Page 1

BY CRETIVE LATIN MEDIA


PRODUCTOS

CERÁMICA

REPOSTERÍA

ENCUADERNACIÓN

ESTAMPACIÓN

TEJIDOS

Talleres Esperanza Cra. 48 # 98-09 La Castellana Tel: 6164077 / 2189756


CARTA EDITORIAL María de los Angeles Durán M Directora “Talleres Esperanza” Cuando se trata de definir la inteligencia, cada sociedad, en todo tiempo y lugar ha tenido un ideal de ser humano. Para los griegos, por ejemplo, inteligente era aquella persona dotada de agilidad física y conducta virtuosa. En la Roma antigua se ensalzaba lo varonil; para el Islam, sobresalía sobre cualquier virtud el guerrero santo y para los chinos, la persona inteligente era aquella diestra en poesía, música y caligrafía. El componente hereditario de la inteligencia ha rondado por la historia desde Platón, quien afirmaba que la inteligencia era innata y proponía la evaluación de las diferencias individuales en términos de habilidades, talentos, capacidades y aptitudes, categorizando los individuos en oro, plata, latón y hierro. Así unos se dedican a regir y otros a obedecer. Para Aristóteles en cambio, la inteligencia se adquiría, el individuo nacía como una tabla rasa la cual se va llenando con la experiencia que el entorno ofrece. Por muchos años, se concibió el desarrollo de la inteligencia como una cuestión de familia, la cual era inmodificable mediante intervención social. En la educación, todos debían tener las mismas condiciones para rendir en el estudio y se sometía a un único método: la memorización. A finales del siglo XIX, comienza a circular el tema de la medición psicológica, que consistía en calcular con pruebas diversas, el rendimiento. Se comenzaron a medir sobre todo las capacidades verbal y matemática, y en ese orden de ideas, la inteligencia se convirtió en una propiedad del ser humano, que se distribuye entre la población general, siguiendo una curva normal en forma de campana. Si se está en el promedio se considera normal; fuera de ella, o se es genio o se determina un retardo mental. Nace entonces el concepto de coeficiente intelectual o C.I., como la proporción de conocimientos que se pueden tener a determinada edad mental en relación con la edad cronológica. El siglo XX continuó promulgando esta concepción, considerando inteligente aquella persona diligente. Muchos rectores de diferentes universidades, comenzaron a impulsar la búsqueda de jóvenes talentos. Se comenzaron a observar facultades y competencias en los individuos, las cuales los diferenciaban. La pregunta que surgió entonces fue: la inteligencia es una sola o existen facultades intelectuales diversas e independientes. Desde finales del siglo XX y ya en el siglo XXI, los desafíos en torno a la inteligencia han sido fuertes, involucrando al sistema educativo y apareciendo nuevas maneras de concebir a los seres humanos en sus potenciales, habilidades y talentos. Gracias a los estudios realizados acerca del cerebro y su capacidad de compensación y plasticidad cuando algún evento crítico lo afecta, y a la intervención oportuna que se puede aplicar cuando estos eventos suceden mediante la canalización de las capacidades intelectuales heredadas, hoy, la mediación social ha podido lograr que una persona se destaque en una o varias competencias. De acuerdo con varios estudiosos del tema, la respuesta a este desafío está en comenzar a ver la inteligencia como un “conjunto de habilidades susceptibles de mejora y desarrollo, dentro de un contexto de formación y entrenamiento, teniendo en cuenta las tendencias naturales de cada ser humano en particular. Así, cada ser cuenta con un perfil de inteligencia que lo diferencia, al igual que su apariencia física, de otro ser humano”. Justamente, la inteligencia se comenzó a ver como potenciales. No basta con tener muchos conocimientos sino saber cómo y cuándo aplicarlos dentro de un grupo o sociedad. En esta medida, la labor de la educación se ha destinado a ayudar a desarrollar las habilidades para que sean dignas de mejora. Sin embargo, para que esto se dé, lo primordial es el valor frente a cualquier potencial o talento, ya no en términos de curvas y promedios, sino en verdaderas diferencias individuales inclusivas y complementarias.

1


NOTITORTUGAS El pasado 4 de febrero, concientes de la solidaridad, no podíamos quedarnos atrás y con gran entusiasmo nos unimos a la caminata por la paz de nuestro país.

Los que volvieron

En la semana del idioma, del 21 al 25 de abril se conmemoró la vida y obra de Miguel de Cervantes Saavedra. Entre las actividades más destacadas estuvieron la puesta en escena, de diferentes obras literarias que se han leído en Desarrollo Intelectual: “Hurra Susanita ya tiene dientes” de Dimiter Inkiow, “El Coronel no tiene quien le escriba” de Gabriel García Márquez y ”Robinson Crusoe” de Daniel Defoe. Además contamos con la participación de la Señora Gloria de Medina, quien narró “A la diestra de Dios Padre” del escritor Tomas Carrasquilla. Los padres de Familia de Talleres donaron a nuestra biblioteca libros de literatura.

“El buen hijo vuelve a casa” Adriana García, Martha Pernía, Libia González y Andrés Luengas.

Yo me siento muy contento en Talleres y me gusta también el trabajo en Alkosto: Carlos Alberto Sanabria R. Mi felicidad es estar en Talleres que es mi otra familia y sueño con estar con Juan siempre: María Margarita Arboleda R. Mi felicidad es estar con mi mamá y mi familia: Mónica Gómez C.

2


NOTITORTUGAS Del 19 al 22 de agosto se celebró la Semana Cultural. Durante ella visitamos Maloka y realizamos tres proyectos de interés, donde se investigó y expuso el estudio sobre la dispersión de la luz para entender el círculo cromático y el efecto de las sombras; los derivados de la leche y la energía electroestática. Además, se aprendió cómo se enciende un bombillo y cómo se genera el fuego. El 19 de septiembre, día del Amor y la Amistad se celebró en el Club El Bosque. Durante el día se pudo disfrutar de diferentes actividades deportivas y recreacionales, gozando de la naturaleza y de un rico almuerzo de integración.

El 17 de noviembre de 2007, los aprendices de Talleres que no contaban con su libreta militar, tuvieron la oportunidad de ser soldados por un día; evento que se realizó en la sede militar del Cantón Norte. Entre ellos: Carlos A. Sanabria, Álvaro Buriticá, Juan Camilo Tobón, Alfredo Cubillos y Sergio Hernández, acompañados por Martha Lucía Movilla y Carolina Mariño.

