Page 1

Historia del Drywall Tiene una larga historia, ya que nació en Estados Unidos en 1890 y llegó a Europa en 1917. Desde entonces, se han colocado más de 100.000 millones de metros cuadrados de este producto en todo el mundo, por la buena relación que ofrece entre su precio y la calidad final del producto. Hasta la primera Guerra Mundial, los hogares americanos eran recubiertos con yeso, un proceso que requería clavar cientos de metros de listones de madera al techo y a las paredes de cada habitación. En el año 1916 United States Gypsum Company, una empresa de Estados Unidos produce las primeras placas de yeso, que se trataban básicamente de yeso exprimido entre dos paneles de papel y las denomina Sheetrock. Este nuevo sistema constructivo permitía ser clavado rápidamente sobre un marco y las costuras entre las hojas se podían enyesar para hacer una pared unificada, eliminando la necesidad del listón de madera, las múltiples capas de yeso, y los días de secado (de ahí surge su nombre genérico, "drywall" o pared seca, pues poseía la ventaja de trabajar con el yeso seco. De la mano de la Segunda Guerra Mundial vino una necesidad urgente de estructuras militares; desde cuarteles hasta bases enteras. Enfrentando la escasez de mano de obra y de material, existía una gran necesidad por encontrar maneras más rápidas y eficaces de construir. La solución fue el sistema de placas de yeso “drywall” por su rápida y flexible puesta en obra, su uniforme y lisa superficie lograda, que solamente necesitaba una capa fina de yeso para las uniones. Durante el período de posguerra se produjo un boom de construcción en EEUU que significó la consolidación de este práctico, rápido y eficiente sistema constructivo que se introdujo en la mayoría de los edificios y hogares norteamericanos Hoy, Estados Unidos es el principal consumidor mundial de placas de yeso (3.700 millones de m2) para lo cuál es también el principal productor e innovador de este sistema.

1


Muchos usos: elige el tuyo En albañilería interior su puede utilizar para forrar muros que ya tengamos colocados, ya sea para rehabilitarlos o para mejorar el aislamiento, tanto acústico como térmico. Asimismo, son muy útiles para colocar falsos techos, fijos o desmontables. En este caso, primero tendremos que colocar una estructura en la que después se pondrán las planchas. Si necesitamos protección contra el fuego, elegiremos las gamas destinadas a este fin. No se puede perder de vista su función decorativa del hogar, ya que con este material se pueden crear estanterías, cabeceros o cúpulas. Del mismo modo, decorar estas planchas, con pintura o papel es incluso más sencillo que en las paredes tradicionales.

Material para instalarlo Es imprescindible adquirir estructuras de acero galvanizado, que formarán la base donde clavaremos el drywall. Por supuesto, tenemos que disponer de las planchas de yeso y cartón necesarias para cubrir el esqueleto anterior. Por otra parte, es necesario un papel especial con el que facilitaremos las uniones entre placas para conseguir un efecto de uniformidad. Los tornillos son el elemento clave para unir la estructura con las láminas. Para tapar la tornillería y las imperfecciones del mueble, pared o techo, disponemos de masilla especial para lograr un acabado perfecto. Aunque nosotros mismos somos capaces de llevar a cabo la instalación, lo cierto es que requiere bastante trabajo y altas dosis de paciencia.

2


LLEGADA A EUROPA A Europa llegó unos años mas tarde a través de Inglaterra, en Wallasey cercana a Liverpool, se construyó en 1.917 la primera fabrica europea, muy pronto se extendió por todo el Reino Unido y países nórdicos, poco después pasó a Francia, donde se instaló la primera fabrica en 1.948 y a Europa central. A España llegó hace 25 años de la mano de Uralita, cuando gracias a su mayoritaria participación, se creo en 1.978 la empresa EPYSA, Compañía Española de Placa de Yeso, el nombre de los nuevos productos que se iban a lanzar al mercado tomaron el nombre de PLADUR (Placa de Uralita), en correspondencia al socio mayoritario, hoy en día, y al igual que pasa con otras marcas, la placa de cartón yeso es mas conocida como placa de Pladur. En España se comercializan otras dos marcas de placas y sistemas, Knauf (alemana) y Placoplatre (francesa), siendo los sistemas a los que representan dichas marcas muy parecidos a los sistemas Pladur, si bien cada uno con sus particularidades..

Resumen para tener en cuenta Para conocer su historia, debemos trasladarnos hasta 1890, fecha en las que se fabrico la primera placa de yeso para tabiquería y techos en los talleres de New York Chemical Company La primera fabrica que produjo industrialmente el material se instalo en Pomproc (New Jersey) extendiéndose su consumo por todo EEUU y Canadá produciéndose ya en 1900 cerca de 47 millones de metros cuadrados En 1917, la placa de yeso llega a Europa, donde su consumo se convirtió rápidamente en mayoritario, desplazando al ladrillo como material básico en la construcción de interiores.

3


4

HISTORIA DEL DRYWALL  

CONCEPTOS Y ORIGENES DEL SISITEMA CONSTRUCTIVO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you