Page 1

la

PR1M ERA

la

RA

agenda global TWN

Third World Network

Viernes, 17 de enero de 2014

AĂąo 2014 ÂŚ NÂş 146

Acuerdo climĂĄtico: el papel del PerĂş En la COP 19 de Varsovia no se avanzĂł en el tema central: el compromiso de reducciĂłn de emisiones de gases de efecto invernadero. El PerĂş, como Presidencia de la COP 20 de Lima, tiene la responsabilidad de liderar la elaboraciĂłn del borrador del acuerdo global al que deben llegar en el 2015 en ParĂ­s todos los paĂ­ses del mundo.

Nuevo giro en la ronda comercial Roberto Bissio*

E

ufĂłrico por el ĂŠxito de la reuniĂłn ministerial de diciembre en Bali, Indonesia, y emocionado hasta las lĂĄgrimas, el director general Roberto AzevĂŞdo GHVD²y D ORV PLHPEURV GH OD 2UJDQL]DFLyQ 0XQGLDO GH &RPHUFLR 20&  D aprovechar el impulso para â&#x20AC;&#x153;completar la Ronda de Dohaâ&#x20AC;?. El jerarca brasileĂąo tenĂ­a motivos para estar contento. Con menos de un aĂąo en el puesto habĂ­a logrado que por primera vez desde su creaciĂłn en 1994 la 20&SXGLHUDOOHJDUDDOJ~QDFXHUGR/DV conferencias ministeriales precedentes fueron notorios fracasos envueltos en multitudinarias protestas, como en 1999 HQ6HDWWOHRHQHQ&DQF~QRHQcuentros meramente protocolares que sĂłlo acordaron seguir discutiendo. /D 5RQGD GH 'RKD GH QHJRFLDciones comerciales fue lanzada en noviembre de 2001, pocas semanas despuĂŠs de los ataques a las torres JHPHODV GH 1XHYD <RUN /DV QHJRFLD-

ciones que comenzaron en la capital de Qatar fueron apodadas â&#x20AC;&#x153;ronda del desarrolloâ&#x20AC;? por la promesa de rebalancear los desequilibrios de la Ronda 8UXJXD\TXHFUHyOD20&\SURPRYLy la liberalizaciĂłn de los servicios y la monopolizaciĂłn de la propiedad intelectual â&#x20AC;&#x201C;acuerdos de interĂŠs para las economĂ­as avanzadas- a cambio de la promesa de los paĂ­ses industrializados de liberalizar su agricultura en el futuro, un tema vital para los paĂ­ses del Sur. Cansados de esperar por tĂŠrminos comerciales mĂĄs favorables, algunos paĂ­ses, encabezados por la India, resolvieron aplicar ellos mismos la receta que tan bien utilizan europeos, japoneses y estadounidenses: apoyar a sus productores agrĂ­colas con compras estatales a precios subsidiados y combatir la pobreza domĂŠstica distribuyendo alimentos a bajo costo. Pero las reglas GHOD20&WDQWROHUDQWHVFRQORVVXEsidios existentes, prohĂ­ben la creaciĂłn GH VXEVLGLRV QXHYRV /DV PLVPDV SRtencias econĂłmicas que quieren que ODV 1DFLRQHV 8QLGDV ²MHQ FRPR PHWD la eliminaciĂłn de la pobreza extrema antes de 2030 amenazaron con aplicar represalias contra la India si persistĂ­a en su empeĂąo de combatir la pobreza, precisamente en el paĂ­s que alberga la

mitad de los pobres del mundo, que en su mayorĂ­a son mujeres rurales. El acuerdo que AzevĂŞdo propuso en Bali otorga a los paĂ­ses industrializados medidas de â&#x20AC;&#x153;facilitaciĂłn del comercioâ&#x20AC;? que harĂĄn mĂĄs rĂĄpidas y menos costosas sus exportaciones al mundo pobre y emergente, a cambio de una â&#x20AC;&#x153;clĂĄusula de pazâ&#x20AC;? que obliga a estos paĂ­ses a abstenerse de demandar a la India por sus polĂ­ticas agrĂ­colas mientras se negocia XQDVROXFLyQGH²QLWLYD /D IDFLOLWDFLyQ GHO FRPHUFLR HV uno de los temas claves de la Ronda de Doha, junto con los subsidios agrĂ­colas, las tarifas para manufacturas, el acceso a los medicamentos patentados y el â&#x20AC;&#x153;tratamiento especial y diferenciadoâ&#x20AC;? al que tienen derecho los paĂ­ses pobres.

La OMC tiene motivos para sentirse fortalecida despuĂŠs de Bali, pero el Centro del Sur dice que su prioridad debe ser completar la Ronda de Doha y no ocuparse de â&#x20AC;&#x153;temas nuevosâ&#x20AC;?.

/DURQGDGH'RKDFRPRWRGDVODV â&#x20AC;&#x153;rondasâ&#x20AC;? previas de negociaciones comerciales, se rige por el principio de single undertakingR¨SDTXHWH~QLFRŠ VHJ~Q HO FXDO ¨QDGD HVWi DFRUGDGR hasta que todo estĂŠ acordadoâ&#x20AC;?. Como, ademĂĄs, el acuerdo de Bali es el primero que emerge de una reuniĂłn miQLVWHULDOGHVGHODFUHDFLyQGHOD20& de inmediato surgieron las dudas sobre los alcances legales del mismo. El Centro del Sur, think-tank de los paĂ­ses en desarrollo con sede en Ginebra, sostiene que debe haber â&#x20AC;&#x153;paralelismoâ&#x20AC;? en los resultados. Si el acuerdo de facilitaciĂłn del comercio es vinculante, entonces deberĂ­a haber compromisos vinculantes de los paĂ­ses desarrollados en agricultura (eliminaciĂłn de sus subVLGLRVFRPHUFLDOHV\VROXFLyQGH²QLWLYD a los problemas de seguridad alimentaULD 6LHQFDPELRORVUHVXOWDGRVDIDYRU de los paĂ­ses pobres son limitados en el WLHPSR FRPRODFOiXVXODGHSD] RQR vinculantes (como la promesa de reduFLUORVVXEVLGLRVDJUtFRODVHQHO1RUWH  la facilitaciĂłn del comercio tampoco podrĂ­a tener carĂĄcter vinculante. /DIDFLOLWDFLyQGHOFRPHUFLRUHTXLHUH de los paĂ­ses pobres no solo que ajusten su normativa sino tambiĂŠn que inviertan en sus puertos y aduanas para acelerar el

