Page 1

Domingo 15 de Julio de 2018

www.fonres.com

LA INDUSTRIA DE LA MODA Como terreno de puesta en práctica de cadenas de suministro sustentables Karen Newman consultora Senior del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, explica el potencial de trabajo y mejoras en la industria de la moda internacional.

La fabricación y comercialización de prendas de ropa y calzado constituye el segundo sector más contaminante a nivel mundial, después del de combustible: con un valor de mercado estimado en US$ 2,5 trillones, genera aproximadamente el 10% de las emisiones de carbono. Además es la industria que emplea la mayor cantidad de mujeres, localizadas en alrededor de un 80% de la cadena de suministro. La moda cruza 16 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por lo que sus impactos fueron tratados en un panel especial de la conferencia Making Global Goals Local Business, realizada por Global Compact a fines de abril en Argentina. “Cada vez hay más interés en las cadenas de suministro: existe mayor conciencia de cómo las compañías pueden volverse más transparentes en la contratación de empleados, y en qué o a quiénes comprometen en la cadena”, expuso Karen Newman, consultora Senior del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo. En respuesta a ese interés, en distintas agencias dentro de la ONU se iniciaron proyectos relacionados directa o indirectamente con la industria de la moda. Uno de los más destacados es el programa Better Work, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que reúne a todos los niveles de la industria del vestido para mejorar las condiciones de trabajo y el respeto de los derechos laborales de los trabajadores, además de aumentar la competitividad de las empresas de indumentaria. Better Work, es un programa creado hace 11 años por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Corporación Financiera Internacional (CFI), miembro del Grupo del Banco Mundial, tiene por objetivo mejorar las condiciones de trabajo y promover la competitividad en las cadenas mundiales de proveedores de la industria textil. El programa opera en siete países: Bangladesh, Camboya, Indonesia, Vietnam, Jordania, Haití y Nicaragua, y actualmente abarca a 1.300 fábricas que emplean a más de 1,6 millón de trabajadores. Esta iniciativa se sustenta a través de donantes asociados entre los cuales se destacan Australia (Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio, DFAT); Dinamarca (Ministerio de Relaciones Exteriores, Danida); Países Bajos (Ministerio de Relaciones Exteriores, Danida); Suiza (Secretaría de Estado Económico, SECO); y los Estados Unidos (Ministerio del Trabajo, USDOL). Según una investigación de la Universidad de Tufts, en Boston, Massachusetts, que se publicó hace dos años, el programa ha permitido mejorar considerablemente las condiciones de trabajo en cientos de fábricas de la confección en siete países en desarrollo, muestra una evaluación independiente. Establece, además que contribuye a que las fábricas abandonen las prácticas que dan lugar a largas jornadas de trabajo, muy baja remuneración, amenazas de despido o uso abusivo de los contratos por un período de prueba. Los trabajadores constatan un aumento de su salario semanal neto y las horas extras excesivas y los salarios bajos son cada vez menos frecuentes. El estudio también observa progresos en la reducción de la diferencia salarial entre hombres y mujeres, en particular en las fábricas que se benefician de los servicios de asesoramiento de Better Work en Haití, Nicaragua y Vietnam.

continúa >>

Página 7


Domingo 15 de Julio de 2018

continúa >>

LA INDUSTRIA DE LA MODA Como terreno de puesta en práctica de cadenas de suministro sustentables. El programa también ha logrado importantes avances en la disminución de las medidas laborales coercitivas y en la reducción del acoso y la violencia verbal. En Jordania, las denuncias de acoso sexual disminuyeron de 18 por ciento y la incidencia de trabajadores que sienten miedo en el lugar de trabajo también disminuyó notablemente.

