Page 1


Con la llegada de septiembre y el comienzo del curso escolar, parece que nuestra vida se normaliza y que volvemos a nuestro ritmo habitual. Para algunos,supone menos tiempo para dedicar a las miniaturas, y para otros es al contrario. Pero todos seguimos disfrutando de esta afici贸n, ya sea creando con nuestras manos o simplemente mirando y apreciando las obras de otros artesanos, Y con la llegada de septiembre, vuelven otra vez las ferias, punto de encuentro de aficionados y profesionales donde podemos admirar las obras de nuestros miniaturistas favoritos, hacernos con esas piezas que necesitamos para nuestras casas o escenas, o simplemente conseguir material para nuestras creaciones, Con todo esto, podemos dar la bienvenida al oto帽o con un poco de antelaci贸n. Que lo disfrut茅is.


http://miniaturizarte.activosforos.com

www.tiendadecasitas.com


Mesa baja de cafĂŠ Por Poli MATERIALES: Madera de nogal de 1 mm. de grosor. Cenefa decorativa de 1 mm. de grosor. Varilla de nogal de 1 x 5 mm. Varilla de nogal de 3 x 5 mm. Balaustres de modelismo naval.

0,3 cm.

5,8 cm.

HERRAMIENTAS:

4,2 cm.

Segueta, sierra de costilla, ingletero y papel de lija fino.

REALIZACIĂ“N:

5,8 cm.

Cortamos un cuadrado de 4,2 x 4,2 cm. de la madera de nogal. Bordeamos con la cenefa el cuadrado cortado anteriormente. Cortaremos la cenefa en inglete. Seguidamente cortamos de igual manera la varilla de 1 x 5 mm. y la ponemos alrededor de la cenefa. No olvidemos realizar los puntos anteriores sobre una base lisa para que una vez pegadas las piezas le demos la vuelta y queden todas ellas totalmente a ras.

Lijaremos bien por ambos lados pero sobre todo por la parte que va a quedar hacia arriba. Hacemos un cuadrado en inglete con la varilla de 3 x 5 mm. de 5 cm. de lado.


Una vez realizados los pasos anteriores procedemos a pegar en la parte de abajo el cuadrado último, como se ve en la imagen.

En los vértices del cuadrado pegamos los balaustres que harán las veces de patas de la mesa. Repasamos con la lija la base delas patas para que no cojee y quede totalmente nivelada.

Lijamos bien y damos una capa de cera. También podemos dar barniz incoloro si nos gusta que quede más brillante. Posiblemente sea necesario dar varias manos. Si es así no olvidemos lijar suavemente entre cada mano, hasta que quede a nuestro gusto.

Las dimensiones del cuadrado de la mesa podrán variar a nuestro gusto para adaptarla al lugar de nuestra casita donde vayamos a colocarla.


SUSANA LÓPEZ DEL TORO Por Paqui Arana

Susana López del Toro, periodista madrileña, es una experta en libros en miniatura y pop up, con una gran colección personal, que ya comenzó desde niña, y con la que ha realizado varias exposiciones en nuestro país. También ha logrado fusionar su pasión por los “minilibros” con su otra pasión, las miniaturas, mediante exposiciones de escenas y dioramas a escala 1/12 sobre la literatura a nivel nacional en bibliotecas y ferias internacionales de miniaturas con un rotundo éxito y afluencia de público, pero bueno, no me adelanto a los hechos y mejor que nos cuente ella…

Ante todo, muchas gracias por concedernos esta entrevista… A ver, para empezar, cuéntanos desde cuándo empezaste a verte a ti misma como artista… - Me resulta imposible precisarlo, porque desde que recuerdo, siempre me han atraído las cosas pequeñas, las miniaturas. Mis juguetes favoritos eran los Barriguitas, los Hogarín…

¿Qué te diferencia a ti con respecto a otros artesanos y artesanas? - Mi obsesión con el mundo del libro y la literatura. El que todo lo que hago está basado en un relato, una novela, un cuento… Aunque es una temática abierta a todo el mundo (faltaría más), son muy raras las ocasiones en las que me salgo de ella; mientras que el resto de los artesanos tienen mayor amplitud de miras y se atreven con cualquier historia que les llame la atención, como es lógico. ¿En qué circunstancias se te ocurren las mejores ideas a la hora de crear una escena o miniatura? - El desencadenante suele ser, como ya he dicho, algún libro, algún relato o algún autor que me ha gustado lo suficiente como para querer plasmar su texto en un diorama.