proceso de ingreso de mercaderĂ­as, pero estas mejoras no van a aumentar sus exportaciones, para lo cual se requiere mejorar la capacidad productiva. 6HJ~QHODQiOLVLVMXUtGLFRGHO&HQtro del Sur, al ser parte de la Ronda de Doha, la facilitaciĂłn del comercio solo puede entrar en vigor cuando esta Ronda se complete y todo el â&#x20AC;&#x153;paqueteâ&#x20AC;? entre en vigor. Esto implica un acuerdo sobre reglas permanentes (y no VRORXQDFOiXVXODGHSD] SDUDTXHORV paĂ­ses en desarrollo puedan apoyar a sus campesinos pobres con programas de acopio gubernamentales, asĂ­ como un acuerdo agrĂ­cola que acabe con la discriminaciĂłn actual que permite a algunos subsidiar y a otros no. 6LELHQOD20&WLHQHPRWLYRVSDUD sentirse fortalecida despuĂŠs de la Conferencia Ministerial de Bali, el Centro del Sur sostiene que su prioridad, ahora, debe ser completar la Ronda de Doha y no ocuparse de â&#x20AC;&#x153;temas nuevosâ&#x20AC;? sugeridos por los paĂ­ses avanzados, tales como las reglas de inversiĂłn, el cambio climĂĄtico, las cadenas globales de valor o un nuevo acuerdo sobre comercio de servicios, conocido como TISA por su sigla en inglĂŠs. 'LUHFWRUGHO,QVWLWXWRGHO7HUFHU0XQGR ,7H0 


