Page 1


Patrick Monney Nació en Agadir, Marruecos y pasó su infancia y juventud en Casablanca. Estudió en Toulouse, vivió 1 año en Burkina Faso haciendo labores sociales y después de radicar 1 año en París, estudió 2 años en Boston. Al terminar 3 años de vida en París se mudó definitivamente a México. Estudió fotografía en París y Boston. Se ha dedicado a viajar por el mundo tomando fotos, describiendo culturas. Ha llegado a las regiones más remotas de Bhután, Pakistán, Yemen, Etiopía, Ladak, y ha descubierto los rincones más sorprendentes de Japón, India, Indonesia o África. Ha hecho exposiciones en el DF, Puebla, Houston y publica su trabajo en revistas de México (Bleu & Blanc, Amura, National Geographic Traveler, Hotbook, Travel &Leisure, entre otras). En Francia (France Guide, Hotel & Lodge), España (Legado Andalusí) y Dubai (Canvas). Premio del mejor artículo de prensa extranjera en el V concurso de Medios de prensa de la ciudad de Marbella.


Nadine Zeevaert Nació en la Ciudad de México y estudió en la Universidad Anáhuac licenciatura en Diseño Grafico (Mención Honorífica). Sus áreas de desarrollo como diseñadora profesional son el diseño de productos ecológicos, folletería, kits de prensa, anuncios publicitarios, espectaculares, imágenes corporativas, logotipos y empaques entre muchas otras. Su especialidad como Directora de Arte se acentúa en el diseño de revistas de renombre como Bleu & Blanc, Amura, Marvin, Marometa (Fundación Educa) y libros como Petits Hotels. Asimismo ha participado en la proyección, análisis, planeación, elaboración de parámetros y coordinación editorial de publicaciones. El desarrollo de material cartográfico y contribución en la selección fotográfica son esenciales para la dirección de Arte. La capacitación del personal y grupos de trabajo ha sido fundamental para el logro de sus objetivos. Para asegurar siempre la mejor calidad de los trabajos, Nadine ha coordinado la supervisión de pruebas de color e impresiones finales. Hoy en día prevalecen la mayoría de sus diseños en revistas comerciales y de arte.


LOGOTIPO “La brújula nos guía por los andares en busca de horizontes que fascinan. La tierra es sin límites, vagamos por sus confines acompañados por el sol en su cenit. Los viajes son la mejor escuela de la vida, un camino aventurero hacia la sabiduría, un destino regido por la ciencia de la brújula”

Este logotipo representa el horizonte curvo de la tierra, sus confines, y en el cenit flota la brújula que simboliza el sol y nos guía en los caminos.

Representa la brújula rodeada por su carátula que simboliza la C de Confines o Cenit, que a su vez personifica el sol y la tierra, mientras la brújula es también la estrella que nos guía en las noches de viajes.


EL Cenit es el punto más alto sobre nuestro planeta azúl, desde el cual se permite observar la belleza de éste como un mirador infinito que invita a descubrir las civilizaciones con esencias del pasado y horizontes del futuro.

La brújula brilla como la estrella que nos guía en un recorrido sin fin por el mundo, un paseo que va de pueblos a horizontes, de gente a templos sagrados. Sobre el firmamento el cenit nos lleva por un auténtico baile de culturas, nos columpia por las ventanas del planeta.


CARTA EDITORIAL La revista “Cenit” se abre como una revista de viaje diferente que desea impresionar al lector por la belleza de sus fotos y el contenido cultural de sus textos. Es una invitación a descubrir los países o regiones a través de las experiencias vividas por nuestros reporteros que buscan los mejores ángulos de las culturas que visitan. Es un viaje por el mundo para presentar los diferentes horizontes del planeta e incitar a viajar con arte hacia ellos. Los rincones que descubrimos nos transportan en unos ambientes maravillosos que han creado las civilizaciones que habitan el planeta, nos pasean en el mundo de las religiones, de los estilos de vida, de la arquitectura y los idiomas son las canciones que acompañan la riqueza del mundo. La gran

variedad de los temas permite satisfacer cada lector en cada número, el viajero siempre encontrará un destino que lo atrae. El impacto de las fotos, el placer de las palabras es el lema de “Cenit”, una revista que invita a viajar por sus páginas más que explicar como viajar. Es una incitación, nos permite descubrir lo que ofrece el planeta y se vuelve una tentación. Por eso es una revista incomparable, no es una guía de viajes sino que es un libro que acerca el viajero a las pinceladas del mundo a través de las crónicas de viajes. Nuestros relatos son auténticos, comparten experiencias e ideas y abren el mundo a los que desean descubrirlo. “Cenit” es Viajes con Arte además de ser el Arte de Viajar con el Corte Inglés.


DISEÑO El diseño tiene como objetivo resaltar la fotografía y permitir al lector una fácil y agradable lectura de sus textos. Para el cuerpo de texto utilizaremos una tipografía sencilla con un tamaño agradable para la lectura. Queremos evitar que se saturen las páginas de información, proponiendo así páginas claras, limpias, con pequeños detalles y muy fotográficas. El formato es un formato grande con medidas de 25.5 x 30.5 cms. que nos ayuda a resaltar las características de la fotografía y gráficos. Esta revista tiene como finalidad ser una revista de mesa donde se pueda disfrutar de sus artículos y pueda ser coleccionable si se desea. Proponemos un aproximado de ocho páginas por artículo que nos daría un total de 96 páginas

interiores más forros. Al final de cada uno de los artículos se colocará un código QR para que nuestros lectores descarguen la información y en el momento de viajar no tengan que llevar consigo la revista. En cuanto a el papel e impresión, se pretende utilizar un gramaje y calidad óptimos para que cada una de nuestras secciones resalten al máximo sus cualidades.


CONTENIDO 96 páginas

CARTA EDITORIAL Y SUMARIO (2 páginas) 1 CRÓNICA DE VIAJE Artículo principal que trata de un viaje en un país o una región de un país, un recorrido, el viaje ideal, que nos lleva a conocer su cultura, su tradición, su comida, su gente. Se enfoca en la originalidad de las fotos, un texto que describe el viaje y un recuadro que da unas indicaciones técnicas como viajar en ese país, junto al código QR. Se presenta esa región del planeta como una invitación a descubrirlo antes de conocerlo. (Marruecos - 12 páginas)

5 TREK Explorando una región de un país o de una ciudad caminando o de manera deportista, extrema. Hablaremos de caminatas en la naturaleza o recorridos en un barrio de una gran ciudad, rafting o canoa para descubrir un rincón. Se trata de un viaje que permite hacer deporte al mismo tiempo, con algo de adrenalina, que se puede incluir dentro de un viaje general a ese país. (Huayna Picchu, Perú - 8 páginas)

2 BIÓSFERA Trata de una región de un país donde la naturaleza resplandece, un viaje con enfoque ecológico, preservación de la biósfera, del medio ambiente, encuentro con el paisaje, los animales, los paisajes, los ecosistemas y su manera de preservarlos. La meta es de incitar la gente a visitar esa región y el resto del país por sus tesoros naturales, motivar a la gente interesada en naturaleza. (Yukón, Canadá - 10 páginas)

6 ACTUALIDAD En ese artículo, presentamos un país en movimiento, donde hubo unos cambios importantes, del cual se ha hablado en los noticieros. No hablamos de política o guerra, perro de lugares que han tenido esos incidentes por los cuales han sido de actualidad un tiempo. La meta es de explicar al lector que son lugares que están tranquilos y donde se puede viajar sin problemas con el gran interés de descubrir una sociedad nueva, en movimiento, con grandes intereses culturales e históricos. (Líbano - 8 páginas)

