Page 1


Créditos Cómite editorial: Lina Sala, Andrés Félipe Ospina, javier Moya, Diego Cuestas, Laura Macias, Diana Molano y Andrea Bohorquez Diseño y portada : Elízabeth Correa y Laura Kattalina Espinel

La revista Realidad, es una publicación de Un Techo Para Mi País - Colombia

Contenido 1. Editorial 1.1 ¿Qué hace Comunicación? 2. La batalla del mes

2.1 Navidad con Caracol 2.2 Seis días de guerra: El triunfo de la esperanza y la felicidad 2.2 Construcciones empresariales 2.4 1era Contrucción en colegios 2.5 Cambio en estructura organizacional de techo 2.6 El área de recursos se renueva 2.7 La planta de autoabastecimiento de UTPMPC cada día más cerca 2.8 Un nuevo techo en este nuevo año 3. Tu lucha, tu techo

3.1 Coca-cola y un techo para mi paísaliados del desarrollo 3.2 UTPMP- Acerca del voluntariado 3.3 Es tiempo de encender la esperanza 3.4 Techo, del crecimiento a la consolidación 3.5 La verdad sobre habilitación social 3.6 Más trabajadores inalcanzables 3.7 Una sola Latinoamérica 4. Tu techo denuncia

4.1 Relatos de una guerra dolorosa: La historia de Fabián Mosquera 4.2 La utopía de una ficción manejada responsablemente 4.3 Todas las grandes 4.4 De las balas a las sonrisas 5. Zoom 5.1 Crucigrama


Editorial ¿Qué hace comunicación? Para los que estudiamos comunicación social o alguna carrera similar, es común escuchar que nosotros “hacemos flyers y videos” y no mucho más. Quizá es fácil confundirse porque el material gráfico y audiovisual es el más visible, pero lo que hacemos es bastante más complejo que eso. Cuando pensábamos en los contenidos para esta segunda revista, se nos ocurrió que sería un buen medio para poder contarles a ustedes qué es eso que hacemos. Para empezar, los diseños y los videos son sólo una de las sub-áreas de Comunicación: Audiovisual, que también incluye la fotografía. Y cada uno de estos trabajos conlleva una planificación y varias correcciones hasta lograr el mejor trabajo que podamos.

También existe la sub-área de Comunicación Social y Prensa, desde donde surge esta revista. Ellos se encargan de redactar las notas y artículos que salen en los boletines a voluntarios, a empresas y a Latinoamérica, en la página de internet, en el blog y en esta revista; escriben los comunicados de prensa y desarrollan la base de datos de periodistas para poder tener visibilidad en medios; y desarrollaron un noticiero para transcribir el boletín mensual. Comunicación Comercial es el nexo entre Recursos y Comunicación y responde a sus necesidades: agradecimientos a empresas, presentaciones y propuestas.

Además del trabajo más “rutinario”, el área se encarga de planificar lo que se va a comunicar, lo que se va a decir del Techo y de sus actividades, la forma en que se dice y a quién se le dice. Organiza las campañas de difusión masiva para que más gente se una a nuestra causa. Planifica y ejecuta la intervención en medios. Maneja los canales de comunicación externos, como son las redes sociales, la página de internet y la cartelera de la oficina. Produce el material institucional… y muchas cosas más. Cada área del Techo implica un trabajo enorme y mucha dedicación. Desafortunadamente, a veces sólo los que están trabajando en cada área conocen todo ese trabajo. Esperamos que este medio logre enseñarnos el valioso trabajo de cada área y voluntario. Florencia Bluthgen


La batalla del mes

De navidad con Caracol

Por: Florencia Bluthgen

" La campaña sirvió no sólo para recaudar fondos, sino para hacer visible nuestro trabajo en Cali

"

Desde el 28 de noviembre hasta el 19 de diciembre, el programa Día a Día de Caracol Televisión, desarrolló una campaña de recaudación de fondos con UTPMP. Durante estos días, el programa emitió cápsulas de familias del Valle del Cauca que viven en extrema pobreza. Estas familias contaron su historia de vida para que más personas pudieran conocer cómo vive el 46% de la sociedad que no se suele mostrar.

Los presentadores del programa y algunos artistas de Caracol impulsaban a la sociedad a que donaran a través de la cuenta bancaria o a través de la página de internet de Caracol. Además, el 19 de diciembre, en el cierre de la campaña, se realizó un programa especial donde participaron los artistas y los voluntarios del Techo incentivando a subir la cifra recaudada y realizando una pequeña “colecta” por el Centro Comercial Salitre Plaza. La meta era recaudar lo necesario para construir 30 viviendas de emergencia. Se recaudaron más de $142 millones, lo equivalente a 42 viviendas. La campaña sirvió no sólo para recaudar fondos, sino también para hacer visible nuestro trabajo, especialmente en Cali. Como fruto de la campaña, muchas empresas se acercaron a la oficina caleña para trabajar con el equipo local.

Agradecemos a todos los voluntarios que se sumaron el 19 para sumar a más gente a nuestro trabajo.

1

5


La batalla del mes

Seis días de guerra:

El triunfo de la esperanza y felicidad

"

Todos, absolutamente todos, dispuestos a dar sudor, sus lágrimas, su tiempo(...)

Por: Claudio Andrés Vergara Sandoval, Voluntario de UTPMPC regional Cali

Parecía una eternidad. Las miradas entre sí eran de ansiedad y mucha esperanza. Cerca de 40 personas expresábamos en cada gesto, acción y conversación, ese sentimiento simplemente mágico de la solidaridad. Inmersos ya en el campo de batalla, nos dispusimos a cargar las armas de la ilusión y enfilar las tropas de la felicidad. Todos, absolutamente todos, dispuestos a dar su sudor, sus lágrimas, su tiempo y sobre todo, a regalarle a especiales seres, el sueño que desde hace días, quizás meses y tal vez años, habrían esperado con tanto anhelo. En el frente de guerra, se encontraban dos grandes enemigos. Enemigos que estábamos decididos a acabar con todas nuestras fuerzas. Uno de ellos era la injusticia. Armada hasta

"

los dientes se veía amenazante y convencida de que con sus constantes ataques pretendía mermar nuestras tropas. El otro enemigo y que nos superaba, era el brutal abandono.

El peor de todos. Nos recordaba con su risa burlona que tenía mucho poder porque hay muchos que día a día la alimentan. Pero no era motivo para derribar nuestros soldados. La certeza y la fe eran la munición precisa para ir derrotando a su medida a esos dos grandes prepotentes, que tenían oprimidos a tan maravillosos seres que temían y reclamaban porque se les devolviera la confianza y la felicidad. Extensas batallas de más de 12 horas se daban lugar en aquel terreno bondadoso que nos acogía y que al tiempo permanecía expectante por nuestra suerte. Todos creían incesantemente en nuestra labor. No queríamos defraudarlos. El primer día de guerra, muchas de nuestras unidades llegaron mal heridas que se iban recuperando gracias a esa medicina

6

2


propia del ser humano que es la fraternidad.

No teníamos bajas. Eso desde la comandancia provocaba estabilidad. Al acercarme a uno de mis soldados mal herido alzó su mirada y expresó: ¡Jefe, esto no es nada! Debemos continuar y responderle a esos generosos y especiales seres, con lo que tanto anhelan. Escuchar tales palabras, me hacía sentir que debíamos llegar victoriosos hasta el final, al precio que fuera necesario.

Cada noche, nuestros soldados llegaban al cuartel con sus humildes armas (hoyadores, martillos, serruchos, puntillas, barras, etc.) y el notable uso que le habían dado durante las batallas. No sin antes demostrar en sus rostros, el sutil desgano y el inclemente cansancio que los agobiaba. Rostros que gritaban desde el alma ver terminada la guerra contra la injusticia y el abandono que se veían muy fuertes. En el ambiente había un deseo por construir. Por construir un mejor mañana, que se hacía más intenso con el pasar de los días. Algunos de los seres maravillosos nos alentaban con sus buenas atenciones y con indicaciones de cómo era posible soportar esta guerra contra la injusticia y el abandono.

" Rostros que

gritaban desde el alma ver terminada la guerra (...)

"

3

Uno de ellos, Don Orlando, víctima de los vejámenes de la injusticia y del abandono, se me acerca en esos días de batalla y con su gentil voz me susurra al oído: ustedes, para mí, son unos héroes jóvenes y en carne y hueso.

