Page 1

2 0 1 4 Agenda Milenio del Reino de AlmerĂ­a

FotografĂ­as Carlos de Paz


2 0 1 4 A g e n d a M i l e n i o del R ei no de A l m er Ă­ a

FotografĂ­as Carlos de Paz


Organiza Asociación de Amigos de la Alcazaba Patrocina Grupo Cosentino Colaboran Consejería de Educación, Cultura y Deportes de La Junta de Andalucía Ayuntamiento de Almería Cajamar Caja Rural La Voz de Almería Fundación Ibn Tufayl de Estudios Árabes Artes Gráficas M3 Idea original, fotografías y diseño: Carlos de Paz Selección de textos árabes traducidos: Jorge Lirola Delgado Producción: Taller al Sur Impresión y encuadernación: Artes Graficas M-3


LAS COSAS QUE DURAN

Q

ue mil años son muchos años es una evidencia aplastante; como dice la letra del famoso tango: ”que veinte años no es nada... que es un soplo la vida”, aquí se rendiría ante el hecho innegable que un milenio es algo que en términos de historia de la humanidad es un minucia, un ráfaga de aire, pero una eternidad en términos de la vida de una persona. Ya lo creo, que mil años no alcanzan a la vista de la memoria histórica de cualquier humano. El que haya tenido la suerte de conocer a su bisabuelo puedo estar remontándose a una persona que nació 80, 90 o a lo sumo100 años antes; y entre medio, está la vivencia de su abuelo, sus padres y la vida de uno mismo. Este verano del año 2013 he tenido la satisfacción de descubrir un breve pero precioso libro, una obra teatral, escrita por Catherine François y que se titula “Al-Mutásim de Almería” (co-editado por el Instituto de Estudios Almerienses y la Fundación Ibn Tufayl de Estudios Árabes). Esta bella obra reconstruye la figura histórica de Al-Mutásim, bajo cuyo reinado la taifa de Almería conoció el esplendor en el siglo XI. Su corto reinado rivalizó con los de los reinos musulmanes más poderosos en la península ibérica y alcanzó un grado de desarrollo cultural superior al de los reinos cristianos de la época.

Se describe una época preciosa que refleja la tensión entre la actividad literaria de la Alcazaba ─refugio de grandes poetas y pensadores─ y las escaramuzas e incursiones militares en territorios próximos a Almería. Les aconsejo que intenten localizar esta obra y disfrutarán mucho de la comprensión del escenario que describe, justo en los albores del año 1014, cuyo primer milenio tenemos la dicha de celebrar los almerienses que respiramos en estos días. Me gustaría que los Almerienses conociéramos más y mejor nuestra historia para poder tener más confianza en que somos un pueblo viejo y sufrido, y también para reconocer que la grandeza de la historia no sólo abrazó a la Córdoba de los Califas y a la Granada Nazarí. Afortunadamente, nos queda la Alcazaba para atestiguar que hay cosas que importan, aunque sea para que los pueblos no pierdan su memoria. Felicidades Almería, y que cumplas muchos más. Santiago Alfonso Rodriguez Directivo de Grupo Cosentino


ASOCIACIÓN AMIGOS DE LA ALCAZABA DE ALMERÍA

L

a asociación Amigos de la Alcazaba de Almería nació en febrero de 2004 con la finalidad de colaborar en la dignificación del monumento más emblemático de Almería.

Ha ido ampliando sus objetivos hasta convertirse en una asociación provincial que trabaja por la difusión, disfrute y defensa del conjunto del Patrimonio Histórico-Cultural de toda la provincia, desde la más plena independencia. Nuestra asociación es también la Delegación Provincial de la Asociación Española de Amigos de los Castillos (la 2ª en número de asociados, tras Madrid). Única asociación almeriense integrada en la Federación Española de Amigos de los Museos. Inscrita en el registro de la Agencia Andaluza del Voluntariado, Andalucía Compromiso Digital y Ayuntamiento de Almería. Amigos de la Alcazaba lleva realizadas más de 250 actividades, tan diversas como diversos son los públicos a los que nos dirigimos (profesores, inmigrantes, personas mayores, escolares, especialistas, público en general...). Regularmente organizamos foros de debate, conferencias para el profesorado, así como otras actividades con escolares y estudiantes de dibujo, pintura y fotografía. Reuniones de trabajo con colectivos provinciales de voluntariado, lúdicas y reivindicativas, siempre relacionadas con el Patrimonio Histórico-Cultural de la provincia. Muchas de ellas ya son reconocidas por los almerienses por su larga y eficaz trayectoria: Abre la muralla, Banderas Negras, Luna llena en la Alcazaba... También organizamos el Día Nacional de los Castillos, actos institucionales en relación a museos, castillos, monumentos... y un amplísimo programa de visitas y viajes culturales, como “Las huellas de nuestra historia”, “Senderos de Historia” y “Patrimonio de la Humanidad”, con el que hemos visitado 15 países de 4 continentes.


Aún siendo autónomos económicamente, muchos de nuestros proyectos han contado con apoyo institucional: Junta de Andalucía, a través de sus Consejerías de Cultura, Turismo, Educación e Innovación. Diputación Provincial y multitud de ayuntamientos de toda la provincia. Instituciones y entidades como el Centro Andaluz de la Fotografía, el Instituto de Estudios Almerienses, los Centros de Profesorado, Cajamar, Unicaja... De los 11 socios fundadores, con el paso del tiempo hemos crecido hasta los más de 500 asociados actuales, al corriente de sus cuotas semestrales. Es una de las asociaciones culturales más importantes de Andalucía, contando con un amplio reconocimiento social y mediático que le ha valido distintos premios: Medalla de la Cultura de la provincia de Almería (2010), otorgada por unanimidad por la Diputación Provincial. Premio Nacional Marqués de Sales (2006), de la Asociación Española de Amigos de los Castillos. Premio Duna (2009), del Grupo Ecologista Mediterráneo. Premio Lauro (2010) del G. Talia. María Teresa Pérez Sánchez Presidenta de la Asociación Amigos de la Alcazaba


2014, EL MILENIO DEL REINO DE ALMERÍA

H

ace mil años Jayrán conquistó Almería y proclamó el reino independiente de Almería, estableciendo su corte en la Alcazaba de Almería.

Aquella ciudad fundada medio siglo antes (955) por el Califa Abd al-Rahmán III fue engrandecida por Jayrán, quien amplió la Alcazaba, dotó de nuevas naves a la Mezquita Mayor, levantó las murallas del enorme arrabal de la Musalla (que aún mantiene orgullosamente un gran lienzo, recientemente restaurado), canalizó el agua del río Andarax hasta la ciudad, construyendo unos aljibes para su almacenamiento... Como capital del Reino de Jayrán y sus sucesores, la Almería del siglo XI se convirtió en una gran y próspera ciudad, foco de atracción de ricos mercaderes, artesanos e intelectuales, muchos de ellos venidos de Córdoba. Almería pasó a ser la tercera ciudad de Al-Andalus en número de habitantes (tras Córdoba y Toledo) y su puerto en uno de los enclaves comerciales más importantes del Mediterráneo. Pero además de la estabilidad política y un extraordinario desarrollo económico, la cultura almeriense vivió una edad dorada. La corte almeriense, especialmente la del rey poeta al-Mutásim, fue lugar de encuentro de algunos de los personajes más importantes de aquellos tiempos: geógrafos, agrónomos, filósofos, poetas, historiadores, médicos... «Algo permanece después de que todo se extinga», dice un proverbio árabe. Y ese “algo” debe ser el objetivo fundamental de la celebración del Milenio del Reino de Almería. Una oportunidad extraordinaria para la organización de un conjunto de eventos que persiga los siguientes objetivos: Recordar un pasado esplendoroso del que sentirnos orgullosos y aumente la autoestima de los almerienses.
 Ser un motor de desarrollo económico, social, turístico y cultural.