3 MISTICISMO Presentando un lugar de un país con alto contenido místico, lugar de peregrinación, de meditación, monasterio, iglesia. Se trata de hablar de un lugar en particular dentro de un país donde el misticismo prevalece. Son lugares religiosos como templos hinduistas, templos budistas, catedrales, mezquitas, monasterios donde se puede meditar, pero también lugares muy especiales que transmiten una fuerza muy peculiar al descubrirlos como puede ser un bosque, palacio o pueblo. (Amritsar, India - 8 páginas)

7 MÉXICO Presentamos una región de México, una playa, un recorrido cultural, una ruta de conventos, una ciudad, un recorrido de haciendas. Es un paseo por México con un acercamiento a la cultura de la región, la comida, las costumbres, descubriendo los paisajes suntuosos. En el recuadro de indicaciones turísticas, presentamos la manera de llegar. (Las Haciendas de Yucatán - 8 páginas)

4 ESTILO DE VIDA En ese artículo se habla de una tradición del modo de vida de la gente de un país, como viven esa costumbre, ese estilo de vida. La meta es de iniciar la gente a una costumbre muy peculiar y original en el país que van a visitar, como los baños, las fiestas, los peregrinajes, la manera de comer, los entierros, las bodas. Al mismo tiempo hablaremos de la región donde ocurren esas tradiciones. (Onsen, Japón - 8 páginas)

8 CULTURA Tratamos en ese artículo de un país o región de un país poco visitado, donde puede ser difícil llegar pero con un alto contenido cultural, muy diferente de lo que estamos acostumbrado a visitar. Sin embargo sigue siendo una región donde es posible viajar sin problemas. El texto presenta el contenido cultural, etnológico, histórico del país o región, con fotos muy originales y exóticas al estilo de un documental. (Etiopía - 10 páginas)


9 RINCONES CON ENCANTO Presentamos 2 hoteles de lujo ideal para luna de miel o una escapada romántica, y lo que se puede visitar en sus alrededores, la cultura del país donde se encuentran, la manera de pasar una luna de miel ideal en esos lugares que ofrecen elegancia y refinamiento. La primera parte presenta de manera breve la región y los hoteles se descubren con sus encantos especiales que hacen que valga la pena incluirlos en un viaje. En un recuadro podemos presentar un recorrido. (Tented Camp FS, Chiang Mai Four Seasons - 8 páginas) 10 RELÁMPAGO El viaje de último momento, que no estuvo planeado y que se presenta a la puerta de un fin de semana largo o algunos días libres. Daremos unas ideas para ese viaje que surge de sorpresa, que sea en un destino como Oaxaca, Malinalco, Nueva York, Guatemala, Costa Rica, proponiendo actividades para 3 o 4 días. Es un viaje que implica un traslado corto, en coche o avión, y nos lleva a un lugar peculiar y divertido. (Lago Atitlán, Guatemala - 6 páginas) 11 OCÉANOS El crucero es una buena opción de viajar para descubrir unos puertos fascinantes, sin tener que rehacer las maletas diariamente. Hablamos de los cruceros que ofrece el Corte Inglés, detallando el

atractivo de las excursiones, con destinos exóticos y culturales, pasando del mediterráneo al Báltico, de Alaska a la Patagonia. Presentamos el itinerario y hablamos del encanto de cada escala. En esa sección podremos cambiar para hablar de un lugar de buceo o de playa, temas relacionados con el mar o un viaje en tren. (Crucero en Polynesia - 8 páginas) 12 AGENDA Hablaremos de 6 eventos importantes por venir en diferentes partes del mundo que pueden incitar la gente a viajar a esos lugares para asistir a esos eventos. Son eventos que tendrán lugar en los 3 meses después de la publicación de la revista. Para la revista de diciembre, serán eventos que empiezan en febrero 2013. (2 páginas) • Campeonato mundial de esquí alpino en Schladming (Austria) febrero 2013 • Exposición de pintura religiosa siglo XVII en París hasta febrero 2013 • Festival Tiji en Mustang, Nepal, 3 a 6 de Mayo 2013 • Torneo de polo sobre elefante en Tailandia (Copa del Rey), abril 2013 • Festival de música sacra del mundo en Fez, Marruecos, junio 2013 • Exposición botánica de orquídeas y plantas exóticas, febrero 2013, Nueva York


CENIT

HORIZONTES

DEL

CORTE

INGLÉS

MARRUECOS un hechizo decolores YUKÓN osos y glaciares AMRITSAR el templo dorado en la India

JAPÓN el Onsen, el baño tradicional PERÚ escalando el Huayna Picchu ETIOPÍA contrastes étnicos


CENIT DESTINOS

MARRUECOS un hechizo decolores YUKÓN osos y glaciares AMRITSAR el templo dorado en la India

JAPÓN el Onsen, el baño tradicional PERÚ escalando el Huayna Picchu ETIOPÍA contrastes étnicos

CORTE

INGLÉS


CONFINES COLECCIONANDO EL MUNDO CORTE INGLÉS

MARRUECOS, un hechizo decolores YUKÓN osos y glaciares AMRITSAR el templo dorado en la India

JAPÓN el Onsen, el baño tradicional PERÚ escalando el Huayna Picchu ETIOPÍA contrastes étnicos


CONFINES V I S I TA N D O E L M U N D O C O RT E I N G L É S

MARRUECOS, un hechizo decolores YUKÓN osos y glaciares AMRITSAR el templo dorado en la India

JAPÓN el Onsen, el baño tradicional PERÚ escalando el Huayna Picchu ETIOPÍA contrastes étnicos


MARRUECOS


UN HECHIZO DE COLORES CRÓNICA DE VIAJE


­C

ada vez que regreso a mi tierra, mis ojos se llenan de la luz que la alumbra, mi piel se cubre con los colores que saturan los paisajes y mis pasos andan por los senderos de mi pasado al ritmo de mi presente. Tierra de mis ancestros que en ella descansan, olores de mi infancia, imágenes de mi juventud, Marruecos rebasa mis expectaciones, revive mi flama e invita a ser descubierto por los callejones de la medina de Fez, las montañas del Atlas o la muralla de Essaouira. Mi país es un libro que encierra el mapa secreto de los más escondidos tesoros, un mapa que detengo, herencia gloriosa del pasado que guía mis palabras. HISTORIA GRANDIOSA Los fenicios navegaban por sus costas, los romanos ocuparon las tierras donde vivían los bereberes, los árabes los conquistaron y cuando tuvieron que salir de España, en la tierra del oeste, “Al Magrib”, se instalaron. Los Idrisíes (789), la primera dinastía árabe, fue reemplazada por las dinastías bereberes almorávides, Almohades, Merinides, Saadies y Alauí. Mi abuelo llegó desde Argelia con el Mariscal Lyautey para instaurar el protectorado en 1912, español en el norte y francés en el sur. Desde la independencia en 1956, la misma dinastía Alauí sigue reinando, como lo ha hecho desde hace casi 500 años, y Mohamed VI es el rey, el guardián de las costumbres y jefe de la religión. FEZ, PERLA DE LAS COLINAS Al pie del Atlas Medio, los callejones de la Medina son como un rosario donde cada perla es un fastuoso palacio. Los muros alcanzan el cielo para abrigar las callejuelas y los pasajes escondidos, las puertas de madera adornadas con la mano de Fátima, se empujan, rechinan, se entregan para ofrecer esos suntuosos patios adornados por “zelliges” (mosaicos cuyos colores están formados por azulejos recortados), mármoles,

“Baâlek”, palabra clave de los callejones medievales de Fez, es gritado por los carreteros y muleteros para despejar el camino.