Palabras que se internaron como un corrientazo en lo más profundo de mi esencia y tras un suspiro de emoción le expresé mi gratitud por esas palabras que habían hecho trizas gran parte de las tropas del abandono. Fue ese bombazo que cayó en contra de las tropas enemigas e hizo que tomáramos ventaja, pues yo no había sido el único que había alcanzado a escuchar tan sutil susurro. Por fortuna, seis de arduas batallas, dieron resultado a nuestro favor. Las municiones fueron efectivas. La comunidad, esos seres especiales, se hizo de nuestro lado y juntos pudimos vencer tan aterradores enemigos. Ese regalo de libertad y esperanza se veía reflejado el último día de guerra, en una estructura sencilla pero firme, no tan atractiva pero si muy útil, y lo más importante, como el heraldo protector contra alguna retaliación de esos poderosos enemigos. Es esa estructura, que está compuesta por pilotes, paneles, vigas, tejas, que cobra vida a una vivienda digna. Que cobró vida a veinte viviendas dignas, para quiénes han sido víctimas de tan despiadados fantasmas. Aunque éstos no estén tan derrotados y que constantemente hagan sus apariciones por doquier. Finalmente, con el orgullo y la alegría de haber cumplido con nuestro objetivo, pudimos ver llanto de alegría y gozo a borbotones de veinte familias que necesitaban nuestra ayuda. Una guerra con seis días de batalla, pero con el triunfo de la esperanza y la felicidad.

7


La batalla del mes

Construcciones empresariales Por: Diego Cuesta

Es importante destacar la excelente labor social que tienen diferentes empresas con UTPMPC, gracias a esta labor hemos podido llegar a más familias colombianas que viven en la extrema pobreza. El barrio Corinto fue uno de los espacios donde empresas como Bayer, Ecoficiencia y Colseguros trabajaron junto a los voluntarios de UTPMPC en la construcción de viviendas que mejoraron la precaria condición habitacional de estas familias. Gina, una de las beneficiarias de estas construcciones, fue sorprendida por la multinacional Bayer que además de aportar con capital económico y humano en esta vivienda, quiso obsequiare diferentes productos esenciales para el hogar (Vajilla, mesón, escalera, ollas, sillas, etc.) El entusiasmo de cada una de las personas que participaron en la construcción de esta vivienda es notoria; en primer lugar Gina junto a su esposo se comprometieron a no bajar nunca sus brazos para sacar adelante a sus dos chiquitas y Bayer se comprometió a vincularse más con UTPMPC para mejorar la calidad de vida de mas familias colombianas. 8

4


La batalla del mes

Primera construcción en colegios

Por: Giselle Bortot

"enSilabien ellos viven pobreza, es un

problema de todos que ellos estén en esa situación

"

Del 11 al 14 de noviembre, Un Techo para mi País realizó la primera construcción masiva con colegios. En estos días se construyó junto a más de 100 voluntarios de los grados 9°, 10° y 11° de los colegios: Gimnasio Los Cerros, Marymount, Gimnasio Campestre Reino Británico, Colegio Santa María, Gimnasio Moderno, English School, Gimnasio Femenino, Gimnasio Los Caobos, Colegio Clara Casas, Colombo Británico, Colombo Americano y Santa Ana. Estos 12 colegios financiaron 14 casas que se construyeron en los barrios San Joaquín, San Rafael y Oasis-La Isla y recaudaron fondos para ello haciendo diferentes actividades en sus colegios como conciertos, venta de camisetas, rifas, entre otros. Para estos jóvenes fue una experiencia muy enriquecedora conocer las condiciones en las que viven otras personas de su ciudad y de su país y ayudar con su aporte a la erradicación de la extrema pobreza.

“La pobreza es una condición de todos. Si bien ellos viven en la pobreza, es un problema de todos que ellos estén en esa situación y creo que es una prioridad de todos sacarlos de allí”, dijo Enrique Pardo, estudiante del Gimnasio Moderno. Esta alianza con colegios nos motiva a seguir adelante, sabiendo que las nuevas generaciones están comprometidas con el cambio y con la construcción de una Colombia con condiciones de vida más dignas para todos.

5

9


La batalla del mes

Cambio en estructura organizacional de techo Por: Diana Molano

El pasado 03 de Enero de este año, en las instalaciones de Un Techo para mi País, se realizó la posesión de los nuevos directores y subdirectores de las áreas de Detección y Asignación, Formación y Voluntariado, Recursos, Planta de Autoabastecimiento y Comunicaciones.

El área de Detección y Asignación es la encargada de focalizar los nichos de pobreza, hacer la detección de asentamientos y la asignación de las familias más necesitadas.Son los formuladores de las encuestas para evaluar y decidir cuáles son las familias que tienen una mayor situación de emergencia. Su nuevo subdirector es Andrés González, Físico e Ingeniero Industrial de la Universidad de los Andes, perteneciente a la comunidad de Techo desde el segundo semestre del 2010, fue miembro del equipo de trabajo del proyecto de autoabastecimiento, y coordinador de inserción al nivel de construcción. Su mayor propósito es la reestructuración del área y consolidar un equipo robusto en cada barrio intervenido. Acompañando a Andrés en su cargo, está Lina Uribe, como subdirectora, estudiante de último semestre de Economía de la Universidad de los Andes.

La persona que acompañará a la directora Laura Serna, es Nicolás Rodríguez. Nicolás es estudiante de Administración de Empresas e Ingeniería Mecánica de la Universidad de los Andes, perteneciente a la comunidad de Techo desde diciembre del 2010; estuvo encargado de las charlas informativas a los nuevos voluntarios y coordinó en el área de Recursos, los eventos con empresas. Los integrantes de esta área son gente capacitada y los que ingresen a ella son los voluntarios con mayor desempeño y con mayor potencial. Su propósito en esta división de Techo es consolidar el área y llamar la atención de nuevos voluntarios. La planta de autoabastecimiento es una nueva área que inició como un proyecto piloto en mitad del año pasado, cuya función es fabricar los paneles de vivienda garantizando una mejor calidad y precio. Nuestro país se ha convertido en el primero en tener su propia planta de autoabastecimiento, además se ha contado con el apoyo de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, para evaluar la calidad y el precio de estos paneles.

El área de Formación y Voluntariado es la encargada de estar en el acompañamiento del voluntario en el proceso que ha emprendido en la Fundación e integrar la parte formativa en cada una de las áreas a las que el voluntario pertenece.

10

6


La batalla del mes La planta se creó sobre todo para ser un apoyo de las divisiones de Habilitación Social y de Construcción. Su nuevo administrador es Julián Hernández estudiante de 10 semestre de Administración y Construcciones de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca; y su jefe de producción y parte administrativa es Jonathan Muñoz, estudiante de último semestre de Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia, ingresó a la Fundación en noviembre del 2009, ha pertenecido a las áreas de Detección y Asignación y Habilitación Social y fue coordinador del Barrio Mochuelo y de Abastecimiento. Su propósito es integrar a las personas de la comunidad para la fabricación de paneles para vivienda y vincularlas laboralmente a la Fundación.

El área de colegios es aquella en la cual se vincula los colegios públicos y privados con la Fundación. Se da una capacitación a los estudiantes para ir a las construcciones masivas y promover el servicio social obligatorio. Para este año se tiene una meta de construir 25 casas en mayo y 75 casas en octubre. Además abrir convenios con colegios públicos. Esta área promueve a los estudiantes en la formación del liderazgo y la búsqueda de su orientación profesional, y que los estudiantes pertenezcan a la organización después de terminar el servicio social.El subdirector de colegios es Andrés Felipe Méndez estudiante de V semestre de Ciencia Política con énfasis en Antropología de la Universidad de los Andes.

Por una parte, el área de comunicaciones es aquella que está encargada de proyectar la imagen interna y externa de la Fundación, ser parte del discurso entre los voluntarios y los directores, ser el icono de la organización ante los medios y las empresas. Esta área tiene las divisiones de Comunicación Social y Prensa, Comercial y Audiovisual. La nueva subdirectora del área de comunicaciones es Laura Macías estudiante de V Semestre de Comunicación Organizacional de la Universidad Javeriana, ella entró a la organización en septiembre del 2010 a una asignación en el Barrio el Recuerdo y a ser miembro del área de comunicaciones. Cuatro meses después fue la coordinadora de Comunicación Social y Prensa, y fue parte clave del cambio de esta área. La estrategia que utilizará es hacer una gran alianza con el área de Formación y Voluntariado, así hacer un pre diagnóstico para ver cuáles son las fortalezas y debilidades en la comunicación internar. Igualmente, consolidar la relación con los medios de comunicación.

7

11


La batalla del mes El área de recursos se renueva

Este año empezó con grandes cambios para el área de Recursos del Techo Colombia. Con la nueva gerencia de Felipe Bogotá, anterior director de Recursos, Francisco Londoño lo reemplazó para seguir haciendo crecer el área junto con Andrea Ballesteros, quien desde antes estaba como Sub-Directora de la misma.

Queremos contarte y darte a conocer un poco más acerca de Recursos, cómo se divide y las nuevas cosas que en ella están pasando.

