__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


NOTA DE TAPA

FOTO: JIMENA DEPRESBITERIS

Orquesta Típica Fernández Fierro

54

BACANAL JUNIO 2012


DESPUES DE DECADAS DE ESTAR AL MARGEN, EL TANGO REGRESO CON UN ESPIRITU JOVEN Y UNA ACTITUD PROPIA DEL ROCK. JUSTO CUANDO EL ROCK DEJO DE TENER ACTITUD. INTERPRETES Y COMPOSITORES JOVENES, LUGARES QUE MARCAN UNA ESCENA SIN ACARTONAMIENTO NI PELUQUINES, UN PUBLICO QUE ARRANCA EN LOS 20 Aテ前S Y TIENE SU EPICENTRO EN LOS TREINTA Y PICO: ESE ES EL COCKTAIL PARA ESTA NUEVA MOVIDA. A ESTE RENACIMIENTO HAY QUE SUMARLE, POR SUPUESTO, EL CRECIMIENTO EXPONENCIAL DE LAS MILONGAS COMO NUEVO ESPACIO DE BAILE CANCHERO. ASI ESTAN LAS COSAS EN LA MODERNIDAD AMANTE DEL VINTAGE. QUIEN LO HUBIERA DICHO. POR MARCELO PAVAZZA

JUNIO 2012 BACANAL

55


La Chicana

C

ae el telón negro, afuera es noche y la oscuridad entra de lleno en el CAFF. El arranque todo vértigo de la Orquesta Típica Fernández Fierro templa corazones dispuestos y no lo hace con guitarras distorsionadas o bajos musculosos. Lo hace a puro tango. Una línea de bandoneones revulsivos puede hacer más que dos violas eléctricas, parecen decir estos muchachos que saben que en lo suyo hay actitud rock pero estirpe tanguera 100 x 100. Un rato antes del show, el cantor de la banda, Walter Chino Laborde, se hace cargo de la importancia que este lugar del barrio del Abasto tiene hoy como uno de los bastiones de difusión del nuevo tango, y también de que la orquesta sea una de las pioneras en eso de disolver las fronteras que desde siempre los espíritus cerriles del género adoraron construir. El público que va a escucharlos es variopinto y heterogéneo, compuesto en su abrumadora mayoría por jóvenes. “¿Si somos una banda cool?” –pregunta el Chino– “Y, sí, lo ves en las reacciones de los que vienen. Y es así porque aquí el tango es fresco, de verdad, le escapa a los estereotipos. Nosotros escribimos y tocamos con un lenguaje nuevo.” Vaya ejemplo el de la Fernández Fierro, modelo de autogestión que ya lleva 13 años montado no

56

BACANAL JUNIO 2012

sólo en una orquesta polentosa y moderna que compone y toca sus propios temas sino también en una radio online que pasa tango del siglo XXI y una sala de conciertos abierta a otras expresiones musicales, que nació de la necesidad de un espacio propio. Pasó del under a ser referente ineludible. cuestion de espacios Más allá, cruzando la avenida Corrientes, se dispersan otros sitios que le hacen la segunda al CAFF en eso de servir de escenario para una movida tanguera que, a esta altura, ya es movimiento. La Catedral del Tango, El Boliche de Roberto o el Sanata Bar son lugares de expresión para artistas cuya bandera es la autogestión y la búsqueda. Y es que hoy el tango late en muchos lados y de maneras bien distintas. Quienes lo hacen no esperan prebendas oficiales y, con el CAFF como ejemplo, generan sus propios espacios, más o menos visibles, más o menos under. Gente que sabe bien que con una declaración de la UNESCO no se come. Así, colectivos artísticos como Tango Contempo o ConCiertos Atorrantes organizan festivales independientes, y cantidad de grupos y solistas, ante el ninguneo de las discográficas –con la honrosa excepción de Acqua Records y Epsa–editan a pulmón sus CD. Mientras tanto, el apoyo gubernamental es