Aunque tus creaciones llevan tu sello personal, ¿en qué o en quién te inspiras? ¿Tienes algún artista al que admires y que en cierta manera haya podido influir en tu obra? - Tengo influencias de todos: desde el artista internacional más consagrado hasta del principiante que muestra su primer trabajo en cualquier foro. No exagero. De todos se aprende algo. La maestría y la técnica de los veteranos; la frescura y la inocencia de los noveles… Todos aportan algo positivo que el resto de los aficionados podemos aprovechar.

¿Qué es lo que más podemos destacar de tus obras? - Creo que lo que mejor se me da es “ambientar”. En realidad, mis obras son un


conjunto de buenas miniaturas de otros artesanos que ordeno con cierto gusto (aunque este concepto es muy relativo, claro) y que aderezo con detalles que las sitúan en una determinada época o lugar. Documentarme sobre estos aspectos es la primera fase de cada nuevo trabajo y (casi) la que más me gusta hacer. ¿Cuál de tus trabajos es el que más te gusta? ¿Y el que menos? - El que más me gusta siempre suele ser el último que he terminado… quizá porque lo tengo más cerca en tiempo, espacio y pensamiento. No podría decidirme por ninguno. El que menos, “una ludoteca” que tuve que realizar a toda prisa para una exposición. En el miniaturismo (como en otras muchas cosas), las prisas no son buenas consejeras.

¿Qué crees que se valora más en este mundillo, la obra o el artista? - En las disciplinas consagradas (pintura, escultura…) el nombre del artista es suficiente para otorgarle valor a una obra. El miniaturismo es otra cosa y todos los que estamos enganchados a él nos dejamos seducir por los trabajos, por determinadas piezas, independientemente de quién la haya realizado. Cuando se visita una feria, no se ven más que cabezas agachadas sobre los artículos disfrutando con cada figura… Sólo

cuando algo les ha sorprendido, levantan la vista buscando el nombre del autor.

Los artesanos dedicáis muchas horas para elaborar vuestras obras, por ello esta pregunta, ¿te duele desprenderte de una pieza que has creado? - Enormemente, tanto que no me desprendo de ellas. Yo no vendo mis piezas. Sólo las muestro en exposiciones. Y, si puedo, además, compro las que me gustan de otros artesanos. En cualquier caso, las mías las regalo a familiares y amigos; pero ahí no duele, porque las tienen personas que aprecio y, además, puedo seguir viéndolas. Una de tus grandes labores es difundir a nivel nacional las obras de grandes artesanos y artesanas a través de la exposición “La Literatura Imaginada”, la cual he tenido la ocasión (y la suerte) de visitar en varias ocasiones y donde hay una perfecta fusión entre literatura y miniaturas… cuéntanos cómo surgió esta iniciativa… - A raíz del éxito de mis exposiciones de libros singulares (“La biblioteca de Liliput: 1.000 libros en miniatura desde el siglo XVI a nuestros días” y “Libros en movimiento: 150 volúmenes mecánicos, desplegables y pop up”), se me ocurrió que podía organizar otra que uniera mis dos grandes aficiones: los libros y las miniaturas, mostrando dioramas que por un lado recrearan relatos fácilmente reconocibles por el público y, por otro, mostraran la evolución y los oficios del libro. Se lo propuse a los directores de las Bibliotecas e Instituciones en donde ya había mostrado mis colecciones y quienes confiaban en mi trabajo y me dieron su


apoyo, incluso en una época que ya era difícil, económicamente hablando. En este proyecto cuentas con colaboraciones de grandes artistas y artesanos del panorama nacional, ¿cómo has conseguido reunir a estos grandes artistas de todas partes?

Además, el espacio donde va a mostrarse es una antigua iglesia reconvertida en sala de exposiciones en la localidad de Ricci y es una preciosidad.

Imagen de la exposición de la “Literatura Imaginada” tomada en Nerja, en mayo de 2010.

Para llevar a cabo estas empresas, tienes que viajar mucho por toda España, ¿cómo hace Susana para compaginar estos proyectos con el trabajo y la familia? - A veces haciendo encaje de bolillos en la agenda, pero sobre todo con la ayuda y la cooperación desinteresada de familiares y amigos. Sin ellos, no podría hacer nada de nada.

- Yo tenía bastantes escenas relacionadas con el tema, pero no suficientes para organizar una exposición temática, así que anuncié mi propuesta primero en el foro Casita Mini, después en el desaparecido Casas de Muñecas y conté con la ayuda de Rosa CM para contar el proyecto. A muchos artesanos les escribí directamente y otros muchos me contactaron a mí cuando empezó a “correrse la voz”. Además de las escenas literarias en miniatura, otra de tus grandes pasiones son los libros en miniatura, de los que también has realizado varias exposiciones bajo el nombre de “La Biblioteca de Liliput”, háblanos sobre este proyecto… - La próxima parada de “La biblioteca de Liliput: 1.000 libros en miniatura desde el siglo XVI a nuestros días” se va a celebrar en Rávena (Italia) del 8 de octubre al 12 de noviembre. Es la primera vez que voy a exponer fuera de España y estoy muy ilusionada, aunque un poco nerviosa. Ya me habían propuesto llevar la colección a Bolivia y a Argentina, pero hay que realizar tanto papeleo y el viaje es tan largo que prefiero experimentar primero en Europa antes de lanzarme a cruzar el Atlántico.

