990, objetivo que se reparte entre los estados miembros de forma proporcional a sus emisiones. Para ello, la UE basa su estrategia de Cambio Climático en seis pilares básicos: cap&trade, energía, transporte, agricultura y ordenación del territorio, responsabilidad empresarial e innovación. Si bien todas las políticas suponen, a la larga, oportunidades de trabajo para las empresas del sector de ingeniería, la horizontalidad de las mismas plantea límites difusos difíciles de identificar. La más clara de todas es la denominada cap&trade, puesta en marcha a través de la Directiva 2003/87/CE. Mediante ésta, los estados miembros han traspasado parte de sus responsabilidades de cumplimiento a un número de instalaciones que son grandes y fácilmente fiscalizables. En España, por ejemplo, se ha corresponsabilizado a más de 1.000 instalaciones de diferentes sectores industriales4 que suponen, en conjunto, a grosso modo, un 45% de las emisiones globales del país. Son las denominadas instalaciones “reguladas”. El resto de emisiones se localizan en pequeñas instalaciones y en los sectores difusos: agricultura, residuos, transporte y residencial.

4

Ver sectores regulados en el Anexo I de la Ley 1/2005, de 9 de marzo, por la que se regula el régimen del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

18

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


La Directiva 2003/87/CE establece que partir del 1 de enero de 2005, toda instalación que lleve a cabo alguna de las actividades enumeradas en el anexo I de la Directiva (actividades energéticas, producción y transformación de metales férreos, industrias minerales, fabricación de pasta de papel, papel y cartón) y que, como consecuencia, dé lugar a determinadas emisiones, deberá poseer un permiso expedido a tal efecto por una autoridad competente. Cada Estado miembro elabora un Plan Nacio- Con la Directiva 2003/87/ nal para cada periodo (2005-2007, 2008-2012 y CE la Unión Europea de2013-2020), por el que se asignan los derechos de sarrolla su sistema de Cap emisión y el procedimiento de asignación (gratui- & Trade de emisiones tamente o mediante subasta). Actualmente está en vigor el período de cinco años que comenzó el 1 de enero de 2008 y que finalizará en 2012. Así, en España, se han asignado gratuitamente 723,5 millones de derechos de emisión, un 23,8% menos de los derechos contemplados en el anterior periodo 2005-2007. Los estados miembros deben velar porque, a más tardar el 30 de abril de cada año, el titular de cada instalación notifique el número de derechos de emisión equivalente a las emisiones totales generadas por dicha instalación durante el año anterior. Posteriormente, se realizará una verificación de las notificaciones presentadas por los titulares y, en el caso de que no satisfagan los criterios del anexo V de la Directiva, el titular no podrá transferir más derechos hasta que su notificación sea satisfactoria. En el caso de que no se entreguen estos derechos, el titular estará obligado a pagar una multa por exceso de emisiones. Para poder realizar una correcta gestión de este mercado de derechos, la Comisión adopta un reglamento relativo a un régimen de registros y designa a un Administrador Central que lleva un registro independiente en el que se consignan las expediciones, las transferencias y las cancelaciones de derechos de emisión a nivel comunitario. Junto al mercado de derechos de emisión, el sector energético es el otro elemento clave para conseguir el desarrollo sostenible y luchar contra el cambio climático. Cerca de un 80% de la energía primaria que se consume en la UE procede de combustibles fósiles como el petróleo, gas natural y carbón mientras que la energía renovable, en cambio, representa poco más del 6%, que 2. Panorama internacional

19


se eleva hasta el 8,5% en términos de energía final. Además de contribuir al cambio climático, los combustibles fósiles son generadores de una fuerte dependencia económica en la UE. 1% Solar

23% Petróleo

3% Eólica

15% Nuclear

4% Geotérmica 6% Renovables

27% Hidroeléctrica

18% Gas natural

38% Carbón

65% Biomasa

Figura 2. Energía primaria en la UE-27. Distribución del consumo de energía primaria en la UE-27 (2005). (Fuente: EEA, Copenhagen, 2007)

Por todo ello, el Consejo Europeo junto con el Parlamento Europeo, han aprobado a finales de 2008, el denominado paquete de medidas de energía y cambio climático5, en el que se insta a los estados miembros a que tomen las medidas necesarias para que la UE alcance los siguientes objetivos: 20-30% de reducción de las emisiones; 20% de contribución de las energías renovables al consumo energético final; 20% de disminución del consumo eléctrico y 10% del consumo global de combustibles a partir de energías renovables.

5

La aprobación final del paquete de energía y cambio climático exigirá transponer tres normas: la directiva de

revisión del régimen de comercio de derechos de emisión, la directiva de energías renovables y la de captura y almacenamiento de carbono.

20

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Para realizar el traslado a los estados miembros, la propuesta de la Comisión se basa en una metodología por la cual la mitad del esfuerzo se distribuye por igual, mientras que la otra mitad se modula según el PIB per cápita y el esfuerzo previo invertido en energías renovables. Así, los países con un PIB per cápita mayor que la media europea deberán rebajar más sus emisiones que el resto. En cuanto al comercio de derechos de emisión, se pretende reforzar el mercado del carbono a escala comunitaria, incluyendo más gases de efecto invernadero y extendiendo su funcionamiento a todos los emisores industriales más importantes. Los derechos de emisión que salgan al mercado irán disminuyendo año tras año, para permitir que las emisiones cubiertas por el régimen comunitario de comercio de derechos de emisión, se hayan reducido hasta el límite establecido. Además, el sector no regulado participará en la consecución del objetivo global, ya que debe reducir sus emisiones en un 10%. El mecanismo propuesto para la adquisición de los derechos incluye, además de la asignación gratuita, las subastas, en función del sector del que se trate. A España le correspondería reducir sus emisiones de los sectores no regulados por el comercio de emisiones (transporte, vivienda, agricultura, ganadería y residuos) en un 10% con respecto a 2005 y conseguir un 20% del consumo eléctrico a través de energías renovables. No obstante, en una reciente comunicación de la La Comisión pretende Comisión (Enero, 2009) se han difundido las nue- que el objetivo de revas líneas de trabajo para Copenhague. La Comi- ducción de emisiones sión, además de fijar el suelo de su horquilla de pa ra 2 0 2 0 s e a de u n reducción en el 30% con respecto a 2005 siempre 30% con respecto a los que los países desarrollados lleguen a un comproniveles de 2005 miso análogo, propone que los países desarrollados participen en la financiación de las políticas de reducción, que alcanzarían una cifra global de 175.000 M€. El mercado de carbono deberá, asimismo, expandirse para dar cabida a todos los países de la OCDE en 2015 y a las economías emergentes en 2020. El objetivo comunitario para el año 2050 es todavía más ambicioso: se espera que las emisiones se reduzcan a la mitad con respecto a 1990. Sin embargo, se estima que, dado el enorme incremento de la demanda de energía eléctrica en muchos países en desarrollo, no podrá prescindirse de los tradicionales 2. Panorama internacional

21


combustibles fósiles. Es por ello, que desde el Consejo Europeo se respalda la adopción de técnicas de captura y almacenamiento de carbono, como pone de manifiesto la intención de desarrollar 12 instalaciones de demostración para antes de 2015. Ahora bien, la financiación de las instalaciones de demostración y la puesta en marcha comercial de esta tecnología, requerirán cifras cuantiosas que no podrán venir de los fondos de la UE. Es por tanto necesario que sean asociaciones público-privadas financiadas a través de los presupuestos nacionales y la inversión del sector privado las que hagan frente a esta inversión. La Comisión considera que con un diseño correcto, los costes de todas estas medidas pueden mantenerse por debajo del 0,5% del PIB anual en 2020, permitiendo margen para el crecimiento en comparación con lo que cabría esperar de no realizar inversión alguna. Precisamente, el Informe Stern realizó una estimación de los costes económicos que supondría el no actuar, lo cual sería equivalente a la pérdida de al menos el 5% del PIB cada año. En la peor situación posible, considerando un amplio abanico de riesgos e impactos, la pérdida podría llegar al 20% del PIB o incluso más. Por el contrario, el Informe estima que el coste que supondría la toma de medidas para la reducción de GEI estaría por debajo del 1% del PIB anual.

22

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Cuadro de texto 3

Captura y Almacenamiento de Carbono La Agencia Internacional de la Energía prevé que la demanda energética mundial se verá incrementada en un 45% para el año 2030. Gran parte de dicha demanda será cubierta mediante la generación de energía a partir de combustibles fósiles, ya sea carbón, petróleo, gas o biomasa, con la consiguiente emisión de CO2 a la atmósfera. El desarrollo e implantación de sistemas de captura y almacenamiento de carbono, se hace por tanto imprescindible para lograr estabilizar o reducir los niveles de emisión de CO2. La captura y almacenamiento de CO2 es aplicable a plantas de generación de energía, así como a ciertas instalaciones industriales como cementeras, refinerías, plantas químicas y acereras. El proceso comprende tres fases fundamentales: 1. CAPTURA El CO2 se separa de los gases resultantes de una combustión u otro proceso para ser posteriormente comprimido y purificado y facilitar así su transporte y almacenamiento. El resultado es una reducción de hasta el 90% en la emisión de CO2. Los tres sistemas principales para llevar a cabo la captura son los siguientes: Post combustión. El gas de salida de un proceso de combustión es inyectado en un líquido que absorbe el CO2 de manera selectiva. Posteriormente se separa por calentamiento o bien disminuyendo la presión. Pre combustión. Es aplicable en plantas de gasificación, donde el combustible es convertido en gas aplicando calor bajo presión en presencia de vapor. El CO2 puede ser capturado del gas de síntesis producido en el reactor de gasificación del carbón, antes de que dicho gas se mezcle con aire en la turbina de combustión. En la conversión se produce también hidrógeno que puede ser asimismo capturado y empleado para producir calor o electricidad. Combustión “oxifuel”. En un proceso de combustión se emplea oxígeno puro en vez de aire. El gas resultante de la combustión se compone principalmente de CO2 y vapor de agua, que se separa fácilmente por enfriamiento y compresión.

2. Panorama internacional

23


2. TRANSPORTE El CO2 capturado ha de transportarse adecuadamente hasta el lugar de almacenamiento. Una forma segura para transportarlo es a través de gasoductos a alta presión. Otra opción sería transportarlo en estado líquido a mayor presión en barcos, trenes o camiones. 3. ALMACENAMIENTO El CO2 puede ser inyectado y almacenado a gran profundidad bajo la superficie terrestre. El gas debe inyectarse hasta una formación de rocas porosas sobre las que descansen una o más capas de rocas no porosas. Los yacimientos de petróleo o gas agotados suponen el lugar idóneo para el almacenamiento de CO2, siendo viable asimismo el almacenamiento en formaciones salinas profundas y en yacimientos de carbón no explotados. Las barreras a las que se enfrenta la difusión del CAC son: - Identificación de zonas de almacenamiento. La búsqueda de yacimientos de gas y petróleo, con características de confinamiento similares a las requeridas por el CAC, es compleja y costosa. - Seguridad técnica y jurídica. Una vez introducido en la formación almacén, el CO2 debe permanecer en ella durante un plazo de entre 10.000 y 10.000.000 de años. Sin embargo es frecuente encontrar un cierto temor por parte de la sociedad en cuanto a los riesgos percibidos, especialmente, el de una liberación leve y gradual, que minaría cualquier esfuerzo para mitigar el cambio climático. - Coste de inversión. Según el IPCC, el coste de la captura en diferentes procesos industriales se encuentra en un rango de unos 25 a 115 $/tCO2 neta capturada. El coste unitario de la captura es generalmente más bajo para procesos donde la corriente de CO2 producida es más pura, por ejemplo en plantas de hidrógeno, donde el coste varía entre 2 y 56 $/tCO2 neta capturada. Sin embargo, en las instalaciones de generación eléctrica, sobre todo para las más antiguas y de menor eficiencia, existe el riesgo de que los costes de las centrales lleguen a duplicarse y que el precio de la electricidad se incremente entre un 21% y un 91%. La razón está en el consumo energético que supone implementar una solución CAC, que requiere entre un 10% y un 40% de la energía producida por una central térmica.

24

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


En términos generales, las soluciones CAC incrementan considerablemente los costes de producción en aquellas industrias donde se apliquen, aunque se espera poder reducir el coste en un 50%, lo que podría convertir a este proceso en una alternativa utilizable comercialmente a gran escala.

Gasoducto de CO2

Planta emisora CO2

Acuífero salino Reserva de carbón

Reserva agotada de petróleo y gas

Formación salina

Fuente: co2-handel.de, 2008

2. Panorama internacional

25


2.3

ESTADOS UNIDOS En 1990 EEUU era el país que más emisiones generaba de la Tierra, con un 36,4%. No obstante, según la Netherlands Environmental Assessment Agency6, en 2006 EEUU fue desbancado por China en el ranking mundial de emisores de GEI. Aun así, su contribución per cápita continua siendo muy superior al resto de los países, con más de 20 TCCO2e/año, lo cual es muy significativo considerando que la media europea es de unas 10,5 TCO2e/año y la media mundial de algo más de 5,5 TCO2e/año. Las previsiones no son muy halagüeñas ya que se estima que las emisiones para el año 2025 se habrán incrementado un 39% con respecto a 2000. tCO2e/cap 35 ANEXO 1. 30 25 20

Población 19,7%

NO ANEXO 1. Población 80,3%

Estados Unidos y Canadá, 19,7% Japón, Australia y Nueva Zelanda, 5,2% Economías en transición Anexo I, 9,7%

15

Europa Anexo II y Mónaco y Turquía, 2,0% Otros, No Anexo II, 1,2% Oriente Medio, 3,8%

10

América Latina y Caribe, 10,3% Asia Oriental. No Anexo I, 17,3% Africa, 7,8%

05

Asia del Sur, 13,1% Población

00 1.000

2.000

3.000

4.000

5.000

6.000

Figura 3. Distribución regional de emisiones de GEI (2004), mostrando las emisiones per cápita y el porcentaje de las emisiones globales. (Fuente: IPCC, 2007)

6

26

http://www.mnp.nl/en/dossiers/Climatechange/moreinfo// Chinanowno1inCO2emissionsUSAinsecondposition.html

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


> 2.3.1

Iniciativas contra el cambio climático

A nivel estatal, Estados Unidos no ha ratificado el Protocolo de Kioto, que exigía una reducción del 7% de GEI. Algunos senadores han planteado, no obstante, readaptar la actual ley de la EPA de Aire Limpio Interestatal (Cair) que regula las emisiones de NOx y SO2 en 28 estados del este y medio oeste más Washington, para dar cabida a las emisiones de CO2. Además, se plantea también expandir su alcance más allá del sector energético, que es el único regulado en la actualidad. Sin embargo, sí se han comenzado a tomar medidas de tipo federal y local para regular las emisiones de GEI. A continuación se explican brevemente tres de los programas más importantes: Regional Greenhouse Gas Initiative, RGGI Se trata del primer programa de obligado cumplimiento de los EE.UU., para los estados que se adhieran, destinado a la reducción de los GEI a través de un mecanismo cap&trade para el sector eléctrico. A esta iniciativa se han adherido diez estados del Noreste y atlántico medio: Connecticut, Delaware, Maine, Maryland, Massachusetts, New Hampshire, New Jersey, New York, Rhode Island y Vermont. Este sistema se basa en el establecimiento de un límite de emisión de CO2 de 188 MT para 2014 (obtenido en base al periodo de referencia 20042006) el cual se irá reduciendo progresivamente hasta lograr un 10% menos de emisiones para el año 2018. Como mecanismo de flexibilidad, se podrán utilizar los denominados “emissions offsets” o compensación de emisiones, esto es, proyectos de reducción o secuestro de GEI fuera del sector regulado. Inicialmente, estas reducciones sólo podrán servir para cubrir hasta un 3,3% de la limitación de cada planta, aunque puede llegar a un 10% en el caso de que el precio de los derechos supere ciertos valores.