estuco o madera de cedro labrada, adornados con versos del Corán. Cuando camino por la medina, descubro los antiguos palacios, me infiltro en las tiendas para comprar objeto de cobre o manteles bordados, y me inmerjo en un mundo medieval que me transporta en el tiempo, las caravanas han desaparecido pero los burros se deslizan por los callejones al sonido de “Balek” (Cuidado) que grita su dueño al vigilar sus bultos. Al visitar los curtidores que pisan las pieles dentro de unos tanques llenos de productos cáusticos, paseo por los pasillos, intercambiando unas palabras y haciéndome de nuevos amigos que me invitan a compartir su couscous que saboreo llevando a mi boca cada bocado con las manos. Disfruto de esos encuentros, de ese cariño que se instala entre esa gente y yo, unas vidas tan tergiversas, un entendimiento común, unas existencias aliadas para siempre. Aún conociendo Fez como mi propia mano conoce la textura de sus telas y alfombras, me dejo sorprender por la belleza de sus medersas (escuelas coránicas) como Attarin, Bou Inania, de la mezquita y universidad Al karaouine fundada en 859, del mausoleo de Moulay Idriss, fundador de la ciudad. Fez al bali, la ciudad vieja, compite con Fez el Jdid, la nueva, cuyos callejones vibran a la sombra de su muralla, del barrio judío con sus balcones de madera, bajo la protección del palacio real y sus puertas monumentales. Me pierdo por el laberinto, converso con los vecinos y los mercaderes, Aicha que fabrica los deliciosos Msemen (crepas-galletas) canta mientras trabaja, el profesor de la escuelita de niños me abre su puerta, la mezquita Al Andalús recuerda la llegada de los refugiados de Córdoba. En la noche, después de visitar los alfareros y escoger los mejores platos de la colección, empujo la puerta del Riad Fes que se ha vuelto mi casa, un maravilloso hotel que mezcla la tradición con la vida moderna, creando un refugio dentro de la medina y su tormentoso ruido. Como un Sultan,

Encantadores de serpientes, cuentistas, Gnaouas y brujos animan la plaza Djemaa el Fna desde la creación de Marrakech en 1062 por los Almorávides.


disfruto de la música del laúd, admirando la hermosa vista sobre la ciudad de donde se eleva un clamor antes de desmoronarse en un silencio nocturno como si fuera el fin. Fez seduce, invade el alma y cada uno cae bajo su encanto, hechizado para siempre. MEKNES Y VOLÚBILIS Sentado frente a la elegante Bab Mansour, una de las monumentales puertas que se abren en la muralla de Meknes, imagino lo que fue la grandeza de esa antigua capital, con su inmenso palacio real y las caballerizas, los callejones que llevan al mausoleo de Moulay Ismael o a la medersa Bou Inania que data del siglo XIV, descubro el tumulto de los vendedores de lana, de pasteles o de aceitunas. Meknes es como un alhájelo que esconde sus encantadores tesoros dentro de la muchedumbre vagante. A unos escasos 40 Km, Volúbilis espera. Inmerso en un campo de olivos, acaricio el tiempo al pasear por sus calles, disfrutando de los vestigios romanos más hermosos de Marruecos de la ciudad fundada por las cartagineses en el siglo III a.C.. Admiro los mosaicos que decoraban los pisos de las residencias y que invitan a recorrer el pasado, el arco de triunfo y el forum atestiguan la grandeza de la ciudad, vigilada ahora por Moulay Idriss, la ciudad santa del país, manchón blanco que domina desde su nido en el Djebel Zerhun. La luz de la tarde alumbra las columnas y siento el alma del hermano de Cleopatra que según la leyenda reinó en esa región, asombrando por los rostros de piedritas en los mosaicos que bailan con el sol que desparece detrás de los olivos.Ifrane y sus cedros. Camino hacia el desierto, pasamos con Ali, mi compañero de viaje, por los montes del Atlas Medio donde se aloja Ifrane, un pequeño pueblo

Fez, Meknes, Rabat y Volúbilis son un epítome que hace vibrar Marruecos desde el tiempo de los fenicios, bereberes y árabes.


creado por los franceses a 1650 m de altura y que recuerda los Alpes, rodeado por un gran bosque de cedros en donde observamos los macacos del Atlas. Aquí se alojan una de las universidades más prestigiosas del mundo y unas acogedoras pistas de esquí en el bosque. EL DESIERTO Al seguir nuestro camino hacia el sur, atravesamos unos paisajes cambiantes. Ali me cuenta como los Bereberes de esa región respetan sus tradiciones tal como en Imilchil donde la tribu de los Ait Hdidou celebran la importante fiesta del Moussem de las bodas: la hilera de hombres se forma frente a la de las mujeres, el hombre le dice a la mujer que “se le ha metido en el hígado” y si la mujer contesta “tu también”; entonces se casan en seguida, con la garantía que si después de un año no están contentos, se deshace el matrimonio y escogen otra en el siguiente Moussem. La gente habla su propia lengua y se visten con sus fastuosas joyas y listones de colores. Las montañas se vuelven más áridas y pasando Midelt, bajamos hacia las hamadas y los ergs, siguiendo el río Ziz que, después de recorrer un cañón con laderas de color ocre, se transforma en un hermoso oasis de palmas datileras rodeado por desierto. Me estremecen esos paisajes que parecen salir de un libro de cuentos, donde las casas de adobe adornan el hechizo del escenario. Erfoud aparece como el último pueblo civilizado, al lado de Rissani y de los restos cubiertos de arena de Sijilmassa, un gran centro de comercio establecido en 757 al final de las rutas de las caravanas que atravesaban el Sahara. Finalmente llegamos a Merzouga: las imponentes dunas cambian de color según la luz del sol, pasando del dorado al


rosado, contrastan con el llano gris, unos escasos oasis surgen y siempre que llego a sus pies, me envuelvo en un admirativo mutismo que deja vagar mi imaginación sobre sus curvas. Después de pasear en camello por las crestas, me siento en la fina arena cuyo flujo dorado se desfila entre mis dedos. Es la región donde se han encontrado una gran variedad de fósiles. LOS OASIS AL PIE DE LOS ATLAS Los ríos escurren de los Atlas que culminan a más de 4,000 m y se pierden en la arena del desierto, creando los más hermosos oasis entre los montes ocres o morados, donde el sol aplasta y las estrellas adornan: Tineghir se abre, verde y azul por los olivos y las palmas, sembrado de casas de adobe, a la salida del estrecho y vertiginoso cañón del Todra con sus paredes verticales; Boumelane alumbra la entrada al valle del Dadés donde las Kasbah adornan las laderas, las mujeres lavan en los torrentes, el cañón invade el espacio con impresionantes acantilados, los bereberes venden las más bellas joyas cuyo diseño principal representa la Cruz del sur; Keela M’Gouna es famoso por

Los oasis imperecederos al pie de los Atlas cantan el son del desierto con el susurro de la miel de los dátiles.


sus rosas, su festival de la cosecha de pétalos que produce el agua de rosas para los mejores perfumeros; Skoura se pierde en su llano árido, Ouarzazate, además de ser una parada ideal con grandes hoteles, se ha vuelto la capital del cine donde se filman películas internacionales; al final del sorprendente valle del Draa sembrado de palmas y laureles, Zagora es la puerta de entrada al desierto, con sus caminos que descubren los jardines encantados a punto de ser invadidos por la arena. Esos oasis son un interminable paisaje misterioso donde el agua es la reina, esposa del rey sol, y esconden su malicia bajo la sombra de la vegetación, vigilados por las montañas solitarias que albergan su gente en casas y Kasbah de adobe: Ait Benhaddou es una de las más bellas y su imagen se refleja en el río que viene de las cimas.


Essaouira, ciudad fortaleza conocida como Mogador por los portugueses, fascina por sus callejones donde juguetea el viento y el encanto.

