Page 1

Trabajo de curso de Introducción a la Etnomusicología

-ROCK EMERGENTE EN OVIEDO-

Talía González García Fecha de entrega: 12 de enero de 2014


Agradecimientos

En primer lugar dar las gracias a Lara y Rafa, que cuando se enteraron de que estaba haciendo un trabajo sobre el rock en Oviedo me pusieron en contacto con Merce, que me ayudó a conocer una época rockera de Oviedo que hasta entonces desconocía. A ella es principalmente a quien quiero dedicarle este trabajo. Es, tanto musical como personalmente, una persona maravillosa. Gracias por regalarme tu tiempo aquella tarde, espero que no sea la última.

Por otro lado, también he de agradecer su ayuda y disposición a todos aquellos que se prestaron a ser entrevistados: Drest, Perti, Félix, Irene, Adán, Santi y Germán.

2


Índice Agradecimientos …………………………………………………………………………………………………………..…... 2

I. Introducción

I.1. Justificación del tema.................................................................................................... 5 I.2. Objetivos ..................................................................................................................... 6 I.3. Estado de la cuestión ................................................................................................... 7 I.4. Metodología I.4.1. Marco teórico de la investigación .......................................................................... 8 I.4.2. Trabajo de campo ................................................................................................. 8 I.4.3. Trabajo de gabinete ............................................................................................ 11

II. Resultados de la investigación

II.1. Primeras bandas II.1.1. La gran ola rock de los ochenta ......................................................................... 12 II.1.2. Los noventa y el declive .................................................................................... 15 II.2. Bandas actuales II.2.1. Influencias ........................................................................................................ 17 II.2.2. Primeras bandas ............................................................................................... 18 II.2.3. ¿Qué bandas suenan actualmente en Oviedo? ................................................. 19 II.2.4. Locales de ensayo ............................................................................................. 22 II.2.5. Género ............................................................................................................. 23 II.2.6. Rivalidad con Gijón ………………………………………................................................... 23

3


II.3. Situación del rock en Oviedo II.3.1. Espacios para tocar ........................................................................................... 24 II.3.2. El concurso de rock Ciudad de Oviedo .............................................................. 26 II.3.3. El público .......................................................................................................... 28 II.3.4. Discográfica, producción y difusión ................................................................... 29

III. Conclusiones .................................................................................................................. 30

IV. Bibliografía .................................................................................................................... 31

Anexos (a partir de la página 32) 1. Índice de informantes 2. Transcripción de las entrevistas realizadas a los informantes 4. Grabaciones 5. Fotografías

4


I. Introducción 1.1 Justificación del tema El rock es sin duda alguna uno de los géneros musicales que mayor género ha cosechado y que más seguidores en el mundo tiene. El rock, tal y como lo conocemos hoy, es un derivado del rock and roll “auténtico” que nació en los Estados Unidos, en la década de los 50, como producto de la fusión de varios estilos musicales, principalmente el blues y el rhythm and blues y, que desde su creación, siempre ha estado unido a una idea de grandiosidad y autenticidad que lo diferencia de las otras músicas populares. El rock es quizás el mayor símbolo de juventud que ha existido. Consideramos héroes de leyenda a los intérpretes de rock, los idolatramos y los convertimos en un referente para nosotros, algo que sería comparable, quizás, a la devoción que muchos hacen de las grandes estrellas del cine de la edad de oro de Hollywood. Desde el nacimiento de las primeras bandas de rock, en los 60, hasta hoy, las agrupaciones no han dejado de multiplicarse, lo que surgió como algo típico de los países anglosajones ha tenido tal difusión que ha afectado a muchos rincones del mundo, entre los que se encuentra nuestro país. En este trabajo voy a comentar la situación del rock en la capital del Principado de Asturias, Oviedo. Procederé a centrarme en el rock emergente, es decir, las bandas aquí citadas serán las que, a día de hoy, “suenan” en Oviedo, las que ofrecen conciertos regularmente en esta ciudad y cuyos miembros son ovetenses. Lo que me llevó a escoger Oviedo fue, dejando a un lado que es la ciudad donde vivo, que hay una falta de difusión que, por el contrario, sí gozan otros estilos más “serios” y clásicos, como pueden ser la ópera o la zarzuela. En Oviedo también hay un público joven que se interesa por movimientos más modernos, con los que se identifican y se ven representados mejor. Además, a esto hay que añadirle que considero que en Oviedo las bandas de rock gozan de una gran calidad musical que están a día de hoy luchando por hacerse un hueco en una industria musical en la que cada vez es más difícil entrar.

5


1.2. Objetivos Este trabajo tiene dos ambiciosos objetivos, por un lado el primero sería demostrar que en Oviedo el movimiento rock tiene presencia actualmente. Comúnmente se tiende a pensar que el rock asturiano se concentra en las zonas de las Cuencas Mineras o, en su mayoría, en Gijón, y que, por su parte, Oviedo abarca otros géneros música más “cultos”. Asociamos Gijón al rock debido a un movimiento que surgió allí en la década de los noventa, llamado ‘Xixón Sound’, que acogía a un número importante de bandas de esa ciudad. Entre esos grupos destacan nombres como ‘Nosoträsh’, ‘Manta Ray’, ‘Australian Blonde,’ Penelope Trip’ o, el intérprete con mayor difusión posterior, Nacho Vegas. Muchos de estos grupos se hicieron un hueco en el panorama del rock alternativo español, y muchos de sus componentes aún siguen en los escenarios a día de hoy, como es el caso de Undershakers, cuyas integrantes, a pesar de su separación, siguen presentes en la escena musical asturiana con proyectos como ‘Petit Pop’ (música para niños) y ‘Pauline en la Playa’. Por otro lado Oviedo siempre ha estado asociado a géneros como la ópera o zarzuela, ya que el Teatro Campoamor ofrece anualmente un gran repertorio de estos. No hemos de olvidar tampoco que otro de los grandes lugares de culto al rock en Asturias era el festival Derrame Rock de Pravia, que, para disgusto de muchos, se trasladó a Ourense en 2011. Sin embargo, conforme han pasado los años hasta el día de hoy, en Oviedo se han formado numerosas bandas de rock y la ciudad parecía haber prestado atención a esto, lo que queda demostrado con dos buenos ejemplos: por un lado la creación del Centro de Música Joven Pedro Bastarrica, que ofrece locales de ensayo para bandas a un precio muy asequible y cuyo único requisito de inscripción es el de estar empadronado en Oviedo y, por otro lado, la celebración del concurso de rock Ciudad de Oviedo, que ha cumplido en este 2013 los trece años de vida, y por donde han pasado muchas de las bandas más populares de los últimos años y que es uno de los eventos que mayor acogida tiene en la ciudad en las fiestas de San Mateo. Sin embargo, que los locales de Pedro Bastarrica hayan cerrado o los rumores sobre “tongo” en el concurso no han ayudado a que el Ayuntamiento de Oviedo tenga de una vez por todas una buena imagen frente a estos jóvenes músicos. Quizás el problema de que el rock no esté tan extendido en Oviedo es la falta de lugares en los que realizarse conciertos, hay pocos bares o salas que tengan capacidad para este tipo de eventos, y el Ayuntamiento solo autoriza en la plaza Feijoo una ocasión: el concurso de rock Ciudad de Oviedo. Lo mismo ocurre con las plazas del Ayuntamiento, el Fontán o el Paraguas: son lugares donde podrían realizarse conciertos, amplios y al aire libre, pero rara vez se autoriza que se celebren conciertos allí. De nuevo Oviedo parece estar en desventaja frente a la atractiva y reciente iniciativa de Gijón de ofrecer conciertos acústicos en el Jardín Botánico. El segundo, y quizás más difícil objetivo, sería intentar aportar datos al tema del rock ovetense, que dispone de muy pocas fuentes y poca difusión. Quiero que en este trabajo se reflejen las cuestiones referentes no sólo al género musical en sí, sino también a cuestiones como los lugares en los que se realizan los conciertos, lugares de ensayo, reacción del público… Ambos objetivos los lograré a través de las entrevistas a los miembros de las bandas más populares de la ciudad, que son, en conclusión, los más adecuados para aportar luz a este asunto tan poco documentado pero que no es, en absoluto, invisible o inexistente. 6


1.3. Estado de la cuestión La información que hay sobre el rock en Oviedo es escasa, sin embargo existen publicaciones que tratan el tema, entre las que destaca la detalla crónica de Rafael Balbuena sobre el rock en Asturias, que lleva por título ‘No se salva nadie’, publicado en 2007 por Norte Sur Records. El libro abarca todo el movimiento rock en Asturias desde el año 1979 hasta el año 1990.

Existe también un libro escrito por Enrique Bueres, presentador del programa radiofónico ‘Expreso de Medianoche’ en Radio Asturias, y posteriormente escribió un libro al que tituló ‘Tiempos nuevos, tiempos salvajes’ y editado por SIJ del Norte, que habla precisamente de ese concurso y de las bandas que se presentaban. Lamentablemente, este libro está descatalogado y es muy difícil de conseguir, únicamente puede encontrarse en librerías de segunda mano. A pesar de que el libro diga que se trata del volumen I no llegaron a publicarse más volúmenes, el proyecto, desgraciadamente, quedó inconcluso.

En este apartado también cabría mencionar el libro que Salvador Domínguez ha publicado bajo el título ‘Hijos del rock’, editado por Iberautor Promociones Culturales en 2004, y que hace un repaso al movimiento rock entre 1975 y 1989 en Asturias.

Recientemente, en 2013, ha visto la luz ‘Rock around Spain. Historia, industria, escenas y medios de comunicación’, de Kiko Mora y Eduardo Viñuela, que hace un recorrido por el rock español, partiendo de los 50 hasta la actualidad y que también resulta interesante para comprender la evolución del rock en nuestro país.

Por otro lado, constituye una buena fuente de información en soporte digital, el documental ‘Los Años Eléctricos’, realizado por el avilesino Jorge Martínez, líder del emblemático grupo Los Ilegales. El documental muestra, no solo la trayectoria de Ilegales, sino también el resto de la escena rock en Asturias.

7


1.4. Metodología I.4.1. Marco teórico de la investigación Todos los libros que he citado en la bibliografía son difíciles de conseguir, especialmente el de Enrique de Bueres que está descatalogado. Al no disponer de ninguno de estos libros me vi en la obligación de ponerme en contacto con personas que hubieran vivido la escena rock de la que voy a hablar en este trabajo. Lo que pude hallar con facilidad en Internet, no obstante, fue el documental ‘Los Años Eléctricos’, que fue de gran utilidad para redactar el apartado que hace referencia a la década de los noventa. Sin embargo, un tiempo después, logré encontrar el libro “Aquí no se salva nadie’, de Rafael Balbuena, que me ayudó a complementar la información sobre la que ya había escrito. Por último, tampoco me fue necesario consultar el libro ‘Rock Around Spain’ de Eduardo Viñuela y Kiko Mora, ya que cuando este salió a la venta ya había completado los apartados del trabajo para los que esa publicación podía haberme sido útil.

- 1.4.2. Trabajo de campo El trabajo de campo contará con el siguiente modelo de entrevista:

MODELO DE ENTREVISTA PARA MIEMBROS DE LOS GRUPOS Primeros años y formación 1. Cuando eras pequeño, ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? 2. ¿Qué género de música y que artistas o grupos solían escuchar tus familiares? 3. En tu infancia, ¿qué música solías escuchar? ¿Qué género y que artistas o grupos preferías? 4. ¿Aprendiste a tocar algún instrumento cuando eras niño? De ser así, ¿cuál? ¿A qué edad? 5. ¿Por qué decidiste tocar el instrumento, por iniciativa propia o por obligación de tus padres? [Sólo si la anterior fue afirmativa] 6. ¿Elegiste tu instrumento o fueron tus padres/profesores? [Sólo si la pregunta 4 fue afirmativa] 7. ¿Dónde aprendiste a tocar, quién fue tu profesor o profesores? [Sólo si la pregunta 4 fue afirmativa] 8. ¿Alguno de tus familiares era músico profesional o aficionado? 9. Cuando eras niño, ¿considerabas la música algo serio y te lo planteabas como futuro profesional, o tan sólo era un simple pasatiempo?

8


10. Cuando eras adolescente, ¿qué género música te gustaba? ¿Cambiaron tus gustos radicalmente desde tu niñez? 11. ¿Cuáles eran tus artistas o bandas favoritas? 12. ¿Seguías con especial devoción a un artista o banda en concreto? 13. ¿Tenías algún ídolo musical al que quisieras parecerte? 14. ¿Cómo conociste esta música: por Internet, por recomendaciones de tus amigos, por revistas…? 15. ¿A qué edad comienzas a tener interés por formar o entrar en una banda? 16. ¿Qué instrumentos sabías tocar en tu adolescencia? 17. ¿Dónde aprendiste a tocar y con quién? [Preguntar en el caso de que el entrevistado haya hablado de un instrumento musical diferente al que tocaba en su infancia] 18. ¿Por qué querías tocar en una banda: para entretenerte, para realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos…? 19. ¿Qué opinaban tus familiares de tu interés por la música y por tocar en una banda: te animaban o, por el contrario, no lo consideraban apropiado?

Primera banda 1. 2. 3. 4.

5. 6. 7. 8. 9. 10.

¿Recuerdas a qué edad entraste en tu primera banda? ¿Fundaste tú mismo esa banda o ya había sido formada previamente? ¿Cómo se llamaba esa primera banda? ¿Dónde ensayabais? ¿Teníais un local propio, de algún miembro de la banda o familiar? ¿Alquilabais alguno a un particular o hacíais uso de los que el Ayuntamiento de Oviedo ofrece? ¿Qué género musical practicabais en esa primera banda? ¿Tocabais canciones propias o versionabais temas que os gustaran? ¿Componíais entre todos? / ¿De quiénes eran las canciones que versionabais? ¿Dabas conciertos con esa primera banda? ¿Dónde eran vuestros conciertos? [Sólo si la anterior es afirmativa] ¿Eran conciertos gratuitos o había que pagar entrada? [Sólo si la 8 es afirmativa]

Banda actual 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Desde tu primera banda hasta hoy, ¿en cuántas bandas has estado? ¿Cómo se llama tu banda actual? ¿Cómo se formó tu actual banda? ¿Qué género o géneros musicales tocáis? ¿Cuáles serían vuestras influencias musicales principales? ¿Os suelen comparar a algún grupo en concreto? ¿Estás interesado en practicar otros géneros musicales? ¿Qué géneros musicales no tocarías? ¿Por qué? ¿Actualmente te dedicas plenamente a la banda o lo compaginas con estudios o trabajo? 9


10. ¿En qué lugar ensayáis actualmente? 11. ¿Habéis dado algún concierto? 12. ¿Cómo fue tu primer concierto con tu banda actual? [Sólo en el caso de que la anterior sea afirmativa] 13. ¿Supone un problema encontrar actualmente lugares en los que vuestra banda pueda ofrecer conciertos? 14. ¿Cómo ha sido la acogida del público en los conciertos? 15. ¿Habéis grabado, o tenéis proyecto de grabar, algún álbum o maqueta? 16. ¿Tenéis alguna página en Internet donde los oyentes puedan escuchar gratuitamente vuestros temas? 17. ¿Cómo ves el futuro de la banda: seguiréis como hasta ahora o tenéis pensado dedicaros a ella de una forma más profesional? 18. ¿Cómo ves el panorama discográfico actualmente?

Cuestiones generales sobre la situación del rock en Oviedo 1. ¿Qué opinas del concurso de rock anual de Ciudad de Oviedo? ¿Habéis participado (independientemente de haber sido finalistas)? 2. ¿Crees que el Ayuntamiento de Oviedo da una buena difusión al rock, o que, por el contrario, da mayor importancia a otro tipo de música, como a la ópera o a la zarzuela? 3. ¿Crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos? 4. ¿Crees que hay mucho público interesado en el rock en Oviedo? 5. ¿Cuál es la principal clase social que crees que está más interesada en este tipo de música? 6. ¿Crees que es cierto lo que suele decirse de que Gijón es una ciudad donde el rock funciona mejor? 7. ¿Opinas que hay buenas bandas emergentes actualmente en Oviedo? ¿Podrías mencionar alguna?

10


I.4.3. Trabajo de gabinete El cuerpo del trabajo estará dividido en tres apartados: • Primeras bandas ovetenses: en este primer apartado haré un breve recorrido por las bandas precursoras de las actuales. Empezaré recordando a las bandas de los ochenta, cuando el rock tuve un fuerte impacto en Asturias, con Oviedo como núcleo. Acto seguido haré un repaso por los noventa, cuando la escena se traslada a Gijón y pierde fuerza hasta sufrir el declive que llega a nuestros días. • Bandas actuales: en este apartado trataré diversos temas, centrándome ya en las bandas que suenan actualmente en Oviedo. Abarcará las influencias, las primeras bandas, los locales de ensayo, el género y la rivalidad Oviedo-Gijón en la actualidad. • Situación del rock en Oviedo: este último apartado, más general, englobará los temas referentes a los espacios para tocar, el concurso de rock Ciudad de Oviedo, el público y las discográficas.

I.5. Desarrollo cronológico de la investigación Comencé a documentarme para hacer este trabajo a principios de octubre, pero la primera entrevista la realicé el día 22 de octubre. Posteriormente realicé tres entrevistas más a tres seguidores de bandas, sin embargo más adelante comprendí que realmente esas entrevistas no me iban a resultar muy útiles, ya que los entrevistados no aportaban demasiada información. Es por ese motivo por el que decidí desechar este modelo de entrevista, al igual que poco después deseché el que tenía pensado hacer a propietarios de locales, ya que me era imposible contactar con nadie, y el círculo de propietarios de salas de fiestas es reducido. Las siguientes entrevistas fueron realizadas en enero y una en diciembre, puesto que la gente estaba más disponible en vacaciones y no pudimos hacer coincidir ninguna fecha antes. El trabajo fue finalizado el día 11 de enero.

11


II. Resultados de la investigación II.1. PRIMERAS BANDAS OVETENSES II.1.1 La gran ola rock de los ochenta Tras recoger el testimonio de Mercedes Covisa –integrante de ‘Los Murciélagos’ y actualmente en activo bajo el nombre ‘La Gata Loca’- sobre la escena rock en Oviedo en las 80, cuesta creer que estemos hablando de la misma ciudad. Merce –como prefiere ser llamada- recuerda con nostalgia cuando que aquella época comienzan a surgir un largo número de grupos, muchos de los cuales hoy en día siguen en activo con nuevos proyectos.

Para hablar de esta época, no obstante, es necesario situarse en un mundo en el que aún no habían llegado todas las facilidades y recursos actuales, no se disponía de Internet, lógicamente, pero tampoco era fácil hacerse oír mediante la autoproducción, grabar maquetas no era una oportunidad al alcance de todos. Sin embargo, contaban con un elemento: la radio, que, si bien hoy en día sigue existiendo, apenas se hace uso de él para difundir rock, contando únicamente con el programa ‘El Scanner’. Las emisoras que por aquel entonces dedicaban unos minutos a estas bandas noveles eran Radio Asturias y Radio 3, con programas como ‘Vespas y lambretas’, ‘Derrame rock’ o “Expreso de medianoche’, este último, además, realizaba un concurso entre las bandas asturianas, cuyo premio era grabar una maqueta. Este programa era presentado por Enrique Bueres, en Radio Asturias. Este concurso de maquetas tiene hoy su continuidad en el concurso ‘Cultura aquí’, organizado por la emisora 40 Principales y por el Instituto Asturiano de la Juventud, y que ofrece un premio para la mejor maqueta que reciban, que consiste en la oportunidad de grabar un disco, con la discográfica que elijan, y un videoclip. ‘Entre aquellas bandas resaltaban ‘Imágenes de Archivo’, ‘La Raza del Ático’, ‘Salón Dadá’, ‘The Amateurs’, ‘Crónicas Húmedas’(posteriormente ‘Los Murciélagos’), ‘Métodos de Danza’, ‘Los Cómplices’, ‘Los Cautivos’, ‘Los Ritmos’, ‘La Nave’, ‘Johnny Radiator y los Extintores’ y un largo, y no menos importante, etcétera. También cabe destacar grupos, que si bien no eran estrictamente de rock, tuvieron mucha importancia en esta primera escena rockera y compartieron escenario con estos grupos en muchas ocasiones. Dentro de un repertorio punk destacan ‘Krisis Diarreika’, ‘Absorventes Íntimos’, ‘Modas Clandestinas’y dentro de un repertorio más “suave” que catalogaríamos como pop entrarían ‘Paso de Cebra’ o ‘Crimen Perfecto’ entre otros. Merce aclara que realmente no había una rivalidad Gijón-Oviedo, y que todos compartían la afición por la música y por tanto era amigos –hermanos, bromea ella- y no suponía un problema tocar juntos en cualquier ciudad. Es el caso, por ejemplo, de ‘Los Locos’ (ganadores del primer concurso de maquetas de Radio Asturias), que a pesar de ser de Gijón han de ser mencionados cuando se habla de la escena rock ovetense de los 80’s, puesto que estuvieron 12


muy presentes, al igual que lo que ocurre con grupos como ‘Los Coronados’, de Mieres, que también tuvieron mucha presencia en el momento. En lo que se refiere a los locales de ensayo, la situación realmente apenas ha cambiado respecto a nuestros días. Los garajes siguen estando a la orden del día cuando el presupuesto es reducido y no permite alquilar un espacio que se pueda dedicar exclusivamente a ese fin. Sin embargo, al igual que ocurrió hace un unos años cuando el Ayuntamiento de Oviedo facilitó locales de ensayo en lo que se llamó ‘Centro de Música Joven Pedro Bastarrica’, hubo una organización que llevó a cabo un proyecto parecido, ‘El Instituto de la Juventud’, que habilitó locales en los bajos del Taritere a bajo coste donde grabar maquetas y donde, mediante un sorteo, dos bandas podían ensayar. Entre los afortunados que ensayaron allí estaban ‘Crónicas Húmedas’, pero Merce cuenta que, tristemente, el proyecto no duró mucho tiempo –un par de años, el 85 y el 86- , al igual que ha ocurrido con los locales del barrio de Otero que he mencionado.

No obstante, es de envidiar la gran cantidad de locales que estaban disponibles para ofrecer conciertos en Oviedo en la década de los 80. Estas salas trataban de dar una buena difusión al rock, y era un objetivo que cumplían, ya que era rara la semana que no pudiera disfrutarse de buenos conciertos, tanto de bandas locales como del resto de España que en aquella época estaban a la orden del día (como ‘Los Secretos’, ‘Hombres G’, ‘Alaska y Dinamara’…). Destacan ‘Chanel’ ‘Sala Vértigo’ (cual ‘Estilo’), ‘Santa ‘Sebe’ (todavía existente), ‘Factory’ (actual ‘Tribeca’), ‘Sala Metro’, ‘Motow’, ‘La Silla Elétrica’ (un bar donde era posible realizar ensayos con público), ‘Noche y Media’ (actual ‘Caja Negra’)… A todas estas salas y bares hay que añadir la posibilidad que había de tocar en plazas, como la mítica plaza ovetense del Fontán –donde, de hecho, se realizaron las primeras ediciones del concurso de rock Ciudad de Oviedo-, la plaza del Ayuntamiento, la plaza de toros de ‘Buenavista’, la plaza de la Catedral… También se realizaban conciertos en salones de actos de institutos o facultades, como el polideportivo del instituto Alfonso II o el del colegio Auseva. Merce recuerda con nostalgia esa época, y muestra su desencanto al ver que todas esas opciones han desaparecido, y que actualmente es impensable dar un concierto en la plaza del Ayuntamiento o en la del Fontán, tan sólo se aceptan los conciertos en la plaza del Paraguas, en la plaza Feijóo y en la plaza de la Catedral en ocasiones en especiales, concretamente en San Mateo.

Las influencias musicales que tenían estos grupos “ochenteros” eran, a la hora de la verdad, eran muy parecidas a las que tienen los jóvenes actuales. Los grupos clásicos como The Kinks, The Beatles, The Rolling Stones, The Who y el rock británico de los 60 en general sigue estando a la orden del día y sigue siendo una fuente de inspiración para muchos, aunque es lógico que las bandas actuales también beban de artistas posteriores. El punk también era muy aclamado, al igual que de la misma forma el soul tenía su público.

13


En cuanto a la cuestión de género, podría decirse que es Merce, precisamente, una de las pioneras en subirse a los escenarios, en su caso a cantar y a tocar la guitarra. Recuerda que por aquel entonces apenas se veían chicas actuando, como máximo podían verse ocasionalmente haciendo coros, pero algo poco común. Ella, sin embargo, se veía como una más, y nunca sintió ningún tipo de rechazo por su sexo, afortunadamente. Señala que fue en los 90, quizás, cuando se produjo una entrada importante de chicas a la escena rock.

Como ya he comentado anteriormente, la situación ha cambiado, lamentablemente. Antes parecía que el rock, a pesar de contar con menos medios, llegaba a difundirse mejor, había más público y se daban más oportunidades como cuando, por ejemplo, actuaban grupos con fama nacional y se permitía que los grupos locales fuesen sus teloneros. El Ayuntamiento además daba mucha importancia al Festival de Jazz y utilizaba el rock como medio de atraer gente, como un medio casi de publicidad, situación que, como veremos más adelante en este trabajo, es muy diferente a la que tiene lugar hoy día.

14


II.1.2 Los noventa y el declive Después de esta explosión de rock en Oviedo que tuvo lugar en los ochenta llegaron los noventa, y con ellos la escena musical alternativa se traslada a Gijón. Es en este momento cuando comienza a surgir la leyenda –urbana, por así decirlo- de que las bandas de rock de Gijón superan a las de Oviedo. Puede que se deba a que, en un principio, los ovetenses sintieran “envida” por la repentina atención que los medios hicieron a Gijón cuando surgió el ‘Xixón Sound’, como admiten Igor Paskual y Jorge Otero –‘Babylon Chat’ y ‘Stormy Mondays’en el documental ‘Los años eléctricos’. En aquel momento, la parecer, sí que hubo cierta rivalidad, los músicos de Oviedo se consideraban “superiores”, y los músicos de Gijón notaron este rechazo, se creó una especie de rivalidad. A las influencias clásicas anteriores habría que sumarles ahora el sonido grunge de Seattle que surgió y triunfó en la década de los noventa, que calaron más hondo en las bandas gijonesas. Por otro lado el blues y el rock eléctrico era lo que se escuchaba en Oviedo, esto supuso que los ovetenses tildaran de “modernos” a los gijoneses. Como vemos, la situación respecto a los idílicos ochenta de amistad de los que hablaba Merce, era muy diferente.

