Issuu on Google+


En un mundo donde se supone que la gente estĂŠ feliz y segura, las multitudes son etiquetadas por su riqueza...


La tristeza est谩 en todas partes, pero la felicidad podr铆a ganar la batalla s贸lo con una chispa en el coraz贸n de un adulto.


Las personas le estรกn dando su espalda al arte.


La soledad viene junto con las lรกgrimas y el miedo.


Entendemos mal los signos del destino debido a la basura que llena nuestros corazones.


La ternura ha muerto, y no importa lo que hagamos, muchas criaturas han sido heridas.


Ora por perd贸n, porque eres odiado por todos los que te rodean.


Pero al final del camino, siempre encontrarรกs un lugar al que vas a llamar HOGAR...


Eduard A. Gómez Ospina Diseño. 201412332 Photographs’s rights reserved ©


Un lugar al cual llamarás casa.