Cucuza Castiello

mínimo, si no inexistente. Lo sabe Julián Peralta, líder de Astillero, que al frente de la Escuela Orlando Goñi (donde también funciona un teatro) es un tenaz agitador de la escena. Allí, más de 150 alumnos constituyen –junto a quienes salen de la Escuela de Música Popular de Avellaneda, el Conservatorio Manuel De Falla o la Orquesta Escuela Emilio Balcarce– el semillero para los nuevos aires del género. Pero nada es excusa para detener la marcha: la pertinacia de sus responsables sostiene sitios como el Centro Cultural Torquato Tasso o el Sanata Bar, que aún con las enormes diferencias que los separan, se complementan. “Por suerte tenemos un público que va de los 25 a los 90 años” dice Hernán Greco, uno de los dueños del Tasso, “y el hecho de que sea así tiene que ver con nuestra manera de encararlo: tratamos de difundir una cultura que nos incluye a nosotros como gente de treinta y pico y a gente de veinte, que por ahí está más identificada con la Buenos Aires actual que con la del 40”, cierra quien durante el año programa tanto a consagrados como a los que todavía no lo son, honrando su barrio de pertenencia, San Telmo, donde también hay un circuito de boliches y milongas. Otro lugar con buena y ecléctica programación es Los 36 billares. El caso del Sanata es distinto. Viejo bar de esquina del Abasto, pletórico de murales y


FOTOS: NICOLAS FOONG PARA FOONG | TOSCANO PHOTOSTUDIO

Los hermanos Butaca

atmósfera barrial, su escenario es lugar de las zapadas de los jueves (dirigidas por el músico Pablo Motta) y de los ConCiertos Atorrantes de los sábados. Uno de los organizadores, el bandoneonista Ramiro Boero (ex El Arranque y actualmente líder del trío Boero-Gallardo-Gómez), lo explica: “Acá hay de todo: proyectos de vanguardia y clásicos. Y todo se valora por igual. Hoy hay una unión de los músicos, y la gran mayoría de las agrupaciones abre el abanico para lograr una cosa colectiva”. Opinión que refrenda el joven periodista Maximiliano Senkiw, responsable junto a Germán Marcos de Fractura Expuesta, un programa de radio que ya lleva 9 años emitiéndose por AM 530, La Voz de las Madres, y es un verdadero órgano difusor del nuevo tango. “Para mí, el Sanata es la base de operaciones artísticas de este movimiento. Ahí las cosas son muy distintas que en las milongas o en las casas de tango for export. Más allá de que es un lugar multigeneracional, convoca otra vivencia del tango, que no tiene que ver con la moral ni el estereotipo. Y desde ahí permite acercarse al género un poco más libremente”, asegura. una genealogia ¿La cosa habrá empezado con Piazzolla, como tantas otras? En los 60, al autor de Adiós Nonino y su Quinteto Nuevo Tango lo iban a escuchar

"¿La cosa habrá empezado con Piazzolla? En los 60, lo escuchaban amantes del jazz, intelectuales, modernos y jóvenes; el ambiente cool de la época" intelectuales, amantes de la música clásica y del jazz, modernos y jóvenes que sentían un lugar de pertenencia que el tango de los 40 ya no les otorgaba. Un ambiente que hoy podría catalogarse, sin esfuerzo, como de gente cool. Pasó medio siglo de aquello. Y durante buena parte de esos 50 años el tango experimentó la decadencia. Sólo conoció a los saltos cierta masividad. No cuentan ni Grandes Valores y su estilización berreta, ni mucho menos las tanguerías for export, que hicieron –hacen– del género una postal inmóvil. Hubo resistentes, sí, gente que curtió el tango con entrega artística y actitud de cambio: Rubén Juárez y su disco Vientos del 80, el rescate que Litto

Nebbia hizo de los grandes maestros desde su sello Melopea, la tenacidad de Leopoldo Federico –bastión genuino del viejo estilo, que hoy continúa deslumbrando con su orquesta típica– Horacio Salgán, la aún incólume Nely Omar y, por supuesto, El Polaco Roberto Goyeneche, un verdadero nexo entre generaciones. Cuando él murió, en 1994, sólo Juárez se recortó como un músico cuya actitud estaba emparentada con lo rebelde. Hasta que apareció Luis Cardei –un cantor de gesto mínimo, voz pequeña y decir exacto– para que aquello que encarnaba Goyeneche tuviera reflejo. Algunos jóvenes que estaban hartos de las pelucas, las voces prepotentes y la constante apelación nostalgiosa al pasado lo siguieron como en procesión a donde fuera (son recordadas las noches que compartió cartel en el desaparecido Club del Vino junto al Quinteto Real y al Dúo Salgán-De Lío) y vieron en él un camino a seguir. También el enorme Tata Cedrón fue influencia decisiva. Mediaban los 90, y empezaba una segunda vida para el tango. Quienes luego formarían la orquesta El Arranque, y gente como Lidia Borda, Dolores Solá, Soledad Villaamil, Brian Chambouleyrón, entre otros, eran algunos de esos asombrados espectadores. Ellos fueron quienes dieron punto de partida a lo que hoy es una nueva identidad tanguera. Tomaron un corpus genérico existente y lo

