Page 1

E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n


CAMINOS de la BICI Autores Copyleft del texto: Manuel Guerrero Jiménez © Copyright de las fotografías: Jesús Claudio García Maldonado Corrección Francisco Vida Gonzalo Pulido

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Edita Manuel Guerrero Jiménez caminosdelabici@gmail.com

Diseño y Maquetación Taller del Sur Comunicación S.L. - www.tallerdelsur.net

Diseño de cubiertas Jose Manuel, Carlos Gualberto y Rafael Melquíades Guerrero. Fotografía de cubiertas Jesús Claudio García Maldonado. Impresión: Gráficas Andalusí Depósito Legal: GR 3674-2011


E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

CAMINOS de la BICI por la COMARCA de HUÉSCAR

MANUEL GUERRERO JESÚS CLAUDIO


E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

A todos los que me han hecho disfrutar tanto de la bici. Y en especial a José Arregui, Gregorio Morillas, Clemente Marín, José L. Zapata, Manuel Cepero, Pedro Guerrero y Rafael F. Cano.


E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Ruedas que necesitan otras ruedas encadenadas siempre a los pedales te llevan a las brañas estivales menoscabando hayedos y acebedas. Erguido en el sillín, jamás concedas respiro ni cuartel a las mortales angustias de las cuestas verticales, las pistas, los senderos y veredas.

Se queja el plato al engranar los dientes; alas de fuego das al peso muerto para subir las últimas pendientes. Y al fin, sobre ti solo el cielo abierto, cercado por montañas reverentes que dan la paz al vencedor del puerto.

Paco Vida. Santander, Julio 09


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n A Mari Carmen


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n


CAMINOS de la BICI

9

ÍNDICE

Pág.

Resumen y datos de rutas y variantes......................................................... 10 Prólogo......................................................................................................... 13 Introducción.................................................................................................. 17 Los caminos rotos........................................................................................ 19 Organización del libro................................................................................... 21

Long.

Dific.

R 1. Las vueltas a La Sagra................................ 51............. M.................... 24 R 2. Caminos de agua......................................... 30............. B.................... 42

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

R 3. Vuelta a Perico Ruiz.................................... 27............. A.................... 52 R 4. Vuelta al Moncayo....................................... 24............. A.................... 64 R 5. Tejuelo y ValdePalacios............................... 20............. A.................... 70 R 6. Sierra Seca....................................................-............. AA................... 78 R 7. P.N. Sierra de Segura....................................-.............. A.................... 90 R 8. P.N. Sierra de Cazorla...................................-.............. A.................... 98 R 9. Pantano de San Clemente........................... 42............. B.................. 104 R10. P.N. Sierra de Castril.................................... 18............. A.................. 112 R11. Huéscar - Castril.......................................... 68............. A.................. 118 R12. Castril - Los Laneros.................................... 26............ MA................. 126 R13. Castilléjar por Torralba................................. 35............BM................. 132 R14. Galera y Castilléjar....................................... 32............. B.................. 140 R15. Badlands, barrancos y cañadas.................. 27............. B.................. 148 R16. Valle del Barbatas........................................ 21............ BB................. 154 R17. Sierra de Orce............................................. 30............. M.................. 160 R18. P.N. Sierra de María..................................... 52............ MA................. 166 R19. Torre del Salar.............................................. 33............. M.................. 174 R20. Botardo y Cañepla....................................... 55............. M.................. 176 R21. Pedrarias y Campo de la Puebla................. 50............. M.................. 186 R22. El Morrón de los Lobos................................ 20............ AA................. 192 R23. Fuente de la Carrasca................................. 41............ MA................. 198 R24. Pinar de la Vidriera...................................... 20............ AA................. 204 Epílogo a las rutas...................................................................................... 211 Apéndice A. Topónimos e Historias............................................................ 212 Apéndice B. Viajes de verano.................................................................... 229 Epílogo....................................................................................................... 239


CAMINOS de la BICI

10

RESUMEN DATOS de RUTAS y VARIANTES

Long

DNA

%T

km

m

Tierra Dif

R1. Las Vueltas a La Sagra

51

550

V1. Perico Ruiz

12

V2. CampoFique

18

V3. Vereda del agua

RUTAS

Aprox Cicla- Cota km bilidad máx. Pág.

M

100

1478

27

338

80

MA

100

1291

33

270

100

MA

95

1250

33

7

100

80

B

100

1140

33

V4. Caminos de Jubrena

10

60

100

B

100

1095

34

V4a. Canal de Carlos III

13

100

95

B

100

1050

34

V5. Cuesta de Almorox

3

225

100

A

50

1327

35

V6. La Fuensanta

5

200

100

MA

100

1363

35

V7. Carretera de la Puebla

9

300

0

B

100

1474

35

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

10

V8. Cuesta de Viana

3

15

100

MA

95

1474

36

V9. Pies de La Sagra

21

200

100

MA

98

1564

36

V10. El Patronato

6

-400

100

B

100

1516

37

V11. Las Fuentes- Escribano 16

300

70

A

100

1375

37

V11a. Las Fuentes-Dengras

4

150

70

M

100

1151

37

V11b. Las Fuentes-Raigadas 20

150

70

B

100

1160

37

V12. Canal de S. Clemente

17

60

0

B

100

1050

37

V13. La Hoya Yuza

1

-10

100

B

100

1030

37

D0. Morrón de los Lobos

20

600

100

AA

100

1790

38

D1. Fuente de las Yeguas

8

300

100

MA

100

1540

38

D2. Refugio de las Víboras

10

400

100

A

100

1639

38

D3. Fuente del Maguillo

2

40

100

M

100

1575

38

D4. Fuente de Montilla

2

20

100

B

50

1526

39

D5. Puerto La Sagra

12

400

0

A

100

1740

39

D6. Peñón del Toro

16

550

100

AA

100

1789

39

La Vuelta más larga (!)

80

1300

50

A

100

1467

39

La Vuelta más terrosa

62

1100

98

A

100

1564

39

100 A 13+13 100

La Vuelta más ceñida

25

La Vuelta más bonita

...

1564

40

...

40 43

R2. Caminos de agua

30

200

85

B

0

100

1068

Vs. Varias y sencillas

6

B

51

R3. Vuelta a Perico Ruiz

27

450

80

A

100

1337

53

V1. Collado Fernando

4

250

100

AA

80

1195

61 61

V2. La Hoya de Titos

2

80

100

B

100

1260

V3. Canal de Carlos III

13

100

90

B

100

1050

62

Vx. Otras variantes

100

62

D1. CampoFique

100

A

90

1250

62

D2. Atalaya de las Teas

2.5

180

100

AA

100

1250

63


Datos de las Rutas

11 Long

DNA

%T

km

m

Tierra Dif

R4. Vuelta al Moncayo

24

650

100

A

9+9

100

1651

V1. Cubero

B

V2. Los Morales

3

-20

40

B

90

1332

V3. Sin nombre

7

-400

100

A

90

1533

V4. Cortijo Moncayo

A

R5. Tejuelo y ValdePalacios 20

300

80

A 31+31 100

1705

71

V1. Subida puerto de La Sagra 6

400

0

A

100

1740

75

D1. Valdefuentes

3+3

150

100

B

100

1730

75

D2. Pista de la Matea

3+3

250

100

MA

100

1526

75

D3. Barranco de los Pastores 3+3

150

40

B

100

1543

76

D4. Tinada de Prado Puerco

76

RUTAS

Aprox Cicla- Cota km bilidad máx. Pág. 65

15

100

BB

100

1570

76

D6. Aproximación a Guillimona 3+3

150

100

MA

100

1806

76

79

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

0,6

D5. Tovilla y Pinar de La Vidriera … R6. Sierra Seca

PP. Subida al Peñón del Toro V1. Laguna y Tornajuelos

… 9

500

100

AA 22+22 100

1836

81

9+9

400

100

AA 31+31 100

2136

82

V2. Prados del Conde y SuerteSomera

8+8

-250

100

AA 31+31 100

1836

83

AA 31+31 100

1885

86

91

V3. Cañada LaMienta

24

500

100

R7. P.N. Sierra de Segura

R7a. Los Centenares

33

300

100

AA 40+40 100

1745

92

100

100

MA 40+40 100

R7a. V1. Banderillas, Pinar Negro 8

-1000 100

1800

95

100

1633

95

A 40+40 100

1770

96

99

R7a. V2. AguaMula

15

B

R7b. Fuente del Segura

43

800

100

R8. P.N. Sierra de Cazorla

R8a. H. Perea y el Guadalentín 45

300

100

R8b. H. Perea y el Borosa

37

150

100

R9. Pantano San Clemente

42

200

50

B

V1. Maza Chica

0,5

5

100

4040 …

A 31+37 100

1836

100

100

1836

102

100

1272

105

B

100

1072

110

MA 31+x

V2. Lecho del Pantano

110

V3. Chaparral y Escribano

16

250

60

A

100

1385

110

V4. Los Pilares

4

20

100

B

100

1140

V5. Los Dengras

7

60

60

B

100

1164

A

100

1412

111

D2. La Pegueruela

D1. La Umbría Mora

6+6

380

100

A

100

1474

111

D3. Fuente Alta

3+3

50

100

B

100

1193

111

R10. P.N. Sierra de Castril

18

450

90

A

50

100

1487

113

D1. Cerrada de Lézar o del Buitre 1.2

100

100

A

100

1100

116

D2. Cerrá de la Malena

200

100

BB

100

1135

116

10


CAMINOS de la BICI

12

Long

RUTAS

D3. Nacimiento del Castril

DNA

%T

Aprox Cicla- Cota

km 18

m Tierra Dif 350 100 MA

km bilidad máx. Pág. … 100 1170 116

D4. Hoyos de Moreno

18

500

100

A

100

1443

117

R11. Castril - Huéscar

68

700

50

A 25+25 100

1600

119

V1. Cerrada de Castril

3

150

5

80

916

125

R12. Castril - Los Laneros

26

400

95

MA 25+25 100

1090

127

Vs. Subidas al Campo del Rey …

A

R13. Castilléjar por Torralba 35

B

150

80

BM

100

960

133

B

139

D1. Canteras del Guggenheim …

B

139

D2. A.R. de Las Presas

7

30

70

B

100

808

139

D3. Lago de los Carriones

3

50

0

B

100

790

139

R14. Galera y Castilléjar

32

200

25

B

100

962

141

V1. Cortijo de Felín

38

300

90

M

100

1021

146

V2. Santa Catalina

39

400

0

M

100

1124

147

D1. El Lago

3

50

0

B

100

790

147

R15. Badlands, Barrancos y 27

200

100

B 10+10 100

960

149

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

V1. Por Cerro Negro

D1. Cascaborras

M

D2. Camino a Castilléjar

B

V3. A los Carriones

B

R16. Valle del Barbatas

21

150

70

BB

100

950

155

R17. Sierra de Orce

30

700

90

M 14+14 100

1471

161

V1. La Alquería

9

60

50

B

100

1010

165

R18. Sierra de María

52

1200

50

MA 36+36 100

1400

167

R18b. La sabina milenaria

27

700

100

AA 31+31 100

1690

171

R18b V1. Vuelta al Cabezo

16

300

AA

R19 Torre del Salar

33

300

95

M

100

1000

175

V1. V. Micena y Llano de Almaida 11

80

100

B

100

980

178

V2. Fuente Nueva

16

120

95

B

100

990

179

R20. Botardo y Cañepla

181

55

400

80

M

100

1140

V1. Cañada Caravaca a Pinelo 10

150

100

B

100

V2. Cortijo del Hambre

6

50

100

B

100 …

V3. Cortijo de Dª Dolores

7

60

100

B

100 ...