Mi mayor felicidad ha sido volver a mi colegio con mis amigos: Martha B. Pernía M. Mi felicidad es estar con Adriana, ella me comprende y me quiere mucho: Andrés Quintero S. Mi felicidad es estar contenta en Talleres y sueño con tener amigos verdaderos: Lina María Plata R.

3


NOTITORTUGAS

El equipo de trabajo de Talleres aprovechó la semana de la literatura para hacer un homenaje al escritor Alberto Durán Coronado, padre de la directora María de los Ángeles, con una obra de teatro basada en su libro” Las Mariposas están tristes”.

Los nuevos de 2008

CLASIFICADOS

Bienvenidos Diego Fernando Camelo y María José Díaz. Compromiso y próximo matrimonio El pasado 6 de septiembre en el hogar de la familia Jordan Kuncel y en compañía de los Luengas Beltrán, se llevó a cabo el compromiso de Cindy y Andrés; matrimonio que se realizará en el mes de enero de 2009.

Consultorio Jurídico en Talleres Esperanza Doctores Alfredo Meyer S. y Juan Camilo Tobón M. Abierto de 8.00 a.m. a 4.15 p.m.

Mi mayor felicidad es estar tranquilo y vivir en paz: Juan Carlos González M. Felicidad es estar con mi papá y mi hermanita mirando carritos y quiero meterme en una escuela y manejar como piloto: Juan Camilo Tobón M.

4


RIVA, LA GRAN RIVA por Jorge Alfredo Vargas Era un difícil momento por el que pasaba la familia: se había ido sorpresivamente Vicky, la mamá y ahora todo era diferente: mi cuñado Sergio, quien desde el mismo instante que conoció a mi hermana se volvió parte de nuestra familia, Juan Carlos su hermano mayor quien desde hace más de 30 años alzo vuelo y vive en Estados Unidos y Riva, la gran Riva, su hermana consentida, quien había crecido pegada a Vicky, estaban solos. Wlady el padre había fallecido varios años antes. Sergio estaba con mi hermana en un viaje por China, Juan Carlos se encontraba en NY y Riva, estaba sola enfrentando este duro momento: su mamá, la persona que lo había sido todo: consejera, compañía, refugio, ya no estaba. Ahora venía un capítulo muy complejo, pues tanto Juan como Sergio ya tenían su propio nucleo familiar, pero Riva, que dependía de su eterna Vicky, no. Y aunque sus familiares, entre tíos y primos y una persona muy especial, Mani, la señora que siempre estuvo al frente de los quehaceres de la casa, estaban con ella, a Riva, se le había ido su respaldo, su piso, su propia razón para vivir.

Riva y su familia

¿Qué hacer? Era la pregunta de todos nosotros. Allá en el fondo del corazón sabíamos en silencio desde siempre que este día podía llegar, pero nunca pensamos que tan pronto. Vicky se había dedicado siempre a ella: era su compañía, su copiloto, su compañera de viaje. La decisión estaba en manos, por supuesto de sus hermanos. ¿Cómo proporcionarle a Riva, a la gran Riva, la vida que tenía antes? Y fue cuando unos amigos nuestros le contaron a mi hermana Luisa que existía un sitio muy especial para personas como Riva, donde ellos habían encontrado para su hija y hermana Natalia, el lugar de desarrollo y realización. Fue el momento en el que apareció en nuestras vidas TALLERES ESPERANZA. Hoy Riva, la gran Riva, aunque vive la ausencia de su mamá a su manera, es feliz. Encontró un lugar donde es importante, encontró un lugar donde hay entrega, dedicación y pasión, encontró un lugar donde estaba el amor, pues su novio es compañero. Hoy Riva madruga ilusionada por llegar temprano a sus clases de cerámica, estampación y repostería. Vive y comparte feliz con unos seres muy especiales que la llenan de cariño y enseñanzas.

Riva y sus hermanos Vicky, su mamá, su compañía, su todo se fue. Pero la dejó con dos familias grandiosas: la propia donde sus hermanos y esposas, sus sobrinos, sus tíos, sus primos y todos quienes nos consideramos así, la acompañamos y estamos pendientes de ella. Y la otra que existe gracias al cielo en TALLERES ESPERANZA. Estoy convencido, con la fe que tengo, que haber encontrado a TALLERES ESPERANZA fue cosa de Vicky, que como muchas de sus cosas hizo en silencio pero con mucho amor, con el amor de una madre que desde el cielo sigue iluminando a sus hijos.

Felicidad es trabajar directo por almacén y estar con mis compañeros en las buenas y en las malas: Alfredo Cubillos del Vasto. La felicidad es estar rodeada de personas que me quieren, como Carlos Alberto, cuando compartimos los sentimientos, el sueño de tener su vivienda propia y trabajar: Liliana Serna.

5


”SE HACE CAMINO AL ANDAR…” Por: Martha Lucía Movilla Durango

La experiencia de la Inclusión Laboral La Inclusión laboral fue el anhelo de muchos años. De hecho Talleres nació como respuesta a dicho anhelo; en principio como una alternativa protegida, pero igualmente proyectada a la empresa externa, como se consignó en los estatutos desde 1982: “Facilitar mano de obra, ya sea en los propios talleres, en industrias o establecimientos comerciales en donde pueda resultar útil la capacitación ya obtenida por los jóvenes”(…) Hacer realidad este deseo era difícil, y diversos intentos no habían cumplido su objetivo, se mantenía el esfuerzo en la capacitación, logrando adecuados hábitos laborales y un buen nivel de producción, sin embargo, no se tenían jóvenes trabajando en empresas externas, de modo que la convicción en los propósitos, se transformó en una posibilidad remota y casi utópica, que volvió a tomar forma en el año 2006 cuando se firmó convenio con la fundación Best Buddies Colombia. Best Buddies es una fundación internacional que promueve la integración social y laboral. En alianza con diferentes empresas consiguió que algunos jóvenes, apoyados por sus instituciones desempeñaran labores remuneradas; ellos apostaron a este proyecto y consiguieron resultados concretos. En Talleres Esperanza se analizó entonces la viabilidad de hacer parte de este propósito. Las experiencias ya tangibles y la confianza de contar con jóvenes habilitados para ofrecer su fuerza de trabajo constituían la base para considerar esta oportunidad y abrir la puerta a nuevas posibilidades. En Talleres siempre se ha sembrado esperanza, cuidado y bienestar; esto se refleja en valiosos frutos que antes sólo se usaban al interior de la casa; era el momento de trasplantar y esparcir las semillas en otros terrenos. Al principio parecía una batalla estoica, se asomaban muchos temores, no se tenía seguridad en los resultados y muchas variables se salían de las manos. No se quería correr ningún riesgo, tampoco exponer a los jóvenes a situaciones de peligro. Se experimentaba incertidumbre, pero una gran certeza en la preparación y el potencial de los muchachos.