2. Panorama internacional

27


Western Climate Initiative, WCI Esta iniciativa, surgida en 2007, parte de una colaboración entre los estados de Arizona, California, Nuevo Méjico, Oregón y Washington al que posteriormente se han unido Utah, Montana, Quebec, Manitoba y la Columbia británica, así como otros estados americanos, mejicanos y canadienses como observadores de la iniciativa. El objetivo para 2020 es reducir las emisiones de GEI un 15% respecto el año de referencia de 2005. Midwest Regional GHG Reduction Accord Adoptado por nueve estados del medio oeste de EEUU y Canadá (Iowa, Illinois, Kansas, Manitoba, Michigan, Minnesota y Wisconsin) en reconocimiento de su responsabilidad sobre el cambio climático. Esto se debe a que es en esta zona donde tiene lugar la actividad más intensa del sector industrial y de la explotación agrícola y ganadera de los EEUU. Sin embargo, también disponen de un alto potencial para el establecimiento de energías renovables en su territorio. Todavía no se han establecido objetivos concretos, pero de nuevo, el mecanismo fundamental de acción estará basado en el concepto de cap&trade.

> 2.3.2

Perspectivas con el nuevo gobierno

El nuevo presidente de los EEUU, Barack Obama, se ha posicionado desde el inicio de su campaña a favor de la lucha contra el cambio climático y en sus últimas declaraciones ha asegurado que abrirá un nuevo capítulo en el liderazgo americano del cambio climático. Entre las medidas para reducir las A nivel internacional, la emisiones de GEI, en su programa electoral hacía referencia a la sustitución del consumo de gasópolítica del nuevo presi- leo por biodiesel y el de incrementar la eficiencia dente de los EEUU dará energética de los motores de los vehículos, imun nuevo impulso a la pulsando el uso de coches híbridos. No obstanlucha contra el cambio te, el objetivo más ambicioso es el de conseguir climático y las energías una reducción del 80% de los GEI para el año 2050, mediante la implantación de un sistema de renovables.

28

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


cap&trade. Este sistema ha sido aprobado por el que será uno de los pilares del equipo medioambiental de Obama, John Podesta, presidente del think tank Center for American Progress, desde donde se apoya un cap&trade basado en la subasta del 100% de los créditos de carbono con la posterior inversión de los beneficios en políticas públicas de diversa índole.

2.4

OTROS PAÍSES

> 2.4.1 Japón

Japón se ha comprometido en Kioto a reducir sus emisiones en un 6% gracias a la aplicación de varias medidas. En primer lugar, se van a invertir durante los próximos cinco años 30.000 M $ en investigación y desarrollo de nuevas energías. Por sectores, se pretende reducir a cero las emisiones de las plantas térmicas de carbón y un 30% las derivadas de la industria del acero. Entre las empresas, se continuará con el desarrollo de motores de alta eficiencia y combustibles alternativos y con el fortalecimiento de la energía solar e impulso de la nuclear. Además, se ha establecido un comercio de derechos voluntarios en el que las empresas establecen sus propios objetivos.

> 2.4.2 China

En 2006, China superó la cifra de emisiones totales de CO2 equivalentes a las de los EE.UU., ocupando la primera posición en el ranking de emisiones por países. Sin embargo, si se considera el ratio per cápita, su contribución continúa siendo baja. A pesar de no estar obligado a reducir sus emisiones por Kioto (es No Anexo I), el gobierno chino aprobó en 2007 su programa nacional contra el cambio climático. Las medidas propuestas para el control de sus emisiones se basan en el aumento de la contribución de la energía renovable, especialmente hidroeléctrica y nuclear, innovación tecnológica y reforestación y conservación de áreas naturales.

2. Panorama internacional

29


> 2.4.3 India

Aunque se encuentra entre los países No Anexo I, en 2008 India ha presentado su Plan Nacional para la reducción de emisiones. Éste incluye varios objetivos para 2017, como por ejemplo, el desarrollo y uso de la energía solar, mejora de la eficiencia energética, eficiencia en la gestión del agua, estrategias agrícolas sostenibles y reforestación y conservación de áreas naturales.

> 2.4.4

Canadá Se encuentra en el Anexo II y por tanto también está bajo la obligación de controlar sus emisiones, en concreto, reducirlas en un 6%. Canadá ya ha dado traslado a la UE del inventario y del mecanismo para el control de sus emisiones de GEI. Actualmente se espera el lanzamiento del denominado “Plan hecho en Canadá”, con las medidas previstas para luchar contra el cambio climático.

> 2.4.5

Australia Como integrante del Anexo II sus emisiones están limitadas a no más de un 8% sobre las emitidas en 1990. Australia cuenta con un programa de adaptación al cambio climático con una serie de medidas dirigidas tanto a individuos como a empresas. Algunas de éstas se dirigen a la reutilización del agua de inundaciones, a la reducción de incendios de matorral o a una mejor planificación territorial que permita identificar áreas de riesgo ante el cambio climático y adapte los usos del suelo de forma coherente.

> 2.4.6 Rusia

Rusia no tendrá problemas en el cumplimiento de sus obligaciones con Kioto, ya que debido a la recesión económica sufrida a comienzos de los 90 no sobrepasará las emisiones producidas entonces, tope asignado por el protocolo, (ver cuadro de texto Esquemas de Inversión Verde).

30

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Cuadro de texto 4

Esquemas de Inversión Verde (EIV) La puesta en marcha del Protocolo de Kioto ha puesto de manifiesto un excedente de UCAs, conocido como “Hot Air”, asignadas a los países del Este, y en especial, a Rusia, Ucrania y Polonia. Esto es debido a que, durante la década de los 90, varios de estos países sufrieron un acusado declive de su sector industrial, justo después de haberse calculado sus emisiones de referencia. Así, el mercado de derechos se ha encontrado con que el volumen de créditos de “aire caliente” podría ser suficiente para cubrir toda la demanda mundial (solamente Rusia dispondría de unos 3.000 M de UCAs para vender). Sin embargo, parece asumido que esta comercialización pondría en jaque el sentido del Protocolo de Kioto, ya que permitiría a los países obligados a reducir sus emisiones a comprar créditos de carbono para compensar éstas, sin que haya una reducción real de sus emisiones. Por ello, para continuar con el planteamiento esencial de reducir las emisiones a través de mecanismos flexibles pero bajo las condiciones del mercado, se ha ideado la fórmula del Esquema de Inversión Verde (Green Investment Scheme, GIS), que permite “verdear” o limpiar este hot air. El EIV no es en sí mismo un Mecanismo de Flexibilidad del Protocolo de Kioto, sino un mecanismo desarrollado para establecer las condiciones de inversión de los ingresos percibidos, mediante la venta de Unidades de Cantidad Asignada (UCAs o AAU) al amparo del Artículo 17 de Protocolo de Kioto (Comercio Internacional de Emisiones). Lo que caracteriza el GIS es que el Estado que vende sus UCAS se impone el compromiso de dedicar el dinero recibido a inversiones de carácter medioambiental. Así, se pretende crear un fondo gestionado desde una entidad gubernamental del país que posea el hot air, para asegurar a los compradores que el dinero invertido en la adquisición de las UCAs excedentarios será invertido en proyectos limpios, cuyo objetivo sea la reducción de emisiones de GEI y la protección del medio ambiente. España, altamente deficitaria en créditos, ha comenzado a comprar UCAs (6,0 M a Hungría, diciembre 2008) y aspira a encontrar una vía de retorno de este flujo económico para las empresas nacionales. Debido a que el Comercio de Emisiones (UCAs) dentro de la UE se encuentra limitado a los Gobiernos, las oportunidades para las empresas españolas de ingeniería y consultoría se encuentran en los concursos que se convoquen para diseñar los esquemas GIS, así como participar en la implementación de los programas de eficiencia energética y energías renovables que se convoquen. A modo de ejemplo, recientemente se licitó una línea de asistencia técnica con el BERD para realizar el GIS piloto en Ucrania.

2. Panorama internacional

31


2.5

EL MERCADO DE CRÉDITOS DE CARBONO Los créditos de carbono (también denominados, “bonos de carbono” y “derechos de emisión”) que van al mercado son, en función de su origen, de naturaleza variada, pero todos representan lo mismo: “una tonelada de CO2 (o su equivalente de otro gas GEI7) que desaparece (secuestro) o que no llega a aparecer en la atmósfera (reducción) respecto a las técnicas de generación antropogénicas habituales”. Así, pueden ser UCAs, EUAs, RCEs o ERUs, RCEl, RCEt, UDA... (ver Glosario de Términos al final del documento). Además, frente a otro tipo de reducciones (p.ej. las voluntarias), estas toneladas han sufrido un proceso de certificación. Es decir, una entidad neutral verifica el proceso por el que se ha conseguido la reducción, contrastándolo con algún procedimiento universalmente consensuado (una Norma ISO, una metodología de Naciones Unidas u otro) y certifica la ocurrencia de la reducción. En una primera aproximación, cabe distinguir dos tipos de créditos certificados: 1) los asignados a cada país en función de sus compromisos en el seno del Protocolo (EUAs en la UE y UCAs en el resto del mundo) y 2) los originados mediante proyectos MDL, AC y de secuestro (RCEs, ERUs y UDAs). En cuanto al tipo de transacción, los mercados ofrecen: a) transacciones directas al contado (bilaterales o en plataformas digitales, tipo la del mercado de acciones); y b) transacciones a futuro o forward, en las que se cierran hoy operaciones, con volúmenes de créditos y precios determinados, que se entregarán y liquidarán en una fecha futura. Finalmente, existen mercados primarios, en los que los agentes que compran y venden son, o bien empresas sujetas a reducción de emisiones, o bien promotores de proyectos MDL/AC y mercados secundarios en los que aparece una tercera parte (entidades financieras, fondos de carbono y otras). El Protocolo de Kioto aspira a relacionar todos los Mercados de Créditos Carbono, de forma que cualquier transacción de créditos entre un comprador y un vendedor quede debidamente registrada. Así, se ha creado un Registro Mundial, el ITL (International Transaction Log) en el que se registran todos 7

32

La equivalencia de otro gas de efecto invernadero (GEI) con respecto a 1 tonelada de CO2 , se mide en TCO2e y se refiere al Potencial de Calentamiento Global (PCG) o tiempo de permanencia del gas en la atmósfera y, por tanto, el impacto que causa en el calentamiento global. Los GEI considerados en el Protocolo de Kioto son: Metano (CH4), equivalente a 21 TCO2, Oxido Nitroso (N2O) equivalente a 310 TCO2, Hidro-fluoro-carburos (HFCs), equivalente a 11.700 TCO2, Per-fluoro-carburos, equivalente a 9.200 TCO2, Hexafluoruro de azufre (F6S), equivalente a 23.900 TCO2.

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


los RCEs y ERUs emanados de Naciones Unidas y generados mediante los mecanismos MDL y AC. Además, en este registro se anotan las UCAs asignadas a cada país Anexo 1, en función de sus compromisos de reducción. A su vez, el CITL (Community Independent Transaction Log) registra todas las transacciones de los países miembros de la UE derivadas, tanto del EU ETS (de las instalaciones reguladas bajo la Directiva 2003/87/CE), como de los Estados miembros. Cada país miembro, dispone así mismo, de un Registro Nacional (en España se denomina RENADE8), conectado directamente con el CITL y, a su vez, con el ITL, de forma que cualquier comprador o vendedor en España puede interactuar con otro comprador de Reino Unido, Ucrania, Brasil o Nueva Zelanda, quedando su transacción registrada. Cada crédito dispone de un código único que identifica unívocamente, dónde, cuándo, quién y cómo se ha originado la reducción. Esta información, en un esfuerzo ímprobo de hacer este mercado transparente, es pública y accesible. El mercado de créditos de carbono global alcan- El mercado de créditos zó, en 2007, una cifra de 40.000 millones de de carbono alcanzó los euros (con un volumen de 2,7 GTCO2e), un 80% 40.000 M € en 2007, un más que en 2006 y de los que 28.000 (1,6 GT) 80% más que en 2006 corresponden al EU ETS9. El mercado de CERs (ver cuadro de texto 3), representó, por su parte, un valor de 12.000 millones de euros. Sería complejo traer a este documento un análisis de la evolución de los precios de los créditos de carbono hasta la fecha, así como los diferentes tipos de transacciones que se dan en estos mercados. Baste recoger dos ideas: la primera, que “a mayor riesgo, menor precio”; la segunda, que para cada tipo de crédito (UCA, EUA, RCE, etc.) el precio suele reflejar el equilibrio entre oferta y demanda. Las siguientes figuras reflejan la evolución del precio del EUA (riesgo cero) y de los RCE en el mercado OTC a lo largo de los periodos 2005-2008 y 2007-2008, respectivamente.

8 9

RENADE, Registro Nacional de Derechos de Emisión

Point Carbon (2008), Carbon 2008: Post 2012 is now 2. Panorama internacional

33


€/TnCO2 35 30 25 20 15 10 05 00

01

02 03 2005

04

01

02 03 2006

Precio EUA 2005-2007

04

01

02 03 2007

04

01

02 03 2008

04

Precio EUA 2008-2012

Figura 4. Evolución del precio diario del EUA en el mercado OTC. (Período: 01/01/05-28/11/08). (Fuente: Point Carbon, 2008)

€/TnCO2 26 24 22 20 18 16 14 12

Jul

Ago

Sep Oct Nov 2007

Dic

Ene

Feb

Mar

Abr

May Jun 2008

Jul

Ago

Sep

Precio CER 2008 Figura 5. Evolución del precio diario del CER en el mercado OTC. (Período: 20/06/07-28/11/2008). (Fuente: Point Carbon, 2008)

34

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático

Oct Nov


Cuadro de texto 5

Mercado de reducciones voluntarias Fuera de los mecanismos establecidos por el Protocolo de Kioto, ha surgido un mercado de créditos de carbono procedente de la reducción de emisiones voluntarias o verificadas (REVs o VERs en inglés). Se trata de un mercado voluntario, donde las reducciones pueden ser vendidas a empresas o personas que voluntariamente desean reducir las llamadas huellas de carbono o “footprint” que dejan sus actividades productivas. El desarrollo de estas unidades de reducción se ha ido consolidando a raíz de la aparición de intermediarios fiables, como el Banco de Nueva York y con el establecimiento de estándares mínimos de calidad, tales como el Voluntary Carbon Standard, Gold Standard, Climate Change and Biodiversity Standards, o VER+. En cuanto al volumen de mercado, durante el año 2007 se invirtieron 285,4 M$, lo que representa algo menos del 0,5% del total de mercados de carbono (incluido el EU ETS). En términos de carbono, se redujeron 42,1 MT CO2 eq. Mercados

Volumen (MTCO2e)

Valor (MUS$)

2006

2007

2006

2007

Mercado voluntario OTC

14,30

42,10

58,50

258,40

CCX

10,30

22,90

38,30

72,40

Mercado voluntario total

24,60

65,00

96,80

330,80

1.104,00

2.061,00

24.436,00

50.097,00

537,00

551,00

6.887,00

6.887,00

MDL (RCE secundarias)

25,00

240,00

8.384,00

8.384,00

Aplicación Conjunta

16,00

41,00

141,00

495,00

New South Wales

20,00

25,00

225,00

224,00

1.702,00

2.918,00

40.073,00

66.087,00

1.726,60

2.983,00

40.169,80

66.417,80

EU ETS MDL (RCE primarias)

Total mercados regulados TOTAL MERCADO GLOBAL

Tabla 1. Evolución de los mercados regulados y voluntarios (Fuente: New Carbon Finance & Ecosystem Market Place. 2008)

2. Panorama internacional

35


La variabilidad en torno al valor de los VERs es muy acusada, habiéndose alcanzado valores que van desde un mínimo de 1,80 $/tCO2 eq hasta una transacción en particular que logró los 300 $/TCO2 eq. En general, el valor medio obtenido por transacción es de 6,1 $/tCO2 eq. Las razones para acudir a este mercado voluntario son: • Como estrategia de marketing, relacionado con la Responsabilidad Social Corporativa o la sostenibilidad de la empresa. • Como negocio, a través de la comercialización de VERs. • Como aprendizaje para empresas que puedan estar incluidas en un futuro en el sector regulado y quieran familiarizarse con los mecanismos del mercado de carbón. Los VERS provienen de varias fuentes: • Proyectos ya operativos con anterioridad al registro de proyectos del MDL, que a pesar de ser reales y verificables no pueden ser vendidos en el mercado regulado. • “Situaciones especiales”, esto es, tecnologías y metodologías para reducción de emisiones que todavía no han sido aprobadas por el mercado regulado. Algunos ejemplos son: cambio de usos de suelo, nuevas plantaciones y reforestación o secuestro y captura de carbono. • Proyectos a una escala más reducida, como los gestionados por comunidades locales, los cuales no tienen los recursos suficientes para cumplir con los requisitos exigidos por el Mercado de Desarrollo Limpio. El precio alcanzado por crédito de reducción de emisiones en este mercado es de 3,15$/tCO2eq, aproximadamente la mitad que el procedente del OTC. Finalmente, hay que señalar que estos mercados tienen muchas posibilidades para contribuir de forma real en el desarrollo sostenible de comunidades locales del Tercer Mundo, dada su gran flexibilidad y costes reducidos.

