Page 1

Adam Smith: Libertad de Comercio Las preocupaciones de Smith en relación con el comercio exterior se encuentran a lo largo de su obra. Discute la tesis de los mercantilistas en la medida que estos privilegiaban la acumulación de oro y plata. Esta, que tuvo significación en su momento, había dejado de ser lo más relevante por la Inglaterra del siglo XVIII. Revela entonces, el valor del comercio en relación con la colocación de los excedentes de la producción local. Esto es, de aquella producción que no tiene demanda interna, por lo que necesariamente tendría que exportarse. De lo contrario, esta producción que más bien es teórica o potencial, no podría realizarse efectivamente, limitándose así al progreso. Cabe notar que en el esquema teórico de Smith el progreso se asocia a la profundización de la división del trabajo. En sus términos, Smith señala que a través del comercio internacional, los límites estrechos del mercado interior no impedirían que la división del trabajo sea llevada al más alto punto de perfeccionamiento. En virtud de estas consideraciones, y no a la inversa, Smith es partidario de la libertad de comercio. De allí que discuta con vigor la aplicación de aranceles que traben el libre comercio entre las naciones. De allí que se pronuncie en contra de las primas a la exportación y de todo aquello que limite o distorsione el intercambio. El "laisser-passer" (dejar pasar) es pues la fórmula que se ajusta a la urgencia de exportar para hacer progresar la división del trabajo. Valor de Uso y Valor de Cambio Desarrollando la teoría del valor esbozada por Adam Smith, Ricardo divide los bienes en dos categorías: los reproducibles y los no reproducibles. Para los primeros —la gran mayoría—, el precio depende directamente del costo de producción. Para los segundos (productos de gran lujo, obras de arte, objetos preciosos), lo que decide es la demanda. Ricardo distingue el valor de uso —que depende menos de las cosas en sí mismas que del uso que de ellas hacemos— del valor de cambio. El primero no puede servir para medir el valor en general, ya que varía de un individuo a otro. Para la mayor parte de los bienes (es decir, los que son reproducibles), el valor aparece en el intercambio de bienes comparables a través de su precio de costo en idénticas condiciones de producción. Éste es determinado, principalmente, por el trabajo. De una teoría subjetiva del valor(el concepto de utilidad), se pasa a una teoría objetiva (el precio del trabajo), expresado en la fórmula: "Una cosa no vale por lo que cuesta, sino que cuesta en virtud de su valor". ¿Cómo dividía la producción y el trabajo Adam Smith? Para Smith el objetivo mismo de la economía era el conocer las leyes que determinaban la riqueza de las naciones, y en ese esfuerzo defendió las tesis del laisses faire- laissez passer con las cuales según él se alcanzaría una mayor productividad y una mayor eficiencia de la economía, ya que los recursos se destinarían a los sectores que presentaran más atractivos para los productores de


esta manera la producción de una economía estaría determinada por los requerimientos del mercado, así mismo señaló que la optimización de la productividad de una empresa estaba en relación con el correcto engranaje de los procesos de especialización de la mano de obra. Comercio Exterior Desde tiempos de Adam Smith y David Ricardo, el estudio del comercio exterior ha formado parte del cuerpo teórico de la economía. Aún y cuando el entorno económico, político y social en los que surgen los estudios de la corriente clásica es muy diferente a la realidad de nuestros días, el análisis del planteamiento clásico constituye el fundamento para la comprensión de la teoría y la lógica de los posteriores desarrollos de la teoría del comercio internacional. Dada esta perspectiva, el objetivo de este trabajo es analizar los fundamentos de la teoría clásica del comercio internacional y definir como se establece el patrón de especialización de los países bajo la óptica de Adam Smith, David Ricardo y John Stuart Mill. Adam Smith y las ventajas absolutas: Adam Smith señaló las limitaciones de las restricciones de tipo mercantilista y sentó las bases del argumento a favor del libre comercio al demostrar que el comercio entre países permite a cada uno aumentar su riqueza aprovechando el principio de la división del trabajo. La idea inicial es que para que exista comercio entre dos países uno de ellos debe tener una ventaja absoluta en la producción de alguno de los bienes que se comercian. Es decir, que si un país puede producir una unidad de algún bien con una menor cantidad de trabajo que la usada por el otro país para producir el mismo bien, entonces el primero tiene una ventaja absoluta. De acuerdo con esta perspectiva, los beneficios del comercio están basados en el principio de la ventaja absoluta, bajo el siguiente argumento: un país puede ser más eficiente que otro en la producción de algunos bienes y menos eficiente en la producción de otros e, independientemente de las causas de las ineficiencias, ambos se pueden beneficiar del intercambio si cada país se especializa en la producción del bien que produce con mayor eficiencia que el otro. Funciones Fundamentales del Estado según Smith: El papel del estado: sin embargo Smith reconoce tres deberes importantes del Estado: • La defensa contra la agresión extranjera • El establecimiento de una buena administración de justicia.