La Junta Directiva de entonces (2006), decidió firmar el convenio con Best Buddies considerando que: “si al menos uno de los jóvenes se beneficiaba del programa, era justo que recibiera el apoyo institucional”. Con este soporte se impulsó a Alfredo Cubillos, primer incluido laboralmente. El año siguiente, empezaron a trabajar Olga Herrera, Álvaro Buriticá, Miguel Santiago Valencia y Sara Patricia González. A principios del año 2008 fueron vinculados Sergio Hernández y Carlos Alberto Sanabria. El avance de todo el proceso ha requerido múltiples esfuerzos, siendo preciso hacer ajustes en todos los sistemas involucrados. Todavía queda por hacer y surgen nuevas necesidades al igual que disyuntivas por resolver. Se ha hecho necesario revisar las estancias legislativas relacionadas con la contratación directa y se suman energías en todos los sentidos para que el derecho al trabajo no sea lesionado ante la posibilidad de perder beneficios previos. Actualmente cinco jóvenes continúan trabajando y ocho se encuentran en lista de espera, motivados por los resultados que han visto en sus compañeros y sostenidos en la promesa de tener una oportunidad de mostrar sus capacidades.

Mi felicidad es volver a tener bicicleta para salir por la ciudad: Jorge E. Tiusabá E. Soy feliz con mi novia, con las niñas del Colegio Santa Francisca Romana y con tejidos donde me quieren y hago bufandas: Sergio A. Herrera R.

6


La evaluación de los vinculados arroja ganancias en madurez emocional, cognitiva y laboral. En el Balance presentado por Best Buddies en octubre de 2008, se obtuvo una calificación del 80% en adaptabilidad y rendimiento. Los reportes familiares dan fe de un mayor desarrollo en independencia, autonomía y responsabilidad. Cada joven se siente más seguro de sí mismo y su autoestima se ha incrementado; incluso sus posturas han cambiado, observando ahora figuras más erguidas que sostienen la mirada con seguridad y esbozan la sonrisa franca de siempre, pero ahora acompañada de la satisfacción del éxito. La colectividad comienza a percibir habilidades que antes parecían escondidas y como por efecto de onda, se resignifica el papel que tienen los jóvenes de Talleres dentro de la sociedad.

aprovechar porque no todos los días le sale. Yo me divierto, pero he sido serio y responsable con mis cosas, no lo tomo por recocha. Se manejan más experiencias, me ha gustado. Con mi plata pagué el paseo, estoy comprando mis cosas, también ahorro y estoy que me compro una cámara digital”. Sergio Hernández: “Me alegro de poder trabajar, me parece chévere, me llevo bien con mis compañeros. Veo que el cumplimiento es importante y soy cumplido. Ahora tengo un sueldo y puedo comprar lo que yo quiera; un maletín nuevo, blue jeans, ropa de cama, zapatos… y ahora tengo mi propio televisor. Me siento bacano, adulto… ¡un señor!”.

Finalmente debe decirse que son muchos los que han Este es el producto de voluntades entrelazadas: la fundación hecho la diferencia; a todos ellos gracias; gracias por Best Buddies que se convirtió en el puente entre instituciones creer y generar estrategias para que sea posible construir y empresas, las compañías que se han comprometido con esta este camino. aventura, los padres que asumieron los riesgos a pesar de sus temores, los distintos profesionales que siguen buscando desarrollar lo mejor de nuestros jóvenes, las directivas que optaron por procurar esta oportunidad y definitivamente del empeño de nuestros muchachos que día a día dejan en alto el nombre de Talleres Esperanza. Sus comentarios hablan por sí mismos: Alfredo Cubillos: “La inclusión laboral significa un progreso. Cuando no esté en Talleres yo tengo que tener un progreso más. Ahora, fuera de la bonificación, me pagan un sueldo de un trabajador como tal. He aprendido sobre la mercancía, saber vender, saber explicar bien. Es un reto entre el taller y lo que significa estar ya en un trabajo. En mi casa aporto y doy unas cuotas para pagar el gas, parte de la luz y mi EPS, cosa que antes no hacía.” Carlos Sanabria: “Me he sentido bien, lo bueno es que uno conoce más personas, otros compañeros con los que me he sentido bien. En la casa lo tomaron muy bien, me dicen que es bueno que esté trabajando. Ahora yo pago lo de la televisión, la antena parabólica y mi celular”. Sara Patricia González: “Ha sido una experiencia gratificante que me ha permitido crecer como persona, a pesar de los altibajos me he mantenido y ya cumplí un año trabajando. Ha sido chévere estar ocupada, conozco más gente y temperamentos diferentes de los del mismo círculo de antes”. Álvaro Buriticá: “Estoy aprendiendo cosas nuevas, nunca había brindado mi trabajo así. Es una oportunidad que uno debe

Sólo queda dejar en la mente esta frase leída en una pared: ¡“Si me ves discapacitado, el limitado eres tú”!.

Mi felicidad es estar trabajando en Alkosto y aquí en Talleres: Sergio A. Hernández V. Voy feliz porque estoy en Talleres y ahora aprendo más la cerámica. Sueño con ser una mujer buena: Judith Vargas S.

7


HISTORIA DEL ROLLO

Aprendices Taller de Cerámica

U

n día Jorge Tiusabá hacía en clase unos cuantos rollos en la mesa, y el mesón le quedaba pequeño.

