Page 1

 

Tatiana  Muñoz  Romeo      

 


ÍNDICE   HUMANISMO  

3  

HUMANISTAS   Humanistas  ateos   LUDWIG  FEUERBACH   SIGMON  FREUD   FRIEDICH  NIEZTSCHE   ALBERT  CAMUS   KARL  MARX   Humanistas  cristianos   EMMANUEL  MOUNIER   JAQUES  MARITAIN   JEAN-­‐PIERRE  CHANGUEUX   HUMANISMO  SIGLO  XXI  

4   4   4   5   7   8   9   12   12   14   16   17  

Características  generales:  

18  

Principios:    

18  

                             


HUMANISMO  

  El  humanismo  es  el  movimiento  que  surge  en  Italia  en  los  siglos  xv  y  xvi  como  movimiento   que  estudia  la  antigüedad  clásica  de  Grecia  y  Roma.  Este  estudio  lleva  a  una  comprensión   más  profunda  de  la  realidad  del  hombre  y  mujer.     El  principio  básico  del  humanismo:   v El  hombre  como  medida  de  todas  las  cosas.       Dios  estaba  en  el  centro  del  pensamiento.  Esta  orientación  toma  tintes  antirreligiosos  e   incluso  de  ateísmo.     Las  consecuencias    de  que  el  hombre  es  el  centro  de  todo  lleva  a  que  la  existencia  o   presencia  de  dios  no  sea  necesaria,  e  incluso  en  algunos  casos  sea  necesaria  la  muerte  de   dios,  como  opinaba  Nietzsche.  Esta  visión  lleva  acompañada  también  una  serie  de   consecuencias  y  una  respuesta  por  parte  de  la  religión.   Las  figuras  más  importantes  en  el  humanismo  son  las  de  Ludwig  Feuerbach,  Sigmund   Freud,  Friedrich  Nietzsche,  Albert  Camus  o  Emmanuel  Mounier  y  Karl  Marx.     El  humanismo  surgió  en  las  ciudades  italianas,  donde  se  formó  un  importante  grupo  de   hombres  de  letras  que  participaron  activamente  en  la  sociedad.   Los  humanistas  eran  intelectuales,  eruditos  de  formación  universitaria,  que  comenzaron  a   resucitar  obras  filosóficas,  históricas  o  literarias  de  la  antigüedad  grecorromana.  Sus  ideas   se  vinculaban  con  las  aspiraciones  de  los  sectores  burgueses,  que  adquirieron  mayor   poder  en  la  sociedad.  Humanistas  y  burgueses  coincidieron  en  el  intento  de  crear  una   cultura  laica,  diferente  de  la  medieval  tradicional.   Buscaron  en  los  pensadores  de  la  antigüedad,  como  Platón  y  Aristóteles,  el  punto  de  apoyo   para  sus  ideas.  Pretendieron  que  el  conocimiento  le  diera  al  hombre  mayores   posibilidades  de  felicidad  y  libertad.   Los  eruditos  y  maestros  de  los  siglos  XV  a  XVII  se  interesaron  en  las  humanidades,  es   decir,  en  todas  aquellas  disciplinas  que  servían  para  desarrollar  los  más  altos  valores  del   hombre  cabal,  libre  y  progresista.  


HUMANISTAS  

 

Humanistas  ateos          

LUDWIG  FEUERBACH    

Biografía     Nacido  el  28  de  julio  de  1804  en  Landshut.     Fue  educado  y  estudió  Teología  en  Berlín  y  en   Erlangen,  asistió  como  alumno  a  las  clases  del  filósofo   alemán  Georg  Wilhelm  Friedrich  Hegel,  de  cuyo   idealismo  filosófico  renegó  más  adelante.  La   trayectoria  de  Feuerbach  es  la  de  un  hegeliano  no   ortodoxo  que  marcha  hacia  el  materialismo;   trayectoria  que,  al  llegar  a  una  determinada  fase,   supone  una  ruptura  total  con  el  sistema  idealista  de   su  predecesor.     Se  le  considerada  el  padre  intelectual  del  humanismo  ateo,  el  denominado  ateísmo   antropológico,  en  el  que  la  inmortalidad  es  una  creación  humana  y  constituye  la  base  de  la   antropología  de  la  religión.  Su  obra  clave  fue  The  Essence  of  Christianity  (La  esencia  del   cristianismo,  1841).  Esta  obra  pulverizó  de  golpe  la  contradicción,  restaurando  de  nuevo   en  el  trono,  sin  más  ambages,  el  materialismo.  La  naturaleza  existe  independientemente   de  toda  filosofía;  es  la  base  sobre  la  que  crecieron  y  se  desarrollaron  los  hombres,  que  son   también,  de  suyo,  productos  naturales;  fuera  de  la  naturaleza  y  de  los  hombres,  no  existe   nada,  y  los  seres  superiores  que  nuestra  imaginación  religiosa  ha  forjado  no  son  más  que   otros  tantos  reflejos  fantásticos  de  nuestro  propio  ser.     Expone  que  la  existencia  de  la  religión  sólo  es  justificable  por  que  cubre  una  necesidad   psicológica;  la  preocupación  esencial  de  la  persona  guarda  relación  con  uno  mismo  y  el   culto  a  Dios  no  consiste  más  que  en  la  idealización  de  uno  mismo.  Feuerbach  dice  que  el   pueblo  y  sus  necesidades  materiales  deben  ser  el  fundamento  de  la  teoría  social  y  política.   Los  individuos  y  sus  mentes,  son  el  resultado  de  su  entorno;  la  conciencia  de  una  persona   se  forma  con  la  interacción  de  sus  órganos  sensoriales  y  el  mundo  externo.     Ludwig  Feuerbach  falleció  el  13  de  septiembre  de  1872  en  Rechenberg,  Alemania.      

