Page 1

REVISTA

Estrés

Noviembre 2020

Edición

08


REVISTA Surjoven

STAFF Y COLABORADORES Director Ejecutivo: Juan González Castillo Periodista: Priscila Mora Neira Comité editorial: Juan González Castillo, Priscila Mora Neira, Mercedes Celedón Bulnes, Sergio Seguel Muñoz, Mónica Yutronic Richter. Diseño: Gabriela Solís Misistrano Ejecutivo Comercial: Martín Eschert Cabrera

2

NOVIEMBRE 2020


/ Editorial

Fundación Surjoven es una institución con más de 15 años de trayectoria en el ámbito de la educación. Nuestra institución busca generar espacios de comunicación y aprendizaje para profesores, asistentes de la educación, estudiantes, padres y apoderados. Utilizamos el método activo de enseñanza, donde la participación es clave. Durante estos años hemos trabajado con más de 130.000 mil jóvenes, más de 40.000 mil profesores y asistentes de la educación y un centenar de jornadas destinadas a padres y apoderados. Nuestros programas nos han permitido llegar a más de 800 establecimientos en todo el país, literalmente desde Arica a Punta Arenas. Hoy contamos con 4 áreas de trabajo, lo que significa implementar más de 15 cursos y un programa especialmente diseñado para equipos directivos, el único registrado como tal ante SEP. Todo lo anterior sumado a un equipo de relatores de basta experiencia y debidamente registrados. Esperamos que tanto esta revista como nuestros programas sean de su interés.

Revista Surjoven no tiene responsabilidad por el contenido de los avisos publicitarios, no sólo en el texto sino también por los resultados que se obtengan en el uso de los productos publicitarios y promociones. Revista Surjoven está ubicada en San Isidro 292, Oficina 211, Santiago de Chile, Mesa Central: 22 63 42 976, correo: contacto@surjoven.cl

NOVIEMBRE 2020

3


REVISTA Surjoven

Debemos ESTAR PREPARADOS para lo que viene, aunque no sepamos qué es. Por Mercedes Celedón Bulnes. Cuando piensas en estrés, seguramente, piensas en malestar: dolor de estómago, llanto, irritabilidad, dolor de cabeza, falta de energía, preocupación, problemas de dormir, problemas de memoria, baja estima, y otros. Y si es así, estás bien, es que son síntomas de estrés y cada uno de nosotros lo experimenta de manera particular. Algunos/as con más tolerancia, otros/as con mayor capacidad de adaptación. El estrés es un mecanismo biológico, que se activa cuando nos vemos envueltos en una situación o varias situaciones en que nuestra capacidad o nuestra incapacidad de responder nos supera. En otras palabras: sentimos y nos vemos superados tratando de cumplir con las demandas

externas o nos auto-exigimos para cumplir, experimentando una sobrecarga que influye en la salud, en tanto bienestar, sea éste a nivel físico como psicológico y/o cognitivo. Hasta aquí, podemos pensar que sería bueno entonces alejarse solamente de estas “situaciones” y estamos listos. Eso sería un mal consejo, y aunque a veces arrancamos de las situaciones complejas o dolorosas, no logramos alejarnos del todo, porque podemos sentir culpa o temor o vergüenza, o todas las anteriores. Aceptemos que el estrés, en grados tolerables, nos movilizan, nos ayuda a focalizarnos para dar cumplimiento a nuestros compromisos, y nos genera una sensación de bienestar si logramos cumplir. ¿Has pensado alguna vez que, si nunca hubieses tenido algunas experiencias de dolor, de pérdida, cómo serías ante la menor dificultad? El desgarro de algunas pérdidas, nos permite encontrar brazos que nos acurrucan o consuelan y si no están, los buscamos, tenemos que aprender a pedir. El dolor nos abate, pero no nos mata y aprendemos que ¡se puede vivir! Que, para vivir, necesitas solo respirar, para luego tener tiempo y mirar adentro y alrededor y recuperar el sentido, el sentido de tu vida. Con esto quiero decir, que la pena, el miedo, la angustia, la rabia que experimentamos en

4

NOVIEMBRE 2020


/ Artículo “Estrés“

algunas situaciones son legítimas y válidas y hasta deseables. Si perdiste a una persona que amaste, cómo no la vas a echar en falta, esa pérdida no dura un mes, un año, a veces duele toda la vida, lo que cambia es la intensidad y/o frecuencia del dolor. El estrés, en grados tolerables, puede entonces ser nuestros sensores de alerta, que nos invita a reflexionar y tomar decisiones, realizar ajustes en nuestra forma de tomar las cosas, atender nuestra emoción, regular nuestra conducta, para recuperar nuestra salud: el bienestar. Cuando el estrés es permanente, y ser docente claro que tiene muchas situaciones de estrés, cada día ocurren cosas inesperadas, es que no es solo tu vida, sino la de tus alumnos/as, apoderados y colegas también, es posible efectivamente que el estrés se vuelva crónico y se convierta en burn out u otras afecciones: colon irritable, ansiedad, depresión, estrés post traumático. Aquí tenemos que estar atentos, profesor, profesora, maestra, maestro, aquí es importante estar preparados para lo

que viene, aunque no sepa lo que es.

