Page 1

23 de octubre de 2013

B-2

El Heraldo Criterios

La ex de Fox, delatada por su novio en EU

Arellano Félix

México

E

Los Límites de la Libertad Joseé

Contreras

E

l senador del PAN, Javier Lozano, ganó –apenas en primera instancia— un juicio en contra del también senador, pero del PT, Manuel Bartlett por daño moral. La sentencia emitida por un juzgado en materia civil de Puebla, que condena a Bartlett a pagarle a lozano 63 mil pesos como reparación del daño y a publicar la propia sentencia en un diario de ese estado no es definitiva. Dicha sentencia aún puede ser apelada, lo cual implicaría que sería revisada por el Tribunal Superior de Justicia de Puebla. Y en caso de ser confirmada, el afectado aún puede recurrir a la vía del amparo para contravenirla. El caso puede llegar incluso hasta el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, si los ministros que la integran lo consideran relevante. Bartlett sabe mucho de esto, pues es la segunda vez en siete años que se ve involucrado en un juicio por daño moral, aunque la primera fungió como demandante y la segunda como demandado. Pareciera que se trata de dimes y diretes entre dos políticos encumbrados que en algún momento fueron compañeros de partido: del viejo PRI. Como parecía también un asunto de dimes y diretes el juicio que Bartlett entabló desde el 2006 en contra del panista Germán Martínez Cázares, el cual culminó apenas el año pasado. Pero ambos asuntos trascienden el diferendo personal y adquieren interés público en la medida de que generan una discusión en torno a los límites y alcances del fuero legislativo y los límites de la libertad de expresión. Durante la discusión del primero de los juicios, el entablado en contra de Martínez Cázares, también estuvo en juego la independencia del Poder Judicial. El 31 de mayo del 2006, Martínez Cázares acusó públicamente a Bartlett –entonces senador pero del PRI— de fraguar el “fraude de 1988” y de estar involucrado en el asesinato del periodista Manuel Buendía. Bartlett respondió con una demanda por daño moral, que se mantuvo en la congeladora judicial durante por lo menos cuatro años. El abogado de Martínez Cázares era Fernando Gómez Mont, quien cuando el proceso aún estaba en marcha fue nombrado secretario de Gobernación. Martínez Cázares que no podía ser enjuiciado, pues cuando hizo esos señalamientos era diputado federal y por lo tanto, tenía fuero. El Tribunal Superior de Justicia del DF le dio la razón. Bartlett solicitó el amparo de la justicia federal y el asunto llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual resolvió, el 22 de febrero del 2010, que Martínez Cázares no podía anteponer su fuero, pues no hizo los señalamientos como diputado, sino como representante del PAN ante el IFE. Sin embargo, dos años después, la propia SCJN falló con un criterio distinto y determinó, apenas el pasado 22 de noviembre, que Martínez Cázares dijo lo que dijo de Bartlett en uso de su derecho a la libertad de expresión consagrado en el artículo 6 de la Constitución. La lógica indicaría que si el segundo de los casos que nos ocupan siguiera la misma ruta, Bartlett quedaría exonerado por haberle llamado “asesino” a Javier Lozano. Quien queda atrapado en un dilema es Bartlett, pues difícilmente podrá defenderse de una acusación por daño moral y al mismo tiempo insistir en que Martínez Cázares sea sancionado por una conducta similar a la suya. Por tratarse de integrantes distinguidos de la clase política, quizá el asunto llegue nuevamente hasta el pleno de la SCJN. Pero… ¿Qué ocurre con los miles de casos de ciudadanos de a pie que están involucrados en juicios por daño moral? ¿Según la Corte, cuáles son los límites de la libertad de expresión? ¿El criterio aplicado para resolver el caso del político Germán Martínez Cázares será el mismo para los miles de casos de desconocidos? OFF THE RECORD **DESTINO ACAPULCO

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, se encuentra de nuevo en Acapulco. La funcionaria viajó a este puerto para coordinar las labores de apoyo a la población por posibles efectos del huracán Raymond. Esta vez, la infraestructura instalada, que incluye 400 albergues y 200 comedores en todo el estado de Guerrero, sí empezó a funcionar desde ayer. Todos temen, y con razón, al fantasma de Manuel. ** ¿Y EL INFORME?

El informe sobre responsabilidades por la tragedia derivada de la tormenta tropical Manuel en Guerrero no se hizo público ayer. La Sedatu informó que se tomó la decisión de aplazar la presentación del informe para centrar toda la atención en la contingencia que representó Raymond. Que el informe ya está listo, pero que se dará a conocer “en los próximos días”. Ojalá que no se alarguen tanto esos “próximos días”. Ahh… y que el informe venga acompañado de denuncias penales. **TELECOMUNICACIONES

Las iniciativas de reformas secundarias en materia de telecomunicaciones estarán listas en el mes de noviembre. Eso dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. Más que la fecha de presentación, hay que estar pendientes a su contenido. Porque luego nos salen con cada madruguete… No hay que olvidar que las reformas a la Constitución dejaron muchos cabos sueltos. Y hay más de un interesado en amarrar esos cabos de acuerdo con sus intereses. Así que… a estar pendientes. expedientepolitico@yahoo.com.mx www.puntoporpunto.com twitter:@pepecontreras_m

n noviembre de 2012, la columnista Katia D’ Artigues relató en Campos Elíseos la relación que mantuvieron Lilián de la Concha, ex esposa de Vicente Fox, y el empresario Marco Antonio Delgado, preso en Estados Unidos por «lavado» de dinero. En aquel entonces, la colaboradora de El Universal hizo lo que llamó un resumen ejecutivo de la historia en común. Relató que el empresario, incluso, tenían planes de boda. A continuación el extracto de la columna. Qué historia la de Lilián De la Concha, ex esposa de Vicente Fox y madre de sus hijos. Le hago un resumen ejecutivo. El pasado 2 de noviembre, en Estados Unidos dieron a conocer la detención de Marco Antonio Delgado Licón, quien fuera -al menos parece que de facha— un gran empresario y hasta filántropo. Aunque, de acuerdo con las autoridades estadounidenses, se dedicaba a lavar dinero, presuntamente proveniente del cártel de los hermanos Valencia. Y ¿que tienen que ver Marco y Lilián? Pues en que ambos fueron pareja hasta con planes de boda. Ella 14 años mayor que él, lo conoció dos años después de iniciar el sexenio de Vicente Fox, durante una cena en el restaurante San Ángel Inn, vía Nereo Vargas, líder sindicalista de los electricistas. Tan bien iba la relación, que en el 2007, durante una visita a El Paso, Texas, y durante el trayecto del hotel al aeropuerto, él le pidió matrimonio. Delgado, radicado en Estados Unidos, venía a México tres o cuatro veces al año y se hospedaba en el hotel María Isabel Sheraton; pero las llamadas telefónicas entre ambos eran casi a diario. Si algo tenía en común la pareja es que eran divorciados. Según él, Sharon, su ex esposa y madre de sus dos hijos, era una paciente con cáncer terminal, factor que hasta afectaba a Lilián. Cuando llegaba al país, relata ella en una entrevista con Alberto Tavira, siempre cargaba un portafolios, que después le enseñó, transportaba fajos de dólares: le decía que eran parte del Plan Mérida (el paquete de ayuda del gobierno estadounidense a nuestro país, empleado

MEXICO.- Una historia de amor ligada al lavado de dinero proveniente del narcotráfico para tareas de seguridad), porque....¡era agente de la CIA!. Presumía ser amigo de Tony Garza, ex embajador de Estados Unidos en México, y hasta con Laura Bush, quien es madrina de la hija de Delgado, entre otros. Para Lilián, todo era una bella relación. Hasta políticos y empresarios -quienes incluso arriesgaron capital para los negocios que los entonces novios emprendieron juntos— Marco Antonio era un partidazo para ella. Todo iba bien, excepto los

negocios. él comenzó a escabullirse, no tomarle llamadas y dejarla de visitar, hasta que le explicó la razón: tenía tumor en el estómago. —De repente me habló y me dijo que le sacaron un tumor canceroso en el colon. Yo lloraba, me iba a La Villa, mandaba a hacer misas. Viva en una angustia total. Hasta un mensaje de despedida le envió Marco Antonio. Ante la nula respuesta y ella desconsolada, le pre-

guntó a un amigo si ya había muerto. La respuesta que recibió fue un balde de agua fría: Marco Antonio estaba sano y salvo, acababa de verlo en Chihuahua, en compañía de Liliana Narváez, su novia. Posteriormente supo que Sharon no estuvo enferma, y que no era agente de la CIA ni era amigo de políticos estadounidenses. Hoy está detenido en Estados Unidos acusado de lavar dinero.

MEXICO- Marco Antonio Delgado, el novio delator al ser detenido. «Lilian se encargaba de organizar fiestas para el crimen organizado»

Patishtan espera Ley de amnistía para dejar la cárcel tras 13 años Chiapas

A

lberto Patishtán in sistió en su inocen cia y confió en obtener su libertad tras 13 años de reclusión si el Senado promueve una Ley de Amnistía que facilite su salida del penal, donde cumple una sentencia por su supuesta participación en el asesinato de siete policías. De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, el profesor de origen indígena resaltó su optimismo en que el establecimiento de esa figura legal, promovida en días pasados por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), permita su liberación. Patishtán, quien convivió el martes con el obispo local Felipe Arizmendi Esquivel, y con su similar de Saltillo, Raúl Vera López, en el marco de una misa ofrecida con motivo del día de la Virgen de

MEXICO.- Jóvenes mexicanos buscan mayor movilidad laboral las Mercedes, patrona de los reclusos, insistió en que su conciencia está tranquila y que no le debe a nadie. "Ante los ojos de Dios, desde los primeros días en que me detuvieron soy inocente, no he cometido nada y dentro de mi conciencia no le debo a nadie, soy inocente, no he cometido los delitos de los que me han acusado y eso me mantiene tranquilo, siempre para seguir luchando y exigiendo mi liber-

tad", aseveró. "La autoridad no lo quiere reconocer, los comprendo a veces porque la ambición los ha cegado, por eso no pueden ver las cosas" aseveró. Puntualizó que es triste ver que los que realmente han cometido otros delitos son los que se van en libertad, "los que cuentan con poder económico, por las influencias logran su libertad.

"Tal vez por mi color, por mis carencias, por mi pobreza y por ser indio quizá me negaron la libertad pero no pierdo la esperanza, seguiré luchando porque he hecho siempre el amor a la propia vida y a la justicia está por encima de todas las cosas", señaló. A su vez, Vera López afirmó que para quienes luchan por la restructuración del país "la persona de Alberto se ha convertido en un compañero de lucha, de denuncia, de identificación y diagnóstico de la estructura que nos está ofreciendo vida". El clérigo añadió que el caso de Patishtán ha unido a mucha gente; "Alberto es nuestro compañero de lucha y forma parte de nuestro gremio de defensores. Es un inspirador, una fuente de mística en la lucha por la justicia. Sabemos que es inocente, todos somos Alberto Patishtán".

edo