 


Ideas  principales     Ludwig  Feuerbach  afirma  que  el    único  objeto  de  realidad  es  el  hombre.  y  Dios  es  sólo  el   ideal  de  un  pueblo,  no  es  una  realidad.   Por  eso  nos  engañamos  al  atribuir  a  dios  la  bondad,  perfección,  infinitud  etc  que  son  los  las   cualidades  que  se  le  atribuyen  al  hombre  no  a  un  Dios.   La  idea  de  que  Dios  es  el  espejo  en  el  que  el  hombre  se  refleja  es  muy  típica  de  Ludwig   porque  nos  está  diciendo  que  todas  las  cualidades  que  se  suponen  que  son  de  Dios  y  se  las   atribuimos  a  él,  son  nuestras.   Por  eso  Ludwig  dice  que  hay  que  acabar  con  la  religión  porque  aliena  al  hombre.    

Crítica     En  mi  opinión,  yo  creo  que  Dios  no  existe  porque  el  hombre  lo  diga  sino  porque  estaba  ahí   antes  que  nosotros  y  no  está  demostrado  que  el  hombre  sea  más  feliz  sin  fe,  porque  habrá   personas  que  sean  más  felices  con  ella.      

SIGMON  FREUD    

Biografía     Sigmund  Freud  nació  en  Moravia  en  1856,  y  fue   estudiante  de  la  escuela  de  medicina  en  la   Universidad  de  Vienna  por  ocho  años  (1873  –   1881).     Su  interés  en  la  neurología  lo  hizo  especializarse  en   el  tratamiento  de  desórdenes  mentales  y  nerviosos.   Fue  discípulo  en  el  área  de  hipnosis,  del  psiquiatra   francés  Jean  Martin  Charcot  por  un  año   aproximadamente.     El  trató  a  sus  pacientes  con  hipnosis  y  por   alrededor  de  cuarenta  años  se  dedicó  a  estudiar  la   mente  inconsciente  desarrollando  su  teoría  sobre   de  la  personalidad.    


Sigmund  Freud  se  hizo  famoso  en  el  campo  de  la  psicología  por  practicar  el  psicoanálisis   con  sus  pacientes  con  mucho  éxito.   Freud  es  el  autor  de  las  etapas  psicosexuales  en  el  individuo  y  estudió  profundamente  la   mente  humana,  interpretó  los  sueños  y  ahondó  en  sus  estudios  en  el  consciente,   subconsciente  y  el  inconsciente.     La  teoría  de  Freud  del  desarrollo  de  nuestra  personalidad  está  centradas  en  los  efectos  del   placer  sexual  que  experimentamos  los  seres  humanos.     Las  áreas  de  nuestro  cuerpo  tales  como  la  boca,  el  ano  y  las  zonas  genitales  afectan   nuestro  carácter  y  personalidad  en  algún  punto  de  nuestras  vidas.     Freud  murió  en  1839  y  hoy  es  mundialmente  conocido  como  el  padre  del  psicoanálisis.     Su  teoría  sobre  las  etapas  psicosexuales  del  ser  humano  ha  sido  de  inspiración  a  muchos   otros  teoristas  que  vinieron  después  de  Freud,  entre  ellos,  Jean  Piaget,  Erickson  y  B.F.   Skinner.      

Ideas  principales     La  estructura  de  la  persona  tiene  3  niveles:     v El  yo  o  principio  de  la  realidad;   v El  ello  que  se  manifiesta  en  las  tendencias  o  el  instinto  (placer/agresividad)     v El  súper  yo  o  el  principio  del  deber  y  la  conciencia   Freud  también  afirma  que  la  religión  nos  infantiliza,  es  una  ilusión,  un  narcótico  que   adormece.  La  oración  calma  la  ansiedad  pero  no  nos  proporciona  nada  más.  La  realidad   frustra  los  deseos  de  trascendencia  y  hay  que  desenmascarar  falsas  imágenes  de  Dios.    

Crítica:   Yo  creo  que  la  religión  no  infantiliza  si  no  que  al  estar  basada  en  el  amor  entre  todos  como   hermanos,  nos  hace  sentir  bien  y  Dios  es  independiente  a  nuestros  deseos.    

         


FRIEDICH  NIEZTSCHE    

Biografía:       Friedrich  Wilhelm  Nietzsche    (Röcken,  cerca  de  Lützen,  15  de  octubre  de  1844  –  Weimar,   25  de  agosto  de  1900)  fue  un  filósofo,  poeta  y  filólogo  alemán,  considerado  uno  de  los   pensadores  modernos  más  influyentes  del  siglo  XIX.       Realizó  una  crítica  exhaustiva  de  la  cultura,  religión  y   filosofía  occidental,  mediante  la  deconstrucción  de   los  conceptos  que  las  integran  basada  en  el  análisis   de  las  actitudes  morales  (positivas  y  negativas)  hacia   la  vida.  Este  trabajo  afectó  profundamente   generaciones  posteriores  de  teólogos,  filósofos,   psicólogos,  poetas,  novelistas  y  dramaturgos.     Meditó  sobre  las  consecuencias  del  triunfo  del   secularismo  de  la  Ilustración,  expresada  en  su   observación  de  que  «Dios  ha  muerto»  en  una  manera   que  determinó  la  agenda  de  muchos  de  los   intelectuales  más  célebres  después  de  su  muerte.     Nietzsche  recibió  amplio  reconocimiento    como  una   figura  significativa  en  la  filosofía  moderna.  Su  influencia  fue  particularmente  notoria  en  los   filósofos  existencialistas,  fenomenológicos,  posestructuralistas  y  postmodernos.  Es   considerado  uno  de  los  tres  «Maestros  de  la  sospecha»  (según  la  conocida  expresión  de   Paul  Ricoeur),  junto  a  Karl  Marx  y  Sigmund  Freud.        

