Page 1


Larry Kramer

(Connecticut, Estados Unidos, 1935) Dramaturgo, novelista, guionista y activista político, Larry Kramer es una voz esencial y muy polémica dentro de la cultura norteamericana. Según él, todo lo que ha escrito proviene del deseo de entender la naturaleza del amor y sus obstáculos. Ingresó a Yale en 1953, pero no se sintió comodo ahí. Sus notas fueron bajas y se volvió un ser muy solitario. Trató de sucidarse porque pensó que era el único gay en el campus. A los 23 años, Kramer empezó su carrera como guionista. Fue nominado al Óscar por la adaptación de la novela Women in love (1969), de D. H. Lawrence, que dirigió Ken Russell. A partir de 1973 empezó a integrar a su trabajo la temática gay. Escribió dos obras de teatro que no lograron ningún éxito. Pero en 1978 publicó su primera novela, Faggots, un retrato despiadado del universo homosexual en el Nueva York de la época. La novela causó mucha polémica entre


la comunidad que describía. La prensa especializada y el público la destruyeron. El mundo heterosexual pensaba que yo era repulsivo y el mundo homosexual pensaba que yo era un traidor. La gente me volteaba la cara, literalmente, cuando me veían en la calle. El único crimen de mi novela era que decía la verdad. Eso es lo que hago: decir la verdad a todos los que conozco. A pesar de todo eso, Faggots es una de las novelas gay más vendidas de todos los tiempos. Kramer nunca quiso involucrarse en el activismo político gay, pero cuando, a principios de los años ochenta, amigos suyos empezaron a morir de una extraña enfermedad, reunió a un grupo en su departamento para hacer algo al respecto. Al año siguiente fundaron el Gay Men’s Health Crisis (GMHC) y se convirtieron en la principal organización para recaudar fondos y proveer servicios a la gente contagiada con el Síndrome de inmuno deficiencia adquirida (sida) en Nueva York. Unos años después se convirtio en la organización privada más grande del mundo para tratar el sida. El estilo confrontacional de Larry Kramer lo hizo ganar muchos enemigos dentro de la misma organización, pues tenían ideas opuestas sobre cómo deberían manejarla. Pero ese estilo agresivo de Kramer también fue una ventaja, ya que lograba conseguir mucha atención mediática, más que cualquier persona o entidad que hablara del tema. Luego de muchas peleas, Larry Kramer fue separado del GMHC en 1983. Kramer presentó un conmovedor retrato de esa época con la obra de teatro The Normal Heart en 1985. La obra se volvió un suceso desde su estreno en el Public Theater de Nueva York. No solo es la obra que más tiempo se ha presentado en esa importante sala, sino que el impacto en la comunidad norteamericana fue extraordinario. Se calcula que hasta ahora han habido más de 600 producciones de Corazón normal alrededor del mundo. En el 2010 se estrenó por primera vez en Broadway recibió cuatro Premios Tony, incluido el otorgado a la Reposición del Año.


Luego de más de quince años, la versión cinematográfica de la obra se comenzará a filmar en el 2013, bajo la dirección de Ryan Murphy (Comer, rezar, amar, Glee y American Horror Story) y con la actuación de Mark Ruffalo, Julia Roberts, Jim Parsons y Alec Baldwin, entre otros. En 1987 Kramer decidió crear su propia organización, ACT UP, con la que luchó durante más de veinte años por los derechos homosexuales. Hasta fue detenido una docena de veces. En 1988 fue diagnosticado con VIH. En 1992, después del estreno de su obra de teatro Just say no (1988) y de la publicación del ensayo Reports from the Holocaust (1989), estrenó The Destiny of Me, una continuación a Corazón normal. La obra se mantuvo en cartelera por un año, fue finalista del Premio Pulitzer y gano más de siete premios ese año. Fue protagonizada por John Cameron Mitchell (Hedwig and the Angry Inch). Desde entonces, su lucha por los derechos homosexuales y el entendimiento del sida ha sido su principal objetivo, y ha aparecido en distintos medios de comunicación.


Larry Kramer con Vito Russo, activista polĂ­tico y escritor, 1987.