R21. Pedrarias

50

250

100

M

8+8

100

1163

187

R22. El Morrón de Lobos

20

600

100

AA 15+15 100

1785

193

V1. Alquería Rosales

V2. Estepar

28

-450

100

R23. Fuente de la Carrasca

41

800

90

V1. Cañadas de la Cruz

30

-300

5

BM

R24. Pinar de la Vidriera.

20

600

80

Totales 1686

B

1401

196

B

100

1474

197

MA 24+24 100

1805

199

100

1536

202

AA 40+40 100

1853

205


Prólogo

13

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

PRÓLOGO

Dicen, los que saben de palabras, que placer es sinónimo de agrado, goce, gusto, incluso de diversión y entretenimiento. Yo incluso añadiría que el placer está asociado a aquellas cosas que hacemos y de las que nunca nos arrepentiremos; muy al contrario, permanecerán durante mucho tiempo en nuestro recuerdo. Pues bien, pocos placeres pueden compararse al que se siente al recorrer el campo subido, pedaleando, en una bicicleta de montaña. Llegado este punto, y para que nadie me tache de imparcial o mentiroso, debo confesar mi condición de ciclista de montaña empedernido, hasta el punto de, en ocasiones, anteponer el paseo en y con mi bicicleta a otras actividades más solicitadas por el resto de los mortales. A ello colaboran un reducido grupo de amigos -entre ellos un tal Manolo Guerrero- que, con apetencias parecidas a las mías, no dudan en seguir mi ejemplo, o yo el de ellos, que a fin de cuentas es lo mismo. No quiere ello decir que no reconozca la dificultad de esta práctica deportiva que, justo es reconocerlo, en ocasiones roza lo inhumano: empinadas cuestas, caminos “rotos” y polvorientos, vertiginosas bajadas con trampas que te esperan a la salida de cada curva… Pero todo ello se difumina e, incluso, se convierte en un aliciente más cuando cabalgamos sobre el sillín de nuestra “bici”. Las mayores pendientes se convertirán en excusa para realizar el ejercicio físico que buscábamos, nuestra autoestima se verá acrecentada al vernos capaces de superar tamaña dificultad y las descarnadas pistas supondrán un motivo para demostrarnos que, con probada solvencia, poseemos la técnica suficiente para mantener el equilibrio en las situaciones más comprometidas. Tan solo una delgada línea separa el placer del dolor en esto del ciclismo de montaña: el no saber dónde se está, el desorientarse y, en el peor de los casos, el perderse. En ese momento, por aquello de la fatalidad, no encontraremos a nadie que nos auxilie y de poco nos servirán las indicaciones que nos dieron al salir del pueblo, unas veces porque el que nos las proporcionó, aunque parecía haberlo recorrido cien veces, no conocía el camino y, otras, porque no recordamos las instrucciones que nos dieron.


14

CAMINOS de la BICI

Aquí es cuando cobra especial importancia el poder “disfrutar” de una buena guía que, de forma amena, nos permita planear la ruta en nuestra casa, el día de antes, e, incluso, consultarla cuando la estemos realizando y tengamos alguna duda o, simplemente, queramos hacer una breve, o menos breve, pausa en nuestro viaje con un libro en las manos y bajo la sombra de un árbol.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Dentro de este marco, y con el objetivo de poder pedalear, sin perdernos, y por lo tanto disfrutando del camino, se encuadra el libro que tenemos en nuestras manos. Escrito de forma amena, fácil de leer, dando la importancia necesaria a las indicaciones que, inevitablemente, son necesarias para poder realizar nuestro viaje, pero sin convertirse en un texto ininteligible, saturado de términos de orientación y situación que dificultarían la lectura del texto. Se adereza con comentarios que, por una parte, nos ilustran sobre la personalidad de los autores y, por otra, nos llevan a reflexionar sobre temas íntimamente ligados al ecologismo y la defensa de la naturaleza, hoy tan en boga. Todo ello narrado de forma culta y a la vez cercana, con buen estilo literario, pero sin caer en una falsa erudición que no haría sino empañar la limpieza del escrito. Ello no es óbice para que el libro pretenda ser riguroso, y buena prueba de ello es el apéndice en el que, con auxilio del investigador D. Vicente González Barberán, se dan detalles de muchos de los topónimos que aparecen a lo largo de las rutas, demostrando el interés de los autores porque las personas que lean el libro y recorran sus caminos unan al placer del pedaleo el goce del saber. Qué sería de un libro “de rutas en bicicleta” sin la imprescindible cartografía y una buena galería de imágenes. De nuevo los autores merecen todos los parabienes, ya que en estos dos apartados alcanzan una altísima calificación. Excelente calidad de las imágenes que, además, ilustran perfectamente las rutas que se están describiendo, ya que se refieren a las mismas, y con encuadres propios de personas que aman, tanto el arte fotográfico, como los paisajes que en ellas aparecen. Baste como ejemplo la fotografía, situada en las primeras páginas del libro, en la que la silueta del ciclista se enfrenta a la mole piramidal de La Sagra. También los mapas cumplen su necesaria misión: ofrecer, de forma clara y legible, tanta información como para que el ciclista esté informado y tan poca como para que sea capaz de procesarla. Excelente el mapa general de la ruta que rodea a la sierra protagonista del libro y perfectos los mapas que, de forma más detallada, ilustran el recorrido de cada una de las variantes de la misma. .Y, no piensen que me había olvidado de ello, aunque con mi edad el olvido es una virtud, es llegado el momento de hablar de la, como antes comentaba, auténtica protagonista de esta guía: la Sierra de La Sagra. Esa que recorta su inconfundible silueta en el horizonte ofreciéndose a todos aquellos que se asomen a ese inmenso balcón que es el Altiplano de Granada. Comentaba antes que ejercicio físico y técnica se aúnan en el deporte del ciclismo, pero la bicicleta de montaña ofrece un aliciente más: recorrer paisajes sorprendentes y espectaculares. Y, dentro de ellos, no nos queda más remedio que situar el que en este libro se encuadra. La Sagra, yo he tenido la suerte de pedalear en ella, acompañado por uno de los autores, presenta valores paisajísticos y


Prólogo

15

naturales encomiables y suficiente dificultad técnica, desde el punto de vista del “pedaleo”, para poder sentir ese placer del que hablaba al principio de este prólogo. Situación acrecentada por el hecho de que parece distinta dependiendo de la época del año en la que la recorramos. Un motivo más para felicitar a los autores por habernos regalado el instrumento necesario para “no perder el norte” cuando decidamos, y debemos hacerlo pronto, que las ruedas de nuestra bicicleta hollen los territorios de La Sagra.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

.El prólogo debe de dejar paso a los auténticos protagonistas: los autores, sus textos, sus mapas, sus fotos y, por supuesto, La Sagra. A los demás sólo nos queda seguir los caminos que, acertadamente, Manuel Guerrero y Jesús Claudio nos han marcado y que nos ayudarán a no errar en el cruce, a evitar caminos cerrados, que -¿a desalambrar?- deberían ser cada vez menos, y a disfrutar de unas magníficas rutas y, por supuesto, de un estupendo libro que hará que, si te acercas por primera vez a La Sagra, te hechice y te obligue a volver a ella, y, si ya la habías visitado, o eres de aquí, que aprendas a amarla, si es que no lo haces todavía.

José Antonio Arregui Díaz

Granada, septiembre de 2011


CAMINOS de la BICI

E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

16

Campos de Hern谩n Perea


Introducción

17

INTRODUCCIÓN Cuando llevaba ya muchos años siendo de Huéscar, dándole vueltas, y creyendo conocerla un poco, me encontré con la bici; salí con ella y descubrí un mundo. Descubrí que mi comarca tenía muchos más sitios y caminos de los que en mi imaginación cupieran. Llevo años conociendo y disfrutando recorridos que no dejan de sorprenderme y de darme muchos de mis mejores ratos. Cuando se los cuento a alguien, la mayoría de las veces la cara se les pone de ignorancia, otras de envidia.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

El haber disfrutado tanto al recorrer y conocer sitios a veces tan nuevos para mí, y en muchas ocasiones tan desconocidos para otros, me ha llevado a escribir, o mejor componer, este libro que tienes en las manos. Si eres de los que desde siempre has recorrido tu comarca ya conoces lo que sigue, pero si eres huesquerino nuevo, o, si no tan nuevo, has descubierto recientemente el placer de recorrer tus campos y tu pueblo, aquí tienes muchas ideas e información útil, que espero que disfrutes, al menos tanto como nosotros. Tratar de escribir los sitios, caminos y veredas que recorren la comarca de Huéscar es tarea excesiva. Aquí intento, intentamos los que hemos participado en esto, dar ideas, pero no darlas todas, que tampoco las conocemos; sí queremos dar pistas para recorrer y conocer mucho, y para que, ya metidos en gastos y en veredas, descubra cada uno rutas nuevas, o al menos nuevos tramos que recorran los sitios de siempre. Si además tienes la ventura de descubrir senderos o parajes inéditos, felicidad completa, y en ese caso, si nos los decís, si nos enseñáis parajes nuevos, muchas gracias ya, y buscaremos la forma de que se conozcan. La selección de las rutas ha sido fácil, hemos puesto casi todas las que conocíamos. Organizarlas ha sido historia más difícil, pero creemos que a poco rato que eches con este libro y con sus mapas, códigos y símbolos, te manejarás con él tan bien como nosotros. Y si te pierdes, no te preocupes mucho, a veces hay pocas cosas más bonitas que perderse; siempre que uno se pierde encuentra algo, o alguien, o un camino de vuelta. Además aquí por Huéscar siempre nos quedará La Sagra, y con La Sagra vista, orientación hallada. Además en la bici, como en la vida, casi siempre es mejor salirse del camino (SdC) que seguir la pista principal (SPP). Sabemos que hay muchas más rutas, casi infinitas y casi inescrutables, nosotros hemos puesto aquí creemos que suficientes para conocer, cubrir y recorrer casi por entero la comarca. Seguro que muy cerca de los caminos propuestos hay otros, incluso más bonitos, que ni siquiera nombramos. Y más allá de los límites de la comarca, que a veces rebasamos, es seguro que también hay más y mejores. Pero así como los límites de la comarca ni siquiera se ven cuando se pasan, los límites de un libro están más claros. Esta guía quiere ser comarcal, quiere ser una guía en el Altiplano pero, por defecto de nacimiento o de vivienda, vemos el Altiplano desde Huéscar y como, por otro lado, sólo sabemos hablar de lo que conocemos bien, la zona de Huéscar domina sobre el resto. Lo sentimos y esperamos que alguien llene el hueco. Casi todas las rutas están hechas desde y para la bici, pero muchas pueden hacerse en coche y bastantes tramos valen la pena andando; otras veces


