Page 1

Adjuntía para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad

OPINIÓN SOBRE LOS PROYECTOS DE LEY N° 460/2016-CR QUE PREVÉ LA APLICACIÓN DE LA CASTRACIÓN QUÍMICA COMO MEDIDA COMPLEMENTARIA A LA PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD EN CASOS DE DELITOS CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL Y N° 477/2016-CR QUE INCORPORA EL TRATAMIENTO HORMONAL, CASTRACIÓN QUÍMICA, PARA LOS SENTENCIADOS POR LOS DELITOS DE VIOLACIÓN SEXUAL EN AGRAVIO DE MENORES I.

Antecedentes

Mediante los oficios P.O. N° 498-2016-2017-CJDDHH/CR-P y P.O. N° 676-2016-2017CJDDHHH/CR-P, el congresista Salvador Heresi Chicoma, Presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, solicitó opinión sobre el Proyecto de Ley N° 460/2016-CR, que prevé la castración química como medida complementaria a la pena privativa de libertad en casos de delitos contra la libertad sexual. Asimismo, a través del Oficio N° 1933-2016-2017-CSP/CR, el congresista César Vásquez Sánchez, Presidente de la Comisión de Salud y Población, solicitó opinión sobre el Proyecto de Ley N° 477/2016CR, mediante el cual propone la ley que incorpora el tratamiento hormonal, castración química, para los sentenciados por los delitos de violación sexual en agravio de menores. II.- Propuestas legislativas Ambas propuestas coinciden en proponer la castración química como una sanción para los sentenciados por delitos contra la libertad sexual. Sin embargo, el Proyecto de Ley N° 460/2016-CR regula la castración química como una pena complementaria 1 a la pena privativa de libertad y el Proyecto de Ley N° 477/2016-CR como una pena limitativa de derechos así como también una sanción complementaria 2. Es decir, hay dos propuestas para identificar a la castración química, una como pena complementaria y, la otra, como limitativa de derechos. III. Análisis III.1. Definición de castración química: La castración química a diferencia de la extirpación quirúrgica (extirpación de testículos), consiste en la administración de medicamentos destinados a bloquear la producción de la

1Según el Diccionario Jurídico pena complementaria es aquella que va unida a otra para mayor eficacia de la norma. 2Están consideradas entre los artículos 31° al 40° del Código Penal. Estas sanciones punitivas limitan el ejercicio de determinados derechos económicos, políticos y civiles, así como el disfrute total del tiempo libre. Son de tres clases: prestación de servicios a la comunidad, limitación de días libres e inhabilitación. Capítulo I. El Sistema de Penas. Academia de la Magistratura. En: http://sistemas.amag.edu.pe/publicaciones/dere_pen_proce_penal/aplica_pena/15-27.pdf