Los invito a mirar su vida, su historia, así como es y fue, no la podemos cambiar, no podemos borrar las experiencias vividas, las podemos reír, llorar, quejar, podemos sentir rabia, dolor, pena, compasión, frustración. Hicimos y los demás (papá, mamá, profesores, amigos, parejas, etc.) hicieron solo lo que sus capacidades, conocimientos y emociones les permitía hacer. Las experiencias vividas te han preparado, para afrontar lo que viene. Si has tenido consuelo, sabrás que después del dolor, encontrarás el abrazo. Si el enojo te cansa y entristece, busca otra forma de resolver, una forma en que te estés cuidando y queriendo. Respeta tus emociones y pensamientos, pero no les des crédito, sino hasta que haya vuelto a pasar por el corazón. Hemos aprendido, en la pandemia sobretodo, que lo urgente, importante, son la vida, los afectos, el perdón, la belleza de lo cotidiano y simple. Igualmente es necesario saber, que podemos prevenir y manejar el estrés, especialmente aquellos síntomas o señales que se nos repiten.

NOVIEMBRE 2020

5


REVISTA Surjoven Les comparto una reflexión que alguna vez tuve con algunos de mis hermanos (somos 10) una vez que mi papá enfermó, en México, y solo nuestra hermana menor y mamá podían informarnos. Todos estábamos preocupados y con ganas de estar, pero ninguno entró en pánico, ni crítica, ni queja, y es que la vida ya nos ha dado tantos momentos de crisis, que aprendimos a mantener la

calma mientras las aguas están agitadas. Pero hay una trampa, nuestro cuerpo tiene memoria y nuestro inconsciente también, y establecen relaciones causales o de asociación, que no siempre son consistentes con el contexto actual, pero responden «como si lo fuera», por eso se sugiere pausar, recordar y luego actuar.

Aquí una lista de acciones que ayudan a partir por algún lado CÓMO PREVENIRLO: • Reconocer las situaciones que lo desencadenan. • Admitir y aceptar que hay situaciones que no puedo cambiar. • Alejarse lo máximo posible de la fuente potencial del estrés. • Adoptar una postura más positiva ante la vida. • Aprender a poner límites.

6

NOVIEMBRE 2020

CÓMO MANEJARLO: • Evitar paliar el estrés mediante hábitos poco saludables. • Mantener hábitos y rutinas. • Hacer ejercicio. • Realizar técnicas de relajación o actividades de concientización, como yoga, mediación y mindfulness. • Mantener una dieta saludables y equilibrada.


/ Reflexiones

Recomendaciones: L I B R O R E S I L I E N C I A Y A D A P TA C I Ó N

L a f a m i l i a y l a e s c u e l a c o m o t u t o re s d e re s i l i e n c i a

RECOMENDADO POR: Juan González Castillo. Fundador y Director Fundación Surjoven.

El principal escenario en el que se desarrolla la resiliencia, entendida ésta como el proceso frente a situaciones de adversidad que nos permite un aprendizaje mediante la experiencia, incluye dos de las principales instituciones de socialización: la familia y la escuela. En cada una de ellas hemos encontrado una figura importante que promueve el desarrollo socioemocional de los niños: la de los padres y la de los docentes, respectivamente. Es esencial que las profesoras y profesores se conviertan en tutores de resiliencia, como sostiene Cyrulnik (1999), cuando se trata de niños de centros de educación especial que padecen diversos tipos de discapacidad (sordera y ceguera, autismo, algún grado de retraso mental, etc.). Los guías o tutores de resiliencia son personas que proporcionan seguridad a estos niños en situaciones traumáticas o nocivas, que les ayudan a superar la adversidad y les enseñan estrategias para desarrollar sus fuerzas y sus competencias.

Por este motivo, es crucial que los docentes posean las estrategias y competencias apropiadas para que puedan ser una fuente adecuada de soporte emocional.

SOBRE EL AUTOR

Boris Cyrulnik

Boris Cyrulnik es uno de los mayores expertos en resiliencia a nivel mundial. Sus frases son una invitación para todo aquel que quiera reflexionar sobre temas de gran trascedencia e indagar sobre sí mismo. “La resiliencia es el arte de navegar en los torrentes, el arte de metamorfosear el dolor para darle sentido; la capacidad de ser feliz incluso cuando tienes heridas en el alma”. “La resiliencia es más que resistir, es también aprender a vivir”.

NOVIEMBRE 2020

7


REVISTA Surjoven

“Talleres de Acompañamiento socio-emocional para Profesores y Asistentes de la Educación”

El desafío es escuchar a los profesores y asistentes de la educación y construir con ell@s, trabajar temas tales como resiliencia, motivación al trabajo y acompañar y/o contener. Lo último dado el contexto de pandemia, lo cual genera inseguridad, incertidumbre y complicaciones varias para toda familia.

Temas que abordaremos: • Resiliencia • Motivación • Trabajo colaborativo

8

NOVIEMBRE 2020


/ Cursos Surjoven

Financiamiento: • Fondos Propios • SEP

Fecha a convenir

Fecha a convenir

1hr y 30min

1hr y 30min

Online

Fecha a convenir

Consultas, valor e inscripciones contacto@surjoven.cl

Síguenos en instagram

fundacion_surjoven

NOVIEMBRE 2020

9


www.surjoven.cl 226 34 2976 contacto@surjoven.cl


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.