En el pasado se ha posicionado entre los voluntarios la idea de que Recursos se limita al contacto con empresas para recolectar los fondos necesarios, pero es mucho más que eso, dando espacio para que voluntarios interesados en diferentes campos hagan parte activa del área. Si bien planea y ejecuta las estrategias para la consecución de fondos para el trabajo del Techo en todos sus procesos, no lo hace únicamente a través de las empresas y el voluntariado corporativo. Aquí te explicamos las otras coordinaciones que existen: 1. Eventos: Busca llevar a cabo eventos que nos dejen ganancias. Incluye tanto eventos propios, como de terceros que nos donen espacios para estar presentes con nuestra marca. Para mayor información o contactos: María José Caro (eventos@untechoparamipais.org.co). 2. Cooperación Internacional: La meta es acceder al mayor número de fondos que las agencias internacionales de Cooperación destinan para proyectos de desarrollo social. Se encarga desde la identificación, investigación, hasta planteamiento y postulación al fondo. Para mayor información contactar a Ángelo González

(ingenieroaperez.gonzalez@gmail.com). 3. Insumos: Junto con el área de Logística, busca conseguir alianzas con empresas proveedoras de los materiales que más utilizamos en nuestros procesos de construcción, para reducir el costo que esto representa al año. 4. Marketing: Con el fin de conseguir alianzas a largo plazo que involucren no sólo a las empresas aliadas, sino también a sus clientes, esta sub-área genera las estrategias de marketing para que los clientes al ser consumidores de las marcas aporten también a nuestra causa. Para mayor información: Camilo Ballesteros (camilotecho@gmail.com). 5. Plan de Socios: Con la idea de que cualquier particular pueda aportar al Techo, se lanzó en el mes de marzo este Plan en el que las personas se inscriben en nuestra página para hacerse socios y autorizar a que mensualmente se debite automáticamente de su tarjeta crédito o débito el monto que prefiera. Para mayor información con Tania Vargas (socios@untechoparamipais.org.co). 6. Construcciones con Familias: A finales

"Una sola área, varias coordinacionaes, muchos retos y diferentes campos de acción"

12

8


La batalla del mes de cada año se realiza esta modalidad de construcciones en la que familias o grupos de familias amigas se unen para recolectar el valor de una vivienda (3.500.000) para construirla entre ellos, voluntarios y beneficiarios. Esta coordinación se encarga de la estrategia y seguimiento para que salga a la perfección. Para mayor información Mariana Parra (familias@untechoparamipais.org.co).

Finalmente, tras el inicio de las nuevas coordinaciones y repartición de las mismas dentro del área, se hizo una nueva división directiva que les queremos compartir: El cargo de Francisco Londoño, dentro de Recursos, ahora será Director Comercial (Encargado de Voluntariado Corporativo, Eventos, Cooperación Internacional e Insumos). Y el de Andrea Ballesteros, también dentro del área de Recursos, será Directora de Marketing y Fondos Particulares (Encargada de Marketing, Plan de Socios y Familias). Una sola área, varias coordinaciones, muchos retos y diferentes campos de acción para voluntarios; ¡los invitamos a ser parte de Recursos!

Si quieres conocer más del área y/o hacer parte de ella escribe a: - francisco.londono@untechoparamipais.org - andrea.ballesteros@untechoparamipais.org

9

13


La batalla del mes

Un nuevo techo en este nuevo año

El pasado 07 de febrero en el Auditorio José Félix Restrepo de la Universidad Javeriana, se llevó a cabo el evento Lanzamiento de Techo 2012, que tenía como invitados, tanto a nuevos como antiguos voluntarios, que se han vinculado a la Fundación en estos años de labor en el país. La reunión tenía como objetivo principal dar a conocer las metas propuestas para este año, y que de una manera u otra se diera a conocer la opinión de los voluntarios para contribuir a una mejor construcción de ellas. Por otra parte, la actividad se prestó para la presentación oficial del nuevo gerente de Un Techo para mi País Colombia, Felipe Bogotá Rodríguez, quien tuvo una conversación muy amena y de buenos comentarios con los asistentes al evento. Se inició el evento con la intervención de la Directora Social de la Fundación Laura Martínez Quijano, dando los grandes avances que tuvo la organización el año pasado y afirmo que el compromiso que debe tener el voluntariado debe ser mayor en este año, como una gran meta.

Por consiguiente, se dio inicio a la presentación de cada una de las áreas y los objetivos propuestos para el 2012; en la división de construcciones se hará énfasis en la post-construcción, en la cual hay un equipo de voluntarios que van a los barrios, que se ha construido, encargándose de observar el avance que han tenido las viviendas desde que el Techo intervino. Otra meta importante es alcanzar el número de viviendas, que van a ser 2080 a finalizar el año. En el área de Habilitación Social se van a

Por: Diana Molano

implementar 16 nuevas mesas de trabajo y los Fontechos que se esperan sean 60 postulaciones y se van a entregar 40; se va a profundizar en la subdivisión de líderes realizando un encuentro a finales de este año y hacer un pre-encuentro por zona, para fundamentar lo anterior mencionado. En la subdivisión de educación se va a dividir por áreas y se va a hacer un mundialito, en el mes de junio con todos los niños de las comunidades intervenidas.

En la subdivisión de micro créditos serán 500 entregados y se hará una feria empresarial por zonas, para final de año hacer una feria empresarial regional; en capacitación en oficios se promueven cursos de belleza, idiomas, electrónica, entre otros, que se dará inicio el próximo 18 de febrero; por otro lado en la división de salud los beneficiados estarán capacitándose en salud ocupacional; y finalmente en el área de jurídica se estarán dando unas asesorías por parte del Consultorio Jurídico de la Universidad de los Andes y participarán en jornadas 240 vecinos de los barrios. En el área de comunicaciones, en cada una de sus sub-áreas se intensificará más el trabajo que hay para la campaña regional que se realizará en los meses de abril y mayo, la campaña de Universidades en los meses de marzo y septiembre, campaña institucional y la gran colecta del año en el mes de julio y la noche sin techo en el mes de octubre, todas estas actividades se difundirán por medio de la revista trimestral, el noticiero mensual y con videos por parte del equipo audiovisual. 14

10


La batalla del mes La planta de autoabastecimiento de UTPMPC cada día más cerca

Por: Javier Moya

"enSilabien ellos viven pobreza, es un

problema de todos que ellos estén en esa situación

"

Un Techo para mi País Colombia en su afán por lograr emprender y desarrollar un proyecto de forma sólida, empezó desde hace ya ocho meses con el trabajo de implementar una planta de autoabastecimiento en la ciudad de Bogotá, con el fin de construir, desde la misma institución, las viviendas sin tener la necesidad de comprarlas a un proveedor externo, logrando reducir costos y un mejor control de calidad. La planta se planea abrir en el mes de Marzo, con el ideal de producir 5 viviendas diarias, lo que generaría 100 nuevas viviendas de emergencia mensuales. Para lograr este objetivo se trabajará de la mano de un equipo de voluntarios desde el área de construcción y un grupo de carpinteros que serán escogidos de las comunidades en las que interviene la organización. La intención de elegir a las personas que trabajarán en la planta de las comunidades en las que Techo ha venido trabajando es doble. El primer objetivo es poder brindar una opción de empleo a personas que son ejemplos de liderazgo en su comunidad y en segunda medida el gran valor agregado de tener conciencia de cerca de lo que significa la vivienda para una familia, y que “no es sólo una construcción más en madera como podría ser percibida desde una persona que habita en otro contexto”, según explica Luis Mejías, director regional de construcción. Así pues, si todo sale como está planeado, este proyecto, que está a dos meses de ser puesto oficialmente en marcha en su etapa productiva, permitirá controlar de primera mano el proceso de elaboración de las viviendas, cuidando el uso de materiales óptimos y de diseños funcionales, dando buenas bases desde al área de construcción a lo que se convertirá en el primer paso del modelo de intervención, que es la construcción en terreno de dichas viviendas por parte de los voluntarios; obteniendo además una reducción de costos, dinero que puede ser invertido en las mismas comunidades y desarrollo de la fundación.

11

15


Tu lucha, tu techo

Coca-Cola y un techo para mi país

Por Marco LLínas Gerente de asuntos publicos de Coca-Cola

aliados del desarrollo

En Coca-Cola siempre hemos creído en la felicidad, en la amistad, en el optimismo. Pero hemos creído que estos, si no van ligados al desarrollo, no son duraderos. Por esto, desde nuestras políticas tanto internas como externas trabajamos para promover acciones que aporten a lograr un mundo mejor, que inspiren a las personas a compartir su tiempo, sus experiencias, sus capacidades, sus conocimientos para crear un mejor planeta.

Desde esta óptica, a través de su plataforma de sostenibilidad “Viviendo Positivamente”, la Compañía se compromete a hacer una diferencia positiva en el mundo y con las comunidades donde opera. Por esto, desde 2010 decidió apoyar una organización que comparte sus principios, que gracias al voluntariado de miles de jóvenes, que a través de la construcción de viviendas de emergencia y la ejecución de planes de habilitación social, trabaja junto a las familias que viven en extrema pobreza y les devuelve la sonrisa a través de la inclusión social. Los empleados de Coca-Cola desde 2010 han compartido su tiempo a través del programa de voluntariado construyendo, bajo la coordinación de un Techo para mi País y el apoyo económico de la Compañía, más de 100

"Están transformando

preocupaciones en sonrisas y utilizando la felicidad y el optimismo, al igual que Coca-Cola, como motor de desarrollo

"

casas para personas que realmente la necesitan permitiéndoles mejorar las condiciones de vida.

