Page 85

CANTABRIA SORPRENDENTE

Octavio calienta a las legiones. Foto: José Ángel Freire Ranedo definitoria de los pueblos del norte de Hispania. No queda constancia del uso del arco y la honda, aunque es muy probable que la conociesen y utilizaran. Los cántabros eran hábiles a la hora de montar a caballo como lo refleja el hecho de que algunas de sus tácticas de caballería pasasen a ser empleadas por el ejército romano tales como el circulus cantábricus, consistente en una formación de caballería en semicírculo, y el cantabricus impetus, ataque frontal y masivo contra las líneas enemigas con el fin de deshacerlas, descritas por Flavio Arriano. Las fuerzas de los locales eran al menos al principio de la guerra comparables a las romanas, no se sabe exactamente cuantos eran, aunque los calculos de Schulten son de 240.000 astures, de estos 80.000 a 100.000 serían capaces de luchar. Los cántabros en cambio sumaban 160.000 a 200.000 personas, y 40.000 a 50.000 eran guerreros. Según las fuentes el ejército romano se dividió en dos partes, la mayor atacaría a los astures por ser más numerosos, la menor a los cántabros. La calidad del enemigo cántabro fue tal que obligó a Augusto a destacar en el conflicto a varias legiones en distintos momentos de la contienda. También participó la marina romana con la Classis Aquita-

nica, que llegó a las costas cántabras enviada desde Aquitania y desembarcó en Portus Blendium (Suances). Esta sería determinante en la resolución del conflicto puesto que completó el cerco a los cántabros iniciado por las tropas desplazadas en tierra. Se calcula que, en total, el ejército romano destacó unos 70.000 hombres, aunque estos cálculos varían según los autores, dado que el cálculo se basa en 5.000 hombres por legión. Incluso es probable que la cifra sea superior a los 80.000 hombres contando a los auxiliares puesto que, tras la reforma de Cayo Mario, la legión pasó a tener 6.000 soldados, aunque si bien una legión, en época de Augusto, estaba oficialmente compuesta por 6.200 hombres, por diversas circunstancias, la cifra solía oscilar entre los 5.000 y los 8.000 soldados. Os invitamos a presenciar en primera persona el espectáculo promovido en Los Corrales de Buelna, cerca de 2.000 actores rememorarán las épocas en las que acaecieron las guerras cántabras. Un espectáculo impresionante y, sin duda, una experiencia inolvidable que te transportará a un pasado mágico y espectacular que supuso un cambio revolucionario en la historia de la península ibérica. La celebración de las Guerras Cántabras se ha convertido en Fiesta de Interés Turístico Nacional desde el año 2008. ¡Os esperamos!

CON BUENA ONDA / VERANO 2012 83

Con Buena Onda Nº3  

Tercer número de nuestra revista.

Con Buena Onda Nº3  

Tercer número de nuestra revista.

Advertisement