Imagen de la exposición de la “Biblioteca de Liliput” celebrada en Cádiz. ¿Qué te aporta como persona el mundo de las miniaturas? - Tranquilidad. Realizar escenas, me relaja. Además, tengo la gran suerte de que a mi hijo le encantan las manualidades y siempre se sienta junto a mí cuando estoy trabajando en alguna nueva escena. Me aporta sus ideas, es mi segundo mayor crítico (después de mi marido) y me ayuda en lo que puede. No hay nada mejor que compartir con él esta afición. El sueño de Susana sería…


Ver todos reunidos en público de museo sería soñar…

mis trabajos y colecciones un espacio único y abierto al manera permanente. Llamarlo un poco pretencioso, pero por

Estas dos fotografías corresponden a dos escenas que Susana ha realizado últimamente, la primera, todo un reto, es una rebotica, y digo lo de todo un reto, porque la escena se ubica dentro de un frasco de farmacia y la segunda, son elementos que forman parte de su escena sobre “Drácula”.

¿Dónde podemos ver tus trabajos en la red? Los libros en miniatura y pop up en www.minilibros-buch-book.com y las escenas literarias en http://escenasliterarias.blogspot.com Y finalmente, ¿qué aconsejarías a los que empiezan en el mundo de las miniaturas? - Que se conviertan en esponjas de todo lo que hacen los demás, porque de todos pueden aprender algo. Y que vean muuuuchas miniaturas del mayor número posible de miniaturistas distintos para que valoren sus diferentes estilos. Seguro que encuentran el que más se adapta al suyo propio. Y que se lancen. La primera miniatura quizá les salga mal; la segunda, regular; pero la tercera, será aceptable; y la siguiente, mucho mejor. Que nunca se desanimen y que pidan opiniones sinceras, no por compromiso, porque las mejores enseñanzas nos las dan nuestros propios errores.

Ahora ya conocemos un poco más a esta artesana y uno de los máximos exponentes en el panorama de las miniaturas, tanto a nivel nacional, como internacional, a la que agradezco de corazón esta entrevista. Le deseo muchísima suerte en su andadura Italiana, que seguro que no le hará falta ya que será todo un éxito. Para todos los lectores de Taller de Miniaturas, me despido hasta el próximo número.

En esta fotografía estamos Susana y yo en el Hotel Convención, tras la famosa “operación kleenex”, una sorpresa hecha por varios artesanos amigos sobre la exposición de la “Literatura Imaginada”.


Libro de arcilla polimérica Por Eva Perendreu Materiales: -Prosculpt u otro tipo de arcilla polimérica -Herramientas para trabajar-modelar la arcilla polimérica -Laminadora de pasta -Pintura acrílica -Cola blanca o de carpintero. -Cartón pluma (en el tutorial se ha usado al de 5mm) -Laminadora de pasta (sino tienes puedes usar un tubo de cristal) -Trozo de madera o madera de balsa -Barniz satinado -Abalorios -Un mapa impreso -Cúter -Rotulador dorado

Proceso: Este es un tutorial muy sencillo, ideal para quien no está acostumbrado a trabajar la arcilla polimérica. 1. Acondicionamos una pequeña bola de Prosculpt o otra marca de arcilla polimérica (los colores dependerá de cada uno, a mi gusta neutro para poder pintarla luego). Una vez acondicionada la pasamos por la laminadora de pasta en un grosor de aprox. 1,5-2mm. Si lo hacemos muy fino no podremos trabajarlo bien y se romperá la lámina.

2. Una vez ya tenemos la arcilla en formato lámina, pasamos a cortar con un cúter y una regla la cartón pluma para hacer el interior del libro (simulará las hojas). El tamaño es a gusto de cada uno, yo he hecho un libro grande para simular los libros antiguos. Así pues se corté un rectángulo de 2.5cm por 1.5cm.

3. Colocamos el trozo de cartón pluma encima de nuestra lámina de arcilla polimérica para poder hacer la forma de las tapas. Doblamos por encima del cartón ploma y con un cúter cortamos el sobrante quedando ya forma de libro.


