Page 1

LAS MUJERES CABEZA DE FAMILIA UNA REALIDAD….. QUE NOS TOCA.

En nuestro País cada vez es más común encontrar mujeres cabeza de familia las separaciones, la violencia, diversas circunstancias o simplemente por decisión se genera esta nueva conformación familiar. Cuando la mujer de separa o es abandonada por su pareja queda a cargo de los hijos entonces ocurre un proceso inicial de impacto en donde la dinámica de la familia cambia y se genera un caos inicial; se vive un proceso de duelo en el que el chock, la rabia y la tristeza se unen en un mar de emociones que se supera de acuerdo al tiempo, el apoyo de las redes, los recursos personales y su propia historia de vida. Este tiempo varía de acuerdo con su capacidad para aceptar su nueva identidad, su contexto socio-cultural, los retos que implica asumir diferentes roles como: mujer, Madre y padre a la vez eso suena bien pero sabemos que los hijos necesitan de la figura paterna para asimilar los valores y el proceso identitario. Para muchas mujeres abordar las demandas interminables acogiendo las rutas de atención legales existentes como Comisarías de familia, Fiscalía e ICBF para determinar la custodia y la cuota alimentaria de los hijos se configuran en una ruta interminable de fracaso y sufrimiento cuando se exige la cuota alimentaría se concilia por cuotas irrisorias que no alcanzan para el sustento y manutención de los hijos. Esto en el mejor de los casos muchas mujeres sufren el abandono total o parcial del padre de sus hijos lo cual le genera a ellas gran dolor y a sus hijos diversos trastornos a nivel psicológico como depresión, trastornos de la alimentación bulimia-anorexia, trastornes del sueño, desadaptación escolar y somatizaciones como migrañas, dolor de cabeza entre otros de acuerdo con su etapa del ciclo vital. De otra parte la madre debe buscar su sustento económico, para responder a las demandas de su núcleo familiar, lo cual que la deja en condiciones de vulnerabilidad social ya que en muchos casos su nivel académico es muy bajo o no existen oportunidades y posibilidades. Otro punto importante es la demanda laboral que no deja que la madre dedique el tiempo suficiente al cuidado de sus hijos y a ella misma lo que genera estrés , culpa y diferentes somatizaciones convirtiéndola en una super Mujer ¡ para poder cumplir con l toda la exigencias de sus multiples roles.


Por lo tanto es importante el apoyo de redes familiares e institucionales y en el mismo trabajo para poder cumplir con las funciones y responsabilidades asignadas. De esta forma pensamos desde una perspectiva sistémica que todo está conectado con todo y que los escenarios familia y trabajo se retroalimentan de manera sinérgica. Necesitamos saber que lo más importante somos nosotros mismas, que debemos cuidar nuestra salud y aprender a dar lo mejor de sí en ambos espacios, aprender a manejar efectivamente el tiempo , poner límites de manera respetuosa cuando las funciones sobrepasen los límites agendar eventos tanto familiares como personales, contar con redes de apoyo , calmarnos un poco buscar actividades que nos ayuden a evitar la fatiga y el cansancio , tales como los pasatiempos, el deporte, el yoga, dormir bien , comer bien y la parte espiritual en resumen agendar nuestra propia felicidad desarollando actividades que nos gusten y nos permitan fluir desarrollándonos como seres humanos de esta manera tener una mejor salud mental que permita desarrollar mejor nuestros recursos y potencialidades para ejercer nuestro rol parental como dice Bowlby(1990) “dar mejores brazos a nuestros hijos” para cumplir con nuestro propósito vital. Por. PS. Tatiana Beatriz Lara Florián Magister en psicología clínica y de Familia Especialista en enfoqué sistémico Especialista en Gerencia en Salud Ocupacional

Articulo para mujeres  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you