CAMINOS de la BICI

18

el coche facilitará las cosas. Intentaré dar la información y recomendaciones oportunas. Lo mejor es que, en un rato de mapas, de mesa y de experiencia, con este libro cada uno pueda montar la excursión suya. Que lo mejor siempre es lo de uno. Tener la ocasión de escribir en público pone en bandeja la tentación de decir impertinencias, espero que cada cual distinga con claridad lo pertinente de la perorata y aprenda a saltarse la tabarra.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Sabemos que no descubrimos nada nuevo, todo lo ha ido haciendo la naturaleza y el hombre con el tiempo, todo estaba hecho y casi siempre visto; nosotros sólo hemos mirado, medido y recogido lo que nos fue gustando y no habíamos visto nunca junto y por escrito. Procuraremos citar las fuentes cuando las haya y las conozcamos. Hemos trabajado mucho por equivocarnos poco, pero las ocasiones de error son tantas que muchas se nos habrán colado, esperamos no crear conflictos y nunca te fíes de todo ni del todo, aquí pasará como en la vida, aunque esté impreso. A don Vicente González Barberán debemos muchas de las notas históricas y curiosas que se recogen en el apéndice de topónimos del libro. Con esfuerzo y paciencia ha sabido resumir en una o pocas líneas tanto saber como encierra sobre todos y cada uno de los topos que iba preguntándole, o recorriendo. Esperamos que el recorrer la comarca y poder disponer del significado y la historia, aunque breve, de los nombres de algunos sitios, hagan la bici aún más agradable de lo que ya lo es sola. Que como se decía en un libro de Saramago “No hay cuestión que más agrade al peregrino que conocer la razón del nombre de las cosas”, y de los sitios. Tengo que agradecerle a Atlas, a Mercator, al IGN y a GoogleEarth, el haber hecho de la cartografía algo tan perfecto, accesible y asequible; sin ellos este libro sería otra cosa. A Leonardo da Vinci, y todos los que le siguieron en el tema, el haber conseguido el invento de la bicicleta estable. Y a Paco Vida, su entrega para que este texto no fuese un fárrago de faltas y de sobras. Sin ellos este libro no hubiese sido.

La cara norte de La Sagra.


Los caminos rotos

19

Los CAMINOS ROTOS Desde hace algún tiempo están “rompiendo” poco a poco los caminos de siempre. Los nuevos señores de la tierra repiten historias antiguas, de cuando el “Panamá Oscense”. Parece ser que algunos señores, hace ya mucho tiempo, se apoderaron de algunas partes de la tierra del común con la connivencia de la autoridad. Ahora, empiezan a adueñarse de caminos que hemos recorrido siempre, caminos pasajeros, caminos que siempre han unido puntos lejanos, también con la aparente pasividad de la autoridad. Cada día es más frecuente tropezar con una alambrada, una valla, una puerta con candado, o una pértiga, innecesarias; cuando no grandes piedras cerrando los caminos. Parece que ha retornado el triste estilo de los tiempos del citado Panamá Oscense del siglo XIX.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Éste es mi alegato, mi aportación a una lucha parece que perdida de antemano, para que los caminos que siempre han sido pasajeros y abiertos vuelvan a abrirse y sigan siendo para el tránsito. Hoy más que nunca resuena en mi cabeza aquella canción de Víctor Jara que gritaba ‘a desalambrar, a desalambrar que ...” . Parece difícil demostrar de quién son los caminos. Hay quien dice que “todos los caminos son privados mientras no se demuestre que están registrados como públicos”, pero con la misma contundencia y con más lógica puede mantenerse que “los caminos por los que siempre se ha pasado, que unen puntos distantes, que atraviesan varias fincas, que tienen nombres en los mapas del catastro y en otros, serán caminos públicos mientras nadie demuestre documentalmente que son suyos”. Y una de tres, o la autoridad los abre y los mantiene abiertos, o cada uno vamos provistos de herramientas que los abran, o perdemos los caminos. Puede que en algún caso algún camino sea privado y documentalmente probado; que lo cierren si quieren y las leyes lo permiten. Puede que a veces la actividad ganadera exija el cercado de una finca, pero eso no supone cerrar el paso. Existen pasos eclesiásticos, o canadienses; existen puertas y portillos que se abren y se cierran; existen formas de vallar la finca sin cerrar los caminos. La seguridad, para el ganado, de una puerta franqueable por las buenas es mayor que la de una puerta o valla que puede ser rota, quedar abierta y el ganado suelto. Aparte de que hay más vallas que ganado, la mayoría de las cercas y puertas ni encierran nada ni son insuperables. He recorrido muchos caminos y senderos por tierras asturianas y navarras llenas de prados y ganado, y todos los caminos eran pasajeros, los cierres siempre podían ser abiertos y cerrados, y allí sí que hay ganadería. Yo hace tiempo escribí al Ayuntamiento expresando mis datos y mi preocupación, no tuve respuesta; pero sé que el Ayuntamiento está haciendo gestiones y dando pasos al respecto. Después de varios años, parece que en un próximo pleno se presentará un estudio o propuesta para intentar abrir uno de los muchos caminos cerrados (agosto 2009).


CAMINOS de la BICI

20

Dentro de no mucho tiempo parecerá que los caminos han estado siempre cerrados. “Cuando yo compré la finca ya estaba más que cerrada” -dirán los propietarios nuevos-. Con la connivencia de la autoridad o con su omisión, y con nuestro silencio y conformismo, dentro de poco los caminos serán todos cerrados. Mañana será tarde. Le decía a Neruda su cartero, que los versos no eran de quien los hacía sino de quien los necesitaba; pues eso pienso yo de los caminos. A mí se me ha ocurrido este alegato, pero algo más habrá que hacer.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

¿A desalambrar?

Un acceso cerrado a la cara Sur de La Sagra.


Organización del libro

21

ORGANIZACIÓN del LIBRO En total se describen 24 rutas por la comarca de Huéscar y a veces un poco más allá, cada vuelta puede tener algunas variantes y algunas desviaciones. Esto puede hacer que alguna ruta al principio parezca algo confusa, en ese caso sólo debe ponerse atención en la ruta principal y después se entenderá la utilidad de dichas variantes y desviaciones.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

La denominación de las rutas será con un número y un nombre, vgr. Ruta 1 “La Vuelta a La Sagra”, Ruta 19, o “Huéscar - Castril”. Con frecuencia las rutas tienen numerosas Variantes o alternativas, que denominaremos con la letra ”V” y un número, y entre corchetes la ruta a la que pertenece, si hace falta, vgr. V1 ó V1 [R1] o R2_V3, y un nombre propio si procede. Las Desviaciones son puntos de salida interesantes que presentan un camino para irse para otros sitios que se alejan de la ruta que se describe o que vuelven al punto de donde salieron, se simbolizan con una D y un número y un nombre, vgr. D2 ‘A Sierra Seca’ Información para cada ruta

Número y nombre. Mapa de localización o situación. Mapa esquemático, perfil y rutómetro. Descripción de la ruta y de sus variantes y desviaciones. Track para GPS, que se aloja en una página de LaRed Apéndice Topónimos

Se recoge una breve reseña histórica, etimológica o curiosa de todos aquellos hitos que aparecen en cursiva a lo largo de las descripciones. Apéndice Viajes largos

Se describen en esta parte algunos viajes de varios días, realizados por uno de los autores, por distintas zonas de España y de Europa. Los recorridos fueron muy estudiados y trabajados y constituyen recorridos interesantes para el verano, que no todo ha de ser Camino de Santiago. www.caminosdelabici.es Es un sitio o página de LaRed donde se alojarán las ampliaciones, modificaciones, correcciones, etc, de cada ruta, así como los track (trazados) y/o waypoints (hitos) para el GPS, y a través de ella puede establecerse contacto con los autores, que será agradecido siempre, y respondido si se puede. Las calificaciones de las rutas son siempre peligrosas, y difícil que coincidan dos apreciaciones. A falta de medidores hemos decidido clasificar la dificultad como Baja (B), Mediana (M) y Alta (A), o bien BM, MA,… con significados tan discutibles como inevitables. Las distancias kilométricas y/o indicadores de posición: un lío. Cuando no indiquemos nada nos referiremos a nuestra propia contabilidad, desde el


CAMINOS de la BICI

22

punto de referencia que en cada ruta se indica: Plaza Mayor, templete de Las Santas, curva del Ángel, etc.; por ejemplo: 12.4 km ó km 26.4. Aparte, en algunas carreteras están claras las marcas oficiales, pero conviven varias y empiezan en sus sitios, las indicaremos con la referencia PK (Punto Kilométrico], ejemplo: PK 38 o A-330 PK 38, otras veces hay marcas en el suelo. Algunas veces habremos llevado otra ruta y muchas se nos olvidará la puesta a cero; un verdadero lío que habrá que conllevar con buena disposición, más detalles localizadores, cuentas y errores. La Orientación Derecha e izquierda, si se refieren a ríos, acequias, rutas y esas cosas de la marcha, las manda el agua; es decir, derecha o izquierda en el sentido en que avanza la corriente o la bici. Lo bueno es llevar brújula, o tener muy claros los puntos cardinales.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