4. Con el cúter hacemos pequeños cortes y desgarrones en los bordes del libro para envejecerlo. Con los dedos damos forma a unas puntas ligeramente deformadas, levantadas o curvadas pero nunca rectas del todo. El libro debe parecer que se ha usado mucho. Con una pequeñísima porción de arcilla polimérica hacemos pequeñas tiras que serán para simular el refuerzo del lomo del libro. Yo he colocado cuatro pero a vuestro aire. Con la herramienta suavizamos la unión con las tapas.

Ahora es nuestra imaginación quién toma las riendas del proyecto. Vamos a “gravar” un motivo en la tapa con un abalorio plano como la estrella, el caballito de mar, la tortuga, herradura… que veis en la foto o podríamos incluso dejar un abalorio en relieve como la flor o la espiral que os muestro.

Colocamos la pieza escogida encima la arcilla y presionamos suavemente. Yo he escogido una estrella de 5 puntas. Presiono y retiro cuidadosamente. Podéis ver como ha quedado perfectamente gravada. Podéis utilizar otros abalorios para decorar. Yo he usado uno redondo con bolitas para hacer un caminito de agujeros. 6. Con la herramienta de modelar arcilla polimérica marcamos estrías a lo largo de toda la pieza para simular las tapas gastadas. 7. En este punto es cuando debemos cocer la pieza al horno, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante de arcilla polimérica. Sacamos el trozo de cartón pluma porque quedaría dañado por el calor y en su lugar, para mantener la forma del libro, colocamos un trozo de papel de aluminio.


8. Una vez cocido, pintamos con pintura acrílica del color deseado, quitando la pintura sobrante con un trapo. Las estrías que habíamos hecho quedaran más marcadas con la pintura y le dará ese aspecto envejecido. 9. Opcional: Con un rotulador dorado repasamos los refuerzos del lomo

10. Le damos un poco de pintura al catón pluma a la vez que con el cúter lo rayamos un poco, así simularemos los bordes envejecidos de las hojas. Ponemos otra vez el cartón pluma dentro del libro ya con cola blanca para que quede fijo. 11. Por último una capa de barniz satinado para proteger la pintura, solo a la arcilla polimérica. Os muestro diferentes libros con diferentes motivos en la tapa y colores.

OPCIONAL 12. Si queréis hacer un sobre de escritorio, coged un trozo de madera de unos 3,5cc por 2,5cm. La teñís, la barnizáis y encoláis un imprimible de un mapa antiguo. Imprimís una carta manuscrita y con cuidado quemáis los bordes. También la ensuciáis con un poco de pintura diluida o con té. Por último con dos abalorios hacéis un tintero y una pluma. Lo colocáis todo y ya tenéis un conjunto de escritorio. Espero que os haya gustado y que probéis de hacerlo.


Pizarra Por Jorge Cubells Materiales: Madera de balsa de 2 mm Liston de madera de 4x2 mm Liston de madera de 10x2 mm Pintura verde pino Pintura negra Tizas Burlero * Cola blanca transparente

Elaboración:

Se corta la madera de balsa del tamaño 14 x 10 cm. Se lija la madera de balsa y se pinta de verde pino mezclado con un poco de negro, se lija y se vuelve a pintar. Lijar con cuidado para no llevarse detrás la pintura. Se pinta las cuatro piezas del listón cortado en inglete de color nogal. Y se pega formando un marco en el interior de la pieza pintada. Se corta una pieza de 15 cm del listón de 10x2 y se pega en la parte de abajo de la pizarra. Con ayuda de un cutter se corta una "rodaja" de tiza y se trocea como se ve en el dibujo, con ayuda del cutter y despacito. Si se parte, volver a repetir la operación. Para hacer las tizas, con ayuda de una lija y la yema del dedo, se va rulando sobre el papel de lija, hasta redondear las pequeñas tizas. Con un trozo de burlero y un trozo del listón pequeño, pegar y montar el borrador Sujetar la pizarra con taky glu o pegar directamente con cola sobre la pared elegida. Dibujar algo con las pequeñas tizas y borrar, funciona.

* El burlero es la cinta que se usa para evitar que se cuele el viento en las ventanas corredizas.


Macetero Por May Materiales: Cartulina cinta de carrocero palitos de Starbucks caf茅 abalorios cola de carpintero

Elaboraci贸n:

Cortar una cartulina de 14,4 x 7,4 cm.

La doblaremos por la mitad, como muestra la foto

Volvemos a doblarla por la mitad

La doblamos hasta conseguir cuatro lados iguales

Uniremos con cinta de carrocero los laterales para formar un cubo

Cortaremos una base

La pegaremos

Cortar las puntas redondeadas de los palitos

Encolar una cara del cubo


Colocar los palitos, presionar y espera un poco a que se seque, para recortar lo sobrante.