El director Juan Carlos Fisher

Hay obras que pueden generar en ti un impacto tan grande que te transforman. Eso me sucedió con Corazón normal. Me cambió. No solo quedé remecido porque se atreve a hablar de un espeluznante episodio de la historia de la humanidad, sino porque Larry Kramer logra crear una de las historias más conmovedoras que he tenido la suerte de encontrar. Y lo fantástico es que esta obra es mucho más que un retrato del Nueva York de los ochenta. Es un grito contra la intolerancia, un grito que propone la búsqueda del amor como un derecho más del ser humano, un grito que nos habla de igualdad resaltando las diferencias. Creo que pocas veces he estado tan asustado por la responsabilidad que trae la obra. Así que quiero agradecer desde aquí a algunas personas que me han apoyado para lograr que este corazón salga adelante: al valiente elenco que se zambulló en las aguas turbias con absoluta entrega; a mis amigos más cercanos por empujarme a hacer este montaje (¡ustedes saben quiénes son!); a Vanessa Vizcarra, mi mano derecha, por contenerme y hacerme sentir mejor director de lo que realmente soy; a mi maestra Chela De Ferrari, por creer en mí y por ser la luz que me ilumina cuando solo veo oscuridad; y a Rómulo Assereto, hermano del alma y el mejor Ned Weeks que podríamos tener, por siempre lanzarse a la piscina y confiar tanto en mí desde hace más de siete años.


Sobre Corazón normal por Tony Kushner Corazón normal ofrece un retrato convincente de una era crítica y terrible; una comunidad emergente, que estaba luchando por liberarse de siglos de persecución y opresión, fue atacada justo en el momento en el que alcanzaba un avance político y cultural en algunas de sus metas más importantes, por causa de un horror biológico en alianza con la indiferencia asesina del mundo, el odio enmascarado y el odio al descubierto. Desde su primer estreno, toda persona solidaria ha tenido que atender, aplaudir o deplorar, discutir y enfrentar el retrato de Larry Kramer de aquella época. La obra es ahora parte de nuestra historia, más allá del olvido. Kramer, sin entender que el teatro había dejado de tener interés para los medios, escribió una obra que hizo noticia, que marcó una diferencia, que impactó; no a la hora de ganar premios ni porque batiera récords de taquilla, sino porque logró catalizar una sociedad, algo que sabemos que el teatro ya no logra hace tiempo, excepto en aquellas raras ocasiones como cuando Kramer escribió Corazón normal. Corazón normal no necesita introducción alguna porque es accesible a cualquier lector. No necesitas permiso: no necesitas siquiera llamar a la puerta, solo necesitas entrar. Sabrás inmediatamente que te han esperado con impaciencia; sabrás dónde y cómo proceder. Las guías no son necesarias. La obra es muy directa, en un sentido estremecedor, incómodo y casi embarazoso. Contiene profundidades y complejidades escondidas, pero en la obra late un corazón ardiente con un deseo abrumador: usar la dramaturgia y el escenario para llegar a la verdad, a LA verdad, a una verdad de nuestros tiempos y no una verdad metafísica, no un principio abstracto de la existencia (a pesar de que este también está presente, en el proceso encubierto), pero en vez del concepto de verdad como Marx lo entendía, es una verdad que florece desde la acción y regresa a ella, una verdad comprometida con la práctica, praxis, una verdad que modela y es modelada por la experiencia vivida, una verdad que altera y es alterada por el mundo.


La apasionada búsqueda de Kramer por la verdad se evidencia en el lenguaje de la obra, que es sorpresivamente simple. A pesar de que el título está basado en un verso del gran poeta W. H. Auden, la obra es notoriamente “no poética”, es casi “antipoética”. La obra contiene un solo momento simbólico y metafórico, que gana mucha fuerza justamente por tratarse de un momento totalmente aislado. El momento de la leche derramada es una acción, una imagen teatral; en ningún momento se trata de una manera de decir, de un lenguaje figurativo. La escritura de Kramer evita metáforas, evita toda descripción pintoresca. Está gobernada por una austeridad parca y sin compromiso, presionada por la urgente necesidad de encontrar respuestas y entendimiento, por la misma necesidad por la que el dramaturgo, el protagonista y la comunidad a la que pertenecen, por la cual sienten tanto amor y tanta cólera, son presionados para encontrar una cura para el sida. El poema “Yo siempre pensé” de Bertolt Brecht, podría servir de credo para la obra de Kramer:

Yo siempre pensé: las palabras más sencillas deberían de ser suficientes. Cuando digo cómo son las cosas, a cualquiera se le tendría que romper el corazón. Siempre creí que uno se hunde si no se defiende por sí mismo. Estoy seguro de que tú me entiendes.

Extractos del prólogo a la edición de Corazón normal y Mi destino para Grove Press Nueva York, 2000

Tony Kushner es un dramaturgo norteamericano ganador del premio Pulitzer y autor de las obras Ángeles en América, En casa/en Kabul y de los guiones Munich y Lincoln entre otros.