El nombre de las horas, y el recuerdo de los relojes de aguja, nos pueden servir; decir a las doce si es para el frente, a las nueve si es la izquierda y a las cuatro si es a la derecha y un poco atrás. Las puntas de la Rosa de los Vientos se indican como deben, ejemplos: N (norte), W (Oeste), SE (Sureste), NNW (NorNoroeste, es decir entre N y NW), o bien con los grados del rumbo medidos desde el Norte; ejemplo: 135º es idéntico a decir SE. SPP significa Seguir Pista Principal, será un concepto básico, en cada cruce, en cada “Y” y en cada duda. Son tantas las bifurcaciones, salidas y entradas a las rutas, que es muy cansino describirlas todas; sí se describirán, en su inmensa mayoría, en los rutómetros, pero en la descripción de las rutas se evitan muchas veces para disminuir el ruido. Así es que, salvo indicación en contrario, SPP. Y para los atrevidos, en lugar de SPP, mejor SdC que significará “Salirse del Camino”, que es lo mejor para perderse, encontrar lo nuevo y disfrutar del viaje. La Toponimia es un conflicto arduo cuando el mismo topo tiene distintos nombres según el mapa, el libro, el recuerdo, la equivocación o el informador a mano. Merecería la pena un estudio que los aclarase y una base de datos oficial que los recogiese, pero a falta de todo esto, usaremos los nombres que creamos más extendidos o más bonitos, a sabiendas de que no podemos acertar. El río que por aquí nos lleva se llama, según se mire, Barbatas, Bravatas, de Huéscar, o Guadalquivir, que yo conozca. ¿Elegimos uno, todos, o inventamos otro? Las vías de paso, también tienen lo suyo. Entenderemos carretera si es ancha y asfaltada; camino, carril o pista, si aun siendo asfaltada, es estrecha o si es de tierra aunque sea ancha; sendero si, siendo estrecho, caben al menos dos personas; vereda si cabe una; senda si la vereda o el sendero parecen perderse en cualquier momento; traza cuando parece algo y es apenas nada; trialera si no caben más baches ni piedras; y campo a través cuando no es nada. De la experiencia se deduce que para andar y para la bici, cuanto más estrecha sea la vía, más bonita.


Organización del libro

23

El paso del tiempo cambia muchas referencias demasiado temporales; esta guía se ha escrito entre el 2009 y 2011, y los estados de los caminos y cortijos pueden haber cambiado, pueden haber desaparecido árboles, brotado o secado algunas fuentes y muchas cosas de este tipo; pero evitar estas referencias es lástima. Algunos términos. Las rampas siempre suben, las pendientes bajan, y los falsos llanos engañan mucho. Un sifón baja y sube más o menos de repente para evitarse un viaducto. Una pared es una rampa imposible, o increíble, de subir en bicicleta. El molinillo es el plato chico. El piñón de zapatilla es bajarse de la bici. Una rampa repetidilla es la que parece no terminar nunca. Y las asperillas sé que suben y no sé si también bajan.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

La precisión. Es un tema difícil, la distancia entre dos puntos es distinta cada vez que se mide, unos aparatos miden metros y otros sólo kilómetros, el principio y el final no están señalados en el suelo. Total, que todo número que se da es aproximado o puede no estar bien medido. No se puede, ni debe, confiar a ciegas en lo que aquí se diga. Habrá que ir atento y en casos dudosos poner a discutir mapas, descripciones, track y rutómetros con la intuición de cada uno. Y, de todos modos, siempre podremos desviarnos de lo que queríamos, pero siempre sabremos volver.


CAMINOS de la BICI

24

Ruta 1- La VUELTA a LA SAGRA

E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

[La Madre de Todas las Vueltas]


Ruta 1: La Vuelta a La Sagra

25

E pa dic ra iรณ su n d ev e m al u ua es ci tra รณn

Rodea La Sagra, casi todo por asfalto y sin problemas de orientaciรณn. Presenta cantidad de variantes de tierra y desviaciones que hacen que sea quizรก el mรกs interesante y frecuente de los recorridos.


CAMINOS de la BICI

26 RUTÓMETRO Posic. km

Altitud m

TRAZADO DE LA RUTA Y LUGARES DE PASO

0,0

959 Molino de D. Rafael J., Humilladero, Cno. de Las Santas.

2,0

992 Cruce con canal de San Clemente. Conexión con V4. 1040 Puente de Roque. Conexión con V4.

5,2

1057 Bajada de Perico Ruiz (V1), a nuestra izquierda.

5,3

1068 Restos del canal de Carlos III a la izquierda.

6,6

1066 Fin de los restos del canal.

8,5

1099 Desvío a Malaño, los Chorros y Canal de Carlos III. V5a

8,5

1099 Desvío al Collado Montilla, a la Izda., V5.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

4,7

10,5

1080 Puente sobre el río Barbatas. Cortijo del Doctor.

11,2

1100 Salto del Moro.

12,2

1110 Presa Nueva, inicio de la acequia de Montilla.

14,5

1156 Inicio subida al Morrón de los Lobos, D0.

15,1

1177 A.R. del Puente de Las Tablas.

16,0

1172 Puente y Cañada de los Cazadores.

16,2

1177 Desvío a la Fuensanta, a la IZDA., V6

18,7

1264 Santuario de Las Santas.

18,8

1297 Cortijo de la Torre.

19,1

1321 Desvío a fuente de las Yeguas, D1.

20,6

1360 Desvío y subida al refugio de las Víboras, D2.

21,5

1340 Vadeo del río Barbatas.

21,8

1370 Pértiga y desvío por Viana, V8. Nosotros a la DCHA.

22,0

1385 GR-9100 Puebla - La Losa, a la IZDA.

24,0

1478 H.R. Los Collados de La Sagra.

24,4

1474 Collado geográfico.

24,6

1473 A la izquierda inicio de la V9, a Collado Blanco.

27,6

1329 A-4301 Huéscar - Santiago, seguimos a la IZDA.

31,6

1190 Desvío al Peñón del Toro y otros, D6.

35,6

1143 Desvío a Las Fuentes, y … , V11

51,0

953 Curva del Ángel.


Ruta 1: La Vuelta a La Sagra

27

Ruta 1- La VUELTA a LA SAGRA [51 km / 550 m] [La Madre de Todas las Vueltas] Elegimos esta ruta como número uno, porque de alguna manera esta vuelta es la madre de todas las vueltas, de ésta salen, a ella llegan y por aquí pasan muchos de los recorridos que haremos. Además, en Huéscar, muchas bicis y muchas cosas giran en torno de La Sagra, y encima, aunque elegir lo mejor es imposible, quizá sea ésta la vuelta más bonita, más variada, más frecuentada, más interesante y más completa. A lo largo del recorrido hay tantos sitios que nombrar, alternativas que referir e historias que contar, que no se acabaría; así que las más se quedarán en el teclado, en otras rutas y, poco a poco, irán apareciendo.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Saldremos, como muchas veces, de la Plaza Mayor y, rodeando la Iglesia de Santa María, enfilamos la calle Mayor hacia el Norte, y hasta que lleguemos al Santuario de Las Santas, 18.5 km recorridos y 325 m ascendidos, habremos seguido la pista principal (SPP). Cuando es “SPP” no hay confusión. Terminada la calle Mayor, atravesamos el barrio nuevo de La Victoria y dejamos a la derecha el Templete de Las Santas. Un camino asfaltado y bordeado de cipreses nos guía. Enseguida se nos pone a la izquierda La Acequia de Montilla, un día sinuosa y verde, hoy plana, gris y seca como el hormigón. En El Humilladero, un viejo molino de aceite que fuera de don Rafael Jiménez recuerda industrias de otro tiempo; pondremos a cero nuestro cuentakilómetros. El camino se presenta llano y de curvas suaves hasta llegar a la cuestecilla de El Cigarral, mientras que a ambos lados abundan las casas de campo y naves agrícolas, entre olivos, almendros y cultivos, a la vez que un sinfín de gentes suben y bajan el mismo camino soñando quitarse colesterol, grasa y tiempo. A la izquierda y arriba vemos la sierra y cumbre de Perico Ruiz, llena de antenas, y a la derecha y más lejos la Sierra de La Encantada, herida por dos canales, la Cueva de La Encantada, la atalaya e, invisible, el antiguo y primer Castillo de Úskar. En el Puente de Roque, se cambia de lado la acequia que se pierde por nuestra derecha. Poco más adelante, a nuestra izquierda, nos acompaña durante un rato un tramo del Canal de Carlos III, que, aunque no lo parezca, en la bici se nota que va hacia abajo, algo colmatado pero increíblemente grande; nunca entendí qué cálculos lo llenarían de agua. Al fondo, entre las dos hileras de pinos, vamos viendo El Morrón de los Lobos, inconfundible, con su antena, y accesible en bicicleta; El camino de cipreses más largo del mundo. otro día lo subiremos.


CAMINOS de la BICI

28

Cuando se acaban los cipreses, enfilamos el cortijo de El Doctor. A nuestra izquierda la Sierra de Montilla, con un paso abrupto que nos permitiría cruzar a CampoFique por la Cuesta de Almorox. Pasado el Doctor, la carretera hace un pequeño sifón para cruzar el cauce del Barbatas casi siempre seco, que seguirá un buen trecho a nuestra izquierda.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

El Salto del Moro, km 11.1 y altura 1100m, marca la entrada en otro mundo: húmedo, verde, rocoso, sinuoso, fragoso y, aunque va subiendo, casi llano. La Piedra del Letrero, que podría llamarse ahora prisión del Letrero, nos recordará himnos y romerías. Poco más arriba y a la izquierda, podemos ver la antigua presa, y la más nueva que recoge el agua del Barbatas para meterla por un tubo grueso, que estaría mejor tapado, y que luego será la acequia (canal) de Montilla.

Río Barbatas en el A.R. Puente de las Tablas.

El camino sigue delicioso, entre pinos, encinas, acacias y retamas y, dejando a la derecha la subida al Morrón y la Peña de la Rendija, llega y atraviesa las áreas recreativas del Puente de Las Tablas, atención a los meandros del Barbatas y la de la Cañada de los Cazadores. Deja a la izquierda dos alternativas muy interesantes como la V2 y V6, pasa por las alamedas del cortijo de los Guijarros, y, poco después de dejar a la derecha un puente que cruza el Barbatas, va para La Puebla y para Los Collados. Empieza a subir la primera gran cuesta de la Ruta, que no es tanto, y nos sube en un santiamén al Santuario de Las Santas Alodía y Nunilón, - km 18.5 y altura 1270 m-. En el Santuario vale la pena parar un rato, sobran los motivos y veinte km de bici se merecen un receso. El agua de la fuente que hay junto al castaño vale la pena, la ermita-iglesia y las repetidas imágenes de Las Santas Benditas pueden evocar en más de uno recuerdos y sentimientos dulces y, por si esto fuese poco, la panorámica es de primera.