Para Coca-Cola, esta ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de voluntariado, a través de la cual el liderazgo de miles de jóvenes que creen en un mundo mejor, están transformando preocupaciones en sonrisas y utilizando la felicidad y el optimismo, al igual que Coca-Cola, como motor de desarrollo. Felicitaciones a todo el equipo de un Techo para mi País, no sólo en Colombia sino en varios países en donde somos aliados, por mostrarnos que las nuevas generaciones SI creen en un mundo mejor y por invitarnos a participar en tan importante iniciativa.

16

12


Tu lucha, tu techo

Un techo para mi país

Acerca del voluntariado

Por: Luis Fernando Vargas

Tuve la fortuna de involucrarme en el tema de construcción con familias de UTPMP, gracias a que mi hija por el mecanismo del voz a voz fue contactada por los otros voluntarios, ellos universitarios. En cuanto a mi experiencia familiar, fuimos a construirle, con otra familia, en Villa Mercedes, la vivienda de emergencia a una doña cuyo núcleo familiar está conformado por hijos de 16, 11, 7 años y una criatura de 3 meses, una mujer y tres varones. Cuando a uno le tocan estas vivencias después de los 50, tal vez reflexiona de acuerdo a cómo le haya ido en la vida. Ejemplo: mis papás no fueron universitarios, me tuve que pagar los estudios superiores y aquí voy pedaleando para cumplir los más altos fines de mi existencia que incluyó ser voluntario para donar y construir.

No he hablado en profundidad con mi hija sobre su voluntariado, pero cada vez que ella sube y baja del barrio ha venido conociendo al ser humano, en su estado de miseria y necesidad apremiante. Y esta situación le llega a los 21-

" El tema no es de dignidad o de tenencia "

13

22 años como universitaria en formación. Ha venido conociendo de los dramas familiares, pasionales y otros que no es menester mencionar debido al ambiente real y estigmatizante de estas poblaciones vulnerables. Y se angustia cuando ve tanta necesidad en este estrato. Quisieran todos los voluntarios tener bases de sociología, psicología, trabajo social y quién sabe que otras ciencias para mitigar con palabras y acciones a estas personas que pasaron y pasarán a lo largo de esta experiencia de UTPMP. La pregunta sería por qué yo fui bendecido con comodidades, oportunidades y otros atributos y estos habitantes de Ciudad Bolivar, ahí. El tema no es de dignidad o de tenencia. El tema tiene que ver con áreas de todos los seres humanos, lo que hay en el cerebro de todos nosotros. Son componentes que marcan el derrotero inclusive de nuestra salud, que según la definición de la OMS, es el bienestar físico, mental y social de los individuos. Estoy hablando de tres esferas que todos tenemos: la intelectiva, la volitiva y la afectiva.

17


Tu lucha, tu techo Muchachos de UTPMP que de forma voluntaria (de la voluntad) trabajan por el bienestar de la comunidad, en este caso, la más necesitada, ponen su tiempo y sus ganas para ayudar. Alguien hizo alguna vez el cuestionamiento de cómo el cosmos, y la vida retribuye este tipo de acciones.

El dicho reza: “has el bien y no mires a quién”, enseñanza que aplica en este caso. Esta acción de construcción hace de sus espíritus generar un diferenciador respecto de su bienestar volitivo. La parte intelectiva y afectiva, dentro de este voluntariado, se presta para todo tipo de interpretaciones y conjeturas. Mi hija nos cuenta los dramas de todas esas familias, que la afectan (área afectiva) y que sumado al estrés, que es de todos los estratos sociales, impacten los órganos, aparatos y sistemas constitutivos del ser y desequilibran la salud, es decir, resultan los voluntarios enfermos por la inequidad física, mental (intelectiva, volitiva y afectiva) y social de las comunidades que intervienen y de la forma de vida que les tocó encarar.

Yo agradezco que esta vivencia la hayamos tenido, pero particularmente, lo que les toca a mis hijas de 21 y 23 que participaron activamente de UTPMP en el 2011. Cuando uno tiene que ponerse en los zapatos del otro, en el tema de la pobreza. No es lo mismo sentirla y padecerla, que conocerla. Pero no es lo mismo conocerla a los 21 que no tener una experiencia cercana a la misma a lo largo de la vida. Los paradigmas van evolucionando de acuerdo a las vivencias; y esta de llevarle techo a la doña, en nuestro caso, me llevó ese día la cama con visos de satisfacción personal y familiar, mi núcleo familiar construyendo UTPMP. Los mamíferos (humanos) aprenden por imitación, las cosas buenas y malas. Espero que mis nietos, si los hay, se sientan orgullosas de sus mamás y que la cadena continúe.

A toda la familia de voluntarios que conformaron, conforman y conformarán UTPMP continúen con la siembra en sus vidas, ahora jóvenes, futuros profesionales y actuales profesionales, para cosechar en la edad madura, muchas satisfacciones en procura de su bienestar que deberá ser irradiado a los demás, en tiempo, modo y circunstancia. No es lo mismo conocer la pobreza, que nacer en No es tiempo de epitafios, pero les dejo uno que la pobreza. En mi caso yo conocí la pobreza, en mi conocí el año pasado, de un personaje llamado época infanto-juvenil, pues mi mamá trabajaba Hahnemann: “Non inutilis vixi” No viví en vano. para un voluntariado y observaba desde la barrera lo que ella hacía. Nunca he pertenecido *El autor es uno de los padres que participó por a un voluntariado, pero he sido voluntario. primera vez en la jornada de construcción con familias de UTPMP el pasado 4 de diciembre.

"elElbiendichoy noreza: “has mires a quién”, enseñanza que aplica en este caso.

"

18

14


Tu lucha, tu techo

Es tiempo de encender la esperanza Por: Vladimir Martín Quiroz

“Doña Zully, le hacemos entrega de su casa” como suele pasar, las tijeras se perdieron en ese preciso instante (después aparecieron) y nos tocó recurrir a la misma vela que habíamos usado para terminar de poner las tejas. Zully (mi beneficiaria) rompió en llanto después de haber quemado la cinta que atravesaba la puerta de su nueva casa; mientras la abrazaba tratando de contener las lagrimas vino a mi mente lo que había pasado desde el momento de nuestra llegada a la ciudad de Medellín, hasta ese preciso instante.

Era jueves 8 de diciembre de 2011, salíamos a las 11 pm un grupo de voluntarios desde Bogotá a construir a Medellín en una escuela del 9-11 de diciembre, en el barrio Manantiales de Paz, eso era lo que nos habían dicho. Sabíamos que era más que construir, después de todo, pero jamás imaginamos lo mucho que aprenderíamos. Después de 12 horas en carretera, un viaje en metro y otro en bus nos encontrábamos de pie en frente de la oficina del Techo en Medellín, entramos y durante todo el día quedamos asombrados del gran espíritu que mostraban todos los voluntarios que llegaban a la oficina, alistando todo para el envío. Ya había llegado la hora cero: el envío. El salón se iba llenando de expectativas, dudas y sobre todo de voluntad. Me causó curiosidad ver entre tantos jóvenes un señor que hablaba alegremente con un grupo de voluntarios, su nombre era Fabio, beneficiario de las pasadas construcciones y que ahora iba de voluntario. Sólo llevaba una colchoneta y una cobija (la cual, para sorpresa de todos, regalaría a la niña de la familia a la cual le construyó ese fin de semana), poco equipaje pero unas ganas envidiables. Comenzó

15

el acto, proyectaron un video y los directores presentaron a los jefes de las dos escuelas que a continuación partirían hacia Manantiales de Paz, barrio ubicado en el municipio de Bello, Antioquia.

Durante el recorrido, observaba el rostro de los voluntarios, muchos no creían que tan cerca de ellos se podía encontrar un lugar que tal vez nunca había estado en su mapa, que muchos olvidaron o tal vez nunca se imaginaron que existía pero que ahora, se iba a convertir en su hogar por un fin de semana y lo que muchos no sabían, que ese pequeño lugar y su gente sonriente y cordial iba a ser ahora el comienzo de una nueva forma de ver y sentir la realidad. Así como lo había sido para nosotros algún otro barrio en alguna parte del país. Pero aún para nosotros, no fue un barrio ni una casa más. Si hay algo que he aprendido de los otros voluntarios es a jamás perder la capacidad de sorprenderme y de aprender, cada ciudad, cada barrio, cada familia, cada sonrisa y cada lagrima van formándote y haciendo de ti un verdadero ser humano. Con esas mismas caras expectantes llegaron a la escuela, presentaron al staff, comimos y nos acostamos a dormir. Comenzó el día sábado con un sol radiante y una caminata en la que seguía viendo rostros expectantes y algunos sobrecogidos por la situación que veían mientras caminábamos hacia el lugar en donde conoceríamos por fin a doña Zully, de la cual solo sabíamos su historia impactante de desplazamiento que la había hecho terminar en ese lugar con su esposo y tres hijos pequeños. Pero al verla, esa historia tomo forma, la forma de una mujer con un rostro radiante y una sonrisa contagiosa. 19


Tu lucha, tu techo Zully nos llevó al terreno, me di cuenta al verlo que a cada terreno difícil le corresponde un beneficiario muy especial, como si el creador supiera que ese tipo de retos sólo se pueden superar con la motivación de personas que con su historia de vida y su actitud te confrontan y te impulsan a darla toda. Y ese fue precisamente el efecto que Zully y sus hijos tuvieron en la cuadrilla, un grupo de jóvenes guerreros que entendieron la magnitud de lo que estaban haciendo y lo importante que era hacerlo con empuje y humildad, fueron dos días de piedra, sangre, sudor y lágrimas.