agenda

Sudรกn del Sur +pFWRU%pMDU www.hectorbejar.com

Siria, Sudรกn del Sur y la Repรบblica Centroafricana son prioridades para este aรฑo, segรบn dijo el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Kimoon, al empezar el 2014. 1RKD\VROXFLyQPLOLWDUDOFRQยณLFWRVLULROXHJRGHOIUDFDVRGHODLQWHUYHQciรณn de los โ€œrebeldesโ€, en realidad mercenarios pagados por los paรญses de la 27$1SDUDยจJDGDยฒ]DUยฉD$VVDG/DV1DFLRQHV8QLGDVSLGHQHOFHVHLQPHGLDWR GHODVKRVWLOLGDGHVDQWHVGHODFRQIHUHQFLDLQWHUQDFLRQDOFRQYRFDGDSDUDHO GHHQHURHQ*LQHEUD\DODTXHQDGLHVDEHWRGDYtDTXLpQHVDVLVWLUiQ /RV(VWDGRV8QLGRVGH2EDPDHQFRQWUDURQVXVOtPLWHVHQHOSRGHUUXVR \FKLQRPLHQWUDVOD)UDQFLDGH+ROODQGHYLYHQXHYDVDYHQWXUDVFRORQLDOLVWDV HQHOQRUWHGHยปIULFD,QWHQWRVGHLQVWDODUFDOLIDWRVVRQOOHYDGRVDFDERSRU$O 4DHGDHQ6LULDH,UDNFRQยฒQDQFLDPLHQWRDWULEXLGRD4DWDU\$UDELD6DXGLWD (Q %DQJXL FDSLWDO GH OD 5HS~EOLFD &HQWURDIULFDQD RFXSDGD SRU WURSDV francesas, las milicias cristianas ametrallan a los musulmanes. &XDUHQWD\FLQFRPLOORQHVYLYHQFRPRUHIXJLDGRVHQHOPXQGRHQVHJ~Q el informe de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados - ACNUR. (Q6XGiQHOHMpUFLWRUHJXODUUHFRQTXLVWyODFLXGDGSHWUROHUDGH%HQWL~ VHJ~QLQIRUPyOD%%&(OSHWUyOHRHVOD~QLFDIXHQWHGHLQJUHVRVTXHFRPSDUten Sudรกn del norte y del sur. Allรญ se estรกn enfrentando las fuerzas del presiGHQWH6DOYD.LLUGHHWQLD'LQND PXVXOPDQHVTXHTXLHUHQDSOLFDUODsharรญa o OH\GHO&RUiQ \ORVUHEHOGHV1XHUFRPDQGDGRVSRUHOH[YLFHSUHVLGHQWH5LHN Machar, de la minorรญa cristiana copta que domina a la poblaciรณn โ€œanimistaโ€ UHOLJLRQHVWUDGLFLRQDOHV (OFRQยณLFWRGHMy\DGLH]PLOPXHUWRVVHJ~QHOLQVWLtuto International Crisis Group: www.crisisgroup.org. /D5HS~EOLFDGH6XGiQGHO6XUIXHSDUWHGHO6XGiQ$QJOR(JLSFLR\GHVGH IXHUHJLyQDXWyQRPDGHOD5HS~EOLFDLQGHSHQGLHQWHGH6XGiQ(QHO presidente Yaafar Mohammed Numeiri creรณ tres estados federados en Sudรกn del 6XUSHURPiVWDUGHORVGLVROYLyORTXHSURYRFyODJXHUUDHQWUHODVWURSDVVXGDQHVDVPXVXOPDQDV\HO(MpUFLWRGH/LEHUDFLyQGH6XGiQFULVWLDQRFRSWR(OJRELHUQR permitiรณ la autonomรญa de la regiรณn tras un acuerdo de paz en 2005. Pueblos del Nilo como los dinka, nuer, shilluk y otros, entraron Siria, Sudรกn del Sur D6XGiQGHO6XUDQWHVGHOVLJOR;(O y la Repรบblica pueblo azande entrรณ en Sudรกn del Centroafricana son 6XUGXUDQWHHOVLJOR;9,(QHOVLJOR prioridades para este ;9,,,HOSXHEORDYXQJDUDLPSXVRVX autoridad sobre los azande. aรฑo, segรบn dijo el /RV DYXQJDUD \ D]DQGH VRQ secretario general de gente libre. Intentos de dominalas Naciones Unidas, FLyQGHORVPXVXOPDQHV\GHVSXpV de colonizaciรณn por los franceses y Ban Ki-moon, al belgas fueron repelidos por las gueempezar el 2014. UULOODVDYXQJDUD\D]DQGHV 'HVGH(JLSWRVHFRQYLUWLy en parte del Imperio Turco Otomano y dominรณ el territorio del actual Sudรกn GHOQRUWH(QVHFUHyODSURYLQFLDGH(FXDWRULDFRQXQJREHUQDGRUEULWiQLFR8QDUHEHOLyQHQ(JLSWRHOLPLQy(FXDWRULDHQ Al terminar el siglo XIX, los britรกnicos rompieron esta independencia. Pero nunca pudieron dominar totalmente a estos pueblos que han estado luchando siempre contra el colonialismo. Sudรกn del Sur tiene pastizales, mesetas de gran altitud, sabanas con รกrEROHV \ SDVWR OODQXUDV \ KXPHGDOHV /D FRQVWLWXFLyQ GHยฒQH D OD 5HS~EOLFD GH6XGiQGHO6XUFRPRXQDยHQWLGDGPXOWLpWQLFDPXOWLFXOWXUDOPXOWLOLQJยH multirreligiosa y multirracial. 6XGiQGHO6XUVHGLYLGHHQGLH]HVWDGRVIHGHUDOHVVXEGLYLGLGRVDVXYH]HQ RFKHQWD\VHLVFRQGDGRV(VWRVGLH]HVWDGRVFRUUHVSRQGHQDWUHVGHODVDQWLJXDV UHJLRQHVHQTXHVHGLYLGtD6XGiQ%DKUHO*D]DO*UDQ$OWR1LOR\(FXDWRULD(VKibitat de grandes poblaciones de antรญlopes, bรบfalos, elefantes, jirafas y leones, cerGRVJLJDQWHVGHORVERVTXHVFHUGRVURMRVGHUtRFKLPSDQFpV\PRQRVGHERVTXH 6LQHPEDUJRHVXQRGHORVSDtVHVPiVSREUHVGHOPXQGR'HVSXpVGHOD JXHUUDODSREUH]D\HOKDPEUHVHH[WHQGLHURQHQWUHODSREODFLyQ7LHQHQXHYH PLOORQHVGHKDELWDQWHVTXHVHGHGLFDQDODYLGDUXUDO\GHVXEVLVWHQFLD Como resultado de la destrucciรณn, mรกs de dos millones de personas murieron y hay mรกs de cuatro millones han sido desplazados o son refugiados.

La COP 19 de Varsovia

Aplicable a todos En la COP 19, que se celebrรณ en Varsovia en diciembre pasado, nada se avanzรณ en el tema principal: el compromiso de los paรญses para la reducciรณn de emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, la conferencia decidiรณ sustituir el tรฉrmino โ€œcompromisosโ€ por el de โ€œcontribucionesโ€, lo que revela la escasa voluntad de detener efectivamente el cambio climรกtico. Gerardo Honty*

C

omo casi siempre sucede, los resultados de la Conferencia de las 3DUWHV &23   GH OD &RQYHQFLyQ de las Naciones Unidas sobre el &DPELR &OLPiWLFR GHEHQ HYDOXDUVH QR tanto por las decisiones tomadas sino SRUODVTXHVHRPLWLHURQWRPDU/DUHXQLyQGH9DUVRYLDSURGXMRPiVGHWUHLQWD documentos entre los que se destacan aquellos relacionados con la creaciรณn GHO 0HFDQLVPR VREUH 3pUGLGDV \ 'DxRV \ODFRQFUHFLyQGH5('' 5HGXFFLyQGH (PLVLRQHVSRU'HIRUHVWDFLyQ\'HJUDGDFLyQGHERVTXHV 3HURQDGDVHDYDQ]y en lo relacionado con el tema principal GHOD&RQYHQFLyQTXHHVHOFRPSURPLVR de los paรญses para la reducciรณn de emiVLRQHV GH JDVHV GH HIHFWR LQYHUQDGHUR 'HKHFKROD&RQYHQFLyQGHFLGLyFDPELDU HOXVXDOWpUPLQRยจFRPSURPLVRVยฉSRUHOGH โ€œcontribucionesโ€, lo que muestra la escaVDYROXQWDGGHGHWHQHUHIHFWLYDPHQWHHO cambio climรกtico. IRRESPONSABILIDADES COMUNES INDIFERENCIADAS +DFH GRV DxRV HQ 'XUEDQ OD &RQYHQFLyQ VH IHOLFLWDED GH KDEHU HVWDEOHcido una hoja de ruta para alcanzar un acuerdo en 2015 que incluyera a todas ODVSDUWHV3HURORTXHKHPRVYLVWRGHVGH entonces, es que aquella hoja de ruta nos OOHYDEDSRUHOPLVPRWUD\HFWR\DUHFRUULGRXQD\PLOYHFHVHODFXHUGRORVLQFOXLUi a todos pero de manera โ€œdiferenciadaโ€. Uno de los centros del debate antes \GXUDQWHHVWDFRQIHUHQFLDGH9DUVRYLD fue si la expresiรณn โ€œaplicable a todas las Partesโ€ que aparece en la Plataforma de 'XUEDQVXVWLWX\HRQRDOYLHMRSULQFLSLR โ€œresponsabilidades comunes pero dife-