E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Ruta 1: La Vuelta a La Sagra

29

Valle del río Barbatas desde la subida al Santuario de Las Santas.

Una vez descansados y ahítos de paisaje, seguimos con la bici de la mano dejando atrás la ermita, y por unas escaleras subimos hasta el Cortijo de la Torre; debió haber por aquí alguna torre mora un día. Encontraremos un camino de tierra ancho y casi siempre en buen estado, que tomamos hacia arriba, dirección NW.

Encinas centenarias pasado el cortijo de La Torre.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

64 CAMINOS de la BICI


65

Ruta 4 – La VUELTA al MONCAYO El Moncayo, al sur de La Sagra, se puede circunvalar por un camino de tierra que pasa por debajo de La Sagra Chica. RUTÓMETRO Posic. km

Altitud m

TRAZADO DE LA RUTA Y LUGARES DE PASO

Por la ctra. a Santiago, 6 km, hasta el desvío al pantano. 1069 Cortijo de Maza. Desde la A-4301, tomad rambla arriba.

1,1

1076 Cruce de la rambla.

1,3

1078 Y, tomad a la IZDA., a la derecha sería al cortijo Cubero.

4,5

1216 Cruce. Giro a la DCHA. dirección NE.

5,8

1301 Dejamos el cortijo del Rincón a la derecha.

7,2

1430 Cortijo de las Talas, y giro a la IZDA.

7,4

1475 Curva cerrada a la DCHA.

7,7

1476 Giro a izquierda y enseguida a derecha.

8,3

1532 Cortijo Collado de D. Salvador.

8,5

1535 En Y, a la IZDA. Al N., a la derecha Cueva del Agua.

9,8

1651 Alcanzamos la cota máxima.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

0,0

10,1

1628 Cruzamos cortafuegos.

11,4

1516 Fuerte curva a la IZDA. A la derecha a Collado Blanco.

14,4

1350 Cortijo del Duque.

16,9

1116 A-4301. Giro a la IZDA.

24,0

1069 Cortijo de Maza.


CAMINOS de la BICI

66 Ruta 4. La VUELTA al MONCAYO [24 km / 650 m]

El Moncayo es un pico de la estribación sur de La Sagra, que alcanza unos 1500 m, y que es rodeable por un camino terroso, empinado, perdido, vallado y bonito que casi sube a La Sagra Chica y que ofrece grandes perspectivas.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Tomaremos camino a Santiago de la Espada por la A-326 primero y enseguida la A-4301; por ella y por asfalto hasta casi el PK 7, a 1070 m de altura, donde están el cortijo de Maza y la desviación al pantano. Justo a la derecha empieza nuestro camino de tierra y ponemos la cuenta a cero.

Cortijo de Maza.

Iniciamos el camino de tierra, observamos dos viejos álamos negros hendidos por el tiempo y catalogados por la Junta de Andalucía como árboles singulares. Dejamos las casascortijo a nuestra derecha, cruzamos la rambla en el km 1.2, rambla que fue alterada para llevar sus aguas (!) al pantano, y enseguida en una “Y” tomamos a la izquierda, dirección NNW, pasamos por entre las casas del Cortijo del Zabal (km 1.8) y seguimos hacia el Norte Junto al Bco. de la Virgen. hasta un cruce (km 4.5). Por la izquierda podríamos haber venido por la residencia de los Morales, al frente nos perdemos, y por la derecha nos vamos para el cortijo del Rincón (km 5.8 / 1305m), que es lo que queremos. Pasado éste, haremos una curva de 90º a la izquierda y luego de 180º a la derecha, y siempre SPP.


Ruta 4: La Vuelta al Moncayo

67

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Ahora subimos muy seriamente hasta el cortijo de las Talas (km 7.47 / 1450 m) por donde es fácil que ande el dueño. Por aquí puede que haya una puerta o alambrada que habrá que saltar o pedir permiso si el dueño del Cortijo del Collado está por allí. Muy seguidas hay una curva a izquierda y otra a la derecha (km 7.9) donde hemos de dejar por ahora un carril hacia la izquierda. Seguimos hacia el Norte y alcanzamos el cortijo del Collado de D. Salvador (km 8.4). Debe Cortijo del Rincón y llanos de CampoFique. tener un árbol grande y viejo, una alberca abandonada, una casa vieja y una habitación de cazadores nueva. Ya sólo queda la casa de cazadores, y algunos caminos cambiaron su discurso. Puede ser bueno parar y mirar de dónde venimos, vale la pena. Pasado el cortijo y en dirección NE encontramos otra “Y”. A la derecha nos iríamos a La Cueva del Agua, que hoy no toca, y a la izquierda y N nos vamos enfilando a los pies de La Sagra Chica, por cuyo sur pasaremos siempre subiendo y siempre SPP. En el km 9.9 habremos alcanzado nuestra cota máxima de 1650 m, ahora ya todo es dejarse querer y bajar con mucho cuidado, peligrosamente. Entre pinos enormes, dejando carriles y con otra puerta alambrada, vamos cayendo, a ratos vertiginosamente, hasta el cruce que viene de Collado Blanco, km 11.45 y 1520 m de altura.

Cerro Saltador, izquierda, y la Sierra del Moncayo.


CAMINOS de la BICI

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

68

Descenso bajo los cortados de La Sagra Chica.

Allí se serena algo la pendiente, y vamos tomando dirección Sur o SW según el tramo. Tendremos debajo todo el Valle del Raigadas, y Sierra Seca enfrente, conviene pararse. Vamos dejando a izquierda y derecha los viejos cortijos de la Capellanía, la Umbría, la Noguera, el Saltador, el Duque, Moncayo, la Memoria, y cuando pasamos por delante del Patronato (16.8 km y 1125 m) estamos a punto de llegar al [PK 14] de la A-4301.


Ruta 4: La Vuelta al Moncayo

69

Ahora, si a la derecha, tiramos a Santiago, al Peñón del Toro, a Los Collados; si a izquierda iríamos hacia Huéscar, o sabe dios a dónde, casi a cualquier sitio. Variantes En lugar de dirigirnos al cortijo del Zabal, podríamos seguir la pista principal, pasar por la finca de Cubero, y luego siempre a izquierdas, llegaríamos al cortijo de Girón y a los de la Cueva del Agua. Para llegar finalmente por encima del cortijo del Collado de D. Salvador, y desde allí al pie de La Sagra Chica. Hasta el cruce del km 4.5 podríamos haber llegado pasando por el cortijo de los Morales, o Residencia de Mayores Rodríguez Penalva. Puede ser una opción.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Si en la curva del km 7.9, entre Las Talas y el Collado de D. Salvador tomamos una desviación a la izquierda, cruzamos la sierra del Moncayo y vamos a salir al Cortijo del Duque. Sólo la he hecho una vez. Desde el cortijo del Duque, y también hay verja, otro camino de difícil orientación, por los cortijos del Moncayo y el Saltador, nos sacaría al Cortijo de Fuente Piedra en la carretera A-4301. O el camino se ha perdido con el tiempo o yo me perdí buscándolo.

Almendral en Los Morales.

Bajada de Collado Blanco.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

198 CAMINOS de la BICI


199

Ruta 23 – Fuente de la Carrasca Montañas y encinares por el NE de la comarca, e incursiones en las Comunidades Autónomas de Castilla la Mancha y del Reino de Murcia. RUTÓMETRO Posic. km

Altitud m

TRAZADO DE LA RUTA Y LUGARES DE PASO

Ermita de San Gregorio. Puebla de D. Fadrique. 1163 Camino de los Berruezos, a la DCHA., N.

5,0

1380 Cortijo de la Cizaña.

6,2

1430 Cota alta.

9,5

1377 Casa Valera. 90º a la IZDA.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

0,0

12,8

1503 Cortijo de la Fuente de la Puerca.

14,2

1582 A-317, giro a la DCHA.

15,4

1654 Puerto del Pinar de la Vidriera.

17,1

1581 Seguir camino a la DCHA. Cortijo Nuevo a la izda.

22,2

1684 Rambla de los Vaquerizos. Girando a la derecha.

23,6

1590 Cortijo de la Hoya del Espino de Arriba. Asfalto.

28,0

1525 Fuente de la Carrasca. Giro a la DCHA. Descenso.

29,0

1427 Cortijo de San José. Después giro a IZDA.

31,0

1376 Casa Valera. Giro a la IZDA.

34,3

1429 Cota.

40,4

1163 La Puebla de Don Fadrique.

Reserva Natural de la Sierra de las Cabras, Albacete.


CAMINOS de la BICI

200

Ruta 23. Fuente de la Carrasca [41 km / 800 m / 90% T // aprox. 24+24]

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Saldremos de la Puebla hacia el Norte, dejando a la izquierda la ermita de San Gregorio, al principio de la carretera que va para Santiago. Es el camino de los Berruezos, aunque nosotros seguiremos siempre al frente, hacia la finca de la Cizaña, el collado Serrano y el cortijo Valera. El camino es ancho, bueno y quizá un poco empinado, con cultivos y almendros y dos cursos con agua, si el año es húmedo, que van a morir al Campo de la Puebla. Antes de tres kilómetros atravesamos el cortijo de las Moyas, grande y envuelto en sombras de enormes ailantos. Después empieza el monte, se empina la cuesta y pronto vemos el cortijo de la Cizaña, y el camino se hace horizontal y gustoso.

Almendrales del Campo de la Puebla.

Vallas de la finca de la Cizaña.

En casi 10 km y casi 200 m estamos en el cortijo Valera. La provincia de Albacete, y la comunidad que corresponde, quedan al alcance de nuestra mano derecha. También vemos la sierra de las Cabras, e incluso podemos ver la Fuente de la Carrasca, a donde llegaremos luego. El camino ha oscilado entre subir, llanear e incluso bajar, y siempre con pinos, enebros, encinas y a veces cultivos, según qué sitio. Si quisiéramos el viaje más breve, o alargarlo por otro lado, hasta aquí podríamos haber llegado en coche.

Cortijo Valera.

Una encina de catálogo.

En el cortijo Valera giramos a la izquierda, dejándolo a nuestra derecha, con su tejado roto. El camino es delicioso, parece recién hecho, llanea, de tierra roja y monte verde, vamos subiendo hasta el cortijo de la Fuente de la Puerca, grande, viejo y con nogales, que dejamos a la derecha. Pasado y doblado el cortijo, veremos una o varias encinas formidables, de parar a tocarlas. Y enseguida estamos en la A-317.