1


Adjuntía para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad

testosterona en los testículos3, lo que produce una disminución del impulso sexual o libido en el hombre. El medicamento se denomina acetato de medroxyprogesterona que es un progestágeno, es decir una sustancia que favorece el desarrollo de la progesterona, hormona que aporta las características femeninas a una persona y disminuye la testosterona, que es la hormona que aporta los elementos de masculinidad4. Dependiendo de la dosis y frecuencia en que es administrado un progestágeno, puede generar cambios sustanciales en el hombre contribuyendo a desarrollar caracteres sexuales femeninos como desarrollo de las mamas, desaparición del vello masculino y agudización de la voz, aunque ninguno de estos cambios se considera irreversible 5. Es decir, afecta, entre otros, la dignidad, la integridady la personalidad de la persona. III.2. La castración química vulnera derechos fundamentales consagrados en la Constitución Política del Perú: Los referidos proyectos de ley proponen utilizar este tipo de sanción para los violadores de la libertad sexual, vulnerándose los derechos fundamentales de la persona. La castración no es una pena que tiende a la reinserción sino a la incapacitación del sentenciado y, por ende, rebasa los límites de los fines de la pena en el marco de los derechos humanos tutelados por la Constitución6. En este contexto, elprincipal derecho fundamental que resulta afectado es la dignidad de la persona 7, considerada como el fin supremo de la sociedad y el Estado. Este derecho debe ser respetado en todas las circunstancias en las que se encuentre una persona. En el caso del sentenciado, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado en el sentido de respetar su condición de ser humano, sosteniendo que “En ningún caso puede ser permitido desconocer la personalidad del individuo y, por ende, su dignidad. Ni aun cuando el sujeto se encuentre justificadamente privado de su libertad es posible dejar de reconocerle una serie de derechos o atribuciones que por su sola condición de ser humano le son consubstanciales. La dignidad, así, constituye un minimuninalienable que todo ordenamiento debe respetar, defender y promover”8. III.3. La castración química vulnera derechos fundamentales consagrados en los Convenios Internacionales: 3Trabajo de investigación. Argentina. Página 17 4UGAZ SÁNCHEZ MORENO, José C. Artículo “La Castración Química, ¿Pena o Medida de Seguridad”. En Revista Derecho y Sociedad/13. Página 47. 5Idem. 6COBOS CAMPOS, Amalia Patricia. Artículo “Castración Química ¿Vulneración de Derechos Humanos o Pena?. En IterCriminis. Revista de Ciencias Penales. N° 7, sexta época, octubre-diciembre 2014. Página 65. 7El derecho a la dignidad de la persona ha sido definida en la Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 0010-2002-AIcomo “el presupuesto ontológico para la existencia y defensa de los derechos fundamentales. El principio genérico de respeto a la dignidad de la persona por el solo hecho de ser tal, contenido en la Carta Fundamental, es la vocación irrestricta con la que debe identificarse todo Estado Constitucional y Democrático de Derecho. En efecto, este es el imperativo que transita en el primer artículo de nuestra Constitución”. 8 Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el Expediente N° 0010-2002-AI, de fecha 03 de enero de 2013. Fj. 214.

2


Adjuntía para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad

Son tres los principales Convenios que se verían vulnerados con la aprobación de estas iniciativas legislativas: ▪

Convención Americana de Derechos Humanos: Artículo 5.2.:“Nadie debe ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano”. (La negrita es nuestra)

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: Artículo 7°:“Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. En particular, nadie será sometido sin su libre consentimiento a experimentos médicos o científicos”.(La negrita es nuestra)

La Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles Inhumanos o Degradantes9 señala la prohibición de este tipo de sanción en el siguiente artículo: Artículo 16°: “Todo Estado Parte se comprometerá a prohibir en cualquier territorio bajo su jurisdicción otros actos que constituyan tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y que no lleguen a ser tortura tal como se define en el artículo 1, cuando esos actos sean cometidos por un funcionario público u otra persona que actúe en el ejercicio de funciones oficiales, o por instigación o con el consentimiento o la aquiescencia de tal funcionario o persona. Se aplicarán, en particular, las obligaciones enunciadas en los artículos 10, 11, 12 y 13, sustituyendo las referencias a la tortura por referencias a otras formas de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”. (La negrita es nuestra).

III.4. La castración química es una “desviación” de la pena: La pena es retribución, en tanto que supone la imposición de un mal al hecho punible cometido. La idea de retribución traza los límites de la intervención punitiva del Estado. (…). Pero la pena no se agota en la idea de la retribución, sino que cumple también otra función importante, luchando contra el delito a través de su prevención: a través de la prevención general, intimidando a la generalidad de los ciudadanos, amenazando con una pena al comportamiento general prohibido (prevención general negativa), pero también demostrando la superioridad de la norma jurídica y los valores que representa, así como restableciendo o fortaleciendo la confianza de los ciudadanos en el Derecho (prevención general positiva); y a través de la prevención especial, incidiendo sobre el delincuente ya condenado, corrigiéndolo y recuperándolo para la convivencia,

9Adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1984, vigente desde el 10 de diciembre de 1987 y ratificada por el Perú desde el 7 de agosto de 1988.