Convertirse en un acontecimiento con proyección nacional, que sirva para impulsar la imagen y los valores de Almería.
 Ser un instrumento de encuentro de empresas, entidades, instituciones, asociaciones culturales y sociales, en torno a nuestro pasado y nuestro futuro.
 Proyectar la riqueza histórica y patrimonio de Almería, para fomentar su desarrollo turístico.
 Contribuir a la participación activa de la ciudadanía y la leal colaboración de las distintas administraciones en torno a un proyecto común, que es el bienestar de nuestra tierra. Francisco Verdegay Flores Vicepresidente de la Asociación Amigos de la Alcazaba


LA PIEDRA EN LA HISTORIA DE ALMERÍA

R

esulta innecesario subrayar el uso constante de la piedra hasta época sub-reciente para proveer de las más diversas piezas y objetos utilitarios. La presencia doméstica de la piedra tallada como elemento constructivo incluía desde gorroneras, quicialeras, guardacantones, dinteles o trancos hasta fustes de columnas, sillares o losas pasando por piletas, imbornales o bordillos. Además, la piedra disfrutó siempre de valores añadidos, singularmente su resistencia (a veces más teórica que real) y durabilidad, en comparación con el resto de materiales constructivos usados en la antigüedad, por lo que estas piezas se reutilizarán frecuentemente a lo largo de su vida útil. Esta fue una historia humilde, servicial y sencilla pero también una empresa artística y comercial, y, hoy, un punto de encuentro con la historia de Almería a través de una de sus industrias más señeras pero menos valorada en la historia.

Un proceso histórico errático La explotación de la canteras almerienses se puede dividir en cuatro grandes hitos históricos: la fundación de la ciudad (periodo medieval), su redefinición como centro político y religioso (inicios de la época moderna), el ensanche y consolidación administrativa consecuente al nacimiento y desarrollo del estado liberal (siglo XIX) y el desarrollo de grandes obras públicas (singularmente, la construcción del puerto en la segunda mitad del siglo XIX a inicios del XX) que le permitieron inscribir sus producciones locales en el mercado mundial. De todo ello debe deducirse que la cantería fue una actividad amplia aunque desigualmente desarrollada a lo largo de la historia de la ciudad, tanto que llegó a constituir en el último cuarto del siglo XIX un pujante sector económico.

Una historia luminosa y sorprendente Abd al-Rahmán III, el fundador de la ciudad en el año 955, la rodeó “por una muralla inexpugnable de piedra”. Jayrán amuralló los arrabales con una de tapial. Era la ciudad de piedra frente a la ciudad de tierra en la evocadora descripción de los autores árabes.


De este pasado encontramos unos lugares de trabajo raros por su magnífico estado de conservación: las canteras en cuevas de impresionante belleza, que quizá representen el legado más desconocido de aquel acto trascendental para la historia de la ciudad y de la provincia. La verdadera acta de constitución de una ciudad, centro militar y de comercio con el Magreb central. Pero no tan sólo fue la piedra de cantería. Una de las razones de la sorpresa del viajero ilustrado Francisco Pérez Bayer al visitar la ciudad en 1787 fue la magnífica labra de las estelas almerienses en el mármol puro de Macael. Tan impresionado quedó que no siendo este el objeto de su trabajo, dejó constancia de muchas de ellas en sus apuntes y dibujos. Pero este viaje es aún más fascinante. En Gao, al norte de Malí, la excavación de una antigua necrópolis por los arqueólogos coloniales franceses desvelaba un comercio, bien de artesanos, bien de lápidas, que atravesaba el África subsahariana desde Almería. Y en los museos de Argel o de Túnez todavía se pueden ver trazas de aquella antigua influencia o exportación en ejemplares e imitaciones que por características tan particulares debieron proceder de esta puerta de Oriente que era entonces Almería.

Capiteles, columnas y leones Explotadas desde la antigüedad con la Dama de Alhama como primer ejemplo conocido de estatuaria romana que empleó su materia prima, el mármol se traía a los artesanos almerienses a través del puerto de Vera. Así eran las comunicaciones de entonces. Pero llegó a muchos sitios y adquirió muchas formas que hoy conservan nuestros museos. Entre ellos, el mítico mármol enlosó los famosos palacios de al-Mutásim, el rey poeta almeriense y formó las pilas y fuentes de sus estanques. Y se difundió por otros apartados y materias primas, como el alabastro del que también se labraron pequeños capiteles y columnas en este y otros palacios con piedra procedente de canteras entre Cuevas y Huércal-Overa. La geografía provincial de la piedra. Son trozos y trazas de una historia desconocida donde aún podemos ver la talla, la huella del experto, el retoque del maestro, la paciencia del artesano. Lugares y objetos de memoria que desean contarnos su historia.


Trazos de historia ¿Cómo no quedar impresionada al observar la huella, perfectamente conservada y diestra, de sacar la dura piedra? ¿Cómo no intentar conocer la mano anónima que consumió su esfuerzo y nos deja el lugar como si acabara de ausentarse el artesano? Así son los lugares, los muchos y pequeños bancos de extracción de perfecta geometría, de cuidado aspecto, donde el cantero extrajo la piedra más específica, la de mejor calidad para su mano maestra. Son las impresionantes canteras de san Roque, en La Chanca, o del Quemadero, esparcidas en numerosos, recónditos y pintorescos lugares de la geográfica más desconocía de la ciudad. Las canteras de la Alcazaba, de la Catedral, del Hospital, del monumento al humilde tranco de vivienda, del gran tallista al humilde cantero. Parecen lugares fosilizados, fuera del tiempo, lugares de leyendas.

Variedad y belleza Y lugares de geografía. Desde la mítica Mano del Gigante, en Balsaplata de Berja, de donde se extrajo el mármol negro a veces con caprichosas vetas, a las muchas canteras del Diablo que pareciera que piedras extrajera. Desde el Canfornal a los Guijarrales, tantos topónimos y tantas historias. Como la de Ropero, la de Rull, la del Puerto… y la de tantos otros que abrieron canteras en los alrededores de la una ciudad que llegó a ser famosa por la piedra que labraba. Un hecho que fue mucho más que una anécdota pues la “piedra de construcción de la cercanía de la capital” era considerada producto digno de ser expuesto y de representar a la provincia en certámenes internacionales como en la gran exposición de Filadelfia de 1876, donde figuró entre los 23 productos seleccionados. Historias de un monumento, una ciudad y una provincia que un día quiso ser de piedra. Lorenzo Cara Barrionuevo - Arqueólogo


FOMENTO DE LA CULTURA

E

n el año 1013 se produjo la llamada fitna barbariya (guerra civil beréber) que trajo consigo la descentralización política de al-Andalus y la aparición de los gobiernos regionales. En el caso de Almería, el establecimiento en ella de Jayrán en julio de 1014 puede considerarse el inicio de la taifa almeriense pues fue el gobierno del que anteriormente había sido general del todopoderoso Almanzor el que terminó por imponerse, sucediéndole a su muerte su compañero Zuhayr y, a la de éste, los Banú Sumádih, entre quienes brilló el célebre rey al-Mutásim. Aparte del gran desarrollo urbano con el incremento de obras públicas, cabe destacar el fomento de la cultura como uno de los grandes logros. Si hasta entonces era Córdoba la que había ejercído una fuerza centrípeta que había atraído a ella a autores de otras ciudades, a comienzos del siglo XI las revueltas en la capital del Califato invirtieron las tornas y una fuerza centrífuga llevó a intelectuales como Ibn Hazm a marcharse a otras latitudes; en su caso a Almería, un próspero puerto que atraía a su seno a toda clase de gentes: intelectuales, comerciantes, buscavidas... Se inició así un gran desarrollo de la cultura en Almería, con el paso por esta ciudad andalusí de figuras como Ibn Darrach al-Qastalli, el mejor poeta de la época, y el establecimiento de los Banu Sháraf de Cairuán, Ibn al-Haddad de Guadix y tantos otros, al tiempo que comenzaron a brillar figuras autóctonas de la talla de al-Udrí. Todo ello posibilitó el gran esplendor cultural de la corte de al-Mutásim, que tendría su continuidad en épocas posteriores con autores almerienses de la talla de Ibn al-Arif, Ibn Luyún, Abú l-Barakat al-Balafiqí e Ibn Játima. Jorge Lirola Delgado - Profesor de la Universidad de Almería Presidente de la Fundación Ibn Tufayl de Estudios Árabes