1981

1982

159 casos*

771 casos 618 muertes

Médicos de Nueva York y California han diagnosticado un tipo de cáncer extraño y con frecuencia mortal en 41 hombres homosexuales. Se desconoce la causa del brote y todavía no hay pruebas de contagio.

El estigma y la discriminación hacia los afectados se hacen cada vez más evidentes. En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, un periodista le pregunta a un representante del gobierno: ¿El presidente Reagan tiene alguna reacción ante el anuncio del CDC que dice que el sida es ahora una epidemia y que se conocen más de 600 casos? a lo que responde: ¿Qué es el sida?

Lawrence K. Altman, 3 de julio. New York Times.

El Centro de Control de Enfermedades y Prevención (CDC) reporta los casos de 5 jóvenes homosexuales hospitalizados.

El ex actor y gobernador republicano de California Ronald Reagan asume el poder del gobierno norteamericano. Ese mismo año sufre un intento de asesinato.

*Datos reportados en Estados Unidos. Fuente: amFAR The Foundation for AIDS Research.

Para junio, veinte estados reportan casos y se detectan casos en parejas heterosexuales de las cuales la mitad aseguran consumir drogas intravenosas.

El acrónimo AIDS (Acquired Immune Deficiency Syndrome, en español: sida, síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida) se usa en un reporte del CDC donde se señala que aproximadamente una o dos personas son diagnosticadas cada día.

Organizaciones no gubernamentales reaccionan ante el silencio del gobierno de Reagan. En Nueva York, la Gay Men’s Health Crisis (GMHC) reparte 50,000 copias gratuitas de su primer periódico sobre el síndrome en hospitales, clínicas y la Biblioteca del Congreso. Uno de los fundadores es Larry Kramer, autor de esta obra. Estados Unidos registra en un solo mes medio millón de desempleados. Se producen cierres de empresas y despidos masivos a un nivel jamás visto desde la depresión de 1929.


1983

1984

1985

2,807 casos 2,118 muertes

7,239 casos 5,596 muertes

15,527 casos 12,529 muertes

El 17 de setiembre es la primera vez que el presidente Reagan hace declaraciones acerca de la enfermedad. Los críticos no tardan en preguntarse porqué si el sida había sido una “prioridad” para el gobierno durante los últimos cuatro años, nunca había mencionado nada acerca de ello.

Los pobres homosexuales. Le han declarado la guerra a la naturaleza y ahora la naturaleza les está dando una horrible retribución. Pat Buchanan, asesor de Reagan. 28 de setiembre, Los Angeles Times.

Treinta y tres países alrededor del mundo confirmaron casos de sida. La Organización Mundial de la Salud organiza en octubre la primera reunión para evaluar la situación.

Dos hombres homosexuales portadores de VIH/SIDA aparecen en la portada de la influyente revista Newsweek.

El 22 de abril se hace público un estudio que indica que unos investigadores franceses han aislado el virus del sida. Poco tiempo después Margaret Heckler, secretaria de Salud y Servicios Humanos del gobierno de Reagan, revela que tienen pruebas de que esto puede ser cierto, y lo llama HIV (Human Inmunodeficiency Virus, en español VIH, virus de inmunodeficiencia humana).

La agencia de Alimentos y medicinas de Estados Unidos (FDA) da licencia a la primera prueba comercial para detectar anticuerpos: Elisa.

Se estrena en Nueva York la primera obra relacionada con la enfermedad: Corazón normal, de Larry Kramer.


En el Perú por Ernesto Pimentel

Corazón normal del Teatro La Plaza nos lleva a los años de desamparo con respecto al VIH sida, rindiendo tributo a los activistas de Nueva York y también, de alguna forma, a los miles de peruanos que perdieron la batalla. Conocer la existencia de los medicamentos pero no tener acceso a ellos fue una de las cosas más difíciles que tuvo que enfrentar la comunidad en el Perú: el Estado no contaba con los recursos ni con la disposición para hacer algo. Así que financiamos máscaras blancas, hicimos concentraciones, caminamos frente al Ministerio de Salud para exigir medicinas, explicar que no eran un lujo e informar que esta enfermedad estaba afectando a hombres, mujeres y niños. Exigíamos el derecho a vivir. Puedo decir con alegría que las cosas han cambiado y que hoy el panorama es más esperanzador. Cuando nuestros amigos del Teatro La Plaza me comunicaron el interés de recibir información sobre el VIH me entusiasmé muchísimo, como activista, por conocer propuestas culturales serias relacionadas con el tema. Pero cuando fui invitado