"Ya había

llegado la hora cero: el envío.

"

Lágrimas producidas por la emoción de ver la reacción de Zully al clavar la primera puntilla de su casa, jamás borraremos de nuestra mente la imagen de esa mujer saltando, gritando y llorando de emoción. Fue uno de esos momentos que le da sentido a las diez letras que están estampadas detrás de tu camiseta, al dolor de tus manos y al sudor en tu frente. La construcción continúo. Recibimos durante todo ese tiempo

Gracias a toda esta ayuda pudimos llegar al momento de la inauguración el domingo en la noche, el cansancio nos invadía, pero la satisfacción nos mantenía en pie, emocionados y motivados por las lágrimas de emoción de Zully cuando entró a su casa y saltó sobre su piso, para jugar con sus hijos.

Así acabó ese fin de semana, pero comenzó una nueva etapa para muchos de los voluntarios que ahora estaban motivados a seguir trabajando en Un Techo para mi País- Regional Medellín junto con el resto de voluntarios y la comunidad. Esta experiencia me dio la oportunidad de conocer personas maravillosas, lugares increíbles y me hizo sentir orgulloso de mi país, de su gente y de todos los techeros que trabajan junto a nosotros a lo largo y ancho de Latinoamérica. EL VOLUNTARIADO ES UNA ACTITUD UNIVERSAL DE CAMBIO.

20

16


Tu lucha, tu techo

Techo, del crecimiento a la consolidación

Por: Lina Salas

Techo Colombia éste año ha tenido varios cambios estructurales y de personal al interior en su equipo directivo en búsqueda de hacer más productivo y eficiente el trabajo que se hace a diario al interior de la organización. Uno de los cambios más importantes es el del cambio de gerente general, de Tomas Villamayor, quien estuvo durante dos años en el cargo, por Felipe Bogotá. Tomas es argentino, tiene 28 años y es abogado de profesión, entró a Techo en el año 2006 en su natal Argentina, estando allí le propusieron venir a Colombia a encargarse de la gerencia, llegó en Enero de 2010 al país y estuvo a cargo hasta enero del 2012. Cuando llegó a Colombia se venía dando una reestructuración en búsqueda de crecimiento cuantitativo, por lo cual la principal labor era lograr un contacto directo y efectivo con las empresas. La mejor forma de hacerlo fue por el voz a voz logrando que más empresas se sumaran a la labor de la organización, esto atado a la alianza con Caracol televisión dando reconocimiento público, logrando así posicionamiento de la marca Techo, además de campañas junto a empresas de gran reconocimiento como CocaCola, que al ser una empresa de larga trayectoria y de trabajo reconocido se lograron unir sus valores empresariales a los de la organización dándole más importancia y valor. Para el nuevo año se espera que estos procesos den como resultado la consolidación de las alianzas y números generados durante la estadía de Tomas en el cargo quien ahora será el director general de Techo Uruguay, razón por la cual Felipe Bogotá, ex director de recursos quedó a cargo de la gerencia en Colombia.

17

Felipe tiene 24 años, estudió economía en la Universidad del Externado y posteriormente hizo una especialización en métodos de análisis demográfico. A lo largo de sus dos años de trabajo en el Techo ha sido director de Administración y Finanzas y de Recursos a nivel nacional y recibe ahora el cargo de Gerente General para Colombia. Tras la búsqueda de crecimiento, la misión de Felipe es la de lograr consolidar a la Organización como un ente de cambio que lucha contra la extrema pobreza. Además de esto, el objetivo para los años que vienen es el de generar confianza de los voluntarios frente a la organización, puesto que se busca que esta sea construida no solo desde las directivas sino desde quienes están constantemente en las comunidades y en interacción con los líderes. De igual forma, se busca que el Techo se vuelva un referente a nivel nacional, tanto desde las regiones como desde la capital, para los empresarios y universitarios al igual que para las entidades gubernamentales. Bajo estos parámetros, se configura una nueva preocupación en la organización por intervenciones de calidad, con socios y voluntarios comerciales comprometidos y con la promesa de que el Techo crezca tan solo para acercarse más a dejar de ser necesario

21


Tu lucha, tu techo

La verdad sobre habilitación social

Por: Laura Macias

“Nos ven como un área más del Techo”, esta frase fue la que más me llamó la atención mientras me entrevistaba con Maryam Tertel, Directora de Habilitación Social, Laura Sánchez y Fabián Herrea, Sub-directores. Habilitación Social no es un área más de la organización, es el pilar; alrededor de estos proyectos, para el desarrollo comunitario, es que giran todos los esfuerzos de la Fundación, desde las áreas sociales y comerciales. A partir, de esta mala interpretación del mensaje HS decidió que debía haber un re-enfoque de su trabajo para que fuera mejor comprendido. El inicio de año fue aprovechado para comenzar esta re-estructuración, tanto en el discurso como en su labor en las comunidades. “Este año está mucho más claro lo que esperamos” afirma Maryam; el modelo de planificación, ejecución y evaluación está mucho más aterrizado. Es por esto que este modelo debe servir para cumplir los grandes retos que tiene HS, como el compromiso y el profesionalismo de los voluntarios que asumen las coordinaciones de las Mesas de Trabajo y los Planes.

"Habilitación social no es un área más de la organización, es el pilar

"

Consecuentemente, otro de los grandes retos es lograr un protagonismo total de las comunidades en todas las áreas de la organización, para lograr esto es necesario fortalecer el trabajo desde todos los recursos con los que cuenta la Fundación, sobre todo potencializar el talento humano para apuntarle a las necesidades reales de las comunidades. Los jóvenes de las zonas en situación de pobreza son agentes claves para generar el cambio, por ello se busca que empiecen a formar parte de los voluntarios activos de la organización. En pocas palabras, el trabajo articulado de comunidades y voluntariado es indispensable para generar un posicionamiento de las comunidades intervenidas en una sociedad que tiende a invisibilizarlas. Sin embargo, nada de lo anteriormente mencionado se puede lograr sin un trabajo en red con el resto de los agentes sociales del país. El Techo no busca reemplazar ninguna red formal, por el contrario busca ser el puente entre las comunidades y dichas redes para ayudar a reducir los índices de pobreza y aumentar la calidad de vida de estas personas. No obstante,

22

18


Tu lucha, tu techo

aquí sus directores reconocen que es necesaria una investigación más profunda, de la labor que realizan otras organizaciones, para poder unirse a este trabajo. Mediante esta investigación se tiene como objetivo fortalecer las relaciones con estas redes externas y lograr un trabajo en conjunto. Por otro lado, la participación de los líderes comunitarios es clave para alcanzar un óptimo desarrollo comunitario, para seguir fortaleciendo este lazo, la Fundación desde HS pretende realizar un encuentro de líderes zonal y regional para discutir las problemáticas y posibles soluciones a los diferentes flagelos que aquejan a las comunidades. Es por esto que todos los planes salud, jurídica, huertas, los de fomento productivo (capacitación en oficios, microcréditos) y Fontechos deben girar alrededor de las necesidades de dichas comunidades y como lo dijo Santiago Vicuña, Ex-director de Habilitación Social para Latinoamérica, todo deber ser validado por la Mesa de Trabajo con base en el diagnóstico que esta realice de la comunidad. Para lograr todo esto los directores afirman que hay que mejorar la cultura de información dentro de los diferentes planes, y que el almacenamiento de esta información sea más eficiente. Habilitación Social necesita difusión dentro y fuera de la ONG para que sean más los que conozcan la labor y exista un trabajo en conjunto con el resto de los agentes sociales. Igualmente, iniciativas como la de “Vecinos” en Argentina, donde los mismos

19

23


Tu lucha, tu techo Más trabajadores inalcanzables

Por: Eduardo Tapia

Generalmente nosotros como voluntarios trabajamos por el cambio de un país o bueno para tratar de aportar un poco a ese cambio y retribuirle a la vida lo que nos ha dado. En muchos de los casos las razones son múltiples, pero el resultado es uno solo, en el caso de los voluntarios, aportar para una vida mas digna a las familias que más lo necesitan. Pero, hay unas personas que no son voluntarios e igual trabajan aún más que si lo fueran. En cada descargue, en el momento de una jornada de construcción, un puñado de voluntarios cargan las viviendas de emergencia en unos camiones, esos camiones llevan el inicio de un mejor futuro para múltiples familias que lo necesitan, pero quién mejor que el conductor de este camión, para que nos cuente su experiencia. Don Eduardo, conocido por muchos de los voluntarios, es de esas personas que tienen miles de historias que contar. Al uno verlo descargando uno de los paneles de piso, él solo (y lo se porque lo he visto), uno dice que ese man ha vivido y ha hecho de todo. Al preguntarle que es lo mas extraño que ha visto en un barrio, él no duda en decirnos – es uno de los barrios más difíciles de llegar, el nombre no lo recuerdo muy bien, ese día llovía mucho y era complicado el descargue, uno pisaba y se quedaba enterrado en el fango; todas las personas nos ayudaron muchísimo para ese descargue. Llegamos a las 10 de la mañana y salimos casi a las 8 de la noche, pero la gente demostró que en equipo se puede trabajar y