UHQFLDGDV 5&3'  &RPR OD 3ODWDIRUPD GH 'XUEDQ HVWi ยจEDMR HO PDUFR GH OD &RQYHQFLyQยฉ SDUD PXFKRV HO SULQFLSLR GH5&3'VHPDQWLHQHLQWDFWR\SRUOR tanto, el acuerdo โ€œaplicable a todas las Partesโ€ implicarรก algunos compromisos para unos y otros diferentes para otros. Vale la pena recordar que esto ya H[LVWH HQ HO 3URWRFROR GH .LRWR (VWH es un texto aplicable a todos pero que tiene obligaciones diferentes para los paรญses segรบn sean o no Anexo 1. Por lo WDQWRHOGHEDWHYXHOYHDHVWDUFHQWUDGR en cuรกles son las responsabilidades y cuรกles son las circunstancias nacionales que pueden o no obligar a los paรญses. (OWHPDGHODUHVSRQVDELOLGDGKLVWyULFDHVWXYRFRPRQRSRGtDVHUGHRWUD PDQHUDSUHVHQWHHQOD&23GH9DUVRYLD Particularmente de la mano de Brasil, como un GpMj YX de algo que ocurriรณ KDFH GLHFLVpLV DxRV GXUDQWH OD GLVFXVLyQGHO3URWRFRORGH.LRWR(QDTXHOOD oportunidad, en un texto que se conociรณ como la โ€œpropuesta brasileรฑaโ€ -y que entre otras cosas contenรญa el germen de ORTXHOXHJRIXHHO0HFDQLVPRGH'HVDUUROOR/LPSLR%UDVLOSURSRQtDHOFULWHULR de las โ€œemisiones histรณricasโ€ como marco para establecer las โ€œresponsabilidaGHVยฉ )&&&$*%00,6&$GG  Pero hay una diferencia sustancial. (Q DTXHO HQWRQFHV ORV SDtVHV WHQtDQ DQWHVtHOย•,QIRUPHGHO,3&&  TXH indicaba que las emisiones de los paรญses en desarrollo irรญan a alcanzar a las de los GHVDUUROODGRVUHFLpQHQHODxR3HUR estas proyecciones fallaron y ya en el aรฑo 2005 los primeros habรญan alcanzado a los segundos y de allรญ en mรกs la relaciรณn siguiรณ empeorando. Si esta discusiรณn se alarga, cuando acabe el debate sobre la responsabilidad histรณrica, los paรญses en

desarrollo se darรกn cuenta que han comenzado a VHUGHXGRUHVFOLPiWLFRV(QORVWLHPSRVGH.LRWRVH esperaba que la responsabilidad histรณrica de unos y otros se igualara mรกs allรก del 2100, pero ahora sabePRVTXHHVRRFXUULUiHQHOHQWRUQRGHO Pร‰RDIDAS Y DAร‘OS 3DUDPXFKRVpVWHHVHOPD\RUORJURGHOD&23 HQYLUWXGGHODH[SUHVDQHJDWLYDTXHSRFRVGtDV DQWHVKDEtDQDQXQFLDGR(VWDGRV8QLGRV\OD8QLyQ (XURSHD6LQHPEDUJRXQDFXHUGRยจGHPtQLPDยฉ IXHDOFDQ]DGR(OQXHYR0HFDQLVPR,QWHUQDFLRQDO GH9DUVRYLDVREUH3pUGLGDV\'DxRVFRRUGLQDUiORV esfuerzos para ayudar a los paรญses en desarrollo afectados por los fenรณmenos meteorolรณgicos exWUHPRVGHULYDGRVGHOFDPELRFOLPiWLFR$GLIHUHQcia de los fondos de adaptaciรณn, destinados a prepararse para el cambio climรกtico, este mecanismo irรก a ofrecer apoyo a los paรญses para recuperarse de los daรฑos causados. (OQXHYRPHFDQLVPRRSHUDUiFRQODJXtDGH XQ&RPLWp(MHFXWLYREDMRHO0DUFRGH$GDSWDFLyQ GH&DQF~Q\HVWiVXMHWRDUHYLVLyQHQOD&23D FHOHEUDUVHHQ(QWUHVXVIXQFLRQHVVHGHVWDcan: 1. aumentar el conocimiento y la comprensiรณn de los enfoques integrales de gestiรณn de ULHVJRVSDUDKDFHUIUHQWHDODVSpUGLGDV\GDxRV DVRFLDGRVDORVHIHFWRVDGYHUVRVGHOFDPELRFOLmรกtico; 2. reforzar el diรกlogo, la coordinaciรณn, la coherencia y las sinergias entre las partes intereVDGDVSHUWLQHQWHV\PHMRUDUODDFFLyQ\DSR\R LQFOX\HQGRODVยฒQDQ]DVODWHFQRORJtD\ODFUHDFLyQGHFDSDFLGDGSDUDKDFHUIUHQWHDODVSpUGL-