Ideas  principales:     Freud  decía  que  la  realidad  nos  deja  insatisfechos  porque  existe  el    sufrimiento,  dolor,   enfermedad,  muerte  y  nuestra  debilidad  nos  incapacita  para  soportarla.  Y  tenemos   resentimiento  ante  el  mundo  que  vemos  y  nos  condiciona  porque  todo  lo  que  vemos  y   experimentamos  a  lo  largo  de  la  vida  no  es  bueno.  Y  ante  eso,  la  moral  cristiana  no  puede   consolarnos  y  no  nos  sirve,  entonces  si  la  religión  no  nos  puede  consolar,  tiene  que  acabar.   Defiende  la  muerte  de  dios  porque  aliena  y  refuerza  la  debilidad  humana.  Sin  dios  no   queda  nada  =  nihilismo,  sólo  existe  el  “superhombre”        


Crítica:   Yo  creo  que  aunque  veamos  cosas  duras  con  el  amor  y  el  afrontar  que  la  vida  es  así  no   pasa  nada.  La  debilidad  no  puede  decidir  por  nosotros  si  no  que  tenemos  que  parar   nuestra  debilidad  y  afrontar  las  cosas  como  son,  la  realidad.   El  superhombre  sin  moral  llegaría  al  individualismo  y  a  imponer  su  voluntad.    

 

ALBERT  CAMUS    

Biografía:       (Mondovi,  Argelia,  1913  -­‐  Villeblerin,  Francia,   1960)  Novelista,  dramaturgo  y  ensayista  francés.   Nacido  en  el  seno  de  una  modesta  familia  de   emigrantes  franceses,  su  infancia  y  gran  parte  de  su   juventud  transcurrieron  en  Argelia.  Inteligente  y   disciplinado,  empezó  estudios  de  filosofía  en  la   Universidad  de  Argel,  que  no  pudo  concluir  debido   a  que  enfermó  de  tuberculosis.   Empezó  a  ser  conocido  en  1942,  cuando  se   publicaron  su  novela  corta  El  extranjero,   ambientada  en  Argelia,  y  el  ensayo  El  mito  de  Sísifo,  obras  que  se  complementan  y  que   reflejan  la  influencia  que  sobre  él  tuvo  el  existencialismo.  Tal  influjo  se  materializa  en  una   visión  del  destino  humano  como  absurdo,  y  su  mejor  exponente  quizá  sea  el  «extranjero»   de  su  novela,  incapaz  de  participar  en  las  pasiones  de  los  hombres  y  que  vive  incluso  su   propia  desgracia  desde  una  indiferencia  absoluta,  la  misma,  según  Camus,  que  marca  la   naturaleza  y  el  mundo.   Sin  embargo,  durante  la  Segunda  Guerra  Mundial  se  implicó  en  los  acontecimientos  del   momento:  militó  en  la  Resistencia  y  fue  uno  de  los  fundadores  del  periódico  clandestino   Combat,  y  de  1945  a  1947,  su  director  y  editorialista.  Sus  primeras  obras  de  teatro,  El   malentendido  y  Calígula,  prolongan  esta  línea  de  pensamiento  que  tanto  debe  al   existencialismo,  mientras  los  problemas  que  había  planteado  la  guerra  le  inspiraron   Cartas  a  un  amigo  alemán.   Su  novela  La  peste  (1947)  supone  un  cierto  cambio  en  su  pensamiento:  la  idea  de  la   solidaridad  y  la  capacidad  de  resistencia  humana  frente  a  la  tragedia  de  vivir  se  impone  a   la  noción  del  absurdo.  La  peste  es  a  la  vez  una  obra  realista  y  alegórica,  una  reconstrucción   mítica  de  los  sentimientos  del  hombre  europeo  de  la  posguerra,  de  sus  terrores  más   agobiantes.  El  autor  precisó  su  nueva  perspectiva  en  otros  escritos,  como  el  ensayo  El   hombre  en  rebeldía  (1951)  y  en  relatos  breves  como  La  caída  y  El  exilio  y  el  reino,  obras   en  que  orientó  su  moral  de  la  rebeldía  hacia  un  ideal  que  salvara  los  más  altos  valores  


morales  y  espirituales,  cuya  necesidad  le  parece  tanto  más  evidente  cuanto  mayor  es  su   convicción  del  absurdo  del  mundo.   Si  la  concepción  del  mundo  lo  emparenta  con  el  existencialismo  de  Jean-­‐Paul  Sartre  y  su   definición  del  hombre  como  «pasión  inútil»,  las  relaciones  entre  ambos  estuvieron   marcadas  por  una  agria  polémica.  Mientras  Sartre  lo  acusaba  de  independencia  de  criterio,   de  esterilidad  y  de  ineficacia,  Camus  tachaba  de  inmoral  la  vinculación  política  de  aquél   con  el  comunismo.   Galardonado  en  1957  con  el  Premio  Nobel  de  Literatura,  falleció  en  un  accidente  de   automóvil.    

Ideas  principales:     Albert  Camus  dice  que  la  religión  no  da  respuesta  válida  al  dolor,  a  la  muerte  de  los   inocentes,  al  absurdo  de  la  existencia  para  muchos  y  por  eso  hay  que  rebelarse  contra  él.   Dice  que  si  Dios  permite  eso,  no  es  justo.   Las  experiencias  desgarradoras  vividas  durante  la  2ª  Guerra  Mundial  llevan  a   experimentar  lo  absurdo  del  dolor  y  de  la  existencia  humana.    