LA ALCAZABA Y SU ENTORNO

L

as fotografías seleccionadas para esta agenda forman parte de un trabajo mucho más amplio, desarrollado a lo largo de varios años y que toma a la Alcazaba como elemento vertebrador de la vida en los barrios que han ido creciendo al abrigo de su manto protector. Los nombres propios de estos barrios y sus rincones más desconocidos nos hablan de su increíble historia y compleja variedad: La Chanca, Pescadería, Pavía, La Almedina, El Quemadero, Las Perchas, San Cristóbal, La Campsa, El Cerro del Hambre… En ellos, conviven en caótica armonía la casa moderna y la cueva primitiva, la antena parabólica y la vieja guitarra, el coche tuneado y la red del pescador; al amanecer, el canto del gallo sigue despertando a sus vecinos y la Alcazaba sigue presidiendo sus vidas, testigo mudo del paso del tiempo, escribiendo su propia historia. La mayoría de las ciudades contemporáneas se crearon y desarrollaron en torno a castillos, fortalezas o alcazabas, que representaban tanto el poder imperante, como la protección ante los peligros de amenazas externas. Hoy, que las estructuras sociales han cambiado, un núcleo de población cuyo rasgo común es su ubicación en torno a la Alcazaba de Almería, permanece vivo como una paradójica metáfora de los complejos sistemas sociales que conviven, con mayor o menor fortuna, en las sociedades contemporáneas y tecnológicamente avanzadas. A pesar de haber sido el foco principal de una época dorada de la ciudad, la ingratitud de la historia cotidiana fue relegando a la Alcazaba y sus barrios ─humildes, pero orgullosos de sus orígenes─ al olvido, la marginalidad y la decadencia. Ahora, que se viven tiempos de recuperación social y urbanística del entorno, es justo que en este primer Milenio del Reino de Almería se celebre el pasado de esplendor, pero no con nostalgia estéril, sino con esperanzas renovadas para poder construir un futuro mejor.


Las fotografías seleccionadas para esta agenda no pretenden una labor descriptiva del monumento, aspiran a trasmitir una imagen más poética y evocadora. Este aspecto no es gratuito; en la corte del rey al-Mutásim las artes ─en especial la poesía─ y la ciencia, tuvieron una gran relevancia. Los paseos por sus jardines, protectores de un sol abrasador que refleja su ardiente cara en el mar de Alborán; los recorridos nocturnos a la luz de la luna llena, oliendo los perfumes de la noche y escuchando las historias que las sombras de sus milenarias piedras me quisieran contar. Ese, y no otro, ha sido mi alimento creativo a la hora de realizar este trabajo. Carlos de Paz - Fotógrafo


Enero L

M

Febrero

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

L

M

X

J

V

Marzo S

D

1

2

L

M

X

J

V

S

D

1

2

6

7

8

9

10

11

12

3

4

5

6

7

8

9

3

4

5

6

7

8

9

13

14

15

16

17

18

19

10

11

12

13

14

15

16

10

11

12

13

14

15

16

20

21

22

23

24

25

26

17

18

19

20

21

22

23

17

18

19

20

21

22

23

27

28

29

30

31

24

25

26

27

28

24

25

26

27

28

29

30

S

D

31

Abril L

Mayo

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

5

6

14

15

16

17

18

19

20

12

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

X

Junio

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

7

8

9

10

11

2

3

4

5

6

7

8

13

14

15

16

17

18

9

10

11

12

13

14

15

19

20

21

22

23

24

25

16

17

18

19

20

21

22

26

27

28

29

30

31

23

24

25

26

27

28

29

1

30

Julio L

Agosto

M

X

J

V

S

D

L

M

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

1

2

3

1

2

3

4

5

6

7

7

8

9

10

11

12

13

4

5

6

7

8

9

10

8

9

10

11

12

13

14

14

15

16

17

18

19

20

11

12

13

14

15

16

17

15

16

17

18

19

20

21

21

22

23

24

25

26

27

18

19

20

21

22

23

24

22

23

24

25

26

27

28

28

29

30

31

25

26

27

28

29

30

31

29

30

Octubre L

M

X

J

Septiembre

Noviembre

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

L

M

X

J

V

Diciembre S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

1

2

3

4

5

6

7

6

7

8

9

10

11

12

3

4

5

6

7

8

9

8

9

10

11

12

13

14

13

14

15

16

17

18

19

10

11

12

13

14

15

16

15

16

17

18

19

20

21

20

21

22

23

24

25

26

17

18

19

20

21

22

23

22

23

24

25

26

27

28

27

28

29

30

31

24

25

26

27

28

29

30

29

30

31


D i c i e m b r e 30

E n e r o 31

Lunes

Martes

2 0 1 4 1

2

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E n e r o 3

Viernes

5

Domingo

4

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

lmería no es ciudad de construcción antigua, sino que los árabes la utilizaron como morabito y construyeron en ella defensas. La gente buscaban refugio en ella y practicaban vida de ribat allí, sin que entonces hubiera edificaciones ni viviendas. Está rodeada por una muralla inexpugnable de piedra que construyó al-Násir, el emir de los creyentes Abd al-Rahmán [III], en el año 343 [=7 mayo 954–4 abril 955]. Desde la ciudad de Pechina hasta la ciudad de Almería hay cinco millas y un sexto de milla, y por el camino de la cuesta, seis millas. Hoy en día, la ciudad de Almería es de perfecta construcción, con aspecto de metrópoli. Su Almedina antigua está cercada por una prodigiosa muralla. Su Arrabal Oriental ha sido amurallado, conectando la muralla del Arrabal con la Almedina. El fatà Jayrán fue el que lo amuralló. Asimismo, lo está el Arrabal Occidental, cuya muralla está también unida a la de la Almedina. Domina la ciudad su Alcazaba, que está en un monte aislado sobre el que hay una perfecta muralla. No se sube a su Alcazaba sino es con trabajo ni se asciende a ella sino es con dificultad; está solidamente dispuesta y es extremadamente inexpugnable. Su antigua Atarazana fue dividida en dos partes: en una se encuentran las embarcaciones de guerra, los pertrechos y los aparejos; y en la segunda está la Alcaicería, que había sido dispuesta de modo que cada oficio estuviera en una zona delimitada, según sus afinidades. En ella, los comerciantes se encontraban seguros con sus bienes, dirigiéndose a Almería la gente desde todas partes. " Taracea de noticias históricas" del geógrafo y tradicionista almeriense al-Udrí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


E n e r o 6

7

Lunes

Martes

2 0 1 4 8

9

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E n e r o 10

Viernes

12

Domingo

11

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


¿T

e entristece que digan: Partirán las hermosas? ¿Cómo tendrás paciencia si se van, ay de ti?

Su partida es la muerte, y si lo dudas, vive, cosecharás tristezas de su marcha. Con ellas me encontraba y a su sombra vivir era delicia, y el jardín de la vida, radiante y perfumado. Noches felices en que no temía a los reproches cuando amaba, ni me asustaba el abandono al estar juntos, en que el placer nos asaltaba, y los deseos abrazábamos, como las ramas que se abrazan al empuje del viento. ¡Ay, ojalá supiera, ahora que llega la separación, si me amaréis, después de separarnos, como antes! Poema de al-Gassaniya de Pechina, primera poetisa deAlmería (Tr. Teresa Garulo)


E n e r o 13

14

Lunes

Martes

2 0 1 4 15

16

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E n e r o 17

Viernes

19

Domingo

18

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

lmería está formada por tres medinas: la primera, por la parte occidental, es conocida como la Hondonada Interior; tiene una muralla que es protegida del enemigo por guardias y vigilantes nocturnos, pero no está urbanizada. Le sigue, hacia el Este, la Antigua Almedina y, por último, la tercera medina, que es conocida como el Oratorio de Almería y es la más grande de las tres. La fortaleza, que en su lengua llaman al-Qasaba (la Alcazaba), se encuentra junto a la Almedina Antigua, por la parte Norte; en realidad, son dos alcazabas, extremadamente hermosas e inexpugnables. "Itinerarios de las miradas" del enciclopedista de Damasco al-Umarí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


