Issuu on Google+

Lazarillo naciĂł cerca del rĂ­o Tormes y en un molinillo al lado del rĂ­o Tormes pero resulta que robaba.


Un buen día le pillaron y lo despidieron y fue a la cárcel. Y su mujer no trabajaba y no tenía para dar de comer a su hijo ni a ella.

Hizo amistad con un hombre y les traía comida.

Y tiene un hijo que le llamaba mama coco, eran todos muy felices.


Pero resulta que este también robaba herraduras de caballos y lo que le dieran los caballos y le pillaron y también lo llevaron a la cárcel.

Y resulta que no tenía nada para darles de comer y encima ahora tenía que mantener un hijo más.


Y tenía que ir a trabajar a un mesón que era un antiguo bar de antes de camarera.

Le pidió a un ciego que cuidara de su hijo y le contestó claro que sí lo haré un hombre hecho y derecho.


Pidiendo un poquito de limosna en Salamanca y no les daban casi nada. Le lleva a la piedra canela.

Espabila, tienes que saber siempre un punto mĂĄs que el diablo.

EngaĂąaba ha las mujeres con unas hierbas que ellas suponĂ­an que les curaba las enfermedades.


El lazarillo le robaba las monedas al ciego.

Lázaro bebía vino en pajita.

Lázaro solo bebía vino.


El ciego le echaba las culpas al mozo de ciego de que se bebĂ­a el vino.

Y por mentiroso le rompiĂł el botijo de vino en toda cabeza de LĂĄzaro


El ciego le vendó la cabeza a Lázaro.

Lázaro para vengarse del ciego le llevó por los peores caminos que había.


Le dijo el ciego comeremos de una en una y el ciego comía de 2 en 2 y Lázaro de 3 en 3.

Lázaro me has engañado serás……………

¿Cómo lo has sabido? Porque yo comía de 2 en 2 y callabas.


Se ponen hacer longanizas.

L谩zaro le meti贸 enmeve de longaniza le meti贸 un nabo.


Al final lo descubri贸 y le meti贸 la nariz en su boca y se la hizo vomitar.


Estaba lloviendo y el mozo de ciego no veía y Lázaro le dijo salta fuerte y se dio

con una columna. ¿ Oliste la longaniza… ?


Le pedĂ­a que le ayudaba como el era rico y LĂĄzaro era pobre.

Cerraba el arca con llave para que no le cogiera comida.


Pasaba mucho hambre no le daban casi de comer.

多Me puedes hacer una copia de esta llave?


El clĂŠrigo contaba los panes y les faltaba y le echaba la culpa a los ratones.

Igual es una serpiente.


Ya encontré a la culebra.

Lázaro tú has sido mozo de ciego, me has engañado, debes irte.


Me encontrĂŠ un escudero.

No tenĂ­a ni mesas ni sillas.


Comía una miguita de pan al día y él un pan entero.

Se murió un hombre. Lazarillo se pensaba que lo llevaban a su casa.


Se pensaban que Lázaro tenía la culpa de que el escudero se vaya. Contestó un hombre es inocente.

Se fué a casa de un fraile hacer zapatos.


No me gustaba hacer zapatos y me marchĂŠ.

Me fui con un buldero, mi quinto amo.


Todo que dice el buldero es mentira¡¡¡

QUE NO MUERA EL PECADOR¡ ¡


LES ENGAÑARON¡¡¡

Me fui a pintar tambores y me fue muy bien.


Con tanto dinero ganado se compr贸 una espada y ropa y dej贸 el oficio.

Me cas茅 con la criada del arcipreste. Todos felicides y comieron perdices.



El Lazarillo de Tormes. Edgar Vizcor.