MARRAKECH Con Ali enfrentamos el puerto del Tizi’n Tichka a 2200m donde nos detuvimos en el restaurante de mi amigo Ahmed en Telouet, el mejor del Atlas, y visitar la elegante Kasbah. Llegamos a Marrakech, la capital del turismo que aloja sus visitantes en Riad, casas con patio dentro de la medina. La plaza Djemaa el Fna es un remolino de encantadores de serpientes, curanderos, brujos, contadores de cuentos, mujeres que tatúan con Henna, dentistas callejeros, bailarines Gnawa, puestos de comida con las mejores brochetas o vendedores de frutas secas. Es una verdadera plaza medieval que guarda los callejones del soco donde Ali me lleva a las principales tiendas de babuchas, djilabas, cobre, alfombras, regateamos, tomamos té de menta con los mercaderes que inflan sus precios hasta llegar a un acuerdo. Es una batalla tenaz, parte del folklore, imposible de evitar y tan enriquecedora a la vez, una puerta abierta a un contacto íntimo con la gente local. El hammam es otro de los lugares que me llenan mucho -baño de vapor árabe donde el masaje con jabón negro quita las pieles muertas-, me siento revivir, listo para enfrentar los mejores restaurantes de Marrakech, con la piel suave y perfumada como la de un príncipe. Visito la Medersa Ben Youssef con sus zelliges, su madera de cedro labrada y su fuente, infiltrándome en la vida de sus antiguos estudiantes que habitaban las celdas, viviendo el olor de la religión. Descubro el museo Dar Mnebhi, me pierdo en el laberinto del palacio Bahia donde los plafones de cedros pintados me asombran, camino por los senderos del Jardín Majorelle a la sombra de los cactus, frente el memorial de Yves Saint Laurent, su último dueño, y finalmente me siento junto a la tumbas de mis abuelos y bisabuelos que terminaron sus vidas en la ciudad rosada. Recuerdo los cuentos de mi abuela que me proyectaba como una película la historia de su llegada a Marrakech, como su jardín olía a naranjos y su mercería resplandecía con los listones e hilos más bellos de la ciudad. Marrakech es un amor a la cocina, un delirio de paseos en los valles que infiltran las altas montañas, la ciudad de los Riad, de los mejores golf o spa y de la Koutoubia, el minarete hermano de la Giralda de Sevilla, que domina la mezquita desde el siglo XII.


ESSAOUIRA Ali es de Smimoun, cerca de Essaouira y después de comer un excelente couscous en la casa de su mamá, llegamos a Essaouira donde la muralla encierra los misteriosos callejones que llevan a las puertas coloridas enmarcadas por piedra arenisca. Es la capital de la artesanía de madera de Tuya, de color ámbar con puntos negros, que inventa maravillosas cajas o muebles, y del Argana, ese árbol único en el mundo cuyos frutos producen un excelente aceite y donde las cabras se suben para comer las hojas altas. Aquí disfrutamos de los excelentes mariscos y pescados, paseamos en las callejuelas, escuchando como el viento juega con los muros para cantarle a las olas del atlántico, diseñando los fantasmas que escuchan la música Gnawa. Adoro Essaouira, es el misterio aliado a las vibraciones de sus muros que protegen del mar y en ella disfruto el maravilloso hotel “Le palais L’heure Bleue”, reliquia del pasado. CASABLANCA Nos detuvimos en El Jadida para bajar en la cisterna portuguesa, (siglo XVI), alumbrada por un rayo de luz que se mira en el agua. Descubro la nueva Casablanca, ciudad de mi adolescencia, de mis amigos y mis recuerdos, donde mi sombra pasea todavía por los sorprendentes edificios art Déco y mis pasos admiran la suntuosa mezquita Hassan II con su minarete, el más alto del occidente, y su sala ricamente decorada con mármoles y balcones de cedro. Casablanca es mi alma, el barrio de los Habbous y la costera me llenan de evocaciones pero el alma de la ciudad ha cambiado. Rabat La capital refleja la elegancia del país y siempre me detengo para investigar el mausoleo de Mohamed V, sobria obra refinada que domina la Torre Hassan, otra gemela de la Giralda. El palacio real luce su suntuosa entrada y el Chellah recuerda el glorioso pasado romano y árabe mientras la Kasbah des Oudaia invita a seguir el misterio. de sus callejones protegidos por la muralla y las olas del mar.

Las dunas pintan el horizonte e invitan a un paseo con dromedarios sobre sus lomas que anuncian el gran Sahara


Donde ir: - Riad Fes en Fez: www.riadfes.com - kasbah Xaluca en Tineghir y Kabbah Tombouctou en Merzuga: www.xaluca.com - Palais L’Heure Bleue en Essaouira: www.palais-heure-bleue.com - Sofitel en Casablanca www.sofitel.com - Palais Namaskar en Marrakech www.palaisnamaskar.com Cuando ir: de octubre a junio, siendo la mejor Êpoca la primavera, evitar el verano que es muy caliente. www.viajeselcorteingles.com.mx


´ YUKON

La última frontera

OSOS Y GLACIARES BAJO EL SOL DE MEDIA NOCHE


BIÓSFERA


E

n Yukón, el verano extiende sus eternos días sobre las montañas nevadas, invitando el andariego a aventuras con osos y fantasmas del “Gold Rush”. La luna se pega al horizonte mirando el sol de medianoche, uno sigue los pasos de los pioneros del Klondike Trail y encuentra grizzlis, escucha las historias de los largos inviernos bajo las auroras boreales o del peligro de los rápidos del Miles Cañón. Cada lugar es un cuento con música CanCan de Saloon y de tiros después de las peleas, es una inmersión en la última frontera. Whitehorse Esa pequeña capital sorprende con sus calles rectas, sus muros adornados de fabulosos frescos que representan la historia del tren, de los pioneros y osos, o de los Beatles, y la luz perdurable alumbra los escasos Saloon aturdidos de música country, discusiones y botellas que brindan espantando los fantasmas. Main Street se anima en el día con su librería, el exquisito restaurante Klondike Ribs & Salmon y se visita el SS klondike que había navegado por ríos y lagos, la vieja iglesia de troncos, la Fish Ladder construida para permitir la migración de los salmones evitando la presa, el Bering Interceptive Center para ver los fósiles de mamut, el museo del transporte. Navegando por el Miles Cañón inundado por la presa, se observan águilas calvas, osos y alces. Whitehorse es la imagen de los versos de Robert Service, poeta regional: “The happiest man I ever knew/

Lives in a forest glade” y envuelto en el son de “Frantic Follies”, un vaudeville que se presenta desde hace 30 años con sabor, humor y música de 1900. Partrige Pass Recorriendo los caminos en 4X4, observando el bosque boreal compuesto de Spruce (picea), Birch (adules del cual se saca una miel) y pinos bajos que rodean la tundra, se alcanza Robinson Roadhouse, un puesto de comercio en ruinas, hecho de troncos, junto a la vía de tren y donde retumban los ecos de los pioneros que soñaban con ser ricos, encontraban diversión, mujeres y peleas en ese lugar cuyo dueño era conocido como el “Blunt and Take no nonsense”. Pasando torrentes, altos va-lles, observando cabras salvajes y alces, atascándose en la nieve, terminando caminando, se llega a Partrige Pass que ofrece una vista inesperada del lago Bennett, reflección de un mundo perfecto entre montañas sin contaminación y pocos hombres. Sanfu Lake y Fish Lake Sanfu es el lugar ideal para pescar los lucios y observar las águilas calvas, los castores en sus guaridas (Beaver Lodge) mientras Fish Lake, rodeado por montañas nevadas y bosque es el punto de partida para una buena cabalgata. En el bosque, los moscos atacan como balas pero pasando el límite de los árboles, el aire frío los espanta y es un maravilloso espectáculo que ver el sol de


El senderismo en Yukon nos lleva a encontrar peligrosos osos y la soledad de los escenarios majestuosos.