a global

Viernes, 17 de enero de 2014

s, a casi todos o a casi nadie La Presidencia de la COP 20 y la responsabilidad del PerĂş Christiana Figueres, secretaria ejeFXWLYDGHOD&RQYHQFLyQ0DUFRGHODV Naciones Unidas sobre el Cambio CliPiWLFR &018&&  HQYLy XQ PHQVDMH GH IHOLFLWDFLyQ DO 3HU~ FRQ PRWLYR GH ODGHVLJQDFLyQGH/LPDFRPRVHGHOD Â&#x201D;&RQIHUHQFLDGHODV3DUWHV &23  y recalcĂł los retos y oportunidades que VLJQL²FD SDUD HO SDtV OD RUJDQL]DFLyQ GH XQ HYHQWR GH HVWD PDJQLWXG 7UDV seĂąalar que â&#x20AC;&#x153;para el PerĂş como naciĂłn es indispensable entender lo que le estĂĄ pasando con el derretimiento de ORVJODFLDUHV\HQWRQFHVODVGL²FXOWDGHV TXH YD D WHQHU SURJUHVLYDPHQWH con el abastecimiento de aguaâ&#x20AC;?, Christiana Figueres formulĂł la siguiente GHFODUDFLyQ¨(O3HU~KDVLGRHVFRJLGR por 195 paĂ­ses del mundo como sede para la prĂłxima conferencia de cam-

ELRFOLPiWLFR(VXQKRQRUSDUDHO3HU~ poder ser la sede de esta conferencia SHURWDPELpQHVXQDJUDQUHVSRQVDELlidad, porque es precisamente durante HVDVGRVVHPDQDVHQ/LPDTXHVHYDD trabajar el borrador del acuerdo global DOFXDOYDQDOOHJDUWRGRVORVSDtVHVGHO PXQGRHQHODxRHQ3DUtV'HPDnera que el PerĂş tendrĂĄ un liderazgo SROtWLFR PX\ LPSRUWDQWH HQ VDOYDU ODV brechas que existen entre tantos paĂ­ses, con tantos intereses diferentes, con tantas necesidades diferentes, FRQ WDQWDV SRVLFLRQHV GLIHUHQWHV (O PerĂş tendrĂĄ la responsabilidad, como 3UHVLGHQFLD GH OD &23 GH VDOYDU HVDV brechas y poder aunar a los paĂ­ses con XQDVRODYLVLyQGHOERUUDGRUGHODFXHUGR(VXQDUHVSRQVDELOLGDGJOREDOPX\ grande que ha asumido el PerĂşâ&#x20AC;?.

La posiciĂłn nacional peruana GDV\GDxRVDVRFLDGRVDORVHIHFWRVDGYHUVRVGHO cambio climĂĄtico. REDD+ 2FKRDxRVGHVSXpVGHTXH3DSXD1XHYD*XLnea y Costa Rica realizaran la propuesta inicial en OD&23\GRFHDxRVGHVSXpVGHTXHODFRQVHUYDciĂłn de bosques en los paĂ­ses en desarrollo quedara IXHUD GH ORV $FXHUGRV GH 0DUUDNHFK ²QDOPHQWH VH DOFDQ]y XQ DFXHUGR (Q OD &23  GH &DQF~Q  OD&RQYHQFLyQKDEtDHQFDUJDGRDORVĂ&#x201A;UJDnos Subsidiarios a establecer las modalidades bajo ODVFXDOHVGHEtDIXQFLRQDU5(''(VWD&23HQ 9DUVRYLD DGRSWy YDULDV GHFLVLRQHV FRQWHQLGDV HQ VLHWHGRFXPHQWRVUHODFLRQDGRVFRQODV²QDQ]DVOD metodologĂ­a, las formas de mediciĂłn y reporte y las VDOYDJXDUGLDVDPELHQWDOHV\VRFLDOHV (OPHFDQLVPRIXQFLRQDUiVREUHODEDVHGH¨SDgos basados en resultadosâ&#x20AC;?, es decir, se podrĂĄ acceGHUDORVIRQGRV5(''XQDYH]TXHVHKD\DFRPprobado la reducciĂłn de las emisiones. Para ello, los SDtVHVFRPHQ]DUiQSRU²MDUXQ¨QLYHOGHUHIHUHQFLDŠ de emisiones de la deforestaciĂłn antes de empezar DWUDEDMDUSDUDUHGXFLUOR/XHJRSRGUiQHPSUHQGHU YDULRVWLSRVGHDFWLYLGDGHVSDUDKDFHUIUHQWHDODV FDXVDVGHODGHIRUHVWDFLyQ\²QDOPHQWHSRQHUHQ marcha un sistema de monitoreo para hacer un seguimiento de las emisiones. AdemĂĄs, tendrĂ­an que HVWDEOHFHUVDOYDJXDUGLDVSDUDSURWHJHUORVGHUHFKRV de los pueblos indĂ­genas y los ecosistemas. 'HVSXpV GH YDULRV DxRV VL KDQ WHQLGR p[LWR SRGUiQ DFFHGHU D XQD FRPSHQVDFLyQ ²QDQFLHUD TXHSRGUiSURYHQLUGHGLYHUVDVIXHQWHVS~EOLFDR

SULYDGDELODWHUDOHVRPXOWLODWHUDOHVPHcanismos de mercado, etc. Se espera que el Fondo Verde para el Clima tenga un UROLPSRUWDQWHHQHVWD²QDQFLDFLyQVLQ embargo aún no hay compromisos sobre la cantidad de fondos que los países disSRQGUiQSDUDHVWRV²QHV Todo el proceso estarå orientado por las guías metodológicas aprobadas por la COP, así como el IPCC, y se establecen PHFDQLVPRVGHHYDOXDFLyQLQWHUQDFLRQDOGHH[SHUWRVHQYDULDVHWDSDV Respecto a los mecanismos de merFDGRSDUD5(''pVWRVKDQTXHGDGRVLQ GH²QLUD~Q9DULRVSDtVHVHQGHVDUUROORVH han opuesto a este tipo de mecanismos y particularmente a que las reducciones de 5(''SXHGDQVHUXWLOL]DGDVSDUDFRPpensar emisiones en los países desarroOODGRV(QHVWHFRQWH[WRFXHVWDLPDJLQDUse cómo podrå funcionar un mecanismo de mercado de reducción de emisiones GH5(''VLQRH[LVWHHOEHQH²FLRSDUD el comprador de acreditarse esas reducciones tal como ocurre en la actualidad FRQHO0HFDQLVPRGH'HVDUUROOR/LPSLR 0XFKRPHQRVD~QVLOD&RQYHQFLyQQR logra ponerse de acuerdo en establecer OtPLWHVGHHPLVLRQHVDORVSDtVHV $/$,