36

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


3. Políticas y realidad del cambio climático en España Al ratificar el Protocolo de Kyoto, España se comprometió a no aumentar sus emisiones en más de un 15% con respecto a los niveles de 1990. Sin embargo, los últimos datos disponibles correspondientes a 2007, sitúan el incremento de emisiones en + 52%, lo que parece corroborar que España no cumplirá el objetivo. Esto se ha debido, fundamentalmente, al fuerte crecimiento económico en el periodo 1990-2004 (42%), ligado a un permanente crecimiento del consumo de energía primaria. Tanto es así, que en el Plan Nacional de Asignación 2008-2012 se ha revisado este compromiso hasta aumentarlo a un +37%. Esto supone un incumplimiento de 22 puntos porcentuales con respecto al límite de Kioto, que tendrán que ser compensados mediante la adquisición de créditos de carbono de MDL/AC (20 puntos) y a través del fomento de sumideros, como forestación u otros (2 puntos). 60% 50% 40%

37% Objetivo PNA 08-12 30% 20%

15% Objetivo Kioto 10% 0%

2012

2010

2008

2006

2004

2002

2000

1998

1996

1994

1992

1990

-10%

Figura 6. Evolución de las emisiones de GEI en España (1990-2007). (Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y Marino, 2008)

3. Políticas y realidad del cambio climático en España

37


No todos los sectores contribuyen por igual a este exceso de emisiones. Se estima que, para 2012, el crecimiento medio de las emisiones procedentes de los sectores industriales y energéticos sea de +37%, mientras que el de los sectores difusos se eleve hasta el +65%, con especial contribución del transporte y el sector residencial. Por tanto, se requerirá un esfuerzo especial en estos sectores, que tendrán que reducir sus emisiones al mismo nivel que el regulado, +37%. Queda por ver si las medidas introducidas para combatir el cambio climático, en conjunción con la crisis económica actual, nos acercarán al nuevo objetivo, aunque incluso así, existen serias dudas de que se llegue a cumplir. Entre tanto, desde la AGE se ha puesto en marcha un nutrido catálogo de políticas, planes y estrategias sectoriales encaminadas a reducir las emisiones, incrementar la eficiencia energética, impulsar las energías renovables o fomentar la investigación e innovación. Además, se contempla la adquisición de créditos desde los mercados internacionales a través de fondos (nacionales e internacionales) o mediante la compra de UCAs a países excedentarios del Este de Europa. En conjunto, por este último medio se prevé adquirir, entre el estado español y las empresas reguladas, el 20% de nuestras emisiones totales (unos 290 M TCO2), a lo largo del periodo 2008-2012. A continuación se resumen los planes de actuación más relevantes en la lucha contra el cambio climático en España y donde las ingenierías pueden desempeñar una labor fundamental en su materialización.

3.1

ESTRATEGIA ESPAÑOLA DE CAMBIO CLIMÁTICO Y ENERGÍA LIMPIA La Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia (EECCEL)10 forma parte de la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible y ha sido aprobada en noviembre de 2007 por el Consejo de Ministros, tras informe favorable del Consejo Nacional del Clima. La EECCEL emana de los compromisos asumidos por España en el Protocolo de Kioto y es el marco de referencia nacional para la lucha contra el cam10

38

http://www.mma.es/secciones/cambio_climatico/documentacion_cc/estrategia_cc/index.htm

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


bio climático. En ella se perfilan las principales La EECCEL establece las líneas de actuación de la Administración Gene- principales medidas para ral del Estado (AGE) para alcanzar dos objetivos reducir las emisiones de fundamentales: disminuir las emisiones de GEI y GEI y alcanzar un conconseguir un consumo energético sostenible. La sumo energético sosteestrategia está dividida así en dos grandes apartados, Cambio Climático y Energía Limpia, en los nible en España que se contemplan un total de 15 áreas de actuación: Cooperación institucional, mecanismos de flexibilidad, cooperación internacional y cooperación con países en desarrollo, comercio de derechos de emisión, sumideros, captura y almacenamiento de CO2, sectores difusos, adaptación al cambio climático, difusión y sensibilización, investigación, desarrollo e innovación tecnológica, medidas horizontales, eficiencia energética, energías renovables, gestión de la demanda e I+D+i. Para todas ellas se incluyen una serie de indicadores que permiten evaluar la eficiencia de las medidas propuestas. Ante la acuciante necesidad de rebajar nuestras emisiones antes de 2012, la Estrategia contempla un Plan de Medidas Urgentes con más de ochenta actuaciones, de las cuales la mitad quedan recogidas en el nuevo Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2012, y la otra mitad, o bien requieren un soporte normativo propio, o bien se refieren a sectores no energéticos y gases distintos del CO2. En cuanto a su materialización, la elaboración, evaluación y seguimiento de la estrategia corresponde al Grupo Interministerial de la Estrategia de Desarrollo Sostenible, adscrito al Ministerio de Medio Ambiente, e integrado por los distintos departamentos afectados de la Administración General del Estado (AGE). Complementariamente, el Consejo Nacional del Clima y Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático también tienen asignadas tareas de elaboración, coordinación o seguimiento de la estrategia. Por su parte la Dirección General de la Oficina Española de Cambio Climático es el órgano encargado de formular la política nacional en materia de cambio climático, así como la normativa y desarrollo de instrumentos de planificación y administrativos. En lo que se refiere al resto de administraciones públicas, la estrategia se concibe como un marco al que las comunidades autónomas y entidades locales deben contribuir mediante la identificación y desarrollo de políticas y medidas complementarias necesarias para la consecución de los objetivos nacionales planteados. 3. Políticas y realidad del cambio climático en España

39


3.2

PLAN DE AHORRO Y EFICIENCIA ENERGÉTICA (PAE4+) La actual Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España, aprobada en 2003, tiene como objetivos principales garantizar el suministro de energía y mejorar la competitividad española a través de la utilización eficiente de los recursos energéticos y la protección del medio ambiente.

Incrementar el ahorro y la eficiencia energética de procesos y sectores significa disminuir costes y emisiones

Para materializar la Estrategia, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha elaborado en 2007 el Plan de Acción 2008-2012 (PAE4+)11. Se trata de un paquete de medidas para la disminución de las emisiones de CO2 en los sectores difusos: transporte, edificación, industria, equipamiento, sector público, agricultura y transformación energética. Para conseguirlo, reconoce en el ahorro y la eficiencia energética un instrumento fundamental para el progreso y bienestar de la sociedad. Comprende en total 59 acciones cuya implementación depende fundamentalmente del incentivo económico, como impulso de la inversión privada y, en segundo lugar, de la regulación normativa. Adicionalmente, se contemplan actuaciones de comunicación y difusión para la promoción de las mejores tecnologías disponibles y para la concienciación sobre la problemática de la ineficiencia energética y sus implicaciones en el desarrollo sostenible.

Se estima que la reducción de emisiones que se puede alcanzar con el PAE4+ es de 238 Mt CO2 eq durante el quinquenio 2008-2012. Para ello se van a destinar 2.366 M€ de recursos públicos, equivalentes a una intensidad de apoyo del 10,7%, ya que se requiere una inversión total de 22.185 M€. En relación a la financiación para la activación del Plan se señalan tres orígenes: la administración española, tanto desde el IDAE como desde las CCAA, los fondos estructurales FEDER y los reinvertidos por los sectores de electricidad y gas. 11

40

http://www.idae.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/relcategoria.1127/id.67/relmenu.11

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


El seguimiento del Plan recae en el IDAE a través de la Comisión Consultiva de Ahorro y Eficiencia Energética, en colaboración con los departamentos ministeriales involucrados y las CCAA, para lo que se proponen una serie de indicadores de seguimiento sectoriales y por medidas. Sin embargo, dada la coyuntura española en relación con los compromisos de Kioto, ha sido necesaria una revisión de las acciones propuestas, habiéndose complementado y reforzado con el nuevo Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011. Así, se añaden medidas como las relacionadas con la implicación de los consumidores finales, se amplían las ayudas a proyectos energéticos y se impulsan las Empresas de Servicios Energéticos.

3.3

ENERGÍAS LIMPIAS El Plan de Energías Renovables 2005-2010 (PER)12, fue aprobado por Consejo de Ministros en agosto de 2005. Este plan ha sido elaborado con el propósito de reforzar los objetivos prioritarios de la política energética, que son la garantía de la seguridad y calidad del suministro eléctrico y el respeto al medio ambiente, al tiempo que se cumplen con los compromisos de Kioto asumidos por España. El objetivo del Plan es que para 2010 la contribución de las energías renovables al consumo global de energía sea de un 12,1%, contribuyendo a la producción del 30,3% del consumo bruto de electricidad. Según el plan, los biocarburantes aportarán un 5,83% del consumo de gasolina y gasóleo para el transporte. El importe total de la inversión prevista en el Plan es de 23.598 M€, que requerirán de una financiación propia de 4.720 M€ y la restante se repartirá entre el mercado, 18.198 M€, y ayudas públicas a la inversión, 681 M€. Entre estas últimas se incluyen ayudas a fondo perdido y mejoras en las condiciones de financiación, incentivos fiscales y primas. 12

http://www.idae.es/index.php/mod.documentos/mem.descarga?file=/documentos_PER_2005-2010_8_de_ gosto-2005_Completo.(modificacionpag_63)_Copia_2_301254a0.pdf 3. Políticas y realidad del cambio climático en España

41


Su puesta en marcha, conjuntamente con el PAEA+, ha de permitir reducir los consumos de energía y aminorar la dependencia energética del exterior, al tiempo que contribuirán de manera esencial a reducir la contaminación. El IDAE cuenta con una Oficina del Plan que se encarga del seguimiento del PER, en colaboración con la Secretaría General de la Energía, departamentos ministeriales implicados y las CCAA. El sistema de gestión del Plan se desarrolla sobre la base de un modelo de gestión compartida de los fondos públicos aprobados entre la AGE y las CCAA. La necesaria coordinación institucional para la ejecución de las planificaciones se realiza a través de la firma de convenios entre el IDAE y las CCAA. Entre los objetivos contemplados por la EECCEL se encuentra el de la elaboración de un nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020, que ayude a contribuir a los objetivos europeos para 2020. Situación y perspectivas de la energía en España Durante el año 2007 el consumo primario de energías renovables superó los 10,2 M tep, contribuyendo con cerca de un 7% a las necesidades de energía primaria. En cuanto a la generación eléctrica la contribución ascendió hasta 20%, constituida fundamentalmente por energía eólica e hidráulica. La previsión para el sector, según se deriva de la Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas para el periodo 2008-201613, es que el consumo de energía primaria crecerá en España a una tasa media del 1,3% anual entre 2006 y 2016 y que alcanzará un total de 165.195 ktep en el último año del periodo. En la estructura de abastecimiento se prevé un cambio significativo respecto a la situación actual, con un aumento de forma importante del peso de las energías renovables y el gas y descenso del carbón y el petróleo. En la siguiente tabla se muestra la evolución prevista:

13

42

Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016, desarrollo de las redes de transporte, mayo 2008. Secretaría General de la Energía, MITYC.

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


ENERGÍA

2006

2011

2016

ktep

%

ktep

%

ktep

%

Carbón

18.477

12,80

13.919

9,00

13.221

8,00

Petróleo

70.865

49,00

69.521

45,10

69.601

42,10

Gas Natural

30.673

21,20

36.988

24,00

41.325

25,00

Nuclear

15.669

10,80

15.375

9,30

15.375

9,30

8.666

6,00

18.648

12,10

26.077

15,80

Residuos no renovables

411

0,30

411

0,30

411

0,20

Saldo eléctrico (imp-exp)

-282

-0,20

-720

-0,50

-816

-0,50

144.478

100,00

154.143

100,00

165.195

100,00

Energías Renovables

TOTAL

Tabla 2. Consumo de energía primaria en el periodo 2006-2016. (Fuente: Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016, desarrollo de las redes de transporte, mayo 2008. Secretaría General de la Energía, MITYC).

Esta planificación de la contribución de las energías renovables al mix energético se ha elaborado teniendo en cuenta, entre otros planes y actuaciones, el PER 2005-2010 y la EECCEL. Esta última contempla la elaboración de un nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020 que coloque a España en una posición de liderazgo y contribuya a alcanzar el objetivo de que el 30% del mix energético de la UE proceda de energías renovables en 2020. En cuanto al marco regulatorio, el RD 661/2007, que sustituye al RD 436/2004, fija el régimen económico y jurídico aplicable para las energías renovables. A continuación se muestra la situación actual y las perspectivas de futuro de cada tipo de energía renovable, a la luz de los últimos datos disponibles de la Secretaría General de la Energía14.

14

La Energía en España 2007, Secretaría General de la Energía, MITYC. 3. Políticas y realidad del cambio climático en España

43


ENERGÍA EÓLICA Es la energía renovable que mayor desarrollo ha experimentado en nuestro país y presenta excelentes expectativas por el amplio potencial de nuestro territorio, la maduración del sector, la mejora de tecnologías o la capacidad de desarrollo autóctono. El objetivo para el final del periodo es de 22.000 MW15 de potencia instalada y 3.914 ktep en producción en términos de energía primaria, aunque si se consideran los objetivos regionales de las CCAA ascendería hasta los 37.000 MW. A la vista del fuerte incremento de la potencia eólica instalada, se ha duplicado con respecto a 2006 De continuar el ritmo y ya alcanza los 15.090 MW, parece que el cumde crecimiento anual, el plimiento del objetivo está próximo. Igualmente, sector eólico cumplirá fuera de nuestras fronteras el sector está en plena con los objetivos del PER expansión, y a ello contribuyen las empresas españolas que son líderes en la explotación y propara 2010 moción de esta energía. ENERGÍA SOLAR TÉRMICA Con la aprobación del CTE y la obligación de obtener entre un 30 y un 70% de ACS o agua caliente sanitaria (dependiendo de varios factores como la localización geográfica o la demanda de ACS) a través de la energía solar se va a impulsar el despliegue definitivo de esta energía. A esto se suman otras acciones de tipo legislativo, como la aprobación de ordenanzas solares municipales o acciones de formación y difusión entre agentes implicados (instaladores, reguladores y técnicos municipales) y la sociedad en general. A pesar de esto, todavía queda un largo camino para alcanzar el objetivo de 4,90 millones de metros cuadrados de potencia instalada desde los 1,20 actuales. ENERGÍA TERMOELÉCTRICA La energía solar termoeléctrica comprende los sistemas de media y de alta temperatura, basados en la generación de electricidad a partir de la producción de vapor por calentamiento de un fluido. España es líder mundial en esta tecnología, no sólo por el número de proyectos estatales que se van a ejecutar, sino por la importante actividad que las empresas españolas están llevando a cabo en el extranjero. 15

44

El objetivo de 20.155 MW establecido en el PER 2005-2010 se ha ampliado a 22.000 MW por el paquete de medidas urgentes de la EECCEL de 20 de julio de 2007.

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


El objetivo que marca el PER es de 500 MW para el final del periodo. Actualmente, en España únicamente hay una planta conectada, con una potencia de 11 MW. Sin embargo, las expectativas de crecimiento son esperanzadoras, con 350 MW en construcción y más de 5.500 MW en tramitación. ENERGÍA FOTOVOLTAICA Para señalar la importancia de esta energía en nuestro país, baste decir que de las 10 plantas fotovoltaicas con mayor potencia instalada en el mundo, la mitad se localizan en España. La potencia instalada durante 2007 ha experimentado un espectacular incremento con respecto a 2006 de casi un 300%, alcanzando los 607 MWp. Ha quedado por tanto ampliamente superado el objetivo de 400 MW establecido en el PER para el año 2010. Los mecanismos puestos en marcha para el apoyo de esta energía son las primas y, únicamente para instalaciones aisladas, las ayudas a la inversión. Además, el CTE exige la instalación de paneles fotovoltaicos en determinadas edificaciones y circunstancias. Sin embargo, la entrada en vigor del nuevo RD 1578/2008 viene a regular el crecimiento de las instalaciones fotovoltaicas a través de, entre otras medidas, una rebaja de la prima en un 35%, una redefinición del término de potencia y el establecimiento de un cupo de potencia máxima instalada anual, que para 2009 se sitúa en los 300 MW. Además, apuesta claramente por las instalaciones en cubierta respecto a las de suelo.