AMRITSAR EL TEMPLO DORADO SE LOS SIKHS


Devoci贸n ins贸lita en el norte de la India donde Dios es un libro le铆do en voz alta sin interrupci贸n MISTICISMO


He visto mujeres sentadas que admiraban el templo mientras un velo volaba alrededor de sus bellos ojos, he visto hombres que parecian guerreros surgidos de la edad media, he visto viejos cuyas caras atravesaban el espacio como si fuesen dioses bajados del Himalaya.

T

omamos el avión para alcanzar esa ciudad del Punjab, en el norte, centro espiritual de la religión Sikh. La ciudad burbujea con su intenso tráfico, sus bicicletas y peatones, las vacas, los mercados pero al entrar al recinto del templo sagrado es un mundo místico y espiritual que se abre. Encerrado por los edificios de meditación y refectorios para los peregrinos, se encuentra un inmenso estanque cuadrado con el fabuloso Harmandir Sahib o Templo Dorado en medio que se refleja en el agua. Es el sitio más importante para los sikhs, esa religión de la india cuyo dios es un libro que tiene que ser leído en voz alta sin interrupción. En el recinto del Templo Dorado, los muros de mármol y oro se reflejan en el agua y la voz del leedor retumba sobre las ondas que provoca la gente al meterse en el agua para purificarse. Si se desvisten los hombres para sumergirse, siempre conservan la daga que llevan detenida por un cordón que cruza su cuerpo. Siempre conservan su turbante que esconde su largo pelo y infinita barba que nuca cortan. Son hombre generalmente muy fuertes, con miradas asombrosas y perturbadoras y he visto a uno de ellos meterse en el agua con su daga clavada en el turbante, sus manos rezaban al libro y su mente meditaba frente al reflejo brillante del templo.


ONSEN

Los ba帽os tradicionales de Jap贸n

Costumbres de bienestar y relajaci贸n en el vapor de las aguas termales


ESTILO DE VIDA


M

Me fascina Japón, su alma de tradición ancestral, su piel que centella con los neones y vibra al son electrónico y digital. Tokio es un mundo trepidante, Nagano son las montañas donde los monos se bañan en las aguas termales, Nagoya es el modernismo, y el monte Fuji vigila los llanos donde los arrozales reflejan las nubes. Fujiyama es un dios que se deja ver solo para los que aman el país y los protege en su viaje. Kyoto es una capital de jardines y templos encantadores, Nara invita a descubrir su montañas sagrada donde los templos vibran en el bosque y se reflejan en los lagos y Koya San es un pueblo habitado por monasterios donde el visitante se aloja y sigue las reglas religiosas, al lado del bosque cementerio encantado. Himeji permite descubrir su castillo que surge de un bosque de cerezos en flor, Miyajima es una isla encantadora con la famosa puerta que despide el sol de la tarde, frente a Hiroshima, Bepu es la ciudad de las aguas termales y Tsuwano es

ONSEN SIGNIFICA “AGUAS TERMALES DE ORIGEN VOLCÁNICO” Y DESCRIBE LOS BAÑOS TRADICIONALES.


LA DUCHA SE TOMA SENTADO EN UN BANQUITO ANTES DE ENTRAR EN LAS DIFERENTES PICINAS DE AGUA TERMAL


PERÚ

HUAYNA PICCHU, LA MONTAÑA SAGRADA


Una emocionante ascension al monte sagrado de los Incas TREK


P

erú es un país que nos sorprende por su cultura, su historia, sus paisajes que van del desierto a la selva pasando por las cimas nevadas de los Andes y hechiza por una gran riqueza íntima. Habíamos planeado ese viaje con la meta de redescubrir el mundo de los Incas de una manera original, instalados en los mejores hoteles de ese circuito tradicional, viajando en los mejores trenes de Orient-Express, en avión con Lan y en coche con Turinet. Todo estaba listo para sentirse gran cacique Inca del siglo XXI, inmerso dentro de las joyas del pasado, instalado en una burbuja elegante del presente. Estábamos viajando de una nueva manera de vibrar y emocionarse en la ruta tradicional en Perú, bogando sobre las olas de un viaje excepcional. La parte más emocionante del viaje fue la ascensión al Huana pichu, el monte sagrado que domina Machu pichu Hiram Bingham y Machu Pichu En la mañana, después de despertar en ese suntuoso paisaje y atiborrados del pulcro del hotel, nos subimos en el fastuoso tren Hiram Bingham Orient-Express que nos esperaba a la puerta del hotel, invitándonos a una copa de champaña o pisco sour en el bar. Nos instalamos en el lujo total, teníamos nuestra mesa reservada, visitamos el vagón abierto en la cola del tren, gozando de un servicio maravilloso. El tren arrancó tranquilamente y seguía el río, en medio de las vertiginosas montañas, ofreciendo un panorama excepcional, nos invitaba a sentirse como en otros tiempos, cuando los viajes en tren eran un lujo y el OrienteExpress unía Londres a Venecia con elegancia. Almorzamos mientras admirábamos el estupendo paisaje que desfilaba, los montes adornados con algunas ruinas, los pueblos y campos, el río que rugía más fuerte. Fue un viaje inolvidable acompañado por la elegancia y una excelente comida. Bajamos en Aguas Calientes, un pueblo escondido entre empinadas montañas que vive del turismo, donde el autobús nos llevó al pequeño museo y el jardín de orquídeas antes de subirnos al Santuary Lodge Orient-Express, el único hotel oculto en la selva a la entrada de Machu Pichu. Gozábamos de una vista privilegiada sobre el sitio arqueológico y el majestuoso escenario de montañas escarpadas perforadas por el violento río y en sus jardines encantados encontramos una gran variedad

de orquídeas y colibríes. Disfrutamos de la tarde con calma, admirando el paisaje, paseando por el camino entre la selva o relajándonos en el jacuzzi. El día siguiente amaneció con neblina y llovizna pero nos lanzamos temprano a la ascensión del Huayna Picchu, el pico que se eleva frente a Machu Picchu, cubierto de selva salpicada de orquídeas. Pasamos por el templo de la luna y alcanzamos la cima a 2,667 metros de altura después de 2 horas de rudo camino muy escarpado y a veces peligroso. La neblina empezó a ceder y apareció Machu Pi-cchu, sus terrazas y templos, creando uno momento mágico, un juego de luz y sombras que se deslizaba sobre las terrazas y muros de la gran ciudad antigua de los Incas. Era un momento mágico, un escenario misterioso, una pizca de paraíso digna de los dioses Inti y Pacha Mama. Nunca olvidaré ese instante, rodeado por uno de los escenarios más bellos del mundo, cargado de e-nergía que emana de los montes sagrados y las ruinas místicas que me habían hecho soñar tantas veces. La montaña Huayna Picchu (con una altitud de 2.667 mts) forma parte de las estribaciones orientales del macizo de Salcantay, en Cusco, Perú. Es parte de una gran formación orográfica conocida como Batolito de Vilcabamba, en la Cordillera Central de los Andes peruanos y es conocida principalmente por ser el telón de fondo de la mayoría de fotografías panorámicas de los restos arqueológicos incas de Machu Picchu. Sin embargo ella misma alberga también importantes restos arqueológicos relacionados con el famoso complejo inca. La montaña Huayna Picchu (con una altitud de 2.667 msnm) forma parte de las estribaciones orientales del macizo de Salcantay, en Cusco, Perú. Es parte de una gran formación orográfica conocida como Batolito de Vilcabamba, en la Cordillera Central de los Andes peruanos y es conocida principalmente por ser el telón de fondo de la mayoría de fotografías panorámicas de los restos arqueológicos incas de Machu Picchu. Sin embargo ella misma alberga también importantes restos arqueológicos relacionados con el famoso complejo inca. Un camino que parte del extremo norte de Machu Picchu atraviesa la estrecha lengua de tierra que conecta las montañas Machu y Huayna Picchu. Luego el camino se