"Un puñado de

voluntarios cargan las viviendas de emergencia en unos camiones, esos camiones llevan el inicio de un mejor futuro para múltiples familias"

que en este país hay gente que vale la pena. Pero, lo extraño fue ver niños acostumbrados a buscar comida en cualquier parte. Para uno eso no es normal para ellos es un estilo de vida.Hablar con personas como él, nos muestra que lo que muchos voluntarios hacen vale la pena. Que la llegada de Techo a cada barrio que necesita de un voluntario y de una oportunidad de cambio hagan la diferencia – una vez (dice él) llegamos a un barrio y hasta pancartas tenían en el momento del descargue, hasta los niños ayudaron con los pilotes. Todo era risas, humor, amor por lo que se hace, todo fue hermoso. En el momento de quedarnos en una escuela de construcción aprendemos muchísimo de las familias y del barrio en general. Pero, quién mejor que una persona que pasa gran parte de su tiempo en las entrañas de un barrio, que crece con la

24

20


esperanza y el amor de sus habitantes, como doña Patricia, quien trabaja como guarda de seguridad de uno de los colegios del barrio Terranova en Soacha. Dice ella – en el momento de la llegada de los voluntarios de un Techo todo el barrio cambia, se siente alegría en todos lados ninguna persona deja de trabajar o de estar pendiente de los voluntarios y de qué necesitan, puesto que cada esfuerzo que ellos hacen en tiempo, nosotros tenemos que reflejarlo en gratitud.

Dice ella – se ve el reflejo del progreso del barrio desde la llegada de un Techo a nuestra comunidad, claro cada vez más familias se ven mas felices al tener, no solo una vivienda más digna, sino una manera de acceder a un verdadero futuro. La experiencia más significativa que nos comenta doña Patricia tiene que ver con el barrio Casa loma de Altos de Cazuca, nos cuenta ella – ellos (Casa Loma) si que tienen un problema, las casitas no tienen servicios no sé ni como pueden hacer sus necesidades, uno ve los niños bajando algunos kilómetros con baldes para el agua. En cuanto a la luz usan la de los postes porque en algunas casas no la hay, y de cómo cocinan mejor ni hablemos, pero es muy triste verlos. Así como doña Patricia y don Eduardo hay muchísimas personas que ayudan de una u otra forma a la labor de los voluntarios en los diferentes barrios. Ellos pueden más que muchos contar el progreso que vive cada familia, así como hay muchas historias no solo de ellos, sino de muchos más trabajadores

21

25


Tu lucha, tu techo Una sola Latinoamérica Cuando se viaja se espera ir a descansar, conocer todos los edificios representativos y monumentales, los paisajes que parecen sacados de un cuento de ciencia ficción que vemos siempre en la publicidad. Pero, esta vez yo viajaba con una mentalidad diferente, sabía que los primeros días no iba a descansar y conocería esa realidad que no muestran en las agencias de viaje, que la gente no quiere conocer y los países tampoco quieren que el turista conozca. Al momento de llegar a Sao Paulo la expectativa fue muy alta, en videos y clases de urbanismo algunas veces había visto imágenes indignantes de la situación de las favelas que a diferencia de Colombia se encuentran en medio de la ciudad, no en la periferia, la clase alta decide ser indiferentes y darle “solución” al problema levantando muros y rejas. Era 100% real, esto aumentó más mis ganas de participar en la construcción Latinoamérica y poder tener un contacto directo y real con una favela y con personas que diariamente habitan allí. Llegó el momento del envío, llegaron dos delegaciones grandes de Paraguay y Uruguay y se veía una que otra bandera de otro país, esto hace que la emoción aumente. Aunque, en los mapas nos separa una cordillera, un río o simplemente una línea imaginaria, y culturalmente a veces el idioma, costumbres o sencillamente el acento, ver que somos un solo continente, que alguna vez compartimos el mismo pasado y que nos estábamos juntando con un mismo fin: construir un futuro de calidad para todos sus habitantes no tiene precio. El logo de la construcción fue la escultura de la Mão (mano) que se encuentra en el centro

cultura O MEMORIAL DA AMÉRICA LATINA (El Memorial de la América Latina), cuya sombra proyectaba una mano empuñada que significaba la injusticia y la desigualdad, y el martillo que nos representaba a todos nosotros quienes trabajamos por cambiar esta realidad que nos indigna. No pudo ser mejor para explicar lo que todos queríamos con esta construcción, esta imagen tuvo un significado mayor para mí cuando tuve la oportunidad de ir a verla y leer el escrito que se encuentra en su base: “O sentimento da unidade latino-americana é o limiar de um novo tempo. O esforço da organização para eliminar a opressão dos poderosos e construir um destino melhor e mais justo é o compromisso solene de todos nós.” – Orestes Quércia

26

22


Tu lucha, tu techo “El sentimiento de la unidad latino-americana es el umbral de un nuevo tiempo. El esfuerzo de la organización para eliminar la opresión de los poderosos y construir un destino mejor y mas justo es el compromiso solemne de todos nosotros”. Orestes Quércia. Definitivamente construir un destino mejor y más justo para toda Latinoamérica es el compromiso de todos nosotros y así tuve la oportunidad de hacerlo para Dora y su familia. Dora vive en la Favela de Pedra Branca (Piedra Blanca) Sao Paulo, y donó un pedazo de su terreno para que le construyéramos una vivienda a su Hija (curiosamente era mi tocaya) Ángela y su familia (su esposo, sus hijo y su hija). Doña Dora es una mujer de unos 45 años aproximadamente, con una fuerza y un corazón gigante; desde la primera sonrisa que te dirige, y aunque no pudo construir junto a nosotros porque debía atender su negocio (una pequeña tienda) siempre estaba muy pendiente y nos consentía con deliciosa comida todo el tiempo. Ángela tampoco pudo estar, porque debía trabajar, su esposo fue el que más nos ayudó y los dos niños. Aunque, la construcción fue complicada por el terreno, la casa se convirtió en la casa de toda la escuela, desde los dos Jefes de escuela (dos grandes personas Italo y Renata) pasando por monitores (camionetas), intendentes, el equipo de logística y cada una de las cuadrillas siempre buscaron al forma de poder ayudarnos. Esta ha sido una de la experiencia que marcaron mi vida para siempre, primero porque cada noche cuando duermo pienso que ahora una familia, en un lugar donde nunca pensé estar, está durmiendo bajo un techo más digno. Segundo por ese intercambio de ideas, experiencias e información que me hacen crecer como persona y me llenan de ganas para levantarme cada día con ganas de hacer en la lo posible por cambiar esta realidad en la que vive todo un continente.

23

"Construir un

destino mejor más justo para toda Latinoamérica es el compromiso de todos nosotros"

27


Tu techo denuncia Relatos de una guerra dolorosa: La historia de Fabián Mosquera Por: Lina Salas

La problemática de violencia a nivel nacional por parte de grupos armados al margen de la ley ha dejado en el país 5,2 millones de ciudadanos (cifra aportada por La Consultoria para los Derechos Humanos y el Desplazamiento Cohdes) victimas del desplazamiento forzado de población campesina, al igual que 14.017 soldados heridos y 4.504 muertos en combate durante los últimos 7 años (Cifra publicada por el Ministerio de Defensa nacional, equivale a un promedio de 1.7 muertos y 5.5 heridos por día). El conflicto armado interno, que después de más de 60 años no encuentra aún una resolución concreta, pone también en evidencia la falta de organización y eficacia estatal, ya que entre trámites burocráticos y bajos niveles de inversión en proyectos de reconstrucción social las víctimas del conflicto no ven resueltas su necesidades ni se ven a sí mismas como una prioridad para el Estado. Fabián Mosquera, de 23 años, vive en la ciudad de Bogotá junto al resto de su familia, no porque sea su lugar de origen ni de elección, sino porque la guerra los obligó a regresar huyendo de los actores armados. Aunque nunca fueron soldados profesionales, Fabián y su hermano Andrés se vieron obligados, a falta de la posibilidad de pagar la libreta militar, a prestar el servicio militar en el sector de Chaparral, Tolima. En el 2007, durante el proceso de servicio militar obligatorio, Fabián fue llevado a una operación militar en la que el ejército nacional pretendía hallar el paradero de una secuestrada y que, en lugar de su hallazgo, culminó con la muerte de la mayor parte del pelotón y lesiones permanentes

" El Estado

aún no ha respondido por los daños ocasionados a él y su familia" para aquellos que, como Fabián, sobrevivieron al ataque perpetrado por el frente 21 de las FARC el 17 de Noviembre. En la emboscada, el camión en el que se encontraba el pelotón cayó en un campo minado y fue posteriormente atacado por la guerrilla. De los 19 soldados campesinos, que no por elección propia sino como resultado de condiciones económicas poco favorables entraron a las filas del ejército, tan solo 9 sobrevivieron al ataque y todos cuentan aún con las esquirlas que dejaron en su cuerpo las 7 minas que explotaron.