3. Políticas y realidad del cambio climático en España

45


HIDROELÉCTRICA Si bien la evolución de la energía hidroeléctrica en España en las últimas décadas ha sido creciente, la participación de ésta en el total de energía eléctrica producida ha ido disminuyendo, como consecuencia de una bajada de la hidraulicidad. Asimismo, durante los últimos años, este crecimiento se ha ralentizado, debido a una percepción social negativa (sobretodo de la gran hidráulica16), a la complejidad y lentitud del trámite administrativo y a la paralización de expedientes concesionales. Entre sus ventajas, el sector se encuentra en un estado de madurez avanzado y cuenta con una alta eficiencia tecnológica, además de ser una de las energías que menos emisiones de CO2 produce. El objetivo del PER para el año 2010 es el de incrementar en 360 MW la potencia instalada en el sector de la gran hidráulica (hasta 50 MW), y en 450 MW en la minihidráulica. BIOMASA Bajo esta denominación se incluye la materia orgánica, de origen vegetal o animal y los materiales que proceden de su transformación natural o artificial. Incluye los residuos procedentes de las actividades agrícolas, ganaderas y forestales, los subproductos de las industrias agroalimentarias y de transformación de la madera y los llamados cultivos energéticos para la producción de biomasa lignocelulósica.

España tiene un gran potencial para la generación de energía eléctrica y térmica a partir de cultivos energéticos y residuos

El objetivo para las aplicaciones eléctricas de biomasa establecido en el PER 2005-2010 es de incrementar en 1.695 MW los 344 MW instalados en 2004. La consecución de este objetivo parece complicada, a la luz de los datos de potencia instalada hasta 2007, con 396 MW.

Por otro lado, el objetivo para aplicaciones térmicas de alcanzar los 4.070 Ktep parece mucho más cercano; el año pasado se llegaron a los 3.452 ktep. El enorme potencial del recurso biomasa en España, unido al marco regulatorio favorable establecido por el Gobierno con el RD 661/2007 y a las diversas posibilidades de tratamiento y aplicación, hacen que la biomasa suponga un interesante campo para la investigación y el desarrollo durante los próximos años. 16

46

Se considera gran hidráulica a las instalaciones hidroeléctricas de más de 10 MW de potencia.

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


BIOCOMBUSTIBLES Los biocombustibles son un conjunto de combustibles líquidos, provenientes de distintas transformaciones de la materia vegetal o animal. En España, el RD 1700/2003 distingue dos tipos de biocombustibles: bioetanol y biodiesel. El primero se obtiene a partir de cultivos tradicionales (cereal, maíz, remolacha...) mediante procesos de adecuación de la materia prima, fermentación y destilación. Sus aplicaciones van dirigidas a la mezcla con gasolinas o bien a la fabricación de ETBE, un aditivo oxigenado para las gasolinas sin plomo. Por su parte, el biodiesel se produce a través de operaciones de transesterificación y refino de aceites vegetales, ya sean puros o usados. El producto así obtenido es empleado en motores diesel como sustituto del gasóleo, ya sea en mezclas con éste o como único combustible. La Directiva 2003/30/CE relativa al fomento del uso de biocarburantes u otros combustibles renovables en el transporte es la referencia europea en materia de biocombustibles, habiendo sido transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico mediante el RD 1700/2003. En ella se insta a los estados miembros a velar porque se comercialicen, en sus respectivos mercados, una proporción mínima de biocarburantes. Se establecen además dos objetivos que son alcanzar una presencia de biocombustibles del 2% de toda la gasolina y gasóleo para 2005 y del 5,75% para 2010. El desarrollo de los biocarburantes ha experimentado un fuerte crecimiento durante 2007 y ha llegado hasta las 382 ktep. Sin embargo el objetivo del PER, de 2.200 ktep, queda todavía lejano.

3. Políticas y realidad del cambio climático en España

47


TECNOLOGÍAS DE COMBUSTIÓN LIMPIA Aunque indudablemente se aspire a que las energías renovables lideren la nueva economía baja en carbono, hay que considerar el papel que los combustibles fósiles pueden desempeñar en la transición a este modelo. En España, desde la AGE se ha empezado a recalcar el carácter estratégico del carbón como fuente de energía autóctona y las empresas eléctricas ya han asumido la necesidad de mantener la generación de sus centrales térmicas como colchón de seguridad, frente a la volatilidad de los mercados. Se trata de una necesidad económica, además de una apuesta estratégica, dadas las singulares condiciones del mercado y aprovechando la circunstancia de que los precios del carbón nacional (subvencionado por el Estado con fondos públicos) se revisan cada uno, tres o cinco años, y no a diario como en los mercados internacionales. Incluso desde la EECCEL se pretende promover los “proyectos orientados al estudio del potencial del carbón limpio u otras alternativas limpias (fusión) en el futuro energético español”. Entre las posibilidades que se barajan en el campo de las tecnologías de combustión limpia destaca, además de la CAC, el lavado químico y la eliminación de minerales e impurezas del carbón, lo que permitiría reducir las emisiones en un 33% e incrementar la eficiencia entre un 10 y un 13%. Este producto puede a su vez utilizarse en centrales de Ciclo Combinado de Gasificación Integrada (IGCC), con una eficiencia mayor a la de otros ciclos combinados y con menos emisiones.

48

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


3.4

PLAN I+D+i El Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-201117, es el mecanismo de la Administración General del Estado para establecer los objetivos y prioridades de la política de investigación e innovación a medio plazo y diseñar los instrumentos que garanticen su consecución. En el contexto europeo responde al objetivo del bienestar social y de crecimiento económico manifestado tras la Estrategia de Lisboa. Sus objetivos son mejorar la competitividad de las empresas, desarrollar una política integral de ciencia, tecnología e innovación, internacionalizar las actuaciones de I+D, crear un entorno favorable para la inversión y por último, fomentar la cultura científica y tecnológica de la sociedad. El Plan se estructura en las denominadas Líneas Instrumentales de Actuación, desarrolladas a través de los Programas Nacionales, y se divide en cuatro áreas, una de las cuales, Acciones Estratégicas, se enfoca en la energía y el cambio climático. Dentro de esta última, la mayor parte de los re- El Plan I+D+i contempla cursos, 70%, se destinan al campo de la energía. entre sus actuaciones El objetivo fundamental es el de incrementar la estratégicas la investigaautonomía energética de España, apostando por ción en energías limpias, una diversificación de las fuentes de energía, con transporte sostenible y especial impulso de las renovables, y por el desarrollo e implantación de tecnologías energética- adaptación al cambio climente más eficientes. El 30% restante de los re- mático cursos se reservan a la investigación básica realizada por universidades y centros de investigación en áreas relacionadas con el cambio climático. Entre las líneas estratégicas para la consecución de los objetivos de energía y cambio climático se contemplan: • Energía y mitigación del cambio climático para la producción de energía final limpia y la eficiencia energética con especial incidencia en el sector del transporte y la edificación. 17

http://www.plannacionalidi.es 3. Políticas y realidad del cambio climático en España

49


• Movilidad sostenible en el transporte, promoviendo cambios modales, que sustituyan el excesivo uso del vehículo privado por el ferrocarril, transporte marítimo, transporte público y peatonal. • Otros ámbitos: Estudios científicos relacionados con la observación sistemática del clima, elaboración de escenarios climáticos, adaptación al cambio climático, mitigación de GEI en los sectores difusos y sumideros de carbono. En cuanto a la dotación de recursos para dicha Acción Estratégica, en el año 2008 se han aprobado un total de 259.5 M €.

3.5

CTE Y RITE Con la implantación del nuevo Código Técnico de la Edificación18 (CTE) en 2006 el Gobierno establece las exigencias básicas marcadas por la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) en materia de seguridad y habitabilidad de edificios e instalaciones. De los documentos básicos que conforman el CTE, uno de ellos está dedicado en exclusiva al ahorro de energía. Para la consecución de este objetivo, se establecen una serie de exigencias básicas que deben cumplirse durante la proyección, construcción, utilización y mantenimiento de los edificios, que comprenden: la limitación de la demanda energética, el rendimiento de las instalaciones térmicas, la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación, la contribución solar mínima de agua caliente sanitaria (ACS) y la contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica.

Con el CTE y el RITE se incorporan los criterios de eficiencia energética y energías renovables al sector de la edificación

En materia ambiental, el CTE supone la regulación de la eficiencia energética del sector residencial, responsable de más del 25% de las emisiones de CO2. Se estima que gracias a las medidas contempladas en el CTE se consiga, por edificio, hasta un 30-40% de ahorro energético con respecto al consumo que tendría con la anterior legislación y una reducción de emisiones de CO2 por consumo de energía de 40-55% por cada edificio. 18

50

http://www.codigotecnico.org

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


El CTE se complementa con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), que establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía. Entre estos condicionantes se hace hincapié en el incremento de la eficiencia de los equipos, aislamiento térmico, control de consumos e introducción de energías renovables.

3.6

PLAN NACIONAL DE ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO El Plan Nacional de Adaptación19 es un marco de referencia multisectorial para la prevención y adaptación a los efectos del cambio climático. Así, el principal objetivo del Plan es la evaluación de los impactos producidos como consecuencia del cambio climático en multitud de sectores, desde ecológicos hasta financieros para, por medio de procesos participativos, identificar las mejores opciones de adaptación. El informe de “Evaluación Preliminar de los Impactos en España por Efecto del Cambio Climático”, elaborado por el MMA en 2005, constituye una primera aproximación de los efectos del cambio climático sobre la variedad de sectores estudiados, esclareciendo cuáles deben ser las líneas de trabajo a desarrollar. El desarrollo del Plan se lleva acabo mediante Programas de Trabajo a propuesta de la Oficina Española de Cambio Climático, para cuya elaboración se podrán crear grupos de trabajo compuestos por aquellos interesados en el conocimiento y evaluación de los efectos del cambio climático, que abarca a instituciones privadas, públicas, organismos no gubernamentales, etc.

19

http://www.mma.es/secciones/cambio_climatico/areas_tematicas/impactos_cc/pnacc.htm 3. Políticas y realidad del cambio climático en España

51


Los recursos financieros que se puedan requerir podrán ser aportados por los actores interesados y con responsabilidad en los sectores y/o sistemas a evaluar. En el desarrollo de los sucesivos proyectos se promoverá la participación de los mejores expertos e instituciones y por otro, la participación social del mayor número de agentes implicados. El primer Programa de Trabajo ya ha sido publicado, abarcando los sectores de gestión del agua, biodiversidad y costas, así como la elaboración de escenarios climáticos regionales.

3.7

OTRAS POLÍTICAS NACIONALES DE INTERÉS Como hemos visto, la lucha contra el cambio climático, por su carácter transversal, se está abordando desde una multitud de administraciones y niveles. En este apartado resumimos algunas de las actuaciones a nivel estatal que mayor impacto pueden tener en la reducción de emisiones de GEI. Pero hay muchas más. - El Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) ha lanzado una iniciativa para la reducción de GEI de manera voluntaria: el Sistema de Compromisos Voluntarios. Se encuadra en el Plan de Medidas Urgentes de la EECCEL, con el fin de reducir unos 12 Mt CO2 eq/año durante el periodo 2008-2012. Las empresas que se quieran adherir, deben presentar sus proyectos de reducción de emisiones, justificados mediante una de las metodologías de referencia aprobadas por la iniciativa y posteriormente, ser verificados por una Entidad acreditada. El promotor y, si hubiese, patrocinador del Proyecto, podrán hacer uso del logotipo del OSE “Compromiso por el Clima” bajo determinadas condiciones. - La contribución del transporte a las emisiones de GEI es notable, siendo responsable de un 28,1% del total, y de un 50% dentro de los sectores difusos. Por ello, con el Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte 2005-202020 (PEIT) se pretende reducir la contribución de los GEI en un 20% para 2020, tomando como referencia la tendencia en ausencia del Plan. Entre las principales actuaciones del PEIT destaca la de incrementar la presencia del transporte más eficiente desde un punto de vista energético y ambiental, esto 20

52

http://peit.cedex.es/

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


es, el transporte ferroviario, marítimo y público. Cabe señalar que del total del presupuesto del PEIT, 248.892 M€, un 50% está destinado al transporte por ferrocarril, especialmente interurbano. Además se han transpuesto varias directivas relativas a la regulación del contenido de determinadas sustancias en el uso de combustibles y sobre las emisiones de determinados gases y partículas procedentes de los motores. - La compra de créditos de carbono es otra de las La adquisición de crédisoluciones a las que España debe recurrir para tos de carbono a través alcanzar sus compromisos. Así, derivado del cum- de EIV y fondos de carplimiento del los compromisos del Plan Nacional bono puede suponer un de Asignación 2008-2012, entre las empresas importante campo para reguladas y el gobierno, se deberán adquirir del mercado internacional unas 290 MTCO2 en todo las ingenierías el periodo, (130 M por las empresas y 160 M por la AGE). El Gobierno prevé adquirir hasta 60 MTCO2 mediante la participación en los Fondos de Carbono de Instituciones Financieras Multilaterales (IFM) que a su vez, financian proyectos MDL y AC. Uno de los principales agentes es el Banco Mundial, a través del cual se gestiona el Fondo Español de Carbono, la Facilidad de Partenariado de Carbono y el Climate Investments Funds, fondo que financia, entre otros, proyectos relacionados con las tecnologías limpias. En América Latina se ha firmado un acuerdo con la Corporación Andina de Fomento para la creación de la Iniciativa Iberoamericana de Carbono y se colabora también con el Banco Interamericano de Desarrollo mediante varias líneas. Asimismo, España participa en el Fondo Multilateral de Carbono (MCCF) creado por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI). La última iniciativa puesta en marcha ha sido la participación en el Fondo de Carbono Asia Pacífico gestionado por el Banco Asiático de Desarrollo, que promoverá proyectos en las áreas de energía renovable y eficiencia energética en los países miembros beneficiarios. El resto de los créditos que la AGE debe adquirir (unos 100 MTCO2) saldrán de los mercados internacionales. La AGE ha comenzado en 2008 a trabajar en la consecución de acuerdos en el marco del Comercio Internacional de Emisiones vinculados a Esquemas de Inversión Verde (ver cuadro de texto), en el que, prioritariamente, la administración busca encontrar una línea de retorno a este importante flujo económico, para las empresas nacionales (energías renovables, gestores de residuos, ingenierías y otras). 3. Políticas y realidad del cambio climático en España

53


- Otro de los ámbitos relacionados con el cambio climático por el que se ha apostado es el de la cooperación internacional. En 2004 se creó la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC) para fortalecer la adaptación y evaluar la vulnerabilidad al cambio climático. Como iniciativas bilaterales destacan el Programa Araucaria XXI, Programa Azahar, Fondo de Ayuda al Desarrollo y el Proyecto FORMA. En ayuda multilateral, destaca la participación en el Fondo para los Países Menos Desarrollados y el Fondo Especial de Cambio Climático.

3.8

COMUNIDADES AUTÓNOMAS Los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero han quedado bien definidos a nivel internacional y europeo, gracias a la ratificación del Protocolo de Kioto y al desarrollo de las directivas europeas, y por consiguiente a nivel nacional, resultado de la adopción de los compromisos europeos. Así, con el Plan Nacional de Asignación, el estado transfiere parte de su responsabilidad a las instalaciones reguladas a través del reparto de derechos de emisión. Sin embargo, quedaban todavía por definir las políticas de reducción y de adaptación a escala regional. Es por ello que desde la EECCEL se insta a las Comunidades

Ceuta 0% Melilla 0% Andalucía 15%

La Rioja 1% Cantabria 1% Navarra 2% Extremadura 2% Región de Murcia 3% Baleares 2% Canarias 4% País Vasco 5%

Cataluña 13%

Aragón 5% Madrid 6%

Castilla y León 10% Galicia 8%

Asturias 8%

Castilla La Mancha 6% Comunidad Valenciana 8%

Autónomas a que presenten sus estrategias regionales para la reducción de emisiones antes del comienzo del período de compromiso 2008-2012. Aunque la mayoría de ellas han cumplido con el compromiso, a fecha de la redacción del presente informe, todavía quedan algunas comunidades autónomas que no han definido sus estrategias. La colaboración con las CCAA es necesaria puesto que parte de las competencias en los sectores y actividades reguladas por los distintos planes nacionales están transferidas.