Cuando cayó un rollo al piso y como por obra y gracia cobró vida, salió del salón, subió por las escaleras y buscó afanosamente a Martha Lucía; quería preguntarle algo que llevaba muy adentro de su ser que lo incomodaba. Le dijo que se sentía muy vacío, como si no hubiera sido amasado y se sentía como un pitillo y triste. Martha Lucía no sabía qué decir, y lo mandó donde Maru. Ella dijo ¿Qué es este rollo? Cuéntame tu rollo. Viéndose como enredada dijo: ¿Por qué me van a poner otro rollo más de los que tengo? Viendo que el problema del rollo no tenía ninguna explicación, entonces el rollo, no encontrando respuesta, bajó a repostería y se sintió como en casa, porque hacía calor, veía hornos y recordaba que alguna vez, algunos como él, muy pegaditos entre sí, formaron una vasija que la habían quemado. María Lucía en ese momento preparaba rollos de espinaca y los metía al horno. El sentía en su interior que necesitaba mucho calor, y aunque no entendía por qué los otros eran tan distintos, al primer descuido de María Lucía y del Mono, se acomodó con los otros, los miraba de reojo y les preguntó: ¿Ustedes de qué arcilla son? He visto rojas, blancas y yo soy amarillo, pero de este verde no había visto nunca. Y se alcanzó a dar cuenta que el calor era mínimo, pero empezó a sentirse bien, como si el vacío y la soledad que sentía, se iba desapareciendo. Ustedes me recuerdan con su olor, a lo que yo respiraba cuando estaba en casa dentro de la tierra.

Mi mayor felicidad es realizarme en el taller de encuadernación y me siento feliz transmitiéndole mi felicidad a las otras personas, Sueño con vivir en un pueblito de la sabana y también me siento feliz, principalmente cuidando a mi papá. Estoy con una persona muy tierna y especial que quiero mucho, Andrés: Adriana García H. Felicidad es poder expresar mis sentimientos y trabajar mis proyectos: Ana María Canales M.

8


Otro día, ninguno de los muchachos, ni la misma instructora de cerámica se dieron cuenta que a varios rollos nos habían votado al piso. Sólo veía pies, me sentía en peligro hasta que pasó lo indecible: el tenis de Juan Carlos Herrera se posó sobre uno de mis extremos y, sin darme cuenta, me elevé a cada paso.

Me sostuve entre las ranuras y me di cuenta que me dirigía a la calle, salía del taller y me subía a un bus de un señor Joselín. Claro que Juan Carlos no se daba cuenta que yo estaba ahí, me sostuve lo mejor posible y ya en la finca, escuché cuando con mucha algarabía, los muchachos proponían un concurso de baile. “Pobre de mí”, me dije, “hasta aquí llegué”, pero no fue así. El merengue sonaba y yo giraba y giraba, mi cabeza me daba vueltas y mi otro extremo volaba. Que buen bailarín era. Que rico tormento. Luego todo quedó en calma, vi cómo otros rollos como yo, pegaditos en las suelas de los zapatos de otros aprendices se subían de nuevo al bus que los llevarían al Taller en Bogotá. Lo que les voy a relatar no estaba dentro de mis proyectos de vida. Escuché cómo la mamá de Juan Carlos notaba mi presencia y decía: “¿Qué es lo que te cuelga de tu zapato? Algo tienes que ensucia el piso, ve afuera y límpiate la suela”. Juanca me vio y sonriendo con un golpecito me soltó. Yo quedé en el pasto. La noche caía, los grillos cantaban y las estrellas y el rocío de la noche me cubrían. Me sentía bien. Ya empezaba a salir el sol cuando un gran perro, Constantinoplo, se me acercó y con su fría nariz me empujó. “Me voy para Talleres” escuché; y una de mis burbujas, de alegría estalló, al sentir un fuerte pisón de un tenis ya muy conocido.

FIN PATROCINIO

Mi mayor felicidad es estar en Talleres. Yo recuerdo al doctor Gaitán, él era una persona alegre, pendiente de nosotros los aprendices; antes de fallecer pasó por todos los talleres a despedirse diciéndonos: “sigan trabajando juiciosos”. Sueño con ir a Santa Marta, compartir con mis compañeros y poder aprender a nadar, tener mucha salud y poder trabajar en una empresa: Libia Y. González O.

9


“26 AÑOS DEJANDO HUELLA…” Por Juana Carolina Mariño Vergara Desde la fundación de Talleres Esperanza han ejercido cuatro Presidentes en la Junta Directiva, quienes junto con su creador han trabajado desde el inicio en esta gran obra. Para ellos, un merecido reconocimiento por su dedicación y entrega. HERNANDO GAITÁN PARDO (1982-1995) Q.E.P.D. Fundador en 1982 y alma por siempre de Talleres Esperanza, quien con su esposa Ligia Díaz de Gaitán para la creación de la Corporación, citaron algunas familias, entre ellas aun con nosotros las Familias Duque Villaveces, Serna Londoño y Herrera Pérez. Conformaron un grupo de padres, para que sus hijos mediante un taller protegido se capacitaran y pudieran sacar a flote sus habilidades y aptitudes de trabajo, intelectuales y artísticas, y así mismo encontraran su propio mundo. Es así como estas familias trabajadoras, luchadoras, se unieron para este fin, con quince jóvenes y una casa, que poco a poco se fue dotando de equipos y maquinaria especializada para cada taller, siempre de la mano del Doctor Hernando Gaitán, que con su esfuerzo y tenacidad, trabajó sin descanso por Talleres. Cuatro años después, se adquirió la segunda casa y así mismo se ampliaron los cupos para más jóvenes. El segundo sueño, que pese al esfuerzo y al arduo trabajo dejó inconcluso, fue la conformación de la CASA-HOGAR. Fundamentado en la visión futurista de no sólo alcanzar el bienestar económico y laboral de los jóvenes, sino de proporcionarles un techo cálido al faltar sus padres, trabajó muchos años elaborando este gran proyecto, sin alcanzar a concluirlo, quedando en el papel y en espera de que los padres de Talleres lo retomaran. No todos los jóvenes corren la fortuna de tener hermanos o familiares que puedan hacerse cargo de ellos; en cambio, se presenta como probabilidad poder proveerles una casa donde convivan después de su jornada en la sede y se acompañen entre ellos como hermanos; por supuesto, con una persona seria y responsable que permanezca al tanto de sus necesidades, como una madre sustituta. El Doctor Hernando Gaitán siempre pensando en beneficiar y ayudar a sus empleados, diseñó un proyecto de crédito muy accesible para que lograran tener su vivienda propia. Así fue como cuatro empleados fueron favorecidos. Estos trabajadores llevarán en sus corazones una inmensa gratitud. El gran padre de Talleres fallece el 7 de febrero de 1995, dejando una huella imborrable y una gran misión.