Se debe hacer foco en que los distintos actores se reúnan para ser transparentes, dialoguen sobre compartir información de proveedores irregulares, y así alcanzar las mejores condiciones de trabajo

Por otra parte, los investigadores observaron que la formación en técnicas de supervisión de Better Work es una estrategia muy eficaz para mejorar las condiciones de trabajo y empoderar a las mujeres en la industria. El análisis muestra que las líneas de producción supervisadas por mujeres que recibieron esta formación permiten incrementar la productividad de la fábrica de 22 por ciento, cuando se compara con líneas de producción supervisadas por trabajadores que no la han recibido. El informe concluye que estas mejoras en las condiciones de trabajo no se logran a expensas del rendimiento de la empresa. La investigación establece una relación directa entre mejores condiciones de trabajo y mayores beneficios para las empresas. En todas las fábricas que Better Work abarca en Vietnam, después de cuatro años de participación, los beneficios brutos aumentaron de 25 por ciento. “Las pruebas de un resultado que beneficia a todos – mejorar las condiciones de trabajo y a la vez aumentar el margen de ganancia – eran hasta hoy día en gran parte anecdóticas. La evaluación de impacto de la Universidad Tufts hizo grandes progresos para demostrar esta relación”, declaró la profesora Drusilla Brown, principal autora del informe. “Por otro lado, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE, por sus siglas en inglés) está firmemente centrada en desarrollar un enfoque coherente del sector”, agregó Newman, en referencia a los estudios que viene realizando el organismo sobre el impacto de la moda.

Entre otros datos, la UNECE reveló que el sector genera el 20% de todas las aguas residuales; es responsable del 24% del uso mundial de insecticidas y del 11% de la propagación de plaguicidas, aún cuando sólo ocupa el 3% de la tierra cultivable del planeta. Luego, el 85% de los productos textiles utilizados son destinados a vertederos, que acumulan unas 21.000 millones de toneladas de telas año a año. En cuanto a la respuesta concreta de corporaciones de la industria de la moda, Newman se refirió a un “proceso gradual”, que viene evolucionando positivamente, pero a paso lento. “Toma tiempo para que estos asuntos avancen, y para que se comprenda el rol del sector privado. El uso del agua, las emisiones de gases y el transporte, todos tienen una oportunidad de ser involucrados. Es un muy buen sector sobre el que pensar”, aseguró. Hábitos de consumo Más allá de la conducta del sector empresarial, debe prestarse atención al último eslabón de la cadena: el consumidor puede manifestar que se preocupa por el medio ambiente, pero luego no busca comprar una prenda “amigable” con el entorno.

Debe prestarse atención también al último eslabón de la cadena: el consumidor puede manifestar que se preocupa por el medio ambiente, pero luego no busca comprar una prenda “amigable" “Es importante que se trabaje en cómo modificar estos hábitos y lo que las compañías producen. Se trata de un sector muy competitivo. Entonces se debe hacer foco en que los distintos actores se reúnan para ser transparentes, dialoguen sobre compartir información de proveedores irregulares, y así alcanzar las mejores condiciones de trabajo”, manifestó la consultora en diálogo con Fonres. El rol de la mujer Uno de los aspectos de mayor impacto de la industria de la indumentaria tiene que ver con el empoderamiento de la mujer. “Una pieza clave de la cadena de

SÁBADO 23.30 HS. POR:

MEJOR QUE EL EFECTIVO La Alianza “Better Than Cash” es una sociedad entre gobiernos, compañías y organizaciones internacionales para acelerar la transición de pagos en efectivo a digitales para reducir la pobreza y lograr un crecimiento inclusivo. Con asiento en Naciones Unidas, la Alianza cuenta con 60 miembros, colabora en forma cercana con entidades globales y está implementando un vínculo estrecho con la Alianza de Inclusión Financiera del G20. En cuanto a su sustento, “Better Than Cash” es financiada por la Fundación Bill & Melinda Gate, Fundación Citi, MasterCard, Omidyar Network, Agencia Norteamericana por el Desarrollo Internacional y Visa. ¿De qué forma opera esta iniciativa? Se asocia con gobiernos, empresas y entidades para ser los conductores clave detrás de la transición entre hacer que los pagos digitales sean ampliamente accesibles a través de: defender esta transición en una forma que acelere la inclusión financiera y promueva la responsabilidad financiera digital: conducir investigaciones y compartir la experiencia de sus miembros para informar estrategias que permitan llevar adelante esto; catalizar el desarrollo de ecosistemas de pagos digitales inclusivos en países miembro para reducir costos, aumentar la transparencia, avanzar la inclusión de mujeres, y conducir a un crecimiento inclusivo.