E n e r o 20

21

Lunes

Martes

2 0 1 4 22

23

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E n e r o 24

Viernes

26

Domingo

25

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


T

u carta, que enviaste de la ciudad de Almería, llegó a mi residencia en la villa de Játiva. En ella me hablas de tu buen estado, lo que me alegró y me hizo dar gracias a Dios, entronado y ensalzado sea, a quien pedí que te perpetuara y aún acrecentara los favores [...] Me encargaste –Dios te honre– que compusiera para ti una epístola en la que caracterizara el amor, sus significados y conceptos, sus causas y atributos, y lo que en él y por él sucede, sujetándome a la realidad de las cosas, sin exageraciones ni perifollos, antes bien teniendo en cuenta lo que sucedió tal y como acaeció, hasta donde alcanzara mi memoria y llegara mi brazo en lo tocante a recordar. [...] He dividido esta epístola mía en treinta capítulos, de los cuales diez versan sobre los fundamentos del amor. [...] Siguen doce capítulos sobre los accidentes del amor y sus cualidades, las alabadas como las denostadas [...] Seis hay que abordan los azotes del amor. [...] Dos son los capítulos que coronan esta epístola: uno contiene un discurso sobre lo feo del pecado, y otro versa sobre la excelencia de la castidad, que la hace preferible. "El Collar de la Paloma" de Ibn Hazm de Córdoba (Tr. Jaime Sánchez Ratia)


E n e r o 27

28

Lunes

Martes

2 0 1 4 29

30

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E n e r o

F e b r e r o

31

Viernes

2

Domingo

1

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


C

uando se trata de ella, me agrada la plática, y exhala para mí un exquisito olor de ámbar.

Si habla ella, no atiendo a los que están a mi lado y escucho sólo sus palabras placientes y graciosas. Aunque estuviese con el Príncipe de los Creyentes, no me desviaría de mi amada en atención a él. Si me veo forzado a irme de su lado, no paro de mirar atrás y camino como una bestia herida; pero, aunque mi cuerpo se distancie, mis ojos quedan fijos en ella, como los del náufrago que, desde las olas, contemplan la orilla. Si pienso que estoy lejos de ella, siento que me ahogo como el que bosteza entre la polvareda y la solana. Si tú me dices que es posible subir al cielo, digo que sí y que sé dónde está la escalera. "El Collar de la Paloma" de Ibn Hazm de Córdoba (Tr. Emilio García Gómez)


F e b r e r o 3

4

Lunes

Martes

2 0 1 4 5

6

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


F e b r e r o 7

Viernes

9

Domingo

8

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


M

e fui, y Qitmir, mi perro, me acompañó consolando mi corazón a lo largo del camino.

Si me detenía, se sentaba junto a mí mirándome con los ojos de un amigo fiel, vigilándome y protegiéndome como cuida el amigo al amigo. En cambio, las gentes que me rodean, en su ruindad, no me trataron como merecía, tanto aquellos a los que apenas conozco como el hermano que debía amarme. Qitmir es como un hijo, y cuando lo encuentras viene a ti con el corazón palpitante de amor. No encontré entre los hombres amigo ni hermano leal, pero me basta con mi perro, mucho mejor que ellos ¡y qué excelente amigo! ¿Quién se apiadará de este viejo extraño Abú l-Barakat al-Fatà, el de Velefique? Casida de Abú l-Barakat al-Balafiqi (Tr. Soledad Gibert)


F e b r e r o 10

11

Lunes

Martes

2 0 1 4 12

13

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


F e b r e r o 14

Viernes

16

Domingo

15

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


E

l amor verdadero no es hijo de un instante, ni su eslabón sirve para hacer fuego a voluntad,

sino que, a su aire, nace y anda, tras largo entretenimiento, que afirma su cimiento. No lo rondarán entonces conjuros o rupturas, ni se alejará ya nunca del asiento y el crescendo. Lo que viene a confirmar el que veamos toda hija de un instante morir en su siguiente. Yo soy empero tierra durísima, pedernal puro, del todo remisa a los esquejes, insumisa, si bien aquella planta que en mí arraiga ya no tenga, en primavera, cuidado de las lluvias. "El Collar de la Paloma" de Ibn Hazm de Córdoba (Tr. Jaime Sánchez Ratia)


F e b r e r o 17

18

Lunes

Martes

2 0 1 4 19

20

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


F e b r e r o 21

Viernes

23

Domingo

22

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


Q

uien no pida consejo a un sabio, certeza en lo arduo nunca tendrá.

Y quien niegue las cosas sin evidencia ni comprobación, loco obstinado será. De todo saca el sabio lección, aunque se mezclen certidumbre y falsedad, pues la razón busca siempre la verdad que, como perla, oculta en las cosas está. Poema del sufí almeriense Ibn al-Arif (Tr. Jorge Lirola Delgado)


F e b r e r o 24

25

Lunes

Martes

2 0 1 4 26

27

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

1

2

3


F e b r e r o

M a r z o

28

Viernes

2

Domingo

1

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


D

isminuye la intimidad y te alegrarás, pues quien se prodiga, prestigio perderá.

Imponte la sinceridad, pero evita que se te vea lenguaraz. Calla cuando temas molestar, de lo contrario errarás. Ante el virtuoso, todo entrometido se cree con derecho a abusar. Poema del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Jorge Lirola Delgado)


M a r z o 3

4

Lunes

Martes

2 0 1 4 5

6

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a r z o 7

Viernes

9

Domingo

8

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

lmería, en la época de los almorávides, era la ciudad del Islam. En ella había toda clase de industrias maravillosas, en concreto había 800 telares de seda, en los que se fabricaban túnicas, brocados, el ciclatón, el isbahaní, el yuryaní, velos enguirnaldados, vestidos con ojetes, el jumar, el attabí, almajares y toda clase de sedas. Anteriormente, se fabricaba en Almería toda clase de utensilios de cobre, de hierro, etc., imposibles de detallar. Había en ella gran abundancia de frutos de su valle, a buen precio. Este valle, que toma su nombre de Pechina, se encuentra a cuatro millas de Almería y en torno a él hay jardines, huertos y molinos; todos sus productos y sus frutos eran llevados a Almería. A esta ciudad se dirigían los barcos mercantes procedentes de Alejandría y Siria. No había en todo al-Andalus gente más adinerada que los almerienses, ni más inclinada a toda clase de comercios que ellos, vendiendo y atesorando. " Recreo de quien desea recorrer el mundo" del geógrafo al-Idrisí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


M a r z o 10

11

Lunes

Martes

2 0 1 4 12

13

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a r z o 14

Viernes

16

Domingo

15

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

pareció deslumbrante en lazulita de seda.

"¡Dios piadoso, qué hermosura! ¡No es humana esa figura!", exclamé y me contestó: "No le neguéis a la luna vestir el manto del cielo". Poema del cordobés afincado en Almería Ibn Burd (Tr. Antonio Martínez Castro)


M a r z o 17

18

Lunes

Martes

2 0 1 4 19

20

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a r z o 21

Viernes

23

Domingo

22

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

lmería es una ciudad situada en la costa, que se cuenta entre los territorios más sublimes, de mayor categoría y más importantes de al-Andalus. En ella hay magníficos comercios y abundantes industrias. Tiene fama y renombre, por lo que los orientales y los occidentales de países musulmanes viajan a ella y en ella se dan cita los viajeros de tierras lejanas y próximas, árabes y no árabes, como si Almería fuese lugar de reunión en el que se congregasen para realizar toda clase de negocios. Este mismo año ha llegado un hombre desde Bagdad, tras 91 días [de viaje]. Y desde ella embarcan los peregrinos andalusíes y después hacen lo propio el resto de peregrinos de la otra orilla. Almería es ciudad de nueva fundación. La metrópoli era Pechina, distante de Almería cinco millas. Pero, cuando Pechina fue destruida en la revuelta beréber, Almería fue construida y se urbanizó entonces. Eso ocurrió en el año 402 [=4 agosto 1011-22 julio 1012]. "La captación de las luces" del genealogista almeriense al-Rushati (Tr. Jorge Lirola Delgado)


M a r z o 24

25

Lunes

Martes

2 0 1 4 26

27

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a r z o 28

Viernes

30

Domingo

29

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M

ira las banderas palpitantes, movidas por las manos del viento;

ellas son nuestras mejores galas, y al verlas tremolar parecen los corazones del enemigo el día de la batalla.

H

e mandado mi saludo en el collar de una paloma que será sobre la comarca de Almería como un pebetero.