Repetir la misma operaci贸n en las otras tres caras

Pegar el z贸calo inferior y superior

Terminados los z贸calos, dejar secar

Remataremos enmarcando la parte superior.

Dar la vuelta y pegar los abalorios a modo de patitas

Cortar ocho trozos de palito para formar el z贸calo

Ya esta terminado


El sueño de Gloria Por Matiyeye

Así se llama su casita, la de Gloria claro. Los días que hemos pasado en su casa, entre los paseos para conocer Bilbao y su entorno más los atracones gastronómicos a los que fuimos incitados alevosamente, los dediqué a restaurar su casita. Una pena no haber tenido tiempo para desmontarla por completo, es una estructura terrorífica, tanto que al aplicarle la cola las maderas (o lo que sea el material con que la fabricaron) se combaba, por no hablar de la tendencia a inclinarse hacia un lado de toda ella. Cambié los suelos de todas las habitaciones salvo el de la cocina por otros que imprimí para Gloria por encargo suyo así como los papeles de las paredes del baño y la habitación infantil. Aproveché un recipiente para velas (encontrado en los chinos como no) como bañera decorándola e inventándome los grifos como dios me dio a entender y pinté

el lavabo con spray del mismo color, unifiqué la tonalidad de los muebles del baño y le añadí algunos estantes además del porta rollos, ahora resta colocarle algunos frascos que ya le tengo hechos. La alfombra del dormitorio infantil está hecha por mí al igual que el llamador del dormitorio de la ama de la casa, las cajitas de bombones, la lata de aceite carbonell, el tapiz de la biblioteca la baraja de cartas y la cajita de taracea que hay en el despacho. También le coloqué estratégicamente listones y molduras de madera en las esquinas para disimular el torcimiento de las paredes. No me dio tiempo a dejar listo el interior de la fachada, pero Gloria acabará lo poco que le quedaba. Tiene Gloria preciosidades de muchos artesanos en su casita pero la cama del dormitorio principal que le hizo y vistió Pedrete me tiene alucinaíta


Historia del mueble Por Contar

ESTILOS Gótico El primer estilo del que hablaremos será el gótico. En nuestra afición, se presentaran pocas ocasiones para usarlo, aunque en las casas victorianas, el estilo más usado en las miniaturas de casas de muñecas sin lugar a dudas, se mezclaban muchos estilos, por el afán coleccionador que en esta época cobra auge. Este es el primer estilo, que se puede llamar propiamente así en el concepto de muebles, aunque desde los egipcios se pueden encontrar muebles tratados como obras de arte, y, apartir de aquí con formas mas o menos definidas en cada civilización antigua sobre todo en las mas importantes. El estilo gótico, se basa en la arquitectura. Y aunque el inicio de esta arquitectura comienza en el siglo XII, en los muebles que no están dedicados a las iglesias, catedrales o sitios relacionados con el culto, no llega a utilizarse hasta el siglo XV. Sus elementos principales de decoración son, arcos apuntados, tracerías, columnas, diseños foliados, y diseños textiles en forma de colgantes, guirnaldas, rosetones, flores de lis, rosetas y pináculos. Son muebles sólidos, suelen ser mucho mas altos que anchos, como los pináculos de las catedrales. Se construyen con maderas duras y pesadas, como el nogal y el roble, que les da apariencia de fuerza y solidez, se decoran con barnices, dorados, y es muy apreciado el efecto de los claroscuros en las tallas. Hasta el siglo xv, el mobiliario básico, sillas, mesas, arcones y camas, no se enriquece, con muebles para otros menesteres de

almacenamiento, aparecen aparadores, y armarios.

las

credencias,

El mueble mas importante de la casas es el arcón, tallado, policromado, esgrafiado, encordado, ensayalado. Con los herrajes de fijación y de seguridad finamente compuestos, siendo verdaderas obras de arte en si mismos. La decoración normal en estos arcones es la de dejar las armaduras lisas y los tableros decorados. Los sillones eran rígidos, de respaldos muy altos, con asientos de la misma madera o cueros bastante incómodos, lo cual se solventaba con el uso de cojines. Las camas solían ser amplias, muy altas, y cubiertas por un dosel que, en un principio, colgaba del techo, y mas tarde de unas columnas que partían de las esquinas. Las mesas en las primeras épocas, eran muy sencillas y con frecuencia consistían en simples tablas encima de unos caballetes, lo que les confería gran movilidad, de hecho el comedor no era una pieza de la casa hasta este momento, sino que se aprovechaba el sitio disponible según el numero de comensales, y las mesas se instalaban donde fuera necesario, incluidos los dormitorios, donde se comienza a tomar la costumbre de recibir a las visitas, para enseñar la riqueza del mobiliario y las telas. Y más tardíamente, en el apogeo del estilo, comienzan a usarse salones solo para este menester. Los escritorios sieguen siendo arcones mas o menos manejables, sirviendo las tapas como pupitre para apoyarse y escribir.