,QYHVWLJDGRUHQ(QHUJtD\&DPELR &OLPiWLFRGHO&HQWUR/DWLQRDPHULFDQRGH (FRORJtD6RFLDO &/$(6 

3DWULFLD/HyQ0HOJDU\0DQXHO3XOJDU9LGDO

/D SUHVLGHQWD GHO )RQGR 0XQGLDO para la Naturaleza - WWF Internacional, Yolanda Kakabadse, subrayó el rol del Ministerio del Ambiente del Perú ante la COP 20, durante la ceremonia en la que esa organización formalizó su respaldo al gobierno peruano para construir una posición nacional y regional sólida y exitoVD ¨(O 3HU~ WLHQH XQD RSRUWXQLGDG única de posicionarse en una plataforma de cambio, ya que es uno de los países mås ricos para construir HQHUJtDUHQRYDEOHWLHQHXQJUDQSRWHQFLDOŠD²UPy.DNDEGVH /D&23UHSUHVHQWDXQKLWRSDUDODV QHJRFLDFLRQHVGHO&RQYHQLR0DUFRGH las Naciones Unidas sobre el Cam-

bio ClimĂĄtico, por tratarse de la Ăşltima instancia antes de la COP 21, que tendrĂĄ lugar en diciembre de 2015 en Paris. WWF, fundado hace mĂĄs de cincuenta aĂąos y con cerca de cuarenta y cinco en el PerĂş, aspira a contribuir con el gobierno peruano para que la COP 20 sea un catalizador de compromisos que GHQSULRULGDGDODVHQHUJtDVUHQRYDEOHV \ODH²FLHQFLDHQHUJpWLFDLQFUHPHQWHQ HO²QDQFLDPLHQWRSDUDUHGXFLUODVHPLVLRQHVGHJDVHVGHHIHFWRLQYHUQDGHUR GH²QDQQXHYDVPHWDVFOLPiWLFDVDODUJR plazo para todos los paĂ­ses e impulsen LQLFLDWLYDVGHDGDSWDFLyQ â&#x20AC;&#x153;Conocemos la trayectoria de WWF, VRPRVYLHMRVDPLJRV\WLHQHXQHTXLSR PX\VyOLGR(VXQDRUJDQL]DFLyQVHULD

Christiana Figueres.

profesional, ha trabajado histĂłricaPHQWH SRU OD FRQVHUYDFLyQ \ DKRUD por polĂ­ticas con miras al bienestar GHOPXQGR(VXQDJUDGR\XQKRQRU trabajar con WWFâ&#x20AC;?, dijo el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, DO²UPDUHQQRYLHPEUHHOGRFXPHQto de respaldo presentado por PatriFLD/HyQ0HOJDU5HSUHVHQWDQWHGHOD 2²FLQDGH::)3HU~ ¨eVWHQRHVVRORHOHYHQWRPiVJUDQGH en la historia del PerĂş, sino que es un hito en la construcciĂłn de una posiFLyQSHUXDQD\UHJLRQDO(O3HU~VHUi un facilitador para romper los diferentes cuellos de botella que se presenWHQ/D&23VLJQL²FDXQJUDQFDPELR \WDPELpQXQDJUDQRSRUWXQLGDGSDUD el PerĂş de posicionar temas como bosques amazĂłnicos, agua y glaciares, ciencia, y ciudades sostenibles. /LPDHVHOHVODEyQFHQWUDOGHWUHV&23 VXFHVLYDV<DQRVHVWDPRVSUHSDUDQGR y haremos de esta COP 20 la mĂĄs exitosaâ&#x20AC;?, concluyĂł Pulgar Vidal. (ODSR\RWpFQLFRGH::)DOJRELHUQR SHUXDQRDWUDYpVGHO0LQLVWHULRGHO Ambiente, apunta a facilitar espacios y procesos para incorporar inVXPRVGHODVRFLHGDGFLYLOQDFLRQDO asĂ­ como de los pueblos y organizaFLRQHVLQGtJHQDVHOLQYROXFUDPLHQWR DFWLYR\ODPRYLOL]DFLyQSRVLWLYDGHOD opiniĂłn pĂşblica y la coordinaciĂłn y facilitaciĂłn de mecanismos y espaFLRVGHGHEDWHDQLYHOJOREDO


