Issuu on Google+

¿Qué es el cartel? “Es una imagen generalmente coloreada, portadora, las más de las veces, de un único tema, y acompañada de un texto ‘leader’ que excede rara vez las 20 palabras, y esgrime un único argumento., Está hecho para ser pegado y expuesto a la vista del transeúnte” . Abraham Moles “Papel u otro material adecuado, normalmente de gran tamaño, impreso que contiene un mensaje publicitario, y que suele exponerse en un lugar de gran tránsito de personas, bien colocado sobre una pared o sobre un soporte específico” . Diego Mesa


“El cartel es un medio impreso escripto-icónico, que se diferencia de su antecesor, el libro ilustrado, en por lo menos tres rasgos: en el protagonismo de la imagen y la complementariedad del texto escrito, en su emplazamiento estable en un soporte inmovilizado y en su función pública en espacios comunitarios” Gubert

en síntesis Material impreso que contiene un mensaje publicitario o una idea, generalmente a gran formato, que se expone en un lugar público, bien colocado sobre una pared o sobre un soporte específico con la finalidad de que sea visto y de transmitir el mensaje.


Funciones del cartel Coultre y Purvis señalan que “un cartel implica dos formas de comunicación, lenguaje e imagen, que normalmente están combinadas, un cartel eficaz debe captar inmediatamente las miradas de los espectadores y retener su atención hasta haber transmitido el mensaje. Los primeros carteles acostumbraban a colgarse entre muchos otros en tablones de anuncios, aunque no existe un modelo único, muchos factores contribuyen al éxito o fracaso del cartel, entre ellos, la originalidad, la claridad, la sencillez y el uso eficaz del color y la tipografía” .


Las funciones del cartel según Abraham Moles, se dividen en dos niveles diferentes: un primer nivel explicito remite a los objetos inmediatos y manifiestos de todo el cartel y son: Función de información.- El cartel forma parte de una red de comunicaciones que relaciona el emisor, el receptor y el comportamiento. Función de convicción y seducción.- El cartel nos propone un repertorio de los significados ideales y emotivos de una idea, significados que penetran en la psique del individuo e introducen sentimientos. Función económica.- El cartel tiene que hacer vender un mensaje, dar una imagen a fin de conservar la fidelidad del estrato de la población.


El segundo nivel mucho más difuso y difícilmente mensurable, lleva mecanismos psicosociales en el receptor y son: Función aseguradora, compensatoria.- El cartel representa una especie de antídoto de la realidad, una puerta hacia la fantasía, un universo que facilite la vida, o que la trate de hacer fácil. Aporta una compensación de las frustraciones de la vida. Función educadora.- El cartel es una verdadera fuerza vital que va a modificar progresivamente la sensibilidad de reaccionar en el entorno, engendra nuevos hábitos perceptivos, y educa al receptor, creando pensamiento e inteligencia.


Función ambiental.- El cartel es un elemento del escenario urbano, el cartel da identidad y valor al ambiente de una ciudad, desde una habitación, hasta una calle principal de una importante ciudad. Función estética.- El cartel constituye un medio plástico que puede contener un alto valor estético, debe tener un nivel de perfección y aceptabilidad para un buen funcionamiento y aceptación. Función creadora.- Es una fuente importante de la creatividad, en el cartel se debe lograr un nivel creativo importante para su aceptación, y una búsqueda de expresión mas contundente que obliga a buscar nuevos caminos creativos.


Elementos del cartel. Los componentes del cartel son la imagen, el texto y el color, los cuales cumplen funciones distintas.

imagen. Cumple una función denotativa, pero sobre todo, aparece fuertemente connotada, para potenciar la deseabilidad del objeto. En el cartel coexisten un campo semántico que es la información y un campo estético que es la incitación emocional; el texto marca un refuerzo en el mensaje y un complemento de la imagen, y el color, marca una intensidad y una connotación, que varía según el color que se use.


Toda imagen colocada en el espacio público comunica indefinidamente un espectro impredecible de mensajes; además de transmitir el mensaje específico que la ha generado, también contribuye a la construcción de la cultura en el más amplio sentido de la palabra, promoviendo modelos de pensamiento y conducta que influyen en la manera en que la gente se relaciona con otros mensajes, con las cosas y con otra gente. “El poder de la imagen”, Jorge Frascara


Tipografía. “La tipografía es la disciplina que permite reproducir un mensaje mediante la palabra impresa, que encierra el diseño y la forma de organizar las palabras y oraciones, ya sean éstas dispuestas en líneas o en bloques sobre la página, seleccionando el papel, el formato, las letras, la tinta y el sistema de impresión, incluso su acabado final” . “A la hora de transmitir un mensaje, la tipografía es la materia que intermedia entre el receptor y la información, los caracteres matizan las palabras y le aportan o refuerzan el sentido.”


Expresión de la letra Para lograr una composición tipográfica adecuada, es necesaria una correcta selección de la familia tipográfica a utilizar; ella debe adecuarse al tono del discurso que se quiera emitir, teniendo en cuenta su legibilidad, las proporciones, el contraste entre los trazos gruesos y delgados, la existencia del remate o su falta, la inclinación y su forma, ya que cada uno de estos valores, difiere en cada familia, lo cual intervendrá en la comunicación. Cualquier diseño creativo, como señala Arthur Turnbull, es tanto funcional como expresivo; para evaluar o juzgar un diseño debemos conocer su objeto o función.


Color. El color es una parte importante y esencial del cartel, por formar parte de sus tres elementos primarios; así mismo el color, como parte independiente, también se constituye de elementos y características que lo hacen un elemento de análisis. “Francoise comenta que el color tiene un poder de seducción, de estimulo y visual, el color está cargado de alusiones psicológicas y sociales. El negro, el blanco, las tintas color pastel, constituyen en cierta manera los signos exteriores de la respetabilidad, la marca indiscutible de la discreción y el buen gusto. El color como soporte de connotaciones, constituye uno de los componentes esenciales de todo cartel, si se juzga la función de los valores que aporta”.


“Rob Carter en su libro Diseñando con tipografía, comenta que al combinar tipos y color, se resaltan los atributos visuales y expresivos de la tipografía, al propio tiempo, cambiar el color de los tipos o de su fondo puede alterar considerablemente la legibilidad del texto, el grado de legibilidad que debe ofrecer el texto, dependerá del propósito del mensaje. El blanco y el negro son colores neutros, pero cuando se trabaja en negro o en cualquier otro color, las distintas tipografías adquieren un tono diferente, a veces este efecto es denominado color tipográfico. ” .


Discruso en el cartel