El estilo gótico, siguió vigente en el diseño de muebles hasta principios del siglo XVI. Con este estilo se alcanza, la perfección en los detalles de la decoración de muebles, la talla se traslada por primera vez a ellos como forma de arte, se imitan las cristaleras de las iglesia, perforando los paneles con detalles minuciosos, este efecto se usa sobre todo en vitrinas y credencias, así como en los lados de las sillas y sillones.

Dentro del estilo se distinguen dos tendencias, en una se dejan desnudos los montantes y los lados de los muebles, como si se dejase ver el armazón. La otra hace lo contrario y deja los centros lisos mientras los frentes, rincones, montantes y patas son ricamente tallados. Por ultimo decir que es un estilo que nos deja muchas muestras de muebles destinados al culto en catedrales e iglesia, pero muy pocos de mobiliario civil. Donde se conservan copias de muebles que existieron, pero hechas mas tarde, como recreación para los coleccionistas.

Sillón gótico Como vemos, en este sillón el estilo es inconfundible, los pináculos, cresterías y arcos apuntados no dejan lugar a dudas, quien vea este sillón sabrá sin duda de un primer vistazo, que es un sillón de estilo gótico. Es un gótico llamado afiligranado, con una apariencia de ligero, construido en madera de nogal, y tiene forma de trono, perteneciente seguramente a una catedral. Como vemos el respaldo es muy alto en comparación con el ancho, signo distintivo de este estilo, y es posiblemente español, que se puede saber por lo bajo que se encuentra el asiento.

Credencia gótica este es un mueble llegado a las casas particulares desde las iglesias, donde se utilizaban para guardar las ropas y enseres que se utilizaban en la misa. Suelen componerse con dos puertas abajo, y dos cajones sobre ellas. A las casas llega como complemento a los nuevos salones que se comienzan, a usar como comedores, que antes no existían, pues para comer se montaban las mesas con caballetes y tableros según las necesidades del momento. Es un mueble recio con un sobre que se podía utilizar para trinchar las carnes o apoyar los platos que no cabían en las mesas, o se servirían mas tarde.


Aparador gótico miniatura Este mueble es una evolución de la credencia, a las que se les adosa una parte alta que podía servir para guardar o exponer enseres, y dar mas lujo a los nuevos salones comedor. Es una miniatura muy lograda. Podemos apreciar como las tracerías y tallas en forma de flores de lis, así como los escudos nobiliarios tallados, imitan las formas de los edificios góticos, sigue siendo un mueble al que se identifica sin dudas como de este estilo.

Aparador gótico mini2 Esto aunque no lo creáis también es una miniatura, la recreación de un aparador gótico, toda una joya de las miniaturas, se puede apreciar como el artesano a recreado con toda minuciosidad todos los detalles que hacen que no dudemos ni un segundo en decir a que estilo pertenece.

Silla gótica Esta silla es una recreación moderna de una de las silla que se podían usar en alguna casa acomodada, posiblemente de alguien perteneciente al clero, el respaldo no deja lugar a dudas con las rosetas caladas, la tracería, y los arcos, así como la altura y la terminación en forma de pináculo, en el asiento se han tomado alguna concesión al acoplar el asiento almohadillado, que en su tiempo seria una almohada puestas sobre la tabla.


Cama de estilo neo gótico En nuestros días aun se recrean muebles de este estilo, como esta cama que aunque muy baja y de formas estilizadas, rememora con sus formas las lacerias y arcos de las antiguas catedrales. Construida en metal, y complementada con una silla que aunque no tiene nada que ver con el verdadero gótico, lo recuerda intensamente.

Con esto creo que este estilo esta suficientemente explicado, quizás sea uno de los mas sencillos de reconocer, gracias a sus formas inconfundibles, y que marcó los estilos siguientes sin ninguna duda durante muchos siglos, a pesar de que los expertos certifican su caída a principios o mediados del siglo XVI, existe un periodo de transición, donde se aprecian superposiciones de decoración gótica y renacentista, que sera el siguiente estilo del que trataremos, siguiendo la cronología.