agenda global

Viernes, 17 de enero de 2014

NegociaciĂłn del TPP en semestre decisivo Martin Khor*

U

na de las principales novedades del aùo que se inicia serå el futuro del Acuerdo de $VRFLDFLyQ7UDQVSDFt²FR 733  que ha despertado gran interÊs y fuerte polÊmica en los países que participan en sus negociaciones. En particular en Estados Unidos, cuyo gobierno es su principal impulsor. El primer semestre de 2014 serå decisivo en Estados Unidos porque en la segunda mitad del aùo la atención del país estarå puesta en las elecciones legislativas de noviembre. Como los acuerdos de libre comercio son tan polÊmicos e impopulares en la opinión pública estadounidense, serå difícil para el presidente Barack Obama y su gobierno defender el TPP en Êpoca electoral. Esto puede explicar por quÊ Washington tiene tanta prisa en terminar las negociaciones lo antes posible. La fecha límite para concluirlas esWDED ²MDGD D ²QHV GH  SHUR QR VH cumplió. Es mås, la reunión ministerial de Singapur celebrada en la primera quincena de diciembre reveló numerosas diferencias pendientes. Por lo tanto, las negociaciones se tornarån aún mås intensas en los próximos meses, posiblemente con una reunión ministerial en febrero. Malasia se ha convertido en uno de los países clave en el proceso de constitución del TPP, planteando varios cuestionamientos a las propuestas de Estados Unidos. En una reunión celebrada en Bali en octubre pasado, el primer miQLVWUR1DMLE7XQ5D]DNVHxDOyDODFRQtratación pública, las empresas de propiedad estatal, el sistema de solución de diferencias inversionistas-Estado y la propiedad intelectual como algunas de las cuestiones del acuerdo que podrían vulnerar la soberanía. Esto implica que durante las negociaciones es necesario tener gran cuidado y tomar recaudos. El representante de Comercio de Estados Unidos, Michael Froman, visitó Malasia en varias ocasiones para reunirse con ministros y parlamentarios locales. Según los informes, les aseguró que comprendía sus preocupaciones, dando a entender que las tendría en cuenta. Por lo tanto, en Kuala Lumpur

HVSHUDQ YHU FXiQWD ÂłH[LELOLGDG KDEUi para dar cabida a las mismas. 3RU HMHPSOR 0DODVLD SURSXVR IRUmalmente una amplia exclusiĂłn de las disciplinas de los capĂ­tulos del TPP (carve-out) para las medidas de control del tabaquismo, una iniciativa que fue defendida por el Ministerio de Salud y grupos de la sociedad civil, y ha obtenido un amplio respaldo de la opiniĂłn pĂşblica y los medios de comunicaciĂłn de todo el mundo. El New York Times le dedicĂł incluso un editorial al tema. SegĂşn informes de prensa, Malasia se ha opuesto a las propuestas de establecer normas de propiedad intelectual HVWULFWDVTXHSRUHMHPSORDPSOtHQORV actuales tĂŠrminos de las patentes de medicamentos. TambiĂŠn pidiĂł altos umbrales para la contrataciĂłn pĂşblica, asĂ­ como la exenciĂłn de sus polĂ­ticas Bumiputra (tĂŠrmino malayo que designa a los grupos ĂŠtnicos que se consideran como los pueblos indĂ­genas), y ha cuestionado las disciplinas propuestas sobre las empresas de propiedad estatal y el sistema de soluciĂłn de diferencias inversionistas-Estado. 0DODVLDWDPELpQHQFRQWUDUiGL²FXOtades con la propuesta de prohibir los derechos de exportaciĂłn. La asociaciĂłn GHHPSUHVDVGHUH²QDFLyQGHDFHLWHGH palma advirtiĂł recientemente que sus operaciones se verĂ­an amenazadas si el TPP obliga al paĂ­s a abolir su tradicional impuesto a la exportaciĂłn de aceite de palma crudo. Esto tambiĂŠn provocarĂ­a TXHHO(VWDGRGHMHGHUHFDXGDUXQRV millones de dĂłlares anuales por concepto de impuestos, lo que asestarĂ­a un duro golpe a los esfuerzos por reducir el Gp²FLWSUHVXSXHVWDULR Ahora resta saber si se cumplirĂĄn las exigencias de Malasia. Incluso resulta crucial examinar quĂŠ tan genuina o adecuada serĂĄ la voluntad de entenGLPLHQWRRÂłH[LELOLGDGRIUHFLGD$PHQXGROD~QLFD¨³H[LELOLGDGŠFRQVLVWHHQ conceder un perĂ­odo mĂĄs largo para implementar la norma en cuestiĂłn, lo que realmente no es de mucha utilidad. Pero aun si se concede una excepciĂłn, ĂŠsta puede ser limitada o inĂştil. 3RUHMHPSORHQXQDSULPHUDYHUVLyQGHO capĂ­tulo sobre inversiones â&#x20AC;&#x201C;que se encuentra disponible en Internet- hay una clĂĄusula que estipula que nada impide

agenda global TWN

Third World Network

PublicaciĂłn de LA PRIMERA y el Instituto del Tercer Mundo (ITeM).

Redactor responsable: Roberto Bissio Redactor asociado: Carlos Alonso Bedoya

a los países adoptar políticas de salud y ambientales. Pero, agrega, siempre y cuando esas políticas sean compatibles con el capítulo, negando así el aparente margen de exclusión ofrecido. Como dice el refrån, el diablo estå realmente en los detalles. Y los detalles deben ser examinados con cuidado, ya TXH HV XQD YLHMD WiFWLFD GH QHJRFLDFLyQ el mostrar un espíritu de entendimiento y compromiso político, pero mantenerse ²UPHV\VLQFRQFHVLRQHVHQORVWH[WRVOHgales. Y estos últimos son los que cuentan. Otro punto clave radica en que los negociadores y el gobierno de Estados Unidos tienen poco margen para ofrecer compromisos, incluso cuando lo desearan, debido a que es el Congreso el que tiene el poder real sobre las cuestiones comerciales, y por tanto tambiÊn sobre el TPP.