El Huayna Picchu con 2,667 metros, se pierde en la neblina


´ LiBANo UN PARAISO REENCONTRADO LA ANTIGUA FENICIA A LA SOMBRA DE LOS CEDROS RESURGE CON EL CORAZÓN ABIERTO Y SUS LEGADOS DEL GLORIOSO PASADO


ACTUALIDAD


A

cariciado por el mar, vestido por las nieves de las montañas, pintado por los verdes valles antes del desierto, Líbano seduce y entrega el encanto de su gente que sonríe al visitante como a la vida. Un himno a la alegría surge de las cenizas de una guerra que nadie puede juzgar o condenar, Beirut se viste con elegantes fachadas para ser de nuevo la reina del Mediterráneo oriental, la dulzura del aire embriaga en un país maravilloso por esencia. Los primeros en reconocer la belleza de la región fueron los fenicios que se instalaron en 2500 a.C. para crear unos puertos como Byblos, Tyro, Sidon y Beirut, ciudades independientes habitadas por navegantes y comerciantes que convivían en paz con sus vecinos del sur, los egipcios, y los del norte, los Hititos. Alejandro Magno conquistó la región, dejando a su muerte Líbano como parte del reino de Ptolomeo hasta que Roma, la nueva potencia, se apoderó del Mediterráneo, creando nuevas rutas comerciales, embelleciendo las ciudades, Baalbeck brillaba con sus despampanantes columnas, Trípoli, Tyro y Byblos estallaban en elegancia. La belleza de Líbano florecía dentro del imperio. El emperador bizantino Constantino se convirtió al cristianismo en 313 y la religión se instalaba en la ribera del Mediterráneo oriental,protección de Byzancio. Una nueva religión empujaba los árabes del este a conquistar el mundo, el Islam ganaba terreno, en 658 Jerusalén cayó, un nuevo imperio se creó, más grande que el imperio romano, desde el río Indo hasta los Pirineos, bajo el mando de los Umayyades durante más de 100 años. El imperio fue entonces dividido en pequeños reinos aislados y débiles. Decididos en


reconquistar Tierra Santa, los cruzados invadieron a partir de 1095, realizando unos masacres bárbaros en cada ciudad y Jerusalén cayó en 1099. Los cruzados construían fortalezas para vigilar su mundo pero Saladín reconquistó el territorio hasta 1189, los cruzados quedaban en las costas, el poder cambiaba de manos, la comarca estaba en recesión. Finalmente los turcos otomanos instauraron su mando sobre la región a partir de 1516, Líbano empezó a prosperar con el nuevo comercio que se instauraba. En el siglo 20, los franceses establecieron su mandato sobre la gran Siria que incluía Líbano y Siria, separándolo en 2 regiones bajo la presión de los cristianos maronitas libaneses. Con la caída de los franceses frente a los alemanes en la segunda guerra mundial, Líbano lanzó la trama de su independencia con el poder dividido entre Maronitas y sunnies musulmanes. La independencia fue declarada en 1946, Líbano existía con problemas internos que llevarán a la guerra civil que estalló en 1975 y durará 17años. Líbano renace, los edificios de reconstruyen, su elegancia estalla de nuevo. En Beirut, el centro alrededore de la Place de l’Étoile brilla con su piedra dorada, los cafés y restaurantes estallan con el clamor de las voces y el olor del tabaco perfumado de los narguileh, la Corniche se llena de paseadores cuando el sol baja en el horizonte. Los bares y restaurantes se animan con las más bellas mujeres, los elegantes coches llevan sus dueños vestidos a la última moda. La vida cubre una intensa fuerza en las calles de Beirut donde las grandes marcas han instalado sus tiendas.Jbail, la antigua Biblos conserva el encanto de su pequeño puerto fenicio, con sus callejones que bajan al mar, a


HACIENDAS ´ DEYUCATAN ANTIGUOS MUROS QUE FASCINAN


VERDADERAS PÁGINAS DE HISTORIA A TRAVÉS DE LA EPOPEYA DEL ORO VERDE MÉXICO


A

Al pasar la reja de la Hacienda de Temozón, un escalofrío recorre mi cuerpo, me estremezco atormentado por el pasado de ese palacete, siento sus piedras vibrar en mí y me cuentan la historia del Oro Verde. El agave sagrado, que los mayas llamaban Ki, siempre ha sido parte del paisaje de esa tierra sin ríos. Zamná, sacerdote de Chichen Iza, enseñó como extraer las fibras de sus hojas color jade para hacer jarcias, cordeles, bolsas y hamacas. Los trastornos de la historia lo llamaron Henequén hasta que, al principio del siglo XIX, se descubrió su utilidad para producir cuerdas de los barcos, tapetes y bolsas. Se volvió el Oro Verde que indujo el auge de la península de Yucatán, las grandes familias hinchaban sus fortunas, construían mansiones en el paseo Montejo de Mérida y sus haciendas ganaderas se volvían henequeneras. Se exportaba por el puerto de Sisal y los mercantes de otros mundos lo llamaron Sisal, los barcos llegaban cargados de tejas de Marsella para estabilizarlos y regresaban llenos de henequén. Esas tejas se utilizaban en las casas y en las haciendas. La emperatriz Carlota, Catherwood, Stephens y Porfirio Díaz visitaron la región pero al principio del siglo XX, el Oro Verde perdió su poder, la planta crecía bajo otros cielos, las fibras sintéticas aparecían y las haciendas cayeron en el olvido. Gracias a Roberto Hernández, fueron rescatadas, con el apoyo del arquitecto Luis Bossoms y de la fundación Haciendas del Mundo Maya.


Etiopía Contrastes Étnicos


CULTURA


DESDE EL PAÍS DE LA REINA DE SABA HASTA LAS MUJERES MURSI CON PLATO LABIAL, PASANDO POR LAS IGLESIAS LABRADAS EN LA ROCA

L

ucy había nacido en esa región de África donde el Gran Valle del Rift mueve el continente, abriéndose cada vez un poco a golpe de temblores y emersiones de lava. Lucy es considerada como la abuela de la humanidad, siendo el esqueleto fosilizado de un homínido de la especie Australopithecus afarensis de más de 3,2 millones de años de antigüedad, que andaba sobre sus miembros posteriores, signo de evolución hacia la hominización. A su ritmo de movimientos, el fondo del valle que va de Yibuti a Mozambique quedará inundado por las aguas del mar dentro de 10 millones de años y África se habrá desgajado en dos continentes. Cuna de la civilización, Etiopía nos entrega las cataduras de su fascinante una historia inesperada, un abanico de antiguos templos, intrigantes obeliscos, atónitas iglesias labradas en la roca y asombrosos encuentros con la gente del sur. Addis Abeba Situada a una altitud de 2.300 metros, al pie del monte Entoto, Addis Abeba es la capital que aturde con su tráfico, inmersa en grandes espacios verdes, fundada por el rey Menelik II en 1887. Último encuentro con el mundo moderno antes de sumergirse en el país, vale la pena visitar el famoso merkato, el mercado más intrigante de África donde


TAILANDIA Fastuosa Escala en Chiang Rai y Chiang Mai

El Triรกngulo de Oro, famoso por el trรกfico de opio, ofrece sofisticaciรณn en Four Seasons