Alfombra Flor de Oriente DeGamonal Esta alfombra está basada en un modelo chino del siglo XVII de terciopelo, cuyos colores cambiaban con la dirección de la luz. En el centro, un medallón de loto, símbolo de pureza. El follaje en cada esquina significan el deseo de riqueza y prosperidad. Las esvásticas

multiplicadas en el borde de la alfombra significa tenían un simbolismo en China muy distinto al que tiene actualmente en Occidente: que las bendiciones se multiplican muchas veces.


Escuela antigua Por Marjai Esta escuela antigua es mi primera y única escena por el momento; soy novata, pero una vez que entras en el minimundo….ya no puedes salir! La idea era hacer un regalo original, distinto y muy personal a la “tía Carmen”, maestra vocacional ya jubilada. El proyecto tenía que ser simple, por ser yo novata, y la austeridad de las aulas de la época (en comparación con las de hoy en día) me hizo decidirme. Así que un par de pupitres, la tarima con la mesa de la señorita y la estantería seria suficiente. Lo demás serian detalles que es lo que “anima” la escena. Los muebles están hechos en madera de balsa, no es muy resistente pero muy fácil de trabajar, se corta con un cuter. Los libros están cuidadosamente elegidos y simplemente son

imprimibles a escala de la portada en papel fotográfico brillante y pegados sobre cuadraditos de madera de balsa. También son imprimibles el reloj, el mapa, la foto de Franco, las cartillas y la caja de pinturas, dan mucha personalidad a la clase. La estufa es la caja de un carrete de fotos; en su tapa he clavado dos chichetas y he pintado de dorado, le he puesto 4 abalorios como patitas, y le he puesto una pajita de beber como chimenea. Luego hice una puerta con un cuter…y listo!!! Otros complementos fáciles que dan ambiente son el crucifijo y la regla, de madera, la bola del mundo que es una canica, el baby de tela, un par de carteras de piel, la papelera… Y lo que mas me gustó personalizar, fue la pizarra, madera de balsa pintada con pintura

negra y escrita con pintura blanca, con el nombre de la “Seño” L a planta fue un regalo de una amiga del foro (Tuporaki), y ya lo más complicado….pues eso lo hizo mi padre: la electrificación, con adorno de cable e interruptor incluido. También me ayudó con la estructura y con lo que se me iba resistiendo, (gracias papá). A Carmen le encantó, y yo estoy animada a seguir, tengo mucho que aprender, pero gracias al foro voy haciéndolo poco a poco…Gracias a tod@s por compartir, es otra de las cosas que me encanta de las minis, compartir la afición con tod@s vosotr@s. ¡Feliz vuelta al cole! Maria Jesús Andrés (marjai)


Cuarto de costura Por Auxiliadora Romero Todo empezó en una conversación con compañeros miniaturistas. Todos comentaban que rara vez se acababan las escenas de costura que se comenzaban así que yo dije que haría uno y que la terminaría, y así fue. La caja, entre otras muchas cosas de las que contiene la escena, la compre en Madrid, en un viaje que hice para la

feria de miniaturas de Noviembre. Originalmente era una caja para guardar fotos, así que la tueneé. Busque un trampantojo para imitar una ventana, donde pudiera ver un paisaje bonito cuando me pongo a coser. La maquina la compre en una Feria Medieval en Jerez. El mueble es de un fascículo, lo personalice a mi gusto. La tabla de planchar y

la plancha son de una tienda de Bruselas, también el maniquí y la jaula. El pie de la jaula lo hice yo con alambre verde. También hay regalos de mis amigas. Así que, como veréis, para mi es un “minitesoro” por todos los recuerdos que contiene. Para que no ocupe mucho espacio en mis casa la tengo colgada en la pared.


Vestidos de epoca Por Luca

Como a la mayoría de nosotros, a nuestra habitual modista Auxiliadora Romero, se le ha ocurrido la gran idea de irse de vacaciones este verano, solo que, como a solo unos pocos privilegiados, a ella se le ha ocurrido irse durante dos meses, así que ha aparcado la aguja y el hilo y se ha negado en rotundo a ejercer labor alguna durante este tiempo. Así que, para compensar, nos ha enviado una selección de algunos de los vestidos que ha realizado con anterioridad. Uno de los patrones de estos vestidos ya lo hemos publicado, y el otro lo publicamos a continuación. Solo tenéis que seguir los pasos que ya ha publicado aquí en ocasiones anteriores para realizar cualquiera de los que os guste de esta selección.


Patrones Por Auxiliadora Romero


Helados Por Juana Rodriguez (Eden)

Materiales: fimo colores blanco traslucido amarillo fimo liquido y los colores deseados para las bolas tizas pastel de color ocre ,amarillo y marron un trozo de tul alfiler cuchilla pinturas vitral y frutitas Realizaci贸n:

Se mezcla fimo blanco, traslucido y amarillo. Se estira bien y se marca con el tul.