CARLOS ALBERTO SERNA LONDOÑO (1995-2001) Al fallecer el Doctor Hernando Gaitán Pardo, asume la presidencia, en ese entonces Vicepresidente de la Junta Directiva, afrontando el legado de seguir luchando por el bienestar de los talleres. Durante su Presidencia, fue de admirar el tesón con que trabajó en todos los campos, entre ellos el deseo de continuar con el proyecto

Mi mayor felicidad es poder seguir compartiendo mi vida con Alfredo y mi sueño es ser más independiente: Gabriela Tabares E. Soy feliz en Talleres, compartiendo con mis mejores amigos y con Natis; pero también con mis papás y mis hermanos con cariño y amor: Steve Rosembusz D.

10


de la CASA-HOGAR, logrando adquirir la tercera casa para este fin. Su mayor anhelo era cuadricular el terreno y poner en planos un hermoso mapa, visionario por demás para los aprendices: la sede y la CASA-HOGAR. La situación económica del país no fue la más propicia para la institución teniendo que aplazar nuevamente los sueños de muchos. Sin embargo, demostró una capacidad de manejo impecable. De él lo que más se recuerda es la labor social que realizó. Amplió patrocinios de la empresa privada para jóvenes de escasos recursos, dándole así una característica más a la misión de los Talleres y se elaboraron nuevos folletos y carpetas para mostrar los servicios. Trabajó en la remodelación de las dos casas, ampliando y reestructurando espacios. Cabe destacar que a pesar de su apretada agenda, siempre tuvo la mejor disposición

de entregar su valioso tiempo a la institución; incentivó a los trabajadores reconociendo su labor y siempre se recordará su puntual llamada a las 5:00 p.m. para pedir informe del acontecer diario. Fueron seis años de trabajo, resultados y entrega que dejaron huella.

MARIA CRISTINA VILLAVECES DE DUQUE (2001-2007) Asume la Presidencia, una mujer con una capacidad de trabajo inagotable, que se reflejó en un fortalecimiento financiero de los Talleres, solucionando además y en definitiva el saneamiento frente a las obligaciones adquiridas por la Corporación con respecto a impuestos que por esta época la DIAN comenzó a exigir. Promovió la comercialización de productos elaborados por Talleres de la mano con los Instructores, realizando a la vez un gran impulso de venta y de imagen con lo cual logró vincular a la Corporación con las Damas Belgas, el Club Rotario y otras importantes relaciones, dando como resultado significativas donaciones. Es de destacar la vinculación con SUMA Emergencias, la cual benefició a Talleres con sus servicios por un largo periodo. En compañía y apoyo de su esposo el Doctor Jaime Duque, desarrollaron varios proyectos entre ellos, la remodelación de la sede , llevando a cabo la reubicación y ampliación de los talleres de cerámica y repostería; y el aula-múltiple la cual le dio una nueva perspectiva en el desarrollo de eventos y el espacio que se requería para los jóvenes. Esta construcción la logran finalizar para la conmemoración de los 25 años de la fundación de Talleres dejando así consumada una muy buena presidencia y una gran huella en la Institución.

MARÍA LUCÍA SERNA LONDOÑO (2007-2008) Desde la Fundación de Talleres se ha contado con su total entrega. Ha sido una persona que durante todos los procesos que se han vivido, ha estado presente. Confidente de padres, empleados y jóvenes, siempre dispuesta con un sabio consejo y en la acertada toma de decisiones. Año tras año ha conseguido importantes donaciones para la Institución como lo fue durante muchos años la Fundación Alberto Serna. Durante el corto tiempo en el desempeño como Presidenta, ha logrado vincular al Plan Padrino a muchas personas, siguiendo la filosofía de su hermano el Doctor Carlos Alberto Serna, en el beneficio de jóvenes aprendices de escasos recursos. Apoyó la elaboración de la página Web y se mejoraron los folletos de presentación de los servicios.

EN NOMBRE DE TODOS LOS QUE CONFORMAMOS LA GRAN FAMILIA DE TALLERES ESPERANZA GRACIAS SEÑORES PRESIDENTES.

Conociendo sus valores y su profesionalismo se asegura la continuidad de los talleres, con la gran tarea asignada por el fundador de esta gran obra el Doctor Hernando Gaitán Pardo: “dejando huella”.

Mi felicidad está en Talleres y mi sueño se hizo realidad cuando nos mudamos a Aposentos: María Eugenia Silva C. Sueño con ser un repostero, encuadernador, ceramista, deportista, tarjetero, escritor y músico: Juan Mauricio Castaño Q.

11


TODOS SOMOS ESPECIALES Por Vicente Durán Casas SJ Vicerrector Académico Pontificia Universidad Javeriana

R

esulta absurdo y desatinado caracterizar o describir a un ser humano a partir de sus limitaciones. Nadie diría, por ejemplo, que lo más destacado del Pibe Valderrama es que no se destacó cantando ni tampoco por sus conocimientos matemáticos. Todos sabemos que fue un gran futbolista, y lo admiramos y queremos precisamente por lo que hacía muy bien, que era jugar al fútbol. Esta idea, por cierto bastante simple, se me ocurrió viendo la película “Rojo como el cielo”, del director italiano Cristiano Bortone, y protagonizada por Luca Capriotti, Simone Gullì y Paolo Sassanelli. Se trata de un hermoso reconocimiento a las enormes capacidades de personas que tradicionalmente hemos considerado discapacitadas, inválidas o minusválidas, en este caso los invidentes, los ciegos. Es verdad que tienen una limitación física que les impide el contacto visual con el mundo. Pero ¿será que esa limitación es lo más importante de sus vidas? ¿Acaso no son, para ellos, mucho más importantes esas otras posibilidades de contacto con el mundo, por ejemplo, a través del oído, el tacto, el olfato y el sentido del gusto? Todos somos limitados en más de un aspecto a la vez. Algunos, por ejemplo, somos más altos que otros, y por eso se nos facilita la práctica de ciertos deportes. Pero a su vez la estatura se nos convierte en un problema –una limitación-, por ejemplo, a la hora de subir a un microbús en el que ya no hay donde sentarse. Otros, en cambio, por su pequeña estatura, quizás no se destacan en el juego del baloncesto pero sí en otros deportes o actividades, como en las carreras de larga distancia. La vida, en ese sentido, puede ser vista como una especie de lotería en la que a cada uno le corresponde una serie de posibilidades y limitaciones. Lo más interesante de esto es, PATROCINIO