Sin embargo, a pesar de esto, para que estas bandas del movimiento ’Xixón Sound’ existan es necesario hablar del Campus de Humanidades El Milán, la facultad de filosofía y letras. Durante los noventa El Milán fue uno de los principales puntos de encuentro, junto a bar gijonés La Plaza, de estas bandas. Concretamente me estoy refiriendo a la cafetería, donde los alumnos se reunían tras –o durante- las clases para formar bandas, hablar de música, intercambiar discos o improvisar. Por tanto, realmente resulta un poco estúpido centrar la actividad rock de los noventa únicamente en Gijón, ya que la mayoría de los miembros estudiaban y se movían igualmente por Oviedo. El Milán realizó en aquel momento –concretamente en el año 1993- una semana cultural que, entre otras actividades, posibilitó la realización de conciertos en la cafetería, que en aquellos momentos se encontraba ubicada en los sótanos de la universidad. El evento, desgraciadamente no volvió a realizarse. No obstante, ese año la Universidad facilitó locales, del –por aquel entonces- nuevo edificio para que las bandas pudiesen ensayar. Hoy en día la Universidad tampoco ofrece está posibilidad de ensayar o dar conciertos en el Milán, no obstante el rock sigue presente en los cursos del Aula de Pop Rock, dirigida por Eduardo Viñuela, que oferta cursos canjeables por créditos y abiertos a todo el público, que acercan Entre los grupos “puramente” ovetenses destacan los ya mencionados ‘Stormy Mondays’ y ‘Babylon Chat’, ‘Sreamin’ Pijas’, ‘Los Bruscos’, ‘Los Débiles’, ‘The Punishers’…

Cabe destacar también que en ese momento hubo dos grupos femeninos, con componentes tanto de Gijón como de Oviedo –pero englobados en el Xixón Sound-, formados íntegramente por mujeres: ‘Nosoträsh’ y ‘Undershakers’. Estos grupos, como confiesa Mar Álvarez – ‘Undershakers’, ‘Petit Pop’ y ‘Pauline en la playa’- sintieron cierta discriminación al principio por estar constituidos por mujeres, puesto que, como ya mencioné antes, en aquellos 15


momentos no era algo habitual ver a mujeres en la escena rock.Puede apreciarse, no obstante, un primer declive en las bandas de rock ovetenses en ese momento. Además, estas pioneras consideraban que nadie les hacía demasiado caso cuando empezaron y que esa fue la razón que las impulsó a ensayar y trabajar, lo que tuvo su recompensa, ya que hoy en día son dos de los grupos más recordados y referentes de todo el ‘Xixón Sound’, y siguen a día de hoy estando activas y muy presentes en la escena rock asturiana.

Sin embargo, en la capital asturiana empieza a tener lugar el proceso que se extiende hasta nuestros días: existen bandas de gran calidad, pero no existe un ambiente propenso para que estos grupos despeguen. Oviedo en los noventa, como bien dijo Chus Naves de Salón Dadá, cae en picado.

16


II.2 BANDAS ACTUALES II.2.1 Influencias Como ya he mencionado anteriormente, en el apartado dedicado a los 80, para hablar de las influencias principales en los músicos y bandas de rock siempre hay que mencionar a las bandas de rock clásico, tanto nacionales como internacionales. Fue muy común, en las entrevistas realizadas, escuchar nombres tan míticos como The Beatles, Dire Straits, Deep Purple, Bon Jovi, AC/DC o Black Sabbath, que habían sido inculcados a edades tempranas por sus padres y familiares, destacando el caso del entrevistado Germán Álvarez, cuyo fanatismo por el gran Bob Dylan es compartido con su padre, que fue quien se lo transmitió desde pequeño. Es un dato también a destacar que en el caso de casi todos los entrevistados ha habido un apoyo por parte de familiares. A medida que estos músicos crecen empiezan a citar grupos de los géneros más modernos que surgieron posteriormente, como el punk-rock americano de finales de los 90 y principios de siglo donde destacan Blink 182, Sum 41, Offspring, Bad Religion… También señalaban, especialmente los músicos más jóvenes, la influencia del indie con grupos como The Strokes y el rock británico que actualmente está tan de moda, destacando especialmente a The Artric Monkeys. También existe una influencia post-rock, con grupos como Radiohead o The White Stripes. El heavy metal, especialmente para los más veteranos, destaca entre las preferencias e influencias principales. No obstante, como es de suponer, para la realización de este apartado de influencias, ha sido preciso generalizar, ya que cada banda y cada músico individualmente, tienen influencias diferentes.

Las entrevistas demuestran que, en la mayoría de los casos, es en la adolescencia cuando se produce el “descubrimiento” de nueva música que de ahí en adelante influirá en sus estilos y forma de hacer música. En la mayoría de las ocasiones conocer estas nuevas bandas es algo fruto de las recomendaciones de amigos. Perti, por ejemplo, cuenta cómo recuerda que en su adolescencia se intercambiaba con sus amigos cintas cassette, y que de esta forma todos ampliaban su fondo musical. Por otra parte, los entrevistados más joven también mencionan Internet como la fuente gracias a la que descubrieron a sus actuales bandas favoritas.

En cuanto a la pregunta de “¿qué género no tocarías?” ocurría algo curioso, los guitarrista y bajistas parecían rechazar siempre los géneros alejados del rock, principalmente los electrónicos que están tan de moda actualmente y los repertorios latinos. Por su parte, en el caso de los baterías ocurría todo lo contrario: les interesaban todos los géneros y, especialmente, los latinos. Podría decirse, por tanto, que dentro de un mundo bastante liberal de por sí, los baterías son quienes más aprecian la diversidad de otros géneros.

17


II.2.2 Primeras bandas Es común en todos los entrevistados haber pasado por un mismo proceso, que comienza cuando, por voluntad propia, se interesan por tocar un instrumento con el fin de tocar, posteriormente, en una banda de rock. La mayor parte de los músicos no cuentan con una formación en conservatorios o en repertorios clásicos. Hay excepciones, por supuesto, como es el caso, por ejemplo, de Andrés Arias, Drest, que tiene el título de grado medio de violín otorgado por el Conservatorio Superior de Música “Eduardo Martínez Torner” de Oviedo, es similar el caso de Adrián Gamazo, Perti, que recibió clases particulares de violín y piano o, por ejemplo, Guillermo Arias de ‘La Bande du Poulet Fou’. Sin embargo, abundan los músicos que han aprendido a tocar de forma autodidacta, o que directamente han comenzado a tocar, en academias, uno de los instrumentos típicos de las bandas de rock: guitarra eléctrica, bajo eléctrico, batería y teclados.

Este proceso continua con la formación de la primera banda. Los motivos que impulsan a estos adolescentes a entrar en una banda es, principalmente, las ganas de entretenerse y divertirse, pero más de uno reconoce el interés subyacente por realizar conciertos en un futuro. Además, todos los entrevistados contemplan la música como su salida profesional. Generalmente estas primeras bandas cuentan con repertorio centrado en las “covers”, o lo que es lo mismo, en las versiones de temas de sus bandas favoritas. Estas primeras adaptaciones no deben ser vistas como algo poco productivo o carente de interés musical, puesto que son un medio muy útil y necesario para que un músico principiante que quiere hacer rock comprenda las técnicas que ha de emplear, tanto para la ejecución como para la composición. Además, es muy común que a estas primeras versiones se les añadan un par, al menos, de composiciones propias, que sirven para intercalar, tímidamente, en los primeros conciertos junto a las “covers”, como han señalado en sus respectivas entrevistas Adán Lis, de ‘Tierra de Enfermos’ y Félix Trespalacios de ‘Kuarentena’.

Este proceso de primeras bandas suele culminar cuando los músicos deshacen este grupo y buscan uno nuevo. Es muy extraño que la primera de banda de un músico sea su banda definitiva, quizás porque a medida que crecemos nuestros gustos musicales se van asentando, al igual que nuestras ideas. Como es natural, los músicos crecen, tanto como intérpretes como personas, y buscan en las bandas algo más serio que no pueden obtener en una agrupación de amigos que se limita, casi en exclusiva, a versionar. En conclusión, nacen inquietudes musicales y ganas por experimentar y crear una nueva banda, alejada de las versiones y con un estilo y temas propios.

18


II.2.3 ¿Qué bandas suenan actualmente en Oviedo? Después de este repaso por las influencias y primeras bandas de los músicos de rock ovetenses llega el momento de hablar, con nombres propios, de las bandas más destacadas actualmente en la escena rock de Oviedo. Muy aclamados por el público encontramos a ‘Gajes del Oficio’, una banda formada a mediados del 2008 y que está constituida actualmente por Diego Mateos (guitarra y voz), Álvaro Amieva (guitarra), Aitor "Mike Stamper" Gómez (bajo y segunda voz), y Andrés "Drest" Gonzalez (batería). Tras dos maquetas, su primer EP, ‘Palabras para el viento’, vio la luz en el año 2011 (grabado en los estudios Dynamita). Están influenciados por el rock y el metal, tanto nacional como internacional, y es un grupo que ha logrado encontrar un sonido propio que, como ya he dicho, tiene cada vez más seguidores.

‘Ciudad Bambú’ también se encuentra ahora en una buena racha, se formó en 2011 y está integrado por Miky Gonzalez (voz principal, guitarra acústica, letra y música), Carlos J. Gomez “Tobermori” (guitarra eléctrica, arreglos y coros), Mateo Airey (bajo) y Javi Espina (batería y percusión). Su repercusión, en 2012, se debe a una canción dedicada al Real Oviedo- titulada ‘Azul’- que tuvo una gran difusión en medios deportivos nacionales e incluso en webs extranjeras de Europa. Además, en 2013, resultaron ganadores del concurso de maquetas ‘Cultura aquí’, realizado anualmente por la cadena radiofónica 40 Principales Asturias y el Instituto Asturiano de la Juventud, de modo que consiguieron el premio de grabar un disco titulado ‘Sexappeal y cafeína’ (a cargo del sello Boomerang Discos y producido por Igor Paskual, guitarrista de Loquillo) y un videoclip de la canción que da nombre al disco. Su estilo podría encajarse dentro del pop-rock.

Un grupo que últimamente está cosechando muy buenas críticas es ‘Baja California’, formada por Manuel Roz (guitarra y voz), Javier García-Monge Pizarro "J. Hudson" (guitarra y coros), Francisco Martínez Méndez (bajo y coros) y Andrés González Arias "Drest" (batería y coros). Es una banda que, realmente, tiene un estilo hardrock. Fueron ganadores del concurso realizado por los 40 Principales

Igualmente prometedor encontramos a ‘Get In Tribal’, integrado por los Manu (voz), Pela (guitarra), Jota (bajo) y Will (batería). Su estilo abarca desde postrock hasta metal alternativo, pasando por hardcore, funk, stoner… una mezcla que entusiasma a sus muchos seguidores. LA banda se formó en el 2011, al año siguiente ganaron el concurso de rock Ciudad de Oviedo, dedicando el dinero del premio a grabar su primer disco, que recibe el título de ‘Silencio Roto’ (en el estudio de grabación Tutu Studios).

19


Entre las bandas más veteranas están ‘Verde Cannaia’, formada en 2006 y compuesta por Álvaro Masó (guitarra y voz), Toni (guitarra y coros), Carlie (bajo) y Gabriel Fernández (batería). También han sido ganadores del premio ‘Cultura aquí’ en el 2010, y graban el disco ‘Aprender a comer’ (bajo el sello de Santo Grial Records), y graban su primer videoclip y single fue ‘Casi Gris’, aunque anteriormente, en 2007, habían autoproducido y grabado (en los estudios Ría Records) su primer trabajo. Su estilo oscila entre el rock y el funky, aunque también están influenciados por el blues y el country.

Influenciados por un rock clásico encontramos a ‘Queen Bitch’, también muy aclamados, y formado David Arboleya (voz y guitarra), Pablo Jonte (gutiarra solista y coros), Kiki Riestra (batería), Adrian Fenoy (bajo), Diego Bartok (teclados), Helena Gil (coros) y Portu Martinez (coros y armónica). Cabe destacar que, con menos de un año de trayectoria, ganaron el concurso de maquetas de los 40 Principales y el Instituto Asturiano de la Juventud en 2011, entre otros premios. El disco que grabaron recibe el título de ‘Come Hell or High Water’. Fueron los segundos finalistas en el concurso de rock Ciudad de Oviedo, en la edición del 2012.

‘Familia Culebra’ es otro grupo destacable, finalistas tanto en el concurso Ciudad de Oviedo de rock, como en el concurso de maquetas de los 40 Principales y el Instituto Asturiano de la Juventud, en 2013. Está integrado por Chus Lorenzo (guitarra y voz), Mati Vega (bajo y coros) y Mariano G. (batería). Están notablemente influenciados por el rock y el blues clásico de los 60 y los 70. Cabe destacar que fueron los creadores de la canción-emblema de la FASAD (Fundación Asturiana de Atención y Protección a Personas con Discapacidades y/o Dependencias), titulado ‘Uno más’.

‘Kuarentena’ son otros de los veteranos, fundado en 1994, pero que no mantiene los miembros originales. Cuentan con dos discos ‘Kuarentena’, en el 2002, y ‘Magma’, en el 2010. Está compuesto por Richard (voz), Cristian Antuña (guitarra), Mario Gómez (guitarra y coros), Félix Trespalacios (bajo) y Miguel A. Díez (batería y coros). Están influenciados por un rock más clásico y por el rock nacional.

‘Artificial Stupidity’ es otro de los nombres que suenan actualmente. Fue formado en 2010 y retomado en 2012 está formado por Andrés "Drest" González (voz), Diego Mateos (guitarra solista), Miguel Gallo (guitarra y 2ª voz), Adrián "Perti" Gamazo (bajo y coros) y Víctor González (batería). Con su primera maqueta – ‘Take your bike and go back home’- participaron en el concurso de rock Ciudad de Oviedo, en el año 2011. Tocan rock, en general, pero sus influencia son muy variadas y no les gusta ponerse etiquetas, siguen una filosofía de hacer lo que quieren y consideran que suena bien, independientemente del género.

20


‘La Bande du Poulet Fou’ es también una de las bandas que más suena actualmente en la capital del Principado. Está formado por Jaime Martínez (voz y piano), Guillermo Arias (saxo), Cristóbal Iglesias (trombón y trompeta), Fer Marín (guitarra), Don Elías (bajo) y “Black Melon” Charly (batería). Tienen un estilo que mezcla un rock clásico con folk americano, que les ha llevado a ser finalistas en el concurso de maquetas de los 40 Principales, en 2012. Es a finales de ese año cuando autoeditan su primer EP, titulado ‘Las naves espaciales no tienen marcha atrás’.

‘Alto Volto’ es una banda formada en 2005, año en el que participaron y ganaron el concurso Ciudad de Oviedo de rock, y que todavía siguen estando en activo a día de hoy, compuesta por Borja García (guitarra, voz), Luis Rodríguez (bajo, coros) y Miguel Herrero (batería, coros). Su estilo consiste en una mezcla de blues y rock con hard rock. También resultaron ganadores, en 2006, del concurso de maquetas de los 40 Principales, grabaron su primer LP (en Estudios ACME), llamado ‘Alto Volto’, y su primer videoclip y single fue ‘One’. En octubre de 2012 sale a luz su segundo LP, ‘Play it hard, play it loud!’. Cuentan con otros premios, entre los que destacaban los AMAS a mejor disco, guitarrista y bajista.

‘Black Mambas’ es otra banda que, desde su formación en el año 2011, no se han bajado de los escenarios. Está compuesta por Marta (guitarra y voz), Paula (bajo y voz) y Sara (batería y voz), cuyo estilo podría ubicarse dentro del rock clásico, pero que cuentan con muchas influencias de diversas corrientes más recientes.

‘Acid Mess’, por su parte, son los últimos ganadores del concurso de rock Ciudad de Oviedo. Integrado por el trío Borja, Miguel y Tony tocan un estilo rock, mezclado con psicodelia.

Entre los más jóvenes encontramos a ‘The Neon’, que, pese a esta juventud mencionada, fueron seleccionados para participar en el concurso de rock Ciudad de Oviedo de 2013. Tanto esta banda como ‘TIGRA’ y ‘Mr Jones’ –también participante del concurso Ciudad de Oviedo, y que tiene un sonido folk- están encabezadas por Germán Álvarez, estudiante de Musicología en la Universidad de Oviedo. Hay otras bandas que convendría resaltar, a pesar de que su estilo se aleja del rock, pero que deben mencionarse por compartir escenario con estas bandas ya mencionadas: ‘Soldier’ (thrash metal), ‘Between The Lines’ (hardcore y metalcore), ‘Black Devil’ (heavy metal), ‘Noam’, ‘The Attack of te Brain Eaters’ (hardcore)… No obstante, hay un gran número de bandas noveles, no menos importante, que están asentándose y comenzando a crear su propio repertorio, como es el caso de los entrevistados ‘Tierra de Enfermos’, que demuestra que el número de bandas no va a parar de crecer. 21


II.2.4 Locales de ensayo Como ya mencionaba en los objetivos del trabajo, hace unos años el Ayuntamiento ideó un espacio al que llamaría ‘Escuela de Música Joven Pedro Bastarrica’ en el barrio de Otero, que contaba con estudio de grabación, seis locales de ensayo y la posibilidad de recibir clases de música. Este proyecto nació en el año 1999, y hasta el 2011 funcionó de una forma correcta y tuvo mucha aceptación por parte de los jóvenes músicos, ya que el coste del local de alquilar un local de ensayo no llegaba a diez euros y contaban, durante cuatro horas a la semana, de un local insonorizado y equipado con amplificadores, batería y micrófono. La única condición, además de pagar esa pequeña cuota mensual, era la de que al menos el 50% de los miembros de la banda estuviesen empadronados en Oviedo. Sin embargo, en el año 2011 lo locales cerraron debido a problemas de humedades requerían obras. Los músicos, impacientes e indignados, se movilizaron y realizaron un conciertoprotesta en la Sala Estilo, el 5 de abril de 2013, en el que participaron los siguientes grupos: ‘Queen Bitch’, ‘Get in Tribal’, ‘Verde Cannaia’, ‘Los Enigmáticos’, ‘Gajes del Oficio’ ‘Electric Buffalo’, ‘GPS Project’, ‘Calibre 33’ y ‘Alto Volto’. No obstante, hasta ahora todavía no parece que esta acción haya dado sus frutos, y tan sólo queda esperar a que las obras terminen, ya que no parece que el Ayuntamiento esté dispuesto a crear un nuevo espacio similar. Un proyecto similar, pero privado, al de los famosos locales de Otero es el que puso en marcha Alberto Rionda, en el año 2011. Se trata de una escuela de música en la calle Picasso, en el barrio de Pumarín. La escuela, llamada ‘Derrame Rock School’, oferta clases, impartidas por conocidos profesionales, de un gran número de instrumentos (tanto “rockeros” como “clásicos”), al igual que también ofrece la posibilidad de asistir a lecciones de todo tipo de bailes, clases de canto o de producción y composición. Obviamente el abanico es mucho más amplio que el que ofrecía en su día la Escuela de Música Joven Pedro Bastarrica. ‘Derrame Rock School’ también cuenta con locales de ensayo que las bandas pueden alquilar. Sin embargo, son pocas las bandas que utilizan estos locales, ya que su coste, al igual que el de las clases, es bastante más elevado que el que los locales de Otero tenían. De los entrevistados tan sólo ‘Tierra de Enfermos’ hacen uso de estos locales. Por tanto, ante estas posibilidades cerradas, los músicos se las apañan “como toda la vida”, es decir, recurriendo a garajes en casa de algún miembro o alquilar otro local. Resulta curioso el caso de la banda ‘Artifical Stupidity’, sus miembros comentan en sus entrevistas que ensayan en unas oficinas en la zona de Cerdeño, con la condición de que sea a partir de las ocho de la tarde cuando están vacías. La falta de locales supone un gran problema para las bandas. Como Drest comenta en su entrevista, tener un local apropiado es muy importante, ya que es el lugar donde guardas los instrumentos –especialmente las baterías, que debido a su tamaño no pueden llevarse a casa, como las guitarras o bajos- y si el lugar está en malas condiciones los instrumentos corren peligro y puede que un futuro sea causa de una inversión económica. Por tanto, recomendable y conveniente invertir en un local adecuado que en el futuro no cause problemas.

22


II.2.5 Género Otra cuestión de interés que puede tratarse es la de las mujeres en las bandas ovetenses. Entre los entrevistados tan sólo hay una chica, y la gran mayoría de los grupos mencionados en este trabajo están constituidos íntegramente por varones. No obstante, como bien señalan Perti y Drest en sus entrevistas, cada vez es más habitual encontrar a chicas en las formaciones de la ciudad, y en repertorios variados y no simplemente a la canción melódica a la que parece que siempre se ha ligado a la mujer. Cabe destacar al trío formado únicamente por chicas, Black Mambas, que gozan de una buena fama tanto como grupo como de instrumentistas individualmente. El rock, tradicionalmente, es un estilo que siempre ha sido visto como muy masculino, sin embargo los tiempos cambian y hoy en día no resulta nada raro ver a mujeres tocando un instrumento, sin embargo sí es cierto que parece que el número de vocalistas femeninas supera al de instrumentistas. De hecho, como Drest menciona, la voz femenina está actualmente muy cotizada entre las bandas de rock, podría decirse, incluso, que está de moda. No puede explicarse, sin embargo, este hecho de que haya menos instrumentistas, ya que en las clases de música sí es habitual encontrar –a veces, incluso más que hombres- a chicas como principales alumnas. Como señala Drest, es probable que se deba a una simple falta de interés general por formar bandas, pero también advierte de que la calidad de estas mujeres es tan buena como la de hombres. Sin embargo, es de destacar que en la música ocurre lo contrario que en otras actividades, como por ejemplo, el fútbol, donde parece que una mujer es “mal vista” y se la tacha de “poco femenina”, y así lo demuestran los entrevistados, quienes sostienen que dentro de esta escena rock local no hay lugar para discriminación por sexo. Un buen ejemplo de esto es el del entrevistado Adán, de ‘Tierra de Enfermos’, que en la gran mayoría de las agrupaciones en las que ha estado había, al menos, una chica, hecho que no ha supuesto ningún tipo de problema.

II.2.6 Rivalidad con Gijón Todos los entrevistados coinciden en que en lo único que Gijón puede resaltar, en lo que a temas de rock se refiere, es en que tiene un mayor número de salas y mejor acondicionadas. Sin embargo, no se trata de una cuestión de público o de calidad de bandas –el público en Gijón parece estar igual de poco interesado en acudir a conciertos-, sino en las facilidades concedidas por el Ayuntamiento. En Gijón sí que parece ser cierto que se ponen menos impedimentos que en Oviedo para realizar actuaciones y una sala de fiestas no ha de cumplir tantos requisitos como en la capital del Principado. Todos apuntan que no existe ningún tipo de rivalidad y que ningún músico de Oviedo tiene problemas en tocar en Gijón, y viceversa, la absurda rivalidad de las ciudades, afortunadamente, no ha afectado a la música.

23


II.3. SITUACIÓN DEL ROCK EN OVIEDO II.3.1 Espacios para tocar Ya he hecho referencia anteriormente al problema de la falta de lugares en Oviedo para ofrecer concierto. Si bien en los años ochenta, la época “dorada” del rock ovetense, había un gran número de salas y bares ahora son pocas las que quedan en activo. ‘Tribeca’, ‘La Caja ‘Negra’ y ‘La Santa Sebe’ aún siguen abiertas, pero apenas ofertan conciertos hoy en día y son meramente discoteca y bares, además las dos últimas cuentan con un espacio muy reducido que imposibilita la entrada a un público numeroso. Por su parte, ‘Estilo’, que es una sala muy grande y habilitada para dar conciertos, ha perdido el rumbo inicial que tuvo y ya no acoge a las bandas de este repertorio, si no que se centra en su función de discoteca y ofrece, únicamente, actuaciones de bandas de otros géneros, principalmente latinos.

