Page 1

Mentes pobres con grandes riquezas …Fallar también enseña… Actualmente lo desconocido genera una reacción de temor, frustración, ansiedad, entre otras emociones y sentimientos, quizá sea por la cantidad de veces que se haya decidido ir tras lo inusual, y al intentarlo el fracaso hubiese sido el resultado de aquella iniciativa, evocando la negación ante el cambio o disminuyendo las posibilidades de otras estrategias para continuar, la influencia de esto ha contribuido con el número de personas que opta por seguir las ideas y los propósitos de otros, en lugar de los propios, pero, es válido afirmar que ¿esto ha sucedido siempre?, contextualizar el antes, el durante y el después, requiere un poco de todo y nada a la vez, la humanidad se ajusta cada vez más a la evolución y a la rápida adaptación a la que es capaz de someterse, la capacidad de socializar, comprender y de planear, permite la construcción de proyecciones, en la búsqueda de motivaciones para lograr alcanzar un escalafón conforme a lo que se desea. Este es un país sujeto a creencias irracionales o mejor decir un país en el que cada quien piensa, cree y actúa como lo considera pertinente, bajo el orden nacional de un marco legal, creado por el pueblo y aprobado por una gubernatura, para brindar una calidad de vida digna para los ciudadanos, es así como se habla de una comunidad en la cual un gran porcentaje vive en la hambruna, otro porcentaje sobrevive con el mínimo salarial que si se computa matemáticamente con los gastos generales probablemente este porcentaje de personas también considere vivir con necesidades, el otro tanto se podría decir que vive a costa del sacrificio de un gran grupo de personas, y el porcentaje faltante opta por vivir de lo ajeno usando la territorialidad e intimidación, sin embargo, quizá exista también un grupo de más ciudadanos pobres de pensamientos que ciegan a su pueblo y brindan falsos discursos positivistas. En concreto el comportamiento de cada sujeto que transita las latinas calles de Colombia, posee un punto de partida y una meta a la cual llegar, cada uno construye el camino más estratégico para disminuir las veces en las que pueda fracasar y derribar el castillo de oportunidades en el que planea sobrevivir, así como la intención del escritor al intentar mostrar un pensamiento de inconformidad ante la vida cotidiana de su entorno, basada en la competencia y la individualización, en la cual existe una balanza con una

Tania Gisela Bernal Martínez


delgada línea de equilibrio que se rompe con facilidad ante el peso de la codicia y las falsas creencias que puede llegar a poseer cada mente humana, lo que el lector observa puede que le permita identificarse con este conjunto de palabras o de lo contrario posea el interés de juzgar dicho pensamiento, que probablemente sea diferencial al que este documento expone. Entonces más allá de las proyecciones de vida y las grandes construcciones de autorrealización de cada masa respiratoria colombiana, esta se ha tornado conformista ante las migajas que el gobierno le puede brindar, gritando a oídos sordos sus necesidades y mostrando a ojos enceguecidos lo que podrían llegar a realizar para remediarlo, se ha tornado egoísta para poder soñar; presos de su silencio o no, existe aún la posibilidad de planear rutas de acceso a la calidad de vida ideal, no la soñada, porque hay que ser realistas, se vive para tener un carácter de supervivencia, no para demostrar lo que se logra obtener a diferencia del otro, o por lo menos así sería más funcional la convivencia. El respeto y la libertad de expresión, permitiría construir un país lleno de oportunidades, dichoso de crear grandes riquezas; esto es carente de unión, de compromiso, estrategia, liderazgo, pero no un liderazgo negativo con delirio de poder, sino un liderazgo activista lleno de trabajadores que cosechen un nuevo camino productivo, libre de impureza que con gran esmero sea el nuevo sendero de vida colombiana, donde sea esa clase de liderazgo el que le permita al pueblo formar un imperio invencible y proactivo. Es considerable estar preparados para un posible fallo, de eso se trata de correr el riesgo aun con una gran probabilidad de perdida, Oros (2009) plantea la importancia y utilidad que podría tener la promoción de emociones positivas; las mismas pueden optimizar el funcionamiento de la sociedad, porque favorecen una apreciación más saludable de las dificultades, un afrontamiento más funcional de las mismas; incrementan aspectos cognitivos involucrados en la prevención del fracaso y fomentan actitudes tolerantes ante las frustraciones. Dado esto el acompañamiento de la psicología permite la orientación de la toma de decisiones, el manejo de emociones y la planeación estratégica de lo que podría llegar a suceder en caso de pérdida, o la implementación el también denominado concepto de resiliencia, brindando la mayor cantidad de herramientas posibles para el uso de rutas de Tania Gisela Bernal Martínez


acceso a la meta sin tener restringir las posibilidades de éxito, pues puede que en uno de esos quizá hasta exista un mejor logro que el que se quería obtener con la misma meta, vale la pena aclarar que este documento no tiene un objetivo de cambiar la vida de quien lo lee, pero sí de mostrar la perspectiva de la vida de quien lo escribe, haciendo de esto no solo un pasaje más de quien en papel y tinta deja su pensar, si no la movilización de un pensamiento que también puede cambiar. Referencia Oros, L. (2009). El valor adaptativo de las emociones positivas. Una Mirada al funcionamiento Psicológico de los niños pobres. Interamerican Journal of Psychology. 43 (2), pp. 288–296, Citado por García-Vesga, M. C. & Domínguez-de la Ossa, E. (2013). Desarrollo teórico de la Resiliencia y su aplicación en situaciones adversas: Una revisión analítica. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 11 (1), pp. 63-77. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/rlcs/v11n1/v11n1a04

Tania Gisela Bernal Martínez

Mentes Pobres Con Grandes Riquezas  

Aunque al internarlo el resultado sea un temible fallo, no tema continuar pues solo usted es quien decide cual es la mejor forma para sus lo...