Crítica:   Nadie  quiere  el  dolor  ni  el  sufrimiento  pero  a  través  de  la  fe  podemos  encontrarle  un  poco   de  sentido  y  eso  no  significa  que  Dios  quiera  que  suframos.  Dios  nos  ha  hecho  libres  y   desde  la  fe  el  hombre  puede  solidarizarse  con  el  que  sufre,  como  hizo  Jesús  

    KARL  MARX    

Biografía:     Nació  el  5  de  mayo  de  1818  en  Tréveris   (Alemania).     Fue  el  segundo  de  los  ocho  hijos  de  un   abogado  judío  liberal,  que  se  convirtió  al   protestantismo  con  toda  la  familia.     Cursó  estudios  en  el  gimnasio  jesuita  de   Trier  y  posteriormente  en  las  universidades   de  Bonn,  Berlín  y  Jena.    


En  el  año  1842  se  publicó  un  artículo  suyo  en  la  Rheinische  Zeitung  de  Colonia,   convirtiéndose  tiempo  después  en  jefe  de  redacción.  Tuvo  problemas  con  las  autoridades   por  las  críticas  que  realizó  sobre  las  condiciones  sociales  y  políticas,  en  sus  artículos   periodísticos  y  fue  obligado  a  dejar  su  puesto  en  el  rotativo  en  1843.     Se  casa  con  Jenny  von  Westphalen  en  1844  hermana  del  ministro  de  Interior  prusiano,  con   la  que  estaba  comprometido  desde  estudiante.  Contrajeron  matrimonio  tras  la  muerte  de   los  padres  de  ella,  que  se  oponían  a  la  relación.  Tuvieron  6  hijos,  en  1849  esperaban  ya  el   cuarto,  en  1855  ya  habían  fallecido  tres.  Eleonora  Marx  formó  parte  del  movimiento   feminista  y  Laura  Marx,  se  casó  con  el  dirigente  socialista  francés  Paul  Lafargue,  y  se   suicidó  con  él  en  1911.     Se  traslada  a  París  de  donde  es  expulsado  y  se  establece  en  Bruselas  donde  traba  una   amistad  que  dura  toda  la  vida  con  Federico  Engels.  Intercambiaron  pensamientos  y   opiniones,  llegando  a  la  conclusión  de  que  ambos  tenían  la  misma  concepción  sobre  la   naturaleza  de  los  problemas  revolucionarios.  Trabajaron  juntos  en  el  análisis  de  los   principios  teóricos  del  comunismo  y  en  la  organización  de  un  movimiento  internacional  de   trabajadores  dedicado  a  la  difusión  de  aquéllos.  Escriben  La  Sagrada  Familia  (1845)  y  La   Ideología  Alemana  (1845-­‐1846)  contra  Feuerbach  y  los  hegelianos  de  izquierda  por   idealistas.     Organiza  y  dirige  una  red  de  grupos  llamados  Comités  de  Correspondencia  Comunista,   establecidos  en  varias  ciudades  europeas.  Dos  años  después,  Marx  y  Engels  recibieron  el   encargo  de  elaborar  una  declaración  de  principios  que  sirviera  para  unificar  todas  estas   asociaciones  e  integrarlas  en  la  Liga  de  los  Justos  (Liga  Comunista),  así  nació  el  Manifiesto   Comunista.     Las  proposiciones  centrales  del  Manifiesto,  aportadas  por  Marx,  constituyen  la  concepción   del  materialismo  histórico,  concepción  formulada  más  adelante  en  la  Crítica  de  la   economía  política  (1859).  En  estas  tesis,  se  presenta  el  sistema  económico  dominante  en   cada  época  histórica,  por  el  cual  se  satisfacen  las  necesidades  vitales  de  los  individuos.   Ésta  determina  la  estructura  social  y  la  superestructura  política  e  intelectual  de  cada   periodo.  Así,  la  historia  de  la  sociedad  es  la  historia  de  las  luchas  entre  los  explotadores  y   los  explotados.       Tras  la  publicación  del  Manifiesto,  estallaron  procesos  revolucionarios  (las  revoluciones   de  1848)  en  Francia,  Alemania  y  el  Imperio  Austriaco  y  fue  expulsado  de  Bélgica.  Regresó   a  París  y  después  a  Renania.  Fundó  y  editó  en  Colonia  una  publicación  comunista,  la  Neue   Rheinische  Zeitung  (Nueva  Gaceta  Renana),  y  colaboró  en  actividades  organizadoras  de   agrupaciones  obreras.  En  1849  fue  arrestado  y  juzgado  bajo  la  acusación  de  incitar  a  la   rebelión  armada.  Fue  absuelto,  pero  le  expulsaron  de  Alemania  y  se  cerró  la  revista.  Algún   tiempo  después  las  autoridades  francesas  también  le  obligaron  a  abandonar  el  país  y  se   trasladó  a  Londres,  donde  permaneció  el  resto  de  sus  días.   Elaboró  varias  obras  que  fueron  constituyendo  la  base  doctrinal  de  la  teoría  comunista,   entre  ellas  se  encuentra  su  ensayo  más  importante,  El  capital  (volumen  1,  1867;  


