Page 1

TÍTULO DE LA ACTIVIDAD: Se ha escrito un crimen. TIEMPO: 1 hora en el aula (decoración + presentación de la actividad a realizar + lectura del caso con el que se trabajará + debates de los alumnos) PÚBLICO META: A partir de 12 años en adelante. NÚMERO DE ALUMNOS: Mínimo 5.

OBJETIVOS:  Desinhibir a los miembros de un grupo  Tomar decisiones en grupo  Utilizar la imaginación y los recursos propios  Favorecer la capacidad de improvisación  Practicar la dramatización  Fomentar la lectura, por el siguiente orden gradual: 1. Del libro del que se ha extraído la historia para hacer la actividad. 2. De libros del mismo género que el trabajado en el aula. 3. De otros libros.

MATERIALES:  Tiza (para dibujar en la pizarra la silueta del hombre muerto y los objetos que representan las pistas)  Rollo de cinta amarilla que ponga "Police line do not cross" para adornar la clase y la entrada al aula. (No tiene por qué ser de compra. Se puede haber hecho como manualidad empleando folios o cartulinas amarillas).  Un folio para cada alumno en el que figure el plano de la casa de la actividad  Los objetos (pistas del caso) que, si bien estarán dibujados en la pizarra, también tienen que estar de verdad en la mesa del profesor para que los alumnos (investigadores) puedan examinarlos  Libro que contiene la historia en la que se basa la actividad, aunque no es necesario utilizarlo en el aula. Lo deberá de traer el profesor a clase, no hace falta que los alumnos lo tengan ese momento en el aula.

Susana Martínez González ©Elescarlata http://elescarlata.wordpress.com/


LIBROS: Para realizar esta actividad se necesita una historia policiaca y de misterio. Propuestas: algún caso de Sherlock Holmes escritos por Sir Arthur Conan Doyle, se recomienda comenzar por algún caso pequeño como La aventura de los tres estudiantes antes pasar a Estudio en Escarlata y El sabueso de los Baskerville, cuya lectura sería más extensa para alumnos en los que se trata de fomentar esta actividad; algún libro de Agatha Christie, entre los que se recomiendan: Diez negritos, El asesinato de Roger Ackroyd; El nombre de la rosa, de Umberto Eco; por citar alguno español: algún caso de los libros Los casos del comisario Antonino y Nuevos casos del comisario Antonino, de Samuel Bolín; etc. También pueden servir los casos que se recogen en colección En la escena del crimen de la editorial Timun Mas.

DESARROLLO: Ambientación previa: En primer lugar se decora la entrada del aula y algunas zonas de su interior con la cinta amarilla policial. Luego se dibuja en la pizarra la silueta del hombre muerto y los objetos que serán las pistas del caso. Estos últimos también tienen que estar presentes de forma material. Se pueden colocar todos encima de la mesa del profesor o distribuirlos encima de las mesas de algunos alumnos. La elección de estos alumnos no se haría de manera alternativa, sino que se elegirían aquellos que sean más tímidos o cohibidos a la hora de participar en público. También se coloca un folio (en el que figura el plano) en la mesa de cada alumno. Toda la decoración ayuda a producir en los alumnos sorpresa, emoción e interés ante la actividad que realizarán. Actividad: El profesor comienza presentando el caso a investigar. Puede optar por presentarlo él mismo o por leerlo directamente del libro en el que se basa. (Algunos libros, como los de Sherlock Holmes son más propicios para esto último). Se trata de que los alumnos traten de solucionar el misterio como si fueran ellos los investigadores. Por este motivo, el profesor tiene que conocer muy bien la historia en la que se basa la actividad, pues debe responder a todas las preguntas que le hagan sus alumnos sobre el caso. Con el fin de que los alumnos se sumerjan más en la historia, cada uno cuenta con un plano del lugar de los hechos y el profesor les puede presentar las pruebas de las que disponen (los objetos). Cierre de la actividad: Tras los debates y deliberaciones, los alumnos propondrán una solución al caso. Puede darse que esta sea una en la que toda la clase esté de acuerdo o varias las defendidas. No es necesario que el profesor les dé la solución real de la historia y, es más, se recomienda no hacerlo, pues de esta manera los alumnos acudirán a leerla en su libro nada más lleguen a sus casas y, con probabilidad, continuarán leyendo otras historias que este contenga. Para seguir fomentando la lectura y aprovechar el entusiasmo creado con esta actividad, el profesor les mandará leer otro libro de este género más extenso. Se puede seleccionar uno entre los propuestos en el apartado de libros, como Estudio en Escarlata de Conan Doyle o El nombre de la rosa de Eco.

Susana Martínez González ©Elescarlata http://elescarlata.wordpress.com/


CONSIDERACIONES: Como este ejercicio está propuesto para fomentar la lectura en personas que no realizan con frecuencia esa actividad, es necesario realizar otros del mismo estilo (variando siempre el género literario) durante un tiempo determinado, con el fin de ir dinamizando el proceso de adaptación al hábito que se pretende crear e incentivar en ellos.

Susana Martínez González ©Elescarlata http://elescarlata.wordpress.com/

Se ha escrito un crímen  

Actividad para fomentar la lectura

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you