Page 1

22 de agosto de 2013

El Heraldo Tecnología

C5

Himno nacional argentino en las bacterias

C

ientíficos argentinos lograron convertir, gracias a un algoritmo, el himno nacional en información no genética que puede ser almacenada en el ADN de una bacteria y, desde allí, ser recuperada y vuelta a transformar en música. El proyecto fue realizado por un grupo de alumnos e investigadores del Instituto de Tecnología de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), ubicada en la capital argentina. Además, diseñaron una herramienta web para que cualquiera pueda convertir música al formato genético del ADN (Ácido desoxirribonucleico) y viceversa. Gracias a este algoritmo se puede, por ejemplo, oír el virus del VIH en el piano o bailar al ritmo del colágeno. "Queríamos demostrar que era posible almacenar información no biológica en ADN utilizando herramientas informáticas simples", explicó Federico Prada, Director de la licenciatura en Bioinformática de la UADE a cargo del proyecto.

Explicó que utilizaron como base dos publicaciones recientes de las revistas Science y Nature para desarrollar su propio algoritmo. "La obra musical seleccionada era un detalle menor, pero nos decidimos por el himno nacional argentino porque este año es el bicentenario de su creación, queríamos homenajearlo de este modo", agregó Prada. "Posiblemente lo más importante de las bacterias es su capacidad de duplicar la información genética cada 20 minutos. Son nuestras " fotocopiadoras de información ". En una noche de crecimiento y división celular podríamos conseguir una copia del himno para cada habitante del planeta tierra", concluyó. Federico Prada coordinó las acciones de los estudiantes de Bioinformática Guido de Luca y Verónica Di Mateo y la docente Julieta Nafissi. Guido de Luca explicó que el algoritmo, que está en la página web http:// adnmusica.uade.edu.ar/ además de permitir transformar la música en informa-

Gracias a este algoritmo se puede, por ejemplo, oír el virus del VIH en el piano o bailar al ritmo del colágeno.

ción almacenable en el ADN también guarda datos sobre la duración y el volumen de las notas. Y agregó: "Hoy en día sólo acepta información musical en formato MIDI, pero estamos trabajando para que pueda aceptar cualquier información digital que se desee". Introducir la información no afecta a la bacteria, según explica Julieta Nafissi. "La bacteria sólo actúa como un conductor, como una biblioteca portadora de información. Las estanterías de madera que sostienen los libros en una biblioteca no saben leer, pero funcionan muy bien como soporte de información", detalló Nafissi. La investigadora agregó que "tampoco afectaría a una persona" pero que "el proyecto no está pensado para utilizar a personas como transportadores de información no biológica". El himno estará en unas moléculas llamadas plásmidos que están circularizadas. La bacteria se transformó en un organismo transgénico que contiene una molécula

de ADN recombinante: una parte natural y otra modificada por el hombre. Lo primero que hicieron fue encontrar un algoritmo que permitiera convertir música en una secuencia compuesta por nueve bases de ADN. Estas secuencias se forman de la combinación de cuatro nucleótidos, identificados con las letras A, C, G y T, que contienen información sobre la tonalidad, clave y duración de cada nota. No solo lograron convertir la partitura del himno nacional argentino en una extensa sucesión de letras, sino que su función les permite traducir cualquier otra composición a lenguaje genético. El 11 de mayo de 1813, la Asamblea General Constituyente y Soberana de Argentina sancionó como himno nacional la canción patriótica con letra de Vicente López y Planes y música de Blas Parera. El himno fue presentado por primera vez en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson, quien además entonó las primeras estrofas, tres días después.

Terapeutas de cuatro patas E

l contacto con anima les relaja y anima a las personas. Es por eso que en ocasiones los involucran como apoyo en tratamientos para pacientes con patologías físicas o emocionales. Con esta técnica, denominada zooterapia, se obtienen resultados a corto plazo en el ámbito motor, cognitivo e incluso social. El animal es un vínculo entre el humano y la sociedad, señala Lilian Mendoza, representante de la dirección formativa de Fundanimal, fundación que entrega perros de terapia a personas que los necesitan. La terapia asistida por perros se llama canoterapia. Son numerosos los beneficios que se alcanzan con esta técnica y varían dependiendo de la necesidad del paciente. Los perros de asistencia trabajan con un solo individuo para cumplir con las funciones que su tratamiento exija. Son usados con personas que requieren de un sistema diseñado de manera específica. Suele aplicarse en pacientes que sufren de problemas neurológicos ocasionados por accidentes. Otros caninos son entrenados para trabajar de manera más general. Esa modalidad es denominada terapia asistencial apoyada por un animal. Cubre casi todos los síndromes. Es utilizado para tratar autismo, e incluso deficiencias genéticas o cromosomáticas. El perro trabaja como herramienta o complemento de un déficit, explica Mendoza. Este tipo de perros son los utilizados para acompañar a personas ciegas o con deficiencia auditiva y para recordar a los pacientes la ingesta de sus medicinas. Existen también animales de terapia educativa. Ayudan con problemas de hiperactividad, déficit de aten-