a mi juicio, que, por lo general, la misma cualidad, a pesar de todas las posibilidades que trae consigo, es o constituye a su vez una limitación; y a la inversa: una limitación por lo general permite unas posibilidades que de otra manera no se darían. La película mencionada narra hechos de la vida real de Mirco Mencacci, nacido en Pontedera, Italia, en 1961. En un desafortunado accidente Mirco perdió la vista a la edad de cuatro años, lo enviaron a una escuela especial para ciegos en Génova, en donde poco a poco tuvo que luchar para que le permitieran desarrollar todas sus capacidades. Mirco desarrolló un excelente oído, tan agudo y preciso, que ya desde niño le permitía narrar historias y transmitir sutiles emociones con la ambientación sonora de las mismas. En la actualidad es uno de los más destacados editores de sonido del cine italiano, y su caso ha sido ejemplar a la hora de discutir la “educación especial” de personas con limitaciones especiales. Desde este punto de vista podemos decir que el problema más urgente de todo sistema educativo es llegar a comprender que todos, de alguna forma, somos especiales. La educación será exitosa para cada uno, y socialmente benéfica para todos, cuando a todos y a cada uno de los niños y niñas se les ofrezca la posibilidad de desarrollar sus propias cualidades personales y no las de otros niños y niñas. Todos somos especiales, todos somos limitados, y por eso mismo todos tenemos infinidad de capacidades y posibilidades

Mi felicidad es casarme y vivir con mi compañera: Alfredo Meyer S. Para mí un gran paso de mi vida es salir buena en cerámica y montar un local de cerámica y tejidos con Andrés: Cindy Jordan K.

12


EL CORAZÓN DEL “El Principito” Por Gloria Morales de Medina

en Talleres Esperanza.

S

e me pidió escribir para esta revista, una semblanza de los educadores-instructores de nuestros hijos en Talleres Esperanza, y mientras pensaba en cómo ordenar mis ideas donde se agolpaban y saltaban los conceptos de amistad, lealtad, paciencia, comprensión y amor, abrí “El Principito” de Saint Exúpery, para vivir por enésima vez en sus páginas, la deliciosa interpretación de estos valores y muchos otros, sin los cuales sería imposible adelantar la labor permanente de orientar y embellecer la vida de nuestros jóvenes, a quienes Dios ha dotado del privilegio de tener siempre el candor de la niñez, que necesita reclinarse al igual que en su hogar, en la prudencia amorosa del maestro, la psicóloga, la directora, representantes de la paciencia, embajadores del amor.

tendremos necesidad uno del otro, y serás para mí, único en el mundo, como yo lo seré para ti. Si tú me domesticas, mi vida estará llena de sol y conoceré el rumor de unos pasos diferentes a todos los demás” (…) Y, ¿qué más puedo decir? Así es aquí la relación maestro-discípulo, para quienes conocen lo que los sabios ignoran, acogen el tesoro que los necios desdeñan y, como el Principito, tienen y cuidan en cada uno, una rosa exclusiva, diferente a todas las demás, porque ha sido objeto de su dedicación y de su amor. Gracias Maru, Patricia, Martha Lucía, Elsa María, María Lucía, María Alejandra, Carlos, Pastor, Nidia y Ofelia. Gracias una vez más por su amor.

Sólo ellos, acaso cuando los padres no lo conseguimos, logran calmar tormentas de frustraciones en sus almas pueriles, se meten en sus corazones, exploran esas mentes tan sencillas y puras, a veces tan poco razonables para los “hombres serios” que pinta magistralmente Saint Exúpery. “Tener un amigo no es cosa de la que pueda ufanarse todo el mundo” dice él en boca del zorro del desierto, que ofrece su amistad al Principito y agrega: “Si quieres un amigo, domestícame”. “¿Qué significa domesticar?” “Es una cosa olvidada. Significa crear vínculos. Tú no eres todavía más que un muchachito igual a otros cien mil y no te necesito para nada. Tampoco tú me necesitas y soy para ti sólo un zorro entre cien mil más. Pero si tú me domesticas, entonces

Del 10 al 20 de julio en el Pabellón Hecho en Bogotá, de la Feria de las Colonias en Corferias, se tuvo la oportunidad de dar a conocer los productos y servicios que se prestan en la institución, obteniendo muy buena acogida por el público.

Mi felicidad es tener los mejores profes en Esperanza, la paso bien con todos: Diego Fernando Camelo. Uno de mis mayores sueños era casarme y voy a formar mi hogar lleno de amor y confianza; me gustaría tener mi propio criadero de caballos y continuar aprendiendo a pintar en óleo: Andrés Luengas.

13


COCINANDO CON LUCÍA Por María Lucía Correa de Cañón

Rollo de espinacas con Terrine de pollo y peras al vino tinto Rollo de Espinacas

Terrine de pollo

Ingredientes Espinacas Queso doble crema o mozzarella Jamón cubano 2 cucharadas de mayonesa 100 gramos de queso blanco molido 1 huevo duro rallado 50 gr de aceitunas picadas

Ingredientes Una pechuga de pollo cocinada y procesada Un cuarto de libra de crema de leche 200 gr de queso crema 100 gr de queso blanco rallado Condimentar con sal, pimienta y jengibre 2 cucharadas de gelatina sin sabor

Preparación Blanquear las hojas de espinaca sumergiéndolas en agua hirviendo por segundos.

Preparación Cortar la cocción con agua helada y escurrir sobre una tela limpia y seca.

Colocar en el procesador todos los ingredientes logrando una mezcla. Disolver la gelatina y agregar a la mezcla.

Extender un trozo de película transparente de cocina sobre la superficie de trabajo, formar un rectángulo o cuadrado con las hojas superponiéndolas. Salpimentar al gusto. Extender lonjas de jamón sobre las hojas de espinaca y luego acomodar las lonjas de queso según el tamaño del rectángulo formado.

Alistar un molde, humedecerlo e incorporar la mezcla. Llevar a la nevera por 2 o 3 horas.

Mi felicidad es compartir con mis amigos, ayudar y colaborar con los profesores y en mi casa a mi mamá: Miguel S. Valencia S. Mi mayor sueño y lo que me haría feliz es ser una buena pianista, pero la felicidad para mí es compartir con mis papás, mis amigos y con mi novio: Natalia Bejarano.