Y cuando se acerque a vosotros os comunicará un mensaje más fragante y aromático que cualquier perfume. Dos fragmentos poéticos del rey al-Mutásim (Tr. Soledad Gibert)


M a r z o 31

A b r i l 1

Lunes

Martes

2 0 1 4 2

3

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


A b r i l 4

Viernes

6

Domingo

5

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N

o pidas noticias a la gente y a la vida, que ambos te darán nuevas sin que las pidas.

El dinero disimula la ignorancia de los necios, y la pobreza convierte en ignorantes a los instruidos. El torpe ve las desgracias una vez sucedidas; el listo las ve venir. Quien visita con demasiada frecuencia a un amigo, lo cansa y acaba cansado. El silencio preserva la vida mejor que las palabras, que pueden herir y matar al hombre. Máximas poéticas de Abú Abd Allah Ibn Sháraf (Tr. Pilar Lirola Delgado)


A b r i l 7

8

Lunes

Martes

2 0 1 4 9

10

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


A b r i l 11

Viernes

13

Domingo

12

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


Q

uien mucho vive, pierde a sus seres queridos, y hasta los miembros de su cuerpo y la paciencia se agotan.

Para el noble, más vale el amor que el dinero, pues no hay que contar con la fortuna. Iguales son en la muerte el ignorante y el entendido, y puede que los ignorantes vivan más. La humanidad se destruye en vano, luchando unos contra otros, pero se iguala bajo la tierra que le cae encima". Máximas poéticas de Abú Abd Allah Ibn Sháraf (Tr. Pilar Lirola Delgado)


A b r i l 14

15

Lunes

Martes

2 0 1 4 16

17

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


A b r i l 18

Viernes

20

Domingo

19

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


A

lmería, en sí misma, son dos colinas, entre las que hay un barranco urbanizado. Sobre la primera de ellas está su Alcazaba, célebre por su inexpugnabilidad, y sobre la segunda, que se llama Monte Láham, se encuentra su Arrabal. La muralla rodea la Almedina y el Arrabal. Almería tiene numerosas puertas y, por su parte occidental, un gran arrabal poblado, llamado el Arrabal de la Hondonada; está amurallado y edificado con zocos, casas, alhóndigas-fondas y baños. La ciudad, en sí misma, es grande y con abundante actividad comercial. Los viajeros que afluyen a ella son cuantiosos. Sus habitantes vivían holgadamente, sin que hubiera en al-Andalus gentes más acaudaladas ni con más desahogo que ellos. El número de las alhóndigas-fondas que fueron registradas en el impuesto del taatib fue de 970. Había [también] en ella un gran número de telares, como hemos dicho anteriormente. El lugar sobre el que se asienta Almería está rodeado por todas partes por rocas apiladas y piedras ásperas y con aristas; en ella no hay tierra, como si el territorio hubiera sido cribado, apartando la tierra y dejando las piedras. " Recreo de quien desea recorrer el mundo" del geógrafo al-Idrisí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


A b r i l 21

22

Lunes

Martes

2 0 1 4 23

24

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


A b r i l 25

Viernes

27

Domingo

26

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


P

edí a una hermosa muchacha que mi mal curase con la frescura de su saliva, ¡dulce mezcla!

No dejó de besar mis párpados y de alegrarme con todos sus encantos. Me dijo: "Tu mirada es el origen de tu enfermedad y es el remedio para curarte" Poema del médico-filósofo Ibn Tufayl (Tr. Jorge Lirola Delgado)


A b r i l 28

M a y o 29

Lunes

Martes

2 0 1 4 30

1

MiĂŠrcoles

Jueves

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a y o 2

Viernes

4

Domingo

3

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


C

omo la mano del rey Muhámmad ibn Maan, que abre el manantial de la generosidad y de los beneficios,

y camina fastuosamente entre flores y verdes praderas, como caminan sus beneficios entre mantos de alabanzas. Las sedientas perdices van brincoteando entre sus aguas, del mismo modo que se aprietan los besos de la gente en sus manos. Sus generosas manos están entre nobles y plebeyos, así como la lluvia de las nubes se extiende a valles y montañas. Su generosidad es como la lluvia de las nubes, su luz como el fuego del sol naciente. Brilla como la espada pulida en medio de los inteligentes, y es purificado como el oro en el crisol. Y aun cuando suspiren por él los menos inteligentes de la comunidad nadie superará en luz a los ojos de la eternidad. De ti proceden las palabras majestuosas que te hemos dedicado, ya que no es buena el agua de rosas sino por las rosas. Casida de Ibn al-Haddad dedicada a al-Mutásim (Tr. Amelina Ramón Guerrero)


M a y o 5

6

Lunes

Martes

2 0 1 4 7

8

MiĂŠrcoles

Jueves

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a y o 9

Viernes

11

Domingo

10

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


C

ada vez que mi casa se honra con un huésped, es mi lema ofrecerle hospitalidad y lo mejor que tenga.

Si mi sangre fuese vino, se lo daría a beber, y si tuviese un hígado apetitoso, lo asaría para ofrecérselo. Esto me aconsejó mi padre desde que tuve uso de razón, y, antes, mi abuelo a él le aconsejó lo mismo. Versos de Ibn al-Shahid (Tr. Pilar Lirola Delgado)


M a y o 12

13

Lunes

Martes

2 0 1 4 14

15

MiĂŠrcoles

Jueves

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a y o 16

Viernes

18

Domingo

17

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


R

emedio para el mal de ignorancia es bien preguntar. Pregunta y sabrás. Habla sin reparos, y pide; que vergüenza y orgullo son estorbos en lograr la ciencia. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Emilio García Gómez)


M a y o 19

20

Lunes

Martes

2 0 1 4 21

22

MiĂŠrcoles

Jueves

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a y o 23

Viernes

25

Domingo

24

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E

n suma, Dios te honre, es el amor una dolencia rebelde, cuya medicina está en sí misma, si sabemos tratarla; pero es una dolencia deliciosa y un mal apetecible, al extremo de que quien se ve libre de él reniega de su salud y el que lo padece no quiere sanar. Torna bello a los ojos del hombre aquello que antes aborrecía, y le allana lo que antes le parecía difícil, hasta el punto de trastornar el carácter innato y la naturaleza congénita. [...] Tiene el amor señales que persigue el hombre avisado y que puede llegar a descubrir un observador inteligente. Es la primera de todas la insistencia de la mirada, porque es el ojo puerta abierta del alma, que deja ver sus interioridades, revela su intimidad y delata sus secretos. Así, verás que cuando mira el amante, no pestañea y que se muda su mirada adonde el amado se muda, se retira adonde él se retira, y se inclina adonde él se inclina, como hace el camaleón con el sol. " El Collar de la Paloma" de Ibn Hazm de Córdoba (Tr. Emilio García Gómez)


M a y o 26

27

Lunes

Martes

2 0 1 4 28

29

MiĂŠrcoles

Jueves

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M a y o

J u n i o

30

Viernes

1

Domingo

31

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


¡V

alle de Almería! ¡Haga Dios que jamás me vea privado de ti! Cuando te veo, vibro, como vibra al ser blandida una espada de la India.

Y tú, amigo que estás conmigo en su paraíso, goza de la ocasión, que no hay aquí delicias que no existen en el paraíso eterno, y bebe mientras arrulla la paloma, que su canto es más placentero para mí que el de al Garid y Ma`bid. ¿No ves cómo el río se emociona? Suena el aplauso de su murmullo debajo de las ramas, que se balancean sobre él, como bailarinas a quienes las flores sirven de collares, y dejan caer sobre las láminas del agua las mangas de sus ramas, Para después levantarlas por encima de perlas esparcidas. El céfiro arruga en escamas la superficie de la corriente, como una coraza de plata, o un sable, o una lima. Poema del almeriense Ibn Sáfar (Tr. Soledad Gibert)


J u n i o 2

3

Lunes

Martes

2 0 1 4 4

5

MiĂŠrcoles

Jueves

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


J u n i o 6

Viernes

8

Domingo

7

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


U

na [bandera] verde, que había convertido a la [blanca] mañana en su cinturón, ha desplegado sobre ti un ala de bienestar.