ción y síndromes como el de Down, Parkinson y Alzheimer. Se usan para asistir a pacientes con parálisis cerebral. Es empleado en terapias para niños con condiciones especiales, como autismo, retardo mental o dificultades de aprendizaje. ASISTENCIA INTEGRAL Las sesiones de terapia educativa se pueden realizar en cualquier lugar. Sólo se necesita una colchoneta en la que trabajará el paciente con el perro y un experto. Se ejercita a través de mantras. Son posiciones que fortalecen aspectos en el niño. En menores de 15 años de edad se trabajan las áreas de desarrollo: el lenguaje, la motricidad y el ámbito emocional. Es una labor de sensoestimulación, se trata al niño de una manera integral, afirma Mary Carmen Méndez, dueña de Negra Atenas, perra mestiza que trabaja con niños con condiciones especiales. Las posiciones varían de acuerdo con el paciente. Es importante analizar los estudios médicos antes de comenzar la terapia para definir los aspectos que el perro puede potenciar y reforzar. En caso de problemas motores, se practica el empuñamiento de la persona con el petral de la correa del perro, que debe caminar len tamente al lado del paciente. De esa manera se estimula la motricidad y, en ocasiones, el seguimiento visual. Los resultados son palpa bles. La madre de uno de los pacientes nos dijo que lo que no había logrado ningún fisioterapeuta en diez años, lo logró Negra Atenas en siete meses. Las mejoras se ven a corto plazo y permanecen a lo largo del tiempo, cuenta Méndez. La terapia obliga al paciente a realizar movimientos para vincularse con el animal y, de esta manera, trabajan su musculatura y los problemas

El contacto con animales relaja y anima a las personas. físicos que pueda tener. Existe una posición en la que personas que no pueden caminar colocan sus piernas sobre el cuerpo del perro. El animal debe mantenerse allí en forma tranquila. El calor corporal del can y su respiración estimulan y ejercitan las piernas del paciente. La clave del éxito de este tratamiento está en las diferencias entre el hombre y el perro. No es igual el contacto con el humano. El perro tiene una temperatura corporal y una textura diferente. Y se mantienen allí, no causa temor, explica Rosa García, médico especialista en retardo mental, autismo y orientación educativa. En niños se debe garantizar un estado de seguridad, especialmente si padecen de parálisis cerebral porque tratan de moverse sin que el cuerpo los obedezca.

Estos pacientes se frustran al estar conscientes de que no pueden hacer los movimientos. Las experiencias de fracaso no los motivan a seguir intentando. Hay que trabajar con ellos su autoestima. El carácter de un perro entrenado le da confianza, lo relaja. El perro no presiona ni juzga, el humano sí, asegura García. La canoterapia puede también descartar la sospecha de algún síndrome y generar habilidades sociales y emocionales. Méndez relata que en una ocasión se descartó trastorno de autismo en una niña por medio de este método. Incluso se ha logrado instaurar lenguaje gutural en pacientes que no realizaban ningún tipo de comunicación, y se generan respuestas afectivas en personas con dificultad para demostrar emociones o que no toleran el contacto físico.

Astronauta relata su aterradora caminata espacial E

l astronauta italiano que estuvo a punto de ahogarse dentro de su casco, durante una caminata espacial el mes pasado compartió más detalles sobre la aterradora experiencia, revelando cómo se sintió mientras se hallaba solo y desesperadamente trató de idear un plan para salvarse a sí mismo. Luca Parmitano escribió el martes un texto publicado en su blog de Internet, en que señala que no podía ver mientras el agua se filtró a su casco mientras estaba afuera de la Estación Espacial Internacional. "Pero peor que eso, el agua cubrió mi nariz, una sensación realmente espantosa que yo agravé en mi vano intento por retirar el agua sacudiendo la cabeza", dijo el ex piloto de pruebas. "Para entonces, la parte superior

del casco se hallaba llena de agua y no podía siquiera estar seguir de que la próxima vez que respirara llenaría mis pulmones de aire y no de líquido". Parmitano, de 36 años, un comandante de la Fuerza Aérea italiana que realiza apenas su segunda caminata espacial, no estaba seguro a qué dirección enfilarse para llegar a la escotilla de la estación. Trató de comunicarse con su compañero de caminata, el estadounidense Christopher Cassidy, y al Control de Misión. Sus voces se fueron debilitando, y de pronto nadie podía escucharlo. "Estoy solo. Desesperadamente pienso en un plan. Es vital que me meta lo más pronto posible", escribió haber pensado. Parmitano dijo que parecía que había pa-

sado toda una eternidad -y no sólo unos cuantos minutos- hasta que logró ver a través de "la cortina de agua ante mis ojos" y detectó la escotilla. Cassidy estaba detrás de él, muy cerca. Los astronautas en el interior de la estación rápidamente empezaron a despresurizar la cámara a fin de llegar a sus compañeros en la caminata. "Finalmente, con una inesperada ola de alivio", Parmitano vio abrirse la puerta interna, y la tripulación lo jaló hacia adentro y le quitó el casco. Recuerda haber agradecido a sus compañeros "sin poderlos escuchar porque mis oídos y nariz seguirían llenos de agua durante unos cuantos minutos más". La NASA ha rastreado el problema al compartimento trasero de su traje espacial

que es el equipo del sistema de respiración. Pero la causa exacta de la falla sigue sin saberse mientras la investigación continúa sobre la que posiblemente sea la ocasión más cercana a la muerte durante una caminata encabezada por Estados Unidos. La NASA suspendió todas las misiones de caminatas hasta que el problema sea resuelto. Más de un mes ha pasado desde esa caminata del 16 de julio pasado, lo que ha dado tiempo a Parmitano de reflexionar sobre los peligros que lo rodean. Luca Parmitano, astronauta italiano que estuvo a punto de ahogarse dentro de su casco, señaló no podía ver mientras el agua se filtró a su casco mientras estaba afuera de la Estación Espacial Internacional.

tec  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you