JUNIO 2012 BACANAL

57


Che papusa, oí ESCENARIOS Centro Cultural Torquato Tasso: Defensa 1575, CABA. www.torquatotasso.com.ar Club Atlético Fernández Fierro: Sánchez de Bustamante 764, CABA. www.caff.com.ar Sanata Bar: Sarmiento 3501, CABA. www.sanatabar.com El boliche de Roberto: Bulnes 331, CABA. Facebook: es-la.facebook.com/el.boliche. de.roberto La Catedral del Tango: Sarmiento 4006, CABA. www.lacatedralclub.com Los 36 billares: Av. De Mayo 1265, CABA. www.los36billares.com.ar Café Bar El Faro: Av. De los Constituyentes 4099, CABA. www.elfarocafebar.com.ar MILONGAS El Motivo: Club Villa Malcom, Av. Córdoba 5064, CABA. Lunes de 22 a 02. www.elmotivotango.com La Viruta: Armenia 1366, CABA. Martes a domingo, de 18 a 04. www.lavirutatango.com La Milonga del Morán: Club Social y Deportivo Morán, Pedro Morán 2446, CABA. Sábados desde las 21:30 www.lamilongadelmoran.blogspot.com.ar Floreal: Club Ciencia y Labor, César Díaz 2453, CABA. Domingos de 21:30 a 02 www.florealmilonga.blogspot.com.ar Zonatango: Asociación Genovesa, Venezuela 2943, CABA. Miércoles y jueves de 21:30 a 02. www.zonatangomilonga.blogspot.com.ar ESCUELAS Escuela de tango Orlando Goñi: Cochabamba 2536, CABA www.escueladetango.wordpress.com Orquesta Escuela de Tango Emilio Balcarce: Informes: www.tangovia.org/orquesta.htm SITIOS WEB Fractura expuesta: www.fracturaexpuesta.com.ar Unión de Orquestas Típicas: www.orquestodromo.com.ar RADIOS ONLINE Radio Tangocontempo: www.tangocontempo.com CAFF: www.radiocaff.com.ar

34 Puñaladas

58

BACANAL JUNIO 2012


resignificaron, escapando de ser simples intérpretes de covers y abriendo el juego de a poco a las nuevas composiciones. Hoy siguen firmes en la brecha grupos como La Chicana, El Arranque, Vale Tango, músicos como Ramiro Gallo y Andrés Linetzky, cantores clásicos como Lidia Borda, Ariel Ardit, Victoria Morán y Cardenal Domínguez, o más jugados como Daniel Melingo y Juan Vattuone, entre muchos. La lista es interminable y bien podría completarse con su herencia directa: la cantidad de solistas (Negro Falótico, Hernán Lucero, Cucuza Castiello), músicos y orquestas típicas (la Agustín Guerrero, la Vidú, la Andariega, entre otras) que hoy pueblan el universo tanguero. Todos jóvenes, todos abiertos al cambio. que sea rock Sin embargo, muchas de las expresiones de la escena actual aparecen despegadas del repertorio clásico, pero no distanciadas, ya que muchos no dejan de interpretarlo a su manera, intercalándolo con sus propias creaciones: grupos como 34 puñaladas, Altertango, Los Hermanos Butaca, Astillero, Amores Tangos, Dema y su orquesta petitera, Rascasuelos, Alan Haksten Group, Quasimodo Trío, Julio

FOTO: NICOLAS FOONG PARA FOONG | TOSCANO PHOTOSTUDIO

“¿Si somos una banda de tango cool?”, pregunta el Chino Laborde. “Y, sí, lo ves en las reacciones de los que vienen. Aquí el tango le escapa a los estereotipos. Escribimos y tocamos con un lenguaje nuevo.”