Figura 7. Contribución de las Comunidades Autónomas a las emisiones de GEI durante el año 2007 (Fuentes: Elaboración propia a partir de datos CCOO, 2008)

54

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Estas estrategias regionales establecen actuaciones para limitar las emisiones de GEI, con especial incidencia en los sectores difusos, ya que las emisiones de las actividades reguladas ya han quedado limitadas por la asignación de derechos que se realiza desde la AGE. Estrategia en cambio climático

Objetivo 2012

Andalucía

(2002) Estrategia Andaluza frente el Cambio Climático (2007) Plan Andaluz de Acción por el Clima 2007-2012 (PACC) Programa de Mitigación

- 9 MT respecto 2004

Asturias

(2007) Programa de medidas institucionales para la mitigación del cambio climático en la administración autonómica

CastillaLa Mancha

Nº Medidas

Inversión*

140

-

-0,021 MT entre 20082012

15

4 M€

(2007) Borrador Estrategia Regional para la prevención del Cambio Climático.

-

41

-

Cataluña

(2008) Plan marco de mitigación del cambio climático en Catalunya 2008-2012

+37% respecto 2005 36,55MT

41

980 M€

Galicia

(2008) Plan Gallego de Acción frente al cambio climático

-2,45 MT/año entre 2008-2012

54

347,2 M€

Madrid

(2005) Estrategia de calidad del aire y cambio climático de la Comunidad de Madrid (2006-2012). Plan Azul

- 4,5 MT respecto escenario tendencial 2012

106

-

Aragón

(2008) Propuesta Estrategia Aragonesa de Cambio Climático y Energía Limpia.

-1,3 MT entre 20082012

100

-

(2008) Plan Vasco de Lucha Contra el Cambio Climático

+14% respecto 1990

120

630,6 M€

País Vasco

Tabla 3. Indicadores de las estrategias regionales de las 10 CCAA con mayores emisiones de GEI (excepto Castilla y León y Comunidad Valenciana, sin estrategia a fecha de redacción del informe). (*) La cifra refleja costes de acción o inversiones necesarias para su consecución. (Fuente: Elaboración propia)

3. Políticas y realidad del cambio climático en España

55


Si bien los objetivos propuestos por las CCAA son muy dispares y no han sido calculados bajo un mismo criterio, comparten en esencia las mismas líneas de actuación propuestas por la EECCEL. Así, las medidas para la reducción de GEI se distribuyen en los distintos sectores difusos como transportes, residencial, comercial, agrario, ordenación del territorio, etc, para los que se establecen acciones y objetivos más o menos concretos. También se contemplan como herramientas transversales, la comunicación y difusión sobre el cambio climático o la investigación en vulnerabilidad, adaptación y mitigación.

56

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


4. El reto para las ingenierías El fabuloso reto que el cambio climático supone para la Humanidad, en su conjunto, supone igualmente una grandiosa oportunidad para todos, pero especialmente, para las empresas de ingeniería. El camino hacia una economía baja en emisiones de carbono va a estar repleto de ocasiones en las que las empresas de la Asociación puedan probar, como lo han hecho hasta ahora, su valía y preparación para abrir el camino hacia la integración de nuevas tecnologías, aprovechamientos y estrategias. No en vano, proyectos tan emblemáticos como la mayor central termosolar21 y la mayor planta solar fotovoltaica del mundo22 o la primera central maremotriz a escala comercial son producto de la ingeniería española. Hasta la fecha, han sido los políticos quienes han jugado el papel necesario de ordenar e incentivar los cambios que se avecinan. Ahora es momento de poner en marcha nuestras neuronas y empezar a imaginar ese futuro. Este capítulo trata de mostrar lo que va a quedar tras el velo de tantos reales decretos, estrategias y planes y de cómo ese trasfondo puede materializarse en oportunidades de negocio que animen, a la sociedad en su conjunto, a afrontar el cambio climático como lo que es: un verdadero desafío a escala planetaria. Desde el panorama internacional, las Instituciones Financieras Multilaterales siguen la estela que marca el Banco Mundial, habiendo emprendido en los últimos años estudios muy sesudos con gran incidencia en recomendaciones relativas a los procesos de adaptación. Pero de nuevo, la gran demanda de servicios de ingeniería se produce porque el Banco pretende incorporar los componentes de adaptación, mitigación y desarrollo tecnológico relacionados con el cambio climático, a todos los proyectos de infraestructura que financia. Asimismo, el Banco quiere dar a la ingeniería un enfoque más global, incorporando la eficiencia energética y la obtención de créditos de carbono como elementos clave para la financiación de los proyectos. Las consultoras de ingeniería y consultoría, por tanto, debemos incorporar estos conocimientos a sus servicios y ofrecerlos como un valor añadido a nuestros clientes. Otro factor a tener en cuenta que anima el mercado son los fondos de carbono, varios de los cuales son gestionados por el Banco Mundial, y que en ocasiones se utiliza para contratar asistencias técnicas. A este fondo contri21

CTS Ain Beni Mathar, en Marruecos, de 470 Mw

22

Planta fotovoltaica de Moura, en Portugal, de 46 MWp 4. El reto para las ingenierías

57


buye España, por lo que las empresas del sector de ingeniería son vistas con cierta simpatía, aunque la tendencia es que los fondos fiduciarios no estén atados. Uno de estos fondos, el Climate Investments Funds, y en concreto, el subfondo de tecnologías limpias, despierta grandes expectativas. Este fondo tiene como objetivo financiar acciones para la demostración, despliegue, comercialización y transferencia de tecnologías bajas en carbono. El principal criterio de selección de las inversiones apoyadas en los países en desarrollo receptores será el potencial transformador de las propuestas. Las formas de financiación serán variadas: desde subvenciones y préstamos concesionales (fórmulas prioritarias), hasta garantías y participación en capital. España ha decidido participar en este Fondo con 80 millones de euros con un calendario de aportaciones que se extiende hasta 2011. Las actuaciones que podrán apoyarse serán: • Inversiones del sector público, primándose a los países que cuenten con programas activos de los Bancos Multilaterales de Desarrollo en los sectores prioritarios, como energía, transporte, construcción y eficiencia energética. • Inversiones del sector privado, donde las iniciativas se concentrarán en unos cuantos países seleccionados. Y esto no es todo. Otras instituciones financieras multilaterales, como el Banco Europeo de Inversiones, los Bancos Asiático y Africano de Desarrollo, etc. están en la misma línea. Las empresas de ingeniería debemos estar preparadas, para dar una respuesta a esta demanda. Ya en España, las oportunidades relacionadas con la reducción de emisiones, en los sectores regulados, emanan de las obligaciones contempladas en el Plan Nacional de Asignación (PNA). Las actividades reguladas en el Anexo I, que comprenden más de un millar de instalaciones, deben notificar sus emisiones y entregar las RCEs y UREs anualmente. Así, para la consecución de las RCEs, se va a mantener la inversión en el desarrollo de proyectos del mecanismo limpio, lo que despliega toda una serie de Los proyectos de MDL y oportunidades para la ingeniería de distinto poAC requieren importan- tencial, como son el diseño de proyectos, relaciotes trabajos de consulto- nes internacionales, verificación y certificación... ría e ingeniería asociada Del mismo modo, para la obtención de las UREs

58

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


será necesario el uso de tecnologías más eficientes y limpias, que disminuyan la generación de emisiones, en cuyo diseño y desarrollo las ingenierías pueden participar. Son multitud los sectores en los que se puede actuar para conseguir reducciones de GEI capaces de generar créditos comercializables (ver tabla 4). Sectores

Proyectos - Reducción de emisiones a través de sustitución de combustibles fósiles con combustibles alternativos o menos intensivos en carbono en la industria del cemento

Cambio de combustibles fósiles

- Captura del metano de minas y camas de carbón para utilizarla en la producción de energía eléctrica y calor y/o destrucción por quema - Cambio de combustibles fósiles por gas natural en industrias - Cambio de combustibles fósiles por gas natural en plantas térmicas de electricidad - Recuperación de gases de extracciones de petróleo - Reducción de fugas de gas natural en gasoductos - Evitación de emisiones de residuos orgánicos a través de alternativas de tratamiento

Reducción de emisiones de metano

- Reducción de emisiones de metano de agua con contaminación orgánica y residuos sólidos orgánicos utilizando co-compostaje - Mitigación de emisiones de metano en la producción de carbón a través de carbonización de materia vegetal - Reducción de fugas de metano de la red de distribución por reemplazamiento de tuberías de hierro fundido y de acero sin protección catódica con tuberías de propietileno - Captura de metano y utilización o destrucción en zonas subterráneas o minas

4. El reto para las ingenierías

59


Sectores

Proyectos

Reducción de otras emisiones

- Incineración de HFC 23 de flujos residuales - Descomposición de N2O de plantas de producción de ácidos adípicos - Destrucción catalítica del N2O del gas resultante de plantas de producción de ácido nítrico o caprolactama - Reducción de las emisiones de los efectos de mitigación producidas por los ánodos en plantas primarias de fundición de aluminio - Reducción catalítica de N2O en quemadores de amoniaco en la producción de ácido nítrico - Reducción de emisiones de SF6 en redes eléctricas - Sustitución del SF6 por gases alternativos en la industria del magnesio - Reducción y utilización del gas de venteo o quema en pozos petrolíferos - Recuperación y utilización del gas residual de refinerías - Evitación de emisiones de residuos de biomasa a través de su uso como alimentación en la producción de papel o biocombustibles - Reducción de emisiones de GEI de fundiciones de aluminio - Reducción de emisiones de GEI a través de la recogida de estiércol y tratamiento en planta - Reducción de emisiones de GEI en sistemas de tratamiento de estiércol - Mitigación de emisiones de GEI del tratamiento de aguas residuales industriales - Uso de materias primas alternativas sin carbonatos en la producción de cemento

Aplicaciones del CO2

- Utilización de CO2 generado en fuentes renovables para la producción de compuestos inorgánicos - Recuperación de CO2 del gas residual industrial para sustitución del uso de combustibles fósiles en la producción de CO2

Transportes

- Proyectos de autobuses de tránsito rápido

Redes eléctricas y térmicas

- Conexión a la red de sistemas de electricidad aislados - Introducción de sistemas de “district heating”

Tabla 4. Ámbitos de actuación con metodologías consolidadas y aprobadas por la Junta Ejecutiva del MDL en sectores distintos de energías renovables o eficiencia energética. (Fuente: Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas, 2009)

60

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Pero sin duda, donde las ingenierías tienen un amplio campo en el que desarrollar su actividad es en el impulso de las energías renovables y en el ámbito de la reducción de emisiones de los sectores difusos. Para este último, el ahorro y la eficiencia energética es la herramienta fundamental, ya que el consumo sostenible de la energía y el incremento de la eficiencia en los consumidores finales se traducen en el abatimiento de emisiones. Las actuaciones que las ingenierías pueden desarrollar en estos ámbitos se describen El ahorro y la eficiencia a continuación, habiéndose incluido también otros sectores fundamentales en la lucha contra el cambio energética y las energías climático, ya sea por su importancia para la minimi- renovables son fundazación de los efectos, como los sumideros, o por el mentales para reducir necesario proceso de adaptación al que deben so- las emisiones de GEI en los sectores difusos meterse, como el sector del agua.

AHORRO Y EFICIENCIA ENERGÉTICA El ahorro y la eficiencia energética es un pilar fundamental de la política en el ámbito de la energía, tanto a nivel estatal como europeo, en tanto que disminuye la dependencia, equilibra la balanza energética y facilita el cumplimiento de los compromisos de Kioto. En España, el marco de referencia lo constituye la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética, que es desarrollada por el Plan de Acción 2008-2012. Como muestra de su importancia, se aporta a continuación la inversión prevista para su financiación desglosada por sectores, que supone en total 22.185 M€.

4. El reto para las ingenierías

61


APLICACIÓN SECTORIAL

Inversiones Totales (M€)

FP* Totales (M€)

FP* Adicionales, con PAE4+ (M€)

Industria

1.671

370

0

Transporte

1.893

406

118

Edificación

13.469

804

287

1.992

533

-

683

94

24

Servicios públicos

1.351

89

28

Transformación de la energía

1.085

29

22

40

40

0

22.184

2.367

479

Equipamiento y ofimática Agricultura

Comunicación TOTALES

Tabla 5. Inversión estatal por sectores para la reducción de emisiones de GEI (*FP: Fondos públicos). (Fuente: Plan de Acción 2008-2012)

En la tabla anterior, se observa que los sectores que focalizan una mayor inversión son transportes, edificación y equipamiento. La inversión privada soporta, en casi todos los casos, el mayor esfuerzo económico, aunque se espera que se obtengan importantes beneficios económicos resultado del ahorro energético y de las emisiones de CO2 evitadas (de especial importancia para el sector regulado). Se estima que, para unos valores de 480 €/tep (considerando el precio del barril a 65$) y 18 €/tCO2, se obtendrían unos retornos de entre 42.207,8 M€ y 4.286 M€ respectivamente, amortizándose las inversiones propuestas en el plan. La puesta en marcha del Plan exigirá una demanda de servicios de ingeniería y consultoría que ayuden al desarrollo e implantación de las medidas previstas, parte de los cuales podrán ser satisfechos por las empresas de la Asociación. En la tabla adjunta a continuación se señalan aquellas actuaciones promovidas por el Plan de Acción de la E4+ que pueden generar mayores oportunidades para el sector de la ingeniería.

62

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Proyectos.

Mejoras energéticas en Comunidades de regantes.

Realización de auditorias y planes de mejoras.

Ahorro de energía.

Auditorias energéticas.

3.800

Ayudas públicas para la inversión en ahorro energético.

Proyectos de eficiencia energética.

1.667.319

Legislación sobre evaluación específica de impactos energéticos en la industria.

Incremento del alcance del Estudio de Impacto Ambiental.

-

Estudios y auditorias de eficiencia energética.

Auditorias energéticas.

600

Plan de equipamiento y uso eficiente de la energía.

Planes de ahorro energético.

Rehabilitación de la envolvente existente.

Estudio técnico.

Mejora de la eficiencia energética de instalaciones térmicas existentes.

Estudio técnico.

Mejora de la eficiencia energética de instalaciones de iluminación interior existentes.

Estudio técnico.

Comisiones mixtas en refino de Petróleo.

Estudios técnicos y publicaciones.

82.585

Comisiones mixtas en generación eléctrica.

Estudios técnicos y publicaciones.

315.251

Desarrollo potencial de la cogeneración.

Estudios de viabilidad

Instalaciones de cogeneración en act. no industriales > 150 kw.

Proyectos.

228.621

Instalaciones de cogeneración en act. no industriales < 150 kwe.

Proyectos.

7.924

Auditorias energéticas para cogeneración existente.

Auditorias.

4.320

Plan RENOVE de cogeneraciones existentes.

Proyectos.

443.628

Planes de transporte para empresas.

Desarrollo de planes para empresas.

192.213

Planes de gestión de movilidad.

Elaboración de planes para municipios.

Transporte

Energía

Agrario

Cambio a sistemas más eficientes energéticamente.