suministro es la mujer, y las organizaciones pueden asociarse para mejorar su situación dentro de ellas”, opinó Newman. Un ejemplo es el programa “Better than Cash” (del inglés, “Mejor que el efectivo”), enfocado en pagos digitales como una herramienta particularmente interesante para compañías que entregan dinero con determinada frecuencia. “El hecho de que una mujer cobre una remuneración digitalmente, no sólo es más seguro, sino que le otorga más control sobre el dinero y le permite participar en el sector de servicios financieros”, manifestó. El segmento de pagos digitales es un área en crecimiento en términos de impacto socio-económico: las tiendas H&M y GAP son algunas de las que se unieron recientemente a Better than Cash, al acordar que pagarán a algunos de sus empleados de manera digital.«

INSTITUTO SUPERIOR DE EDUCACIÓN E INNOVACIÓN EN RESPONSABILIDAD SOCIAL


Domingo 15 de Julio de 2018

MUCHO MÁS QUE OLLAS Y SARTENES La empresa Essen es conocida por su lugar en la cocina argentina. Sin embargo, esta firma de origen familiar lleva adelante programas de RS que la acercan a su comunidad. Essen significa “comer” en alemán y en Argentina es sinónimo de cocina, de ollas y sartenes. Pero detrás de esa marca y esos utensilios está una empresa familiar de origen nacional que nació en Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, primero como fundidora de aluminio en 1954 y dos décadas más tarde, de la mano de la segunda generación de los Yasci, como lo que es hoy.

Somos más fuertes trabajando en alianzas con otras organizaciones, por eso comenzamos a hacerlo con gobierno locales, provinciales, mesas de concertación, organizaciones sociales, empresas, otras fundaciones y asociaciones científicas

Y si bien la cercanía con la comunidad adyacente fue siempre vital, en materia de RS, hace 12 años decidieron crear la Fundación Essen porque “había llegado el momento de canalizar la ayuda a escuelas a un fin y objeto específicos”, dice Helga Yasci, directora de la entidad. “Decidimos armar una Fundación cuya misión principal sea la alimentación infantil saludable, lo que nos impulsa a trabajar con toda la familia y particularmente con las mujeres madres, que son las principales decisoras sobre la alimentación, dentro del hogar. Este objeto tiene una relación directa con los valores de nuestra empresa, que promueve constantemente a través de sus productos, la comida casera y saludable”, sostiene y asegura que al nacer como pyme local, fue una consecuencia ineludible estar cerca de la comunidad, responder a necesidades

básicas, a veces insatisfechas, y “por ende querer armar una fundación que lo hiciera en una forma más ordenada y buscando tener mayor impacto”, dice. Yasci evalúa los aspectos positivos y negativos que tiene ser una firma familiar en materia de RS: “la ventaja es que nosotros podemos crear, cambiar, reinventarnos, dentro de nuestro objeto, adaptándonos a las diferentes realidades de nuestro país. Somos flexibles y estamos cerca de las comunidades para entender cuáles son sus necesidades”, afirma. “La dificultad es que hasta el momento tenemos una sola fuente de financiamiento, que es la propia empresa Essen”. La entidad lleva adelante tres programas principales. Uno de ellos es “Comer y Crecer” que acompaña técnica y económicamente proyectos productivos, educativos, de capacitación y formación laboral para propiciar una alimentación más sana y la recuperación de la mesa familiar. A este se le suma el “Programa Aguas”, que busca dar respuesta a la falta de accesibilidad y potabilización de este recurso; y provee el sustento técnico y económico a las instituciones, a través de colectores de agua, pozos, filtros, conexiones y recolecciones nuevas. Y por último, figura “Reina de Corazones”, un programa de concientización y acción bajo los pilares “Chequearnos, movernos y nutrirnos”, que tiene como objetivo el empoderamiento femenino a través del cuidado de la salud en varios aspectos: consulta médica, preparación de comida natural, saludable y casera y el movimiento como estandartes de calidad de vida. “Todos ellos buscan generar impacto y sustentabilidad en las comunidades en las que se desarrollan. Como miembros de RedEAmérica trabajamos en pos de las comunidades sostenibles”. En cuanto a los impactos, por ejemplo, desde el programa Comer y Crecer trabajan sobre capacitaciones, educación alimentaria y nutricional, formación laboral y en el desarrollo de huertas y granjas. Así, en 2017 llevaron adelante11 proyectos que involucraron a casi 4900 personas en Salta, Misiones, Santa Fe, Neuquén y Buenos Aires. En el marco del programa de Aguas, se