14


En un recipiente mezclar 2 cucharadas de mayonesa, 100 gr de queso blanco, el huevo duro rallado, 50 gr de aceitunas picadas.

Untar la superficie de queso con la mezcla de mayonesa sin llegar a los bordes. Enrollar con ayuda de la película transparente de cocina.

Peras al vino tinto Deshuese la pera por el tallo hasta llegar a la base y gire para soltar el corazón hasta retirar. En una olla coloque una botella de vino tinto, una taza de azúcar, una cáscara de naranja y una astilla de canela. Introduzca las peras y cuézelas hasta que se tiñan completamente y estén tiernas. Retire las peras, reserve en un recipiente y continúe la cocción del jugo reduciendo al punto de jarabe. Con una manga rellene las peras con queso crema. Póngale la semilla u hojas de menta, riegue la salsa por encima. Puede acompañarlas con helado.

Enrollado se lleva a la nevera por 1 hora. Retirar el papel y cortar en rodajas. Sirva acompañado de hojas verdes o tomates confitados.

PATROCINIO

La felicidad para mí es estar siempre tranquilo, compartiendo con los compañeros, respetando la manera de ser del otro, dejando alegrar al otro. El lado positivo de uno es estar satisfecho con la alegría y esperando de la diversión que le pueda llegar, con ayuda de la felicidad del otro: Jorge A. Galvis G Mi felicidad es hacer trabajos de encuadernación y quiero saber más: Diego F. Posada C.

15


“UNA ESTRELLA EN SU MUNDO” Por Alberto Herrera E

Olguita: ser maravilloso Desde el mismo día de su nacimiento, Olguita recibió un cariño muy especial de todos a su alrededor. Esta ha sido una constante en su vida. Ella es un reflejo de ese afecto y de verdad se le nota. Su formación se basó en ese cariño y su carácter se forjó en este ambiente, fue una actitud familiar y ella se constituyó en un ser excepcional. Nuestros padres fueron los abanderados en este propósito, asimilado y compartido por los siete hermanos y toda la familia; que a pesar de haber tenido la pérdida irreparable del papá hace muchos años, Olga mamá se las arregló para, en compañía de todo su entorno, levantar un ser feliz, descomplicado, alegre y dispuesto a gozar la vida. El otro gran reto a resolver fue su formación académica y el desarrollo de sus destrezas personales. Dimos muchas vueltas, tocamos varias puertas hasta el día que encontramos a Talleres Esperanza, entidad que nos acogió y aceptó a Olguita como miembro del grupo de jóvenes trabajadores. Fue el complemento ideal. Ella mostró su interés por aprender, su disposición al trabajo y la capacidad de relacionarse con sus compañeros, y gracias al variado programa de actividades que adelantan en el Taller y a la atención profesional y cálida de sus instructores, su integración fue inmediata y se convirtió en una estrella en su mundo.

Ella es cómplice para todo, sigue el acontecer diario y opina de diferentes temas, practica deporte, de hecho ha ganado innumerables medallas en los eventos que asiste, participa en las recreaciones, se disfraza, hace representaciones, le emocionan los paseos, le encanta bailar y se enamora. Sabe lo que quiere y hace lo que le gusta. Ella es querida y bien recibida a donde va. La felicidad de Olguita nos contagia, nos da seguridad y tranquilidad y es una enseñanza que nos dan estos seres, quienes como ella son tan especiales y maravillosos.

Estar con mis compañeros me hace feliz, la compañía, mi novia, mis amigos, mi familia: Juan Carlos Armengol R. Mi felicidad es ir de viaje con mi familia y ganarme la lotería: José Alejandro Pineda.

16


GRACIAS PADRINOS Por María Lucía Serna Londoño Presidenta y Representante Legal Talleres Esperanza

Parte importante de nuestra filosofía es cumplir una labor social para Colombia, al darles la oportunidad a jóvenes con deficiencia cognitiva. Ingresos a Talleres Esperanza para la capacitación y desarrollo de sus destrezas, que les permita realizar labores útiles para la sociedad y contribuir a su felicidad y la de sus familias.

Actualmente la corporación beca con recursos propios el 28% de los aprendices. En el año 2007, se recibieron cerca de veinte solicitudes de ingreso de jóvenes sin los suficientes recursos económicos, y sólo tres se pudieron atender. Esto motivó la creación del Plan Padrinos. Gracias a ellos, hoy se tienen ocho Lo invitamos a ser parte de la realización y esperanza de estos jóvenes beneficiados por sus contribuciones. jóvenes que nos están esperando. Nuestra meta y capacidad en infraestructura es poder ayudar a Su apoyo puede ser desde un cuarto de beca hasta el 80% del siete muchachos más. valor de la mensualidad completa.

PATROCINIO

Nuevamente, ¡GRACIAS PADRINOS!

Mi mayor felicidad sería llegar a ser campeón de bolos en las próximas olimpiadas: Eddie Kattán K. Felicidad es la unión de la humanidad con la naturaleza, conservar y cuidar nuestro país y el amor a nosotros mismos: Pedro Scioville.

17


SINFONÍA DE ESPERANZAS Por Nidia Díaz Ospina y Marcela Prada Díaz Directora y Subdirectora de La Coral Talleres Esperanza

C

uando la vida adquiere una razón diferente, que va más allá del simple interés personal, los retos se vuelven sólo un objetivo más de los muchos, que se pueden alcanzar. Los logros que se obtienen más con el corazón que con la simple rutina de trabajo, sólo se pueden adquirir a través de paciencia, amor y sobre todo, entendimiento. Jamás se puede subestimar a una persona porque tiene una “limitación”; éstas, regularmente las inventamos los que rodeamos a seres cuyos límites no conocemos, como tampoco muchas veces conocemos los nuestros. La vida hay que afrontarla sin temores, con todo lo que venga, y es lo que se hace con La Coral por medio de presentaciones en diversos lugares y de todo tipo, participando en festivales de coros de gran importancia en Bogotá tales como: la apertura de la Navidad en 1999 invitados por la Cámara de Comercio de Bogotá, en el concurso de coros de Barrios Unidos de Música en los Templos, en la apertura de la Feria Artesanal de Colsubsidio, en el Congreso

de ONG de la Fundación Saldarriaga Concha, en la Universidad Corpas, en la Universidad del Bosque, en la Universidad de la Sabana, en las novenas del Parque El Lago, en el XX Festival de Coros de Bogotá CINDA, con El Coro Acuña, en el Festival de Coros de Compensar, en el Festival de Coros Navideños en la Universidad Santo Tomás, y en numerosas instituciones y colegios como invitados especiales para eventos y misas cantadas, compartiendo escenario con destacadas agrupaciones corales del país, enfrentando públicos diversos, muchos de éstos, con amplios conocimientos en el medio musical.