Industria

Inversión total (k€)

Adm

OPORTUNIDADES PARA LA INGENIERÍA

Edificación

MEDIDA

190.800 10.608

2.677.295 3.719.205 2.694.681

3.000

1.559.100

Tabla 6. Oportunidades de trabajo para las empresas de la Asociación por sectores. (Fuente: elaborado a partir del Plan de Acción de la E4+ 2008-2012)

4. El reto para las ingenierías

63


Industria Dentro de este sector, se consideran únicamente las actividades no reguladas por el comercio de derechos de emisión, de las que ya fueron comentadas con anterioridad. Tanto desde el ámbito estatal como del regional se va a fomentar el ahorro y la eficiencia energética en el sector industrial, movilizándose para ello programas de asistencia técnica, subvenciones para la realización de auditorias energéticas o concesión de ayudas y subvenciones para aquellas actividades que incluyan criterios de eficiencia. La realización de auditorias energéticas en la industria se quiere impulsar a través de importantes ayudas que lleguen a subvencionar hasta un 75% del coste total. Esta iniciativa se complementa con las ayudas económicas para la compra de equipos más eficientes, necesidad que puede ser detectada tras una auditoria de este tipo o un plan de eficiencia energética. En este sentido, la concesión de ayudas públicas para la inversión en ahorro energético puede derivar en una demanda de proyectos de ahorro energético, cuyo objetivo es la evaluación del estado energético de la industria en concreto y la determinación de las posibilidades de mejora. Precisamente en referencia a ambas herramientas, recientemente (octubre de 2008) se ha anunciado la inversión de 60 M€ a una línea de financiación, en colaboración con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), para proyectos de ahorro de energía realizados por Empresas de Servicios Energéticos (ESE). Este tipo de empresas tratan de optimizar la gestión de las instalaciones energéticas recuperando las inversiones a través de los ahorros de energía conseguidos en el medio y largo plazo. El impulso que se quiere dar a estas empresas desde la AGE es notable, ya que a la línea de financiación se suma el desarrollo de la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público, que amplia las modalidades de contratación entre el sector público y privado, en este caso, para favorecer a las ESE. Por otro lado, se plantea una acción legislativa para incluir una evaluación específica de impactos energéticos en todos los proyectos de industria que debería realizarse dentro del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.

64

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Por otro lado, se pretenden promover acuerdos voluntarios de las Asociaciones empresariales que fomenten la adopción de medidas de ahorro energético en la industria y que permitan alcanzar los objetivos planteados en este ámbito. Esta demanda de auditorias y estudios técnicos puede ser satisfecha por las empresas de la Asociación.

Administración pública Las oportunidades para la ingeniería en este sector se centran de nuevo en la ejecución de auditorias energéticas y planes de ahorro y eficiencia energética en los edificios públicos, ya que las administraciones estatales y la práctica totalidad de las CCAA van a poner en práctica estas dos herramientas a modo ejemplarizante, al tiempo que contribuLa Administración Geyen a la consecución de objetivos asumidos en Kioto. En este sentido, en el Plan de Activación neral del Estado quiere se han incluido unos objetivos muy ambiciosos de dar ejemplo y poner en ahorro energético en los edificios de la AGE para práctica diversas medi2010 y 2012, por lo que a medio plazo, se va a das de ahorro energétierigir como un nicho de trabajo muy importante. co en edificios públicos Todo lo anterior se refuerza por las obligaciones derivadas del cumplimiento del CTE y del RITE, que establecen medidas de ahorro energético y de aprovechamiento de energías renovables en la edificación así como por la incorporación de criterios de eficiencia energética en la contratación y en la compra de equipamiento público a lo que muchos de los gobiernos regionales estudiados se han comprometido. Hay que considerar que las oportunidades pueden ser más restringidas en tanto que las actuaciones puedan ser llevadas a cabo por la misma administración aunque en otros casos será necesaria la colaboración con entidades privadas.

Cogeneración El impulso que se quiere dar al sector de la cogeneración desde el PAEA4+ es evidente, ya que asume más de la mitad de las acciones para el apartado 4. El reto para las ingenierías

65


de transformación de la energía. Se trata de una política respaldada desde la UE, que contempla la cogeneración como un instrumento fundamental para incrementar la eficiencia energética y mejorar la seguridad de abastecimiento, como así lo expresa la Directiva 2004/8/CE. En España, este impulso se materializa en forma de ayudas para instalaciones nuevas y para la mejora energética de las existentes. La actuación que las empresas de la Asociación pueden desarrollar en este campo está relacionada con el desarrollo de estudios y proyectos técnicos, de distinta envergadura, dado el amplio espectro de sectores interesados (industrias, edificios públicos, comercios, etc) con tamaños y necesidades muy dispares. Para las instalaciones existentes se concederán ayudas para la realización de auditorias energéticas y se pondrá en marcha el Plan RENOVE para sustituir las tecnologías existentes por otras más eficientes. Ambas medidas requerirán la elaboración de auditorias y proyectos técnicos que según los recursos de las empresas o sectores beneficiarios podrán requerir la ayuda de empresas independientes. Para la promoción de nuevas instalaciones se facilitarán ayudas económicas para estudios de viabilidad, cuyo objeto es la evaluación económica y técnica de la cogeneración, hasta un máximo de un 75% del coste total elegible Son numerosas las ayu- (tomando como precio de referencia por estudio das económicas para el 15.000€). También se concederán ayudas para la realización de proyectos de cogeneración en desarrollo de nuevas co- actividades no industriales que estarán en torno generaciones y el incre- al 10-30 % del coste elegible (según la potencia mento de la eficiencia de del proyecto), al igual que para pequeña cogenelas ya existentes ración (de menos de 150 kWe).

Agricultura, ganadería y pesca Entre las medidas contempladas para este sector se encuentran las relacionadas con el ahorro energético en la agricultura y ganadería así como el uso de las mejores tecnologías disponibles, como por ejemplo la migración hacia un riego localizado o el proyecto Peixe verde que promueve mejoras energéticas en los barcos. Por tanto, la mayoría de las medidas están enfocadas a

66

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


la sustitución de tecnologías y maquinaria poco eficientes para lo que se van facilitar ayudas económicas. Otras medidas están destinadas a la realización de campañas de comunicación y trabajos de apoyo técnico. También se promueven los criterios de eficiencia energética en el diseño, localización y construcción de instalaciones.

Transporte En todas las estrategias analizadas se observa una decidida apuesta por los medios de transporte más eficientes (marítimo, ferroviario, autobús, metro y tranvía) y a aquellas infraestructuras asociadas cuyo último fin es reducir el uso del transporte privado (carriles de alta ocupación, intercambiadores modales, etc). Con todo ello, se pretende reducir la contribución de este sector a las emisiones de GEI, que actualmente es responsable de la mitad de los sectores difusos. Dependiendo de la Comunidad Autónoma, se esperan inversiones en el desarrollo de nuevas infraestructuras o bien en la mejora de las ya existentes. Otra de las medidas más difundidas desde las CCAA es la realización de planes de movilidad de municipios y empresas. Dichos planes aspiran a reducir la presencia del vehículo privado por medio de diversas alternativas de transporte, siendo subvencionables en algunas CCAA.

El desarrollo de infraestructuras de transporte público continuará siendo un importante sector para las ingenierías

Ordenación del territorio y Vivienda Entre las medidas más exitosas en el ámbito de la vivienda se encuentra la implantación de la certificación energética en edificios, fomentada a través de incentivos económicos, campañas de promoción o de actuaciones legislativas y que supone la materialización más directa de los compromisos de ahorro y eficiencia energética promovidas por las CCAA. Esta medida ya ha sido introducida en nuestro ordenamiento jurídico estatal a través del Real Decreto 47/2007, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción. 4. El reto para las ingenierías

67


En referencia a la ordenación del territorio, algunas CCAA van a incluir criterios de sostenibilidad y cambio climático (transporte público, gestión sostenible de La incorporación de cri- residuos, viviendas de alta eficiencia, modelos de terios de sostenibilidad desarrollo concentrado, etc.) en la redacción de los planes urbanísticos. Éstos pueden llegar incluso en el sector de la cons- a exigir pliegos de prescripciones técnicas de efitrucción y ordenación ciencia energética y uso racional de materiales en territorial será funda- los concursos públicos de viviendas o de separatas mental en los próximos energéticas para la aprobación de nueva edificaaños ción y rehabilitación.

ENERGÍAS RENOVABLES La cada vez más fuerte dependencia de los combustibles fósiles y el incremento del precio del petróleo, hace previsible un cambio del modelo actual de la producción de energía, que pase de la actual predominancia del carbón y petróleo a un mix energético, que en los escenarios más optimistas, darían una mayor relevancia a la biomasa y gas. En la figura incluida a continuación, se muestra el reparto energético que tendría lugar en 2050 si se implantasen nuevas políticas energéticas de gran envergadura (escenario BLUE). Las emisiones se reducirían en este contexto un 50 % con respecto a los niveles actuales, precisamente, el objetivo al que la UE aspira.

Biomasa 23%

Otras renovables 12% Carbón 14%

Nuclear 14%

Gas 19% Petróleo 18%

Figura 8. Previsiones según el escenario BLUE para 2050. Distribución de la energía primaria en el mundo en el año 2050. (Fuente: International Energy Agency, 2008.)

68

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


En España, como ya se ha comentado en el capítulo 3, la Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas para el periodo 2008-201623 pronostica que el consumo de energía primaria crecerá a una tasa del 1,3% durante dicho periodo. En la estructura de abastecimiento se prevé también un cambio significativo respecto a la situación actual al aumentar de forma importante el peso de las energías renovables y el gas, y descender el del carbón y el petróleo. Aunque se producen diferencias sustanciales entre unas CCAA y otras en cuanto al tipo de fuente que van a promover, es común para todas ellas el impulso decidido a las energías renovables, materializado en la elaboración y desarrollo de planes específicos para la generación térmica y eléctrica a partir de la energía termosolar, eólica, fotovoltaica, biomasa, de las olas, para la sustitución de centrales termoeléctricas por ciclo combinado, etc. Los objetivos nacionales a cumplir de manera más inmediata son los establecidos en el PER 2005-2010, por lo que se deberá producir un fuerte impulso que ayude a la consecución de los mismos. Mención aparte merece la energía solar fotovoltaica que ya ha superado con creces el objetivo de 400 MW establecido en el PER para 2010. Así, se prevé que la potencia continúe aumentando, si bien no a la misma tasa de crecimiento que en los últimos cuatro años, debido a la reciente aprobación del RD 1578/2008 que establece un nuevo marco retributivo menos atractivo que los establecidos en el RD 436/2004 y en el RD 661/2007. A diferencia del anterior, el RD 1578/2008 impulsa la energía solar térmica, en tanto que establece mayores cupos de potencia, lo que se une a los requerimientos del CTE que obliga a obtener a través de ésta parte de la demanda de ACS, tanto en nueva edificación como en rehabilitación de la existente. Precisamente, es la incorporación de energía solar térmica a los edificios públicos una de las medidas que más se promueven a nivel autonómico. La energía termosolar se encuentra en plena fase de expansión y, aunque en la actualidad sólo hay una planta comercial en funcionamiento, se espera que se desarrollen hasta un total de 5.850 MW entre proyectos en ejecución y en promoción. 23

Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016, desarrollo de las redes de transporte, mayo 2008. Secretaría General de la Energía, MITYC. 4. El reto para las ingenierías

69


España es el tercer país en potencia eólica instalada, tras Alemania y EEUU, y la tendencia es que continúe siendo una de las energías renovables con más peso. Las previsiones apuntan a que se cumplirá el objetivo para 2010, del que un 68% está ya cumplido. Además, el precio de KWh se acerca al de la electricidad convencional, por lo que se espera que en unos años la prima deje de ser necesaria. Para la energía hidroeléctrica, las previsiones respecto al cumplimiento del PER no son muy halagüeñas, debido al lento ritmo de crecimiento actual, con el que no se llegará a los 300 MW que faltan para lograr el objetivo de la minihidráulica. Por otro lado, la gran hidráulica hasta 50 MW mantiene su crecimiento, con 30 presas en fase de construcción en la actualidad. Desde el sector, se apuesta por la reforma de los sistemas hidráulicos ya existentes, la promoción de la minihidráulica y la redistribución del funcionamiento de los embalses actuales, como consecuencia de la cada vez más acusada incidencia de lluvias y sequías en determinadas partes del territorio. En cuanto a los biocombustibles, va a ser necesario un gran esfuerzo para cumplir con el objetivo del 5,75% sobre el contenido energético para 2010 (en la actualidad es del 1%) y del más exigente a nivel comunitario del 10% para 2020. Entre las oportunidades que ofrece este sector, destaca la continuación de la investigación, desarrollo e innovación en las áreas de procesos tecnológicos para la producción de cultivos energéticos de alta productividad, incremento del valor de los coproductos actuales y desarrollo de otros nuevos o especificaciones y aumento del rendimiento en motores.

Comunidades Autónomas como Madrid o Cataluña pretenden utilizar biomasa agrícola para la producción de biocombustibles

La investigación en cultivos energéticos avanza a pasos agigantados y en la actualidad se encuentra en desarrollo la cuarta generación de biocombustibles, esto es, microalgas de alta eficiencia energética que solventan anteriores problemas relacionados con el espacio o las materias primas requeridas, entre las que se puede emplear el CO2 capturado de procesos contaminantes.

Desde las políticas autonómicas se confirma su impulso, ya que la mayoría de las Estrategias contemplan la incorporación de biocombustibles en el trans-

70

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


porte privado y colectivo, fomentando la creación o ampliación de plantas de producción y el desarrollo e incremento de la red de suministro. Asimismo, desde todas las CCAA analizadas, se promueve el aprovechamiento energético de la biomasa (purines, pellets, cultivos energéticos...) en el sector agrario, tanto para la producción de biogás como para producción de energía in-situ a través de su combustión. Se prevén distintas actuaciones tales como la construcción de plantas a pequeña escala, para autoabastecimiento energético en la instalación de origen de la biomasa, y a gran escala, utilizando la biomasa para la generación de electricidad y biogás. Por otro lado, en el Plan de Acción de la E4 se mantienen las comisiones mixtas en los sectores del refino y generación eléctrica, por lo que es posible que se continúe colaborando con las mismas a través de la realización de asistencias técnicas. En suma, el papel de las energías renovables en las políticas energéticas europeas y nacionales continuará suponiendo una gran oportunidad de negocio en las áreas de promoción, ingeniería, construcción y servicios asociados, asesoría técnica, operación y mantenimiento de plantas durante los próximos años.

RESIDUOS Se estima que un 3% de las emisiones de GEI provienen de este sector y que su crecimiento está directamente relacionado con el aumento de la población. Las actuaciones que se esperan en este sector se solapan de alguna manera con el resto de sectores estudiados en tanto que en todos ellos se producen en mayor o menor medida residuos, y de la misma manera, se plantean diferentes opciones para su minimización, reciclaje o aprovechamiento energético (valorización). Haciendo referencia únicamente a las acciones emanantes de las políticas referidas a cambio climático, la valorización energética del metano producido en vertederos va a seguir siendo impulsada por la mayoría de las CCAA. Igualmente, como parte de las políticas autonómicas, se continuará invirtiendo en la construcción de plantas de reciclaje y en el desarrollo de planes de ges4. El reto para las ingenierías

71


tión de residuos específicos como los procedentes de la construcción y demolición o de lodos de depuradoras. Asimismo, se concederán ayudas destinadas a la instalación de equipos para la recuperación de gases refrigerantes y hexafluoruro de azufre o para disminuir la emisión de compuestos orgánicos volátiles.

SUMIDEROS Los sumideros son, según la nomenclatura del Protocolo de Kioto, sistemas o procesos capaces de captar y neutralizar CO2 y hacen referencia tanto a sistemas vegetales como a procesos artificiales, tales como el CAC. Así, para la consecución de los objetivos del Protocolo se permite la utilización de este mecanismo como forma de compensación de las emisiones (en España se permite hasta un máximo del 2% sobre el año base). En cuanto a la utilización de sistemas naturales, se contemplan diversas actuaciones encaminadas a la creación, ampliación y mantenimiento de tales sistemas, en forma de planes de reforestación de suelos agrarios, repoblaciones, restauraciones de zonas desertificadas, creación de espacios verdes periurbanos, mantenimiento de bosques, lucha contra incendios forestales, etc. Aunque tradicionalmente algunas de estas medidas ya se encuentran integradas dentro de las políticas forestales y agrarias de las comunidades autónomas, parece claro que el número de actuaciones se va a incrementar como consecuencia de la lucha contra el cambio climático. Dentro del marco del Plan Forestal Español, se prevé a partir del 2009, la puesta en marcha del Plan de Reforestación, bajo el que se realizará una plantación de 45 millones de árboles hasta el año 2012. Se estima que la inversión llegará a los 90 millones de euros y una superficie de repoblación de más de 60.000 Ha, abarcando terrenos gestionados por la AGE y por ayuntamientos y corporaciones locales. Respecto a la CAC, en la ECCEL se muestra un gran interés por esta tecnología, considerada como válida para la mitigación de emisiones. De hecho, desde febrero de 2008, se han comenzado a identificar y registrar lugares de España donde podría llevarse a cabo la CAC, a través de las “propuestas de reserva provisional a favor del Estado de estructuras subterráneas suscepti-

72

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


bles de ser un efectivo almacenamiento de dióxido de carbono”, inscritas en el libro- registro de la Dirección General de Política Energética y Minas. Todo parece indicar que se va a continuar en esta línea, como así demuestra la intención del gobierno de incentivar proyectos de I+D+i basados en la colaboración público-privada. Así, en la actualidad se está llevando a cabo el desarrollo de una planta experimental en la zona del Bierzo, a través de la Fundación Ciudad de la Energía (CIUDEN). A esta iniciativa se une el trabajo de la Plataforma Tecnológica Española del En España se están deCO2 (PTECO2), formada por un amplio grupo de sarrollando varios proagentes públicos y privados, entre cuyas misiones yectos de plantas de deestá la del desarrollo de tecnologías de captura, transporte, almacenamiento y uso de CO2. En el mostración de CAC y de panorama europeo, se plantea tener en operación tecnologías de captura y en 2015 al menos 12 proyectos de demostración utilización de CO2 a escala comercial.