volúmenes  2  y  3,  editados  por  Engels  y  publicados  a  título  póstumo  en  1885  y  1894,   respectivamente),  un  análisis  histórico  y  detallado  de  la  economía  del  sistema  capitalista,   en  el  que  desarrolló  la  siguiente  teoría:  la  clase  trabajadora  es  explotada  por  la  clase   capitalista  al  apropiarse  ésta  del  'valor  excedente'  (plusvalía)  producido  por  aquélla.  Su   segunda  obra,  La  guerra  civil  en  Francia  (1871),  analizaba  la  experiencia  del  gobierno   revolucionario  francés  (la  Comuna  de  París),  establecida  en  esta  ciudad  durante  la  Guerra   Franco-­‐prusiana.  Interpretó  su  creación  y  existencia  como  una  confirmación  histórica  de   la  necesidad  de  que  los  trabajadores  tomen  el  poder  mediante  una  insurrección  armada  y   destruyan  al  Estado  capitalista.     Desarrolló  la  teoría  en  Crítica  del  programa  de  Gotha  (1875)  en  los  siguientes  términos:   "Entre  los  sistemas  capitalista  y  comunista  se  encuentra  el  periodo  de  transformación   revolucionaria  de  uno  en  otro.  Esta  fase  corresponde  a  un  periodo  de  transición,  cuyo   estado  no  puede  ser  otro  que  la  dictadura  revolucionaria  del  proletariado".  Además   escribió  crónicas  sobre  acontecimientos  sociales  y  políticos  para  periódicos  de  Europa  y   Estados  Unidos,  entre  ellos  varios  artículos  sobre  las  'revoluciones  liberales'  en  España  y   en  la  América  hispana.     Trabajó  como  corresponsal  del  New  York  Tribune  desde  1852  hasta  1861  y  escribió  varios   artículos  para  la  New  American  Cyclopedia.  En  1852  se  disolvió  la  Liga  Comunista  y   contactó  con  cientos  de  revolucionarios  a  fin  de  crear  otra  organización  de  la  misma   ideología.  Sus  esfuerzos  y  los  de  sus  colaboradores  culminaron  en  1864  con  la  fundación   en  Londres  de  la  I  Internacional.  Pronunció  el  discurso  inaugural,  escribió  sus  estatutos  y   posteriormente  dirigió  la  labor  de  su  Consejo  General  (órgano  directivo),  superando  las   críticas  del  grupo  seguidor  de  Mijaíl  Bakunin,  de  carácter  anarquista.  Cuando  se  eliminó  la   Comuna  parisina,  en  la  que  habían  participado  miembros  de  la  I  Internacional,  la   influencia  de  esta  organización  disminuyó  y  recomendó  trasladar  su  sede  a  Estados   Unidos.     En  los  últimos  años  de  su  vida  luchó  contra  las  dolencias  físicas  que  le  impedían  trabajar   en  sus  obras  políticas  y  literarias.  Karl  Marx  falleció  el  14  de  marzo  de  1883  en  Londres,   Reino  Unido.    

Ideas  principales:     Aboga  por  una  sociedad  comunista   Es  el  padre  del  socialismo  científico  (la  realidad  es  una  lucha  constante  entre  clases   sociales  y  esto  genera  cambios  en  la  sociedad.  La  sociedad  bajo  el  socialismo,  será  regida   por  la  clase  obrera;  el  trabajador  es  más  importante  que  el  capitalista  que  lo  explota;  los   intereses  de  los  obreros,  opuestos  a  los  del  capital,  -­‐lucha  de  clases-­‐  acabará  en  el   socialismo),  del  comunismo  moderno  (sociedad  sin  clases  sociales  y  sin  Estado,  basada  en   un  altísimo  nivel  de  civilización),  del  marxismo  (teorías  sobre  la  sociedad,  la  economía  y  la   política;  defiende  las  ideas  de  libertad,  igualdad  y  fraternidad,  como  fruto  de  una  auténtica   democracia)  y  del  materialismo  dialéctico  (la  materia  es  el  sustrato  de  toda  realidad  sea   concreta  o  abstracta  (pensamientos).  Podemos  conocer  el  mundo  en  virtud  de  su   naturaleza  material  )  


Dios,  la  Filosofía  y  el  Estado  constituyen  alienaciones  en  el  pensamiento,  alienaciones   dependientes  de  la  alienación  económica,  considerada  para  Marx  única  enajenación  real.   Marx  defiende  la  idea  de  que  la  alienación  empobrece  al  hombre  sociohistórico  negándole   la  posibilidad  de  modificar  aspectos  de  los  ámbitos  en  los  que  se  ve  involucrado,   provocándole  una  conciencia  falsa  de  su  realidad.  

  CRÍTICA     El  Dios  cristiano  es  el  que  apoya  igualmente  a  los  obreros  y  a  los  empresarios.  Unos  y   otros,  por  ser  personas,  somos  iguales  en  dignidad  y  derechos.  Dios  quiere  que  todos  nos   ayudemos  y  vivamos  como  hermanos.   Dios  no  nos  aliena,  esclavizándonos,  infravalorándonos,  sino  que  lo  que  quiere  es  que  todo   hombre  viva,  y  viva  en  plenitud.  La  realidad,  todo  lo  creado,  procede  de  su  bondad.   La  materia  no  se  puede  emancipar  del  espíritu  que  le  da  vida.  El  Espíritu  no  aliena,  da   plenitud.  Dios  no  es  una  fantasía  de  la  conciencia,  la  falsa  conciencia.      

Humanistas  cristianos      

EMMANUEL  MOUNIER    

Biografía:       (Grenoble,  1905  -­‐  Châtenay-­‐Malabris,  1950)   Filósofo  francés,  impulsor  de  una  corriente  de   pensamiento  cristiano  llamada  personalismo.   Estudió  en  Grenoble  y  en  la  Sorbona,  iniciando  su   actividad  de  erudito  con  un  trabajo  sobre  Charles   Péguy  del  que  entonces  sólo  se  conocía  la  obra  poética  y  cuya  profundidad  y  complejidad   de  pensamiento  puso  de  manifiesto  (La  pensée  de  Charles  Péguy,  París,  1931).  En  1932   renunció  a  la  enseñanza  de  filosofía  en  Saint-­‐Omer  para  marchar  a  París.  Tenía  veintisiete   años  y  con  un  grupo  de  jóvenes  que  experimentaban  su  misma  crisis  dio  vida  en  aquel  año   a  la  revista  Esprit,  en  torno  a  la  cual  se  fue  organizando  más  tarde  el  movimiento  que  ha   quedado  como  una  de  las  más  significativas  expresiones  del  pensamiento  católico   contemporáneo.    