RINCONES CON ENCANTO


CHIANG MAI Situada a la orilla del río Ping, Chiang Mai es la capital cultural del norte, al pie de las altas montañas. Fundada en 1296 por el rey Mengrai, era un punto estratégico del reino Lanna en la ruta del comercio y contaba con su muralla y foso. Sufrió las invasiones birmanas y thais pero gracias a sus importantes templos, conservó su fama y auge. Visitarán algunos de sus 300 templos como Wat Chiang Man, el más antiguo con 2 veneradas estatuas de Buda y una estupa adornada por elefantes; Wat Phra Singh que data de 1345; Wat Chedi Luang con su inmensa y elegante estupa o Chedi dañada por el terremoto del siglo XVI. Cada uno contiene unas reverenciadas y valiosas figuras que representan a Buda, los decorados de hoja de oro son finos y espectaculares, los techos inclinados agregan la elegancia a los conjuntos y la paz que en ellos se encuentra invita a la meditación. Recorrerán el bazar nocturno donde se encuentran los objetos más relevantes de la artesanía local y las tiendas de antigüedade. La porcelana, y notablemente Celadón, es maravillosa, las marionetas, los muebles de teca, los objetos de madera adornan las tienditas, los puestos de comida abundan, los bailes típicos alegran el ambiente, los tuktuk (taxis-moto de 3 ruedas) inflaman el ambiente con su intenso ruido de petardos. Visitarán el pueblo de los Padaungs, conocidos por sus “mujeres jirafas”: su belleza se mide por el número de anillos de bronce que tiene alrededor del cuello, insertados desde niñas, agregando


los anillos poco a poco para alargar el cuello. Considerado como un elemento de belleza, cuando una mujer comete un adulterio, se le retira los anillos, dejándola con la amenaza de fractura en su columna vertebral que llevaría a la muerte. En ese pueblo de gente apacible donde las casas se alzan al lado de los arrozales, las mujeres tejen con el telar de cintura, venden sus artesanías de mimbre o collares. Visitarán los invernaderos de orquídeas y finalmente, para gozar de ese clima y descansar de las visitas y los mercados, disfrutarán el hotel Four Seasons Chiang Mai, un encantador refugio de paz construido en medio de un endiosado arrozal cultivado por los campesinos.

El Four Seasons Chiang Mai nos aloja en medio de arrozales donde trabajan los búfalos de agua


CHIANG RAI Y EL GOLDEN TRIANGLE El famosos Triangulo de Oro fue llamado así por el trafico del opio que regía esa región donde se encuentran las fronteras de Myanmar, Laos y Tailandia, a la orilla del río Mekong. Al llegar al aeropuerto, el Land Roover del hotel Four Seasons Tented Camp los llevará al hotel escondido en un bosque de bambúes, llegarán a una suntuosa cabaña a la orilla de un río, perfecto refugio exótico, recepción del hotel, una palapa con su bar, todo de madera y abierta a los cuatro vientos, con un sabor de aventura romanesca. En esa colina están esparcidas las habitaciones, lujosas tiendas con todas las comodidades y una fastuosa terraza con vista sobre el río. El restaurante es sorprendente, junto a la alberca, y cada mañana en el desayuno, una manada de 6 elefantitos aparecen para que cada uno les de unos plátanos. Una mañana los entrenarán a ser mahout (o Kao-Chang), hombre que dirige los elefantes, les enseñan unas palabras claves a las cuales responde el paquidermo, a subir y bajar, como manejarlo, dirigirlo. Se meterán al agua dentro de cada uno subidos cada uno en su elefante, para refrescarlo mientras sienten la piel del animal, lo dirigen con palabras, presión del pie atrás de su oreja, lo acarician, lo premian. ¡Que momento más intenso y fabuloso!

Convivir con elefantes, saborear una cena thai en medio de la selva, navegar por el Mekong, son los lujos de Four Seasons Tented Camp


Navegaran por le río Ruak, frontera natural que divide Tailandia y Myanmar, hasta llegar al Mekong, ese gran río que atraviesa el sureste asiático y divide Tailandia de Laos. Estarán en el centro del Golden Triangle, famoso por sus cultivos y el tráfico del opio en el siglo XX. Aunque parece que su cultivo ilegal ha sido eliminado en Tailandia, Myanmar sigue siendo uno de los países productores y proveedor, junto con Afganistán, de una gran parte de la heroína que se vende en el mundo. La región ha sido limpiada de sus traficantes, un casino ha sido construido en Myanmar, otro se está erigiendo en Laos para atraer a la clientela tailandesa. Es un lugar mágico, entre las colinas, con ese fastuoso Mekong que desemboca en la región de Saigón en Vietnam. Un extraordinario museo del opio ha surgido y los llevara por un paseo místico a través del tiempo, contando la historia del consumo y tráfico del opio, verdadera aventura sucia y misteriosa. Visitarán los pueblos de Ban Sop Ruak y Chiang Saen, con sus templos, su mercado donde se venden los pescados del Mekong y las orquídeas junto con las verduras y frutas locales, y su encantadora gente. Recorrerán los llanos donde los arrozales mueven sus espigas al ritmo de la brisa, y visitarán el templo blanco, decorado por extrañas figuras de guerreros y dioses o dragones, retacado de espejitos. Pasando por las colinas boscosas, las aguas sulfurosas, los pueblos tradicionales llegarán a Chiang Mai


Encontramos grupos étnicos como los Padaungs y sus bellas mujeres jirafas.

El opio en el siglo XX. Aunque parece que su cultivo ilegal ha sido eliminado en Tailandia, Myanmar sigue siendo uno de los países productores y proveedor, junto con Afganistán, de una gran parte de la heroína que se vende en el mundo. La región ha sido limpiada de sus traficantes, un casino ha sido construido en Myanmar, otro se está erigiendo en Laos para atraer a la clientela tailandesa. Es un lugar mágico, entre las colinas, con ese fastuoso Mekong que desemboca en la región de Saigón en Vietnam. Un extraordinario museo del opio ha surgido y los llevara por un paseo místico a través del tiempo, contando la historia del consumo y tráfico del opio, verdadera aventura sucia y misteriosa. Visitarán los pueblos de Ban Sop Ruak y Chiang Saen, con sus templos, su mercado donde se venden los pescados del Mekong y las orquídeas junto con las verduras y frutas locales, y su encantadora gente. Recorrerán los llanos donde los arrozales mueven sus espigas al ritmo de la brisa, y visitarán el templo blanco, decorado por extrañas figuras.

Donde ir: - www.fourseasons.com Cuando ir: todo el año, la mejor temporada es de noviembre a mayo. www.viajeselcorteingles.com.mx


GUATEMALA

Lago Atitl谩n Una

escapada con coraz贸n

Maya


RELÁMPAGO


El escenario es majestuoso, impresionante, con esas soberbias montaĂąas que lo rodean, habitado por varios pueblos indĂ­genas que tienen cada uno gran personalidad.


D

e montañas en volcanes, de lagos en costas y de selva en ríos, Guatemala nos recibe como una tierra de aventuras y cultura, de deportes y caminatas. Todo nos sorprende, las caras de la gente son intrigantes y alumbradas por miradas llenas de historias, la belleza de los tejidos alumbran los mercados y el fuego de los volcanes calienta las nubes que mojan la tierra. Es un país con un rico pasado maya y que trata al visitante con cariño, ofreciendo sus tesoros para disfrutarlos. Desde el aeropuerto llegamos al mirador que domina el hermoso lago de Atitlán, rodeado por volcanes: el volcán Atitlán de 3,537 metros, el Tolimán de 3,158 metros y el San Pedro de 3,020 metros, mientras el lago mismo de encuentra a 1,560 metros sobre el nivel del mar, con una longitud de 18 km, una profundidad que rebasa los 350metros, sin desagüe. El escenario es majestuoso, impresionante, con esas soberbias montañas que lo rodean, habitado por varios pueblos indígenas que tienen cada uno su personalidad. Llegamos a Panajachel para instalarnos en el exquisito hotel Atitlán que luce sus fastuosos jardines de vegetación tropical que bajan hacia el agua, con sus guacamayas que animan el ambiente, algunos animales regionales en cautiverio y su hermosa alberca cuya superficie se pierde en la inmensidad del lago. Nos bajamos al muelle para darnos el lujo de tomar un pequeño velero y gozar del inquietante Xocomil, un fuerte viento que se produce a medio día, cuando los vientos cálidos procedentes del sur chocan con las masas de aire frío del altiplano. Los remolinos del viento nos llevaban, era difícil controlar el velero, el barco zozobraba, la adrenalina subía, el miedo nos invadía y no pudimos cumplir con ese imposible reto, bajando las velas, regresando al muelle con motor y terminamos pescando con caña. Finalmente dimos una vuelta en el pueblo de Panajachel, visitando su muelle, la gran variedad de tiendas de artesanías y su iglesia que fue construida justo después de la conquista que sometió a los Tzutuhiles,