Se corta un trocito y con la ayuda de un palillo de modelar se le da forma, se recorta el sobrante


y se deja a la espera ,yo use canillas de maquina de coser que pueden ir al horno antes de hornear darle color con tizas pastel de los colores que se ven hasta que estĂŠn a tu gusto. Hornear y listas.

Ponemos la bola del color deseado aplastĂĄndola un poco y con un alfiler se le hace piquitos alrededor imitando a los del helado

Para hacer la nata mezclamos bien un poco de fimo liquido y un poco de fimo blanco lo deshacemos muy bien hasta que nos quede la textura de la nata

Ponemos en una bolsita y cortamos un piquito muy fino, decoramos los helados con la nata y unas frutitas o al gusto y volvemos a hornear


Y el ultimo toque es darle un poco de pintura simulando el sirope

Y este es el resultado

ÂĄÂĄque aproveche !


Minilija Por Poli A veces tenemos que acceder a sitios en los cuales no podemos utilizar las herramientas convencionales y es por ello que tenemos que, como diría mi querida suegra, “buscarnos al tío maña”. En este caso la herramienta casera que nos vamos a preparar es para lijar en sitios estrechos o de difícil acceso. Materiales: Papel de lija fina un palillo plano una lima pegamento

Lijamos el palillo hasta dejarlo tan fino como necesitemos.

Una vez que lo tengamos rebajado a nuestro gusto, lo pegamos al papel de lija. Lo recortamos y ya tenemos nuestra pequeña lima preparada.

Podemos hacerla de diferentes medidas y grosores, dependiendo donde necesitemos utilizarla. Un pequeño ejemplo de su accesibilidad y utilidad.


Sillon de piel Por Piedad Torres Materiales: – Sofá individual – Polipiel negra – Pegamento de tela – Loctite – Tijeras – Rectángulo de cartón – Lazo negro de 2 mm

1. Desmontamos el sofá, la parte que nos interesa es la base de madera. A la base le quitaremos la tela y todos los restos de pegamento, ayudándonos con un cutter.

2. Dibujamos en la tela el patrón. Recortamos las piezas y las pegamos a la base. Si una vez pegado sobresale la tela, la cortamos al ras de la madera. Ya que al ser la piel gruesa, si la doblamos nos daría un efecto raro.

3. Rematamos el canto delantero, con lazo negro. Lo pegamos con el pegamento de tela.


4. Recortamos un rectángulo de cartón de 4,5 cm por 14, 5 cm (yo he usado el que va dentro de las bolsas de papel)

5. Pegamos el cartón a un trozo de tela, los extremos los pegamos hacia el interior. Ponemos pegamento en la parte de arriba y doblamos hacia abajo. Recortamos la tela que sobresale del cartón.

6. Por último pegamos el cartón forrado a la base, presionándolo muy bien para que se quede fijo y fuerte.


Vuelta al cole Por Raquel DeGamonal


1ª FERIA INTERNACIONAL DE MINIATURAS ANDALUCIA 2010 NERJA Por Eva Alonso (Tatalamaru) Una feria diferente, con carácter familiar. Se respiraba alegría, nerviosismo y buen hacer. Las ilusiones eran muchas, y se han podido cumplir. Artesanos y aficionados al mundo miniaturil, han salido satisfechos de esta primera edición en la feria del Sur. ¿Qué más se puede pedir?

Se celebró en un marco incomparable, los salones del hotel acogedores, la gente amable. Se vieron trabajos extraordinarios, de una calidad sin igual. Había mucho nivel. Para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Agradecimientos a los organizadores y a todo el mundo en general, por que gracias a lo aportado por cada uno, ha sido una feria fenomenal.

Eva Alonso (Tatalamaru)


Lo hicieron posible: Raquel DeGamonal http://nuestrasminis.blogspot.com

Pepi MartĂ­nez Luca http://miniaturasparaelsa.blogspot.com

Eva Alonso http://tatalamaru.blogspot.com/

JosĂŠ Luis Lalana Poli

http://miniaturasmjose.blogspot.com www.telefonica.net/web2/miniaturasmjose

Juana Rodriguez Eden http://lasminisdeeden.blogspot.com/

Paqui Arana Paquicheli http://paquicheli.blogspot.com


Matiyeye http://minisparacasitas.es.tl

Jorge Cubells http://miniaturasavalon.blogspot.com

Auxiliadora Romero

http://lasminisdeauzilio.blogspot.com

Piedad Torres Pity

http://pityminis.blogspot.com

tallerdeminiaturas@gmail.com


Taller de Miniaturas nº 5  

revista de miniaturas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you