Page 39

HISTORIA DEL AUTOMOVILISMO Luis Angel Jimena

FERRARI 512BB: El cliente siempre tiene la razón

A

mediados de los años '70, Ferrari necesitaba encontrar un heredero digno del su ya obsoleto 365 GTB/4 Daytona. En 1975 Luigi Chinetti decidió desarrollar una versión de competición del Ferrari 365 GT4 Berlinetta Boxer. Si bien éste tenía una configuración más moderna, con su doce cilindros horizontales situado en posición central trasera, era evidente que no había sido concebido para la competición. Muy pesado (1.400 Kg) y con un chasis tubular de acero que reforzaba un monocasco central de fibra de vidrio, no era más que un coche de Gran Turismo, en el sentido más noble del término, más rápido que realmente deportivo. Algo aligerado y dotado de una carrocería mucho más agresiva con enormes pasos de rueda traseros (para neumáticos muy anchos), el coche debutó en las 24 horas de Daytona en febrero de 1975 sin éxito. Aunque estuvo presente en los entrenamientos de Le Mans en junio del año siguiente, no tomó la salida debido a un profundo desacuerdo entre Chinetti y los organizadores. En Le Mans no reapareció hasta dos años después, en 1978. Sus líneas eran mucha más agresivas, con los laterales horadados por grandes tomas de aire, el capó trasero rematado por un gran

alerón aerodinámico como prolongación de una aletas en forma de bulbo. Tras un espectacular comienzo en el que llegó a ocupar el segundo puesto, volvió al pelotón y tuvo varios problemas, pero al final consiguió llegar a la meta en decimosexto lugar.

El potencial del BB despertó interés entre los fieles clientes de Ferrari (Charles Pozzi, Scudería Francorschamps), que querían repetir el éxito en Daytona en las pruebas de resistencia. Bajo el impulso de Pozzi y Daniel Marin (Ferrari France), el servicio de competición cliente de Maranello,

38

Svq-slotpress enero 2014  
Svq-slotpress enero 2014  

Revista digital mes de Enero 2014

Advertisement