AGUA A diferencia de los anteriores, el campo de acción en este sector proviene, mayoritariamente, de los procesos de adaptación y de predicción de los efectos que el cambio climático puede ocasionar sobre la Tierra. Una de las consecuencias más evidentes del cambio climático en nuestro país será la disminución de los recursos hídricos, así como otras consecuencias, en apariencia contradictorias, como pueden ser episodios extremos en forma de crecidas e inundaciones. De hecho, son múltiples los estudios que se están llevando a cabo en esta materia, tales como planes de sequías, planes de inundaciones, planes de cuenca, estudios de presiones e impactos, estudios de calidad de las aguas, etc. Para las ingenierías este puede ser un nicho de trabajo con un gran potencial, ya que van a ser necesarios trabajos de innovación, mejora y adaptación de las actuales infraestructuras para la gestión del agua, y en especial, las relativas a las tecnologías de ahorro y reutilización y el diseño de productos con menor consumo de agua. En suma, aumentar la eficiencia de los procesos y productos en relación con el agua. 4. El reto para las ingenierías

73


MINERÍA Dada la actual situación de los combustibles fósiles y de la coyuntura económica se ha comenzado a debatir sobre una eventual resurrección de la industria del carbón mediante tecnologías de combustión limpia (conocidas como Clean Coal). Ahora bien, algunas fuentes como Greenpeace, señalan que de las 23 centrales térmicas operativas en España 19 superan la asignación gratuita de emisiones, dos están por debajo y otras dos no informan sobre sus emisiones de CO2 a la atmósfera. En un mercado que penaliza las emisiones contaminantes, el funcionamiento de las plantas convencionales españolas de combustión de carbón supone un problema tanto económico como ambiental. Por eso, el Ministerio de Industria y algunas empresas eléctricas se han implicado en el proyecto “Cénit CO2”, que tiene como objetivo principal la investigación, desarrollo y validación de nuevos conocimientos y soluciones integradas que permitan reducir las emisiones de CO2 generadas por la combustión de combustibles fósiles en los procesos de generación Durante la transición eléctrica. Para conseguirlo, será necesario el dehacia el nuevo modelo sarrollo de productos y servicios en el campo de energético será necesa- las tecnologías limpias de combustión, que deberá rio emplear tecnologías complementarse con la captura y almacenamiento que reduzcan la intensi- de CO2. El plan, dotado con 20,5 M€, aspira a reducir un 30% el coste de generación eléctrica con dad en carbono carbón y un 25% las emisiones contaminantes.

TELECOMUNICACIONES Y SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN (TICS) En el campo de las telecomunicaciones y sociedad de la información se espera una gran evolución como consecuencia de los efectos que el cambio climático puede producir en la sociedad. Así, se presentan numerosas oportunidades en cuanto al desarrollo de nuevos sistemas de alerta meteorológica, coordinación entre agentes implicados y comunicación a la ciudadanía. Por su carácter transversal, las TICs pueden ser incorporadas en prácticamente todo los sectores para la mejora de la eficiencia de procesos, a través de sistemas de control, reducción de emisiones y consumos, desmaterialización y desubicación de procesos, etc.

74

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


CONSULTORÍA Como hemos visto a lo largo del estudio, el sector de la consultoría tiene un gran potencial. En cuanto a las oportunidades derivadas de la aplicación del Protocolo de Kioto, el compromiso por parte de las empresas reguladas de mantener los niveles asignados de emisiones puede provocar parte de estas deban “neutralizar” sus excedentes mediante créditos de carbono obtenidos por mecanismos de desarrollo limpio. Para ello, se pone en funcionamiento un exigente dispositivo que puede requerir el desarrollo de asistencias técnicas, lo que puede ser satisfecho por empresas de consultoría e ingeniería. Desde los estudios de viabilidad de proyectos e identificación de oportunidades de MDL, hasta su certificación y verificación, que debe realizarse a través de las Entidades Operacionales. En esta misma línea conceptual, aunque fuera de los sectores regulados, se encuentra el mercado de créditos voluntarios, del que se espera continúe en crecimiento. En los sectores difusos, el potencial del ahorro y la eficiencia energética es tal que se espera la creación de un grupo específico de empresas que se encarguen del desarrollo de planes, estudios y auditorias energéticas, las denominadas Empresas de Servicios Energéticos, para lo que las ingenierías están bien preparadas. En suma, en cualquiera de los sectores, ya sea agricultura, energías, construcción, edificación, industria, etc. va a ser necesario la colaboración con consultorías e ingenierías para el estudio de las debilidades de los procesos y productos y la detección de oportunidades de mejora en el ámbito de la reducción de emisiones de GEI.

I+D+i La investigación en cambio climático es una medida horizontal presente en todas las Estrategias y que se puede extender a cualquiera de las acciones anteriormente analizadas. De forma general, se puede clasificar en dos grandes grupos: la mitigación del cambio climático y la adaptación a éste. Algunos de los estudios más nombrados en las Estrategias autonómicas son los referentes a la evaluación de las consecuencias del cambio climático sobre los sec-

4. El reto para las ingenierías

75


tores económicos y la salud humana, sobre procesos de adaptación, inventario de sumideros naturales y cultivos, proyectos de captura y almacenamiento geológico de carbono, etc. El marco de referencia para las actuaciones de I+D+i en España es el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 20082011, con una Acción Estratégica dedicada íntegramente a la “Energía y Cambio Climático”. Para su desarrollo se van a movilizar subvenciones y préstamos destinados a proyectos de investigación aplicada, desarrollo experimental y de viabilidad técnica. En cuanto a los campos de estudio, se centran en la eficiencia energética, energías limpias, movilidad sostenible en el transporte, observación del clima, escenarios climáticos y sumideros. Aunque estos estudios sean encargados a organismos oficiales tales como universidades o centros de investigación, podría esperarse la colaboración con empresas de consultoría e ingeniería para la asistencia técnica y el desarrollo de proyectos.

76

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


5. Conclusiones A lo largo de los anteriores capítulos, se ha tratado de ofrecer una visión panorámica del reto que supone enfrentarse a lo que se ha venido a denominar, genéricamente, el Cambio Climático. En esencia, se trata de reformular el uso que hemos hecho de la energía, en los dos últimos siglos, disociando el binomio “mayor bienestar igual a mayor consumo” y utilizando nuevas fuentes: más limpias y sostenibles. Desde este Informe sostenemos que el papel que le toca jugar al sector de la ingeniería en este momento es crítico. De la habilidad de los ingenieros de saber responder a este reto dependerá, en buena medida, el protagonismo que pueda jugar nuestra sociedad en el contexto mundial a lo largo de este siglo. En el camino hacia una economía baja en emi- La ingeniería debe desiones de carbono, el diseño del itinerario ne- sarrollar un importante cesita de la participación de las empresas de la papel en el diseño, deAsociación, abriendo el camino hacia la integra- sarrollo, implantación y ción de nuevas tecnologías, aprovechamientos y seguimiento de las meestrategias. La fortaleza energética descansa en didas para afrontar el una relativa abundancia y diversidad de recursos energéticos, así como en el liderazgo tecnológico cambio climático en el desarrollo y la utilización eficiente de esos recursos. A la complejidad de dimensionar adecuadamente un parque de generación diversificado y suficiente para garantizar la creciente demanda, se une la necesidad de garantizar una transición hacia sistemas mucho menos intensivos en carbono. Para ello será fundamental la investigación y desarrollo en energías renovables y en tecnologías que permitan aumentar la eficiencia energética de los procesos al tiempo que ahorran energía.

5 Conclusiones

77


Cuadro de texto 6

¿El fin de la era del petróleo? En 2003, el transporte suponía por sí solo el 58% del consumo de petróleo mundial contra el 42% que significaba treinta años antes. Al mismo tiempo, el consumo por parte de la industria se ha venido reduciendo un 8%. En cifras globales, el consumo mundial de petróleo se ha incrementado en un 160% desde 1995, en parte por el espectacular despegue de la economía china, responsable de más de un 30% de la demanda mundial desde hace quince años. La disponibilidad de un petróleo barato y abundante permitió el desarrollo del turismo, el creciente alejamiento entre el domicilio y el lugar de trabajo, el nacimiento del “just in time” y la globalización del intercambio de mercancías. En la actualidad, se estima que el 95% de los desplazamientos efectuados en el mundo utilizan el motor de explosión y un derivado del petróleo como combustible, siendo ambos muy difíciles de reemplazar a medio plazo, aunque entre los posibles sustitutos al petróleo se encuentran el gas y el carbón, aprovechando las tecnologías que permiten su transformación en combustibles líquidos.

78

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Según fuentes de las propias compañías petroleras y la Agencia Internacional de la Energía, las reservas disponibles actualmente (es decir, sin nuevos descubrimientos) con los ratios de aprovechamientos técnicamente posibles hoy día, permitirían prolongar el ritmo actual de producción durante 40 años, pero con la condición de mantener un crecimiento nulo de la demanda y asumiendo un aumento de la dificultad de producción de los yacimientos actuales. Aunque es evidente que se incorporarán reservas nuevas como consecuencia de las actividades de exploración y de la tecnología, que permitirá incrementar el ratio de recuperación. Sin embargo, la propia Agencia estima que el crecimiento de la demanda continuará aumentando, a un ritmo de 1,6% de media hasta el año 2030, por lo que para garantizar el suministro las compañías explotarán cada vez más yacimientos “no convencionales” de crudos pesados, arenas asfálticas, pizarras bituminosas, etc, cuyo aprovechamiento dispara la emisión de CO2. Además, se une el hecho de que, según las voces más conservadoras, el denominado “pico petrolífero” o pico geológico de producción (momento en el que la mitad de las reservas de petróleo disponibles en el mundo han sido extraídas y la producción comienza a descender hasta el agotamiento final, al tiempo que los costes de extracción se disparan) ha tenido lugar en 2007–2008. Otras voces más optimistas, como las compañías de petróleo y la propia Agencia Internacional de la Energía, lo sitúan entre 2025 y 2030. En cualquier caso, es menos de una generación, un plazo muy corto en términos económicos. Si a este escenario se le superpone el problema ambiental generado por la entrada en producción de yacimientos de muy inferior calidad, así como la necesidad de asegurar el suministro energético, se comprende la urgencia por desarrollar alternativas, algo que se aventura difícil sin correr el riesgo de crear problemas aún mayores. Desde los gobiernos de Francia y el Reino Unido se ha lanzado el mensaje claro de que es el momento de multiplicar los ahorros de energía e iniciar la transición a un nuevo modelo de crecimiento y desarrollo sostenible. Todos estos cambios requerirán un vasto programa que exigirá políticas ambiciosas, previsibles, pero aún por diseñar en Europa. Entre tanto, se han producido iniciativas como la de “Transition Towns”, que después de extenderse por todo el Reino Unido, dio el salto a Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda, Australia o Chile. 5 Conclusiones

79


Son movimientos que buscan asegurar una transición sencilla de la era del petróleo a la era del fin de la energía barata. Propugnan que no sirve de nada la movilización y la protesta sino que hay que aprovechar éste momento histórico como una oportunidad para emprender el cambio de una forma creativa: administraciones, empresas, asociaciones y vecinos colaborando en la construcción de municipios sólidos, no con el objetivo de reinventar la rueda sino preparados para la era post petróleo, capacitados para evitar escenarios catastróficos de economías en apuros en el que el abastecimiento de todo tipo de bienes y mercancías se verá modificado como consecuencia del cambio en el transporte. En Noviembre de 2008 la Agencia Internacional de la Energía publicaba el informe WEO en el que destacaba la necesidad de comenzar una revolución energética global, ante unas perspectivas de demanda de crudo hasta 2030 de unas seis veces las reservas de Arabia Saudi. En su informe enfatizaba la necesidad de acometer hasta esa fecha inversiones en el incremento del suministro energético, por importe de 26 billones de dólares y evitar así una crisis de suministro que podría asfixiar la recuperación de la economía.

Y por todo ello, concluimos: 1. A día de hoy, no existe duda razonable de que el cambio climático es una realidad y de que la principal causa de este cambio es el uso que la humanidad ha hecho de las fuentes primarias de energía a lo largo de los últimos dos siglos. Esta realidad, de cambio climático o calentamiento global, se sustenta en dos evidencias: • A lo largo de los últimos 120 años, se ha dado un aumento súbito de la concentración de Gases de Efecto Invernadero en la atmósfera. Dicho aumento está causado, mayoritariamente, por la emisión antropogénica de gases producto de la combustión de hidrocarburos fósiles mientras que el aumento de estas emisiones no ha sido contrarrestado de forma espontánea por los sumideros de los sistemas naturales, de modo que la fase atmosférica del ciclo de carbono ha pasado, en poco más de un siglo, de 280 ppm a 380 ppm.

80

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


• El calentamiento del sistema climático es inequívoco, como evidencia el aumento de la temperatura del mar y de la atmósfera, el deshielo de nieves y hielos y el aumento del nivel del mar. En palabras del IPCC, la mayor parte de este aumento “se debe muy probablemente al aumento observado de las concentraciones de GEI antropógenos”. 2. Históricamente, ha existido una íntima correlación entre las variables “renta per cápita” y “consumo de energía”; además, las fuentes de energía más utilizadas en estos dos siglos han sido los hidrocarburos fósiles, altamente “intensivos en carbono”. Ello hace que, en resumen, el debate sobre cambio climático se esté abordando desde dos frentes clave: eficiencia y ahorro energético y energías limpias. 3. El problema es de escala global. Las políticas de cambio climático, como no podría ser de otra manera, emanan de organismos supranacionales (Naciones Unidas y Unión Europea), pero se concretan en políticas nacionales y, en nuestro caso, autonómicas. Mas allá del debate científico, tanto la Administración Pública como la sociedad, espoleada por los medios, demandan acción. 4. El Cambio Climático, como un nuevo sector económico transversal, es responsable del cambio de actitud en la empresa española. Hasta hace poco, la consultoría de medio ambiente se limitaba a conseguir autorizaciones y permisos. Por primera vez, las grandes corporaciones han sentado a expertos medioambientales en los consejos de administración. Este es un gran cambio de mentalidad, que no hace sino confirmar la oportunidad que se presenta para que, nuestro colectivo, se posicione en la vanguardia de esta actividad económica. De hecho, las empresas españolas mejor valoradas contemplan hoy el cambio climático no sólo como un elemento de sus políticas medioambientales o de responsabilidad social corporativa, sino como un reto que debe afrontarse por razones de economía y eficiencia, tras valorar riesgos y oportunidades en la inversión e identificar elementos diferenciadores en un contexto de alta competitividad. Han entendido que una reflexión y un posicionamiento tempranos permiten convertir el reto del cambio climático en una fuente de nuevas oportunidades de negocio que refuerce la posición competitiva de cada empresa en el nuevo contexto global. 5. Se da una circunstancia, en este nuevo sector, que lo diferencia de otros sectores de la ingeniería y la consultoría. Así como es difícil predecir objetivamente los beneficios económicos de un tramo de autovía o de un nuevo ae5 Conclusiones

81


ropuerto, medir los derivados de cualquier acción que lleve a la reducción de emisiones es fácil: basta multiplicar por el precio en el mercado de la tonelada de CO2 equivalente. 6. España ha superado en un 52% (2007) los niveles de emisiones de 1990. Esto supone un 37% de exceso sobre nuestro compromiso en Kioto (+15%). Para corregir esta situación, los instrumentos fundamentales en los que se ha apoyado la política española son: a) limitación de emisiones a más de 1.000 instalaciones industriales; b) establecimiento de políticas nacionales (eficiencia y ahorro energético, impulso de las energías renovables y otras) y c) adquisición de créditos de carbono en los mercados internacionales. 7. Grosso modo, y sólo desde los planes nacionales PAE4+ y PER, podemos estimar un volumen de inversiones nacional de un orden de magnitud de 50.000 millones de euros para los próximos cinco años, lo que, en una primera aproximación, supondría una oportunidad económica de unos 2.500 millones de euros para el periodo 2008-2012 (unos 500 M€ anuales). Por otro lado, las iniciativas y proyectos vinculados al cambio climático pueden contribuir enormemente a facilitar la inversión española en el exterior, la internacionalización de las empresas y la penetración en nuevos mercados. 8. El sector de las energías renovables va a continuar en expansión, no sólo por la necesidad de cumplir con Kioto, sino por la urgencia de reducir la alta dependencia española de los combustibles fósiles, por el encarecimiento del petróleo y por la Las energías renovables necesidad de cumplir los nuevos objetivos del pason un paradigma de la quete de energía y cambio climático. España, además, ocupa en este sector un puesto internacional sostenibilidad: generan de liderazgo, y su peso en nuestra balanza exterior empleo, reducen la de- debe ser incardinado con la generación de empleo pendencia económica y nacional. Para 2010, se prevé que el sector genere son respetuosas con el 94.057 puestos de trabajo, que podrían ascender en medio ambiente 2020 hasta los 228.000-270.00024.