Hoy, 4 años después, Fabián recuerda no solo tristemente ver como caíamos […] como un pedazo de plomo les destrozaba la vida, sino también el doloroso proceso de los últimos 4 años en los que su familia fue desplazada del territorio en el que siempre habían vivido 28

24


Tu techo denuncia y al que aún hoy no pueden regresar. Además, aún no les han concedido los beneficios que les son prometidos a las víctimas del desplazamiento forzoso en el país. Aunque las minas y el posterior combate dejaron en Fabián un tumor en el pecho, esquirlas de hierro en todo el cuerpo y lesiones psicológicas que después de 8 meses en un hospital psiquiátrico, tras lo cual renunció al tratamiento, no pudieron ser del todo resueltas, el Estado aún no ha respondido por los daños ocasionados a él y su familia. permanente vulneración a sus derechos como ciudadanos colombianos. A pesar de los 4 años de luchar por sus derechos, en el momento la familia de Fabián permanece viviendo en extrema pobreza sin poder regresar a su lugar de origen, mientras que él, que a consecuencia de las pesadillas y las reacciones fuertes como consecuencia psicológica de la emboscada, no puede trabajar ni conformar una familia independiente a sus padres. La indemnización que recientemente le otorgó el Estado colombiano, y que no 16desembolsará hasta dentro de otro año, es tan solo de 24 millones, 12 de los cuales debe pagar a su abogado por el proceso llevado, con los cuales no es posible cubrir los procesos médicos que se requieren para la remoción de las esquirlas, ni mucho menos para continuar con el tratamiento psicológico; y aún hoy no le es admitida legalmente su pensión militar. Como la de Fabián, existen millones de historias de soldados, desplazados, niños reclutados forzosamente, secuestrados y desaparecidos que no sólo son víctimas de un conflicto armado violento, sino que también son víctimas de la burocracia en la justicia del país, de la falta de asistencia a población vulnerable y de una permanente vulneración a sus derechos como ciudadanos colombianos.

25

29


Tu techo denuncia

La utopía de una ficción manejada responsablemente Por: Andrés Felipe Ospina Leguizamón

En el contexto actual colombiano en donde el conflicto y la pobreza están a la orden del día, no es raro encontrar que el único enfoque que se le está dando a las series colombianas esté orientado a mostrar al estilo de Hollywood: una realidad de la cual muy pocos se atreven a tratar, pero que todos creen conocer. Es por esto, que de una u otra manera las grandes cadenas de televisión, no sólo nacionales sino también internacionales, pretenden dejar a la luz del público la forma en la se ha desarrollado todo el contexto violento que azota a este país, desde ya hace más de cuatro décadas. El narcotráfico, la prostitución y la guerra no dejan de ser los principales temas de más agrado por parte del público, si no los más desarrollados por dichas empresas televisivas.

Con lo anterior, no trato de criticar estas series ni mucho menos las productoras, lo que en verdad quiero lograr entender es ¿qué tan utópico podría llegar a ser una serie que tuviera un fin responsable?, o quizás un cuestionamiento un poco más complejo de entender y es ¿qué cambios podría llegar a tener la televisión colombiana en el momento en que, los principales canales productores de estas tan llamativas series, nos muestren la realidad de una manera objetiva y sin ningún tipo de manejo o prejuicio? Estas son las preguntas que sólo cada uno de nosotros podría llegar a responderse, teniendo en cuenta que alcanzaría a llegar a ser una simple utopía el hecho de pensarlo y más aún de responderlo en nuestro actual contexto. Un contexto donde simplemente se muestra lo que vende y enriquece, y no lo que en verdad, quizás,

para muchos de nosotros sería importante, como el mostrar un producto audiovisual que se interese en formar actitudes críticas y generadoras de propuestas frente a la actual situación de pobreza, no sólo de los más de 7 de millones de habitantes que viven en extrema pobreza, si no del actuar de nosotros a partir de este tan vil y soez hecho latente en Colombia. No obstante, el real inconveniente de cualquier tipo de novela o de serie no radica en lo que evita narrar, sino en que lo que muestra, ya que puede llegar a ser un peligro como se pauta, pues no se sabe que tanto es real o no, dado que este tipo de límites son los que dejan observar el tipo de criterio y responsabilidad social que puede llegar a tener, no sólo un canal, si no toda una empresa tan importante, como las productoras. Teniendo en cuenta lo anterior, estas series tienen algo en particular y es que en su gran mayoría nos narran el mismo hecho delictivo y violento, acompañado de un sin número de momentos de éxtasis, los cuales pueden llegar a tener desde el más grande narcotraficante, hasta la más humilde prostituta o campesino afectado por el terror del conflicto. Lo anterior, sin importar qué puede haber detrás de estos personajes que hacen parte de este gran mundo, que no sólo es generador de violencia, sino además el principal amplificador de exclusión. Sin importar que la brecha social, que éste traiga, sea catastrófica para un país que vive y que sueña con una realidad que para muchos podría llegar a ser una simple utopía hecha ficción.

30

26


Tu techo denuncia

Todas las grandes

Por: Felipe Nicholls

Todas las grandes obras en el mundo siempre han surgido como algo pequeño, algo de pocos; algo que se construye y que se fortalece con el tiempo; algo que no todos se atreven a hacer, pero algo que alguna vez todos han pensado que alguien más lo debe hacer; algo que todos quieren, que es lo justo, pero sólo justa palabra, porque para los actos justos es mejor dejárselos a otros. Hoy esos otros estamos aquí, haciendo lo que queremos, lo que nos gusta, haciendo lo que tenemos que hacer. Unos quieren más espacio, otros solo quieren contar con él. Mientras unos corren para no dejar mojar su cabeza por la lluvia, otros se mojan luchando contra el agua para que esta vez no se lleve su casa.

Mientras tú no hagas nada para que las cosas cambien, otros seguirán padeciendo por causas que solo se quedan en palabras y que nunca se concretan.No sólo con dinero y con comida; también con voluntad. He visto como todos vamos por la vida clasificando personas, hombres, mujeres; inteligentes, apasionados, deportistas, clásicos, nobles, generosos, despiadados, interesantes, malditos, pobres y ricos, y depende de la clasificación que le demos el cómo comportarnos

"Unos quieren

Mientras algunos no saben qué comer y desechan a la basura lo que no les gusta, otros comen de todo y encuentran entre los desechos almuerzos y hasta desayunos para toda una familia.

más espacio, otros solo quieren contar con él."

Unos quieren darle más sentido a la vida y por eso buscan las drogas, otros buscan ese mismo sentido estudiando, trabajando o practicando algún deporte. Mientras unos abren el grifo sin encontrarle sentido o sin darle un uso adecuado, otros quisieran saber qué se siente bañarse con agua potable o tan siquiera dar vuelta a esas extrañas llaves.

27

31


con ellos y no importa si esa clasificación está alejada de la realidad o no, porque de igual manera nos comportaremos así. Vamos poniendo letreros que indican y reducen a una persona a eso a lo que creemos que son.

Nos despierta el mismo sol y nos cubre la misma noche. Entre ellos y nosotros hay ladrones, drogadictos, enfermos y muertos. También ellos viven, hay quienes son felices y quienes no, hay quienes matan por necesidad o por placer. Así que al final no somos tan diferentes.

