Page 1

8/5/2012

PARCIAL DOMICILIARIO

LA FUNCIร“N DEL ESPECTADOR

DE DATOS

Cรกtedra: Piscitelli | Alumna: Tamara Flores


¿Qué función cumple el espectador de la película “Dogville”? La película, del año 2003 y dirigida por Lars von Trier, es particular: tiene una impecable simbiosis entre el cine y el teatro. Del primero toma la cámara, objeto central que funciona como un intermediario (o interfaz, que es, según Scolari, la cara visible de las hipermediaciones, el lugar donde se producen los intercambios entre sujetos y dispositivos) entre el espectador y la puesta en escena y gracias a esta, el espectador puede variar el punto de vista, puede introducirse en los conflictos de cada personaje, observar el dramatismo del primer plano. Del segundo toma el escenario único, la luz (indica, por ejemplo, cuando es de día o de noche, y a la vez limita la mirada que tiene el pueblo de Dogville más allá de la existencia del mismo, ya que solo pueden ver lo que sucede dentro de su pueblo), e incluso detalles como una línea pintada en el piso simbolizando una pared. Esto último resulta muy logrado, ya que al utilizar escasos recursos podemos concentrarnos en lo que realmente importa del film. La puesta en escena que propone Von Trier se aleja del cine convencional y se acerca más al teatro filmado. No hay casas, sino líneas pintadas en el suelo que representan esas casas. En la planta de cada una de estas está pintado el nombre de su dueño, y la ausencia de paredes y el hecho de poder verlo todo elimina cualquier barrera entre lo privado y lo público. Scolari plantea esto mismo con respecto a los dispositivos móviles que, de algún modo, resignifican conceptos como proximidad, presencia o movilidad, y en consecuencia al romper las barreras entre lo público y lo privado, se promueve el cambio en las relaciones de las personas. Salvo en los primeros planos, siempre se puede ver a todo el pueblo: ya sea caminando o a través de sus casas. Por tanto, al espectador se le vuelve casi imposible desviar la atención, y debe centrarse en lo verdaderamente importante de la historia. A esto se le suma la existencia de un narrador en off (con la voz de John Hurt) anunciando desde el comienzo de la película que la misma consta de un prólogo y nueve capítulos, y en consecuencia llevándolo al espectador por un camino doble: sinuoso, ya que de él depende la significación del film, como lo explica De Certeau, pero marcado, ya que la escasez de recursos propicia el enfoque hacia lo que se pretende destacar de la historia. 2


En este sentido, es que Burbules al analizar la estructura de los hiperenlaces cree que “las posibilidades semánticas se ven limitadas por sus características de navegación” y sugiere que debemos tomar conciencia acerca del diseño de los enlaces, ya que nada es casual ni ninguna decisión neutral. No es ingenuo el acto de ofrecer en los enlaces solo la opción de avanzar y retroceder, trazando de algún modo el camino que debe seguir el usuario dentro de la red. Sin embargo, el usuario es capaz de tomar conciencia acerca de la estructura formada por la red y logra moverse con libertad y autonomía dentro de la misma, pudiendo “cuestionar e interrogar críticamente los enlaces y resistirse a las asociaciones que nos invitan a establecer sin pensar”. Esto mismo le sucede al espectador de Dogville, porque muy a pesar de que haya un solo escenario y se “lo obligue” a dirigir la atención a los aspectos de la historia que se pretende, toma conciencia de esto y logra dar rienda suelta a la imaginación. Debe imaginar, por ejemplo la ambientación que crea conveniente, y debe ser capaz de sacar provecho de los 2 elementos fundamentales de la historia: la escena y los actores. Lo demás es “dejado a su criterio”.

3


Hay que tener presente, que una tecnología, como plantea Macluhan, al introducirse en una cultura provoca cambios fundamentales en todos los sentidos, y esto mismo ocurre con la protagonista de Dogville, Grace. Esta bella fugitiva (interpretada por Nicole Kidman) llega al remoto pueblo de Dogville huyendo de una banda de gangsters. Allí conoce a Tom (Paul Bettany), quien anima a los vecinos a ocultarla. Para ser aceptada, Grace debe trabajar muy duro para ellos, llegando al límite de ser abusada en todos los aspectos que un ser humano puede ser abusado.

Pero

fundamentalmente, Grace provoca cambios importantes en Dogville y provoca un conflicto: promueve libertad y será castigada por eso. Al igual que cuando una tecnología ingresa en una cultura y cambia rotundamente la manera de ver, de oír, de tocar, de oler, de sentir de cada uno de los ciudadanos, el ingreso de Grace cambia a cada uno de los habitantes de Dogville: trata de rescatarlos de sus errores; sin embargo, los hombres no quieren ser librados de sus vilezas, y eso es lo que les lleva a esclavizar a quien les proporciona tantos beneficios.