Al ser una firma familiar podemos crear, cambiar, reinventarnos, dentro de nuestro objeto, adaptándonos a las diferentes realidades de nuestro país. Somos flexibles y estamos cerca de las comunidades para entender cuáles son sus necesidades.

concentran en proyectos que incluyeron la construcción de cisternas de almacenamiento, instalaciones sanitarias, filtros, cosecha de agua de lluvia y pozos de agua. Se realizaron 9 proyectos que trajeron beneficios a 1.518 personas en Jujuy, Chaco, Santiago del Estero, Misiones y Santa Fe. Por último, a través del programa de concientización para la prevención de enfermedades cardiovasculares “Reina de Corazones” brindaron 10 charlas y eventos en alianza con la Federación Argentina de Cardiología, en Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa, Mendoza y San Luis para casi mil asistentes. “Hace cuatro años atrás entendimos que éramos más fuertes trabajando en alianzas con otras organizaciones. Es por esto que comenzamos a hacer alianzas con gobiernos locales, provinciales, mesas de concertación, organizaciones sociales, empresas, otras fundaciones y asociaciones científicas como la Federación Argentina de Cardiología”, dice Yasci. “Siempre existen dificultades pero también siempre existieron personas que nos acompañaron en el cambio. En este sentido hemos tenido más éxitos que fracasos”, reflexiona y cuenta que para sumar a los colaboradores de la firma a las acciones tienen dos líneas de trabajo: “por un lado, la convocatoria a concurso de proyectos donde las propias organizaciones nos indican los posibles aliados estratégicos para el éxito del proyecto y en cada comunidad identificamos líderes que nos ayudan al resultado esperado. Por otro lado, estamos atentas al contexto para identificar oportunidades que tengan que ver con el objeto de nuestra fundación”, resume.«


Domingo 15 de Julio de 2018

REPORTE DE SUSTENTABILIDAD

REALIDAD ORGÁNICA

Whirlpool Corporation presentó su Reporte Global de Sustentabilidad correspondiente al período 2017 donde se asienta el cumplimiento de las metas de consumo de agua y energía originalmente previstos para 2020, y la incorporación de programas de reciclaje de residuos en más de 40 países, donde el 95% son reciclados y sólo un 1% son incinerados. Desde 2010, Whirlpool desarrolla una herramienta de producción llamada Design for Environment que identifica el impacto de sus operaciones y productos en su fase de uso. Consiste en un modelo de gestión que busca el equilibrio entre los factores sociales, ambientales y económicos. En esta línea, para 2016, la compañía logró bajar más de 64 millones de toneladas de CO² a nivel global. El objetivo es alcanzar el 30% para 2025, lo que equivale al uso eléctrico promedio de más d3 3 millones de hogares en un año. Son 15 las instalaciones de Whirlpool con certificación LEED. En América Latina, por ejemplo, se ejecutaron iniciativas para reducir el consumo de agua y energía, y concientizar a los empleados sobre su cuidado e importancia. Se invirtió en sistemas de tratamiento de y se avanzó en la iluminación eficiente de las unidades industriales con reemplazo de lámparas fluorescentes por LED.