El  catolicismo  de  Mounier  se  encuentra  totalmente  inmerso  en  un  ansia  de  renovación,  y   su  vasta  obra  de  escritor  y  de  animador  se  apoya  en  la  necesidad  de  romper  las  formas   estáticas  en  que  han  ido  cristalizando  la  cultura  y  la  sociedad  burguesas.  La  finalidad  que   se  imponía  ante  una  tentativa  tan  amplia  de  revisión  crítica  era  la  de  un  completo   reexamen  de  la  cultura  contemporánea  acompañado  de  un  "análisis  directo  del   movimiento  de  la  historia".     El  personalismo,  para  Mounier,  no  es  un  sistema  filosófico  ni  una  "máquina  política",  sino   un  modo  de  ver  los  problemas  humanos  y  de  incitar  a  los  hombres  "no  a  defenderse,  sino  a   pensar  y  a  crear".  Pretendía  ser,  en  el  pensamiento  de  Mounier,  una  liberación  de  aquellas   dos  "enajenaciones"  que  él  ve  por  un  lado  en  el  existencialismo  y  por  otro  en  el  marxismo,   y  trataba  de  actuar  no  "en"  la  política,  sino  "sobre"  la  política.   A  la  sociedad  individualista  nacida  (en  oposición  al  espíritu  cristiano)  de  la  moral  de  los   comerciantes  y  financieros  holandeses  y  florentinos  y  que  tiene  su  metafísica  en  el   volterianismo,  contrapuso  una  sociedad  "comunitaria".  En  ella,  una  democracia   organizada  y  total  sustituirá  a  una  democracia  meramente  política  y  colonialista.  En  un   mundo  en  el  que  domina  la  falta  de  escrúpulos  y  la  avidez  de  dinero,  el  espiritualismo  no   debe  ceder  o  atrincherarse  en  la  defensa  de  los  valores  abstractos.   Por  otro  lado,  en  el  marxismo,  al  lado  de  una  tentativa  de  "pensar  en  su  conjunto  la   realidad  humana  y  global",  se  hallan  presentes  motivos  de  "arcaico  materialismo".  Para   Mounier,  las  ideas  nuevas  destinadas  a  crear  un  mundo  libre  sobre  las  ruinas  de  la   sociedad  en  disolución  sólo  se  mueve  hacia  la  izquierda.  Pero  el  marxismo  comete  el  error   de  confundir  lo  "espiritual"  con  lo  "reaccionario"  y  de  dejar  escapar  algunas  dimensiones   (la  interioridad  y  la  trascendencia),  que  son  también  parte  constitutiva  de  la  realidad   humana.   De  1941  a  1944  la  revista  Esprit  fue  suprimida  y  Mounier  llevado  a  la  cárcel  por  el   gobierno  de  Vichy  Mounier  hizo  la  huelga  del  hambre  y  ante  los  jueces  reafirmó  sus   ideales  de  libertad.  En  1944  reanudó  su  publicación  la  revista.  Y  en  el  mismo  año,  nuestro   autor  dio  a  la  luz  L'affrontement  chrétien  y  al  año  siguiente  aparecían  Liberté  sous   conditions  y  Traité  du  caractère.  En  1947  salió  su  volumen  más  conocido:  Qu'est-­‐ce  que  le   personnalisme?  En  1949  y  en  1950  se  publicaron  La  petite  peur  de  XXème  siècle  y  Feu  la   Chrétienté.  

   

Ideas  principales:     Defiende  que  la  persona  es  diferente  al  individuo,  que  cada  persona  somos  diferentes.   Mounier  afirma  que  hay  tres  dimensiones:     v Encarnación(dimensión  descendente)  compromiso  con  el  mundo   v Comunión    (dimensión  horizontal)          desprendimiento  de  sí  mismo    


v Vocación  (dimensión  transcendente)  apertura  más  allá  de  lo  dado       Sólo  el  hombre  como  persona  puede  trascender  en  su  existencia,  descubriendo  el  sentido   de  su  vida:   • • •

La  persona  es  libertad  y  es  original  en  el  mundo.   La  persona  es  un  ser  espiritual  e  independiente.   Nada  ni  nadie  puede  utilizar  a  la  persona  como  instrumento.  La  persona  es  un   absoluto.  Ningún  hombre  por  encima  de  otro  hombre.  

Sólo  quien  vive  la  verdadera  comunicación  con    los  demás,  puede  creer  de  verdad  en  dios.  

 

Crítica:   Tiene  razón  en  lo  que  dice  Mounier  porque  no  tiene  sentido  utilizar,  en  nombre  de  Dios,  a   la  persona  como  si  fuera  un  simple  instrumento  y  tampoco  vivir  la  fe  sin  compromiso   alguno.      