Lo interesante de este film, es que el personaje central no sufre realmente, quien sufre por ella es el espectador. Él es quien odia a cada uno de los personajes y quien tiene la última palabra en todo aquello que ve en la historia. Pero, como bien explica José Luis Brea, el acto de ver no es exclusivamente biológico. Lo que percibe el ojo es un conjunto de significados, conceptos, pensamientos. La mirada de cada 4


espectador al ver Dogville, es distinta una de la otra, porque lo que se conoce y lo que se entiende es mucho más amplio que lo que se ve. Existe un “régimen escópico” que determina el acto de ver, y dependiendo justamente de la pertenencia a uno u otro régimen se obtendrán distintas “visiones” y así distintas interpretaciones.

Por otro lado, según Burbules hay dos formas de convertir los espacios en lugares: el cartografiado y la arquitectura. En el primero “se desarrollan esquemas que representan el espacio, se identifican puntos importantes dentro del mismo y se facilita el movimiento dentro de ese espacio”. Lo interesante es que destaca la importancia de entender que un mapa no es una réplica exacta de aquello que pretende representar y que siempre se simplifica, se selecciona del original y se esquematiza. Entonces, la limitada y única escenografía que encontramos en Dogville es un mapa, una representación de un pequeño pueblo e influye sobremanera en la narración. Von Trier es quien decide tirar todas las paredes (esas que ocultan lo que no se quiere mostrar, lo se quiere mantener en privado), pero es el espectador quien observa al monstruo oculto en cada ciudadano. Se selecciona de la “vida real” lo imprescindible y se simplifica de tal modo lo que excede a la historia para que el espectador tome lo importante, deje de lado lo fútil y se encuentre más “a gusto” al moverse y desplazarse dentro de ese pequeño espacio. 5


Por último y no por eso menos importante, la arquitectura, según Burbules “no es sólo el diseño o edificio inicial, sino la transformación del mismo a lo largo del tiempo”. Las arquitecturas permiten excluir o incluir aquello que importa con el fin de que el espectador se concentre en eso. En este sentido, es que el espacio de un solo escenario se convierte en un lugar: en el pequeño pueblo de Dogville, y este a su vez no queda inmune ante los ojos del espectador. El mismo es capaz de dejar una huella y de sentirse interpelado y llamado a una reflexión de tipo universal: acerca de la conducta humana, sobre su avaricia y egoísmo, y sobre sus consecuencias. Por tanto, Dogville impone ciertos límites: de espacio y de narración, pero, no obstante esto, es el espectador quien transforma de una vez y para siempre el lugar convirtiéndolo en una arquitectura, porque cada espectador es único y a su vez su lectura e interpretación, y la inclusión y exclusión de ciertos tópicos. Finalmente, merece la pena cuestionar lo mismo que cuestiona De Certeau con respecto a la asimilación de la lectura con la pasividad y reflexionar acerca de lo que también dice: “A la gente no debe juzgársele idiota”. Es decir, que el espectador de Dogville es una especie de “cazador furtivo”, en palabras de De Certeau. Se apropia y reapropia de los significados, de los personajes, de la enseñanza misma que deja el film. Toma partes de la historia en función de su experiencia social y las une luego creando así una nueva historia, menos por quitarle elementos genuinos que por añadirle una subjetividad propia, y de este modo, vuelve la historia más rica en contenido. El espectador, se vuelve una especie de “fan”, como diría Jenkins, que “roba sólo aquello que realmente ama”. Dogville es una historia triste y desgarradora donde se representa magistralmente la esencia de la condición humana y la pregunta que subyace es qué es ser humano, entre otras tantas preguntas. Pero la respuesta sólo la tiene el espectador, que toma y deja los elementos que le sirven para transformar la película a su modo, y de este modo le da un significado, entre tantos otros, y efectivamente, se vuelve un “cazador furtivo”.

Trailer de Dogville 6


http://www.youtube.com/watch?v=688pYGmwUv4

7


Bibliografía • JENKINS, Henry. “Fans, blogueros y videojuegos”. • BURBULES, Nicholas. “La red como un lugar retórico”. • BREA, José Luis. “Cultura_RAM. Mutaciones de la cultura en la era de su distribución electrónica”. • DE CERTEAU, Michel. “La economía escrituraria”, “Leer una economía furtiva”. Caps X y XII de La invención de lo cotidiano. Artes del hacer. • MC LUHAN, Marshall. “Selección” de La Galaxia de Gutenberg. • SCOLARI, Carlos. “De los nuevos medios a las hipermediaciones”, “Conversar sobre las hipermediaciones”, “Las utopías digitales ( o las nuevas ideologías de la comunicación)”, “Hacia una teoría de las hipermediaciones.”

8

Parcial domiciliario de Datos  

Catedra: Piscitelli

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you