Page 1

ASUNTO PRINCIPAL: También los hombres son museos CURADORA: Gabriela Rangel FECHA: ASUNTO: Tomando en cuenta la exclusión de los curadores dentro los museos nacionales en los últimos años, cabe preguntarse: ¿Es realmente imprescindible el curador en las instituciones museísticas? Es decir, ¿este hecho no cuestiona también la noción misma de curaduría bajo la premisa de que el curador actúa sólo como “custodio de colecciones” o como promotor de sus museos personales, concibiéndolo - según la postura del Estado - como un obstáculo para la masificación y democratización del arte?

GR: La institución del arte, como la conocemos hoy en día, comprende una serie de operadores, por llamarlo de alguna manera;

porque

comprende

operaciones

muy

complejas

que

tienen que ver con el mercado básicamente. Yo pienso que el curador es una especie de agente que une las diferentes partes de este proceso tan complicado. Yo no pienso que el curador sea un custodio de colecciones, porque custodio significa que es una persona que guarda las colecciones, ¿para qué?, eso es el museo, no el curador. En primer lugar, si fuera un custodio sería un policía, y justamente


estamos tratando de ir a una dirección opuesta a esa. Ahora, no sé si los museos en Venezuela, como están hoy en día, requieran de curador; de hecho no, no requieren de curadores,

porque

especializada.

Los

no

requieren

museos

hoy

en

de día

administración son

refugios

de

personas que quedaron sin casa, y son los reductos de una idea de modernidad que realmente no tenía mucho sustento real, y son eso, son como ruinas. Eso que los artistas venezolanos

llaman

las

ruinas

de

la

modernidad

y

la

machacan en su trabajo, pienso que los museos son eso; y por lo tanto las ruinas no necesitan sino fantasmas, o figuras góticas. Los curadores no son requeridos. Yo no creo

que

aclarar

sean –

en

imprescindibles el

estado

en

en

el

que

estado están

quiero

los

museos

venezolanos. El sistema de museos venezolanos - porque era un sistema, no era un museo - eran museos donde estaba ocurriendo algo muy interesante que, en el momento cuando cambia el poder político para instaurarse éste que tenemos ahora

desde

hace

11

años,

12,

los

museos

estaban

adquiriendo una estructura mixta, es decir, eran museos estatales pero tenían patrocinio privado, lo cual era muy interesante

como

modelo,

y

creo

que

es

un

modelo

que

funciona porque el Estado siempre tiene, o debería tener al menos en un sentido más bien idealista, debería velar por

los

intereses

privados

siempre

de

la

son

colectividad, intereses

no

y

los

intereses

desinteresados.

Entonces, la unión de ambos era perfecta, con lo cual es


una marcha atrás por más de cien años diría yo, y no sé si se podrá rescatar, en la medida en que pase el tiempo y se erosiona

muchos

más

esa

institucionalidad,

que

ya

no

existe. Él [Francisco Sesto] decía eso, que los curadores eran enemigos de la democratización del arte. Bueno, es que cualquier persona especializada es enemiga de la llamada democratización, pulverización

porque

del

la

museo

como

democratización entidad

es

la

pedagógica.

Los

museos cumplían con una función pedagógica en el mejor sentido de la palabra, en el sentido de Andrés Bello y de Simón Rodríguez. Es decir, los museos en Venezuela eran lugares

donde

la

colectividad

iba

para

aprender

una

historia y para aprender una memoria, y de alguna manera compartir esa memoria colectivamente. La GAN era un museo que siempre tenía gente. Yo nunca vi la GAN vacía, yo vi los corredores de la GAN siempre repletos de gente. Lo mismo el Museo de Bellas Artes, que tenía menos gente que la GAN siempre, pero siempre había gente. Y el Museo de Sofía Ímber, el Museo de Arte Contemporáneo, también creó un público, y era un público que se educaba yendo no solamente a circular, sino yendo

- por ejemplo - a la

exposición

de

que

exposición

individual

trabajaba

una

Alexander

de

las

Apóstol,

en

ese

museo

curadoras

que

hizo

su

primera

justamente sostuvo

que

donde los

curadores no eran necesarios en esa nueva estructura de los museos. Todo esto me parece paradójico. A mí siempre


me ha maravillado la capacidad de la gente para olvidar sus propias palabras y de encubrir su discurso solapando su propia actuación pública. Yo viví en Cuba tres años y yo vi lo que era un proceso de colectivización de la cultura.

En

Cuba

había

un

proyecto

cultural;

es

un

proyecto cultural que obviamente privilegiaba a aquellos sectores

de

la

cultura

que

se

iban

a

adherir

a

una

estructura vamos a decir estatista y de un solo partido, pero había un proyecto cultural, en Venezuela no hay.

Gabriela Rangel (respues)  

La curadora Gabriela Rangel responde a la siguiente pregunta: Tomando en cuenta la exclusión de los curadores dentro los museos nacionales e...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you