Con su aleteo se asemeja al corazón de los combatientes, cualquiera que sea la cara que presente al viento. Y te ha asegurado la fortuna con su porte triunfante. Considera, pues, estos buenos augurios como un éxito. Poema de Abú l-Ásbag Ibn Árqam, poeta de Guadix afincado en Almería (Tr. Pilar Lirola Delgado)


J u n i o 9

10

Lunes

Martes

2 0 1 4 11

12

MiĂŠrcoles

Jueves

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


J u n i o 13

Viernes

15

Domingo

14

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


E

l sabio, ante la ciencia, es como el que contempla el mar, que estima lo que ve muy grande, siendo mucho más grande lo que no ve. El hombre instruido en tiempos malos es como una antorcha en despoblado, que habría alumbrado si se lo hubieran permitido los vientos. Que te halles en situación de cuarto creciente es mejor que en luna llena, porque la luna, cuando está colmada, empieza a menguar. Máximas poéticas de Abú l-Fadl Ibn Sháraf (Tr. Pilar Lirola Delgado)


J u n i o 16

17

Lunes

Martes

2 0 1 4 18

19

MiĂŠrcoles

Jueves

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


J u n i o 20

Viernes

22

Domingo

21

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


M

ás vale que te conformes con lo poco que tengas antes que con lo mucho ajeno, pues el vivo sostenido por sus dos pies es más fuerte que el muerto llevado por los ocho porteadores. Al que vive a expensas del sultán acabará por pasarle lo que al barco en alta mar: si metes en su vientre un poco de mar, ésta meterá todo el buque en el suyo. La persona diligente es quien reflexiona mientras duda y, cuando está segura, se lanza rápido a obrar. Máximas poéticas de Abú l-Fadl Ibn Sháraf (Tr. Pilar Lirola Delgado)


J u n i o 23

24

Lunes

Martes

2 0 1 4 25

26

MiĂŠrcoles

Jueves

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


J u n i o 27

Viernes

29

Domingo

28

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


S

i el sabio no está seguro de algo debe decir "no sé": ése es su escudo.

Si dejase su protección a un lado con ello mostraría desvarío. Que lo mantenga, pues, y no lo deje que en ese escudo está su salvación. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Antonio Martínez Castro)


J u n i o 30

J u l i o 1

Lunes

Martes

2 0 1 4 2

3

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


J u l i o 4

Viernes

6

Domingo

5

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E

l fatà Jayrán entró en la ciudad de Almería en el mes de muhárram del año 405 [=2-31 julio 1014] y combatió contra Aflah y sus dos hijos; lo asedió hasta destruir la Torre del Pozo y tomar la Alcazaba. Mató a Aflah y a sus dos hijos y [sus cadáveres] fueron arrojados, por la noche, al mar. El fatà Jayrán consolidó el dominio de Almería y sus distritos y estableció en ellos un gobierno digno de elogio. Realizó una bella ampliación en la alquibla de la Aljama de Almería en el año 410 [=9 mayo 1019–26 abril 1020] con la que aumentó su capacidad la Aljama de Almería; construyó el fatà Jayrán la muralla que desciende desde el monte Láyham (actual Cerro de San Cristóbal) hasta el mar y le puso cuatro puertas: una puerta en el citado monte; otra desde la que se sale en dirección a Pechina; otra llamada Puerta de la Vega; y una [última] cerca de la orilla del mar, que fue conocida como Puerta de los Negros y que ahora lo es como Puerta del León. Este Jayrán murió en el mes de yumada II del año 419 [=27 junio-25 julio 1028]. " Taracea de noticias históricas" del geógrafo y tradicionista almeriense al-Udrí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


J u l i o 7

8

Lunes

Martes

2 0 1 4 9

10

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


J u l i o 11

Viernes

13

Domingo

12

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

mo a una rama de plata sobre la que se alza la luna. Si estuviera muerto, una mirada suya me devolvería la vida.

¡Oh mi dueña! ¡cuánto deseo encontrarte! Pero no veo en ella sino dureza y orgullo. ¡Sea feliz la casa que la albergó, y su padre y su madre! Y más aún, mil veces feliz sea el siervo que la encuentre en algún lugar! Versos de Abú Muhámmad Ibn Sumádih, uno de los hijos del rey al-Mutásim (Tr. Soledad Gibert)


J u l i o 14

15

Lunes

Martes

2 0 1 4 16

17

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


J u l i o 18

Viernes

20

Domingo

19

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E

n las afueras de la ciudad de Almería al-Mutásim construyó un jardín y alcázares de perfecta construcción y extraordinaria fábrica. A ellos llevó de todos los singulares frutales, entre otras cosas, de modo que hay de todas las especies fuera de lo común, como abundante plátano, caña de azúcar y lo que no se puede describir del resto de frutos. En el centro de ese jardín hay un gran lago sobre el que se abren salones revestidos de mármol blanco. Ese jardín es llamado al-Sumadihiya y está muy cerca de la ciudad. Junto a él hay otros muchos jardines de semejante traza, entre los que hay lugares de recreo sin igual. " Taracea de noticias históricas" del geógrafo y tradicionista almeriense al-Udrí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


J u l i o 21

22

Lunes

Martes

2 0 1 4 23

24

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


J u l i o 25

Viernes

27

Domingo

26

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

l-Mutásim bi-Llah trajo la acequia y la hizo llegar hasta la Aljama de Almería. Se produjo la llegada, y corrió el agua por la acequia hasta el depósito de agua que construyó al Oeste de la Aljama de Almería el 1 del mes de ramadán del 458 [=27 julio 1066]. Derivó desde la acequia un ramal hasta detrás de la Alcazaba de Almería y aquella nueva acequia fluyó por debajo de tierra hasta alcanzar el pozo que estableció al Norte de la Alcazaba, construyendo una aceña sobre el pozo en la que elevar el agua para que llegase a los jardines que hemos mencionado en la mansión descrita. " Taracea de noticias históricas" del geógrafo y tradicionista almeriense al-Udrí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


J u l i o 28

29

Lunes

Martes

2 0 1 4 30

31

MiĂŠrcoles

Jueves

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A g o s t o 1

Viernes

3

Domingo

2

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


T

ras Jayrán gobernó el fatà Zuhayr, después de la divergencia que éste tuvo con el fatà Musallam. [...].

Realizó obras en la Aljama de Almería, añadiendo una nave por cada uno de sus lados Oeste, Este y Norte, engrandeciéndola; y le destinó las rentas de las alhóndigasfondas y las tiendas que había al Sur, al Este y la mayor parte del Norte de la Aljama. Construyó el depósito de agua y condujo la acequia desde [la fuente] al-Nátiya (la Lejana) hasta él y abundó [así] el agua en Almería. Levantó también la muralla que está en la costa del Arrabal del Oratorio. [Zuhayr] fue asesinado el viernes a finales del mes de shawwal del año 429 [=4 agosto 1038]. Hay discrepancias en relación con quien lo mató y no hay información veraz al respecto. " Taracea de noticias históricas" del geógrafo y tradicionista almeriense al-Udrí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


A g o s t o 4

5

Lunes

Martes

2 0 1 4 6

7

MiĂŠrcoles

Jueves

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A g o s t o 8

Viernes

10

Domingo

9

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

bú Yahyà Muhámmad b. Sumádih al-Mutásim bi-Llah realizó grandiosas y bellas obras en la protección de la Alcazaba, en la elevación de su muralla y en la perfecta construcción de sus alcázares. Entre estos, se encuentra el gran palacio que tiene vistas, por su parte Norte, al monte Láyham (actual Cerro de San Cristóbal) y, por su parte Sur, tiene un grandioso jardín en el que hay de toda clase de frutos y de los más extraños sin que se pueda describir, siendo la longitud de su superficie aproximadamente la anchura de la Alcazaba. " Taracea de noticias históricas" del geógrafo y tradicionista almeriense al-Udrí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


A g o s t o 11

12

Lunes

Martes

2 0 1 4 13

14

MiĂŠrcoles

Jueves

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A g o s t o 15

Viernes

17

Domingo

16

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


M

udar un amigo por otro es perder los dos a la vez.

