Issuu on Google+


Padres, maestros y estado deben tener en cuenta que las muestras de afecto, la comunicación asertiva y los valores humanos como la solidaridad, el respeto y la justicia; así como la atención adecuada de sus necesidades de alimentación, educación de calidad y atención oportuna en salud son fundamentales para que los niños y niñas se conviertan en adultos dueños de su destino y capaces de convertir en realidad cada uno de sus sueños.


En el lejano país de Polonia, el rey Basilio está en el jardín de su palacio, mirando las estrellas. -Es tiempo de buscar un heredero- piensa. El rey es viudo y no tiene hijos.Por eso piensa en Estrella. El rey la acogió y educó como si fuera su propia hija, porque ella perdió a sus padres cuando era muy pequeña.


Rosaura y su fiel criado ClarĂ­n buscan el camino hacia el palacio del rey. El viaje es peligroso, por eso Rosaura se ha disfrazado como hombre y apura al caballo que no quiere correr. Ella estĂĄ furiosa porque el prĂ­ncipe Astolfo, su novio, ha viajado a Polonia y pretende casarse con Estrella.


Escondido en las montañas encuentran una torre y desde dentro escuchan una triste voz.

“Veo la figura de un hombre. Hay que escuchar qué dice.”, susurra Rosaura.


El caballo se escapa y entra a la torre. “Nace el ave, que deja el nido para volar.¿Y yo teniendo más alma tengo menos libertad?”, le pregunta el joven al caballo.


Rosaura y Clarín pronto se hacen amigos del triste joven. “Me llamo Segismundo.”, les cuenta. “Nunca he salido de esta torre. Clotaldo es el único hombre que conozco.”


“¡Estas montañas son terreno prohibido!” grita furioso Clotaldo a Rosaura y Clarín. “¡Rindan sus armas!”. Esta espada encierra un secreto.”, dice Rosaura cuando la entrega a Clotaldo.


Asombrado Clotaldo reconoce la espada que le dejó a la madre de Rosaura, al despedirse de ella. La espada es la señal para reconocer a su hijo si algún día lo viniese a buscar.


“¡Este chico es mi hijo!”, piensa Clotaldo, “ ¡Qué triste destino, porque debo llevarlo ante el rey para que él decida si debe morir o vivir!”

Con mucha pena Clotaldo lleva a Rosaura y Clarín al palacio. El caballo los sigue de cerca.


“Los astros pronosticaron que mi hijo sería un rey malo y cruel. La reina murió durante el parto. Asustado encerré a mi hijo Segismundo recién nacido en una torre, escondido en las montañas”, cuenta el rey Basilio a todos en palacio.” “Pero hoy he decidido traer a Segismundo a palacio para que los gobierne por un día. Quiero saber si los astros tenían razón. Necesito quitarme la duda del corazón.”


MĂĄs tarde el rey deja libre a Rosaura y ClarĂ­n. Ya ha contado el secreto que encerraba la torre; la vida de Segismundo. Clotaldo se siente muy aliviado.


Pero al descubrir que Rosaura es mujer y que el chico “malo” es el príncipe Astolfo de Moscovia, Clotaldo vuelve a preocuparse. Le pide que por el momento no le diga nada a Astolfo.


Esa misma noche traen a Segismundo dormido al palacio. Si la prueba sale mal y el rey lo manda de regreso a su prisión, podrá pensar que lo que vivió en palacio fue tan solo un sueño. Cuando Segismundo se despierta y escucha toda la historia sobre quién es en realidad se enoja mucho.


Se pelea con su padre y amenaza con matarlo.


El Rey decide volver a encerrarlo en la torre. Al despertar Segismundo piensa que so帽贸 lo que vivi贸. Mientras tanto, en palacio, nadie presta atenci贸n a Edmundo, el hijo de la cocinera de palacio.


Edmundo ha decidido encontrar el lugar donde vive encerrado Segismundo.


El niño sigue a Clotaldo cuando visita a Segismundo y así descubre el camino. Por la noche, mientras Clotaldo duerme, Edmundo le quita las llaves de la prisión. Al día siguiente Edmundo entra a la torre para liberar a Segismundo


Segismundo, muy confundido, reconoce al chico. Segismundo no sabe si estĂĄ soĂąando o si estĂĄ despierto.


“El pueblo de Polonia te quiere a ti como su príncipe, Segismundo. Ven conmigo”, le dice Edmundo. “Soñemos alma, soñemos otra vez.” piensa Segismundo finalmente.


“Aun en sueños no se pierde el hacer el bien.”, son las palabras de Clotaldo que recuerda de pronto. Con esto en mente sigue a Edmundo hacia su libertad.


Con la ayuda de Edmundo libera tambiĂŠn a ClarĂ­n que junto al caballo fue encerrado por conocer el secreto que encerraba la torre. Los tres y el caballo van hacia el palacio del Rey Basilio.


En el camino se encuentran con Rosaura, ella tambiĂŠn venĂ­a a liberar a Segismundo para que luche junto a ella contra Astolfo.


Segismundo le dice a Rosaura que se calme, que antes ĂŠl necesita hablar con su padre.

Al poco rato se encuentran con Clotaldo que venĂ­a a ver a Segismundo por orden del rey.


Clotaldo se asusta al verlo libre y piensa que Segismundo lo va a matar. Pero Segismundo lo abraza y le agradece por haberlo cuidado.