El primer semestre del 2014 serå decisivo para el futuro de las negociaciones del TPP porque en la segunda mitad del aùo la atención de Estados Unidos estarå puesta en las elecciones legislativas de noviembre. Un grupo de legisladores demócratas y republicanos presentó el 9 de enero un proyecto de ley para otorgar al presidente la autoridad de vía råpida (fast track), mecanismo que delega en el 3RGHU(MHFXWLYRODQHJRFLDFLyQGHDFXHUGRV FRPHUFLDOHV (VWR VLJQL²FD TXH HO Congreso solo puede aprobar o rechazar un acuerdo comercial como el TPP, pero QRKDFHUOHPRGL²FDFLRQHV6LQHVWDDXtoridad de vía råpida, otros países no tenGUtDQSRUTXpFRQ²DUHQTXHORDFRUGDGR R²UPDGRSRUORVQHJRFLDGRUHVHVWDGRXnidenses serå aceptado por el Congreso, que estaría facultado a rechazar ciertas partes del acuerdo y exigir cambios. Como condición para dar la autoridad de vía råpida, sus impulsores estån pidiendo al gobierno de Obama que DGRSWHXQDSRVLFLyQ²UPHHQORVWHPDV Esto presiona a los negociadores esta-

dounidenses a no asumir compromisos, aun cuando quisieran hacerlo. 3RUHMHPSORHOSUR\HFWRGHOH\GLFH que en el caso de las empresas de propiedad estatal, Estados Unidos debería procurar acuerdos que eliminen la competencia desleal que favorece a las empresas públicas que realizan actividad comercial y garantice que sus pråcticas se basan exclusivamente en consideraciones comerciales. Las políticas gubernamentales y las pråcticas de estas empresas tendrían que cumplir con eliminar la discriminación y las subvenciones que causan distorsión en el mercado. Estados Unidos ya estå proponiendo que las empresas públicas no puedan discriminar cuando compran y venden bienes y servicios, y que no puedan reFLELUYHQWDMDVFRPRSUpVWDPRVPiVEDratos o concesiones de tierra y negocios GH SDUWH GHO JRELHUQR (VWR SRU HMHPplo, implica que las empresas estatales de Malasia no estÊn autorizadas a dar preferencias en sus adquisiciones a las empresas Bumiputra. 6LODGH²QLFLyQGHODVHPSUHVDVHVtatales incluye tambiÊn a las empresas privadas en las cuales los organismos gubernamentales tienen una participación, entonces abarcarå un vasto sector. Pero de todas maneras es poco probable que el proyecto de ley de vía råpida se apruebe, ya que numerosos demócratas se oponen y algunos republicanos simplemente se niegan a concederle a Obama todo lo que quiere. Pero he aquí el problema. Si la autoridad de vía råpida se otorga con condiciones impuestas, los negociadores estadounidenses tendrån que cumplir con ellas y no podrån brindar ODV³H[LELOLGDGHVQHFHVDULDV<VLQRVH otorga, los textos propuestos acordados por Estados Unidos pueden ser mås fåcilmente rechazados por el Congreso. Cualquiera sea el caso, no es mucho lo que los negociadores pueden dar en respuesta a las demandas formuladas por Malasia y otros países. 7RGR HVWR GHPXHVWUD OD GL²FXOWDG GH negociar o concluir los tratados de libre comercio cuando Estados Unidos estå de por medio, ya que comercio y política estån muy mezclados.

Los temas clave de la agenda 2014 La revista estadounidense Foreign Policy elaborĂł un exhaustivo informe sobre los temas que podrĂ­an saltar a la palestra durante este aĂąo 2014. La conquista del Polo Norte. Rusia y CanadĂĄ pugnan por el control de los recursos minerales del Ă rctico. El calentamiento global llevĂł al deshielo paulatino de la regiĂłn polar, abriendo nuevas rutas navegables que conducen a importantes y aĂşn no explotados yacimientos de hidrocarburos. Liderazgo japonĂŠs de la ASEAN. JapĂłn realizĂł compras masivas de obligaciones de los miembros de la AsociaciĂłn de Naciones del Sudeste AsiĂĄtico (ASEAN) y perdonĂł la deuda pĂşblica de algunos Estados. La â&#x20AC;&#x153;generosidadâ&#x20AC;? tratarĂ­a de ocultar el GHVHRGHD²DQ]DUVHFRPRSRWHQFLD regional. Tratamiento contra el sida. En marzo de 2013, un grupo de investigadores informĂł que, primera vez en la historia, se logrĂł la curaciĂłn de un enfermo de sida mediante un tratamiento agresivo con sustancias antirretrovirales. Boom econĂłmico en Irak. En 2013, el PBI de Irak registrĂł un incremento rĂŠcord del 9,1 por ciento debido sobre todo al aumento de la demanda de petrĂłleo que generĂł un aumento generalizado de precios. Irak es el segundo productor de crudo de la OPEP despuĂŠs de Arabia Saudita. EvoluciĂłn de las energĂ­as renovables. La Agencia Estadounidense para EnergĂ­a estimĂł que las renovables se convertirĂĄn a partir de 2016 en la principal fuente de energĂ­a. Malestar en AmĂŠrica Latina. Las manifestaciones han proliferado en Brasil, Argentina, Colombia, MĂŠxico, PerĂş y Chile. AdriĂĄn Mac Liman Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS).

'LUHFWRUHMHFXWLYRGHO&HQWURGHO6XU

El Instituto del Tercer Mundo (ITeM) es una organizaciĂłn sin ďŹ nes de lucro, no gubernamental y polĂ­ticamente independiente con sede en Montevideo, que representa en AmĂŠrica Latina a Third World Network (TWN), una red de organizaciones y personas que expresa en los foros globales puntos de vista de la sociedad civil del Sur.

Agenda Global cuenta con el aporte del Movimiento Ciudadano frente al Cambio ClimĂĄtico (MOCICC) y el Grupo Nacional de la Sociedad Civil Grupo PerĂş COP 20 . Colaboran en la ediciĂłn las integrantes del MOCICC RocĂ­o Valdeavellano (coordinadora) y Vanessa Torres (comunicadora).

www.item.org.uy / item@item.org.uy

www.mocicc.org

Agenda Global - 17 Enero 2014  

Suplemento Agenda Global publicado por Diario La Primera del 17 de Enero de 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you