a uno de sus ensayos disfruté, como espectador, de una historia desgarradora trabajada con respeto y responsabilidad. Sentado en la butaca me repetía a mí mismo: “Esto fue antes, esto fue antes”, pero entendía que la misma indiferencia y discriminación que se viven en la obra aún tienen vigencia y se esparcen en el eco de la ignorancia hasta el día de hoy. Trataba de no sentir conmiseración por lo que viven sus personajes y me ganaba la admiración por la fuerza de sus acciones. Llegué a amarlos, a sentir su frustración y unas ganas enormes de abrazarlos y decirles: “No fue en vano”. Hoy el sida es una enfermedad crónica, no una sentencia de muerte. En el Perú existen instituciones que vigilan que la medicina llegue a más personas de forma gratuita, pero a pesar de los esfuerzos aún hay mucha ignorancia. De los 76,000 peruanos con VIH/sida, casi la mitad no conoce su diagnóstico. Un país donde el rostro de la enfermedad es cada día más cercano, más pobre y más femenino nos exige llamar a todos a realizar la prueba para garantizar el acceso a tratamientos que nos lleven al objetivo de cero infecciones, cero muertes y cero discriminación. La fidelidad mutua, el sexo seguro y sobre todo los valores son nuestras armas más eficaces en la lucha contra el sida. Todos podemos y debemos asumir la responsabilidad de cuidarnos y cuidar a quienes nos aman. Gracias al Teatro La Plaza, a Juan Carlos Fisher y a cada uno de mis compañeros actores por este conmovedor montaje que llega mucho más allá de la sexualidad, y donde el amor se expresa de maneras para algunos inexplicables. Pero es que el amor es eso: un desafío incomprensible.

Lima, 2013


Elenco

por orden de aparici贸n

CRAIG DONNER MICKEY MARCUS NED WEEKS DAVID DRA. EMMA BROOKNER BRUCE NILES FELIX TURNER BEN WEEKS TOMMY BOATWRIGHT HIRAM KEEBLER

Cristian Rivero Gonzalo Molina R贸mulo Assereto Fernando Luque Sof铆a Rocha Ra煤l Zuazo Paul Vega Paul Martin Fernando Luque Cristian Rivero

Nueva York 1981 - 1984 Obra en dos actos


Equipo creativo

Dirección Juan Carlos Fisher

Asesoría médica Aldo De Ferrari

Dirección adjunta Vanessa Vizcarra

Concepto gráfico Jano Clavier

Diseño de escenografía Luis Alberto León

Fotografía de afiche Hans Stoll

Diseño de vestuario Michelle Magot

Fotografía de ensayo Emiliano Sifuentes

Diseño de iluminación Mario Bassino

Diseño gráfico Jessie Laura

Maquillaje y caracterización Laura Quijandría

Versión y traducción Rómulo Assereto, Juan Carlos Fisher


Producción ejecutiva Natalia Urrutia Producción de montaje Jane Yogi Asistencia en producción Jordana Cova, Renato Costa Realización de escenografía Alejandro Espinoza Asistencia de realización de escenografía Juan Echeandía Realización de pinturas Sandra Estela Apoyo en escenografía Eduardo Medina, Antonio Medina, Daniel Loli, José Salines, Julio Alfaro

Gerencia general Beatriz Orbegoso Gerencia comercial Carmen Fabiani Ventas corporativas Arilia Chong Ejecutivos de ventas Luis Manuel Pereyra, Sergio Urrutia Prensa FRS Coordinación de prensa Tatiana Vizcarra Márketing digital Creatiwebs Realización de videos promocionales SUD Foto & Video

Supervisión técnica Nelson Morales

Relaciones corporativas Patricia Romero

Operador de sonido Alfredo Portal

Finanzas y administración Karlo Calle

Operador de luces Jesús Reyes

Contabilidad Juan Rodríguez

Apoyo en iluminación Abel Loli

Asistencia de finanzas Claudia Acuña


Este año hemos renovado nuestra alianza con el Teatro La Plaza, con el objetivo de seguir contribuyendo con la difusión de eventos culturales en nuestro país. En BanBif consideramos que Juntos es más fácil apoyar el desarrollo cultural, para que, de esta forma, todos podamos seguir disfrutando de este tipo de espectáculos. Es un placer invitarlos a disfrutar de Corazón normal, escrita por Larry Kramer, considerada por los críticos como una de las mejores obras de siglo XX, bajo la dirección del reconocido director Juan Carlos Fisher. Aprovecho esta oportunidad para comunicarles que en el mes de febrero estamos celebrando nuestro 22° aniversario, lo que nos llena de alegría y reafirma nuestro compromiso de brindar excelencia en el servicio a nuestros clientes.