Aferra tus manos a quien conoces, y tenlo en palmitas; que romper con un amigo, tras la intimidad, es yerro. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn LuyĂşn (Tr. Emilio GarcĂ­a GĂłmez)


A g o s t o 18

19

Lunes

Martes

2 0 1 4 20

21

MiĂŠrcoles

Jueves

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A g o s t o 22

Viernes

24

Domingo

23

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


S

i quieres honra durable, sigue el camino de quien con poco se contenta;

que el desasimiento es honra, y la codicia aboca al desdoro. Si el hombre con poco se contenta, sube de condici贸n, y, si codicia, se rebaja. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luy煤n (Tr. E. Garc铆a G贸mez)


A g o s t o 25

26

Lunes

Martes

2 0 1 4 27

28

MiĂŠrcoles

Jueves

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A g o s t o 29

Viernes

31

Domingo

30

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


R

ecuerda aquellas breves noches ... El amor ha encendido el eslabón de los recuerdos.

Mis lágrimas caen por el exceso de mi pasión y un fuego intenso abrasa mi pecho. ¡Qué triste es esto, cuando tu corazón es duro, y no me resigno a tu larga ausencia! Si tú eres mi vida, ¿cómo quieres mi muerte? ¿cómo tener paciencia si me rechazas? Sé generoso en tu amor, pues no tengo consuelo y mi corazón arde en el infierno de la sed. Hace tiempo que me maltratas y haces velar a mis ojos. ¿Cuánto durará? Ayúdame, ¡están tan lejanas tus visitas! Perdí mi vergüenza en el lugar de las citas, entre el canto de las tórtolas y la fuerza del vino. Poema de Ibn Shalbatur (Tr. Soledad Gibert)


S e p t i e m b r e 1

2

Lunes

Martes

2 0 1 4 3

4

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


S e p t i e m b r e 5

Viernes

7

Domingo

6

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


A

l ir a ver a alguien, pon los cinco sentidos, y guárdate de aburrirle o estar demasiado.

No seas cargante con el que visitas, sino ligero; que al ligero por noble lo tienen. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Emilio García Gómez)


S e p t i e m b r e 8

9

Lunes

Martes

2 0 1 4 10

11

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


S e p t i e m b r e 12

Viernes

14

Domingo

13

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


D

eteneos y preguntad a mi sepulcro por mí y por mi estado; sacaréis de vuestra pregunta el mayor partido.

Sed generosos en rezar por mí, todos juntos, pues con ello espero que Allah perdone mi pecado. He trocado el trato y la sociedad por el aislamiento en una morada donde el esclavo es considerado igual que el libre. Epitafio en la tumba de un almeriense fallecido en el siglo XI (Tr. Manuel Ocaña)


S e p t i e m b r e 15

16

Lunes

Martes

2 0 1 4 17

18

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


S e p t i e m b r e 19

Viernes

21

Domingo

20

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


¡E

res afortunado! Jayrán ha cumplido su pacto; ¡enhorabuena!; han llegado a tí el poder y la gloria.

Es la estrella de la mañana que no necesita testigo, y es la luz del sol que no necesita prueba. Hacia ti dirigimos los barcos que avanzan veloces como si fueran cuervos que se asustan de la puesta de sol. sobre verdes olas que, cuando sopla el viento parece que se sucedan, levantándonos y bajándonos, Thabir y Thahlán. Comienzo de la casida de Ibn Darrach al-Qastallí dedicada a Jayrán (Tr. Soledad Gibert)


S e p t i e m b r e 22

23

Lunes

Martes

2 0 1 4 24

25

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


S e p t i e m b r e 26

Viernes

28

Domingo

27

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N

o desesperéis si lo difícil vence a lo fácil, pues en su trono está el Señor, Clemente con sus criaturas.

No perdáis la esperanza en Su misericorida, pues Dios es nuestro fin, y no está lejos la dicha, pues en la tierra está Jayrán. Cuando veáis el Alcázar de Almería, encontraréis un mar de rocío y un puerto de perlas y corales. Y a cambio de las olas del mar que os afligen tendréis otras olas de oro y de plata. Versos de la casida de Ibn Darrach al-Qastallí dedicada a Jayrán (Tr. Soledad Gibert)


S e p t i e m b r e 29

O c t u b r e 30

Lunes

Martes

2 0 1 4 1

2

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


O c t u b r e 3

Viernes

5

Domingo

4

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


Q

uien no va en pos de alabanzas, llegó al cogollo mismo de la paz,

pues buscar alabanzas es esclavitud sin manumisión, y deshonra. ¡Qué desgracia!, mientras quien no cuida si las gentes le loan o vituperan, vive a gusto. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Emilio García Gómez)


O c t u b r e 6

7

Lunes

Martes

2 0 1 4 8

9

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


O c t u b r e 10

Viernes

12

Domingo

11

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


S

i haces algo, ve por corto y por derecho; que demasía en obrar es mengua.

En cualquier cosa, desviarse del fin es pasión de alma; y toda pasión, chasco y desengaño. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Emilio García Gómez)


O c t u b r e 13

14

Lunes

Martes

2 0 1 4 15

16

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


O c t u b r e 17

Viernes

19

Domingo

18

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


P

asmoso es que veas lo malo en los demás, y te enojes con quien en ti lo ve.

De ser justo, reprobarías tus malos hechos y agradecerías las admoniciones para estorbártelos. Proverbio rimado del maestro almeriense Ibn Luyún (Tr. Emilio García Gómez)


O c t u b r e 20

21

Lunes

Martes

2 0 1 4 22

23

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


O c t u b r e 24

Viernes

26

Domingo

25

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

lmería es una gran ciudad de la cora de Elvira, dependiente de al-Andalus. Ella y Pechina eran las puertas del Levante. Desde ella se hacían a la mar los mercaderes y en ella desembarcaban las naves mercantes. Cuenta con un atracadero y un puerto para las naves y las embarcaciones. El agua del mar bate su muralla. En ella se elaboran los bordados y los brocados de excelente factura. Primero se confeccionaban en Córdoba, pero después le ganó Almería, sin que se encuentre en al-Andalus gentes que elaboren el brocado mejor que los almerienses. " Diccionario de los territorios" de Yaqut (Tr. Jorge Lirola Delgado)


O c t u b r e 27

28

Lunes

Martes

2 0 1 4 29

30

MiĂŠrcoles

Jueves

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


O c t u b r e

N o v i e m b r e

31

Viernes

2

Domingo

1

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


¡O

h tú a quien nadie puede compararse, tú que abres las puertas de la generosidad y de la nobleza! ¿Está bien, que siendo tú como la niña de mis ojos, tenga yo que andar oculto contra mi voluntad? Toda la gente aquí son como palomas, y yo entre ellas parezco un cuervo. Versos de al-Nahlí dirigidos a al-Mutásim (Tr. Soledad Gibert)

V

iniste cubierto de ropas negras como la noche, pero yo tengo mantos blancos como la aurora. Mientras estés con nosotros serás siempre agasajado y tu vida, como agua dulce, fresca y abundante. Contestación de al-Mutásim a al-Nahlí (Tr. Soledad Gibert)


N o v i e m b r e 3

4

Lunes

Martes

2 0 1 4 5

6

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N o v i e m b r e 7

Viernes

9

Domingo

8

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


I

magínate una costa que se extiende en línea recta desde el poniente al levante, pero que tiene una pendiente que se orienta por el poniente hacia el norte y por el levante hacia el sur, y el mar queda al mediodía. Por la parte oeste de la costa se levanta un cerro de mediana altura que penetra en el mar una milla y media aproximadamente y que corta la costa en ángulo recto; se le llama, en diminutivo coloquial, "el Monte del Templito". Cerca de este cerro, en la parte de levante, se encuentra la población, a la que rodea una muralla que discurre paralela a ella, de norte a sur, hasta que termina en la costa; éste es uno de los ángulos de la localidad. A continuación se desvía, junto a la costa, hacia el este, siguiendo la línea recta del litoral, salvo una curvatura no muy considerable, hasta llegar a un lugar conocido como "la Zanca" (al-Richl), que es el segundo ángulo de la localidad. " Consecución de la finalidad" (Fragmento 1) del polígrafo almeriense Ibn Játima (Tr. Jorge Lirola Delgado)