• Sostener obras e instituciones públicas que no serían sostenidas por ningún individuo por falta de ganancia adecuada, con lo cual se entiende: construcción de carreteras y canales, puentes y puertos, etc.

David Ricardo (1772-1823) Su trayectoria fue diferente y posterior a la de Smith. Fue agente de bolsa, comerciante y parlamentario. Su obra más importante fue "Principios de Economía Política y Tributación"(1817). . Teoría del Valor: Ricardo hace una distinción importante entre trabajo presente y trabajo acumulado, que consiste en la suma del trabajo pasado incorporado en los instrumentos de trabajo; para él, ambos conceptos en conjunto crean el valor del producto realizado por ellos. Ese trabajo o valor acumulado puede pertenecer o no al

trabajador; si pertenece al capitalista, situación que se da en tiempos

actuales, el producto se divide en dos partes: los salarios, retribuyendo el trabajo presente

y las utilidades del capitalista como retribución del trabajo pasado

acumulado, que es el capital físico de las máquinas.

Comercio Internacional: Ricardo fue el

teórico del comercio universal. Los distintos países tienen

diferentes ventajas comparativas, esto es, diferentes valores (calculados en horas de trabajo) de los productos de acuerdo a determinadas circunstancias como el clima, etc.; y de lo que se deduce, por lo tanto, que les es más


conveniente especializarse en función de dichas ventajas. Lo que significará que será beneficioso para cada país especializarse en la producción de aquel para la cual posea ventaja comparativa con relación a otro país. Ricardo estudia principalmente las ganancias del comercio y los factores que determinan la dirección o especialización del comercio internacional. Formula la Teoría de las ventajas comparativas, y muestra que aunque un país produzca dos tipos de bienes (pan y vino), a precios menores en términos absolutos que el resto del mundo, se puede beneficiar con el comercio internacional si los precios relativos de los bienes difieren entre países antes de que se establezca el comercio (autarquía) y cada país exportara el bien cuyo costo de producción relativo al otro bien, o comparativo, es menor que en el otro país. Ricardo pensaba que aunque un país pudiera producir a precios más baratos en términos absolutos, los precios relativos serían diferentes en autarquía por las diferencias en los costos reales de producción entre países. El teorema ricardiano del comercio internacional afirma que el país exportará aquel bien en el que la productividad del trabajo, en términos relativos al otro bien, sea mayor que la del otro país. Es decir, que las diferencias en las tecnologías (la cantidad de trabajo incorporado en el bien producido) entre países causan las diferencias en los precios relativos y por lo tanto son el determinante de la dirección del comercio. Ésta, está determinada exclusivamente por las condiciones de la oferta de producción, mientras que la demanda no juega un papel importante.


David Ricardo basa su análisis del valor de una mercancía a partir del trabajo de Adam Smith, aclarando de alguna manera lo expuesto por este último. Smith consideraba como patrón de medición al oro, tanto por su divisibilidad como por la poca fluctuación de su precio en el mercado, mientras que David Ricardo considera que no puede ser el oro el patrón de medición, sino únicamente el trabajo. Como bien lo menciona en el siguiente párrafo: “El valor de cambio de los bienes producidos seria proporcional al trabajo empleado en su producción: no solo en su producción inmediata, sino en todos aquellos implementos o máquinas requeridos para llevar a cabo el trabajo particular al que fueron aplicados” (David Ricardo, 1973: 19). Es decir, si existe alguna variación en la producción de un bien, el precio natural, que es el trabajo necesario para su producción se mantendrá inalterado, mientras que el precio de mercado puede sufrir alguna alteración. Siendo la competencia de los productores el medio por la cual se ajusta el valor de cambio en el mercado, los capitalistas se moverán hacia donde las utilidades sean más altas, y por lo tanto, este aumento en el número de productores tenderá a reducir el precio de ese bien, lo que permitirá que los precios se ajusten a su precio natural. Para el autor, no solamente el mercado interno tiene que ver con las ventajas absolutas de un país al producir un bien, sino que introduce la especialización como elemento importante para determinar el valor de una mercancía en un mercado externo, expresada por la productividad del trabajo, no obstante deja indeterminados los precios. Centrando su investigación en el lado de la oferta, y dejando de lado la demanda, supone que los beneficios obtenidos al intercambiar un bien en un mercado externo será igualitaria para los dos concursantes. Es necesario aclarar que David Ricardo considera a la competencia del mismo modo que Adam Smith, sin embargo la aportación que hace David Ricardo y que nos interesa para el presente trabajo son las ventajas comparativas de una región o una nación. Éstas se refieren a la abundante dotación de los factores de producción, como son tierra, trabajo y capital que tiene un país para producir un bien a menor costo, hecho que lo hace tener una ventaja en comparación con el otro en el comercio exterior. Ricardo destacó la importancia que tiene el comercio exterior y la competencia que se deriva de la misma en la economía de los países; y cómo a través de la competencia de los productores, tanto dentro como fuera de un país, se regulan los precios de mercado en beneficio de toda la sociedad.