Mi mayor alegría fue haber conocido personas que lo comprenden, aconsejan y ayudan; quisiera conocer más amigos y ayudar a personas que lo necesitan: Helena Rodríguez Montoya. Mi felicidad es estar con las personas que quiero y amo, mi familia y mi Sergito, que tanto me quiere y me respeta: Riva V. Plotnicoff Leál.

18


En alguna ocasión, la directora de coros María Teresa Guillén y el maestro Alejandro Zuleta, personajes reconocidos en el ámbito musical, tuvieron la oportunidad de compartir con La Coral, no sin antes preguntar qué tenían que hacer para que los muchachos entendieran. Nuestra

respuesta

fue

sencilla:

“háblenles y diríjanlos como a cualquier coro”.

La experiencia con La Coral ha mostrado que la música es una disciplina que encausa las emociones y establece unos parámetros organizativos en la vida de cada uno. Cabe destacar que varios de los integrantes que hacen parte de la agrupación, poseen grandes cualidades rítmicas y facilidades auditivas sorprendentes; en algunos casos oído absoluto que encontramos en genios como Beethoven y Mozart, entre otros grandes músicos. Esto a pesar de que algunos no tienen facilidad con el lenguaje, la escritura o la lectura. Hoy en día, La Coral está conformada por un grupo de personas extrovertidas, con poca o ninguna inhibición frente a los diferentes públicos y compañeros; y la música no es ahora tan sólo una actividad más. Esta se ha convertido en una herramienta creada por ellos mismos, que les ha permitido crecer individualmente y como grupo. Las bendiciones y satisfacciones que se reciben con La Coral, no se encuentran realizando una labor distinta a ésta; los frutos que se recogen después de un trabajo difícil, lento, paciente y constante de parte de cada uno de los integrantes de La Coral, profesores y padres de familia, son realmente bien merecidos y han marcado una diferencia en nuestras vidas.

Sería feliz si grabáramos el segundo CD de la Coral de Talleres Esperanza: Ricardo Londoño B Soy feliz porque mis sueños se han hecho realidad al ser deportista, dibujante y porque aprendí a manejar el computador: Andrés Franco.

19


Por. Mirian Lucía Bastidas Burbano D. Programa de Formación Comunitaria Colegio Santa Francisca Romana Es grato para nuestra Comunidad Educativa del Colegio Santa Francisca Romana, contar con la oportunidad que nos brinda las Directivas de Talleres Esperanza, al abrir espacios de integración entre nuestras estudiantes de grado Octavo y los jóvenes que con su calidad humana, nos dan una gran lección de vida. Son casi ya 15 años que contamos con esta hermosa experiencia: un dar y recibir constante, un crecimiento mutuo y un compartir de pequeños detalles.

UNA MIRADA, UNA SONRISA… UN APRENDIZAJE PARA LA VIDA Aprendemos en cada encuentro la transparencia de los sentimientos y la alegría de vivir, el valor de luchar por las metas por sencillas que parezcan, son importantes, para ser significativo en nuestra sociedad, tan necesitada de ser sensibilizada. Es por esta razón, que el Proyecto Educativo del Colegio, busca no sólo dar una formación en la excelencia académica, sino la unidad que debe darse en la formación humana de nuestras estudiantes, para ser mujeres líderes sociales, capaces de reflexionar su momento histórico y ser agentes de cambio y comunión. En Talleres Esperanza, podemos vivenciar, un aprendizaje que marca la vida, una actitud afectiva y amable, un espíritu de servicio y entrega sin condiciones, nos brindan su amistad y cercanía, no existen barreras ni condiciones por las diferencias, es aquí donde experimentamos una gran riqueza, ante sus ojos somos todas iguales, somos capaces de comunicarnos, de expresar sentimientos nobles y sinceros. Esta vivencia nos cuestiona ante una realidad que muestra lo contrario, y hace ver la necesidad de reconocer la grandeza del ser humano en su realidad particular y grupal. De igual manera admiramos la dedicación y responsabilidad ante su trabajo; como valoran lo que hacen, la creatividad con la que elaboran cada detalle de sus obras, las cuales son hechas con amor, entrega, organización y disciplina. Compartir un día de trabajo, es contagiarse de su energía de vivir y encontrarle sentido a cada minuto que comparten y que se convierte en la riqueza de su existencia. Es así, que podemos ver la vida sin miedo, vivir el presente aceptándonos y aceptando a los demás, encontrando en cada persona un regalo, un mundo de posibilidades, nos preguntamos entonces ¿qué ofrezco a los demás en mi diario vivir?, y la respuesta nos la dan con una gran fuerza… amor, amar la vida. Somos afortunadas al recibir esta lección no de un libro, sino de las palabras y actitudes de los miembros de Talleres Esperanza; son huellas que permanecen en el corazón, que nos lanzan a la vida con otros ojos. Es momento de dar a nuestro agradecimiento a cada miembro de Talleres Esperanza, que nos reciben en las visitas que realizamos, por su aceptación y cercanía, por la apertura a compartir VIDA, a dar lo mejor de sí. GRACIAS, por creer en nuestras estudiantes, en su deseo de ser mejores y de aprender. Gracias porque sabemos que seguiremos construyendo lazos de amistad.

Gracias, Mil Gracias…

Sería feliz si mi hermano Gustavo y Estefanía tuvieran hijos, quiero ser tía de esos bebés, sobrino y sobrina: María José Díaz V. La felicidad para mí es estar con mis compañeros: Gloria Romero D. Me haría feliz volver a trabajar en los almacenes y prometo estar juiciosa: Olga Herrera.

20


MUCHACHOS TRABAJANDO EN CADA TALLER A

E

B C

A Cerámica B Encuadernación C Estampación D Repostería E Tejidos

D

TALLERES ESPERANZA


La tortuga no 2 2008  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you