Ruta 23: Fuente de la Carrasca

201

Ahora nos damos el gusto de coronar el Puerto del Pinar de la Vidriera, a unos 1600 m. Y pasados apenas 1500 m desde la coronación, pasado el PK 74.2 de la A-317, tendremos Cortijo Nuevo, ruta 24, a la izquierda y nuestro desvío, otra vez de tierra y monte, disimulado y para arriba, a la derecha.

Caminos con buen firme.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Ahora empezamos a ganar cota por un caminillo malo que se eleva bruscamente. Pronto llanea y a la izquierda tendremos dos cerros, el del Oro y el del Oso, y por en medio de ellos viene el límite de Andalucía con Castilla La Mancha, que atravesamos sin sentirlo. El camino se pone otra vez estupendo, por la pendiente, por la vegetación y por los horizontes. A nuestra izquierda, abajo y lejana vemos la rambla o barranco de los Vaquerizos, y un cortijo que se llama de la Rambla. Seguimos manteniendo un poco la cota y la dirección NE, hasta que por el km 22 y por nuestra cota máxima empezamos a girar a la derecha, para enfilar a SE y llegar al cortijo de la Nava del Espino, nombre repetido. El camino se ha puesto malo, por aquí debe haber mucha agua y mucha arcilla, hay roderas enormes, que pueden obligarnos a bajarnos. Hasta que no coronemos la pendiente habrá lo mismo.

Cuando coronamos, en un cruce, tiraCortijo Hoya del Espino de Abajo. mos al frente izquierda, e inmediatamente a la derecha, que habrá una portilla. Con la portilla se abre el horizonte y vemos todos los campos de la Puebla, la Sierra de María, la Muela de los Vélez y muchas cosas más. Se sube algo más, y en km 22.7, los mapas dicen al frente, y que llegaríamos rectos a la Hoya del Espino, pero a la derecha un camino estupendo hace un semicírculo para llegar al mismo sitio, por muy buen camino y hacia abajo. Este cortijo es una ruina, pero fue grande y es interesante recorrerlo y mirarlo. Tarde o temprano, de la Hoya del Espino hemos de salir para la derecha, atravesando la sierra de las Cabras, y en unos tres kilómetros llegar a la repetidísima Fuente de la Carrasca, por carretera de asfalto y después de subir un poco, todo bajada. Justo a la entrada, un camino disimulado, de tierra y hacia abajo nos llevará al cortijo Valera, que ya habremos visto al otro lado de la rambla de Almaciles. Vale la pena recorrer un poco Fuente de la Carrasca y parar un rato, se trata de

Lavadero en Fuente de la Carrasca.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

204 CAMINOS de la BICI


205

Ruta 24 – Pinar de la Vidriera y Hoya del Espino Algo lejano de la capital de la comarca, pero con una red de caminos, senderos y paisajes que no podemos dejar de recorrer. RUTÓMETRO Posic. km

Altitud m

TRAZADO DE LA RUTA Y LUGARES DE PASO

1571 A-317, Pk 74.2. Aparcamos y en bici hacia la IZDA.

0,3

1571 Cortijo Nuevo.

1,0

1580 Giro a la dcha. Al frente posible atajo por el barranco.

1,8

1650 En Y, a la IZDA., al cortijo Hoya del Espino.

2,2

1630 Cortijo Hoya del Espino. Muchas alambradas y portillos.

2,7

1623 Unión con el atajo, que ahorraría 500 m.

4,7

1729 Cortijo en ruinas. Por la dcha. vienen del Pinar de Araceli.

5,3

1787 Giro a IZDA. Al frente camino con portillo para luego.

6,1

1830 Árbol del Ahorcado, Pino vivo y MEDIA VUELTA.

7,0

1787 A la IZDA., buscar portillo que se dejará cerrado.

7,7

1708 Giro a la IZDA., para subir a la caseta del Cerro de Huesa.

8,6

1800 Caseta de vigilancia y MEDIA VUELTA.

9,5

1703 Seguimos al frente, SPP.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

0,0

10,8

1648 Cruce de caminos. Fuente. Giro a la IZDA.

11,8

1531 Enfilamos al N, a la DCHA. Dejamos camino a la izda.

13,3

1563 H. Pinar de la Vidriera. A-317, tomad a la DCHA.

16,5

1623 Giro a la DCHA., se inicia subida al Pinar de Araceli.

17,4

1737 Recepción Pinar de Araceli. Giro a la IZDA.

21,0

1571 Debemos estar junto al coche.


CAMINOS de la BICI

206

R24. Pinar de la Vidriera y Hoya del Espino [20 km / 600 m / 80 % T] El pinar de la Vidriera o del Duque es una enorme finca que fue del Duque de Alba, y donde hace mucho tiempo hubo una vidriera aprovechando que era sitio de madera y que la de Castril era un éxito. Hoy no se sabe dónde estuvo la vidriera famosa, pero sí que ha quedado un pinar enorme y hermoso que podemos recorrer de mil maneras, en bici nosotros, y en coche, o mejor andando, el que lo quiera.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

La ruta 24 recorre la parte que queda justo al Norte de la Sierra de Guillimona, o si se quiere a la izquierda de la carretera que va de la Puebla a Santiago, A-317, una vez rebasado el Puerto del Pinar. La variante 24b recorrerá la zona que queda a la derecha, pero se la tendrá que hacer cada uno.

Pinos de gran porte.

Cortijo Nuevo.

Buen firme en algunos tramos.

Llegaremos como sea al Pk 74.2 de la A-317 que va de la Puebla a Santiago. Aparcamos, y veremos a nuestra izquierda y abajo, si no lo hemos visto antes, un cortijo grande de ventanas rojas que se llama Cortijo Nuevo. Preparamos nuestras bicis, ponemos a cero el cuenta distancias y tomamos un camino ancho, llamado camino del Pinar del Duque, que baja a un puente llamativo para ir al cortijo. Enseguida estamos en el cortijo. Seguro que pararemos en el mismo y en el puente que encontramos antes; hoy puede ser ruta de muchas paradas. El paisaje de hoy, como indica su nombre, van a ser pinos, y muy buenos pinos; veremos muchos piornos que en mayo están preciosos vestidos de azul, hay mucho berberis, o agracejo, que si pillamos en flor o en fruto están mejor, las retamas dan una nota amarilla por primavera, y muchas más plantas de interés y de colores. Los caminos son en general muy buenos, pero el agua hace barro y los vehículos hacen roderas, ni uno ni otras son buenas para la bici. Si ha llovido hace poco habrá que abstenerse o ir preparados. Pero en general están muy bien los caminos.

Nosotros vamos a subir por el barranco Hoya del Espino. A casi 1 km de la salida y cuando tenemos una construcción a nuestra derecha y el camino gira


Ruta 24: Pinar de la Vidriera y Hoya del Espino

207

hacia ella, nosotros seguimos al frente por una senda que apenas se distingue, pero que va más o menos por el centro del barranco, siempre en dirección SWW. Pasamos por debajo del cortijo de la Hoya del Espino y sus cercas para manejar el ganado, y seguimos.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

En el km 4 y a 1730 m nos encontramos con un cortijo, parte en ruinas, y un camino que baja del Pinar de Araceli a nuestra derecha. El camino nuestro si- Cabecera del Barranco Hoya del Espino. gue subiendo con la indicación “al Árbol del Ahorcado”, que habremos visto a nuestra izquierda sobre una cuerda serrana y que pronto enfilaremos. Justo cuando lo enfilamos, a nuestra derecha hay un camino de menos categoría y con portillo, que cuando bajemos de la horca tomaremos. Si alguien quiere puede esperarse aquí, pero da lástima perderse las excelentes panorámicas y las praderas que se extienden bajo las laderas de la Sierra de Guillimona.

El Árbol del Ahorcado.

El Árbol del Ahorcado es un pino que fue enorme y hoy, ya muerto y casi derruido, ofrece bonitas siluetas contra el cielo; en sus cercanías hay otro pino, vivo y categórico, que no podemos dejar de disfrutar. El camino sigue hasta un depósito de agua y poco más allá, algún mapa indica senderos que atravesando el barranco de las Yeguas y luego el de los Encomendadores llegarían a la carretera de La Losa a Santiago, justo a la Fuente de los Pastores, en unos cinco kilómetros ignotos.

Un pino majestuoso para ver.

Nosotros nos bajamos los 900 m de distancia hasta el portillo que dijimos; también baja a nuestra izquierda el barranco de Tovilla, recién nacido. Dejamos la pista principal, cruzamos el repetido portillo, abriéndolo y cerrándolo, y


CAMINOS de la BICI

208

nos encaminamos al Este para subir a una caseta de vigilancia a 1830 m de altura, en el Cerro de Huesa, desde donde veremos casi todo lo que queríamos; aquí es donde luce un mapa. La subida es dura, pero ya que estamos tan cerca no hay otro remedio. En primavera la subida es como una alfombra verde que hace zigzag.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Pinar de la Vidriera

Desde el mirador de la caseta veremos nuestro camino. Lo bajaremos vertiginosamente, y en menos de 1000 m nos desviamos a la izquierda, por la pista principal, al NW. Ahora, casi 2000 m de hermosa bajada y llegamos a una llanata o prado, con fuente, tornajos metálicos y cruce de muchos caminos. Seguro que hay que cargar agua, lo dice la Ley del Verano.

Pinar de Araceli.

Sierra de Guillimona.

Piornos azules y pinares.

Según veníamos a la derecha, al SE, y por el repetido camino del Pinar del Duque subiríamos a las cabañas de Araceli; si seguimos al frente, al NE, llegaríamos enseguida a la A-317. Pero nosotros nos revolvemos a la izquierda para bajar al barranco de Tovilla y tras unos 900 m de bajada doblar a la derecha y subir hacia el hoy hotel del Pinar de la Vidriera, antes cortijo del Pinar de la Vidriera, a unos 1500 m de pinares, piornos, retamas y cosas más difíciles. Desde la casa del Pinar se pueden hacer muchas cosas, quedarse, tomar algo si está abierto, recorrer los senderos que por allí anuncian, descansar o seguir carretera abajo. A 3 km en recto y a 7 km siguiendo las curvas que bajan 850 m, está el puente que une Granada, o Huéscar, con Jaén, sobre el Arroyo Frío, que es el río que separa lo que el puente une. Río abajo pronto se llama Zumeta y a la derecha sería Albacete. Confluencia interesante, pero dura para la bici y para hoy. Lo mejor, hoy y con bici, es tomar la A-317 hacia la derecha y subir suavemente 3 km hasta que una pista a la derecha dice que nos sube, duramente, al Pinar de Araceli, con restaurante abierto y cabañas de alquiler, que vale la pena ver. Si alguno estuviera harto de caminos de tierra y de orientarse, la carretera, casi a cota en unos 6 ó 7 km nos llevaría al coche.