Las dos salas más mencionadas durante las entrevistas son ‘La Calleja la Ciega’ y ‘La Antigua Estación’. El problema que ambas salas presentan, principalmente, es su pequeña capacidad y su mal sonido. Para que un establecimiento pueda acoger conciertos ha de estar declarado como “Sala de Fiestas”, y por tanto debe pagar una cantidad al Ayuntamiento por poder celebrar conciertos. Los conciertos, tristemente, no resultan rentables en una ciudad donde el interés por los repertorios de música más modernos es escaso, por tanto el número de salas disponibles es muy reducido. Un concierto conlleva, en gran parte de las ocasiones, una inversión en la que el propietario de la sala acaba perjudicado, ya que muchas veces incluso es necesario que ponga dinero de su bolsillo. Por tanto, ofrecer un buen espectáculo en una sala de estas condiciones es algo costoso y difícil. Las medidas que estos propietarios toman son, principalmente, al de aumentar el precio de las bebidas y pedir precio de entrada, pero no da resultado ya que el público apenas consume y prefiere esperar a salir y tomarse algo en un bar más barato, y el interés por las bandas, como ya he dicho, es más bien escaso. La sala de fiestas que probablemente está mejor equipada actualmente es la llamada ‘Whirpool’, aunque hasta ahora solamente había acogido a músicos de prestigio y lleva poco tiempo organizando conciertos de bandas locales. ‘La Calleja’, como suele abreviarse, es, en general, la preferida por los músicos, que aprecian y alaban la presencia y labor de Pachi, el organizador, señalando que es realmente una persona altruista a la que de verdad le interesa que el bar siga ofreciendo conciertos, sin importarle, como ya he comentado antes, que en ocasiones el negocio apenas resulte rentable. Diferente es la reputación de ‘La Antigua Estación’, hay una situación general de descontento con esta sala, puesto que últimamente el establecimiento obliga a pagar a los músicos para ofrecer un concierto. Un músico, de por sí, ya tiene que pagar el transporte y los equipos en sí, y en muchas ocasiones no pueden permitirse, además, pagar para tocar. Como ya hemos dicho, descartadas quedan las plazas, a excepción de San Mateo, y también instituto. Sin embargo, hay que aclarar una cosa: los jóvenes no están pidiendo, ni mucho exigiendo, una plaza o un espacio grande para dar conciertos, tan solo piden que no se pongan 24


tantas trabas para crear una sala de fiestas. Todos somos realistas y sabemos que un espectáculo de rock, aunque la sala esté insonorizada, es una actividad que conlleva ruido, que puede molestar a los vecinos. Los músicos, lógicamente, son conscientes de ello y son razonables, saben que existe un riesgo de molestar, pero piden compresión a las organizaciones de vecinos, que son normalmente quiénes alertan a la policía –lo que acarrea que la sala luego reciba una sanción que les arruine aún más-. Lo músicos estarían dispuestos a pactar una solución con la que todos estuvieran de acuerdo, como por ejemplo fijar un horario dentro del que puedan tocar. También es necesario señalar que los músicos tampoco pretenden que el Ayuntamiento organice eventos pensados para ellos, nuevamente lo único que piden es que pongan menos trabas a la hora de autorizar los proyectos que presentan. Un ejemplo de esto es el festival que Adrián Álvarez, Perti, comenzó a organizar en el año 2008 en la fiesta local de Martes de Campo. El festival, llamado ‘Martes de Campo Rock’, tenía lugar en el parque Purificación Tomás, sitio clave donde se congregaban la mayoría de los jóvenes, dejando el Parque San Francisco para familias y gente mayor. Perti creó un festival donde las bandas locales, pasando por una pequeña selección, podían amenizar la fiesta con su música y darse a conocer, y tuvo mucha aceptación por parte del público. Sin embargo, en este pasado 2013, el Ayuntamiento de Oviedo no dio permiso para que una nueva edición, la V, tuviera lugar. Actitudes como esta indignan, el festival nunca ocasionó ningún problema y era una de las pocas citas que se ofrecían para los seguidores del rock en la ciudad. El Ayuntamiento parece que solamente oferta el concurso de rock Ciudad de Oviedo, del que hablaré en el siguiente apartado.

La conclusión, por tanto, sería que el Ayuntamiento debería mostrar una postura más comprensible y no denegar estas vías de ocio alternativas. Oviedo es una ciudad donde la población veterana es más numerosa, el Ayuntamiento sabe que interesa más “mimar” a esta población y es por ello por lo que ofrece un repertorio mucho más adaptado a ese público. Me estoy refiriendo, como es predecible, a los espectáculos de ópera y zarzuela. Los miembros de las bandas de rock se sienten –a excepción de San Mateo- ignorados por el Ayuntamiento, como dice Drest en su entrevista, no hay un ocio alternativo para los ciudadanos más jóvenes, no pueden pretender que un chico de quince años pase una tarde de sábado en la ópera –que, aunque quisiera, lo más probable es que no pudiera permitirse pagar la entrada-, la única actividad a la que parecen estar destinadas las personas de estas edades es a correr delante de la policía, que lo persigue para recordarles que no pueden hacer “botellón”. ¿Por qué no organizar espectáculos que puedan interesarles? Como ya he dicho, hay mucha gente dispuesta a organizar y ayudar que tan solo piden un permiso y menos exigencias por parte de un Ayuntamiento quién parece no recordar que los jóvenes existen.

25


II.3.2 El concurso de rock Ciudad de Oviedo Como decía en el apartado anterior, el Ayuntamiento de Oviedo tan solo oferta una vez al año un evento para los seguidores del rock: el concurso de bandas Ciudad Oviedo, también conocido como ‘Oviedo Rock’. El concurso lleva celebrándose trece años, y su final coincide con la festividad local: San Mateo, el 21 de septiembre. Para participar, las bandas deben enviar una maqueta que pasará por un proceso de selección, que decidirá si son aptas para participar. Una vez realizada esta previa selección tienen lugar los conciertos, que se realizan en la plaza Feijóo. Tras estos primeros conciertos se hace una eliminatoria, y los vencedores accederán a la final. Los ganadores reciben un premio de, nada más y nada menos, 4800 euros. Además, al año siguiente están obligados a ofrecer una actuación en la plaza de la Catedral. Desde hace algunos años, este concurso está rodeado de rumores de “tongo”. Principalmente, el concurso parece solo buscar lo que gusta a un público grande, que será el que al año siguiente acuda como espectador a la plaza de Catedral. Es por ello por lo que muchas bandas que se alejan del estilo de rock más pop se sienten defraudadas en la mayoría de las ocasiones. Una sorpresa, no obstante, fue la victoria del grupo ‘Get In Tribal’ en la final de 2012. ‘Get In Tribal’ abarca un repertorio más “duro”, alejado del suave pop-rock que solía resultar vencedor en las anteriores ocasiones. No cabe duda de que el grupo tiene calidad, pero también resulta extraño que, de repente, una banda de estas características se alce con la victoria. ¿Acaso el jurado tomó esta decisión tomada para no levantar sospechas? De hecho, estos grupos más “agresivos” musicalmente siempre habían sido discriminados, y en más de una ocasión los participantes notaban este desencanto por parte de la organización. Un ejemplo de ello es el que narra Drest en su entrevista ocurrido en 2013: ‘Last Days of Eden’, ‘Soldier’ y ‘Gajes del Oficio’ estaban clasificadas –una verdadera rareza, especialmente por parte de las primeras que tocan derivados del heavy metal- y, las tres bandas, decidieron llevar su propio técnico de sonido, una posibilidad que el concurso ofrece. Al parecer, al día siguiente de la actuación, la organización se puso en contacto con guitarrista de ‘Last Days of Eden’, para comunicarle que habían sonado por encima del resto de participantes. Misteriosante ‘Last Days of Eden’ no llegó a la final, a pesar de que habían sonado mejor que, por ejemplo, ‘Soldier’ que si llegó a la final y cuyo concierto había sido en esa ocasión de poca calidad. ‘Last Days of Eden’, además de arrasar en cuestiones de público, habían demostrado un directo de gran calidad. Como señala Drest en su entrevista, Oviedo es una ciudad pequeña, un “pueblín”, donde lo más normal es conocer a casi todo el mundo, por lo que no es de extrañar que en ocasiones los miembros del jurado conozcan personalmente a algunos de los músicos. ¿Influye esto a la hora de tomar decisiones? Puede. Es preferible pensar, como dicen Santiago y Félix en sus entrevistas, que esto no ocurre. Aunque, por otro lado, Perti también comenta una ocasión en la que esto ocurrió y un miembro de la propia banda ganadora admitió que la victoria había sido posible gracias a la amistad de su padre con un miembro del jurado.

26


Otro hecho, demostrado, de que el concurso no funciona bien es que no hay demasiado control por parte de la organización, puesto que hay varios casos de grupos que, tras ganas una edición, vuelven a presentarse bajo otro nombre y con un miembro nuevo en la banda y vuelven a ganar. Parece ser que estas bandas se crean, únicamente, para ganar el concurso, y que no tienen ninguna intención de continuar con el grupo y tan solo pretenden llenar sus bolsillos. ¿Soluciones para este problema? Primordialmente, que exista un control más minucioso por parte de la organización y que no permita que personas que ya han ganado vuelvan a presentarse. La segunda solución, muy razonable, sería que el premio del concurso estuviera destinado a la grabación de un disco –como hicieron ‘Get In Tribal’-. De hecho, seria preferente que la opción de grabar el disco fuera el premio en sí, y no una cantidad de dinero. Es decir, un premio semejante al que ofrece el concurso de los 40 Principales y el Instituto Asturiano de la Juventud. Aunque, sin embargo, ambos concursos parecen tener el mismo problema: tan solo quieren otorgar premios a bandas cuya aceptación del público está asegurada, dejando de lado a todos los grupos más alternativos y experimentales. Además, también sería acertado que el jurado estuviese formado de expertos reales, músicos y productores cualificados – y no periodistas que no entienden la música “moderna”- que supieran juzgara con criterio las bandas, de forma que el concurso consiguiese un equilibro donde todas las bandas tuvieran calidad, ya que parece el concurso todavía no ha encontrado un rumbo concreto y enfrenta, en muchas ocasiones, a bandas muy buenas –que no necesariamente ganan- contra bandas que en ocasiones son muy inexpertas y aportan un espectáculo pésimo.

27


II.3.3 Público Como ya he mencionado antes, Oviedo es una ciudad envejecida, donde “se cuida” a un público de edad avanzada mediante la oferta de repertorios clásicos, como la ópera o la zarzuela. Aun así, es de suponer que si existen bandas formadas por jóvenes también exista otro colectivo que tenga interés en consumir está música y asista como público a las actuaciones de estas bandas. La mayoría de los músicos entrevistados han señalado que los asistentes a sus conciertos son sus amigos y familiares. Esto, a su vez, presenta una ventaja y una desventaja. Por un lado, los músicos agradecen tener alguien ante quién poder mostrar su trabajo, es decir, tener un público asegurado, que además es muy probable que conozca sus canciones. Pero, por otro lado, a la vez se demuestra, en muchas ocasiones, la falta de un interés musical real por parte de estos amigos. Es muy común, como han señalado los entrevistados Perti y Drest, que en los conciertos donde actúan dos bandas juntas, ese público compuesto de amigos se retire tras la actuación de la banda donde tocan sus conocidos, sin asistir a la del otro grupo para ellos desconocido. Este hecho, que para los músicos supone algo vergonzoso y de mala educación, demuestra la inexistencia de un perfil de público compuesto por verdaderos amantes de la música. En Oviedo, y en Asturias en general, se echa en falta el público melómano que acude a un concierto con el único deseo de disfrutar de la música y conocer algo nuevo, sin la necesidad de conocer al intérprete previamente. Puede que esto ocurra a causa de que, en muchas ocasiones, haya un precio de entrada, pero los músicos consideran que realmente no debería suponer un problema pagar una pequeña cantidad de dinero por una entrada, ya que en la mayoría de las ocasiones la entrada incluye una bebida. Si bien estas bebidas tienen un precio superior al que alcanza en otros establecimientos, no debe considerarse como algo excesivo o caro, puesto que no sólo estás pagando una simple bebida, también estás pagando una cantidad por disfrutar de música en directo. La gente debería concienciarse y ver que esa cantidad es, en la mayoría de los casos, algo razonable y que raramente hace que el establecimiento o el artista se esté enriqueciendo a su costa. Como es de suponer, el público suele estar integrado por gente joven, de edades comprendidas entre los quince y los treinta años, aunque algunos de los entrevistados han señalado que algunos repertorios, como el heavy metal, suelen atraer también a personas más mayores que llegan a alcanzan, sin ningún esfuerzo, los cincuenta años. Se podría decir que es la antítesis de lo que ocurre en los teatros, donde es más común ver a un público mayor y donde es más difícil encontrar gente joven, algo que no ocurre solamente por una falta de interés de la juventud en los repertorios clásicos, sino también por el gran coste que supone asistir, por ejemplo, a la ópera.

28


II.3.4. Discográfica, producción y difusión Un adjetivo era siempre la primera respuesta de los entrevistados cuando formulaba esta pregunta: negro. De todos es sabido que no es un buen momento para la música, ni siquiera para artistas más consagrados que llevan años de trayectoria. Tristemente, el panorama es aún menos halagüeño para los músicos locales. Las grandes discográficas no tienen tiempo para las pequeñas bandas locales, y mucho menos para un repertorio como el rock, que no cumple las exigencias del gran público actual, que prefiere los sonidos electrónicos o los géneros latinos. ¿Qué opciones les quedan a los grupos que, además de estar en un entorno tan “remoto” como Oviedo, trabajan estilos más difíciles? ¿Cómo logran estos grupos darse a conocer y difundir su música? La respuesta a estas preguntas se encuentra en las nuevas tecnologías. Internet parece ser la clave hoy en día para están bandas, al igual que la autoproducción. Actualmente, los equipos de grabación son más fáciles de conseguir, que, si bien siguen siendo caros, son mucho más asequibles que hace unos años, cuando la única opción de autoproducción se reducía a una grabadora y una cinta cassette. Ahora, en Oviedo, existen modestos estudios de particulares con los que grabar maquetas y álbumes. La distribución de este producto, por otro lado, también ha de ser “casera”. Drest cuenta como, tras autoproducir un álbum con una de sus bandas, eran los propios miembros de la banda quien llevaban a cabo todo el proceso de edición posterior que conlleva grabar un disco: cortando, pegando, precintando… Luego, estos discos se llevan a las tiendas –ya casi inexistentes- de discos locales, para vender un producto que, como máximo, será vendido por tres o cinco euros. En definitiva, los miembros del grupo, al igual que ocurría con los propietarios de las salas de fiestas, tienen que poner dinero de su bolsillo para sacar adelante su proyecto musical. A la hora de la difusión Internet ha jugado un importante papel. La mayoría de las bandas locales están integradas por gente joven, muy abierta a compartir su trabajo, de forma gratuita en Internet. Como Drest señala, la gente no compra un producto desconocido fácilmente, por eso ofrecer la posibilidad de escuchar un disco antes de comprarlo es la mejor idea. En pocos casos la gente que escucha no llega realmente a comprar el CD después, pero, como él señala, siempre hay algún interesado que aprecia su trabajo y que les anima a seguir creando. Por otro lado, también es curioso como algunos grupos se hacen publicidad. Dos ejemplos de esto son los que hicieron, por un lado, la banda ‘Octopus Garage’, de Lugones, creó pequeñas plantillas con el nombre del grupo para realizar graffitis posteriormente en el mobiliario urbano de toda la ciudad. Por otro lado, la banda ‘Malibu Surfers’ hizo algo parecido: pintaron su nombre en una pared y, al igual que ‘Octopus Garage’, su nombre estaba presente en todo el mobiliario urbano de la ciudad, pero en forma de pegatina. Era una forma de que la gente, al desconocer el significado de estos mensajes, buscara información que les llevara hasta su música. En definitiva, la mejor opción para grabar un disco que parecen tener estas bandas es la de resultar ganadores de algún concurso de maquetas.

29


III. Conclusiones Tras realizar este trabajo, las conclusiones a las que he llegado han sido las siguientes: • En Oviedo existe un gran número bandas de rock de gran nivel, capacitadas sobradamente para ofrecer conciertos de gran calidad. • Actualmente estas bandas de rock no siguen un camino recto, sino que las variadas influencias de repertorios de las que disponen han permitido que surjan muchos derivados que dotan de aún más intereses a estas agrupaciones. • La mítica rivalidad musical entre Gijón y Oviedo, surgida en los noventa, no ha llegado a nuestros días. Todo parece indicar, además, que lo único que diferencia a ambas ciudades es la falta, por parte de Oviedo, de lugares acondicionados para tocar. En ningún caso parece que se trate de una diferencia de capacidad interpretativa o creativa como se creía en el pasado. • Oviedo es una ciudad “envejecida”, que cuida a un público de avanzada edad y que, por desgracia, apenas ofrece alternativas para la gente joven. Sin embargo, el problema reside en la poca disposición del Ayuntamiento a dar autorización para que las bandas de rock organicen festivales, al igual que exige demasiados requisitos a las salas de fiestas que desean contratar a las bandas. La falta de lugares para tocar cada vez es más alarmante. Es necesario también que la Escuela de Música Joven Pedro Bastarrica vuelva a abrir sus puertas –o que se creen centros similares- para que las bandas con menos recursos puedan ensayar, dar clases y grabar maquetas a un precio asequible. • El público de Oviedo no parece ser muy activo, los músicos echan en falta el perfil del oyente del melómano que va a los conciertos con la única pretensión de disfrutar de la música y conocer nuevas bandas sin la necesidad de tener referencias previas de ellas. • El concurso de rock anual, Ciudad de Oviedo, no funciona correctamente. Los jóvenes saben que únicamente es un recurso que el Ayuntamiento ha creado para apaciguar las demandas del público interesado en el rock. Tanto la organización como el jurado deberían mejorar, siendo más exigentes con el nivel de las bandas, asegurándose de que el dinero es invertido en un trabajo discográfico, controlando la participación excesiva de algunas bandas y siendo competente a la hora de juzgar la calidad de las bandas. • Las discográficas son un lujo al que pocos pueden acceder, y la autoproducción en estudios caseros parece ser la opción más viable. Por otro lado, Internet ha marcado la diferencia con las generaciones anteriores, siendo este el mejor medio de difusión con el que cuentan ahora estas bandas locales para hacerse oír y darse a conocer.

30


IV. BibliografĂ­a BALBUENA, Rafa, No se salva nadie. Ed. Terminal Norte, 2007

31


Anexos

32


Talía: Bueno, pues empiezo. Cuando eras pequeño, ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? Germán: Sí, a mi padre le gusta mucho la música, y de toda la vida se escuchó música en casa, en el coche y en todos lados. T: ¿Y qué género de música, artistas o grupos, solíais escuchar? G: Rock, por todos lados. Bob Dylan siempre se escuchó en casa, Bruce Springsteen, Cat Stevens, todo tipo de rock… T: Y tú luego, solo, más adelante, cuando y tenías un poco más de criterio… ¿qué grupos y géneros solías escuchar? G: Aparte de esos, que los sigo escuchando siempre, me metí en el grunge, me gusta mucho el grunge: Pearl Jam, Nirvana, Alice in Chains… y luego me gusta mucho ahora el rock alternativo, todo esto entrecomillado: Bon Iver, Foals… T: ¿Y aprendiste a tocar algún instrumento cuando eras niño? Y, de ser así, ¿a qué edad, cuándo…? G: A mí me regalaron una guitarra cuando tenía trece años y a partir de ahí… T: ¿Y decidiste aprender por iniciativa propia o por obligación de tus padres? G: No, no, vamos, eso fui yo solo. T: Vale, ¿dónde aprendiste a tocar? ¿Tuviste profesores o fue de forma autodidacta? G: Todo autodidacta, jamás fui a clases de música, ni de instrumentos ni nada… T: ¿Y alguno de tus familiares era músico profesional o aficionado? G: Hombre (RISAS) mi bisabuelo era cantante de tonadas, ¿eso vale? T: Cuando eras niño, más joven… ¿considerabas la música cómo algo serio y te lo planteabas como un futuro profesional o era un pasatiempo simplemente? G: Hombre, llegó el momento en el que no sabía hacer otra cosa, así que… No tarde mucho en descubrirlo, lo considero algo muy serio. T: ¿Cuándo llegaste a la adolescencia… conociste más música? ¿Cambiaron tus gustos radicalmente respecto a tu niñez o siempre estuviste en la misma línea? G: La verdad es que siempre estuve en la misma línea. No cambiaron, me gusta la música desde no hace mucho y me gustan ciertas bandas que antes no escuchaba, pero no cambiaron muy radicalmente, vamos. T: ¿Y seguías con especial devoción algún artista o banda? ¿Tenías algún ídolo musical al que quisieras parecerte? G: De toda la vida Bob Dylan. Siempre ha sido así, lo mamé desde casa.


T: Vale, ¿y cómo conociste a Bob Dylan: por Internet, por recomendaciones de tus amigos y familiares, por revistas…? G: Mi padre, que es muy fan de Bob Dylan y un día nos llevó a un concierto de bob Dylan, y a partir de ahí… T: ¿Y a qué edad consideras que tuviste interés en formar o crear una banda? G: En cuanto empecé a hacer los primeros acordes, ala… Me junté con un amigo a grabar cosinas en casa… T: Y, aparte de la guitarra, cuando ya eras adolescente, ¿aprendiste a tocar otro instrumento? G: Sí, para pluriemplearme un poco pues saber tocar la batería, el bajo, un poco el piano… luego también se tocar el ukelele, la mandolina… T: ¿Y aprendiste a tocar también de forma autodidacta? G: También de forma autodidacta. T: ¿Y por qué querías tocar en una banda: para entretenerte, para realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos…? G: Un poco de todo, salvo por que lo hacían mis amigos, porque de mi época no había nadie que tocase salvo yo, para entretenerme y previendo un futuro en la música también… T: ¿Qué opinaban tus familiares de este interés por la música? ¿Te animaban o lo consideraban apropiado? G: No, siempre me han animao, y sobre todo en tema de dinero que fue muy importante siempre me han ayudado mucho en el tema de la música. T: ¿Recuerdas a qué edad entraste en tu primera banda? G: Pues si no fue a los trece y medio, a los catorce. T: ¿Y fundaste tú la banda o ya estaba formada? G: No, fuimos un amigo y yo que decidimos buscar más gente que tocase. (…) T: ¿Y dónde ensayabais? ¿Teníais local propio, os dejaba un local algún miembro de la familia o alquilabais algo…? G: Primero ensayábamos en casa de mi amigo, y luego cuando llegó el guitarrista en su garaje. T: ¿Y qué género musical practicabais? G: Rock… T: ¿Tocabais canciones propios o versionabais temas que os gustaran?


G: Componíamos un poco, pero también hacíamos alguna versión… lo típico… T: ¿Dabais conciertos con esa primera banda? G: No, con esa banda no. T: ¿Y ahora, actualmente, en cuántas bandas estás? G: Pues tengo tres, la principal se llama ‘The Neon’. T: ¿Cuáles son vuestras influencias principales? G: Bueno, tenemos muchas realmente… Por ejemplo, ‘Radiohead’ o ‘The White Stripes’, así en general… Pero no sé, cada uno tiene influencias personales. Estaría dos años para decirte todo lo que nos gusta y nos influye… T: ¿Estás interesado en practicar algún otro género musical? G: Me va bien como hasta ahora… T: ¿Y qué género musical no tocarías? G: Buff, no sé… T: ¿Te dedicas plenamente a las bandas o lo compaginas con estudios y trabajos? G: Las dos cosas, estudio y trabajo. T: ¿Dónde ensayas con estos grupos actualmente? G: Pues con ‘The Neon’ ensayamos en un local que alquilamos con otro grupo… a medias. Está bien, ahorramos pasta y compartimos equipo. T: ¿Has dado algún concierto con ‘The Neon’? G: Sí, sobretodo en el Rocket, porque yo estoy allí de camarero y bueno, montamos cosas de vez en cuando… También hicimos alguna cosa el Al fondo hay sitio y en La Calleja. T: ¿Supone algún problema encontrar lugares, actualmente, en los que dar conciertos? G: Pues sí, bastante. Hay cuatro sitios, y encima en algunos como La Antigua Estación te ponen pegas y tienes que pagar tú. No está muy bien la cosa, no… T: ¿Y cómo ha sido la acogida del público en estos conciertos que has dado? G: Bastante buena. O mis amigos al menos dicen que molamos (RISAS) T: ¿Y cómo veis el futuro de la banda, seguiréis con ella como hasta ahora o de forma más profesional…? G: Sí bueno, siempre intentamos eso… Sabemos que está muy complicao… Pero me dedico casi plenamente a la música y espero que triunfemos, si no… ¿para qué?


T: ¿Y cómo ves el panorama discográfico aquí, actualmente, para los músicos de Oviedo? G: Pues negro, muy negro… negrísimo. Muy complicao. T: Bueno, ahora aquí alguna cuestión general sobre el rock en Oviedo… ¿Qué opinas del concurso de rock anual de Ciudad de Oviedo? ¿Habéis participado o…? G: Llevamos dos años seguidos participando y bueno, como todos los concursos a nivel regional, los jueces son “de aquella manera”, van cuando pueden… Pero bueno, es una oportunidad para tocar delante de público que no te conoce y no se desprecia. T: ¿Y crees que el Ayuntamiento de Oviedo da buena difusión al rock o que, por el contrario, da más importancia a otra música como la ópera o la zarzuela? G: Tú lo has dicho, ni más ni menos. (RISAS) T: ¿Y crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos? G: No, Asturias… Gijón es de las mejores, pero Oviedo es de las peores. T: ¿Y qué creéis que es una cuestión de que el público no está interesado en el rock o…? G: No, no, vamos… Yo… Todas las salas en las que sí que se puede dar conciertos siempre ha público y Oviedo siempre está muy interesado en los conciertos. Siempre que hay conciertos se va, si no das permisos y no dejas tocar pues… T: Y, si tuvieras que englobar al público en una clase social… ¿cuál crees que es la más interesada en este tipo de música? G: Yo creo que los estudiantes, la gente joven… Hay gente mayor que también hay aprecia tu música y le gustas. (…) T: Entonces, lo has dicho, ¿crees que Gijón es una ciudad donde el rock funciona mejor? G: Totalmente, vamos, sí. Hay muchas más salas de conciertos y muchos más bares con permisos para tocar. T: Y, por último, ¿qué opinas de las bandas de Oviedo? ¿Crees que hay buenas bandas emergentes? Podrías mencionar alguna… G: Sí, te podría decir en las que estoy yo: ‘Mr Jones’ que es una nueva banda que estamos formando, ‘TRIGRA’ que ya llevamos un tiempo… Y luego qué decir de ‘Verde Cannaia”, ‘Alberto y García’, que son bandas muy consagradas que tocan que se matan… Y… vamos, en Oviedo hay un talento musical que no se ha sabido explotar en todos estos años, pero vamos, que lo hay. T: Bueno, pues hasta aquí.