32

28


De las balas a las sonrisas

Maximiliano es un habitante del Barrio Corinto en Soacha (Cundinamarca), un municipio aledaño a la capital colombiana, a sus 37 años ha vivido tan variadas y desafortunadas experiencias por suplir una necesidad básica, la comida o la “papita”, como él lo llama. Ha sus 5 años de edad su madre, evitando la responsabilidad de traer una vida al mundo, lo deja al cuidado de uno de sus 10 hermanos que vivía en Bogotá, esta sin ningún recelo abandona a este niño en una ciudad que no conocía y donde no había nadie quien pudiera ayudarlo. En un país como Colombia un niño de cinco años no vive en la calle mucho tiempo libre, en este continente la vida humana también es una mercancía y Maxi no fue la excepción de ello, fue utilizado para el transporte de droga entre jíbaros y

"En este continente

la vida humana tambien es una mercancia y Maxi no fue la excepción de ello, fue utilizado" 29

consumidores en una red de drogas que operaba en La Letra, zona de indigencia en el centro de Bogotá. 8 meses después de vivir en la indigencia, durmiendo en las calles y comiendo las sobras de algunos restaurantes, a este niño de 5 años se le apareció lo que cualquiera de nosotros llamaría un ángel Gerardo, era un habitante de Bellavista (Meta) municipio donde se encontraba su madre, conmovido por el estado tan deprimente en el que se encontraba este niño, lo cogió de la mano, se lo montó en las piernas devuelta al municipio y se lo entregó a su madre, quien pensaba que este se encontraba junto a su hermana. Al llegar el pequeño Maximiliano encontró un nuevo integrante en la familia, su madre tenía un nuevo marido, su nombre es Luis Enrique Cortez, desde el principio la idea de mantener a Maxi no le gustó para nada, a los pocos días Maxi se vio involucrado en una pelea familiar donde se dio cuenta el tipo de hombre que era Luis, tenía de sirvienta a su mamá y al momento que esta no hiciera caso… ¡pum pum!... su manotazo, tristemente esta situación no es tan anormal en Colombia, el maltrato intrafamiliar es algo del común. Cuatro años de silencio viendo como este hombre los maltrataba, lleno de impotencia por no poder hacer nada, a sus nueve años. En medio de una de las numerosas golpizas que este hombre le propiciaba, Maximiliano tomó una escopeta, que tenían en la casa, sin temor a lo que pasara, le apuntó directamente en la frente a ese hombre que le había hecho tanto daño, al momento de apretar el gatillo su mamá se puso afrente de este y a Maxi no le quedó más remedio que bajar el arma. Unos días después Maxi tomó la decisión de emigrar al Guaviare donde trabajaría raspando

33


hoja de coca hasta los 17 años. Viviendo toda su juventud en ese lugar, ya con una mujer y con la oportunidad que le brindaba el Empresario Pedro Jota Salamanca de trasladarse a Bogotá y trabajar en construcción; llegó a Bogotá junto con su compañera Jaqueline con quién permaneció durante 2 años. El rompimiento de esta relación hizo que Maxi buscara un cambio radical en su vida, a los 8 días de haber renunciado a su empleo y haber terminado con Jaqueline, se fue a vivir con Ana Eva con la cual construiría una familia más adelante. Comenzó a trabajar cargando bultos en Abastos, supliendo las necesidades básicas, se mantuvieron así durante 5 años. El nacimiento de sus primeros dos hijos hizo que Maxi buscara más recursos económicos, logró poner medio puesto en Abastos donde vendía frutas, verduras y hortalizas La relaciones entre paramilitares y comerciantes siempre ha sido muy marcada, esto hace de las plazas de mercado un epicentro paramilitar en las ciudades más importantes del país. Abastos no fue la excepción, este grupo al margen de la ley brindaba una supuesta protección a sus puestos y productos por una cuota de $50.000 semanales. Maximiliano que en ese momento tenía 24 años era muy atractivo para este grupo; qué mejor que un joven con ganas de salir adelante, pero con la necesidad de mantener a su esposa y sus dos hijos, Cristina y Maxi JR. Fue así como Maximiliano entró a este grupo armado, alcanzó a estar tan involucrado con esta organización que participó en un par de jornadas de limpieza social en el barrio Lucero Alto ubicado en Ciudad Bolívar y hacia parte del grupo que vacunaba a los distintos puestos en Abastos. Cansado de vivir en un ambiente tan pesado y convivir con maleantes, decide dejar esta organización para poder luchar y estar con su familia de una manera legal. Con lo que no

contaba Maxi era que al grupo no le gustaba dejar cabos sueltos y al paso de unos días estos fueron a buscarlo a su lugar de residencia, que ya se encontraba en el barrio Corinto en Soacha. Con mucho temor Ana Eva los dejó pasar y entre requisa y requisa, Ana Eva les comentó que él no se encontraba en el momento. Junto con Maxi Jr que tenía 7 años, Cristina que tenía 5 y Tatiana que venía en camino, Ana Eva, entre lágrima y lágrima esperó que Maxi llegara. Cuando este cruzó la puerta, Ana Eva le suplicó que se fuera por un tiempo, que lo iban a matar, con un nudo en la garganta salió de su casa con un par de cositas en la mano y dos agentes que lo custodiaban; con el apoyo de su mamá, quien vivía en Corinto mucho antes que ellos, se encerró durante dos meses en los cuales Ana Eva cogió las riendas de su hogar para mantener a sus hijos. Ya cansado del encierro, Maxi toma la decisión de enfrentar a estos hombres sabiendo que podía dejar a sus hijos sin papá y a su mujer sin alguien que la apoye en el crecimiento de estos. Al llegar a la guarida de la “pulga”, el líder de este grupo paramilitar, se enteró, que lo habían matado hace tres días. Aunque, alegrarse de una muerte no es algo que debe causar alegría “debo confesar que respiré” comentó maxi. Aunque, andaba con miedo, Maximiliano ya podía caminar, con Tatiana, Cristina y Maxi Jr. Aquel hombre empezó a buscar empleo o por lo menos una fuente de recursos económicos, que no estuviera al margen de la ley, para poder alimentar y suministrar lo que su familia necesitara, ya que Cristina tiene depresión cognitiva y Maxi Jr. esquizofrenia moderada severa, enfermedades muy costosas. Pasaron los meses y nada del empleo, Maximiliano ya estaba entrando en desesperación, cuando de pronto escuchó la conversación de tres tipos que estaban buscando un chofer para un trabajo, al 34

30


ver su necesidad la vio muy fácil y se metió sin pensarlo. Después de un tiempo lo llamaron para el trabajo y lo citaron en el 20 de julio, más exactamente en las discotecas del sector a altas horas de la noche, aunque le pareció un poco extraño llegó y se encontró con los tres tipos. Pasaron cinco minutos y estos tomaron un taxi, cuando iban pasando por una cuadra oscura le apuntaron al conductor, lo bajaron, lo amarraron y a Maxi le tocó manejar hasta llegar al barrio La Victoria, donde lo iban a dejar al conductor amarrado a un poste de luz. En ese preciso momento se voló y a los pocos minutos sonaron una sirenas que indicaban la presencia de la policía, cada uno salió para distintos lados, Maxi sin dinero, sin saber qué hacer, caminó y caminó, hasta llegar a su casa en donde ya se relajó y agradeció por haber salido de esa situación. Días después buscó al “Paisa” líder de la banda criminal para que este respondiera por los $ 300.000 que le habían pactado pagar, teniendo en cuenta que él no sabía de qué se trataba el trabajo, arriesgando su vida. Este con una risa irónica le dijo que si lo hubiera hecho bien tendría su plata, él con la cabeza hacia abajo salió de ese lugar y meses después se enteró que le habían al “Paisa” robado la taberna que administraba.

estaba trabajando en Altos del pino, cada domingo. Luego de varias encuestas fue seleccionado para recibir una vivienda de emergencia y ocho días después se le aprobó el crédito, que había postulado para crecer su negocio de productos puerta a puerta. Tres meses después, Maryam Tertel Directora de Habilitación Social de la ONG Un Techo para mi País, gestora de los proyectos con los que Maximiliano había sido beneficiado, lo buscó para que fuera líder en su comunidad y él con toda la gratitud y el amor del mundo asumió el reto y expresó las ganas de hacer parte de la familia techera como voluntario. Su primera construcción fue en Semana Santa y con su experiencia en construcción y en la vida enriquece a todos los voluntarios que hacemos parte de esta organización. Así como estuvo muy involucrado con un grupo paramilitar, hoy en día es un voluntario muy activo y ya es una gran pieza en esta organización. Familias como la de Maxi y Ana Eva son las que hacen que un voluntario tenga razones para seguir adelante y son las que demuestras que sin necesidad de armas podemos hacer un cambio en la sociedad.

Maximiliano cansado de haber llevado una vida al margen de la ley toma la decisión de no volver a juntarse con nadie quien pudiese afectarlo a él o a su familia. En busca de un trabajo estable empezó a vender frutas, verduras y hortalizas puerta por puerta en el barrio donde él vive y dejó de conocer gente que le aportaba malas cosas, para conocer personas que lo podrían ayudar a salir adelante. Entre chiste y chanza una vecina le comentó sobre una organización que podía ayudarlos con un crédito y una vivienda de madera, el buscó a esta organización, la cual

31

35


Zoom

Crucigrama

Horizontal 1. Una de las ciudades en donde se encuentra UTPMPC? 2. La segunda etapa del modelo de intervención de UTPMP? 3. Nombre de la Directora Social de UTPMC actualmente? 4. Nombre de la actividad que realizan en todos los países al tiempo en donde se encuentra UTPMP para denunciar la extrema pobreza? 5. UTPMP está conformada por? 6. Apellido del precursor de UTPMP? 7. Uno de los países en donde se encuentra UTPMP? Vertical 1. Donde se realizó el primer encuentro latinoamericano de líderes comunitarios? 2. Color representativo de UTPMP? 3. País donde nació UTPMP 4. Actividad que realizan en el mes de julio para recaudar fondos los voluntarios de UTPMPC? 5. Nombre un área dentro de UTPMPC? 36

32


Zoom

Sopa de letras

33

37

Realidad "Historias de vida que construyen país"  

Segunda edición de la revista trmiestral de Un Techo para mi País Colombia.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you