JAQUES  MARITAIN    

Biografía:     Filósofo  francés.  Nació  el  18  de  noviembre  de  1882  en   París.     Cursó  estudios  en  la  Sorbona  y  en  la  Universidad  de   Heidelberg.  Fue  en  la  Soborna  donde  conoció  a  Raissa   Oumançoff,  judía  de  origen  ruso  con  quien  se  casó  el  26   de  noviembre  de  1904.  Se  convirtió  a  la  religión   católica  en  1906.     Trató  los  problemas  filosóficos  teniendo  en  cuenta  la   antropología,  la  sociología  y  la  psicología.  Sus  logros   más  destacados  los  obtuvo  en  epistemología,  donde   analizó  los  diferentes  grados  de  conocimiento  y  sus   interrelaciones,  así  como  en  filosofía  política.     Entre  sus  obras  destacan:  Arte  y  escolástica  (1920),  Los  grados  del  saber  (1932),  Del   régimen  temporal  y  de  la  libertad  (1933),  La  poesía  y  el  arte  (1935),  Cristianismo  y   Democracia  (1943),  De  la  existencia  y  lo  existente  (1947)  y  Filosofía  moral  (1960).     Es  profesor  en  el  Instituto  católico  de  París  de  1914  a  1933,  en  el  Instituto  de  Estudios   Medievales  de  Toronto  (1933-­‐1945)  y  en  la  Universidad  de  Princeton  (1948-­‐1952).  En  


1928  Jacques  Maritain  conoce  a  Emmanuel  Mournier  y  lo  invita  a  participar  en  la  revista   L'Esprit,  órgano  de  difusión  del  personalismo.     En  Canadá,  donde  fue  ministro,  enseñó  desde  1932  en  el  Instituto  de  Estudios  Medievales,   año  en  que  se  separa  formalmente  de  Mournier  al  alejarse  el  personalismo  del  tomismo.   Durante  la  II  Guerra  Mundial  enseñó  en  la  Universidad  de  Princeton  de  1941  a  1942  y  en   la  de  Columbia  (Nueva  York).     De  1945  a  1948  fue  embajador  de  Francia  ante  el  Vaticano.  En  1951  Jacques  Maritain   recibió  la  Aquinas  Medal  de  la  American  Catholic  Philosophical  Association.  Miembro  de  la   Pontificia  Academia  Romana  de  Santo  Tomás  de  Aquino,  cuarta  generación.     En  1960  falleció  su  esposa  y  entra  en  el  convento  de  los  Hermanos  Pequeños  de  Jesús  en   Toulouse,  dedicándose  a  la  vida  contemplativa.  Se  le  otorgó  el  Premio  Nacional  de   Literatura  de  Francia  en  1963.  Hizo  su  profesión  religiosa  en  1971,  siendo  ya  nonagenario.     Jacques  Maritain  falleció  en  Toulouse,  Francia,  el  28  de  abril  de  1973.      

Ideas  principales:     Jaques  defiende  la  relación  entre  filosofía  y  ciencia,  entre  fe  y  razón.  Afirma  que  Dios  jamás   abandona  al  hombre  porque  se    encarnó  en  él  y  asumió  la  condición  humana.   La  espiritualidad  hay  que  vivirla  inserta  en  la  realidad;  integrar  lo  humano  y  lo  divino.   La  historia  no  está  escrita  de  antemano;  las  cosas  pudieron  ocurrir  de  otro  modo,  y  tener   otras  consecuencias.  El  hombre  puede  romper  los  determinismos.   El  ser  humano  es  a  la  ver  individual  y  social.  Toda  persona  tiene  derechos  y  deberes  frente   a  la  sociedad  y  viceversa.   Cada  persona  se  realiza  plenamente  en  colaboración  y/o  “relación”  con  los  demás,   buscando  entre  todos  el  bien  común.   Es  activista  y  defensor  de  la  libertad  y  de  la  democracia.    

Crítica:   Estoy  de  acuerdo  con  las  ideas  de  Maritain  porque  la  historia  no  está  escrita,  sino  que   podemos  cambiar  lo  que  va  a  suceder.  También  estoy  de  acuerdo  en  lo  que  dice  que   tenemos  derechos  y  deberes  ante  la  sociedad  para  que  todo  no  sea  un  caos  y  podamos   convivir  entre  todos.  Y  por  últimos  también  estoy  de  acuerdo  en  que  la  espiritualidad  hay   que  vivirla  desde  la  realidad.      


JEAN-­‐PIERRE  CHANGUEUX      

Biografía     Changeux  nació  en  Domont,  Francia.   Entró  en  el  cole  Normale  Suprieure  en   1955,  donde  obtuvo  una  licenciatura  en   1957  y  una  maestría  en  1958  -­‐  también   recibió  su  agrgation  en  las  ciencias   naturales  el  mismo  año.  Comenzó  su   carrera  científica  durante  sus  años  de   ENS  en  pasantías  de  verano  en  Banyuls-­‐ sur-­‐Mer,  donde  identificó  un  nuevo   género  de  copépodos  parásitos.  Cursó   estudios  de  doctorado  en  el  Instituto   Pasteur  bajo  la  dirección  de  Jacques   Monod  y  François  Jacob,  y  se  doctoró  en   1964  -­‐  Changeux  luego  salió  de  Francia   para  realizar  estudios  posdoctorales   primero  en  la  Universidad  de  California  en  Berkeley  y  luego  en  la  Universidad  de  Columbia   Colegio  de  Médicos  y  Cirujanos,  Nueva  -­‐York.  Regresó  a  Francia  como  atar  a  la  silla  de  la   Biología  Molecular  en  manos  de  Jacques  Monod.  En  1972,  se  convirtió  en  director  de  la   Unidad  de  Neurobiología  Molecular  del  Instituto  Pasteur,  donde  obtuvo  una  plaza  de   profesor  en  1975  -­‐  En  1975,  Changeux  fue  elegido  profesor  de  la  Collge  de  France,   presidente  de  celulares  Comunicaciones,  cargo  que  ocupó  hasta  2006  -­‐  Changeux  es  autor   de  más  de  600  artículos  científicos  y  varios  libros,  técnicos  o  para  el  público  general.     Jean-­‐Pierre  Changeux  es  un  neurólogo  francés  conocido  por  su  investigación  en  varios   campos  de  la  biología,  de  la  estructura  y  función  de  las  proteínas,  para  el  desarrollo   temprano  del  sistema  nervioso  hasta  las  funciones  cognitivas.  A  pesar  de  ser  famoso  en   ciencias  biológicas  para  el  modelo  CMM,  la  identificación  y  purificación  del  receptor   nicotínico  de  la  acetilcolina  y  la  teoría  de  la  epigénesis  por  selección  sinapsis  son  también   logros  científicos  notables.  Changeux  es  conocido  por  el  público  no  científico  por  sus  ideas   sobre  la  conexión  entre  la  mente  y  el  cerebro  físico.  Como  planteó  en  su  libro   Conversaciones  en  la  mente,  la  materia  y  las  matemáticas,  Changeux  apoya  firmemente  la   opinión  de  que  el  sistema  nervioso  está  activo  en  lugar  de  reactivo  y  que  la  interacción  con   el  medio  ambiente,  en  lugar  de  ser  instructivo,  los  resultados  en  la  selección  de  los   preexistentes  representaciones  internas.  