Según Sobre La Tierra (SLT-FAUBA, órgano de difusión de la Facultad de Agronomía de la UBA), con más de 3 millones de hectáreas certificadas, la Argentina ocupa el segundo puesto en el ranking mundial de producción orgánica. El sector mantiene un volumen firme de exportaciones y una demanda en crecimiento. Además, apuesta a ganar terreno en el mercado local y fortalecer el desarrollo de las empresas familiares con la generación de semillas de calidad certificada. Además recientemente se puso en marcha el primer Centro de Producción de Semillas Orgánicas del país en Santiago del Estero, a partir del trabajo conjunto del Ministerio de Agroindustria de la Nación con otras instituciones como la FAUBA y los gobiernos provinciales y municipales. El objetivo es producir semillas de calidad orgánica certificada para abastecer, en una primera etapa, a 7 mil productores. Además, se apunta a replicar el centro de producción de semillas en otras provincias del NOA y Cuyo. De acuerdo al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la producción orgánica en la Argentina muestra un crecimiento interanual de 3%, con un aumento de 13% por año en sus exportaciones, cuyos principales destinos son Estados Unidos, la Unión Europea, Suiza y Japón.

COMERCIO ÉTICO

TRIPLE IMPACTO ARGENTINO

Natura recibió en París una nueva certificación internacional de la UEBT (Unión para el Biocomercio Ético, del inglés) para su sistema de suministro ético de ingredientes naturales en los productos de la línea Ekos. El nuevo sello refuerza los tres pilares que orientan los negocios de la empresa: comercio justo, conservación de la biodiversidad brasileña y relación de confianza con la comunidad. La UEBT es una organización sin fines de lucro que promueve el suministro responsable. Fue creada después de una iniciativa de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) para promover el uso de ingredientes naturales, respetando a las personas y la biodiversidad durante su proceso de extracción. La UEBT, de la cual Natura es miembro fundador, apoya y verifica los compromisos de las empresas con la innovación y el manejo de ingredientes. “Lo que diferencia a la nueva certificación UEBT es que abarca todo el sistema ético de una marca, validando la incorporación de requisitos de la UEBT en sus sistemas de innovación y suministro de insumos naturales”, afirma Rik Kutsch Lojeng, Director Ejecutivo de la UEBT.

El Consejo Empresario de Sistema B, junto a Cámaras y organizaciones aliadas, presentaron el índice de Triple Impacto, una iniciativa que busca generar una medición colectiva del impacto social y ambiental de las empresas argentinas. Este diagnóstico permitirá identificar las oportunidades de avanzar hacia un modelo de desarrollo capaz de impactar positivamente en las personas y el ambiente. A su vez, podrá funcionar como una herramienta práctica y confiable para medir y monitorear la evolución en el tiempo del impacto socioambiental del sector. Además, la participación de las compañías líderes del país ayudará a generar conclusiones más representativas y, en consecuencia, trazar los planes de mejora que las firmas privadas y el país necesitan. Por otra parte, los datos consolidados permitirán realizar un diagnóstico del impacto socio-ambiental del sector privado argentino e identificar oportunidades de mejora. También se publicará un Informe Anual del Índice de Triple Impacto Argentino en los principales medios y encuentros empresarios del país para mostrar la evolución del compromiso socio-ambiental empresario y medir cómo avanzan las empresas argentinas hacia prácticas y modelos de negocio sustentables.

[Suplemento Responsabilidad Social FONRES] La Opinión Austral 15.07.18  

LA INDUSTRIA DE LA MODA Como terreno de puesta en práctica de cadenas de suministro sustentables. Karen Newman consultora Senior del Progra...

[Suplemento Responsabilidad Social FONRES] La Opinión Austral 15.07.18  

LA INDUSTRIA DE LA MODA Como terreno de puesta en práctica de cadenas de suministro sustentables. Karen Newman consultora Senior del Progra...

Advertisement