3


Adjuntía para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad

fomentando en él una actitud de respeto por las normas jurídicas 10. (La negrita es nuestra). Muñoz Conde11 señala que pueden haber “desviaciones” en el proceso de la ejecución de la pena, sobre todo cuando ésta es privativa de libertad, una idea exagerada de la prevención especial puede hacer del delincuente una especie de “conejillo de Indias”, aplicándosele medidas o tratamientos que vayan contra su voluntad o contra su dignidad como persona, como por ejemplo los trabajos forzados o la esterilización o castración”(…). (La negrita es nuestra). Siguiendo este raciocinio, que es el común en la Doctrina Penal, la castración química no califica como una pena porque no cumple los fines de la misma, que son de retribución y prevención. Es tratada como una “desviación” que abusa de los derechos del sentenciado. En consecuencia, no puede ser clasificada como pena complementaria o limitativa de derechos como lo establecen las iniciativas legislativas analizadas. III.5. Ineficiencia de la castración química como método preventivo contra los delitos contra la libertad sexual: La doctrina ha desestimado la eficacia de la sanción de castración química, tal como afirma Vilajosana: “Los expertos creen que la lista de efectos secundarios, a veces graves, podrían disuadir a los delincuentes de continuar el tratamiento. En segundo lugar, diversos especialistas creen que estos medicamentos no son efectivos por sí solos y subrayan, por tanto, que tales tratamientos no pueden ser aislados. Por esta razón se suelen acompañar con otras terapias, como asesoramiento psicológico y tratamientos antidepresivos. Sin embargo, hasta ahora no se han podido obtener pruebas científicas que confirmen que estos tratamientos sean realmente exitosos. Más bien se ha puesto en relieve en diversas ocasiones que el delincuente, aun sujeto a este tipo de tratamientos, ha reincidido, por ejemplo, cometiendo agresiones sexuales con objetos. (…)”12:. En las exposiciones de motivos de ambas iniciativas legislativas se señala que la castración química es aplicada en países de América Latina, América del Norte y en Europa, como un método preventivo eficiente contra el delito de libertad sexual; sin embargo, no se hace referencia que en varios de estos países, como EE.UU., la sanción no es ninguna medida preventiva o de seguridad, ya que se aplica a quienes son considerados de alta peligrosidad social y ello, una vez que ya han cumplido la pena privativa de libertad impuesta, supuesto en el que estimamos que se le sanciona doblemente para tonarlo inocuo13.

10MUÑOZ CONDE, Francisco. GARCÍA ARÁN, Mercedes. Derecho Penal. Parte general. 7° edición, revisada y puesta al día. Tirant Lo Blanch. Página 51. 11Idem. Página 51. 12Vilajosana, Josep M., “Castración química y determinismo”, Doxa. Cuadernos de Filosofía del Derecho, número 31, Universidad de Alicante, 2008. Pág. 485-508. 13Ob. Cit. Pág. 62

4


Adjuntía para los Derechos Humanos y las Personas con Discapacidad

En otros Estados, como California, Florida, Colorado, Georigia, Luisiana, Montana, Texas, Oregón y Wisconsin, la castración es utilizada de manera voluntaria por el sentenciado para permutarla por la privación de libertad14. Existen igualmente regulaciones en las que se le considera un tratamiento voluntario adicional a la reclusión y sin que su aceptación implique compromiso alguno por parte del Estado, ejemplo de ello es el Protocolo del Tratamiento Farmacológico Coadyuvante en la Intervención de los Delincuentes Sexuales, implementado en la región de Cataluña, España, en 2009. Otro ejemplo, es el caso de Macedonia, en febrero de 2014, se aprobó la ley a efecto de sancionar a los reincidentes en delitos sexuales graves contra menores de edad y su aceptación voluntaria implica la posibilidad de reducción de la pena de prisión impuesta15. IV. Conclusión Después del análisis realizado podemos concluir que no estamos de acuerdo con la aprobación de una norma que vulnera la dignidad de la persona humana, que es el fin supremo de la sociedad y del Estado. Asimismo, contraviene Convenios Internacionales, suscritos por el Perú, que prohíben el uso de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes contra la persona. Por otro lado, de la legislación comparada se colige que el tratamiento de este tipo de castigo físico no es eficiente y no contribuye a la prevención de los delitos sexuales. Lima, 06 de junio de 2017

14Ob. Cit. Pág. 63 15Ob. Cit. Pág. 63

5

Opinión de la Defensora del Pueblo sobre los proyectos de ley 460 y 477 castración química  
Opinión de la Defensora del Pueblo sobre los proyectos de ley 460 y 477 castración química  
Advertisement