  Ideas  principales:   La  verdad,  el  bien  y  la  belleza  relucen  por  sí  mismas,  en  cualquier  lugar  y  en  todas  las   mentes  


Los  avances  de  la  biología  molecular  ponen  de  manifiesto  que  todo  lo  que  hacemos,   pensamos  y  sentimos  deja  su  huella  en  el  cerebro;  en  el  cerebro  se  juega  el  destino  del   individuo,  su  privacidad,  su  dignidad.  Estamos  pues  abriendo  la  "caja  negra"  del  cerebro   humano   Changeux  basa  su  humanismo  en  tres  pilares  científicos:  la  biología  molecular  que  explica   en  términos  fisicoquímicos  las  funciones  biológicas,  las  neurociencias  cognitivas  y  los   modelos  formales  de  la  conducta  y  del  pensamiento.  Existe  una  interrelación  estrecha   entre  los  tres.   Avance:  no  hace  falta  que  mi  interlocutor  me  responda,  puedo  afirmar  que  me  ha   comprendido  porque  puedo  observar  "desde  afuera"  el  funcionamiento  de  su  cerebro   durante  ese  acto  "íntimo"  de  comprensión.  Podemos  "entrar  en  la  mente"  de  otra  persona   de  manera  objetiva.   Cuando  el  cristiano  recita  el  credo,  no  desarrolla  una  teoría  del  alma  inmortal,  no  habla  del   alma  sino  de  la  vida.  En  esa  oración  reconoce  el  misterio  cotidiano  que  articula  ambas   vidas,  la  perecedera  y  la  perdurable,  y  se  detiene  ante  el  misterio  trascendente  que  remite   al  abismo  de  la  muerte  y  a  la  luz  de  la  resurrección  de  la  carne.  El  misterio  nos  será   develado  cuando  conozcamos  como  somos  conocidos.  No  antes.  

  Crítica:   Es  verdad  que  no  sabemos  donde  la  ciencia  puede  llegar  y  que  nos  tenemos  que  conocer   antes  a  nosotros  mismos  y  como  somos  conocidos  y  a  partir  de  ese  momento  podremos   conocer  el  misterio  de  Dios.    

         

         

HUMANISMO  SIGLO  XXI    


Características  generales:     v Los  deseos  debía  conducir  a  la  emancipación  de  las  mujeres   v  El  humanismo  –  encuentro  de  diferencias  culturales  …  (globalización   digitalización)   v  El  ser  humano  no  hace  la  historia,  la  historia  somos  nosotros   v  Desmiente  que  dios  se  represente  con  aspecto  humano      

Principios:     v 1.El  humanismo  del  siglo  XXI  no  es  un  teomorfismo  (asemeja  al  humano  con  Dios)   v 2.  Busca  la  refundación  permanente  de  la  cultura  a  lo  largo  de  la  historia   v 3.  El  humanismo  es  el  encuentro  de  diferencias  culturales  favorecido  por  la   globalización  y  la  digitalización   v 4.Da  libertad  a  los  deseos,  los  discierne,  acompaña  y  sublima   v 5.  La  liberación  de  los  deseos  debía  conducir  a  la  emancipación  de  las  mujeres   v 6.  No  tengáis  miedo  de  ser  mortales.  Sed  capaces  de  pensar  lo  multiverso  (más  que   en  el  universo)   v 7.  El  humanismo  cuida  y  canaliza  las  innovaciones   v 8.  El  hombre  no  hace  la  historia,  sino  que  la  historia  somos  nosotros   v 9.  El  humanismo  no  cesa  de  prometer,  de  decepcionar  y  de  refundarse   v 10.Osemos  apostar  por  la  renovación  continua  de  las  capacidades  de  los  hombres   y  las  mujeres  para  creer  y  saber  juntos     Ø -­‐Se  ha  pasado  de  un  optimismo  racionalista  que  veía  en  la  historia  un  avance   victorioso  de  la  razón,  a  una  crisis  de  confianza  en  ella,  del  ateísmo  a  la  increencia   o Vivimos  la  pérdida  del  patrimonio  común  de  valores;  el  arte,  se  ha   convertido  "en  un  producto  de  consumo  difundido  por  la  cultura  del   narcisismo".     Ø -­‐"El  hombre  es  el  hecho  primero...  el  hecho  primordial  y  fundamental  de  la   cultura",  "su  único  objeto  y  su  término",  pero  este  sentido  y  consistencia  se  hallará   en  la  medida  en  que  el  hombre  se  encuentre  con  otros  seres  de  su  misma   condición  y  juntos  se  abran  a  Aquel  que  es  la  razón  de  la  existencia.     Ø -­‐Defiende  la  dignidad  humana.  Sólo  el  hombre  que  se  posee  puede  darse,  y  darse   por  amor.  Y  porque  puede  por  sí  mismo  darse,  el  hombre  es  libre.    


Humanismo  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you