Cucuza y Moscato

Coviello Cuarteto; músicos como Esteban Falabella, Sonia Posetti, Diego Schissi, Juan Pablo Navarro o Nicolás Guerschberg; solistas/compositores como Acho Estol, Alfredo Piro, Tape Rubin y letristas como Raimundo Rosales, Alejandro Guyot, Palo Pandolfo (que colabora asiduamente con Yuri Venturín y Chino Laborde) y los fallecidos –e insoslayables– Peche Estévez y Alorsa creadores de obras que acusan la influencia de otros géneros. Y en su gran mayoría, del rock argentino de los 70 y 80. De ahí sus miradas frescas, integradoras, desprovistas de prejuicios. “Me parece natural que todos los músicos y cantantes sub 40 de hoy tengan un semillero rockero” –reflexiona el periodista Mariano Del Mazo–, “Cómo no se va a filtrar su estética si el rock argentino también es una cultura poderosa, y de altos niveles artísticos. Sería artificioso lo contrario”. Por su parte Gabriel Plaza, otro comunicador de importancia en la difusión de estas nuevas expresiones y DJ de tangos (aka DJ Inca), amplía: “Existe una generación de músicos que empezó a representar esa contracultura por su actitud rockera sobre el escenario, por la violencia de su sonido y por la autenticidad de su postura, algo que el rock estaba perdiendo en

JUNIO 2012 BACANAL

59


Milongueando en el 2012 Club Villa Malcom, lunes, 22:30. La milonga El Motivo, capitaneada por la madrileña Pepa Palazón, espera el punto álgido de la noche. En los parlantes suena la orquesta de Carlos Di Sarli. Hay mesas con manteles vinílicos, unas pocas parejas en la pista y unos cuantos jóvenes mirando la pareja performance de los bailarines. La referencia habla de una milonga elegida por la juventud. Palazón, que ya bailaba tango en España, no dudó en venir a la Argentina apenas tuvo oportunidad. Cuando conoció el Malcom –donde miércoles, viernes y sábado funcionan otras milongas, más tradicionales, con un público más veterano– supo que ese era el escenario de su nueva vida. Hace dos años se hizo cargo de El Motivo, que funciona desde 2004. “¿Alguna vez abrazaste bailando?”, inquiere cuando se le pregunta por qué tanta juventud se acerca a las milongas. “El tango es un romance de tres minutos. No hay sacudida emocional más fuerte. Eso es lo que buscan los jóvenes”, dice y sonríe. Generosa, no muestra un ápice de sentido de la competencia y nombra otras milongas donde la juventud se prende al dos por cuatro: “La Viruta, el (Club Social y Deportivo) Morán, Floreal”. Ella las conoce, así como conoce al detalle los códigos internos de estos lugares, a los cuales muchas veces desafía. Es que por más jóvenes que se acerquen, en las milongas todavía hay algo conservador, de casta, que se resiste al cambio. Pero paciencia: si el tango cambió, todo puede cambiar.

su nuevo lugar de sponsoreo en los grandes estadios”. A la distancia, Germán Marcos, de Fractura Expuesta, acuerda con los dos y suma su aporte: “Para mí, el tango tomó mucho del rock, que indudablemente pasa por un proceso de decadencia. Un ejemplo son (Juan) Subirá o Limón García, tipos que ya no se sienten cómodos ahí, como si ya no hubiera una búsqueda trascendental en eso”. Su compañero, Maximiliano Senkiw, asiente: “Yo creo que ahora se ve una amalgama que nunca se perdió. Si vos pensás en Almendra, ves que Spinetta estaba sumamente influido por el tango”. Pensamientos cercanos a los de los propios protagonistas, que en muchos casos encontraron en el rock una semilla. Elbi

60

BACANAL JUNIO 2012

1. Karina Beorlegui y Los Primos Gabino 2. La Fernández Fierro 3. Germán Dominicé 4. 34 Puñaladas 5. Altertango

Olalla, pianista y líder de Altertango, grupo que amalgama con una naturalidad envidiable los dos géneros sin invasiones forzadas, explica: “Yo he encontrado cosas tangueras en el repertorio de Charly, Fito o Spinetta. Nosotros sonamos fuerte, hemos tocado en reductos tangueros y hasta los mayores se coparon. Creemos que a la gente lo que más le pega es la sinceridad de la propuesta. No tenemos poses” dice. Sus arreglos, el canto electrizante de Victoria Di Raimondo, los potentes aportes de bajo, batería y bandoneón, construyen un sonido propio que por fin este año decantará en un disco cuyo material está compuesto íntegramente por obras propias. Pero no sólo el rock argentino es mentado como fuente de inspiración por algunos de los exponentes del movimiento. Alejandro Guyot, cantante de 34 Puñaladas y autor de la mayoría de las letras de los temas del grupo, ha citado más de una vez a Tom Waits y Nick Cave como posibles espejos. La oscuridad de la temática de la banda –férreo quinteto de tres guitarras, guitarrón y voz– parece darle la razón. Ahí está su penúltimo disco, Bombay Bs. As. (el último es De la bolsa al ruedo, que ofrece la fantástica oportunidad de asomarse a la performance de la banda en vivo, ya que viene en combo cd+dvd) para chequearlo. “34 puñaladas está ubicado dentro de una camada de grupos que asumieron la necesidad de retomar la composición dentro del género desde un lugar osado, la necesidad de expandir y actualizar el lenguaje tanguero tanto en lo poético como en lo musical. Eso pudo lograrse luego de atravesar toda una gran etapa como intérpretes. Nunca quisimos abandonar el tango, sino que nuestro desafío fue crear un sonido contemporáneo a la ciudad que habitamos. De esta experiencia salió Bombay Bs.As.”, analiza Guyot. Otro grupo (en realidad, dúo) cuyos