Talía: Cuando eras pequeño, ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? Félix: Sí (…), a mi padre siempre le gustó la música clásica y lleva escuchando eso toda su vida, y a mi madre le gustaba un poco más el rock, pero más suave, más Beatles, Bon Jovi… cosinas así entretenidas. T: Vale, ¿y qué género de música y qué artistas solían escuchar? Beatles me has dicho… F: Beatles, Bon Jovi mi madre y mi padre música clásica, pero ahí me pierdo, no te puedo decir… T: ¿Y tú tenías algún género o artista favorito de pequeño? F: No sé, a mí me ponían a Miliki, no sé, me gustaba mucho… cuando era muy pequeño, tampoco recuerdo muy bien lo que escuchaba… T: ¿Y cuando eras así, pequeño, aprendiste a tocar algún instrumento? F: No. T: ¿No? Vale. F: No, no, no… mi hermana tocaba la guitarra, pero yo no. T: ¿Y alguno de tus familiares era músico? Bueno, tu hermana era aficionada… F: Mi hermana, aficionada a la guitarra, y nadie más. (…) T: ¿Y creías en el futuro que ibas a hacer algo de música…? F: No, nunca, nada. En mi adolescencia me empezó a gustar… T: Bueno, ya me has dicho que no seguías con devoción a nadie en especial… No tienes algún ídolo musical en especial, ¿verdad? F: No. T: Vale, pues ya pasamos a un poco más mayor… ¿a qué edad crees que comenzaste a tener interés en formar o entrar en una banda? F: Bueno, yo toco el bajo, y empecé a tocar el bajo después de muchos años viendo a mi hermana tocar en casa… Y empecé a tocar en casa, pero sin interés de formar una banda, simplemente por diversión. Después, al año o asó, dije “sí, voy aprobar a entrar en algún sitio…” T: ¿Y aprendiste de forma autodidacta? F: Al principio estuve un mes o así a mi rollo, pero después no, fui a clase, y es bastante mejor para evitar manías y eso… T: ¿Y por qué querías entrar en una banda? Para entretenerte, porque querías realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos. ..


F: Al principio, la primera vez, para ver cómo era, principalmente por curiosidad. Pero después… ¿por qué seguí tocando en bandas? Por diversión. Pura diversión, ni tocar en conciertos, ni amigos… pasármelo bien. T: Y en casa lo aprobaban, ¿no? F: ¡Bueno, bueno, bueno en casa, bueno…! (RISAS) Al principio pensaron que iba a dejar un poco los estudios, entonces me pusieron un poco mala cara, pero cuando vieron que lo llevaba todo bien sí que me apoyaron muchísimo en todo. T: Bueno, eso está bien. ¿Y a qué edad entraste en tu primera banda? F: Eeeh…, a ver, estuve tocando con amigos, versiones, lo hice a los dieciséis años, que debió de ser cuando empecé a tocar… Y en serio, a los diecisiete. T: ¿Y en esa banda… ya había sido formada previamente, no la habías formado tú…? F: (ASIENTE, ya estaba formada) T: ¿Y cómo se llamaba la banda? F: ‘Black Devil’. T: ¿Dónde ensayabais? Teníais un local propio o… F: Eeeh, a ver, nosotros tocábamos al principio en casa de un chaval que estaba con nosotros tocando la batería. Estaba en un pueblo, tenía la casa entera para él, estaba muy bien. Y luego, cuando ese chaval se marchó de grupo, buscamos unos locales que hay en Fonciello, que estaban bastante bien para ensayar. No, en Oviedo no encontramos nada. T: Y componíais canciones propias, no versionabais ni nada, ¿no? F: (ASIENTE) T: ¿Y qué género musical, aparte del rock, se entiende, que otros géneros tocabais? F: Rock y metal se puede decir… Es que no… era bastante… Sería un camino bastante recto T: ¿Y componíais entre todos? F: Sí. Normalmente lo que hacíamos es: alguien lleva una idea más o menos desarrollada, con letra, con melodías de voz o con diferentes melodías de instrumentos, y entonces el resto desarrollábamos ahí encima… T: ¿Y ya dabais conciertos con esa banda? F: Sí, dimos unos cuantos. T: ¿Y dónde eran esos conciertos? Algún sitio, algún bar… F: Sí, bares de Oviedo, en general La Antigua Estación y La Calleja eran los más típicos. También tocamos en algún sitio, no me acuerdo de nombres… pero sí, eran esos en general.


T: Los míticos de Oviedo. Y eran conciertos gratuitos, ¿o había que pagar la entrada? F: Creo que no, creo que poníamos la entrada entre dos o tres euros. Dependiendo del concierto, no estoy seguro… Más de tres no. T: Vale, ahora pasemos a hablar de tu banda actual. F: Vale, ‘Kuarentena’. T: ¿En cuántas bandas has estado desde ‘Black Devil’ hasta ‘Kuarentena’? ¿O solo esas dos? F: Importantes solo esas… pasé de una a otra, estuve tocando con un chaval música propia, rara… (…) T: Y formas parte de ‘Kuarentena’ y de ninguna más, ¿no? F: En principio sí. T: (…) ¿Y cómo se formó la banda? ¿O tú ya llegaste cuando estaba formada? F: Yo llegué cuando estaba formada, y la banda tiene 19 años, con lo cual cuando yo llegué estaba bastante formada. Entre hace tres años, habían marchado el cantante, el bajista y el guitarrista. Y bueno, empezamos… yo fui el primero que entré, y luego fuimos probando gente y ya tenemos formación entera. (…) T: ¿y qué géneros, aparte del rock, tocáis? O solo os centráis en un rock más F: Es un rock bastante más clásico que el de ‘Black Devil’, es un rock ochentero, más… no sé, máspara el público general, no tan “bruto”, por decirlo así. T: ¿Y vuestras influencias musicales principales? F: Buff, influencias de todo tipo. Esta Helloween, es bastante importante. Bon Jovi también está. Luego también están grupos más de rock, españoles, como Barricada o Reincidentes, pero la verdad es que te puedo decir un montón de grupos diferentes… T: O sea, que no os comparan con ningún grupo en concreto. F: No, que yo sepa no. T: Vale, ¿y estáis interesados en practicar otros géneros musicales o estáis a gusto con lo que hacéis? F: Sí, y además habíamos hablado, lo que pasa es que es a largo plazo y requiere un inversión, sí que habíamos pensando, el grupo se llama ‘Kuarentena’, en crear una banda para tocar por los pueblos llamada ‘Ochentena’, que tocáramos géneros que se tocaran en los ochenta, pero no sólo rock, si no otros géneros… Pero bueno, es una inversión bastante grande, y sí que pensamos en un futuro pasarlo bastante bien. T: ¿Y hay otros géneros, por el contrario, que no tocaríais?


F: Por la composición del grupo es imposible tocar muchos géneros… bueno, música clásica, por ejemplo. Sí que podríamos llegar a tocar pop, pero death metal, que es el otro extremo, sería imposible. Nuestro cantante tiene la voz bastante aguada, bastante dulce, y no pega, es imposible con nuestro estilo. Pero bueno, nos gusta la música de todo tipo. T: ¿Y te dedicas plenamente a la banda o lo compaginas con estudios o trabajo? F: Estoy tocando en Kuarentena, estoy estudiando un máster, de informática, y estoy intentando montar mi propia empresa de informática. Un poco de todo. T: ¿Y en qué lugar ensayáis actualmente? F: En Fonciello. (…) T: ¿Y habéis dado algún concierto hasta ahora? F: Dimos uno (debido a los ruidos del ambiente no se entiende el resto de la respuesta) T: ¿Y cómo fue el concierto? F: ¿En general? Tocamos nosotros solos, hora y media, en La Calleja… ¿Qué más decir? No cobramos entrada, simplemente fue un concierto “de exposición” y de “aquí estamos otra vez”. En el concierto habría treinta personas, más o menos… (de nuevo el ruido impide entender con claridad el final de la respuesta) T: ¿Supone algún problema encontrar actualmente lugares para hacer conciertos en Oviedo? F: Eeeh… no, hay bastantes lugares. Lo que sí que me sorprendió es que ahora hay muchísimos grupos buscando sitios donde tocar. Antes, con un mes o dos semanas antes de tocar podías encontrar un sitio, y ahora bueno… Ahora para un concierto que estábamos mirando para hacer llevamos dos meses de antelación porque no hay antes… ¡Es bueno, realmente! (…) T: ¿Y habéis grabado o tenéis proyecto de grabar? F: Tenemos dos discos grabados. Uno con discográfica, el primero, y el otro autograbado. Suena el de la discográfica, pero bueno… T: ¿Y cómo se llaman? F: ¿Los discos? El primero se llama ‘Kuarentena’ y el segundo ‘Magma”. T: Vale, ¿y tenéis alguna página en Internet donde los oyentes puedan escuchar gratuitamente vuestros temas? F: Eeeh sí, tenemos temas subidos a nuestro canal de Youtube, que es youtube/KuarentenaOficial se llama, creo… Y si no tenemos también una página de Facebook, Facebook/Kuarentena, en la que hay un enlace a la página de Youtube, si no me equivoco… no, yo creo que sí, que están todos ahí.


T: Vale, ¿y cómo ves el futuro de la banda? ¿Seguiréis como hasta ahora o vais a dedicaros a ella de una forma más profesional? F: No, es imposible. Empezar de forma profesional ahora mismo es imposible y…no. T: Bueno, tenéis el proyecto de la orquesta, que igual algún día… F: Lo que pasa es que hay poco tiempo, y cada uno tenemos nuestro trabajo y nuestras cosas, que es lo primero. Tocamos para divertirnos, lo intentamos hacer bien, pero al final es para divertirnos. T: ¿Y cómo ves el panorama discográfico en Oviedo, actualmente? ¿Crees que hay bandas que graban o lo ves un poco “parao”? F: ¡Buff! Discográfico… No sé qué decirte, es muy complicado, y normalmente una discográfica… El problema con la discográfica es que al final es un negocio y hay que vender, con lo cual la mayoría te obligan a cambiar tu estilo a una cosa que pueda llegar más gente, entonces si realmente tú quieres seguir por tu camino y pasártelo bien es bastante difícil. Evidentemente, si quieres ir de forma en serio, tienes que hacerles caso, tienes que doblar un poco la rodilla, cambiar el estilo… T: Bueno, ahora unas cuestiones más generales sobre el rock en Oviedo… ¿Qué opinas del concierto de rock Ciudad de Oviedo? ¿Habéis participado? Y, por último, me está diciendo mucho la gente que hay rumores de tongo y si crees que es cierto o no. F: Bueno, eso es una pregunta conspiranoica… (RISAS) T: Es un poco comprometida. F: A ver, el concierto, o sea, el concurso este de Ciudad de Rock que se hace en San Mateo estaba muy bien hace unos años, porque venían grupos, no sólo de Oviedo, venían grupos muy buenos con una calidad musical. O sea, realmente era grupos con una calidad musical bastante importante. Y yo creo que estos últimos años le que ha habido ha sido una transición a grupos más noveles, más novatos, como una manera de darles un escaparate al público y una oportunidad para seguir adelante. El problema es que ha bajado bastante el nivel, desde mi punto de vista… Y no sé qué más decir… T: Del tongo nada, ¿no? No has oído nada… (RISAS) F: No, paso de esos temas también… A ver, sé que hay muchísima gente que está presentándose año tras año y al final se lo acaban dando, yo creo que por pesaos (RISAS) Pero no lo sé, realmente yo voy allí y escucho si me gusta el resultado, la verdad me importa bastante poco este tema. T: ¿Y tú crees que el ayuntamiento da buena difusión con este concurso al rock? ¿O crees que da más difusión a la ópera, zarzuela, repertorios clásicos? F: A ver, es un paso. Es un paso. Yo creo que no es suficiente, pero sí que es cierto que hay ayuntamientos de otros sitios que no hacen nada, o que incluso no hacen nada de nada incluso por ningún estilo de música en general, incluso por cultura en general. Es un paso, yo creo que


el Ayuntamiento de Oviedo tiene voluntad de acercarse a estos géneros de música y, bueno, a ver qué medidas toman de aquí en el adelante… La verdad que yo el Oviedo Rock no lo quitaría sólo intentaría eso… T: ¿…subir el nivel? F: Un poco subir el nivel. T: ¿Crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos o faltan más lugares? F: Mmm a ver, ahora, hace unos años, cambiaron la normativa para dar conciertos. Tienes que terminar antes, tienen que tener los bares cierta licencia, tienen que atenerse a ciertas condiciones para no molestar a los vecinos, cosa que es entendible. Sorprendentemente yo pensé que iba a haber menos bares que pudieran digamos, ofertar, lugares para dar conciertos, y la verdad que salieron un montón nuevos. También salieron un montón de grupos nuevos, así que supongo que harán negocio que compensé la inversión para acondicionar el bar para que la gente pueda tocar allí. Con lo cual está bastante mejor de lo que yo esperaba. T: ¿Y crees que hay mucho público interesado en estos géneros en Oviedo? F: Sí, siempre hay gente en los conciertos. Son pocos, generalmente la gente en Oviedo sobretodo se guía más por el nombre. No hay mucha gente que vaya a un concierto que no conoce de nada a ninguno de los dos grupos “a ver qué pasa”. Yo lo hago, pero soy de los pocos que lo hacen. Entonces sí que es cierto que tú tocas siempre delante de las mismas caras, a veces ves una cara nueva y te sorprende, además las caras nuevas cuando les gusta como tocas al final del concierto siempre suelen venir a felicitarte, a decirte “lo hicisteis muy bien” y demás, y luego los vuelves a ver en otros conciertos, y la verdad es bastante motivador. T: ¿Y qué clase de gente suele ir? ¿Más jóvenes, gente mayor...? F: De todo tipo. Lo vi de todo tipo, desde chavales de quince años en conciertos de rock, o menos incluso, hasta gente de cuarenta-cincuenta años, y pasando por todo lo del medio. Supongo que depende del estilo, nosotros que tocamos ahora más clásico sí que viene gente más mayor. Supongo que en estilos raros, nuevos, posiblemente vaya gente más joven. Pero sí que hay interés. T: ¿Crees que es cierto lo que suele decirse de que Gijón es una buena ciudad donde el rock funciona, o crees que esto es una tontería? F: A ver, me dijeron que Gijón sí que era verdad que tiene interés, pero no creo que sea mayor que en Oviedo, no le encuentro una razón lógica. No sé si la gente igual oye más grupos de rock en Gijón que en Oviedo y la gente puede estar más hecha, digamos, a escuchar conciertos de rock en Gijón que en Oviedo. No lo sé, no sé cómo está la escena musical en Gijón. Pero bueno no creo que esté mal en Oviedo, y si en Gijón es mejor… pues mucho mejor para Asturias, todos ganamos.


T: (RISAS) Y por último… ¿opinas que hay buenas bandas en Oviedo? Y si puedes citar alguna, pues mejor. F: ¿Buenas bandas emergentes? T: Emergentes. F: Eeeh… no te sé decir nombres. Cuando voy por ahí de concierto sí que hay gente que se lo intenta currar, normalmente tocan todo versiones y una canción propia, o dos, van digamos metiéndolas, pero sí que suenan bien, sí que tienen las ideas claras y yo creo que en los próximos años si podremos ver algún grupo bastante grande. Ojalá no me equivoque. T: Pues muchas gracias. F: A ti.


Talía: Vale, Irene…cuando eras pequeña, ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? Irene: No mucho, no escuchaba mucha música. T: Y… ¿recuerdas algún género en especial o artistas que pudiesen escuchar tus padres o no recuerdas…? I: Mmmm, no, la verdad es que no escuchaban mucho, así que nada. T: Vale, ¿y tú por tú cuenta escuchabas algún tipo de música? I: Bueno, lo que estaba de moda. Cuando era más pequeña no me ponía a investigar mucho, lo que se escuchaba. T: ¿Y no tienes ningún grupo o género referente en especial, no? I: De pequeña no. T: ¿Y aprendiste a tocar algún instrumento cuando eras pequeña? I: (NIEGA) Empecé cuando era más mayor. T: Vale, ¿y por qué decidiste aprender a tocar, por iniciativa propia, porque te obligaron tus padres…? I: Por iniciativa propia. T: Entonces el instrumento lo elegiste tú también…. I: Sí. T: ¿Dónde aprendiste a tocar? I: Bueno, les dije a mis padres que quería tocar y que me apuntaran a algún sitio a alguna clase y tal, y acabé yendo a una academia, Divertimento. T: Sí. I: Pues ahí. (…) T: ¿Alguno de tus familiares es música profesional o aficionado? I: Bueno, sí, antes tenía un tío, pero ahora ya no… y que tocaba la batería y era muy bueno. T: Y cuando empezaste a tocar, ¿considerabas la música algo serio que te gustaba para seguir en tu futuro o era un hobbie, pasatiempo…? I: A ver, gustarme para seguir en el futuro, me gustaría, pero claro, era difícil… lo hacía un poco mñas por pasatiempo. T: Y, cuando eras adolescente… ¿cuáles eran tus artistas y bandas favoritas? I: Bueno, empecé a escuchar lo que considero yo buena música, The Arctic o The Strokes… T: ¿Tienes algún artista o ídolo que sigas con devoción?


I: Alex Turner, el cantante de los Arctic Monkeys. T: Muy bien, ¿y cómo conociste esa música? ¿Por Internet, por recomendaciones de amigos, revistas…? I: Mmm, pues por Internet. Un día me lo recomendó una página de esas de escuchar música (refiriéndose a Alex Turner) y lo escuché y dije “¡Dios mío!”. T: ¿Y a qué edad, más o menos, comienzas a tener interés por entrar en una banda? I: Siempre quise estar en una banda porque, no sé, lo veía, por ejemplo, por la tele, tocando en un garaje y cosa así… Cuando me empezó a gustar de verdad fue a los catorce años. T: ¿Y qué instrumentos concretamente tocabas? Porque no te pregunte antes… Teclado, lo supuse… I: Teclado y cantante nada más. T: Vale, ¿y por qué querías tocar en una banda? Para entretenerte, para realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos… I: Para entretenerme, pero también para los conciertos, lo veía muy guay. T: ¿Y qué opinaban tus familiares por este interés por la música? ¿Lo aprobaban o no les gustaba? I: Bueno, les daba igual. Pensaban que no me lo iba a tomar muy en serio. (…) T: Vale, tu primera banda… ¿es esta tu primera banda? I: No, estuve en otra primero. T: ¿Y a qué edad entraste, más o menos? I: Con quince años. T: ¿Y fundaste tú la banda o ya había sido formada? I: No, había sido formada ya, a mi simplemente me preguntaron si quería cantar…y ahí fui. T: ¿Cómo se llamaba la banda? I: FRS. Es que era un acrónimo de un chiste comunista. T: ¿Y dónde ensayabais? I: En el garaje del guitarrista. T: ¿Qué género musical practicabais en esa primera banda? I: Era punk más que rock, pero también teníamos alguna cosa de rock. T: ¿Y tocabais canciones propias o versionabais temas que os gustaran? I: Bueno, casi todo eran versiones, pero las propias también había unas cuantas y vaya, eran muy buenas. T: ¿Y componías entre todos o...?


I: A ver, principalmente componían el guitarrista y el bajista, pero cuando entré yo empezaron a llamarme un poco por las letras, pero principalmente ellos. T: Y de las canciones que versionabais…¿qué grupos solíais versionar? I: Tocamos muchas veces una de Iron Maiden y tocábamos también una de Dead Kennedys. T: ¿Y dabais conciertos? I: Dimos uno solo… en dos años. T: ¿Y dónde fue? I: En La Calleja la Ciega. T: ¿Y recuerdas alguna anécdota, cuanto costaba la entrada…? I: No, no cobramos entrada, pero me acuerdo que cuando empezamos a tocar hicimos una prueba de veinte minutos y el micro se estropeó y no se oía nada de lo que cantaba yo. T: Bueno, la banda actual. Se llama ‘Tierra de Enfermos’, ¿no? I: Sí. T: Y, desde tu primera banda hasta ‘Tierra de Enfermos’… ¿en cuántas has estado? I: Mmmm estuve en otra entre medias, estuve en otra… Pero nada, duré dos meses y dije “esto no me gusta” y luego ya acabé aquí. T: ¿Y actualmente formas parte de más bandas? I: Sí, ‘Charlie no hace surf’. T: Vale, ¿y cómo se formó la actual banda? I: Pues… no lo sé muy bien. Yo simplemente llegué en un ensayo… Interviene el batería, Adán: Respondo yo sino… T: Podéis entre todos si queréis. A: A ver, hace como unos dos años yo tocaba con PJ, lo conocí hace dos años, y con otro chico que se llamaba Juan Cortés, que tocaba el bajo. De aquella me llamaron para tocar, hacíamos temas propias… pero tuvimos que dejarlo porque PJ marchó a estudiar a Roma y el otro ahora está en Portugal y decidí retomarlo sin él, solo PJ y yo y fuimos cogiendo gente, gente… y al final llegó ella. T: Bueno, Irene… ¿qué géneros soléis tocar? I: Yo creo que rock, pop-rock… A: Rock-blues… T: ¿Rock-blues? Interviene el guitarrista, Santi: Una mezcla…


I: Sí, así suave para todos los públicos. T: ¿Y cuáles serían vuestras influencias musicales? A: Cada uno tenemos una… pero como todas las ideas son bienvenidas y en el fondo lo que acaba saliendo de todo lo que hacemos nos gusta a nosotros y parece que hay gente a la que también… pues ningún problema. T: ¿Y os suelen comparar con algún artista o banda? ¿O, de momento, todavía no ha salido? A: No tenemos ese placer. S: O no, depende del artista eh… T: ¿Y estás interesada, tú, en otros géneros musicales o te gusta lo que hacéis y no quieres cambiar? I: Me gusta lo que hacemos, pero sí que me interesa el indie y el punk, me sigue interesando. T: ¿Y hay algún género musical que no tocarías? I: Heavy metal. T: ¿Y actualmente te dedicas plenamente a la banda o lo compaginas con estudios o trabajo? I: Con estudios. Pero sí que me gustaría dedicarme profesionalmente, así que a ver como lo hago. T: Respecto al lugar de ensayo… ¿dónde ensayáis? I: En Derramo, y con la otra banda ensayamos en un local cerca del Tartiere. A: En la Argañosa. T: ¿Y habéis dado algún concierto? A: A ver, hicimos algunos acústicos y tal… Pero no lo que es un concierto eléctrico todavía no. T: ¿Y esos acústicos como fueron, más o menos? A: Mmm fueron conciertos de tres, cuatro canciones y… el “grande”, que fue la presentación de todos nuestros temas propios, ya fue en un bar, La Maniega. Y tuvimos muchos problemas de volumen y tal… estaban muy mal distribuidas las cosas… T: Estuvo bien. A: Estuvo bien. T: ¿Y creéis que supone algún problema encontrar lugares para tocar? A: Un poco… S: Es complicado… A: Desde que cerró Otero que era lo más barato a estar buscando… Entre todo el grupo pagamos sesenta y ocho al mes… Y ahora, en este treinta y ocho… (refiriéndose al local de ensayo)


T: Bueno, esto era interesante. Pero, me refería a lugares para dar conciertos. Hay pocos bares actualmente en Oviedo para dar conciertos, ¿no? I: Lo que hay es mucho problema porque, por ejemplo, en bares con prestigio, como La Antigua Estación te piden que pares para tocar en el bar, y tienes que pedir a entrada a tus amigos, que son los que van a ir al principio… S: …son los que te llenan la mayoría de los conciertos. T: Entonces mal, la situación. Y los conciertos que habéis dado, aunque sean vuestros amigos, ¿ha gustado? A: Te llena mucho cuando los ves tararear canciones tuyas… Entonces yo creo que bien, ¿no? T: ¿Y habéis grabado o tenéis proyecto de grabar algo? ¿Maqueta, álbum…? I: Sí, tener tenemos que grabar algo. A: (…) Sí, tenemos pensando hacer maqueta. T: Chachi. ¿Tenéis alguna página en Internet donde los oyentes puedan escuchar gratuitamente vuestros temas? I: Donde los puedan escuchar, en realidad… A: Tenemos página de Facebook, peor todavía no hay temas subidos. T: Bueno, pero lo vais a hacer, estáis de acuerdo con difundir en Internet… Todos: Sí. T: ¿Y cómo veis el futuro de la banda? ¿Seguiréis con ella como hasta ahora, queréis dedicaros de una forma más profesional…? I: Yo creo que deberíamos dedicarnos más profesionalmente, pero bueno, ahora el parón de Navidades y los exámenes… Yo creo que si se puede, deberíamos ponernos en serio… A: Yo estoy de acuerdo, no decepciona a nadie y si tenemos críticas pues como todo el mundo…. S: Lo importante es que dentro del grupo hay buenas vibraciones. Yo por ejemplo llevo un mes y… como en casa. T: Vale, ¿y cómo veis el panorama discográfico actualmente aquí en Oviedo? ¿Mal, no? I: Muy mal. (…) A: Hay que tener mucha suerte. T: Vale, Irene, ahora unas cuestiones generales sobre la situación del rock en Oviedo. ¿Qué opinas del concurso de rock anual Ciudad de Oviedo? ¿Habéis participado, te parece que hay tongo, que mucha gente lo dice o…? I: No sé, me enteré hace poco de que existía y no tengo mucha idea, nunca hemos participado y no creo que haya tongo…


T: ¿Y crees que el Ayuntamiento de Oviedo da buena difusión al rock? ¿O crees que, por el contrario, da más difusión a música como la zarzuela, la ópera…? I: Sí, porque el rock en realidad, si no tienes tu tú banda y estás buscando a la gente para que te escuchen y estás molestándote para que te oigan… el Ayuntamiento no va a molestarse, pero en zarzuela y ópera sí. T: ¿Y crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos o crees que es mejor, como suele decir la gente, Gijón? I: Bueno, yo creo que sí, porque aunque Oviedo es la capital yo pienso que en Gijón hay más diversidad y hay bastante más gente de ese ambiente, puedes encajar mejor. T: ¿Y crees que hay mucho público interesado en el rock en Oviedo o crees que no? I: Yo creo que hay público potencial, más que interesado. Porque hay gente que nunca ha escuchado rock, nunca ha ido a un concierto, nunca lo ha vivido, porque cuando lo vives ya te interesas de verdad… T: Y respecto a el asunto del género… ¿ves muchas chicas en Oviedo o crees que es un género de chicos? I: No creo que sea de chicos, es que las chicas…. No sé, no he coincidido con ninguna, no les interesa, la mayoría son más “poperas”. A parte de Nina (la otra guitarrista), que está ahora en el grupo conmigo, no he encontrado más chicas… T. ¿Y cuál es la principal clase social que está interesada en este tipo de música? Estudiantes, gente joven… I: Estudiantes y ahora más la gente con pasta, porque está bastante de moda. T: Y, por último, ¿qué opinas de las bandas de Oviedo, crees que hay buenas bandas emergentes o…? I: Sí, yo pienso, que hay bandas bastante buenas y lo único que tienen muy poca difusión. Pero yo creo que hay muchas bandas que se están intentando salir y que son muy buenas y que merecen la pena. T: ¿Alguna para mencionar, en especial, alguna que te gusta? I: Pues no sé, los conciertos de rock a los que he ido casi todas me han gustado. Van lagunas bandas que están saliendo, pero ninguna en concreto… T: Bueno, pues muchas gracias. I: ¡De nada!