Juan Ignacio de la Vega Vicepresidente y Gerente General


Agradecimientos Juan Ignacio de la Vega, Javier Bustamante Aid for Aids, Teresa Ayala, Roberto Ángeles, Bruno Ascenzo, Rómulo y Pocha Assereto, José Miguel Arbulú, Sandra Cabanillas, Ana De Orbegoso, Winnie Espinosa, Juan Carlos Fisher Tudela, Nicole Futterknecht, Alberto Isola, Fernando Luque Badenes, Norma Martínez, Amanda de Martin, Lorenzo Molina, familia Molina Paredes, Claudia Mesía, Fausto y Tomás Molina, Gianella Neyra, Bruno Odar, Ernesto Pimentel, familia Rivero Schooster, Alberto Servat, Cecilia Soto, Patricia Soto, Enrique Urrutia, Kike Saco-Vértiz Monge, Gustavo Valdez, Lorenzo Vega, Alfonso Vega, Michelle Vega.

Nuestro equipo Chela De Ferrari, Els Vandell, Marian Gubbins, Juan Carlos Fisher, Beatriz Orbegoso, Natalia Urrutia, Carmen Fabiani, Gloria Farfán, Patricia Romero, Ricardo Velásquez, Arilia Chong, Jano Clavier, Jessie Laura, Zoila Castro, Tatiana Vizcarra, Luis Manuel Pereyra, Sergio Urrutia, Renato Costa, Jordana Cova, Elena Castillo, Nelson Morales, Jesús Reyes, Alejandro Espinoza, Juan Rodríguez, Pablo Antonio De Los Ríos, Karlo Calle, Ana María Orbegoso, María Alayo, Paula Castillo, Claudia Acuña, Alfredo Portal, Juan Echeandía, Richard Aliaga, Jordan Ruiz, Raisa Aranda, Víctor Gonzalo Malásquez, Javier Montoya, Analelly Castañeda, Dante Rossi, Giuseppe Falla, Samantha Fuller, Lucero Peps. Outsourcing contable: Conta Perú Asesoría legal: Muñiz, Ramírez, Pérez-Taiman & Olaya Abogados


14 de febrero - 16 de abril

CORAZÓN NORMAL de LARRY KRAMER

DIRECCIÓN Juan Carlos Fisher ELENCO Rómulo Assereto, Paul Vega, Sofía Rocha, Paul Martin, Raúl Zuazo, Gonzalo Molina, Cristian Rivero, Fernando Luque.

2 de mayo - 25 de junio

CASA DE MUÑECAS de HENRIK IBSEN

DIRECCIÓN Jorge Villanueva ELENCO Jimena Lindo, Paul Vega, Norma Martínez, Miguel Iza, Carlos Victoria, Haydée Cáceres, Lizet Chávez.

13 de julio - 24 de setiembre

DOCE HOMBRES EN PUGNA de REGINALD ROSE

DIRECCIÓN Ricardo Morán ELENCO Leonardo Torres Vilar, Carlos Gassols, Carlos Tuccio, Rómulo Assereto, Lucho Cáceres y Oscar Carrillo, encabezando un elenco de 12 actores.


Temporada 2013 10 de octubre - 17 de diciembre

RICARDO III De WILLIAM SHAKESPEARE

DIRECCIÓN Chela De Ferrari ELENCO Miguel Iza, Sofía Rocha, Rómulo Assereto, Ricardo Velásquez, Haydeé Cáceres, Pietro Sibille, Fiorella De Ferrari, Emanuel Soriano y Emilram Cossio, encabezando un elenco de 18 actores.

Teatro para niños Sábados y domingos, 4 p. m.

3 de marzo - 25 de junio

SOÑADORES de NISHME SÚMAR

DIRECCIÓN Nishme Súmar ELENCO Franklin Chávez, Lizet Chávez, Ana Cecilia Chung, Franklin Dávalos, Moyra Silva, Tatiana Vizcarra.

Teatro para niños Sábados y domingos, 4 p. m.

21 de julio - 15 de diciembre

CANCIONES PARA MIRAR de MARÍA ELENA WALSH

DIRECCIÓN Alberto Isola ELENCO Christian Ysla, Irene Eyzaguirre, Alejandra Guerra, Erika Villalobos, Carlos Victoria, Miguel Alvarez.

LARCOMAR, Miraflores, Lima-Perú. Informes y reservas: 620 6400 / 620 6404. www.teatrolaplaza.com


restaurante

Reservas: 6199595


Teatro La Plaza, Larcomar. Informes: 620 6400 / 620 6404. www.teatrolaplaza.com


Programa Corazón normal  

Autor: Larry Kramer Dirección: Juan Carlos Fisher

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you