Finalmente llegan a palacio donde Astolfo espera para pelearse con Segismundo en nombre del Rey.

La pelea entre los dos es larga y dura pero al final gana Segismundo.


El rey, convencido de que su hijo lo matarรก para vengarse de la forma tan cruel en que fue criado, se echa a los pies de Segismundo.


Entonces se escucha la calma voz de Segismundo, “He aprendido que todo en la vida es tan cambiante como un sueño.”

El rey levanta la mirada confundido. “No puedes forzar la vida de acuerdo a tu voluntad. Nunca sabremos cuando despertaremos del sueño. Déjame abrazarte padre”


Con estas palabras llega la paz y la felicidad a Polonia. El Rey Basilio tiene un heredero al trono, su propio hijo. Un sueĂąo hecho realidad.

Segismundo se casa con la hermosa princesa Estrella. Clotaldo finalmente confiesa que ĂŠl es el dueĂąo de la espada de Rosaura


y que ella por lo tanto es su hija. Rosaura finalmente recupera a su prĂ­ncipe amado y ĂŠl acepta casarse con ella.


ELENCO

César Ritter Anneliese Fiedler Rodrigo Sánchez Patiño Fiorella De Ferrari Andrés Salas

DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA Y UTILERÍA

Beatriz Chung

DISEÑO DE VESTUARIO

Andrea Navascués

DISEÑO DE ILUMINACIÓN

Jesús Reyes

DISEÑO SONORO

Javier Valdés

Beatriz Orbegoso

Ricardo Velásquez

COMPOSICIÓN MUSICAL

Eduardo Velásquez

Nuria Saba

Adrián Du Bois

PRODUCCIÓN MUSICAL

Ana Cecilia Chung Francesca Sissa

Luis Orbegoso FOTOGRAFÍA

Deborah Valenca DISEÑO GRÁFICO

ADAPTACIÓN Y DIRECCIÓN

Jessie Laura

Els Vandell

ILUSTRACIÓN

Beatriz Chung


PRODUCCIÓN GENERAL

Teatro La Plaza

PRODUCCIÓN EJECUTIVA

Gloria Farfán

ASISTENCIA DE PRODUCCIÓN

Carmen Montoya

GERENCIA GENERAL

Beatriz Orbegoso PRENSA

FRS

PUBLICIDAD Y MARKETING

Gonzalo Farfán - Jano Clavier

REALIZACIÓN DE VESTUARIO

Nelly Valdivieso - Socorro Valera

MARKETING DIGITAL

Creatiwebs

REALIZACIÓN DE UTILERÍA

Beatriz Chung - María Claudia Barriga Ana Paula Albín

RELACIONES CORPORATIVAS

REALIZACIÓN DE ESCENOGRAFÍA

ASISTENTE DE RELACIONES CORPORATIVAS

Alejandro Espinoza

ASISTENCIA DE REALIZACIÓN

Jimmy Gonzales

APOYO EN ESCENOGRAFÍA

Luis Manuel Pereyra Zoila Castro

FINANZAS Y ADMINISTRACIÓN

Diana Fernández CONTABILIDAD

Abel Loli - Daniel Espinoza

Juan Rodríguez

OPERADORES DE SONIDO

ASISTENTE DE FINANZAS

Nelson Morales - Alfredo Portal OPERADOR DE LUCES

Jesús Reyes

Silvana Chávez

ADMINISTRACIÓN DEL TEATRO

Sergio Urrutia


NUESTRO EQUIPO Chela De Ferrari, Els Vandell, Marian Gubbins, Beatriz Orbegoso, Natalia Urrutia, Gloria Farfán, Juan Carlos Fisher, Luis Manuel Pereyra, Gonzalo Farfán, Ricardo Velásquez, Nelson Morales, Alejandro Espinoza, Juan Rodríguez, Diana Fernández, Jane Yogi, Jordana Cova, Ysela Castañeda, Jessie Laura, Ana María Orbegoso, Abel Loli, Jesús Reyes, Carmen Montoya, Alfredo Portal, María Alayo, Paula Castillo, Richard Aliaga, Zoila Castro, Jordan Ruiz, Jano Clavier, Sergio Urrutia, Patricia Romero, Silvana Chávez, Renato Rueda, Pablo Antonio De Los Ríos, Javier Montoya, Claudia Acuña, Rayza Revilla, Victor Malásquez, Hender Hart, Analelly Castañeda, Raisa Aranda. Outsourcing contable: Pricewaterhouse Coopers. Asesoría legal: Muñiz Ramírez Pérez Taiman & Olaya Abogados. AGRADECIMIENTOS Alexia, Andrés “ el tocha”, Italo Berrios, Rodrigo Blanquiñoso, Alda Caballero, Víctor Cárdenas, Walter Chung, Miguel Cuba, Sarita Escalante, familia Farfán Saldaña, Coty y Herbert Fiedler, Delia García, Javier García, Natalia Lecca, Delia Lozada, Charo Mija, Mikeas, familia Montoya Bustios, Alonso, María y Jorge Mulanovich, Esperanza Oré, Delfina Paredes, Paul Rodríguez, Josefa Rubio, Adrian y Nuria Saba, Nicolás y Micaela Valdés, Mario Velásquez, Octavio Velásquez, Patty Villalobos, Oswaldo Viñas Helguero, Yolanda.



La Vida es Sueño