Page 1

Falta De Rigurosidad, Santiago, 10 de Julio de 2009.

He leído atentamente la declaración efectuada en UTEM INFORMA y distribuída por utem-todos hoy, viernes 10 de julio de 2009. Dicha declaración se refiere al correo enviado por utem-todos, el 8 de julio, por el Director del Departamento de Ciencias de la Construcción y como allí se expresa: “LOS PROFESORES DEL DEPARTAMENTO DE CIENCIAS DE LA CONSTRUCCIÓN SALUDAMOS …. “, a nombre de los profesores del Departamento en cuestión. El contenido del correo fue objetado en su razón de ser por el Prof Velazquez, el día 9 de julio y finalmente, cuestionado en extenso por la declaración de rectoría de hoy, 10 de julio. Creo que todos concordamos en que será una gran noticia para nuestra institución y para quienes apoyamos al Prof Luis Pinto ahora y en el pasado, el que la Presidenta de la República confirme lo que la comunidad UTEM decidió en la última elección de rector. Personalmente creo que la forma universitaria de festejar un tal nombramiento es reunidos todos en el Salón de Honor de nuestra Institución, ponernos de pie y aplaudir la llegada del Rector Pinto, eso indica la mejor tradición universitaria y es la que debemos mantener. Sin embargo no es ese el tema de de la declaración de la rectoría, ni de la presente. El tema, como muy bien se expresa hoy: “Este proceder, de una ligereza y falta de rigurosidad que no se condice con el nivel superior de una universidad…” es una de las más graves enfermedades heredadas de los tiempos de la rectoría anterior. A mi ver, se acostumbró a las personas a proceder de una forma que ignora todas las normas, los conductos regulares, que ignora jerarquías, poco transparente, y nada de democrática. Es la práctica del amiguismo, de la preeminencia del interés personal sobre el público, de la interpretación libre y ambigua de reglamentos, de que finalmente, el fin justifica los medios. Es la falta de respeto absoluta a las personas, al otro que convive con nosotros y obviamente, a la racionalidad que debería caracterizarnos como universitarios . Leo esto y debo reconocer que es excesivo sobre el correo que genera esta discusión. Es la falta de rigurosidad el factor común y la falta de respeto a la personas. El correo despierta ecos que buscan expresarse a través de lo escrito. Sin embargo, a su manera, es también un ejemplo de algunas costumbres menores como el decirse representante de un grupo de personas sin haberlos consultado. El “Departamento ” no es un ente abstracto, son personas las que no fueron consultadas para escribir el correo. Este año no hemos tenido reuniones ni consejos de Departamento, y aún más, algunos académicos -entre los que me incluyo- hemos sido discriminados y hostigados por esta Dirección , por lo que mal puede hablarse de “los profesores del departamento”. Es esa falta de respeto que permite a algunas directores disponer arbitrariamente el horario y las asignaturas que deberá servir una académico, durante un semestre lectivo; sin tomarle en cuenta ni considerar sus intereses a pesar de los años servidos en la institución. La persona que escribe debería tener el orgullo de escribir su nombre, tal como yo lo hago al pie de esta misiva. Espero que pronto podamos tener una discusión enriquecedora en los atrios del Claustro Universitario en la cual todas las visiones sean bienvenidas y donde los miedos de perder el trabajo por expresar una opinión o por no pertenecer a un grupo, sean sustituídos por el gozo de sentirse parte de una universidad que se levanta de su lecho de enferma y que decide libremente su destino. Creo que por ello es importante que los académicos, administrativos y alumnos nos organicemos en grupos según nuestros intereses y comencemos ese hermoso trabajo de soñar nuestra universidad.


Me han dicho que es un sueño utópico, irrealizable y más aún, si no cuenta con el respaldo de grupos de poder para llevarlo a cabo, no sirve de nada. Yo creo que si sirve, que las ideas bien desarrolladas, enfrentadas en grupos transversales de miembros de la comunidad, permitirá la necesaria seducción en el resto y que reconociendo el bien superior de la universidad, se sumarán a su discusión y quizás, la apoyarán. De la misma manera creo que algún día la universidad funcionará como un cuerpo sano y funcional, como lo hizo años atrás, que por ejemplo sabremos nuestros horarios con antelación, que participaremos en las decisiones que nos atañen como horarios, asignaturas, perfeccionamientos, etc. Que no viviremos pendientes de las rencillas personales, los sumarios, las amenazas de perder el trabajo, que tendremos guías claras y no andaremos a tumbos, que recibiremos nuestros sueldos a tiempo, que nuestras previsiones sean pagadas lo mismo que nuestros impuestos. Que nos acreditaremos como tantos creímos posible una vez y que tan lejano nos parece ahora, que nos dedicaremos a la docencia, a la investigación, a la extensión en propiedad, al estudio, a nuestro trabajo, que mirando a nuestros alumnos a los ojos, haremos un gesto de cabeza pensando ”eso ya pasó y mira como estamos ahora”, que algo bueno quede de todo este marasmo en el que nos hemos sumergido. Creo en el hombre, no en los sistemas administrativos. No creo en el trabajo centralizado desde arriba -como tantas veces trató de hacerse con los libros rojos y verdes ya tan conocidos, por ejemplo- sea la única solución a este repensar la universidad. Deberíamos ser capaces de soñar entre todos y entregar aportes de distinto origen al Claustro que asoma por lontananza. Todos deberíamos olvidar la amargura del alma que se manifiesta en muchos por lo sufrido, aunque sin olvidar a los responsables del presente estado de la universidad y de quienes esperamos paguen el precio debido, y deberíamos soñar, soñar como ese hombre moreno que alguna vez soñó un sueño y dijo:

Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las  dificultades del momento, yo aún tengo un sueño… Martin Luther King, Jr.1 Y ya saben hasta donde nos ha llevado ese sueño; y que dificultades… los invito a soñar …. Un abrazo, a todos

Marcelo Robles Castillo Dr.Ing (C) U.Chile Departamento de Ciencias de la Construcción Facultad de Ciencias de la Construcción Y Ordenamiento Territorial. Universidad Tecnológica Metropolitana. ***********************************

1

Ver completo el discurso en: http://buscabiografias.com/discurso.htm

Falta de Rigurosidad  

Respuesta a planteo Prof. Ávila.