POLINESIA FRANCESA

A BORDO DEL TI ’ A M OANA


Embarcamos para Flotar en aguas turquesas de Bora Bora a Raiatea

OCÉANOS


A

bordar el Ti’a Moana o el Tu Moana es una invitación a vivir una experiencia fuera de lo común, donde el lujo, la elegancia y el extasía se combinan para llevar al viajero sobre las aguas cristalinas de los “lagoons” que rodean las islas de Polinesia Francesa. Por la poca profundidad de las entradas de las lagunas y de ellas mismas, Mehiti Degage, propietaria de la empresa, mandó construir esos 2 soberbios yates de 30 cabinas al estilo Boutique hotel que puedan navegar en esas aguas que brillan con sus tonos de azul. Los salones y decks han sido decorados con detalles polinesios y muebles de diseño italiano, el chef ofrece una gran variedad de platillos refinados al estilo europeo con toques isleños y el refinamiento del ambiente hace de ese crucero un viaje romántico e sublime. Es un novedoso concepto de crucero exclusivo sin horarios fijos y obligaciones, navegando al estilo nómada, en las aguas tranquilas de las lagunas o lagoon, acercándose a los pueblos, la vida cotidiana de la gente y las mejores playas. DÍA 1, LUNES: Bora Bora, la isla Reina Después de la llegada en el aeropuerto, recibidos con champaña y brochetas, nos embarcamos, nos familiarizamos con el barco y partimos para descubrir la isla. Navegamos, observando las siluetas de los montes Otemanu y Pahia que forman la isla de Bora Bora, hasta alcanzar el “Motu” (islas que rodean el lagoon) Tavairoa y deleitarse de la playa paradisíaca. Proyección privada de cine en la playa y fastuosa cena. Navegación nocturna de una duración de 2h30. Tavairoa y deleitarse de la playa paradisíaca de la isla polinesia.


Navegamos en un crucero de sueño por las aguas cristalinas de las Islas de Sotavento Ti’a Moana ofrece: 30 cabinas de lujo 7 días de navegación Comidas y bebidas incluídas Excursiones para alimentar a los tiburones Nadar con mantarayas Visita Bora Bora, Taha’a, Huahine y Raiatea Bailes polinesios Comidas típicas en la playa Visita de pueblos Plantaciones de orquídeas Cultivo de vainilla


DÍA 2, MARTES: Taha’a, la isla orquídea Amanecimos en sus aguas cristalinas para dejarnos sorprender por la belleza salvaje del entorno, participando a los ejercicios matinales de relajación. Las excursiones, a escoger, nos llevan a visitar la isla famosa por su vanilla y sus orquídeas o ir en barco con Stephane para alimentar a los tiburones o las rayas, teniendo un encuentro cercano con ellos. Llegamos a una playa soñada por los dioses, donde una mesa montada en el agua nos invita a disfrutar de unos exquisitos cócteles y botanas. Nos instalamos en el Motu donde se preparó una comida tradicional con barbacoa y todos los mejores guisados locales. De regreso a bordo, el barco zarpó al final de la tarde, llevándonos a lo largo del suntuoso paisaje de la isla, admirando una demostración de tatuaje a bordo por un maestro enteramente tatuado. Nos anclamos en una bahía tranquila DÍA 3, MIÉRCOLES: Huahine, la isla sagrada Zarpamos temprano para alcanzar Huahine (2h30 de navegación) y anclarnos en Fare, pueblo principal de la isla situado en la bahía de Cook o Havaai. La excursión nos llevó al antiguo centro ceremonial de más de 1000 años de antigüedad, Fa’ahia, a los sembradillos de vanilla, al río de anguilas, instigando la vida típica de los pueblos y sorprendidos por las hermosas vistas de las montañas y lagunass. Partimos rumbo a Vaiorea y nos anclamos en la bahía de Bourayne. Fa’ahia, a los sembradillos de vanilla, al río de anguilas, instigando la vida típica de los pueblos y sorprendidos por las hermosas vistas de las montañas y lagunass.


DÍA 4, JUEVES: Huahine Navegamos en la bahía de Bourayne para descubrir su suntuoso paisaje, hasta ancorarnos y disfrutar de la idílica playa de Hana Iti donde nos tenían preparadas varias diversiones: Kayak, pesca, snorkling, Nomade spa dispuesto en la playa. Fue un día inolvidable. En la noche, el coro del pueblo nos interpretó en la playa, alumbrada por la luna y la fogata, las melodías “tarava, himene ruau y ute”. La cena se sirvió en la misma playa para concluir con ese día en el paraíso. DÍA 5, VIERNES: Raiatea, la isla de los poetas Un cabotaje matinal nos llevó en 2h30 a la isla de Raiatea donde echamos anclas en el lagoon, dentro de la profunda bahía de Faaroa para explorar el río en kayak y caminar por los senderos de un verdadero jardín botánico natural. Finalmente atracamos en Uturoa, la ciudad principal, para descubrir su intensa vida, sus tiendas y ascender a la colina que nos ofrecía una vista panorámica espectacular de la isla considerada como sagrada. Nos anclamos frente al motu Nao Nao para pasar la noche. DÍA 6, SÁBADO: Huahine El desayuno fue servido en la playa del motu Nao Nao antes de desembarcar en Uturoa para explorar el sitio histórico del Marae de Taputapuatea y la plantación de vanilla de Opoa. En el crepúsculo, presenciamos unos cantos y bailes tradicionales en el deck y nos consintieron con una fabulosa cena de despedida. El desayuno fue servido en la playa del motu Nao Nao antes de desembarcar en Uturoa para explorar el sitio histórico del Marae de Taputapuatea y la plantación de vanilla de Opoa.

Descubrimos los bailes sensuales al ritmo de las melodías como “tarava himene ruau y ute”


Al final del crucero nos instalamos en el paraíso llamado Hotel Taha’a * Relais & Chateaux *

DÍA 7, DOMINGO: Bora Bora La navegación matutinal nos llevó a Bora Bora para entrar en su lagoon, el más hermoso del mundo y ancorarnos frente al motu Toopua. La lancha nos trasladó a tierra para visitar un productor de perlas negras y dejarnos en el aeropuerto. Fue entonces un tristísimo adiós, una despedida del paraíso. La lancha nos trasladó a tierra para visitar un productor de perlas negras y dejarnos en el aeropuerto. Fue entonces un tristísimo.

RESERVACIONES: Bora Bora cruises www.boraboracruises.com, info@boraboracruises.com CAPACIDAD: 30 cabinas, 60 pasajeros máximo CUANDO IR: Todo el año. Goza de un clima caliente con brisa refrescante INCLUYE: 6 noches, todas las comidas y bebidas no alcohólicas, vinos en las comidas, kayak, snorkeling, transfer desde el aeropuerto de Bora Bora (llegadas en lunes, salidas en domingo) TIEMPO: 7 días de navegación, 6 noches. Prever visitar las otras islas VISA: no se requiere COMO LLEGAR: Air Tahiti Nui vuela desde Los Angeles a Papete. www.airtahitinui.com

www.viajeselcorteingles.com.mx


AGENDA

Revista Corte I.  

Revista de viajes y aventura

Advertisement