Los dos representantes principales del pensamiento clásico fueron los ingleses Adam Smith (1723-90) y David Ricardo (1772-1823), ellos representan el auge de capitalismo industrial inglés en su primera etapa dinámica, frente a los elementos sobrevivientes del mundo feudal y del mercantilismo.

El Aporte de David Ricardo a la Teoría del Valor, Valor del Trabajo. Adam Smith y su obra titulada “Sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones”, fue tenida en cuenta por David Ricardo para fundamentar su teoría, esto lo llevó a contradecir algunas ideas de Smith. Así se ve reflejado en su publicación “Principios de economía política y tributación”, en esta obra toma temas tan importantes como el valor, la renta, las utilidades, el comercio exterior, la riqueza y, quizás lo más significativo para la formulación de su teoría del valor, los precios naturales y de mercado. En estos aspectos estará orientado el escrito que se presenta a continuación. David Ricardo, como ya se mencionó, dio cierta importancia al tema del valor afirmando que únicamente era determinado por la cantidad de trabajo empleada para realizar un producto y que este se podía definir como valor comparativo y valor relativo; el valor comparativo es teniendo en cuenta el trabajo y el esfuerzo para realizar los productos, mientras que el valor relativo se efectúa teniendo en cuenta la cantidad de bienes producidos en determinado tiempo. Estima Ricardo que el capital se puede diferenciar entre


capital fijo (inversión perdurable) y el capital circulante (que es más perecedero y difícil de recuperar). En cuanto a las utilidades plantea que son inversamente proporcionales a los salarios, y por este motivo, la única razón por la cual aumentan las utilidades es una reducción en los salarios de los trabajadores. Esto último puede alterar el valor relativo si en esta actividad es mayor la proporción de capital circulante. En el capitulo segundo, Ricardo plantea que la renta no es sino una compensación por el uso de las cualidades del suelo y que puede emplearse en una pequeña porción a mejorar la calidad de estas tierras. Dice además que se cobra compensación porque la tierra es de carácter limitado y de gran variedad de cualidades. Pese a lo ya mencionado Ricardo a diferencia de Smith, dice que la calidad de la tierra no hace variar el precio del bien, pues esta se produce por un aumento de precios y no aumenta estos por consecuencia de una renta. El cultivo de la tierra menos fértil hace que se aumente el valor comparativo con relación a la tierra más fértil, pues es necesario un mayor esfuerzo para producir. Luego, Ricardo afirma que el precio natural se basa solamente en la cantidad de trabajo y no, en el salario, el beneficio y la renta. En cuanto al precio de mercado señala que se regula teniendo en cuenta la oferta y la demanda, es decir, que los intereses de los empresarios que buscan la actividad que les genere mayor beneficio, esto los lleva a igualar la tasa de utilidad y hace que un sector se mantenga poco tiempo por encima o por debajo de los precios naturales. Además explica cómo las diferencias de precios crean un capital acumulable que se puede emplear para aumentar la producción. Respecto al comercio exterior, comparte la idea de Smith al afirmar que es importante para aumentar la cantidad de bienes. A este concepto Ricardo adiciona que a pesar de esto no se incrementa el valor, pues la cantidad de trabajo utilizada para producir los bienes no aumenta; partiendo de esto, plantea que si la cantidad de trabajo para producir un bien es mayor a la de un país extranjero se debería importar este y la mano de obra nacional que se dedicaba a esta actividad puede utilizarse para la fabricación de un producto que sea de menor valor. Adicionalmente afirma que las utilidades aumentan solamente si se importan artículos de primera necesidad y así se reducirían las necesidades del trabajador y de igual forma, el valor de producción. En el capítulo XX Ricardo explica la riqueza como la cantidad de bienes que se pueden adquirir, sin embargo, este aumento de productos no quiere decir que se aumente el valor, pues el esfuerzo es el mismo.


Adam smith y david ricardo  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you