Issuu on Google+

6 de enero de 2014

B-3

El Heraldo Economía

Cuentas bancarias de mexicanos en EU serán fiscalizadas por el SAT México

A

Que veinte años no es nada Manuel

E

Gómez

Granados

ste año se cumple el veinte aniversario del levantamiento promovido por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en Chiapas y de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Anverso y reverso de la realidad, los aniversarios reflejan las profundas contradicciones que marcan nuestro desarrollo. En lo que hace al primero, a nadie escapa el hecho que el EZLN era más que una guerrilla en el sentido tradicional, un movimiento que buscaba justicia social al capitalizar las fallas tanto en el diseño de las instituciones como de los mercados en Chiapas. Lo suyo nunca fue una opción militar, pues esa ruta no tenía futuro. El proceder de los líderes del EZLN dejaba ver su oportunismo, pues enviaron a jóvenes y niños armados con fusiles de madera a enfrentar al Ejército. Eso fue ruin; como lo fue el proceder de las autoridades que —al ignorar las advertencias sobre el inicio del conflicto— permitieron que se derramara sangre aquel enero de 1994. Lo que se vino después, con Manuel Camacho Solís como comisionado para la paz, tampoco fue honesto de parte del gobierno federal y del propio Camacho, pues estuvo marcado por las rencillas que había generado la desaseada nominación de Luis Donaldo Colosio como candidato presidencial del PRI. Lo peor es que, a pesar del dolor y los daños causados, Chiapas sigue siendo uno de los estados menos desarrollados y con mayor número de marginados de México. Algunos culpan a los zapatistas de haber perpetuado las condiciones de pobreza al impedir que las comunidades que les son fieles participen, por ejemplo, de los programas de combate a la pobreza. S in embargo, ese es un argumento falaz, pues en Guerrero, Oaxaca o en los municipios de Chiapas en los que el EZLN no existe, los índices de pobreza, marginación y, de manera más general, de subdesarrollo, no son muy distintos de aquellos en los que actúa esa organización. Chiapas ha sido, en este sentido, escenario de muy ambiciosas intervenciones estatales: se construyeron nuevas autopistas y supercarreteras; un nuevo aeropuerto en Tuxtla, además de un puerto de altura en la costa del Pacífico, que facilitaron la comunicación con el resto del país. En Tuxtla se promovió un modelo de desarrollo urbano centrado en el uso del auto. Esas y otras iniciativas tendrían que haber terminado con la miseria. Sin embargo, esas intervenciones no resolvieron los problemas, pues se convirtieron en semillero de rencillas entre la clase política nacional. La más notable llevó a Manuel Camacho y Marcelo Ebrard de la negociación de la paz a la izquierda y prefiguró la que llevó a Dante Delgado, ex gobernador de Veracruz, en algún momento de los noventa, responsable de los programas de desarrollo en Chiapas, a romper con el PRI y dar vida a uno de los partidos de la izquierda mexicana. Ese patrón de conflicto y radicalización de la clase política explica por qué Chiapas está así: se invierte en programas de desarrollo, pero esos programas no tocan las vidas de los más marginados, pues mucho del dinero termina en las manos de los políticos, sus aliados y socios. Y el patrón se reproduce también entre la clase política local. Desde 1994, Chiapas ha sido un escenario privilegiado de la transición a la democracia en México. El monopolio que el PRI ejerció se quebró ya en el 2000 con la elección de Pablo Salazar, postulado por los partidos de izquierda, a quien siguió otro gobernador avalado por la izquierda, Juan Sabines. Ambos prometieron mucho, pero al final cumplieron poco. Sus gobiernos comprometieron recursos públicos para fines privados, como el sostenimiento del equipo de la primera división de futbol Jaguares o dieron vida a proyectos faraónicos, como las Ciudades Rurales de Sabines, que menos de seis años después de su inauguración, están desiertas. Y lo que es peor, ambos se enfrascaron en una estéril lucha que sólo sirvió para convencer a la opinión pública local de que la izquierda no era viable en el gobierno. Pero el mal no terminó con el final de sus gobiernos. Veinte 20 años después del conflicto, nos enteramos que el gobernador actual de Chiapas, gastó 10 millones de dólares en promoción personal y que para el año que recién inicia, serán 11.4 millones. Las razones para gastar tanto para promover la imagen del gobernador nadie las entiende y sólo alimentan la idea de que la democracia es irrelevante, pues es incapaz de resolver la marginación y la injusticia.

partir de este año, el Servicio de Administra ción Tributaria (SAT) recibirá, de forma automática, los datos bancarios de mexicanos que tienen cuentas en Estados Unidos. Con el inicio del 2014, comienza el intercambio entre México y Estados Unidos de información de cuentahabientes correspondiente a datos de 2013, donde se incluyen datos de quienes tuvieron cuentas y las cerraron. Este intercambio está contemplado en el calendario del Acuerdo de Cumplimiento Fiscal sobre la Ley Foreign Account Tax Compliance Act o FATCA (por sus siglas en inglés). Debido a ello, la autoridad fiscal estadunidense le notificará al SAT el nombre del cuentahabiente, número de cuenta, institución financiera, intereses, dividendos y saldo promedio mensual o valor de la cuenta. Se incluyen cuentas de depósito de personas físicas residentes en México, que generen más de 10 dólares de intereses al año, y cuentas diferentes de depósito, como las inversiones en bonos, deuda y acciones, de personas físicas y morales. Además, en los próximos años, se establecerá un sis-

MEXICO.- El SAT recibirá, de forma automática, los datos bancarios de mexicanos que tienen cuentas en Estados Unidos, a partir de este año. tema para entregar incluso el RFC. Mientras tanto, ya no será necesario que Hacienda solicite datos de mexicanos cada vez que haga alguna auditoria pues dicha información estará disponible en automático con este intercambio. El acuerdo establece que cada año la información anual deberá ser intercambiada dentro de los nueve meses siguientes al que corresponda. No obstante, por ser el primer año de aplicación, toda la informa-

ción correspondiente a 2013 tiene de plazo de entrega el 30 de septiembre de 2015. Esa fecha también será el límite para entregar la correspondiente a 2014, según un documento de análisis de la consultora Deloitte. En el acuerdo, participan bancos, seguros, casas de bolsa o cualquier otro intermediario que realice operaciones a nombre del cliente y le otorgue algún dividendo. En 2010, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley

Reformas acelerarán crecimiento hasta 5.0% en el 2018: SHCP México

L

as reformas estructurales acelerarán el crecimiento de México a cerca de 4.0 por ciento en 2014, y gradualmente se incre-mentará hasta alcanzar niveles de 5.0 hacia 2018, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). El subsecretario de Ingresos de la SHCP, Miguel Messmacher Linartas, dijo que tras el crecimiento «relativamente bajo» de 2013, estimado en 1.3 por ciento, desde este año se empezará a ver el efecto positivo de las reformas aprobadas en los últimos meses, aunado a mejores perspectivas globales. «Las reformas realmente son una base muy buena para que se acelere el crecimiento de largo plazo del país, y ya deberíamos de empezar a observar los efectos de algunas de las reformas desde 2014 y que obviamente esos efectos se vayan volviendo más fuerte en los siguientes años» argumentó. En entrevista con Notimex, refirió que en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) del paquete econó-mico se plantea que en un escenario con reformas se espera un crecimiento de 3.9 por ciento en 2014. El funcionario apuntó que se mantiene ese pronóstico para este año y se espera que gradualmente se incremente la tasa de crecimiento. «Entonces, realmente dado lo que se ha venido trabajan-

do, las reformas que se han venido aprobando en el Congreso de la Unión, nosotros pensamos que este escenario es sumamente factible». Así, resaltó, luego del crecimiento «relativamente bajo» en 2013, las autoridades hacendarias esperan que ya desde este año se acelere a casi 4.0 por ciento, hasta alcanzar niveles de 5.0 por ciento hacia 2018. Messmacher Linartas comentó que en los últimos años el entorno internacional ha sido un riesgo, pues se ha mantenido la crisis internacional que comenzó en 2009 y, de la cual, los países todavía vienen haciendo ajustes de manera gradual. Sin embargo, destacó, para 2014 en general se están generando mejores perspectivas para el crecimiento global y tiende a darse mayor optimismo, sobre todo de que la economía de Estados Unidos pudiera observar un avance más fuerte que en 2013. En ese sentido, el pronóstico central del consenso de los analistas privados es de un entorno internacional más favorable durante 2014 que el que se observó en 2013, apuntó el subsecretario de Ingresos. A lo largo de 2013, la SHCP revisó a la baja en cuatro ocasiones su pronóstico de crecimiento para el año que recién terminó, debido a factores externos e internos, entre ellos menos días laborales en el primer trimestre, bajo desempeño económico mundial y el impacto de las fuertes lluvias ocasionadas

FATCA para fiscalizar las operaciones financieras de sus ciudadanos fuera de su territorio. En noviembre de 2012, México y EU firmaron un acuerdo bilateral para su implementación, en el que se incluyó la fiscalización recíproca, lo cual entró en vigor en 2013. Con esta medida se elimina la secrecía bancaria, pues se firmó entre gobiernos y no entre instituciones financieras de manera directa, indica Deloitte.

Compra de Satmex, primer fruto de reforma en Telecom México

L

Miguel Messmacher Linartas. por los huracanes Ingrid y Manuel. Así, de una tasa inicial de 3.5 por ciento, la estimación se recortó a 3.1 por ciento en mayo, luego pasó a 1.8 por ciento en agosto, bajó a 1.7 por ciento en septiembre, para quedar finalmente en 1.3 por ciento en noviembre pasado. De acuerdo con las estimaciones oficiales incluidas en el Programa Nacional de Financiamiento (Pronafide) 2013-2018, las implementación de las reformas aprobadas (telecomunicaciones, financiera, energética y fiscal) incrementará el crecimiento potencial de la economía mexicana. Así, de un nivel inercial de 3.5 por ciento, el crecimiento pasaría a 4.7 por ciento en 2015, a 4.9 por ciento en 2016, a 5.2 por ciento en 2017 y a 5.3 por ciento en 2018, refiere el documento publicado en el Diario Oficial a mediados de diciembre pasado.

a compra de Satélites Mexicanos (Satmex), por parte del operador francés Eurotelsat, es un ejemplo de la certidumbre que generó la apertura del sector a la inversión extranjera, derivada de la reforma en telecomunicaciones. El director de Telecomunicaciones de México (Telocomm) , Jorge Juraidini, opinó que los cambios constitucionales en el sector ofrecen la certidumbre necesaria para despertar el interés de inversionistas extranjeros. Y es que desde la entrada en vigor de la reforma constitucional, el pasado 12 de julio, se permite al ciento por ciento la Inversión Extranjera Directa en telecomunicaciones y comunicación vía satélite; en tanto que en radiodifusión el mercado se abrió hasta 49 por ciento. El pasado 2 de enero, la empresa Eutelsat Communications anunció el cierre de la transacción para adquirir el 100 por ciento del capital social de Satélites Mexicanos (Satmex) por 831 millones de dólares. «El primer gran ejemplo que tenemos -de los beneficios de la reforma- es que permitió que viniera Eurotelsat a adquirir Satmex, esa es la mejor muestra del interés que hay en nuestro país... no tengo duda de que ellos estarán pensando en colocar nuevos satélites y hacer nuevas inversiones en el arco orbital mexicano».

Crisis de desarrolladoras de vivienda no detuvo al sector México

E

l sector de la vivienda tuvo en 2013 uno de sus años más difíciles, por ser el primer año de la nueva administración federal, la expectativa de cambio en sus reglas de operación y la crisis que enfrentaron los grandes jugadores, como Urbi,Geo y Homex. Sin embargo, representantes de la industria aseguran que todo está listo para su repunte durante este 2014, debido a que hay programas que dan certidumbre tanto a los desarrolladores de vivienda como a los tomadores de crédito hipotecario.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) , Jorge Carlos Ramírez Marín, consideró que 2013 fue de «ajustes» para la industria, aunque muchos de los elementos de incertidumbre se despejaron a lo largo del año. Tradicionalmente, la llegada de un nuevo gobierno detiene la actividad de construcción de la vivienda, pero a esto se añadió el anuncio del cambio en las reglas de operación que generó mucha incertidumbre durante la primera mitad del año pasado. De ahí, el compromiso del gobierno federal por publicar desde julio pasado las nue-

vas reglas que entrarán en vigor en 2014, a fin de que los desarrolladores se prepararan para la nueva reglamentación, para la cual se consultó a los empresarios del país. Otro elemento que afectó al sector fue que después de tener un subsidio a la vivienda superior a siete mil millones de pesos, para 2013 se aprobó un presupuesto de sólo cinco mil 788 millones de pesos, lo cual limitó las operaciones que se realizan bajo este esquema. No obstante, de nuevo el gobierno federal atendió esta demanda de la industria y destinó recursos adicionales

al programa de subsidios que maneja la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) , el cual terminará el año con alrededor de ocho mil millones de pesos. De manera adicional, el Congreso de la Unión aprobó un presupuesto histórico para 2014 en subsidios a la vivienda, del orden de 12 mil millones de pesos, lo cual también contribuyó al optimismo de los desarrolladores del país. Por otro lado, en 2013 hubo una contracción de entre 8.0 y 9.0 por ciento en la producción de vivienda por la ausencia prácticamente total de los tres grandes desarrolladores (Geo, Homex y Urbi) .


emp