N o v i e m b r e 10

11

Lunes

Martes

2 0 1 4 12

13

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N o v i e m b r e 14

Viernes

16

Domingo

15

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N

uevamente se desvía la muralla, ahora discurriendo de sur a norte, subiendo hasta acabar en la cima de un cerro que allí hay y que es conocido, en diminutivo coloquial, como "la Ciudadela" (al-Mudayna), y hasta un lugar de ese cerro conocido como "la Corva" (al-Urqub), que es el tercer ángulo de la localidad. Vuelve a hacer un quiebro la muralla, de este a oeste, en un barranco que hay conocido como "el Barranco de la Puerta de Musà”. A continuación, la muralla asciende por el cerro de la Alcazaba, pasando por detrás de ella –y éste es su muro septentrional– hasta el punto en el que termina la Alcazaba. Éste es uno de sus ángulos. La muralla vuelve a desviarse, de norte a sur, prosiguiendo tan sólo un corto tramo y desviándose de nuevo, ahora de este a oeste, hasta acabar en el lugar desde el que habíamos comenzado a describirla. Éste es el cuarto ángulo de la localidad. " Consecución de la finalidad" (Fragmento 2) del polígrafo almeriense Ibn Játima (Tr. Jorge Lirola Delgado)


N o v i e m b r e 17

18

Lunes

Martes

2 0 1 4 19

20

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N o v i e m b r e 21

Viernes

23

Domingo

22

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


E

ste recinto cuadrangular amurallado está dividido en tres partes, separadas por dos murallas paralelas a los lienzos oeste y este. Ambas arrancan de los extremos de la Alcazaba y descienden hasta encontrarse con la muralla de la costa. El sector occidental es conocido como "la Hondonada" (al-Hawd); es una llanura asolada, sin ningún tipo de construcción hoy en día nada más que las realizadas en sus murallas; su parte norte es un barranco. El sector central es conocido como "la Medina Interior"; en él se encuentra la Mezquita Mayor; en su parte sur, la Alcaicería, y en el norte de este sector se halla la Alcazaba, que está dividida en dos recintos separados por una muralla; se trata de una de las mejores y más inexpugnables fortalezas, pues ha sido erigida en un cerro elevado por todos sus flancos y ha quedado aislada por todos sus lados. ¡Dios –alabado sea–, con su poder, le conceda protección y seguridad como defensa y fortaleza! Las edificaciones penden de su misma ladera y todo este recinto está urbanizado, excepto una pequeña parte contigua al sector que le precede. "Consecución de la finalidad" (Fragmento 3) del polígrafo almeriense Ibn Játima (Tr. Jorge Lirola Delgado)


N o v i e m b r e 24

25

Lunes

Martes

2 0 1 4 26

27

MiĂŠrcoles

Jueves

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


N o v i e m b r e 28

Viernes

30

Domingo

29

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

1


E

l sector oriental, el tercero, es conocido como "el Oratorio" (al-Musallà). Su parte septentrional es Yabalí ("Montañosa"); se trata de una porción del Cerro de la Ciudadela (actual Cerro de San Cristóbal) a la que rodea la muralla junto con parte del Barranco de la Puerta de Musà. Las edificaciones penden de parte de su ladera. Este sector es el que cuenta con mayor número de edificaciones de los tres y es el más espacioso, teniendo, incluso, una mayor superficie que los otros dos sectores juntos, cuya extensión es muy aproximada. Esto es debido a que la Alcazaba ocupó una gran porción dentro del sector central y el occidental se organizó siguiendo su modelo, por debajo de él, pues el espacio que hay entre la parte norte de ambos recintos y la muralla de la costa es estrecho mientras que el espacio que hay entre la zona de Yabalí, que está en la parte norte del recinto oriental, y la muralla de la costa es extenso. "Consecución de la finalidad" (Fragmento 4) del polígrafo almeriense Ibn Játima (Tr. Jorge Lirola Delgado)


D i c i e m b r e 1

2

Lunes

Martes

2 0 1 4 3

4

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


D i c i e m b r e 5

Viernes

7

Domingo

6

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

este tercer sector oriental le sigue la vega de la localidad, que es un espacio amplio que se extiende, siguiendo la costa, desde la parte oriental hasta las montañas de Cabo de Gata, de modo que en su parte sur se encuentra el mar y en su parte norte, en lo que está contiguo a la localidad, montañas. Al norte y al este de la localidad no hay más que escabrosos cerros de piedra que cortan la respiración a quienes los suben. " Consecución de la finalidad " (Fragmento 5) del polígrafo almeriense Ibn Játima (Tr. Jorge Lirola Delgado)


D i c i e m b r e 8

9

Lunes

Martes

2 0 1 4 10

11

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


D i c i e m b r e 12

Viernes

14

Domingo

13

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


S

i tomas en consideración esta descripción y te formas una representación mental de ella, tendrás una imagen de cómo es la ciudad de Almería.

Es, sin lugar a dudas, una ciudad costera, orientada en dirección al Polo Sur, descubierta por la parte de levante y sin que el "Cerro del Templito" alcance a protegerla en la parte de poniente por lo poco que éste penetra en el mar y por su escasa altura, a la vez que el mar en la zona sur de la localidad encuentra un abrigo en la parte posterior por el monte de la Alcazaba, su muralla y parte del Cerro de la Ciudadela a la que se llama Yabalí. A ello se debe que se concentren en ella los rayos de sol que hay en el firmamento y los vientos del sur. " Consecución de la finalidad" (Fragmento 6) del polígrafo almeriense Ibn Játima (Tr. Jorge Lirola Delgado)


D i c i e m b r e 15

16

Lunes

Martes

2 0 1 4 17

18

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


D i c i e m b r e 19

Viernes

21

Domingo

20

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


A

lmería es una ciudad de nueva fundación cuya construcción fue ordenada por el emir de los creyentes al-Násir li-Din Allah Abd al-Rahmán b. Muhámmad en el año 344 [=955-6]. De ella ha dicho el poeta: Almería, ¡descríbela!", me han pedido "Granados silvestres y artemisa", he respondido. Se ha dicho que en ella hay sustento. A lo que digo: "Sí, si sopla el viento. Cuando los normandos se presentaron en Almería y recorrieron las costas andalusíes y norteafricanas, los árabes la adoptaron como morabito y construyeron en ella puestos de vigilancia. La gente iba a ella y se establecían allí en ribat. " Libro del jardín perfumado" (Fragmento 1) del geógrafo al-Himyarí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


D i c i e m b r e 22

23

Lunes

Martes

2 0 1 4 24

25

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


D i c i e m b r e 26

Viernes

28

Domingo

27

Sรกbado

Notas

2 0 1 4 L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


H

oy es el puerto más importante y próspero de al-Andalus, al tiempo que una de las metrópolis más imponentes y afamadas. La rodea una muralla fuerte e inexpugnable que había construido el emir de los creyentes Abd al-Rahmán. Su Arrabal, conocido por al-Musallà (el Oratorio), está rodeado por una muralla de tapial que había construido el amirí Jayrán. Éste había conducido a este arrabal el agua de la fuente que hay allí y la hizo correr en una azacaya. Más tarde, Muhámmad b. Sumádih la hizo llegar a una azacaya situada junto a la Mezquita Aljama, en el interior de la Almedina, y desde ésta sacó un ramal que desemboca en la parte inferior de la Alcazaba. El agua es elevada a la parte alta por medio de ruedas hidráulicas. " Libro del jardín perfumado" (Fragmento 2) del geógrafo al-Himyarí (Tr. Jorge Lirola Delgado)


D i c i e m b r e 29

E n e r o 30

Lunes

Martes

2 0 1 4 31

1

MiĂŠrcoles

Jueves

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


E n e r o 2

Viernes

4

Domingo

3

Sรกbado

Notas

2 0 1 5 J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

D

L

M

X

J

V

S

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31


D

ecir bien la verdad es indicio de noble origen, lo mismo que el espejo, que cuanto más noble es su alinde, mejor te hace ver la realidad de las cosas.

Muchas veces un hombre generoso que no hace más que dar, es más rico que un avaro que no hace más que recibir. No es digno de lástima el que pide y no le dan, sino aquél a quien se le da y no lo toma. Máximas poéticas de Abú l-Fadl Ibn Sháraf (Tr. Pilar Lirola Delgado)


Patrocina

Colaboran

Agenda del milenio issuu  

Agenda publicada con motivo de la celebración del Milenio del Reino de Almería en el año 2014.

Agenda del milenio issuu  

Agenda publicada con motivo de la celebración del Milenio del Reino de Almería en el año 2014.

Advertisement