Ruta 24: Pinar de la Vidriera y Hoya del Espino

209

Una vez vistas, y si se quiere, recorridas, las cabañas que se extienden en una gran zona de preciosas vistas y rincones, debemos tomar otra vez el camino del Duque, que se ve saliendo de la recepción del complejo, enfrente y un poco a la derecha, en ángulo agudo con el camino que hemos traído.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Ahora todo es bajar entre bosques, sitios de mirar o caminillos por donde meterse un poco; dejaremos a la derecha el cortijo de la Hoya del Espino, y llegaremos al lugar que recorrimos al principio de la etapa. La cosa se está terminando hoy. Si queremos alargar el viaje, desde el Pinar de Araceli, podemos atravesar la zona de cabañas, hacia el Sur, mirando a Guillimona y tomar el camino que anuncia al “Árbol del Ahorcado y la Cueva de la Bella Lola”, bajaremos a la Hoya del Espino, por donde vinimos, y por su barranco descenderemos hasta el coche.

Una salida del Pinar de Araceli.

De cualquier manera, la ruta ha terminado. Esta zona del Pinar de la Vidriera es tan desconocida para tantos y tan hermosa, y tiene tantos caminos, y por suerte abiertos, que la ruta recién hecha te habrás dado cuenta de que es sólo una de las muchas que por aquí caben. Esta sierra tiene muchas vueltas. Al norte de la A-317, todavía quedan caminos que recorrer que siguen siendo de la comarca y algunos quizá se metan por Albacete, pero en esta guía hay que poner fin a algo que es ilimitado, tenemos que parar en algún sitio. Esperamos que cada uno haya aprendido a disfrutar y a encontrar caminos nuevos.

Cortijo de la Hoya del Espino.

Sierra de Guillimona.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n


Epílogo

211

EPÍLOGO a las RUTAS

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Y hasta aquí las rutas que nos propusimos para este libro. Conforme las poníamos en claro y las rehacíamos, hemos vuelto a comprender que los caminos de la bici son innumerables, que entre cada dos caminos, entre cada dos opciones, hay un tercer camino. Y además, que es difícil decidir la bondad de cada uno. Así pues, ahora resulta que quedan muchas más rutas que las aquí propuestas. Esperamos que este librito haya servido, en algunos casos, como un libro iniciático, y que ahora cada uno y cada día que se monte en su bicicleta, sea capaz de hacer un camino nuevo lleno de horizontes bonitos. Que así sea. Dicen que dijo Nietszche que “la verdadera belleza se halla en lo imperfecto”. Vaya esto como excusa de tantas erratas o fallos como se nos puedan haber escapado.


CAMINOS de la BICI

212

APÉNDICE de TOPÓNIMOS Abasto, cortijo de Debe llamarse así, por acumularse en este sitio la provisión de bastimentos, víveres y demás elementos del sustento, para las obras del Canal de Carlos III.

Aljibe Depósito de grandes dimensiones, cubierto y construido artificialmente, destinado a llenarse del agua de la lluvia o de alguna acequia, para su almacén. Almontaras Mezcla de latín y árabe, lugar con vegetación de monte, pero en terrenos llanos.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Acequia de la Virgen Viene desde la Cueva del Agua, a unos 1500 m sobre el mar en la cara Sur de La Sagra y atraviesa todo CampoFique para ir a regar los campos de Torralba. Debe su nombre a pasar por la ermita de la Virgen de la Cabeza.

Alcantarilla Diminutivo de alcántara, puentecillo. Se usa frecuentemente para denominar los pasos de agua de las cunetas por debajo de caminos y carreteras.

Acequia de Montilla Trae el agua a Huéscar desde la Fuente de Montilla, a 1500 m sobre el nivel del mar en la cara Sur de la Sierra de Guillimona. Fuente que está en la cuenca del río Raigadas, o río Seco, y debía verter por tanto en ese río para llegar al pantano de San Clemente, técnicamente en dicha fuente tiene su verdadero nacimiento el río Guardal. Trasvasada en el siglo XVII, puede observarse el instante del trasvase cuando atraviesa la carretera, justo en los Collados de La Sagra, entre La Sagra y Guillimona. Aceral Colectivo de arce, en la nomenclatura de Linneo "acer". Es decir, sitio con muchos arces.

Aguas Potables Instalaciones para proporcionar el agua potable a Huéscar en los años cuarenta del pasado siglo, siendo alcalde D. Manuel Rodríguez Penalva y modernizadas siéndolo D. Manuel Guerrero Abellán. El proyecto y dirección de la obra se debe al ingeniero D. Vicente González, que realizó ambos de forma gratuita. Alcántara En árabe, puente. Por lo que decir puente de Alcántara es un pleonasmo, es decir, una repetición.

Anastomosis Subdivisión y unión posterior de algún conducto u órgano. En nuestro libro lo usamos cuando un camino se bifurca, plantea la duda, y al rato los vemos que se unen. Antropizar Introducir en un paraje natural elementos humanos como caminos, casas, acequias, o carteles publicitarios, haciendo que el paraje pierda su virginidad prístina. De “antropos”, hombre. Arance Debe ser un apellido.

Arboleda perdida, La Título de un libro de Rafael Alberti, que en Castril da nombre a una arboleda sobre el túnel que cubre el río, inmediatamente antes de la Cerrá. En un cartel se reproduce parte del texto, precioso, del discurso de D. José Saramago en la recepción del Nobel. Argar Del árabe: cueva. También es el nombre de un yacimiento almeriense que dio nombre a una cultura de la edad del cobre, de la que tantos restos hay por aquí, como Castellón Alto en Galera, y tantos otros.


Apéndice de topónimos

Argárico Relativo a la época del Argar. Por ejemplo, el poblado y la cultura de Galera cuando los hombres vivían en Castellón Alto. Asperillas Se usa para denominar a las cuestas que se hacen duras, o ásperas, a la subida. También es un planta olorosa de la familia de las rubiáceas.

Barbatas Nombre de raíz romana o prerromana, barb, como Barbastro. Barbatus debía ser nombre de persona. Barranco de los Encomendadores Debe referirse a los comendadores de la orden de Santiago o incluso del Temple que abundaron por estas tierras en tiempos de reconquista. Berberis vulgaris, o agracejo Arbusto caducifolio y con grandes y disimuladas espinas, que abunda mucho en nuestras sierras. Precioso con su abundancia de diminutas flores amarillas, o cuando después se convierten en bayas moradas. Se usa mucho en jardinería.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Atalaya de cerro Trompeta El que una atalaya deba verse desde al menos otras dos obligaba a que en este cerro de CampoFique hubiese una, aunque hoy día estuviese destruida y, en efecto en la cumbre del cerro se han observado restos de la atalaya que faltaba. (Mariano Martín).

213

Atalaya de Fuente Amarga El nombre de amarga, que también podía ser hedionda, se debe al carácter sulfuroso de algunas aguas que por aquí nacen o nacían.

Bermejo Rojo, rojizo, bermellón, etc. Color que da nombre a barrancos, sierras, ríos, etc. Berruezo En LaRed sólo aparece como apellido.

Atalaya de la Encantada Sustituye al castillo almohade cuando éste es definitivamente tomado por el Reino de Granada al de Murcia.

Bravatas Igual que decir Barbatas. Aparte de significar bravuconadas o frases amedrentadoras.

Autedia En esta zona llamábamos autedias a los autobuses, por ser de la empresa Autedia SA, los primeros autobuses que hicieron el servicio de Granada a la Puebla de D. Fadrique, allá por los años sesenta. Bonito ejemplo de sinécdoque o de metonimia, que no es tema tan claro. En Málaga llamaban, y llaman, “portillos” a los autobuses, y en Sevilla, “amarillos”.

Bypass Para nosotros un camino alternativo de corta longitud, como anastomosis. Al principio crea confusión y después alegra.

Badlands Literalmente, malas tierras. Tierras y paisajes de arcilla y yeso, donde dominan los cristales de yeso espejuelo, el esparto y los grandes barrancos o cárcavas. Ejemplo: la zona entre Galera, Castilléjar y la A-330. Y todas las que a ellas se parecen.

Cagasebo, cerro de Pega que sea el apodo o alias de alguien. Da nombre a un cerro próximo al principio de la rambla del Borbotón. Un pájaro de la familia de los túrdidos tiene el nombre de cagaceite, que se parece mucho a cagasebo. Calahorra Calr Horra, castillo hermoso, fortificación bonita e importante. Calle de Baza Por aquí venía antiguamente el camino de Baza, apuntando directamente, antes


CAMINOS de la BICI

214 de sucesivas alineaciones, a la Puerta de Castril donde se juntaba con el camino correspondiente, en el inicio de la hoy calle de las Tiendas. En tiempos de Isabel II, el camino de Granada a Murcia se va por Vélez Rubio y el camino de Baza se viene a Huéscar por Galera. Y la calle de Baza pasa a llamarse de Castilléjar de donde también viene. Más tarde se llamaría Morote en agradecimiento a un personaje que dotó a Huéscar de escuelas públicas.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Calle Mayor También se llamó de Santa María, era la calle principal y en ella estaban las casas más importantes, de las que algo queda.

Canal de Carlos III Es la obra pública quizá más antigua y desde luego más sobresaliente, de un canal de navegación y riego que discurriría desde las Fuentes del Guardal hasta los campos de Cartagena y Cabo de Palos. Pensado ya en tiempos de Enrique IV, antes de concluir la Reconquista, quedan a la vista obras de los tiempos de Carlos I, los Pilares. De la Real Cédula de su Majestad D. Carlos III, aprobando la propuesta de D. Pedro Prádez para continuar su construcción, en 1774, se recoge que su anchura será de 21 pies (5.85 m), el fondo de siete a ocho pies (2.09 m) y su longitud incluyendo los dos ramales 92,75 leguas (516 km). Incluye dicho proyecto el trasvase, en cabecera, del Castril al Guardal, así como la reconducción de muchos otros cauces y la construcción de ingentes obras de fábrica incluidas enormes esclusas y una anchura de 50 varas (41.7 m) a cada lado para servicios, caminos y arboledas. Para todo habría un plazo de diez años. Intermitencias, presupuestos, problemas técnicos y el signo de los tiempos dejaron el proyecto en el camino.

Camino antiguo de Galera Dejó de usarse como camino principal de Galera en tiempos de Isabel II o Alfonso XII.

