Issuu on Google+

L ib erta

y O rd e n

Artículos

ARTÍCULOS .

MEDELLIN, CIUDAD INCLUYENTE Por: Natalia Molina Llano A lo largo de la historia, los grupos sociales minoritarios o aquellos que de una u otra forma han sido considerados erróneamente como fuera del esquema de normalidad, han tenido que luchar constantemente por lograr un adecuado reconocimiento por parte de la sociedad, igualdad de oportunidades para el acceso a los servicios prioritarios y secundarios y un cumplimiento a cabalidad de sus derechos, que por principio tienen por su calidad de seres humanos parte de una sociedad. Esto no ha sido muy lejano de la situación de la población con discapacidad que ha tenido que verse enfrentada a permanentes escenarios de discriminación y vulneración de sus derechos humanos, fundamentales, sociales y culturales. Tal ha sido el caso de la educación que como derecho fundamental les ha sido, en general, negado o, en su defecto, ofrecido sin calidad ni estrategias que permitan la apropiación de conocimientos de acuerdo con capacidades y ritmos de aprendizaje y, con esto, su permanencia dentro del sistema educativo. Pese a que el camino hacia la igualdad, el reconocimiento de la diversidad y la aceptación social de las personas con discapacidad como sujetos de derechos aún es muy largo, se han dado pasos significativos. Con el ánimo de materializar lo estipulado en normativas nacionales y acuerdos internacionales, Medellín ha elaborado políticas públicas, planes municipales y planes de desarrollo que enmarcan las acciones tendentes a promover y garantizar el goce efectivo de los derechos con igualdad de oportunidades, la participación como ciudadanos activos y reducir o eliminar toda acción tendente a la discriminación. Mediante el acuerdo 86 de 2009 se establece para Medellín la política pública de discapacidad que responde a los principios de la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad elaborada en el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006 y ratificada por Colombia mediante la Ley 1346 del 31 de julio de 2009 (Protocolo Facultativo el 10 de mayo de 2011). Dicha política es reglamentada con el Decreto 221 de 2011. Guardando relación con el artículo 24 de la Convención, en el cual se establecen todos los lineamientos relacionados con el derecho a la educación de las personas con discapacidad y las estrategias que se deben cumplir para asegurar el goce efectivo de dicho derecho, la política pública de discapacidad para Medellín hace referencia, dentro del componente de equiparación de oportunidades a la inclusión educativa y establece como objetivo “velar por el cumplimiento de la igualdad de oportunidades en las instituciones del servicio educativo que faciliten el acceso, permanencia y promoción con calidad (flexibilización curricular, apoyos técnicos y pedagógicos) de los niños/as, jóvenes y adultos/as con discapacidad, en los programas de educación formal, desde la etapa inicial, hasta la educación superior, ofertando el servicio según la edad del solicitante, así mismo en los programas de educación para el trabajo y desarrollo humano”1. Para la ciudad de Medellín, la educación, la solidaridad y la inclusión han sido por varios años pilares bases para la formación de ciudadanos y ciudadanas emprendedoras, responsables, promotoras de acciones incluyentes y solidarias. En el plan actual de desarrollo 2012-2015 “Medellín: un hogar para la vida”, la educación es concebida como la llave hacia la puerta de la equidad2 y factor condicionante para superar la exclusión, la desigualdad, y la


Artículos inequidad. En este orden de ideas se procura plantear y desarrollar estrategias y herramientas que permitan el acceso, la permanencia y la promoción de todos los niños/as, jóvenes y adultos a los sistemas de educación, sin importar su condición social, su raza, y si presenta o no una discapacidad. La línea 2 del plan actual de desarrollo, denominada “Equidad, prioridad de la sociedad y del gobierno”, visualiza la clara intención del gobierno municipal de emprender acciones que garanticen el ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos y el acceso y disfrute de los servicios públicos tales como educación, seguridad alimentaria, vivienda y hábitat. Se enfatiza en la prioridad que se le otorga a los grupos considerados vulnerables entre los que se encuentra la población con discapacidad. Mediante esta línea se procura elaborar un “proyecto de ciudad incluyente que promueve, garantiza y restituye los derechos de su población y potencia sus capacidades en igualdad de oportunidades”.3 En la actualidad, el programa “educación para todos y todas” de la línea relacionada con la equidad del plan de desarrollo velan por la inclusión educativa y social de las personas con discapacidad en la ciudad de Medellín. Este, pretende garantizar la educación inclusiva mediante la “implementación de estrategias, metodologías flexibles y maestros formados para la atención en la diversidad”4 y tiene como indicador de producto la atención educativa de 6.278 estudiantes en condición de discapacidad. Tras haber realizado un breve recorrido por las normativas y planes que ha desarrollado la ciudad de Medellín para orientar las acciones tendentes a garantizar el goce efectivo de los derechos de la población con discapacidad, y de esta forma promover y asegurar la inclusión educativa de los niños/as y jóvenes al sistema, es posible aseverar que en la ciudad se ha avanzado a grandes pasos en el reconocimiento de las personas con discapacidad como sujetos de derecho, protagonistas de su propio desarrollo y en la acertada concepción de la discapacidad como proceso social externo a la persona. De esta forma, se ha emprendido un largo camino que vela por convertir la ciudad en un escenario incluyente que ofrece a todos los ciudadanos y ciudadanas espacios de participación y formación y mecanismos que les permitan luchar y velar por el siempre ejercicio de sus derechos.

REFERENCIAS • 1- Ibídem • 2- Plan de desarrollo 2012-2015 “Medellin: Un Hogar Hacia la Vida” • 3- Plan de desarrollo 2012-2015 “Medellin: Un Hogar para la Vida” • 4- Plan de desarrollo 2012-2015 “Medellin: Un Hogar para la Vida”


MEDELLIN, CIUDAD INCLUYENTE