24

82

www.istas.ccoo.es

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


9. Según la mayoría de los expertos, no existe La Solución: la lucha contra el cambio climático debe ser abordada desde múltiples frentes. Por ello, a las actuaciones comentadas con anterioridad, habría que añadir: • La captura y almacenamiento de carbono (CAC), saliendo ya de la fase de Investigación y entrando de lleno en las de Desarrollo e Innovación, donde las empresas del sector de ingeniería se mueven como pez en el agua. • La energía nuclear, que antaño proporcionaba tanto empleo al sector, es un debate que hay que afrontar con valentía: somos nosotros, junto con las empresas eléctricas, los únicos que podemos. 10. La innovación tecnológica es un elemento clave para hacer frente al cambio climático, por lo que una de las acciones estratégicas del Plan Nacional de I+D+i es la denominada “Energía y Cambio Climático”. Sólo en 2008 se han invertido 259,5 M € en el desarrollo de proyectos de investigación y desarrollo de energías renovables o la sostenibilidad en el transporte. 11. A escala internacional, el futuro del Protocolo de Kioto parece garantizado, con unos EEUU de vuelta al liderazgo internacional y una UE enérgica y ambiciosa. El paquete de energía y cambio climático junto con las subsiguientes comunicaciones de la UE parecen apuntar hacia objetivos muy exigentes: reducir en 2020 un 30% las emisiones de GEI, alcanzar el 10% de biocombustibles y energías renovables en el transporte y un 20% de energías renovables en el consumo energético final. Además se reconoce la importante labor de los sumideros, y en especial, del Almacenamiento y Captura de Carbono, como herramienta a gran escala para el abatimiento de emisiones. Aun ante la situación de crisis a la que nos enfrentamos, mantener el empuje en la lucha contra el cambio climático es, no sólo deseable, sino absolutamente indispensable para que el país aproveche las innumerables oportunidades que se derivan de ello. Es además previsible, que el análisis de la situación de hoy día desvele la falta de sostenibilidad del modelo actual como una de las principales raíces del problema. Por otro lado, hay que considerar que la energía juega un papel fundamental en el desarrollo sostenible y en el control del cambio climático inducido por las emisiones de origen antropogénico. Mientras que la seguridad de abastecimiento de energía es vital para una alta calidad de vida, también lo es en la misma medida un entorno limpio. Una energía fiable

5 Conclusiones

83


es un componente clave del desarrollo económico y social. A su vez, la escasez y carencia de energía está entre las fuerzas dominantes que retrasan la reEl reto del cambio climá- ducción de la pobreza y el crecimiento del sector tico puede transformarse rural, e incrementa la deforestación y el aumento descontrolado de emisiones. Consecuentemente, en un campo de oportu- un abastecimiento energético adecuado puede nidades que contribuyan mejorar considerablemente la calidad del aire, a superar la actual crisis reducir los peligros para la salud, elevar la reneconómica ta y proporcionar nuevas oportunidades educativas. Se hace, por tanto, necesario un replanteamiento del mismo, que tienda a desacoplar el bienestar y crecimiento económico de la emisión de GEI y la sobreexplotación del medio, un modelo que dé cabida a las energías limpias, al ahorro y la eficiencia energética y a la investigación e innovación. Y en esta labor, el sector de la ingeniería puede y debe actuar como uno de los motores de cambio: ¡Es tiempo de ponernos manos a la obra!

84

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Referencias Bibliográficas 1. Adaptación. Fundación Entorno. 2007 2. Borrador Estrategia Regional para la prevención del Cambio Climático. 2007. JCLM 3. Carbon 2008: Post 2012 is now. Point Carbon. 2008. 4. Cuarta comunicación nacional de España. Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. 2006. 5. Dos veces veinte para el 2020. Comunicación de la Comisión al Parlamento europeo, al Consejo, al Comité económico y social europeo y al Comité de las regiones. Comisión de las Comunidades Europeas. 2008. 6. ECO2NOMIA. Fundación Entorno. 2008 7. Estimación del empleo en energías renovables, 2007. Joaquín Nieto Sáinz. Fundación ISTAS. 2008 8. Estrategia de ahorro y eficiencia energética 2004-2012. Plan de acción 2008-2012. Ministerio de Industria, Turismo y Comercio e IDAE. 2008. 9. Estrategia de calidad del aire y cambio climático de la Comunidad de Madrid (2006-2012). Plan Azul. 2005. 10. Estrategia española de Cambio Climático y Energías Limpias (Horizonte 2008-2012-2020). Ministerio de Medio Ambiente. 2007. 11. Forging the frontier. State of the voluntary carbon markets. New Carbon Finance & Ecosystem Market Place. 2008. 12. Guía Española para la Utilización de los Mecanismos basados en Proyectos del Procolo de Kioto. Ministerio de Medio Ambiente. 2004. 13. Hacia la firma de un acuerdo global de lucha contra el cambio climático en Copenhague. Comisión Europea. 2009. 14. Impact assessment of the Package of implementation measures for the EU´s objectives on climate change and renewable energy for 2020. Commission of the European Communities. 2008. 15. La captación y el almacenamiento de carbono. IPCC. 2005

Referencias Bibliográficas

85


16. Las emisiones de gases de invernadero por comunidades autónomas en España en 2007. Fernando Rodrigo y José Santamaría. CCOO. 2008. 17. Minicentrales hidroeléctricas en España. IDAE. 2006 18. Plan marco de mitigación del cambio climático en Catalunya 2008-2012. 2008 19. Plan Andaluz de Acción por el Clima 2007-2012 (PACC) Programa de Mitigación. 2007 20. Plan de Energías Renovables en España. 2005-2010. Ministerio de Industria, Transporte y Comercio. IDAE. 2005. 21. Plan Gallego de Acción frente al cambio climático. 2008 22. Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático. Ministerio de Medio Ambiente. 2006. 23. Plan Nacional de Asignación de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, 2008-2012. 2006. 24. Plan Nacional de Infraestructuras de Transporte. 2004 25. Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011. 2008. 26. Plan Vasco de Lucha Contra el Cambio Climático. 2008. 27. Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016, desarrollo de las redes de transporte. Ministerio de Industria, Transporte y Comercio. Secretaría General de la Energía. 2008. 28. Programa de medidas institucionales para la mitigación del cambio climático en la administración autonómica. Principado de Asturias. 2007. 29. Propuesta Estrategia Aragonesa de Cambio Climático y Energía Limpia. 2008. 30. The economics of climate change. The Stern Review. Cambridge. Nicholas Stern. 2007. 31. World Energy Outlook 2008. International Energy Agency, 2008.

86

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


Referencias Pรกginas Web 1. http://change.gov 2. http://ec.europa.eu 3. http://obama.senate.gov/issues/environment 4. http://unfccc.int 5. www.aeeolica.es 6. www.appa.es 7. www.asif.org 8. www.climatechange.gov.au 9. www.ec.gc.ca 10. www.ecosecurities.com 11. www.eea.europa.eu 12. www.esrl.noaa.gov 13. www.greenpeace.org/espana 14. www.idae.es 15. www.iea.org/ 16. www.ine.es 17. www.ipcc.ch 18. www.istas.ccoo.es 19. www.marm.es 20. www.midwesternaccord.org 21. www.mofa.go.jp 22. www.pewclimate.org 23. www.pointcarbon.com 24. www.rggi.org 25. www.sostenibilidad-es.org 26. www.westernclimateinitiative.org 27. www.wri.org

Referencias Pรกginas Web

87


Glosario de términos Uno de los principales problemas para la comprensión de los mecanismos con los que la comunidad internacional quiere hacer frente al cambio climático es de comunicación. De por sí, ya es suficientemente complicado intentar poner a toda la humanidad de acuerdo en un asunto. Pero si encima, hay que hacerlo en multitud de idiomas, la cuestión se puede hacer inabordable. El idioma del cambio climático es, nos guste o no, el inglés. Sin embargo, en numerosos ámbitos, se intenta a toda costa traducir absolutamente todo y la confusión final es mayúscula. Esta tabla intenta sintetizar, de forma práctica, los términos imprescindibles para comprender este Informe, tanto en español como en inglés; existen muchas fuentes que pueden completar este listado, pero se recomienda la de Naciones Unidas (en inglés). AC JI

Aplicación Conjunta Joint Implementation

Mecanismo de flexibilidad que permite la inversión de un país Anexo I en otro país Anexo I, en proyectos de reducción de emisiones o de fijación de carbono. El país receptor, normalmente economías en transición, se beneficia de las tecnologías limpias y se descuenta de su saldo de cantidades asignadas las unidades de reducción de emisiones (UREs) que genere el proyecto, las cuales son adquiridas por el País inversor a un precio menor que si lo hubiese realizado internamente. CAC CCS

Captura y Almacenamiento de Carbono Carbon Capture and Storage

Proceso por el cual el dióxido de carbono emitido por una instalación es capturado, transportado y finalmente almacenado a largo plazo en el subsuelo. CMNUCC UNFCC

Convención Marco de las Naciones Unidades sobre Cambio Climático United Nations Framework for Climate Change

Instrumento jurídico vinculante cuyo objetivo último es lograr la estabilización de la concentración atmosférica de los GEI a un nivel que impida interferencias antropogénicas peligrosas para el sistema climático.

Glosario de términos

89


EIV GIS

Esquema de Inversión Verde Greening Investment Scheme

Mecanismo desarrollado para establecer las condiciones de inversión de los ingresos percibidos mediante la venta de UCAs, en proyectos que generen beneficios ambientales. EOD DOE

Entidades Operacionales Designadas Designated Operational Entities

Entidad acreditada para la validación de un proyecto MDL y para la verificación y certificación de los créditos de reducción obtenidos. GEI GHG

Gases de Efecto Invernadero Greenhouse gases

Gases con capacidad para atrapar una gran cantidad de energía que desprenden en forma de calor a la atmósfera. Estos pueden encontrarse de forma natural en la atmósfera o ser generados como consecuencia de diversas actividades antropogénicas. MDL CDM

Mecanismo de Desarrollo Limpio Clean Development Mechanism

Mecanismo de flexibilidad para ayudar a los países no incluidos en el Anexo I a lograr un desarrollo sostenible y contribuir a los objetivos de la Convención al tiempo que a los países del Anexo I les ayuda a cumplir con sus compromisos. El país inversor se beneficia de los créditos obtenidos mientras que el receptor, países en desarrollo, lo hace de las tecnologías limpias. RCE Reducción Certificada de Emisiones CER Certified Emission Reduction Crédito de carbono obtenido como consecuencia de la aplicación de un MDL.

90

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


RCE-l l-CER

RCE de larga duración Long-term CER

RCE obtenida a través de un proyecto de forestación o reforestación del MDL, que expira, al final del período de acreditación de la actividad para la que ha sido expedida. RCEt tCER

RCE temporal Temporary CER

RCE obtenida a través de un proyecto de forestación o reforestación del MDL, que expira al final del período de compromiso posterior a su expedición. REV VER

Reducciones Verificadas de Emisiones Verified Emission Reduction

Unidad de emisión calculada de acuerdo con los principios establecidos en el MDL pero en proyectos que no se registran en Naciones Unidas y van a mercados voluntarios; también se denominan “reducciones voluntarias”. RIT ITL

Registro Internacional de Transacciones International Transaction Log

Sistema Internacional a través del cual se gestionan las transacciones de todos los tipos de créditos de carbono. A través de dicho sistema se verifica el cumplimiento de los requerimientos del Protocolo de Kioto en las transacciones efectuadas. RITC CITL

Registro Independiente de Transacciones Comunitarias Community International Transaction Log

Sistema europeo de registro de las transacciones efectuadas con los UEAs.

Glosario de términos

91


UCA AAU

Unidades de Cantidad Asignada Assigned Allowance Unit

Derechos de emisión asignados a los países del Protocolo de Kioto para el período de compromiso. UDA RMU

Unidades de Absorción Removal Units

Crédito de carbono resultante de un proyecto que absorbe y neutraliza carbono, es decir, un sumidero. UE CEDE EU ETS

Comercio europeo de derechos de emisión EU Emission Trading Scheme

Régimen europeo de comercio de emisiones en el que las instalaciones reguladas de todos los estados miembros pueden intercambiar derechos de emisión de gases de efecto invernadero válidos de acuerdo con la Directiva 2003/87/CE. UEA EUA

Unidad Europea de Asignación European Union Assigned Unit

Unidades de emisión asignadas a las instalaciones que participan en el UE ECE, concedidas por el Estado. URE ERU

Unidad de Reducción de Emisiones derivado de la AC Emission Reduction Unit

Crédito de carbono obtenido como consecuencia del desarrollo de un proyecto de Aplicación Conjunta.

92

TECNIBERIA | El reto de las ingenierías ante el cambio climático


TECNIBERIA, Asociación Española de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos, es la patronal de las empresas de este sector en España, y actúa como interlocutor entre las empresas y los organismos competentes. Actual mente, cuenta con más de 280 empresas asocia das, cuya facturación conjunta supera los 5.000 millones de euros anuales.

TECNIBERIA. ASOCIACIONES TERRITORIALES Andalucia

Aragón

Asturias

www.asicaing.es

www.asincar.org

www.tecniberia-asturias.es

Castilla-La Mancha

Castilla y León

www.tecniberia-clm.es

www.acalinco.es

Cataluña www.asinca.biz

Com. Valenciana

Galicia

Madrid

www.tecnimed.es

www.ageinco.org

www.asicma.com

www.tecniberia.es tel.: 914 313 760 - tecniberia@tecniberia.es


muchos analistas ven algo más que “fnanzas”, coincida en el tiempo con una clara evidencia científca sobre el calentamiento global. La idea de que el planeta no puede soportar el ritmo de crecimiento de la población humana no es nueva, pero resurge con fuerza cada vez que se habla de crisis ya sea económica, alimenticia o energética. Ante esta perspectiva, gobiernos de todo el mundo, y en especial de Europa, se han puesto manos a la obra en la elaboración de medidas para la mitigación y adaptación al cambio climático. España no se ha quedado al margen y ha aprobado una serie de estrategias nacionales y autonómicas cuyo último fn es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El cambio climático se presenta como un reto global que hay que afrontar desde multitud de sectores y en el que, la ingeniería, debe jugar un papel fundamental en el diseño y materialización de muchas de las soluciones. Un documento clave para entender las políticas para combatir el cambio climático y el reto que suponen para la ingeniería española. PRECIO: 38 € (IVA incluido)

ISBN: 978-84-87092-03-9

El reto de las ingenierías ante el cambio climático  

El reto de las ingenierías ante el cambio climático

Advertisement