Camino de Jubrena Debe su nombre a la finca de algún romano que debía llamarse Juberius y juberiana sería el sitio o finca de Juberius, y de ahí Jubrena. Al fondo de Jubrena, está el cortijo de el Villar, nombre que se daba a los lugares con ruinas antiguas, que en este caso podía ser la casa de la finca del romano Juberius. CampoFique Campo de la Higuera (Ficus), aunque hoy no se vea ninguna por aquí. También hay por aquí un cortijo llamado de las Higueras. Campos de Valentín Juan Valentín y su hijo, también Juan Valentín, eran escribanos en la Huéscar del siglo XVI, donde se hicieron muy ricos y dieron nombre a estos campos.

Campos del Rey Tras las conquistas, el Rey o bien donaba lo conquistado, como el caso de Castril, o se lo quedaba casi todo y lo donaba poco a poco. Esta zona de Campos del Rey sería un reducto de lo que él se quedara.

Cañada Puede referirse a una zona de tierra alargada comprendida entre dos alturas próximas y no muy altas, y también es un paso de ganado trashumante de 90 varas de ancho, unos 75 m. Cañada Ferrer Ferrer, apellido que da nombre al cerro, a la atalaya, a la cantera, a una cañada y a un cortijo, al menos. Cáñamo Es la planta (Cannabis sativa) y la fibra que de ella se obtiene. Desde muy antiguo hasta hace muy poco fue una de la fibras más utilizadas, para vestidos, cuerdas, papel, velas de barco, etc. En todas las vegas de Galera se producía casi en monocultivo. Las fibras artificiales y sus posibles usos estupefacientes erradicaron o prohibieron su producción. Los cañamones, con los que se


Apéndice de topónimos

hacen las secas de Huéscar, son el fruto o la semilla del cáñamo. Capellanía Nombre de un cortijo que en su día se destinó a costear los gastos de un capellán que debía de rezar cuantas misas pudiese por el alma del donante. Carrefour Cruce de dos calles, encrucijada.

muela de los Mirabetes y la muela del Castellón de las Ollas, puede observarse que en realidad son los estribos de un anticlinal desventrado por los tiempos geológicos. Castilléjar Castilleja o castillo pequeño, al que los curas de Toledo en el XIX añaden una 'R' final para que 'suene' mejor. Castillo almohade En la sierra de Úscar, hoy de La Encantada. Primera manifestación tangible de la existencia de Huéscar. Hoy está en ruina y difícil de ver desde lejos si no se conoce, pero de acceso relativamente cómodo por el barranco de la Mala Mujer, en la parte norte de la sierra. Está justo en la parte más elevada de dicha sierra. En una de las muchas refriegas que tuvieron lugar en torno de este baluarte se usó en España por primera vez la artillería de pólvora.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Cárstico (Karst) Tipo de paisaje, o de terreno, en los parajes calizos, producido por la disolución del carbonato cálcico (roca caliza), por las aguas que contienen dióxido de carbono disuelto. Da lugar a la formación de dolinas, poljes, lapiaces, cañones, cuevas, estalagmitas y estalactitas, etc. Y a un aspecto muy particular de las rocas superficiales debido a la erosión diferencial. También se da en yesos.

215

Castellón Prominencia o elevación del terreno, de paredes casi verticales y más o menos llano en su parte superior. En muchos casos se aprovechaba la parte superior para asentamientos primitivos que allí tenían más fácil la defensa. Buenos ejemplos son el Castellón de las Ollas al Norte de La Sagra o Castellón Alto en Galera. Castellón Alto Pueblo argárico, excavado y puesto en valor en Galera. De visita imprescindible.

Castellón de las Ollas Llámase así por los restos de cerámica que se hallaron por allí, por eso queda mal llamarlo de las Hoyas. Allí hubo un castillo almohade primero, castillo de Mirabet, y luego de la Orden de Santiago, u “orden cana”, que fue destruido por Ismail I. Cuenta una leyenda árabe que había por allí un olivo que florecía y fructificaba una vez al año, pero en un solo día las dos cosas. Si se mira desde la ladera norte de La Sagra y desde cierta altura, de modo que se vean la

Castillo de los Mirabetes Castillo árabe que estuvo sobre el Castellón de las Ollas. Véase Castellón de las Ollas. Centenares Se llamaban así a los terrenos o zonas donde se cultivaba el centeno. Central fotovoltaica Instalaciones donde la energía de los fotones de la luz del Sol se transforma en corriente eléctrica cuando incide sobre unas placas formadas, entre otras cosas, por silicio, donde se produce la transformación maravillosa de la luz en corriente eléctrica mediante el llamado efecto fotoeléctrico, que tanto cambió la concepción del mundo. Central termosolar Centro de producción de energía eléctrica, en el que la energía solar se concentra mediante espejos para calentar un fluido que calentará el agua, cuyo vapor moverá unas turbinas y éstas un alternador que producirá la corriente eléctrica gracias a la magia, a la inducción, de Faraday.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n


Apéndice - Viajes de Verano

229

Apéndice - VIAJES de VERANO A lo largo de los últimos diecisiete años he tenido el privilegio de poder hacer cada verano un gran viaje en bicicleta, con los amigos a quienes está dedicado este libro. Voy a dejar aquí constancia breve de algunos de ellos para el que ande pensando por dónde hacer cicloturismo, sin tener que repetir tanto el Camino a Santiago, que también es buen destino, aunque no para repetirlo tanto.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Los recorridos estuvieron muy pensados y trabajados, reuníamos una información bastante exhaustiva del recorrido, levantábamos perfiles y elegíamos el trazado cuidadosamente buscando caminos de tierra, cosa difícil desde lejos, y si no, carreteras que apenas fuesen recorridas por coches. Pasábamos por pueblos preciosos y visitábamos los testimonios artísticos o históricos que se nos ponían en el camino, o cerca, o que habíamos, adrede, diseñado. La gente con quienes tropezábamos siempre fue muy buena gente; además, un ciclista sudoroso, a casi todos, despierta cierta especie de cariño, todo el mundo tiene un hijo o un nieto que hace bicicleta. Los más fueron viajes de travesía durmiendo cada noche en sitio diferente y portando alforjas. Luego lo cambiamos por viajes margarita, tomando un sitio bonito como centro y base. Cada día hacíamos un recorrido largo por su entorno para volver al mismo punto, a veces apoyados con los coches, y ahora sin alforjas. Al final se puede discutir, y no acabar, si es mejor uno u otro tipo La descripción minuciosa de los viajes se sale del tamaño y propósito del libro, me limito a poner los mapas, con algunos de los hitos y el trazado; en todos había multitud de sitios de interés y de parar. Los viajes en bici, los viajes en cualquier medio, aunque yo pienso más en los de bici, además de disfrutar haciéndolos, se puede disfrutar otro tanto, o más, preparándolos, buscando y resumiendo trazados y distancias, apuntando y aprendiendo puntos interesantes y caminos bonitos, imaginándonos el viaje, y haciéndolo alrededor de la mesa llena de mapas y folletos. Cuando luego llega el viaje de verdad, en parte se olvida el anterior y todo es nuevo, pero en el fondo uno sabe dónde está y a dónde va, los nombres son ya todos familiares, y uno cree, un poco, estar en tierra propia, que el recorrido es suyo. Después, cuando el viaje acaba, viene el tercer tiempo: escribir la memoria y el resumen de aquello que pasó. Es increíble cómo se disfruta en esta parte, para colmo, el viaje ya no se olvida nunca. Y como dijo alguien: “los viajes no se acaban mientras se recuerden”. Intentando dormir, en vano, bajo las estrellas y bajo el puente de Puente la Reina, en pleno Camino a Santiago, aprendí de la radio aquellos versos de Cavafis que dicen: ”Cuando emprendas tu viaje a Ítaca, reza a los dioses para que el camino sea largo”. Lo importante no es el llegar, lo que importa es el camino.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

230 CAMINOS de la BICI


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

Ap茅ndice - Viajes de Verano

231


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

232 CAMINOS de la BICI


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

Ap茅ndice - Viajes de Verano

233


CAMINOS de la BICI

E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

238

Preparando alforjas.

Vadeando en Andorra.

El Tremedal.

Mis amigos de la bici.

Coches y bicis.


CAMINOS de la BICI

Castilla.

E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

Sobre el Tajo.

239

Pinchazo.

Finisterre.

Morella.


CAMINOS de la BICI

Como r铆os.

E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

240

Subidilla.

Coches y bicis.

Arribes del Duero.

Andorra.


Epílogo

241

EPÍLOGO Yo debo demasiadas cosas; a mis padres les debo el ser y el ser como soy, a mis hijos les debo muchas de mis razones para vivir, y con otras cuantas personas, que citar aquí sería prolijo y peligroso, estoy también en deuda.

E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Pero aquí tratamos de la bici, a la bici le debo mucho; como he dicho en algún otro momento, le debo muchos de mis mejores ratos, y también le deberé haberme librado de algunos ratos malos. En la bici he aprendido muchas cosas, me ha servido para conocerme a mí mismo y para descubrirme un poco, he conocido lugares hermosos y lejanos a los que difícilmente hubiese llegado de otro modo, y a otros más cercanos pero que en la bici se disfrutan de una manera incomparable; he descubierto a mucha gente y he disfrutado de su amistad sobre la bici, y luego andando. La vida, la amistad, el aire y el campo son de otra manera subido en una bicicleta, el agua, un amigo, la cerveza o una silla no son lo mismo cuando después de muchas horas apretando los pedales y los dientes te bajas de la bici. No recuerdo, no ha habido ni una vez, ni siquiera en aquellas pocas en que he vuelto lisiado con la bici, que pensara que quizá hubiese sido mejor no haber salido. Debe ser ésta otra de las buenas propiedades de mi bicicleta, una Trek 8000, ya vieja. Con este libro que aquí acaba, he querido hacer mi particular homenaje a la bicicleta, y a los hombres y los caminos que me han rodeado.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n


E pa dic ra ió su n d ev e m al u ua es ci tra ón

Acabóse de imprimir este libro en Granada el día de la Raza de 2011.

Fue compuesto por Taller del Sur Comunicación e impreso en Gráficas Andalusí.


E pa dic ra i贸 su n d ev e m al u ua es ci tra 贸n

Profile for Pepe Morales

CAMINOS de la BICI  

Libro de rutas en bicicleta por la comarca de Huescar (Granada). Descripcion minuciosa de las rutas con mapas, rutometros, perfiles y fotogr...

CAMINOS de la BICI  

Libro de rutas en bicicleta por la comarca de Huescar (Granada). Descripcion minuciosa de las rutas con mapas, rutometros, perfiles y fotogr...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded