Page 1

p

o

e

s

c o n t e n i d o s

a

e n

v

i

s

e s t a

u

a

l

e d i c i 贸 n

carolina vi帽amata + abraham soriano + luc fierens martha zylbersztejn + m贸nica vallejo + miguel jimenez felipe osornio panini + alejandro thornton + marcela peral silvia lissa + antonio moreno + alejandro uribe + tach


C

O

N

T

E

N

E

D

O

R

Revista-objeto de poesía visual con tiraje artesanal. Cada número se publica según el ritmo propio que nos marque el formato del contenedor elegido. Estos contenedores poéticos son bolsas, envases estuches, sobres, cajas y empaques de diversos productos comerciales recolectados de la basura. Intentamos que sea el mismo contenedor quien nos dicte el guión para la poesía en turno y experimentar con un tiraje que es limitado a la cantidad de contenedores que se logren reunir en el transcurso del proceso editorial.


La poesía con o sin verso que se descubre para verse, la poesía visual, un regalo de la vida para los ojos y que en ocasiones según el interés del propio poeta por amplificar su presencia alcanza a los oídos, el tacto y todos los sentidos. Creemos que la libertad creativa que ejerce esta forma poética es en cierta medida la aspiración a topar instantes de libertad personal con y desde la imagen del mundo de las cosas y sus significados donde el mismo alfabeto es tomado como una cosa que puede re-significarse y decirnos algo más l e t r a a l e t r a. Dentro de esas cosas del mundo hemos tomado para esta ocasión el teléfono, este objeto de la comunicación es el tema de nuestro guión que se desarrolla a partir de un sobre para pago de servicios telefónicos e internet de la compañía Teléfonos de México el cual a su vez nos sirve de contenedor. Aquí les dejo pues en linea y al teléfono el número dos de CONTENEDOR esperando que disfruten de su charla y les cuente alguna buena nueva. Manefusa Julio - 2010


Carolina Viñamata / México


Luc Fierens / BĂŠlgica


Abraham Soriano + A. Uribe / MĂŠxico


REO

Diálogo de 2 Ciudades. (Experimento número 3 de arte distante) Octubre-2008 1.-Toma fotos de letreros, pintas, rótulos, etc, que haya en las paredes, el piso o camiones, de Tepoztlán y júntalas con las palabras que te enviaré (serán sus equivalentes de Querétaro), has con ellas un escrito: poesía, prosa o lo que quieras. 2.-Mánda las fotos y el escrito para subir el resultado al blog. www.quetranzaochopesos.blogspot.com


M. Zylbersztejn / Argentina


M贸nica Vallejo / Argentina


Miguel Jimenez / Espa単a


Felipe Osornio Panini / MĂŠxico


lo sentimos, el número que ud. marco esta ocupado o fuera del área de servicio

¡¿Padre por qué me has abandonado??!


Felipe Osornio Panini / MĂŠxico


Alejandro Thornton / Argentina


Alejandro Thornton / Argentina


Marcela Peral / Argentina


Marcela Peral / Argentina


Silvia Lissa / Argentina


Silvia Lissa / Argentina


Antonio Moreno / Espa単a


Abraham Soriano + A. Uribe / MĂŠxico


Larga-Distancia. (Experimento número 1 de arte distante) Octubre 2008. 1.-Realizar en cualquier material ligero la palabra DISTANCIA. 2.-Colgar (a manera de zapatos viejos) sobre el cableado telefónico y que esta se lea de manera vertical desde el suelo. 3.-Fotografiar resultado y subirlo al blog. Resultado: Abraham: “...por su parte, mientras yo trabajaba en la palabra DISTANCIA en un sitio a 400 kms. de Alejandro, él fabricaba la palabra LARGA con el proposito de completar la frase que dá título a esta obra”. www.quetranzaochopesos.blogspot.com


TACH / México


Antonio Meucci, nacido en Florencia el 13 de abril de 1808 y muerto el 18 de octubre de 1889 en Nueva York, fue el inventor del teléfono (él lo bautizó como teletrófono), entre otras innovaciones técnicas. En 1860 Meucci saca a la luz su invento. En una demostración pública, la voz de un cantante es reproducida a una considerable distancia. La prensa italiana de Nueva York publica una descripción del invento y un tal Sr. Bendelari se lleva a Italia un prototipo y documentación para producirlo allí, pero no se vuelve a saber de él, como tampoco se materializa ninguna de las ofertas que surgen tras la demostración. Meucci, en una situación económica precaria, se ve obligado a vender los derechos de sus otros inventos para sostenerse y a duras penas puede ir pagando los gastos de la patente del teléfono. Un accidente, la explosión del vapor Westfield, del que sale con severas quemaduras, obliga a su esposa a vender los trabajos de Antonio a un prestamista por 6 $. Cuando, una vez repuesto, vuelve para recuperarlos la casa de empeño dice haberlos vendido a un hombre joven al que nunca se pudo identificar. Meucci trabaja intensamente en la reconstrucción de su mayor invento, consciente de que alguien puede robarle la patente, pero incapaz de reunir los 250 $ que cuesta la patente definitiva, tiene que conformarse con un trámite preliminar de presentación de documentación que registra el 28 de diciembre de 1871 y que puede permitirse renovar sólo en 1872 y 1873. En cuanto tiene el acuse de recibo de Patentes, vuelve a empeñarse en demostrar el potencial de su invento. Para ello, ofrece una demostración del telégrafo parlante a un empresario llamado Edward B. Grant, vicepresidente de una filial de la Western Union Telegraph Company. Cada vez que Meucci trataba de avanzar, se le decía que no había hueco para su demostración, así que a los dos años, Meucci pidió que le devolvieran su material, a lo que le contestaron que se había perdido. En 1876, Alexander Graham Bell registró una patente que realmente no describe el teléfono pero lo refiere como tal. Cuando Meucci se enteró, pidió a su abogado que reclamara ante la oficina de patentes de los Estados Unidos en Washington, algo que nunca sucedió. Sin embargo, un amigo que tenía contactos en Washington, se enteró de que toda la documentación referente al telégrafo parlante registrada por Meucci se había perdido. Una investigación posterior puso en evidencia un delito de prevaricación por parte de algunos empleados de la oficina de patentes con la compañía de Bell. En un litigio posterior entre Bell y Western Union, afloró que existía un acuerdo por el cual Bell pagaría a la Western Union un 20% de los beneficios derivados de la comercialización de su invento durante 17 años. En el proceso legal de 1886, tuvo que lidiar, incluso contra sus propios abogados, presionados por el poderoso Bell, pero Meucci supo hacer entender al juez que no cabía duda en cuanto a la autoría del invento registrado. A pesar de la declaración pública del entonces Secretario de Estado: “existen suficientes pruebas para dar prioridad a Meucci en la invención del teléfono". A pesar de que el gobierno de Estados Unidos. inició acciones legales por fraude contra la patente de Bell, el proceso fue embarrancado en el arenal de los recursos por los abogados de Bell, hasta cerrarse a la muerte de Meucci en 1896. El 11 de junio de 2002, el Boletín Oficial de la Cámara de Representantes de los EE.UU. publica la Resolución Nº269 por la que se honra la vida y el trabajo de inventor italoamericano. En la misma se reconoce que fue más bien Meucci antes que Graham Bell quien puede haber sido el inventor del teléfono. Reconoce además que demostró y publicó su invento en 1860 y concluye con un reconocimiento a su realización en dicha invención. www.wikipedia.org


Julio - 2010. A帽o 01 No. 02 Publicaci贸n de Factor铆a TACH Edici贸n artesanal de 13 ejemplares. www.revistacontenedor.blogspot.com

CONTENEDOR DOS  

poesía visual

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you