2

2 FOTO: JIMENA DEPRESBISTERO

integrantes vienen del rock es Los Hermanos Butaca, quienes están a punto de editar No alcanza una vida, su tercer disco. Uno de sus integrantes, Germán Dominicé, (el otro es Carlos Senin), admite que su enganche con el tango “es totalmente casual, no es algo que hayamos buscado. Mucha gente hoy va a buscar el tango porque el rock dejó de fascinar. En el rock no hay riesgo hace un rato largo”, define. También hay casos en los que la influencia no viene envuelta en ningún nombre propio y sí en los formatos, en el espíritu de banda. “Funcionamos como una banda de rock, en parte porque nos gusta (todos venimos del rock o el blues) y porque nos parece una forma


FOTO: NICOLAS FOONG PARA FOONG | TOSCANO PHOTOSTUDIO

"Mucha gente hoy va a buscar el tango porque el rock dejó de fascinar. En el rock no hay riesgo hace un rato largo”, dice Germán Dominicé, uno de los dos integrantes de Los Hermanos Butaca.

3

4 FOTO: NICOLAS FOONG

de continuidad y una permanencia, como una forma de sobrevivir”, subraya la cantante Karina Beorlegui, quien junto a Los Primos Gabino sumó a su propuesta otro género popular y portuario, el fado. ¿Y el llamado tango electrónico? Germán Marcos tira un buen análisis: “Hay un problema ahí: existe gente que no curte la onda del tango y que cuando quiere acercarse piensa que lo que está pasando es el tango electrónico. Y si vos te ponés a pensar, Gotán Project se cranea en París y Bajofondo en Los Angeles. Eso quiere decir que los porteños que no escucharon nunca tango, lo primero que piensan es que viene de esas ciudades, ¿no será que hay una tendencia

5 FOTO: DIEGO MARES

que lleva a inducir ese pensamiento? A mí se me ocurre que si sirvió para que de alguna manera prendiera el género en la gente, hay que aprovecharlo”, y señala al grupo Yira como una agrupación que mixtura con propiedad el dos por cuatro y la electrónica. escena final El cantor Hernán Cucuza Castiello y el guitarrista Moscato Luna la rompen con el ciclo El tango vuelve al barrio, que desde su lugar de nacimiento, el bar El Faro, de Villa Urquiza, y gracias a su éxito, se proyectó a otros escenarios. En la última noche de su serie de presentaciones en el Tasso, el cantor baja el

micrófono y deja en el aire el estribillo de Pucherito de gallina. Son muchas las voces jóvenes que lo completan. De veinteañeros, la mayoría. Si no hubiera una ausencia total de nostalgia en el acto que están viendo, ni comprendieran que ese cantor es sólo un intérprete de tangos y de ninguna manera un engolado vocalista, si no rieran ante cada intervención del iconoclasta de Moscato y no supieran que para estos tipos la seriedad y el agravamiento pasan por otro lado, tal vez no estarían ahí. Pero esa falta de importancia, ese espíritu de fiesta, les hizo un lugar, los incluyó. El tango volvió al barrio, sí, y como en los 40, al corazón de los jóvenes. *

JUNIO 2012 BACANAL

61

Profile for Vanesa Tapertte

Nota de tapa // TANGO, COOL & MODERNO  

Después de décadas de estar al margen, el tango regresó con un espíritu joven y una actitud propia del rock. Justo cuando el rock dejo de te...

Nota de tapa // TANGO, COOL & MODERNO  

Después de décadas de estar al margen, el tango regresó con un espíritu joven y una actitud propia del rock. Justo cuando el rock dejo de te...

Profile for tapertt
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded