Page 40

lanzó en 1978 una pequeña serie de BB específicos para las carreras. Desarrollada a partir del nuevo modelo modelo 512 (con motor de 5 litros) que sustituyó al 365, esta nueva versión se aligeró mucho (1.200Kg) al instalarse elementos en la carrocería de aluminio y plástico, se le dotó de un sistema de frenos más eficaz, con discos de mayor diámetro, y de un gran depósito de 160 litros que le proporcionaba una mayor autonomía. Por su parte, el 12 cilindros bóxer aumentó la potencia que pasó de 380 a 460 cv. En cuanto a la aerodinámica, el 512BB estaba equipado con un alerón trasero (que era ni más ni menos que el alerón delantero del Ferrari 312T de Fórmula 1) y con un morro más esbelto. Víctimas de graves problemas con la transmisión, ninguno de los cuatro 512BB pudo acabar esa edición de 1978, tan solo vio la bandera a cuadros un “supuestamente obsoleto” 365BB que salvó el honor con un decimosexto lugar.

Este fracaso, sin embargo, no cuestionó la participación de los 512 de competición que se pasaron a denominar 512BB LM. Destinados en primer lugar a las 24 Horas de Le Mans, como sugieren sus siglas (LM), estaban provistos de una nueva carrocería aerodinámica concebida, fabricada y bien probada en el túnel de viento de Pininfarina. Muy bien perfilado, con un largo capó trasero y un morro totalmente remodelado, el 512BB LM alcanzaba ahora un velocidad máxima de 315 km/h, 20 km/h más

que el año anterior. La inyección electrónica logró que el rendimiento del motor también se incrementara en unos 20 cv, ahora, el 12 cilindros bóxer daba la cifra de 480 cv.

También se reforzó la transmisión, el punto débil de la versión anterior. Los aguaceros que cayeron en Le Mans en la edición de 1979 causaron el abandono de los 512BB por salidas de pista, mientras que el coche de Andruet-Dini iba en sexto lugar cuando se retiró a causa de una rotura del motor. El coche de “Beurlys”, único superviviente, terminó decimosegundo después de una regular carrera retardada por problemas eléctricos. Para la edición de 1980, los BB más recientes estaban dotados de faldones verticales, en el más puro estilo de los F-1, con efecto suelo para conseguir una ligera mejora en velocidad punta. Se realizaron pocos cambios en la mecánica, los esfuerzos en ese sentido se encaminaron a conseguir mayor ligereza. Sin embargo, la diversidad empezaba a imponerse en este campo, así como en la preparación de los motores, y a partir de entonces cada escudería se distinguiría por sus “recetas caseras”. En esta edición, una vez más muy lluviosa, las salidas de pista estaban a la orden del día y nuevamente, esta razón diezmó los efectivos de la casa del cavallino. Poco después de empezar la carrera cuando solo llevaban disputadas una hora y cuarto de carrera, el 512BB #79 de la Scuderia Supercar

39

Svq-slotpress enero 2014  
Svq-slotpress enero 2014  

Revista digital mes de Enero 2014

Advertisement