Talía: Hola Adán, ¿qué tal? Bueno, cuando eras pequeño, ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? Adán: Sí, pero no de la que suelo escuchar yo. T: ¿Y qué género de música o artistas escuchaban tus familiares? ¿Recuerdas alguno? A: Mi padre es mucho de la tía esta que canta… “El gato está en el tejado”… No me acuerdo como se llamaba….”Hijo de la Luna”, Mecano, sobre todo. T: ¿Y tú tenías en tu infancia algún grupo en tu infancia que te gustara a ti solo, o no tenías ninguna preferencia? A: Pues… A mí de pequeño, mi canción favorita era la del tiburón, porque me parecía una canción graciosa… T: O sea, que de pequeño no tenías ningún tipo de criterio… A: …de pequeño era la canción más graciosa la que me gustaba. T: ¿Y aprendiste a tocar algún instrumento cuando eras niño? A: No, no, no, para nada. Hasta los diecisieta-dieciocho. T: Y, cuando aprendiste a tocar el instrumento a los diecisiete años más o menos…¿fue por tu elección o...? A: Sí, fue cosa mía. T: ¿Dónde aprendiste a tocar? A: En Arévalo. Tienda de instrumentos musicales ovetense que ofrece clases de música) T: ¿Y profesor? A: Rafael Yugueros. T: ¿Alguno de tus familiares es músico profesional o aficionado? A: Pues tuve un abuelo, según mi madre, que tocó con ‘Los Relámpagos’ y que era muy bueno. T: Y, cuando eras niño, ¿considerabas la música algo serio o…? Bueno, “niño”, cuando empezaste con la batería. A: La verdad es que me motivaba bastante para que fuera muy serio. T: ¿Y cuáles eran tus artistas o bandas favoritas en aquel momento en el que empzaste a tocar e interesarte? A: Pues yo empecé con Seguridad Social. T: Rock español, ¿no?


A: Y ahí seguí ya con Extremoduro, Platero y Tú, M-Clan… T: ¿Y seguías con devoción a algún artista en concreto? ¿A Seguridad Social o…? A: Mmmm no, porque no me gusta que… “Me gusta que cada uno tenga su estilo, sin decir “me gustaría ser o tocar o parecerme mucho a este grupo”. T: Nada de ídolos. A: Eso es. T: ¿Y cómo conociste esta música? ¿Por Internet, recomendaciones de amigos, revistas musicales…? A: Pues fue mi cuñado todo, fue el que me lo puso. Empezó a decirme “toma, toma, toma discos…” T: ¿Y a qué edad comienzas a tener interés por formar una banda? ¿A los diecisiete cuándo empezaste a tocar o…? A: Sí, por ahí. T: Y, aparte de la batería, ¿tocas algún otro instrumento más? A: Un poco de piano y un poco de guitarra. T: ¿Por qué querías tocar en una banda: para entretenerte, para realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos…? A: En un principio me molaba el hecho de los conciertos, y me sigue molan. Pero llega el punto que ya es entretenimiento, te lo pasas bien, estás haciendo algo que igual a la gente le va a gustar o que no. T: ¿Y qué opinaban tus familiares por este interés por la música: te animaban o no estaban muy convencidos? A: A ver, he conocido algunos envidiosos y luego hay otros que me han animao. Parte de mi familia pues sí, pero hay que otros que dices tú… “para decir esto cállate”. T: Vale, tu primera banda. ¿Recuerdas a qué edad entraste en tu primera banda? A: La verdad es que ya no me acuerdo, si me hechas una mano con eso… T: No sé, tendría yo dieciséis, tú tendrías dieciocho, diecinueve… A: Sí, dieciocho o diecinueve, por ahí. T: ¿Y formaste tú la banda o ya había sido formada? A: Fundar, la funde yo. T: ¿Y cómo se llamaba esta primera banda?


A: Tuvimos tantos nombres… Recuerdo que tú pusiste ‘Disturbia’, por primera vez. T: Sí, es verdad, fui yo. Pero bueno, el que quedó al final fue… A: ‘The Curse of the Rabbit’. T: Es verdad, ‘The Curse of the Rabbit’. ¿Y dónde ensayabais? Teníais local propio o… A: En Otero T: ¿Cuánto costaba, más o menos…? A: Siete euros al mes. T: Un servicio del Ayuntamiento era, ¿verdad? A: Sí. T: ¿Y qué género musical practicabais en esa primera banda? A: Eran sobre todo versiones tipo “American Idiot” de Green Day… T: Entonces, componer, nada. A: De aquella no. T: ¿Y dabais conciertos? A: No. T: Desde tu primera banda, hasta hoy… ¿en cuántas bandas, más o menos, has estado? A: Mmm estuve en unas cuantas… Y yo creo que podríamos decir en cuatro o cinco. T: ¿Y tú banda actual como se llama? Vale, ‘Tierra de Enfermos’. A: ‘Tierra de Enfermos’ y ‘Charlie no hace surf’. T: ¿Cómo se formaron estas dos bandas, puedes contar un poco…? A: La otra ya te lo conté. ‘Tierra de Enfermos’… ‘Charlie no hace surf’ te la conté antes. A ver, ‘Tierra de Enfermos’ fue con… hace tiempo Nina (la otra guitarrista) estábamos hablando de formar un grupo en serio, con sus conciertos y todo. Y empezamos a formar la banda, tuvimos algún guitarrista que se fue, ahora tenemos a Santi. Y así hasta que… solo nos falta bajo. T: Vale, ya hablamos de que no os suelen comparar de momento, de vuestras influencias… Y, vale, ¿actualmente te dedicas plenamente a la banda o lo compaginas con trabajo o estudios? A: De momento solamente a la banda, hasta que me salga trabajo que lo intentaré compaginar. T: (…) ¿Crees que supone algún problema encontrar lugares para dar conciertos? (…)


A: A ver, yo ver veo sitios. En Oviedo vi sitios que dije “bueno, aquí puedo estar” y ahora hay uno nuevo, pero… Que haber, hay, tiene que haber. T: Pero que hacen falta más, ¿no? A: No, yo pienso que no. Ya Oviedo es pequeño y tampoco hace falta que cuando tengas concierto un día también lo haya en tres sitios más. T: Y, respecto a grabar…¿album, maqueta, proyectos…? A: Sí, tenemos proyecto de grabar maqueta, hay gente que nos lo pide ya. Y… bueno, después de la maqueta a ver qué ocurre. Si todo sigue como hasta ahora que va bien pues tiraremos a mucho más. T: (…) ¿Cómo veis el futuro de la banda? ¿Cómo hasta ahora os vais a dedicar o queréis dedicaros de forma más profesional? A: Pues… yo el futuro de la banda no te puedo decir que mal, porque ahora mismo lo veo demasiado bien. Solo por el hecho de que nos faltase bajista, el día que lo tengamos si nos compaginamos bien con él… Somos muy buenos amigos todos (…) T: Vale, y por último, ¿cómo ves el panorama discográfico actualmente en Oviedo? (…) A: Un poco negro, la verdad es que tienes que tener mucha suerte o ser la única banda que triunfa porque si no, no eres nadie. T: Vale, ahora te voy a hacer unas preguntas generales sobre el rock en Oviedo. ¿Qué opinas del concurso de rock anual Ciudad de Oviedo? ¿Habéis participado, queréis participar, los rumores de tongo…? A: No hemos participado, conozco gente que participó. Conozco gente que incluso ha ganado y la verdad es que me alegro por ellos pero no… yo creo que otras bandas lo hicieron mejor y a veces me parece que… Alguna vez me contaron que iba por voto popular y hay gana siempre el que más amigos tiene. T: ¿Y crees que el Ayuntamiento de Oviedo da buena difusión al rock, o crees que por el contrario da más importancia a la ópera, zarzuela o géneros clásicos? A: Da mayor importancia a otros estilos pero bueno, a veces “se porta”. (…) T: Vale, ¿crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos, para hacer rock? A: Como dije antes, al ser pequeña y al haber pocos bares si la gente que se interesa se preocupa pues sí. T: Y, por decirlo de alguna forma, ¿qué clase social crees que está más interesada: estudiantes, gente más mayor…?


A: Es que ahí no te puedo decir porque sigue siendo el mismo motivo, si te interesa bien, y si te puedes encontrar en un concierto a un estudiante como a uno de cuarenta y pico años que está trabajando… T: Y, no me acordé de preguntarte, ¿crees que es cierta la “leyenda” de que Gijón es una mejor ciudad para hacer rock, que funciona mejor, o crees que es una tontería? A: Es verdad que funciona mejor, al menos es lo que yo tengo entendido. Pero nunca he tocado allí, así que de momento… T: Vale, y, por último ¿crees que hay buenas bandas en Oviedo? Y, ¿puedes mencionarme alguna? A: Creo que hay buenas bandas en Oviedo. ‘Gajes del Oficio’ que no pensé que fuera a ser tan… eso…. Pero al final tenía su punto. T: Vale, pues muchas gracias y hasta aquí.


Talía: Bueno Santiago… Santi: Santi, puedes llamarme Santi. T: Santi, ¿cuándo eras pequeño, recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? S: Pues sí, la verdad es que sí. Tengo la suerte de que crecí en un ambiente donde se escuchaba mucha música, por ejemplo mi padre tiene muchas influencias de jazz. Después un tío mío es un “friki”, aunque la palabra bonita sería “apasionado” de los Beatles, y… muchísimos, porque tengo una familia muy numerosa y la música siempre ha sido importante en la familia, así que sí, crecí escuchando mucha música. T: Vale, ¿y tenías alguna predilección tú por algún grupo de estos que oías? S: Los Bealtes. T: Los Beatles. S: Nada más y nada menos. T: ¿Aprendiste a tocar algún instrumento cuando eras niño? S: La flauta en el colegio (RISAS). T: ¿Y a qué edad te interesante ya por instrumento tú propiamente, y por cuál? S: Por la guitarra. ¿Querer tocar la guitarra? Puede que hace seis años… ¿Empezar a tocar en serio? Cuatro o cinco. Y ahora mismo guitarra y bajo. T: ¿Y dónde aprendiste a tocar? ¿O fue de forma autodidacta? S: De manera autodidacta todo. Mi padre tocaba un poco, entonces me enseñó lo básico, los acordes de monja, como lo llamo yo. Después vídeos en Youtube… T: O sea, que de tus familiares, profesional o aficionado, tu padre aficionado… S: Aficionado, todos mis familiares son aficionados… Bueno, un tío mío de Madrid es batera y tiene un grupín y actúan poco, pero algo… T: Cuando eras niño, cuando empezaste a toca… ¿considerabas la música algo serio o era un hobbie, pasatiempo…? S: Yo simplemente con escucharla ya lo tomaba como algo muy serio, y encima tocarla… Personalmente, la música es un elemento fundamental en mi vida… Y entonces hacer música es fundamental, es esencial… T: Cuándo empezaste a tocar, ¿tenías algún artista favorito al que siguieras, alguna banda…? S: Pues como empecé con la guitarra AC/DC. Además mi primera guitarra seria fue una SG, el modelo, como el guitarrista de AC/DC. T: ¿La música que empezaste a tocar te había llegado por medio de tus familiares, o te la recomendaban y amigos, las encontrabas en Internet…? S: Pues… como de pequeño solo escuchaba a los Beatles llegó un momento en el que quedé tan cansado de ellos que me tomé un año sabático. Encontré una enciclopedia de un tío mío, ya fallecido, entonces era una


enciclopedia de esas del rock de los años setenta, de esos libros llenos de polvo… y entonces con cada nombre me puse a escuchar música, y aquellos que me gustaban me los apuntaba, y así fue como descubrí, en un año, todo un mundo. T: Aparte de la guitarra y el bajo, ¿algún instrumento más que toques? S: No. He intentado la armónica, pero es un asunto pendiente. T: Vale, ¿por qué querías tocar en una banda cuando empezaste? ¿Querías tocar para hacer conciertos…? S: Pues yo considero que la mayoría de las personas que tocan un instrumento es porque alguien no entiende la música de verdad si no la llega a hacer el mismo, y la mejor manera de compartir eso es hacerlo en conjunto. Entonces yo creo que tocar en una banda o al menos con una persona más impulsa de manera exagerada esas vibraciones y esa sensación. T: ¿Y qué opinaban tus familiares de este interés por la música? Supongo que te animarían…. S: Sí, la parte de mi madre me animó mucho porque es una rama… es una familia mucho más artística… La de mi padre, el tío mío, el de los Beatles, también. De hecho, empecé a tocar un poco con ellos… Pero por ejemplo mi abuelo es una persona brillante, muy inteligente, y para él las ramas de arte no son tan importantes como algo de conocimiento. Entonces, para mí mi abuelo es una fuente muy importante para mí, es una persona a la que yo idolatro, pero el que no valore tanto una rama musical, que para mí es fundamental, me choca mucho. T: Vale, tu primera banda. ¿Recuerdas a qué edad entraste en tu primera banda? S: Hace dos, tres años…así que trece… ¿trece? Sí, trece o catorce años. T: ¿Fundaste tú mismo esta banda o ya había sido fundada? S: Ya había sido medio fundada, llegué allí con otro tipo y bueno, en realidad… más o menos sí, más o menos no. Yo tenía voz y voto, y a la vez no, no sé… T: ¿Y cómo se llamaba esta primera banda? S: Pues tuvimos muchos nombres, como no nos poníamos de acuerdo entonces cada uno ponía el que le daba la gana, así que prefiero no decir ninguno, porque no me gusta ninguno. T: ¿Y dónde ensayabais? ¿Tenías local propio o alquilabais en Otero…? S: En casa de un amigo que tenía un chalet, en el garaje, para amortiguar el ruido. T: ¿Y qué género practicabais, rock o tenías otro…? S: Pues cuando llegué yo hicimos modificaciones, empezamos a tocar rock, temas cañeros. Pero cuando llegaron unos cambios y se pasó al indie…. A mí el indie me gusta, pero depende del tipo indie, si son The Strokes, Artric Monkeys me gusta, pero era un indie demasiado… no sé cómo definirlo. Me gusta escucharlo, pero no tocarlo. T: ¿Y con esta primera banda tocabais temas propios, versionabais…? S: Sí, eran propios. Entonces por eso, a mi componer indie... me aburre un poco. T: ¿Y componíais entre todos, o había alguien que se ocupara de componer y los otros lo tocabais?


S: Un poco entre todos. T: Entre todos, vale. ¿Dabas conciertos con esta primera? S: Solo dimos uno, y fue un auténtico fracaso T: (RISAS) Vale, entonces no pregunto. S: Exactamente. T: ¿Puedes decirme, al menos dónde fue? Si lo recuerdas… S: Déjame pensar…. Fue en un localín de estos cutres del Oviedo antiguo… T: ¿…La Calleja? S: No… o igual sí. Puede ser, si me acuerdo ya te lo comentaré. T: Vale. Respecto a la banda actual, ‘Tierra de Enfermos’… en cuántas bandas has estado entre esta primera banda y Tierra de Enfermos’ S: En banda banda ninguna. Estuve… decidí en el período de transición, para hacerlo bonito, pues me dediqué más a buscar un estilo propio y dedicarme más a la composición de temas míos, y entonces es algo que todavía estoy trabajando en ello. T: ¿Y formas parte de más de una banda actualmente o solo te dedicas a esta? S: Solo en esta. Y a la vez sigo con el rollo este… tengo un amigo, y poquito a poco, el me ayuda con ciertos temas, más que con la composición con la práctica. T: Bien, vale. Bueno, ya hablasteis antes como se formó la banda… S: Yo ahí no tengo ni idea (RISAS) T: Géneros musicales rock, influencias M-Clan me contabáis… S: De todo, yo creo que cada persona tiene sus influencias… (el batería habla de fondo) T: Tú tienes a m-Clan (señalando al batería), tu a los Artric (señalando a la cantante) tu… menos los Beatles de todo (señalando al guitarrista). S: (RISAS) No, no los Beatles desde luego, los Beatles sobre todo. Interviene Adán, el batería: Yo creo que eso se nota a la hora de tocar. (…) T: ¿Hay algún género musical que no tocaríais? (…) S: ¡Zarzuela! (RISAS) Interviene nuevamente el batería: Yo he tocado de todo, la verdad… T: No tenéis ningún prejuicio... Salvo Irene con el heavy metal. Interviene la cantante: ¡Es que yo cantarlo…!


S: Yo sí, tengo prejuicios contra toda la música moderna, que no me gusta… Interviene el batería: Yo siempre dije que como buen músico tienes que tocar de todo… (…) Yo estuve en un grupo metal una vez… S: A mí el metal me gusta… Interviene la cantante: ¡Escucharlo sí, pero cantarlo es muy difícil! S: Ya, bueno… (…) T: Vale, ¿actualmente te dedicas completamente a la banda o lo compaginas con estudio o trabajo? S: Compagino con estudios. T: Ensayáis en Derrame, conciertos acústicos… S: Yo en los conciertos no he participado. Yo he llegado a la banda hace muy poco y de manera muy casual. T: ¿Y crees que supone un problema encontrar actualmente lugares donde vuestra banda pueda ofrecer conciertos? S: ¿En Oviedo? T: En Oviedo, claro. S: Hombre… Depende… Siempre hay algún sitio en la recámara donde puedes recurrir… Pero digamos que Oviedo no es la principal ciudad… Siempre hay algún sitio, pero ya es un nivel profesional totalmente o es un nivel muy básico y tienes que pagar tú por tocar, y me parece impensable… (…) T: Personalmente, en el futuro… ¿te gustaría seguir como hasta ahora o cambiar…? Bueno, Adán ha dicho que estáis bien… S: Estoy bien, bueno, es que si me voy… ¡no he hecho! (RISAS) De momento estoy muy a gusto. T: Respecto a Oviedo, ¿cómo ves el panorama discográfico? S: ¿Ya dijimos lo de negro? T: Sí. S: ¡Pues más negro todavía! T: Vale, ahora unas cuestiones generales sobre la situación del rock en Oviedo. ¿Qué opinas del concurso anual de Ciudad de Oviedo Rock? ¿Habéis participado, queréis participar…? ¿Qué opinas de los rumores de tongo…? S: Yo nunca he participado, de oídas he conocido a alguien que participaba o que conoce a alguien que conoce a alguien, secundarios… ¿Lo de querer participar? Ya veremos, no hay prisa. Y lo de rumores de tongo… pues… no sé, hay polémica en todas partes, la gente se dedica a buscar polémica y… nosotros los alimentamos. ¿Si lo hay? Pues mira, lo hay, no podemos hacer nada. Y si no lo hay pues, mejor. (…)


T: Vale, ¿crees que el ayuntamiento de Oviedo ofrece una buena difusión al rock, o crees que da más difusión a géneros clásicos como la zarzuela u ópera? S: Hombre, la idea general que hay es que el rock es como anti… anti. Anti y después puedes poner la palabra que quieras. (…) Es algo en contra de lo establecido, entonces eso a la política, a los estamentos cerrados, no creo que les vaya mucho, aunque poco a poco se va asentando, ese concepto es más setentero, ochentero, igual ahora es más como un género de música clásica ya, prácticamente, con todos los años que lleva… No tanto como una zarzuela, pero… T: …ya. ¿Crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos o crees que es cierta la “leyenda” que hay de que Gijón es mejor? S: A mí personalmente Gijón no me gusta, pero desde pequeño… Tengo amigos de Gijón también es verdad… Oviedo no está mal. Lo malo es que hay cuatro gatos que van a todos los conciertos y cuatro bares. En Gijón y Avilés también es verdad que hay muchos más locales donde puedes abrirte más. T: ¿Y crees que hay laguna clase social que vaya más a los conciertos? Estudiantes, gente joven o… de todo. S: Hay de todo, desde gente de nuestra edad que igual pensamos “somos los únicos” y no, vamos a cualquier local y vemos gente de nuestra edad o los cincuentones que escuchaban cuando eran jóvenes AC/DC , Iron Maiden... en los setenta y que quieren seguir llevando ese estilo de vida. ¡Ojalá siga siendo así! T: Por último, ¿opinas que hay buenas bandas emergentes en Oviedo? ¿Puedes mencionar alguna? S: No me he metido mucho a escuchar bandas de Oviedo, la verdad… Ni de Oviedo, ni de Gijón ni de Avilés. He ido a conciertos, sí, pero sin saber el nombre de la banda. Hay bandas buenas y malas, no sabría decirte una estadística, supongo que las dos partes… T: Vale, pues muchas gracias. S: Un placer.


Talía: Bueno Perti, cuando eras pequeño ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? Perti: Sí, la verdad es que la música siempre ha sido una parte primordial de la vida diaria, tanto mi padre que siempre…es una persona que escucha música a todas horas, como mi madre que se dedicaba profesionalmente, a través del baile, a la música. T: ¿Y qué género de música y qué artistas solíais escuchar? ¿Alguno en especial? P: Mi madre siempre fue mucho de rancheras y de música andaluza, y mi padre escuchaba de todo, escuchaba desde música de grupos de su época como pueden ser los Fórmula V, Los Brincos… hasta grupos como Deep Purple, Héroes del Silencio… La verdad es que tuve unas influencias muy variadas. T: ¿Y en tu infancia tú qué solías escuchar, había algún grupo que prefirieras, independientemente de los gustos de tus padres? P: Al principio un poco, como todo el mundo, oyes lo que tienes en casa, te adaptas un poco a esos gustos… Luego, pues de niño siempre te influencian mucho los medios de comunicación, la música más comercial… pero a partir de los seis, siete años me decanté bastante por el género rock, punk… Y empecé a oir grupos como Offspring, Bad Religion… fueron los primeros discos, digamos, que tuve, con mi paga… T: ¿Y aprendiste a tocar algún instrumento de niño? P: De niño empecé con el violín, y luego toqué el piano. T: ¿En el conservatorio o…? P: Empecé con clases particulares de violín. Las clases de violín me las daba el primer violinista de la Orquesta Sinfónica de Bilbao… Y luego el piano en una academia cerca de mi casa. T: ¿Y lo hiciste por iniciativa propia o “obligaron” un poco tus padres? P: Las clases me las inculcaron mis padres como tal, pero fue porque siempre me había mostrado con muchas ganas de dedicarme a un instrumento. Digamos que tenía mucha energía, me gustaba mucho la música… entonces decidieron que la manera de mezclar toda esa energía y ese amor por la música era… hacer algo “productivo” con ello, digamos. T: ¿Y elegiste tú el instrumento, el violín, el piano, o te lo eligieron tus padres, profesores…? P: Me aconsejaron mis padres, pero siempre dejaron que la última palabra fuera la mía. T: Bien, eeeh, ¿alguno de tus familiares era músico profesional o aficionado? Bueno, dijiste tu madre… P: Lo más parecido que tuve a un músico en mi casa fue que mi padre tocaba en la tuna de la universidad. (RISAS) Pero a nivel baile sí, mi madre fue profesional, más en el País Vasco que aquí en Asturias. Aquí en Asturias tuvo un grupo también, aquí en Asturias se dedicó más a dar clases que a bailar profesionalmente. T: Eeeh, ¿cuándo eras niño y tocabas el violín y el piano, considerabas que la música iba a ser algo serio o era algo como una afición, pasatiempo…? P: Desde muy niño tuve muy claro que la música, que vivir de ella, es algo muy difícil. T: Ya.


P: Pero bueno, la ilusión siempre la tienes, lo que pasa es que siempre he tenido la idea de que primero es un pasatiempo. Que hay que trabajar en ello y hay que ponerle ganas, pero que… es un mundo muy complicado. T: Ya. Eeeh, ¿cuándo eras adolescente, ya después de estos años previos, eeeh, que género te gustaba? ¿Cambiaron tus gustos radicalmente respecto a tu niñez? P: No, como ya te dije empecé con el rock y el punk a los siete años… fue evolucionando un poco, me metí un poco más al género de metal, un poco más quizás, pero siempre escuché un poco de todo. Soy una persona que no tiene ningún problema en escuchar punk, soul, funk, blues, jazz… Me gusta escuchar un poco de todo, considero que no puedes opinar si no tienes un baremo dentro del cual opinar. T: ¿Y seguías con devoción algún artista o banda en concreto? ¿Recuerdas si igual…? P: Puff, ¿de adolescente? Offspring. Era el grupo al que más seguía. (RISAS) T: Eeeh, ¿tenías algún ídolo musical al que quisieras parecerte, algún bajista, guitarrista, cantante…? P: Lo cierto es que en aquella época no, no había nadie en concreto… así, como digamos, objetivo para decir “me quiero parecer a esta persona”, no. T: Eeeh, ¿esta música que conociste, pues de Offspring por ejemplo y tal, que la conocías por Internet, por recomendaciones de amigos, revistas…? P: Empecé por recomendaciones de amigos. De aquella todavía con cintas… Me hace sentir muy viejo decir esto, pero sí. T: Internet poco, entonces. P: Nada, de aquella Internet… Internet lo recuerdo como a partir de los quince, dieciséis… T: Ya. P: Y recuerdo que Offspring empecé a oírlo de crío, pues por… oíais algo en alguna radio de rock…, algún amigo te decía “oye, tengo esta cinta, a ver qué te parece…”…. T: ¿Y qué instrumentos sabías tocar en tu adolescencia? Supongo que empezarías con guitarra y estas cosas… P: Tenía el violín y el piano, con la guitarra empecé… tarde. (RISAS) Empecé con diecisiete, dieciocho…de hecho, la guitarra me la compré con uno de mis primeros sueldos. T: ¿Sí? P: Ajá. Tuve mis trabajos de ganar cuatro duros y cuando empecé con un trabajo serio a los dieciocho años, cuando tuve mi primer sueldo, lo primero que hice fue ir a una tienda a comprar a comprar un amplificador y una guitarra. T: ¿Y a qué edad comienzas a tener interés por formar o entrar en una banda? ¿Hay alguna edad que digas YA?


P: Eso fue todavía tocando el piano, lo que me acordaba de ello, a los dieciséis años, con unos compañeros de clase. Que fue un… Hicimos bastante honor a nuestro nombre, nos llamábamos ‘Fracaso Escolar’. (RISAS) Éramos bastante inútiles. T: Bueno, oye… P: Pero bueno, le echábamos bastantes ganas y nos divertíamos. (TOSE) Perdón. T: ¿Y la guitarra, por ejemplo, donde aprendiste a tocar, con quién, luego el bajo…? P: La guitarra y el bajo fui completamente autodidacta. Empecé con el tema de tablaturas en casa, siempre he podido presumir de un oído bastante decente, entonces me manejaba medianamente. T: Bueno… ¿Y qué razón te impulsaba a tocar en una banda: para entretenerte, porque querías realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos y tú tenías interés…? P: En un principio fue una mezcla de todo… T: Ya… P: Es algo divertido, es algo que gusta…, es un aliciente dar conciertos delante la gente que conoces y gente nueva, y evidentemente tienes que tener un grupo de amigos que quiera formar parte de ello, si no tú solo no tiras a hacer una banda. T: ¿Y qué opinaban tus familiares de este interés por la música y por tocar en una banda, te animaban o lo veían poco apropiado y querían que estudiaras, trabajaras…? P: Pues es curioso, por parte de mi madre siempre tuve ese apoyo, mi madre es una persona que siempre se dedicó a la música… T: Me imagino. P: Desde que tengo uso de razón, siempre me ha animado. De mi padre, es curioso, porque no creí tener ese apoyo hasta hace bien poco. Tenerlo siempre lo había tenido, lo que pasa es que es una persona muy seria, entonces en un principio era el que ponía un poco de cordura. (RISAS) El que me decía “la música no te va a dar de comer”, “estudia”, “lábrate un futuro”… Era el que… digamos que mi madre ponía ilusión y mi padre la cordura. T: Bueno, tu primera banda. ¿Recuerdas a qué edad entraste, más o menos, y cómo se llamaba? P: A ver, la de ‘Fracaso Escolar’ no la considero una banda, la considero un tonteo. Digamos que mi primera banda fue, un poco medianamente seria, fue la que tuve con unos amigos… El nombre no lo recuerdo ahora mismo, de hecho llevo meses hablando de ello y dándole vueltas, pero es un grupo que hice con unos amigos, que no llegamos a salir del garaje de casa de uno de ellos… T: O sea, que ensayabais en el garaje. P: Sí, ensayábamos ahí, pero éramos…nefastos. (RISAS) El primer grupo medianamente serio que tuve se llamaba… se llamó primero ‘Without Sense’ y luego ‘No Sense Within’, porque descubrimos que había un grupo francés que tenía el mismo nombre, muy majos, la verdad es que en ningún momento nos pusieron ninguna pega. Simplemente nos mandaron un mail explicándonos que llevaban años con el mismo nombre, tenían una carrera discográfica, giras… Y que si no nos importaba, a fin de evitar problemas que…


T: …que lo cambiarais. P: Que podíamos cambiarlo. Entonces nos llamamos ‘No Sense Within’, pero no llegué a actuar con ellos porque el único bolo que coincidió, en mi época con ese grupo, andaba medio lesionao. Aparte todavía andaba un poco verde entonces…. T: …no hubo concierto. P: No hubo, no pude tocar. T: ¿Y era un grupo que tocabais rock o era otro género, cómo punk…? P: Era punk. Versiones de Offspring, algo de Nirvana también… T: ¿Y no componíais vosotros? P: Sí, teníamos, desde prácticamente al poco de entrar yo, teníamos una canción, ‘Senseless Faith’, y grabaron una maqueta ya después de salir yo, pero los temas ya estaban trabajándose desde antes. T: ¿Y estas canciones que componíais eran entre todos o…? P: Sobre todo corrían a cargo del que era cantante, que era Stamper. [Stamper: músico ovetense] T: Vale, la banda actual, ¿cómo se llama? P: Mi banda actual se llama ‘Artificial Stupidity’. Ahora estoy solo en una banda, tuve hasta hace poco unas cuantas… T: Desde la primera banda hasta hoy… ¿en cuántas bandas, más o menos, has estado? ¿Hay algún nombre, alguna importante, que te guste mencionar? P: Hombre, evidentemente, el más importante a nivel fama que he tenido fue ‘Ciudad Bambú’, que fue el grupo con el que gané el concurso 40 Principales, el grupo que actualmente todavía tiene un video sonando en Sol Música en el que salgo yo, que acaban de sacar un segundo videoclip en el que también salgo todavía a pesar de no estar con ellos… porque se grabó antes , parte de ello se grabó antes de mi marcha del grupo… y sí, la verdad es que fue la experiencia más tal… Y luego aparte tuve un grupo de punk español, de esto digamos “el punk guarro”, muy Eskorbuto, La Polla… que se llamaba ‘A Ti Ke Te Importa’, con los que la verdad me lo pasé de lujo, me lo pasaba como un enano. Y más próximo Damaged Heads, que fue el primer grupo con el que yo di un bolo, el grupo que abrió la veda de los conciertos de Martes de Campo. T: Sí, me acuerdo. P: Pues el primer concierto que se dio lo di con ellos, T: ¿Y ahora, con tu actual banda, que género tocáis, hacéis rock, o un rock-punk…? P: Digamos que tenemos un estilo aún por definir, tenemos muchas influencias y estamos empezando a aportar un poco lo que es nuestro estilo. Digamos que a mí me tira un poco más, aparte del punk, el indie extranjero, rollo Jet, Arctic Monkeys, The Hives… Luego esta Diego, el guitarrista, que empezó con rock español pero le va mucho el rollo In Flames, Atreyu… entonces hay que atarlo en corto de vez en cuando. Entonces bueno, digamos que hacemos… siempre lo he definido como un garaje rock alternativo., digamos. T: ¿Y os suelen comparar con algún grupo en concreto, o todavía no ha llegado eso?


P: En su momento nos decían que tenemos un poco el rollete de Jet, por el rollo de las letras un poco locas, del perder un poco la cabeza, un poco el no seguir unas marcas tipificadas a la hora de componer. T: Ya. P: Nosotros cuando componemos una canción no nos paramos a decir “esperate que esto se sale de nuestro estilo” o “cuidao que igual va a sonar raro”. Nosotros tocamos algo, y si nos gusta cómo suena… T:… se queda así. P: Nos da igual que en el corte de la maqueta suene una barbaridad y después una balada. T: ¿Y estás interesado en practicar otros géneros aparte de este rock garaje, punk…? P: Sí, bueno ya lo demostré tocando en un grupo de pop-rock, y ahora me han ofrecido un par de proyectos, me han ofrecido tocar en un grupo de funk, que me interesa bastante. Quieras o no ya no solo por el hecho de variar, que eso siempre apetece, si no por el hecho de que es aprendizaje. Todo lo que sean estilos y técnicas nuevas es aprendizaje. T: ¿Y hay algún género que nunca tocarías? Es un poco lo contrario… P: Puff (RISAS) ¿Uno? Hombre, evidentemente todo el tema latino, reggaetón… T: Ya. P: Hombre, a nivel…, o sea, todo el tema cumbia, bachata tiene su punto el bajo, pero no es algo que te llame. T: No te interesa. Actualmente, ¿te dedicas plenamente a la banda o lo compaginas con estudios o trabajo? P: Pues trabajo, hay que pagar facturas (RISAS). Los bolos no pagan facturas. Pero bueno, nada, le pongo toda la dedicación que puedo. De hecho estuve a punto de hacer una prueba para un grupo, ‘Baja California’, que son los actuales ganadores del concurso 40 Principales, han sido ganadores dos años seguidos, pero les dije que no, no podía ni presentarme a la prueba porque no quería hacerles perder el tiempo, no podía darles una dedicación tan exclusiva como merecen. T: ¿Y en qué lugar ensayáis actualmente? P: Actualmente ensayamos en una oficina, en la zona de Cerdeño, al lado de Super Cash y todo esto… T: Sí. P: Es un edificio de oficinas. Hemos alquilado unas oficinas y a partir de las siete de la tarde que se va la gente nos permiten ir allí a hacer un poquito de ruido. T: con este grupo que tienes ahora… ¿habéis dado algún concierto? Me imagino que sí. P: Ha habido cambio de formación, con el grupo como tal si he dado bastantes conciertos, el grupo lleva más de tres años formado ya… Es el grupo, digamos mío como tal, lo fundamos unos amigos… T: ¿Hace cuánto?


P: Puff, pues si no me equivoco, el once de octubre o una cosa así hizo tres años. Dimos un par de conciertos en octubre este año, tanto en Halloween como el sábado diecinueve de octubre, que además tuvimos que darlo con Will de ‘Get in Tribal’. T: De aniversario… P: Sí, algo así. T: ¿Recuerdas cómo fue tu primer concierto con la banda, alguna anécdota? P: ¿Con esta banda? T: Sí, algo curioso… P: Puff, una locura. Nuestro primer concierto con esta banda fue en un pequeño festival que se hizo para el cumpleaños del actual cantante que de aquella era guitarrista, guitarrista solista, que es Drest. T: Versátil. P: Sí, es un hombre que tiene el renombre a nivel local y regional de batería. Es el batería de ‘Baja California’, de ‘Take The Rest’, de ‘Gajes del Oficio’… Es el hombre de los mil grupos, pero quiso cambiar, quiso hacer la guitarra cuando hicimos el grupo, y ahora está haciendo sus pinitos como cantante. Y fue eso, era su cumpleaños, se organizó un festival: Cannadrest, y actuamos con ‘Take The Rest’… El tema es que fuimos estúpidos y fuimos de botellón antes del concierto, así que imagínate como fue el concierto. El concierto fue un desastre, hay un par de vídeos en Youtube que son dignos de ser quemados, borrados de la memoria humana…(RISAS) T: (…) ¿Crees que supone algún problema encontrar actualmente lugares en los que vuestra banda pueda ofrecer conciertos? Aquí en Oviedo, a nivel local me refiero… P: Buff muchísimo, y de vez en cuando parece que hay, como les gusta decir a los políticos, “brotes verdes”, con esto, parece que hay veces, que hay laguna iniciativa… pero al final siempre se queda en eso, en “brotes verdes”, al final luego intentas dar bolos… nosotros tenemos suerte de que tenemos buena relación con Pachi, que es el chaval que lleva lo de La Calleja La Ciega… entonces ayuda mucho conocer gente porque es muy difícil porque hay muy pocos sitios…y muchas bandas. El problema es que hay tantas bandas y tan pocos sitios que dices… ¿qué hago? T: ¿Y e los conciertos que habéis dado como fue la acogida del público, gustáis…? P: Pues tuvimos un éxito bastante inesperado al principio. Llegamos a tener un club de fans de 780 personas, llenamos la plaza Feijoo cuando tocamos en el Oviedo Rock en 2011… y la verdad es que muy bien, el problema fue que con los cambios de formación fuimos dejándolo y ahora hemos tenido que empezar de cero. La verdad es que la gente se lo pasa muy bien, siempre hemos tenido una política de grupo, que es que, lo primordial es la música, hay que intentar tocar bien, pero tenemos claro que en esta vida o eres muy bueno o das espectáculo. Entonces nosotros damos espectáculo y así nos aseguramos una parte, luego ya lo de tocar bien lo intentamos. T: Bueno, ¿ya habéis grabado o tenéis proyecto de grabar álbum, maqueta…? P: Grabamos una maqueta que no se llegó a editar jamás, está en Internet, de hecho es nuestra referencia en Internet, la gente que conoce nuestras canciones, porque han sonado en bares por aquí por Oviedo, las conoce por esa maqueta, pero realmente no llegó a salir físicamente y ahora estamos trabajando en la


composición de nuevos temas, pero estamos dudando en si grabar un EP grande o si grabamos directamente un LP. Tenemos de momento seis temas, siete, tenemos que ver si grabamos o componemos tres más y sacamos un LP directamente. T: ¿Y tenéis alguna página en Internet donde los oyentes puedan escuchar gratuitamente vuestros temas estáis a favor de esto¿ P: Sí, por supuesto. Generalmente la mayoría de enlaces y vídeos de Youtube los colgamos en nuestra página de Facebook, y aparte tenemos página de SoundCloud (Artificidal Spupidity Rock)y ahí es donde tenemos nuestros tres temas colgados y donde iremos colgando a medida que vayamos sacando más temas. Y nos gusta, nos gusta que la gente opine, que nos digan que cambiarían, que no cambiarían, que le gusta… (…) Lo haces para que a la gente le guste. T: ¿Y cómo ves el futuro de la banda, seguiréis como hasta ahora o queréis dedicaros a ella de forma más seria? P: Hemos tenido nuestros altibajos, pero la verdad es que la idea es ponernos en serio. Hemos tenido reuniones recientemente, y el cambio de formación se debe a que el batería no podía compaginar bien los estudios con el grupo, decidimos, hace una semana escasa, hablar con él, decirle que lo entendíamos, que no le guardábamos ningún tipo de rencor ni nada, pero que necesitamos alguien que se pueda dedicar, queremos hacer algo bueno, algo interesante… T: Ahora unas preguntinas generales sobre la situación del rock en Oviedo, ¿cómo ves el panorama discográfico aquí? P: Hombre, el panorama discográfico tiene un pro muy grande y un contra enorme. El pro es que hay veinte mil estudios ahora mismo. T: ¿Aquí en Oviedo? P: Hay muchísimos estudios, conocidos más o menos… (…) Hay cuatro o cinco conocidos y luego ya estudios caseros, como el de Stamper ,o Drest está formando uno en casa para grabar sus cosillas… El tema es que el avance de la tecnología y todo el tema de los nuevos equipos musicales hace que hoy en día casi cualquiera pueda grabarse una maqueta en casa… T: Ya. P: Entonces, bueno, ¿qué tiene de malo? Que la distribución luego deese trabajo discográfico luego es semi nula. Normalmente los grupos amateur, fíjate como está la cosa para que un grupo como ‘Get in Tribal’ que ha ganado el Oviedo Rock, ha compartido escenario con Helloween… hayan decidido poner en descarga gratuita sus canciones, han decidido que para lo que les va dar el disco… ellos lo que quieren es que la gente lo oiga y vaya a los bolos, lo han sacado a la venta para que quién quiera tener el disco lo tenga, pero han permitido descarga directa porque… T: No compensa al final… P: No compensa realmente. O pegas el bombazo padre, que eso le pasa a un grupo de cada veinte mil… T: Ya, además este género igual es un poco más difícil ahora… P: Sí, claro, evidentemente… El grupo con el que estuve yo (‘Ciudad Bambú’) tienes más puertas abiertas.


T: ¿Y qué opinas del concurso del rock anual Ciudad de Oviedo? Habéis participado con este grupo, ya me dijiste que sí… P: Dos años he participado… Buff, es que… es complicado como está el tema. T: Hay rumores, en otras entrevistas, de que hay un poco de tongo… no sé qué opinas…. P: Evidentemente nunca se sabe, yo no estoy en el jurado, no conozco a sus miembros… Entonces no puedo permitirme el lujo de criticar a gente que no conozco. Pero sí es verdad que a veces que huele un poco… T: Sí, ¿no? P: Hay veces que ves grupos que da lástima verlos, pasando por nosotros mismos el primer año, que no estábamos preparados ni de broma, o sea, la maqueta estaba grabada en agosto, el día que terminamos de grabarla la mandamos en plan… T: …que sea lo que Dios quiera. P: A ver si suena la flauta… y yo fui el primer sorprendido cuando nos dijeron que nos habían cogido.Y luego hay grupazos como era el caso de ‘Take The Rest’ que no los cogieron jamás, y de hecho se rumoreó mucho que había cierta manía hacía los miembros. Y por ejemplo ha habido finalistas que… Yo por ejemplo este año estoy muy contento con el segundo puesto de ‘Mota Blues’, que son amigos y son muy buenos, con la victoria del año pasado de ‘Get in Tribal’ y el puesto de finalista de ‘Soldier’… ‘Queen Bitch’, por ejemplo, también ha quedado finalista muchas veces… O sea, me parecen muy buenos, pero también ha habido algún que otro finalista, incluso algún que otro premiado, que para empezar todo parecía pura coincidencia. T: Es que me decían ayer en otra entrevistas, otros chavales, que era un poco “quién tuviera más amigos”… P: Sí, es una posibilidad. Pero más que amigos como tal… hombre, si hubiera sido por público nosotros la edición que participamos llenamos la plaza. El tema es tener amigos importantes. T: …ya. P: Yo recuerdo la anécdota de un grupo que, evidentemente no voy a mencionar, pues sería de muy mal gusto, que quedaron en una buena posición y luego se veía alguno de los miembros del grupo por Oviedo presumiendo de que habían en esa buena posición porque unos miembros del jurado era amigo del padre de otro de los miembros de la banda, que dices “malo que consigas ese puesto por eso”, pero es que encima que vayas vanagloriándote de ello… ya es de tener muy poca cabeza… T: … y tan poca. ¿Crees que el ayuntamiento de Oviedo da buena difusión al rock, o por el contrario crees que da mayor importancia a géneros como ópera, zarzuela…? P: A ver, evidentemente Oviedo es una ciudad envejecida, no sé si te das cuenta… Quejarse es muy fácil, pero también hay que contar con la media de edad de Oviedo… Oviedo tiene una media de edad bastante alta. Entonces lógico que el ayuntamiento se tire a lo que va a dar más dinero. Por mucho que sea una institución pública es un negocio, la política es otro negocio, hay unos presupuestos que cubrir, entonces hay que tirarse a lo que a ti te parezca más económico. Yo no me puedo quejar., han estado subvencionando cuatro años un festival de rock (Festival Martes de Campo), pero si es verdad que este año me han puesto muchísimas trabas. Este año no se pudo hacer porque pusieron muchísimas trabas.


T: ¿Y crees que Oviedo es una buena ciudad para dar conciertos o crees que es cierta esa leyenda que siempre hay que de Gijón es mejor, que se da mayor difusión, que la gente está más interesada…? P: Asturias en general está bastante fastidiada a nivel amateur, y gran culpa de ello la tiene el público, que es lo que no se para a pensar a la gente. Aquí hay algo que no pasa en otras ciudades, que es la asistencia por amiguismo. Tu grupo y mi grupo dan juntos un bolo y yo llevo ochenta amigos, pero esos ochenta amigos en el momento en el que yo termino mi concierto se van del bar. Y si tú no has llevao amigos te quedar tocando para cuatro amigos. Y eso me parece horroroso, me parece una costumbre malísima y que desvirtúa muchísimo la música en Asturias, pero es que los de fuera no quieren venir, ¿pa que les vean dos amigos? T: Claro. P: No merece la pena. T: Entonces, crees que eso, ¿que en los conciertos solo hay amigos? ¿No crees que hay alguna clase social que vaya a los conciertos por gusto? En plan estudiantes o gente mayor… P: Aquí no. Tú vas a Madrid, vas a Barcelona, vas a otras zonas y sí hay gente que sí, conoces sitios que hay gente que va habitualmente a ver que hay, a ver si le interesa… Aquí no, aquí la gente… Hombre, hay casos y casos, evidentemente, pero generalmente son cuatro gatos los que van a los conciertos a ver qué hay. T: Es un poco de mal gusto, pero quería profundizar un poco en ello…¿crees entonces que Gijón es una ciudad más tal…? Por lo del Xixón Sound y todo eso… P: Igual hay más apoyo institucional, o a nivel organizativo digamos… Si es verdad que se hacen más festivales de este tipo, pero también tengo que decir que, no sé si fue en lo de la Monkey (festival de Gijón que se celebra en verano) que al final por problemas de organización y de venta de entradas se tuvo que suspender… entonces realmente muchas veces es el público el que no se mueve. T: No sé, Es que siempre se piensa que Gijón… P: Hay algo más de movimiento musical, pero realmente… es relativo. No creo que sea digamos, significativo. No es un movimiento que digas tu “¡gua!, Vámonos todos a Gijón a tocar, porque Gijón es la meca del rock en Asturias”. No, para nada. T: Conclusión: no hay mucho público interesado. ¿Qué opinas, que hay buenas bandas emergentes de rock actualmente o no? P: A ver, yo siempre he dicho que el nivel amateur que hay en Oviedo es muy alto. Hay muchos grupos relativamente buenos, como gente que se lleva moviendo, en el ámbito amateur, años que son gente que podrías escuchar perfectamente en una sala importante y que es gente que suena muy bien, el problema es que no tienen esa oportunidad. T: ¿Podrías mencionar alguna banda? P: Evidentemente, hay bandas como las que ya mencioné antes, los propios ‘Ciudad Bambú’ con los que toqué yo, ‘Get in Tribal’, ‘Baja California’ me parecen, si no el mejor, uno de los mejores grupos que hay ahora mismo en el panorama asturiano. T: ‘Gafes del Oficio’…


P: ‘Gajes del Oficio’ son también buenísimos, pero muy muy buenos. ‘Soldier’, aunque no se aun estilo que a mí me guste, son muy buenos… Luego, pues a ver, hay muchos más buenos, ‘SWAP’ es un grupo muy bueno con el tuve el placer de tocar ahora en octubre, que son muy buenos… ‘Black Bambas’, que son tres chicas también muy buenas… Hay mucho nivel, y es fácil ir a ver un concierto… siempre recomiendo a la gente que se pase por La Calleja, aunque no conozcan a quién va a tocar porque generalmente el nivel suele ser bastante alto. T: Ya por último, una pregunta que estoy haciendo de forma improvisada… ¿crees que, respecto a cuestiones de género, crees que hay más chicos que chicas? ¿Ves chicas que se dediquen al rock, o crees que es muy de hombres, por decirlo de alguna forma? P: Cada vez hay más chicas que les guste, el problema es que el rock siempre ha tenido sus tópicos. El rock siempre ha sido algo duro, algo con ese toque sucio, con ese toque oscuro… Entonces al principio era como “por Dios, ¿cómo van a desmelenarse las chicas de esa manera?” Pero quieras que no, cada vez hay más gente. Hombre, la verdad es que siempre ha habido más tendencia a la música por parte de los hombres, aunque suene a tópico las mujeres siempre se han dedicado más a lo que es la canción pura, lo que es el baile… a los instrumentos se han dedicado más los hombres. Pero me gusta ver que cada vez hay más mujeres que les gusta dedicarse al rock y que no tiene ninguna tara el sexo para tocar. Las mujeres sois igual de buenas o mejores muchas veces que los hombres puestas con el instrumento. T: Pues hasta aquí, muchas gracias. P: A ti.


Talía: (…) Bueno, Drest, cuando eras pequeño… ¿recuerdas si en tu casa se escuchaba música de forma habitual? Drest: Sí, mucha. Se escuchaba Dire Straits, Beatles… Y luego Mark Knopfler en solitario, Mike Oldfield… rock años setenta, incluso ochenta, así clásico y tranquilo, que a mi padre le gustaba y le gusta mucho. Y a mí, concretamente, dicen que me gustaba mucho Dire Straits. (…) T: O sea, que predilección tú Dire Straits… D: Sí, además sigue siendo así, así que… T: Y, en tu infancia ¿aprendiste a tocar algún instrumento? D: Sí, el violín. T: El violín…¿a qué edad, más o menos? D: Desde los cinco años… hasta los 16. T: ¿En el conservatorio? D: Sí, hice el grado medio entero. T: ¿Y decidiste tocar el instrumento por iniciativa propia o porque te “oblgiaron” un poco en casa? D: Mmmm mi madre me quería apuntar a clases de música, porque me encantaba la música y en casa cuando no ponía mi padre música iba yo, con cinco años, a poner la mini cadena con lo que pillara, porque me gustaba. Entonces me quise apuntar a clases de música, cogí varios instrumentos en una academia de críos y el que más gracia me hizo fue el violín. Sin más, me hizo más gracia. Me puse con ese, luego fui creciendo y me hice un poquitín más profesional, entre comillas, porque con cinco años muy profesional no lo haces, hasta que hice el grado medio en el conservatorio, que tardé relativamente poco. Y luego ya deje el conservatorio y tocó el rock. T: Cuando eras niño, ¿considerabas que la música era algo serio y te lo planteabas para el futuro, o era un pasatiempo sin más? D: Pasatiempo, cien por cien. T: ¿Alguno de tus familiares era músico profesional o aficionado? D: Sí, muchos. Mi tío, Xaime Arias, es el pianista de Xamie Arias Jazz Trío, tiene unos cuantos premios AMAS al mejor teclista aquí en Asturias e internacionales, el tío es un crack. Luego su sobrina, mi prima, que está trabajando en Venezuela en la orquesta nacional, su hijo está trabajando en la orquesta de Madrid, su tío es productor, su herm…¡todos! Hay unos cuantos. Pero lo más simpático es que esto lo sé desde hace relativamente poco, fue posterior, no está relacionado con que yo me metiera. Yo me metí porque me dio. (…)


T: Cuando eras ya adolescente, cuando creciste… ¿qué género te gustaba? ¿Cambiaron tus gustos radicalmente o no? D: No, porque yo escuchaba rock de crío y seguía escuchando rock. Cambiaron radicalmente porque te metes más en metal, en punk y todo este palo, dejé el violín y me compré una guitarra, luego me puse a tocar la batería… sí, cambiar, cambió. Pero vamos, que lo que es el gusto por género, que el mío es muy abierto, yo escucho rock y todos los derivados del mundo, y jazz y blues y todas las cosas… yo escucho de todo. Pues digamos que no, que no cambió mucho. T: (…) ¿Y algún artista o banda que siguieras con especial devoción? D: En aquella época sí, yo de aquella seguía a muchísimos grupos de punk americanos: Blink 182, Sum 41… y también luego seguía a grupos un poquitín más trabajaos, como Dream Theater, cosas más técnicas, que no llegabas a hacer nada con ello porque querías tocarlo y era imposible. Pero bueno, era un objetivo. T: Eeeh… Esta música nueva que conocías, como Blink o tal… ¿La conocías por medio de tus amigos, por revistas…? ¿Cómo la conocías? D: Pues yo la conocí por amigos. Por amigos, cien por cien. Además hubo una temporada en la que por el Messenger se podían mandar soniditos, y un amigo me mandó un sonidito y yo dije “¡que simpático! ¿Qué es eso?” y me dijo “es una canción de tal…” y la bajé y empecé. Así de ridículo fue, ya ves. T: ¿Y hay alguna edad a la que dices “quiero tener una banda”? ¿Es una edad concreta o…? D: Sí, con catorce. Con catorce yo me compro la guitarra, me pongo a tocar… Tengo un amigo que también se compra una guitarra paralelamente, era mi mejor amigo… y cogemos y le decimos a otro chaval “oye, cómprate un bajo, y aprende a tocar el bajo” y a otro chaval “cómprate una batería y aprende a tocar la batería”. Lo de la batería no pasó, y al final me fui yo pa’ la batería dejando la guitarra porque era un completo negao, y sigo siéndolo, pero… y de hecho seguimos. T: ¿Y la batería, (…) la guitarra… aprendiste de forma autodidacta, en clases…? D: Las tres, aprendí la guitarra completamente solo, el bajo completamente solo y la batería solo y cuando llevaba dos años tocando solo vi que en la guitarra era… a ver, sé tocar cuatro cosas, pero esas cuatro cosas… en el bajo más de lo mismo, la batería no. La batería estaba empezando a tener bastante nivel sin ir a clase, y dije “pues si me apunto a clase ya la hostia”. Y fui, empecé a ir a clases y sigo yendo, con el que me presentó mi tío, el teclista del trío de jazz, que tiene un batería que se llama Jorge Cambareli y me dijeron “vete con este tío, que este tío es muy bueno”. Es el batería de Dixebra, entre otros. Es uno de los mejores batería de Europa, el cabrón. Y bueno, después empecé con dieciocho-diecisiete las clases con Cambareli, así que llevo… cuatro años. T: ¿Y qué motivo te impulsó a tocar en una banda? Porque querías entretenerte, realizar conciertos, porque lo hacían tus amigos y ya querías tú…


D: No, mis amigos no lo hacían. Los hacíamos solamente estos dos chavales y yo. A mí me gustaba mucho la música esta americana, y en esa música en los videoclips salen ellos, que son cuatro críos tocando en el instituto pa’ todos los compañeros, entonces yo tenía que organizar lo del viaje de estudios de secundaria, lo de sacar dinero como sea y dije “bah, ¡damos un concierto, damos un concierto! Damos un concierto y sacamos dinero.” Y el primer concierto que dimos fue así. Y está muy simpático. Ahí sigue, fue un absoluto desastre, pero se llenó de gente, lo pasamos en grande y sacamos un pastizal. Éramos cinco tíos y sacamos sesenta euros por cabeza, no está mal en los tiempos que corren. Y empezamos por eso, empezamos por esa tontería. Lo que pasa que luego ya seguimos, porque aparte de “quedar guay” nos gustaba mucho. Y seguimos a día de hoy los mimos tres. T: ¿Y qué opinaban tus familiares de este interés por la música? ¿Te apoyaban, te animaban… o no lo consideraban apropiado? D: No, me apoyaron siempre mucho. Además la batería es un instrumento con el que al principio, si tus padres no te apoyan, sobre todo poniendo el coche, estás jodidísimo. (…) La batería necesita que lo apoyen en casa sí o sí. Para empezar porque la batería es un instrumento que, el peor, te cuesta mil pavos, entre batería, platos, soportes, parches... Entre unas cosas y otras te dejas mil pavos de primeras, luego hay que mantenerlo. Eso ya es otro mundo. Y sí, mis padres me apoyaron la de Dios… De hecho por Reyes me regalaron la batería ellos. Fue cosa de ellos, yo ni me lo esperaba, ni la había pedido ni nada. Y me acompañaban a todos los conciertos, vinieron a todos, me llevaban a todos, daban viajes a Gijón con la batería en el coche y yo en bus porque ya no entraba en el coche… Mis padres de diez, la verdad. T: Eso presta. D: ¡Hombre…! Además a mi padre le encantaba la música o sea que… Y lo que hacíamos nosotros le gustaba más aún, el tocaba la guitarra de crío y estaba feliz. En los conciertos se pone adelante, canta… se lo pasa bomba. (…) T: ¿Dónde ensayabais? ¿Teníais local propio…? D: Ensayábamos en los difuntos locales de Otero. A ver si los vuelven a abrir de una puta vez…perdón. Censura eso. (RISAS) T: Todo el mundo tocaba allí… D: Todo el mundo tocaba allí, yo las clases con Jorge las daba allí, aprendí a tocar allí. T: ¿Tocabais canciones propias o solo versionabais? D: Al principio versionábamos mucho, porque intentábamos hacer canciones propias pero como cada uno teníamos un gusto diferente… Al bajista le gustaba mucho el metal potente, oscuro, extremo… A mí me gustaba muchísimo el punkie americano básico, tonto, adolescente y al guitarra le gustaba mucho el rock and roll.... Entonces de ahí lo único que salían eran peleas. (…) Al final lo dejamos y volvimos hace poco realmente, lo dejamos en plan buen rollo, “ahora mismo no podemos tocar juntos”. Cada uno tocamos nuestros estilos a nuestra bola y


luego, a día de hoy, ya con la mente más abierta… Porque lo de tener quince años es “¡quiero tocar esto, lo demás es una mierda…!”. Es así, todos lo hemos vivido. Alomejor hay gente que era más abierta de cría, pero nosotros no. T: Y con esta banda, aparte del concierto del viaje de estudios, ¿dabais algún concierto? D: Con esa banda no. Con esa banda dimos un segundo concierto después para la fiesta de fin de curso de las Ursulinas... (…) D: Era un desastre, y yo por eso empecé a tocar en otros grupos. Empecé a tocar en varios, porque yo con la batería me veía guay, la gente me decía que lo hacía bastante bien y bueno, dije “tengo que empezar a tocar en más sitios”. El bajista se metió en el conservatorio, ahora toca el contrabajo, es profesional de jazz… o sea, ahora mismo el bajista que es el único que convencimos pa’ tocar en el grupo es el mejor, estuvo estudiando el Alemania… en el conservatorio de contrabajo superior, o sea, con beca y la madre que lo parió... El tío es un fino de la Virgen…. Y el guitarra más de lo mismo, el guitarra ahora mismo es de los mejores guitarristas de Oviedo fácil… Y yo que era el más apuntaba, ahí me quedé. T: Hasta hoy… ¿en cuántas bandas has estado desde tu primera banda, más o menos? Bueno, ahora estás en varias, ¿no? D: (CUENTA CON LOS DEDOS) Nueve. Estuve en nueve y ahora estoy en cinco. T: ¿Cómo se llaman? Así de las que quieras hablar… D: Te las digo todas. Estoy en ‘Artificial Stupidity’ con Perti, que es en la única en la que no toco la batería, estoy de cantante. (…) Luego estoy también en ‘Gajes del Oficio’, que curiosamente es la banda con la que compartimos escenario el día que debuté, que de aquella tenían otro batería, y con los años estuvo otro, marcho también y me cogieron a mí, casualidades de la vida. También estoy ahora metido en ‘Between the Lines’ que es con los que empecé a tocar desde siempre, lo que pasa es que cambiamos el estilo y ahora hacemos una cosa muy diferente, más trabajada, más ambiental… muy etéreo todo. Y luego estoy en ‘Baja California’, que es donde estaba antes Adán (de ‘Tierra de Enfermos’) y que ganamos el concurso de los 40 hace un par de semanas. Nos toca grabar un disco, se supone. A ver si hay suerte. T: Y en todos estos grupos, bastantes… ¿qué géneros practicáis? D: ‘Baja California’ hacemos hard rock, tipo Guns and Roses, Bon Jovi… bastante sencillo y para toda la familia. Luego ‘Gajes del Oficio’ es rock, coges el rock de Marea o de Extremoduro, le metes un poquitín la potencia del metal internacional y te sale ‘Gajes’… es una cosa bastante rara, y estoy muy contento por eso, porque no es una cosa definida exactamente. Luego esta ‘Between the Lines’, es metalcore, punto. Es metalcore, este género de gritos y cosas así muy rápidas, y luego ‘Arificial’ hacemos un poquitín lo que nos viene a la gana, pero bueno estamos derivando bastante hacía el hardcore moderno. T: Perti decía que era un rollo rock alternativo…


D: Es que es complicado de definir. Además, con ‘Artificial’ tenemos cuatro canciones y cada una es de su padre y de su madre. Una es que el riff es rock and roll cerrao y de repente llega la estrofa y es mega punkie. Luego tenemos otra que empieza súper indie y luego es una bastada con guturales, tenemos otra que es una tontería que son tres acordillos y la gente la canta sin parar y ahora hemos hecho una nueva, que es un rock and roll básico, clásico, que dices…no sé. Entonces es rock, ahí, y ya… T: Concuerda totalmente con lo que dijo ayer Perti. D: Es que es verdad, no tiene más. T: ¿Y cuáles serían tus influencias musicales? D: Personalmente a mí me influyeron mucho Steve Jocz, que es el batería de Sum 41, Travis Barker, batería de Blink 182. Phil Collins, en Genesis y en solitario mucho más también… y baterías actuales. Me fijo en baterías mucho de rollo gospel y cosas así, porque esos tios hacen cosas poco planas, y a mí me gusta mucho en las líneas de rock and roll que suelen ser súper planas, meter de vez en cuando un detalluco, cosas recargadas (…) la gente te lo tiene en cuenta. Y luego, musicalmente, mis influencias principales son el punk americano de los noventa y el género del dos mil, el hardrock de los ochenta y realmente poco más, lo que escucho en casa… T: ¿En alguna de estas bandas os han comparado con han alguien? D: A ‘Baja California’ lo comparan con M-Clan, porque el cantante canta igual. Es la misma voz, yo siempre digo que es poner a Bon Jovi, quitar a Bon Jovi de ahí y pones a Tarque, el de MClan, y te queda ‘Baja California’, y queda eh. Y a ‘Between the Lines’ no nos comparan con nadie, somos muy raros. A ‘Gajes’ lo mismo y a ‘Artificial’ lo mismo’. El grupo en el que estaba antes, que se llamaba ‘Take the Rest’, que era de punkie americano, el primero en el que estuve en serio, si nos comparaban con Blink 182, con Paramore… cosas así. Concretamente el batería de Paramore es mi favorito y no lo mencioné antes, eso apuntalo para luego (RISAS) T: ¿Estás interesado en practicar otros géneros musicales? Bueno, aparte de los que haces ahora… D: Sí, estoy estudiando con Jorge porque tengo trabajo en una orquesta, entonces tengo que tocar cumbia, bolero, bachata… todas estas cosas. Aparte me gusta, me encantan los ritmos latinos para baterías y para percusión, también toco percusiones en congas, africano… toco de todo. Todo lo que sea aporrear me encanta. T: Los baterías sois un poco “liberales” por decirlo de alguna forma… D: Sí, muchísimo más. Un guitarrista te sabe tocar muy bien un género y no te sabe tocar ni puta idea de otro. Un batería igual no es un genio en ninguno de los dos, pero te sabe tocar los dos. Y a mí me encanta en funky, el jazz el blues, los ritmos latinos… Los ritmos latinos es una cosa que me puede, me supera, es, aparte de dificilísimo, una belleza. Pero bueno, hay que pegarse con ello, como con todo. T: ¿Y hay algún género musical que, por el contario, no tocarías nunca?


D: No. No porque no… todo es aprender y es cultura. Toda la música, aunque sea un género malísimo puede estar bien hecha. Incluso el reggaeton, fíjate. Lo dudo mucho, es complicado de encontrar, seguro. Yo no conozco casos, pero seguro que alguno hay que lo hace bien, seguro. Toda la música, todos los géneros, si se hacen bien, se trabajan, se estudian…y se escuchan desde una postura crítica y de respeto te pueden llegar a gustar. Yo puedo estar escuchando pop, de este actual, y decir “menuda mierda” porque no me gusta, pero está bien hecho. O puedo decirte que no está bien hecho que es coñazo que está haciendo la misma progresión de acordes… que suele pasar, que hay de todo. Y si no escuchas de todo nunca aprendes, y si no aprendes te quedas en la mierda. T: Y, actualmente, ¿te dedicas plenamente a las bandas o lo compaginas con estudios o trabajo? D: Estoy estudiando Técnico de Sonido en la Felguera (…) Lo compagino con estudiar Historia a distancia y luego estoy estudiando un módulo de batería que se hace en una universidad de Londres, también lo hago a distancia, tienes que hacer unos exámenes a final de año, en mayo, son ocho años. Empecé este año, porque entré en sexto, hice la nivelación en junio y me pusieron en sexto, así que de puta madre. Estoy a ver si lo saco, porque con eso tienes , cuando sacas el grado seis, un grado medio, y cuando sacas el ocho un módulo de grado superior. T: ¿Y tienes que ir allí a hacer los exámenes? D: A hacer los exámenes sí. Pero solamente hay uno a final de curso, y ya está. Y lo bueno que tiene es que si me lo montó bien y sale bien este año en mayo tendré tres exámenes, bueno, los que tenga de la carrera que serán unos cuantos, los que tenga del módulo que serán otros cuantos y el de batería. Pero vamos, que si me lo montó bien y lo hago bien en junio saco una carrera y dos módulos a la vez. T: No paras, vaya. D: No, no paro. Se supone que es para ser un batería de estudios, que es que tú tienes tu curriculum, tu caché, tu tal, y en un estudio viene un grupo, te viene, yo qué sé, la chiquilla esta que toca el ukelele que salió de la voz, Paula Rojo, por ejemplo, que viene de gira por Asturias, bueno esta no viene de gira porque ya es de aquí, y el batería de la banda no puede venir, así que necesitamos a un tío que se aprenda todas estas canciones para dentro de tres días, y que vaya allí y las toque, sin ensayar y sin nada, Entonces a mí me dan una partitura, yo me pongo allí, toco lo de la partitura, me dan mi dinero y yo me voy a mi casa. Es una forma de vivir de la música también, que no se ve tanto ni es tan lucida como la superestrella del rock and roll que sale la en las portadas de las revistas ni en las capertas delas quinceañeras pero muy digna también, a mí me encantaría. T: Respecto a los lugares de ensayo… ¿Dónde soléis ensayar? D: Pues está complicada la cosa de ensayar, nosotros ahora hemos conseguido, te lo contaría Perti ayer, nosotros ahora hemos conseguido una oficina en Cerdeño, en una nave industrial de oficinas. Entonces, cuando se acaba el horario laborable vamos allí a tocar. Tenemos desde ocho y media de la noche a nueve de la mañana. Por tanto los que madrugan al día siguiente


estamos jodidos. Pero por amor al arte te lo comes, porque hasta hace un mes que no encontrábamos sitio ensayábamos en una pocilga, y digo pocilga porque era una pocilga, que estaba en El Berrón, había que coger el coche e ir hasta El Berrón, dejar tus instrumentos en unas condiciones… una mierda, horrible. Yo cogí la batería ahora de allí y al estoy desinfectando todavía. (RISAS) En serio. La cosa peor que le puedes hacer a un instrumento de madera es humedad. Pero bueno, no había otra. T: Es lo que había, ¿no? D: Sí. T: Bueno, ya lo dijo ayer Perti, supongo que sí, conciertos que daréis de vez en cuando… D: Sí, cuando nos van saliendo cosucas hablas con una sala, das un conciertillo… sí, te defiendes. T: ¿Y crees que supone un problema encontrar a veces lugares para dar conciertos aquí en Oviedo? D: Sí. Bastante. Bastante porque en Oviedo la cultura y la ciudad, y la vida de la ciudad está pensada de manera para lo 45-50 en adelante. Es una ciudad que está pensada en eso. Al menos es mi punto de vista, eh. Desde mi punto de vista está pensaba para gente mayor. A mí me encanta la ópera, yo voy a la ópera. Pago mi dineral de entrada, porque voy a una, pero no me puedo permitir ir a más, ni yo ni mucha gente ir a la ópera. Traen todos los años no sé cuantísimas. Fantástico. Me parece genial, tiene su público. Pero lo que no puede ser es poner por un lado esa cultura tan fuerte, tener arraigo en la ciudad de que siempre hay buena ópera, que hay musicales, buen teatro… Me encanta, voy a todo. Me chifla. Pero lo que no puedes es luego poner tantas trabas a un ocio alternativo. Lo que no puedes luego es coger a los críos de quince años, que me parece muy bien, pero les prohíbes el botellón, les pones a la policía a perseguirles, luego subes la edad de consumir alcohol hasta los dieciocho años, de forma que no pueden ir a los bares a consumir tampoco. No pueden ni estar en la calle ni consumir en los bares. Y luego les pones conciertos y les pones trabas para que no puedan tocar. Que va a hacer un crío de quince años con sus amigos, ¿ir a la ópera? Es que no sé. T: Ya, es que luego tenía una pregunta que era que si crees que el Ayuntamiento da más difusión a géneros clásicos como la zarzuela o la ópera… Entonces sí. D: Sí, lo creo. Vamos, pero fervientemente. Que yo no creo que este mal. Yo no quiero que el Ayuntamiento me ponga un escenario gigante ahí donde la Catedral para que toque con mis colegas, no. Yo con que les deje a las salas de conciertos dar conciertos, con eso, me conformo. No pido más. Que se pone un horario, ¿qué a la una de la mañana hay que acabar porque los vecinos tienen derecho a dormir? Claro que sí. Pues claro que sí, yo lo entiendo. Pero lo que no me puedes decir es que venga la policía a un concierto a las doces de la noche y diga “corta, corta”. Tío, yo acabo de gastarme un dinero en traer aquí mis cosas, la gente ha pagado una entrada. Me estás haciendo devolver el dinero de la entrada porque no puedo dar un espectáculo. Me estás haciendo palmar el dinero de la gasolina y encima quedarme con las ganas de tocar, que también… Yo creo que, joder, desde las asociaciones de vecinos también podían incluso colaborar un poco, pero no, eso no funciona así.


T: Eeeh… luego te sigo preguntando un poco de esto, voy a seguir primero con las de la banda un poco más concretas y luego ya paso a estos temas que tienen más miga… ¿Cómo has sido la acogida del público con las bandas en general? D: ‘Between the Lines’ el primer concierto estuvo lleno, y el siguiente tuvimos un festival bastante grande, así que buena. ‘Gajes del Oficio’ era un grupo que ya estaba consolidao, pero bueno estuvimos tocando por fuera de Asturias, en Bilbao y demás, haciendo una pequeña mini-gira por el norte, así que considero que la acogida es bastante buena también. Eeeh…luego esta ‘Artificial Stupidity’, que en nuestro primer concierto Perti que mueve masas allá donde vaya, es un showman… T: …conoce a todo el mundo. D: Es una cosa impresionante. Pues vino bastante gente, te hablo igual de 80 personas, que no está mal. Y luego ‘Baja California’ que es un caso extrañísimo en esta ciudad, que es concierto que da, concierto que van cien tíos. Lo mueven de una manera mundial. El día de la final del concurso de los 40 llenamos Tribeca. Desde la segunda fila ya no se nos podía ver. Estaba la gente en Tribeca apretada, cosa que me parece increíble. Que yo nunca en mi vida había tocao para tanta gente. Y cantando las canciones a voces y salí yo al escenario porque tenía que empezar con la batería yo solo, y la gente gritando mi nombre, y yo “¡pero si no os conozco a nadie! ¿Cómo cojones sabéis quién soy yo?”. Eso no me había pasado nunca. Sin embargo, supongo que la pregunta será para ver un poquitín como está panorama, los conciertos suelen estar vacíos. En Oviedo y en Asturias en general, porque en Oviedo hay más gente que en Gijón y Avilés. Luego en los pueblos y en la Cuenca en general sí que se mueve más, pero también de otros géneros y más rollo versiones. Pero los conciertos suelen estar vacíos. Yo tengo la enormísima suerte de estar en cuatro grupos que tienen público. Bueno, también llevamos tiempo trabajando, trabajamos bien y trabajamos mucho y bueno, todo tendrá su recompensa me imagino. Pero tú vas a conciertos y estás solo. Yo, me encanta ir a conciertos, todos los fines de semana que puedo voy a la Calleja, pago la entrada y lo que sea para ver al grupo que no tengo ni puta idea de quienes son, “’¡Coño, mira que buenos son estos! ¡Mira que buenos son aquellos!”. Organicé un festival para dentro de tres semanas, para tres grupos que conocí separados, tenían a poca gente y yo creo que entre los tres te podían llenar el bar. Dije, “tocas tú, tú y tú, juntos”, y organicé yo un festival porque me parece que son buenos y que se merecen tener un poco de tal… T: O sea, que un poco, lo que se echa en falta en Asturias es, igual, esas personas que van… que les gusta la música, independientemente, pasarlo bien. D: Tú vas a las sales de concierto, una cerveza no te cuesta un euro como aquí (estábamos en un bar llamado D’Cañas, donde todas las consumiciones se cobran a un euro)y una Coca-Cola no te cuesta un euro como aquí…. Cuesta dos euros… Y una copa no te cuesta tres cincuenta o cuatro euros, te cuesta cinco y pico… porque el tío tiene que mantener el bar, tiene que pagar la licencia millonaria que le tiene que pagar al Ayuntamiento por sala de fiestas, porque no es sala de conciertos, es sala de fiestas. Entonces se piensan que haces una macrofiesta cada fin de semana, cuando en un concierto te metes en un pufazo de que tienes a treinta personas que te consumen tres birras… ¿entiendes? El que tiene una sal de fiestas, de conciertos, a día de hoy, es altruista. Es porque le gusta. Y mucha gente palma mucha pasta, por eso están


cerrando. A cerrado “Al fondo hay sitio”, que era la última que había. ¿Por qué son más caras allí las cosas? Porque tienes que pagar al músico, porque tienes que mantener el bar. Y ahora ya no se paga ni al músico. Ahora el músico también va por amor al arte. T: Decían unos chavales el otro día que en La Antigua tienes que pagar tú…. D: Sí, ahora tienes algunas en las que te cobran. Yo considero que tomarme aquí una Coca-Cola por un euro está de puta madre, pero si la tomo por dos euros viendo un concierto sigue siendo barata. T: Claro porque no estás solo pagando la Coca-Cola en sí… D: …estás pagando la Coca-Cola y estas pagando ver algo. Estás teniendo música en directo. Ese tío lleva sus clases, lleva sus horas, ha estado ahí, se ha preocupado de ponerlo, de montar un espectáculo… Eso no es gratis, joder. Luego vamos a una exposición de fotografía o de pintura, o de lo que sea, y nos cobran entrada y nos parece lo más normal del mundo. Tú vas a un concierto, y te ponen la Coca-Cola un poquitín más cara, pero puedes entrar gratis y “¡Oh Dios mío, qué me están haciendo...!”. No, tampoco. Los músicos vale que seamos las putas más viejas del mundo. Si el oficio más antiguo del mundo es la prostitución, los músicos son las putas más viejas del mundo, lo dijo Kutxi Romero, de Marea, que tenía más razón que un santo. Pero tampoco vamos a poner la cama también. Encima de puta… No sé, es complicao. Pero si los bueno buenos, buenísimos, no viven de ello… ¿los críos que vamos a hacer? Fíjate los Warcry, que te meten diez mil personas en Latinoamérica y te meten tres mil personas en Madrid y aquí en Oviedo tocaron y no salió ni en La Nueva España que tocaban. Salió que tocaba Melendi con… con Camela. T: Bueno, lo de los medios voy a pasar, porque me parece muy mal.,, D: Bueno, sí, mejor… Mira, un ejemplo, ‘Baja California’ hemo ganao el concurso de los 40, yo sigo esperando a que alguien se digne a llamarme para una mísera entrevista. T: Pero bueno, La Nueva España, sin ir más lejos, cuando hay el concurso este de Ciudad de Rock te ponen un párrafo enano y no le dan tampoco difusión… D: No le dan difusión ninguna porque les importa tres cojones (RISAS) Es que llega un momento en el que ya te conformas con la última página, con la esquinina, bueno, pues oye… Es un medio de información, a su manera, pero informa. Pero directamente que no informe… Tiene que haber todos los públicos, pienso yo, en un periódico de tirada… La Nueva España yo creo que tiene tirada nacional, ¿no? Pequeña, supongo, pero al menos en Asturias… En todo Asturias se lee. Y no sale ni un poquitín. Joder, hemos ganado el concurso de los 40, no somos nadie, sí, lo reconozco, pero el año pasao ganó Perti con su grupo de por aquel entonces y coño, como tenían la canción del Oviedo y era el momento del Oviedo porque tal… Hostia, es que salieron en ‘Punto Pelota’, tuvieron entrevista al día siguiente, es que no sé cuánto… no sé. Nosotros, como no tenemos el público regalao, por así decirlo, porque Perti y su banda se lo curraron eh, las cosas como son. Pero vamos, que no venimos con el público de casa… T: No tenéis el recurso del Oviedo.


D: No, a nosotros no nos lo dan el público, y tampoco nos dan la opción de llegar a él , porque como nuestra foto no vende periódicos , o nuestra foto no vende discos, o nuestra foto no tal… Hemos ganado un concurso, enhorabuena chavales, venga, ala, a cascarla… El paisano de los 40 vino un día con nosotros y nos dijo “bueno, cuando salgan los presupuesto se os grabará el disco y tal, se os pondrá un productor para que siga un poco las pautas que los 40 quiere que lleve…” y dije yo “nada, olvídate. Si queréis que siga vuestras pautas primero quiero mi parte”. Es decir, ¿quieres que yo siga tus pautas? De puta madre, quiero salir en los 40 mañana. Quiero salir en los 40 mañana, tú tienes un programa que se llama ‘El Scanner’, en el que analizas a la banda, la entrevistas, pones su música… de puta madre, estás poniendo bandas de por aquí sin parar, yo he ganado tu concurso, quiero salir ahí. T: Claro, que menos… D: ¿Quieres que yo me ponga tus reglas? De puta madre, pues tu pones las mías. Es un acuerdo, ya está. Tu ahora mismo está escrito que tienes que darme un premio de dinero público, porque lo he ganao, así que ahora tú vas a jugar a mi juego. Ya está, si no pones la cara no te va a hacer caso ni Dios. El que no llora no mama, lo decía mi madre. T: Bueno, la siguiente pregunta era eso, proyectos de grabar que tengas, panorama discográfico… te doy un poco global para que hables. D: Grabar vamos a grabar ‘Baja California’ un disco cuando nos dejen, porque tiene que aprobar los presupuestos el Principao así que podremos esperar… (RISAS) podremos esperar… Voy a provocar elecciones yo matándolos todos a hostias (…) Y ‘Gajes’ también vamos a grabar un disco, que nos lo pagamos de nuestro bolsillito, nos sale por unos cuatro mil euros, entre lo que vas ahorrando de los conciertos durante muchos años, hay seiscientos ahí… al final, las cuentas, salía que teníamos que poner quinientos euros cada uno, los cuatro tíos. Entonces nada, estamos ahorrando como cabrones. Sin parar, sin parar. ‘Baja California’ eso, lo mismo. Luego ‘Between the Lines’ acabamos de grabar un disco que lo grabamos autoproducido en casa de un amigo, porque no nos podíamos pagar un estudio y además este chaval saca buen sonido. Y estamos vendiendo también las copias que nosotros hemos hecho en casa, poniendo la pegatina, coges el cartón con pestañitas, doblas, pegas, lo metes, encelofanas, lo pasas… y así cincuenta copias, que es un trabajo de… mierda. Pero es que, si no, te cuesta doscientos euros, hacer cincuenta copias, pero como eres pequeño y eres nadie no puedes vender a más de tres euros. Así que al final vuelves a perder dinero. Yo no estoy aquí para ganar dinero, estoy porque me gusta. Pero lo que no puedo permitirme es parmarlo constantemente. (...) Yo un pozo de dinero no soy. Me lo puedo permitir de momento, mientras me salgan trabajillos de lo mío, genial, el día que me dejen de salir cosas de lo mío… curro… tendré que dejar de grabar y de tocar y de todo… Es lo que hay. T: Ya que hablamos de esto… ¿qué opinas de qué puedas difundir tu música en Internet para compartirlo con la gente? Estás a favor, estas en contra y dices “que lo compren”… D: Es una maravilla Internet. Es una maravilla. T: Nadie se opone.


D: ¿De los jóvenes, de los músicos que estamos empezando? Cuatro, se te van a oponer cuatro. Conozco algunos, muy majos, pero están equivocaos. (…) ¿Tienes nombre? No. ¿Te conocen? No. Pues date tú a conocer. ¿Tienes Internet? Pues de puta madre. Tienes Internet, tienes periódico, como si tienes que pintarlo en una pared. Cualquier cosa es buena, yo conozco un grupo que pintó el nombre en una pared donde El Árbol que ponía allí en grande “MALIBU SURFERS” y digo yo “¿Qué coño será esto?” Luego, por el centro, empiezo a ver pegatinas chiquitas de ‘Malibu Surfers’… ¿qué cojones será esto? Lo busqué en mi casa en Internet, era un grupo de punk, buenísimos. T: ¿No hicieron también algo parecido ‘Octopus’…? D: ‘Octopus Garage’, sí, sí, sí…. Son colegas esos, además. (…) Tú estás en Internet, ves “Nuevo Disco de ‘Octopus Garage’” No lo puedo escucharlo, no puedo descargarlo. Tocan mañana en no sé dónde… Vale. “Nuevo disco de ‘Octopus Garage’” A ver a qué suenan, ¡pum!, ¡hostia, suenan de puta madre! Tocan mañana en no sé qué… ¡voy pa’llá! “Oye chavales, tenéis un discazo, dádmelo, vaya directo que tenéis.” Voy allí, me compro el disco. Claro, si tú no creas tu propia escena poniendo tu música para todos, es complicao. Luego, que grupos como Metallica o todos estos no quieran que se descargue la música de Internet gratis porque ellos venden sus discos. Porque yo, es un disco nuevo de Metallica, me lo voy a comprar porque ya los tengo todos, y el último aunque sea una mierda me lo voy a comprar porque los quiero tener todos. Y ya está. Pero al que le gusta la música se va a comprar el disco. Y al que se la suda igual puede escuchar tu música e igual le gustas, y si no, pasa de ti. Tienes que llegar a todo el público posible, no entiendo que no quieras abrirte a todo el mercao. Nosotros el disco de ‘Between the Lines’ lo tenemos en descarga gratuita en Internet, y hay una cuenta de banco debajo y dice “si te gusta nuestra música y quieres apoyarnos económicamente, ponle tú el precio al disco”. Te lo bajas, lo escuchas y luego si quieres pagar algo, lo pagas. Y si no, no lo pagues, nos la suda. Y si quieres la copia física son cinco pavos y te la mandamos a donde sea. Los gastos de envío corren a nuestra cuenta. Me importa tres cojones, a veces hasta pierdes dinero. Me importa una mierda. Un tío de Nuevo México nos pidió el disco, me costaba diez euros mandarle el disco, y él me pagaba cinco euros. Le escribimos un correo y le dijimos “oye tío, hacemos una cosa, si tú lo difundes entre tus colegas por el Facebook y tal, el disco te lo mandamos gratis”. Porque por cinco pavos más, ya íbamos a palmarlos, que más da… pa él. Oye, pues nos lo han pedido once tíos más. De puta madre, y han metido dinero en esa cuenta. Tenemos treinta y pico euros, cada persona que bajó el disco metió un dólar. Gente que te apoya, ¿qué tiene de malo eso? A mí me parece muchísimo mejor, muchísimo más bonito. Si tuviera mis discos en casa súper celoso “¡Dios mío, ¿quieres oír esto? Suena bien, cinco euros, si no, no lo escuchas…”. No lo va a escuchar de Dios porque nadie va a poner su dinero en algo que no conoce. Yo no lo haría, tú no lo harías… no lo haría nadie. Es normal, hay poco. No sé, creo yo… T: (…) ¿Qué opinas del concurso este Ciudad de Oviedo? Es que aquí hay mucha polémica porque bueno, siempre hablan de que pude haber tongo… Qué opinas un poco, explayate… D: A ver, el concurso Ciudad de Oviedo es la manera de callar a los rockeros en Oviedo. Como durante todo el año nos tocan los cojones cerrando salas de conciertos, poniendo multas y


trabas, nos organizan un concurso, que el premio está de putísima madre, porque es mejor ganar el concurso de Oviedo Rock que… T: Pero el premio… ¿qué es? ¿Dinero o…? D: Cuatro mil ochocientos euros. T: Ah, es que pensé que te daba la posibilidad de grabar, no lo tenía muy claro. D: Eso son los 40, ellos te graban un disco, ¿vale? Entonces tu firmas con una discográfica, la discográfica que tú quieras, o que te quiera ella a ti, realmente… Si solo te quiere una te jodes… muy posible. Entonces el Principado le da un dinero para que nos grabe ese disco por ese mismo valor. ¿Vale? Negociado con el productor discográfico que te venga de turno. El Oviedo Rock tú tienes cuatro mil ochocientos pavos, y puedes metértelos por donde te quepan. T: Lo más normal es grabar… D: ‘Get In Tribal’ grabó… Se lo invirtió todo en disco, camisetas… No se llevaron un duro. Son grandes amigos y te lo puedo decir, cien por cien fiable. No se han llevado un duro, es más, les faltaba dinero luego para videoclip y no sé qué cosas y pusieron más pasta ellos, se la sudó. Tienes casos de otros años en los que… No puedes presentarte si ya has ganado el concurso de rock, ¿vale? Yo voy a montar contigo mañana un grupo y se llama ‘D’Cañas’. Nos presentamos, ganamos, somos la hostia. Llega el año siguiente y nos presentamos con Perti y nos llamamos ‘Copas Rotas’, y volvemos a ganar. No hemos grabado ningún disco y hemos sacado (…) nueve mil doscientos limpios, para repartir entre tres. T: No está mal. D: No está mal, pa’ tres estudiantes pa repartir en dos años de trabajo… trabajo que es ensayar… Me parece bah, contante. Hay personas que han ganado el Oviedo Rock dos y tres veces, personalidades. Claro, luego sus grupos no llegan a nada, hay casos que sí, que el grupo llega a algo y es bueno, hay miles. Pero de los otros también hay unos cuantos. Entonces yo no creo que es que haya tongo, que también. Lo que creo es que… a mí me viene, pongamos un ejemplo, Rafa Cash y Borja García de ‘Alto Volto’, que son dos musicazos de los pies a la cabeza que haya donde vayan van a tener gente porque son muy buenos, y se presentan al Oviedo Rock con un grupo completamente nuevo y diferente… y soy la organización y digo “oye, vosotros ya tenéis… “, ¿no? Y ellos te pueden rebatir, con toda la razón del mundo, que es otro grupo, y nosotros no podemos estar poniendo dinero pa’ todos los proyectos. Pa’ este proyecto queremos tal, vale. Pero si yo fuera el Oviedo Rock exigiría que el grupo invirtiera el dinero en un disco. Porque hay así de casos que gana el Oviedo Rock y no vuelve a dar un puto concierto en su vida. Según ganan el Oviedo Rock reparten y al año siguiente tocan en la catedral porque es obligatorio por las bases y se lavan las manos. Se lavan las manos. T: Es que ayer Perti comentaba que hay gente que conocía a miembros del jurado… D: Sí, pero yo mismo conozco a un miembro del jurado… (…) El jurado son periodistas que pueden saber de música muchísimo o pueden no tener ni pajolera idea. No sé sabe. El jurado


no es un jurado de expertos reales, es un jurado de gente puesta ahí, que yo no le quito ningún tipo de crédito, jamás, bajo ningún concepto pretendo decir eso. Pero no me parece que sea la forma más apropiada… Al menos en mi opinión. Yo pondría a un tío que toca la batería, a un tío que toca el bajo, a un tío que toca la guitarra, a uno que canta y a un productor discográfico y que todos juzguen (…) lo veo bastante más justo. Que tires un poco por alguien que conoces es inevitable. Y Oviedo es un pueblín, nos guste o no nos guste, nos conocemos todos. (…) Este año sí que sospechamos que hubo un poquitín de tongazo…. T: Es que decía Perti que había grupos que eran… no malos, pero que pasaban de ronda muy fácilmente… por así decirlo…. D: Pasa eso que tú dices, “¿Cómo puede pasar eso a la final del Oviedo rock, que es lamentable?” Pero el año pasado contra todo pronóstico, Soldier, grandes amigos, y grupo de trash metal, y ‘Get In Tribal’, de hardcore metal, también….y dices, “¡hostia!, ¡han pasado dos grupos de un género potente que no es pop comercial del comercial, vendible, basurero…!” También se presentaron ‘Queen Bitch’, que son chorbos que se han juntado de otros grupos que ya han ganado cuatro o cinco veces…. Que se formó para ganar el Oviedo rock y retirarse. Te lo digo tal cual. ¿Qué pasa? Que perdieron. Entonces se presentaron al año siguiente… también perdieron… volvieron a perder, entonces siguieron juntos. Y este año ya no se presentaron, porque como ya ganaron unas cuantas veces ya los fichó la S.O.F. para tocar en la Catedral, ¿vale? ¿Qué pasa? Que al segundo premio del Oviedo rock le ha puesto a tocar la S.O.F. , al que gana lo de los 40 les pone a tocar la S.O.F., a ‘Get In Tribal’ los han puesto porque ganaron el Oviedo Rock, si no, no los llaman ni a hostias. T: ¿’Baja California’ os presentasteis? D: Sí, pero no nos cogieron. Ni para tocar en la final ni para tocar en la semifinal. Para nada, con la grabación que presentamos la S.O.F. nos considera muy malos, los 40, con esa misma grabación, nos considera el mejor grupo de Asturias. (…) ME parece bien, cada jurado tiene sus criterios. Pero todos los grupos que tocamos en la final de los 40, excepto ‘Baja California’, estuvieron en la final del Oviedo Rock. Y yo, personalmente, caigo mal en la S.O.F. ¿Casualidad? No lo creo, que yo estoy en juventudes socialistas y sé que personalmente caigo mal en la S.O.F., lo sé. Y el único grupo al que presenté con mi nombre, porque a ‘Gajes’ lo presenta Diego con su nombre… ‘Gajes’ entra, ‘Artificial’ lo presentó Perti, ‘Artificial’ entra… siempre que yo he presentado algo no ha entrado. ¿Casualidad? Quizás. Yo no quiero pensar mal de nadie nunca. T: ¿Y ya “escarmentaste” o vais a presentaros este año, otra vez? D: ‘Gajes’ no, porque este año hicimos un conciertazo, que merecimos haber pasado a la final. Llevamos a nuestros propio ténico de sonido, que las bases lo permiten. ‘Solider’, que el año pasao también se presentaron y quedaron finalistas pero no ganaron, también llevaron su propio técnico…y las ‘Last Days of Eden’ que tocaron en la final de los 40 después (…) también llevaron a su propio técnico. Y a Dani, guitarra de ‘Last Days’, y solo a Dani, le llegó un mensaje “LA Organización del Oviedo Rock está muy descontenta con la participación de ‘Gajes del Oficio’, ‘Soldier’ y ‘Last Days of Eden’ porque su técnico de sonido hizo que sonasen por encima del nivel del resto de concursantes”… que no me dejen llevar a mi técnico. “Esto tendrá


que ser tomado en cuenta cuando el jurado tome la decisión final”. Mira, si no cogen a ‘Gajes’, vale. Si no cogen a ‘Soldier’, que no hicieron un concierto muy allá este año, vale. Pero ‘Last Days’ barrieron. Fueron brutales. Fueron los mejores: técnicamente, con público, con espectáculo… con todo. Tampoco los cogieron. ¿Casualidad? Igual sí, igual no nos lo merecíamos. Por cierto, lo que les jodió fue que llevásemos a nuestro propio técnico. Porque ‘Last Days of Eden’ sí que sonaron más alto que el resto, eso es verdad. Sonaron a mayor volumen. ‘Gajes’ sonamos igual que el resto, porque nos lo dijo el público, que se podía hablar mientras tocabamos. Y a ‘Soldier, a los técnicos, no al suyo propio de sonido que está en la pea digamos, si no al del escenario, se le olvidó encender los altavoces que están en la parte izquierda del escenario hasta la última canción. Por lo tanto no solo no sonaron más altos, si no más bajos y mal. Por un error humano de ellos, de su organización magnífica. Por lo tanto lo que puedo decir es que sí, este año vieron que se estaba metiendo un grupo de metal en la final, porque estaba currando guay y no es el género que vende que les interesa para meter al año siguiente en la Catedral y dijeron “corta, corta esto que no puede ser…”. Mala suerte. (…) T: (…) Vuelvo un poco a lo que dijiste antes, es que Gijón se suele decir que es una ciudad donde el rock funciona mejor, por lo del Xixon Sound… ¿Qué opinas, qué es una tontería o que igual siq ue es verdad…? D: Gijón tiene cosas que en Oviedo nos encantaría tener. Movidas como la tarjeta ciudadana, una serie de cosas que dices la ciudad mejor en esto y tiene cosas que funciona peor, tiene una zona de fiesta que está completamente esparcida, está llena de cubos de basura por la calle que huele mal… No sé, una serie de cosas, cada ciudad funciona a su manera. En cuanto a la música, yo las veo igual de mal. Porque yo he dado conciertos en Gijón para veinte personas. T: O sea, que no es por público interesado. No tiene nada que ver. D: No, por público interesado no. Qué pasa, ¿qué hay más salas y mejor acondicionadas? Sí. ¿Qué el Ayuntamiento pone menos trabas? También. Pero si la gente no va, inporta tres cojones. Porque si la gente no va, da igual que el Ayuntamiento no ponga trabas, porque entonces la sala dirá “oye, pa’a palmar pasta no trabajo”, ¿entiendes? Tú trabajas y tu trabajo es para sacar un dinero, que hay que comer. Si el de la sala ve que no lo gana y encima lo pierde… Cierra y se va pa’ su casa, o te pone un DJ, que da un concierto y se va. O eres un altruista, que quedan cuatro, y son las cuatro salas que quedan abiertas… Que lo haces por amor al arte y luego vives de otra cosa… O es que te lo comes. ¿Gijón es la mejor? Sí, las salas son mejores, porque no tienes que ponerle tanto dinero al Ayuntamiento para que sea una sala, entonces tiene equipo propio, hay más… Aquí está la Calleja, La Antigua, que ya no se dan casi conciertos allí porque tienes que ser importante. Alguien importante que les llena el bar, no le cobran. Yo si un día llego a ser alguien con ‘Baja California’, Dios lo quiera, y me llaman para tocar les diré “sí, sí, sí, perfectamente, pero a ti te voy a cobrar yo, hijo de puta”. Que cuando no era nadie me quisiste ver la cara y ahora te la veo yo a ti, dos mil pavos. T: Además, tanto La Calleja como La Antigua, esto ya es personal mío, no me parecen unas salas… La Calleja es una ratonera y LA Antigua poco más… D: La Calleja es una puta ratonera y La Antigua es peor aún. La Antigua suena como el culo. En la Calleja como yo estoy de técnico de sonido se hacerla sonar más o menos bien, y además


con el que lleva los conciertos en la Calleja, que es Pachi, que es un tío de puta madre, me llevo de maravilla. (…) Va a montar otra Sala de conciertos y me voy con él, porque ese tío curra bien. Curra y se deja los huevos por los grupos. Yo le he visto palmar pasta en gasolina para ir a por equipos a Galicia para que pueda tocar un chorbo delante de treinta personas y amigos. Palmando pasta, pero le da igual, porque tú tocas. T: Y hay una nueva… Whirpool… D: Whirpool, esa estuvo toda la vida… T: ¿Pero cerró? D: No, estuvo toda la vida pero hicieron conciertos los grandes, como el Estilo. Los Suaves, vino Söber… vienen grupos gordos, qué pasa, que ahora el que la cogió nueva está intentando que toqué gente de por aquí. Es una gran idea, pero como se nota que no ha organizado un concierto en su puta vida el tío es un desastre. Bueno, como todo en esta vida hay que aprender y mejorar, y hacer las cosas como buenamente sepas. Oye, un error lo podemos tener cualquiera. Yo me quedo con que por lo menos dejan dar conciertos, a ‘Get In Tribal’ les metieron a tocar un tío delante, de otro rollo completamente distinto que no tenía nada que ver. Y dices tú “joder, esto no se hace”. El tío se lió con las fechas y no dejó sin tocar a nadie. Se arriesgó a una multa dejándoles tocar más tiempo de lo permitido y no dejo sin tocar a nadie. Los dos. “’La sala es una puta mierda!” Te han dejao tocar, cállate. Las cosas como son. ¿Un desastre de organización? ¿Una puta vergüenza? Sí, ¿pero cuánto le pagaste al tío por la sala? Nada. O sea, ¿qué por qué lo hace? Por amor al arte, así que te callas. Es lo que hay. Tenemos que tragar mierda, hasta que nos llamemos Guns and Roses tenemos que tragar mierda. T: (…) ¿Hay algún perfil, alguna clase social, por decirlo de alguna forma? ¿Estudiantes, gente mayor…? ¿Qué se ve más? O es lo mítico de amigos solo… D: Amigos solo, sí. T: Perti decía que le parecía de muy mala educación, coincido, que vayan tus amigos y que al grupo de después no se queden y esas cosas… D: …y se hace muchísimo. Es una falta de respeto gravísima. Pero, con las mismas te digo, yo no puedo ponerle una pistola en la cabeza a nadie para que se quede a ver a nadie. Ellos me van a ver a mí, porque eres el colega, y ahora yo me piro y me la suda lo que hagan sean buenos, malos o regulares. ¿Me parece mal? Sí. ¿Puedo decirte que no vuelvas a un concierto mío porque me estás dejando en mal lugar con gente? Sí, pero lo que no puedo es poner una pistola en la cabeza para que se quede. Sí, me parece una falta de educación grave. Y, sobre todo, me parece mal si lo hacen amigos, pero si lo hacen músicos… Yo tengo un compañero de grupo que vino a un concierto mío, luego tocaban otros chavales detrás y cogió y se fue. “Na, es que estos no me gustan…”. Ya, pues cuando venga a verte yo a ti tocar, voy a ver a los de antes y luego me voy a pirar. “Tío, tú eres músico sabes lo jodido que es…” Ya, pues te quedas. Es una puta falta de educación. Una persona que no sabe lo que es estar ahí arriba delante de la gente, tocando y currando y demás, vale. Tú, lo que eres es un capullo. Sin ir más lejos. Y la gente que va a los conciertos, perfil…. Gente de edad comprendida entre los quince y los treinta. De ahí no suele salirse. Luego, en los conciertos de heavy metal clásico de estos de los


ochenta sí que va gente mayor, de estos que los ve tú de cincuenta años con su chupa de cuero y melena. Esos, hay unos pocos, pero los hay. En esos sí que los hay, por ejemplo en conciertos de ‘Black Devil’ o ‘Monastir’, es un género más power metal, más heavy metal clásico, ahí sí que los ves que los siguen. (…) Por lo general el perfil suele estar ahí, gente joven… T: (…) Respecto a género, ¿crees que va habiendo cada vez más chicas, que se van viendo más chicas que se van metiendo en esto, o todavía no? D: Sí, sí. Yo estoy grabando el disco de un grupo de tres chicas de versiones, ‘Black Mambas’. Ellas mismas tienen otros proyectos. En mi primer grupo ‘Take The Rest’ éramos tres chicos y una chica tocaba el bajo y otra cantaba. Se ven muchas más chicas cantantes que instrumentistas, en cuanto mujer, se ven más. Pero no considera que sea por cuestión de sexismo. Es más cuestión de interés, digamos. Yo voy a clase de batería y voy con cuatro chicas y un tío, y en un grupo estábamos el tío y yo. ¿Por qué? Porque nos juntamos con otros... simplemente. Yo lo que veo es eso, hay menos chicas tocando pero no por falta de oportunidad, si no de interés. Igual tiene, otras prioridades, suele ser. También te digo, cada vez hay más, y tocan muy bien. Considero que el mundo de la música no es como otros mundos, que tú ves a una chica jugando al fútbol, y dices, joder, qué raro. “Yo juego en un equipo de fútbol femenino” , ah. No lo quieres pensar, pero inconscientemente te sale “esta chica es un poco chico”. Es inconsciente porque socialmente te lo han metido, pero no lo quieres pensar, porque… no lo piensas realmente, te sale sin querer. Sin embargo, yo veo a una chica tocando la guitarra, el bajo, la batería y no considero que sea un mundo que este… Hay menos, pero no por discriminaciones ni diferencias. Hay cantantes, cantantes chicas hay muchas, cada vez más, y la voz femenina está muy cotizada en el rock, se lleva mucho, está de moda. T: Por último, ya no te quito más tiempo, ¿qué opinas en general, que hay buenas bandas de rock emergente en Oviedo? Y si puedes nombrar alguna, pues mejor… D: Magnificas. Hay un nivel de la Virgen, porque ahora la gente tiene facilidades para acceder a las clases, tiene más facilidad para acceder a los locales, los equipos de sonido eran carísimos antes, así que no se vendía ninguna y estás rebajadísmos con respecto a época… Ahora mismo un amplificador te cuesta dos mil euros, y le digo a un amigo guitarrista que toca la guitarrra desde hace cinco años “este amplificador cuesta dos mil euros, es muy caros” “¿Caro? ¡Ponme cinco!” Claro, es que antes igual costaba seis mil siete mil euros la mitad de bueno, no en euros, en pesetas, que ya no me acuerdo lo que serían. Pero bueno, siempre lo hablamos, ahora hay muchísimo más nivel y muchísima más diversidad. Antes tocaban cuatro y los cuatro que tocaban antes siguen tocando ahora porque son buenísimos, (…) pero ahora hay una cantidad de gente importante. (…) Hay más gente. (…) Hay muchísima más gente, entonces hay muchísimas más bandas, (…) hay final estamos todos relacionados entre todos en laguna banda, porque todos estamos en dos o tres, es lo que hay, te gusta cambiar. Te juntas, haces amgios haces círculos… Y el nivel sube, hasta el punto de que yo cuando empecé en 2007 y lo oigo y fue lamentable, y el de La Calleja dijo que fuéramos los mejores que tocamos ese año.. A día de hoy doy un concierto, di un concierto hace unas semanas y nos dijo “los habéis dao mejores”. ¿Qué pasa?


T: Eso es que subió el nivel. D: El nivel subió, tu das un concierto, por ejemplo el diecisiete de enero de todos los años yo hago un festival, el ‘Cannadrest’… aquí todos, seis grupos el viernes por la tarde (…) como uno de los grupos lo haga mal, va a quedar fatal porque el resto lo van a bordar. Unos chavales que están empezando el segundo concierto que van a dar es este, y van a dar un nivel de la virgen. Y el siguiente concierto será más, y se quedaran aquí teniendo un nivel de la hostia. Hay un nivel impresionante. (…) La calidad la hay, lo que no hay es público y oportunidades. También hay que meter un poco a los grupos, los grupos están muy a gusto tocando en La Calleja para los amgios, eh. Gente que se rompa los cojones y de la cara y diga “voy a intentar moverme”, somos cuatro, Perti y yo y pocos más. Por eso Perti y yo siempre nos pegamos con mucha gente, y organizamos festivales, y organizamos cosas, el resto es más “que me llamen”. Yo pongo el culo y voy al Ayuntamiento y digo “yo quiero hacer un festival en Martes de Campo Rock”. T: ¿Lo quitaron el Martes de Campo? D: Nos lo quitaron, no dejaron hacerlo. Otra forma de hacer cultura en el Ayuntamiento. El año que viene voy a hacer una ópera o una zarzuela en martes de campo. T: (…) Muchísimas gracias. D: A ti, yo encantao. (…)


4. Grabaciones Las grabaciones de las entrevistas serán entregadas al profesor en un CD el día del examen.

5. Fotografías

Germán Álvarez actuando con ‘Mr Jones’(arriba) y con ‘TIGRA’ (abajo)


Actuación de la banda ‘Kuarentena’, con Félix Trespalacios al bajo.

‘Tierra de Enfermos’ en un ensayo.


‘Gajes del Oficio’, con Drest a la batería.

Drest (voz) y Perti (bajo), actuando con su banda ‘Artificial Stupidity’.

Fotografías: Germán Álvarez’, ‘Kuarentena’, ‘Tierra de Enfermos’ y Nuria Paniceres


Rock Emergente en Oviedo  

Trabajo de curso para la asignatura Etnomusicología (Hª y Ciencias de la Música) realizado por Talía González García

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you