Page 1

Domingo 11 de Marzo de 2018

www.fonres.com

El aumento de la tasa de obesidad es noticia y hay un mayor reconocimiento de la importante función que cumplen la agricultura y los sistemas alimentarios en esta epidemia. Como economistas agrarios que tenemos interés en la nutrición humana, quisimos averiguar cómo se entrelaza todo esto, entender de qué manera la agricultura y los sistemas alimentarios forman parte del problema y parte de la solución. Mientras realizábamos las investigaciones para un informe reciente, algunos datos nos llamaron la atención.

Por Aira Htena, y Yurie Tanimachi Hoberg (*)

DESDE LA TIERRA La agricultura podría ofrecer soluciones contra la obesidad, un problema creciente de malnutrición

Antes de pasar a lo que encontramos, es importante señalar que la mayoría de los países en desarrollo se enfrenta a la “doble carga de la malnutrición”. Soportan los costos y los desafíos del sobrepeso y la obesidad, y al mismo tiempo luchan contra las elevadas tasas de desnutrición, dos formas que habitualmente se vinculan con la deficiencia de micronutrientes. Vale aclarar que la malnutrición abarca la sobrealimentación, la desnutrición y la deficiencia de micronutrientes. El sobrepeso y la obesidad no son problemas que solo afectan a los países de ingreso alto y de ingreso mediano o a las zonas urbanas. Cuando caen los niveles de pobreza, el acceso a alimentos se estabiliza y las dietas se diversifican, y menos gente sufre desnutrición crónica o hambre. Sin embargo, el sobrepeso —o su forma extrema, la obesidad— sigue la tendencia opuesta en la población mundial y en los niños de menos de 5 años. Al parecer, hay una correlación positiva entre la prevalencia general de la obesidad y el nivel de riqueza de un país hasta cierto punto. Por ejemplo, el PBI y el índice de masa muscular presentan esta relación positiva y lineal hasta los 5 mil dólares per cápita al año. Sin embargo, para ilustrar la complejidad del tema, superado ese nivel la relación es menos clara: algunos países muestran una alta prevalencia y otros con niveles de riqueza similares muestran valores muy inferiores. Hay países, especialmente de ingreso mediano como México y Turquía, que presentan tasas de prevalencia más altas que muchos países de Europa occidental. Si bien a veces se considera que la obesidad es simplemente una situación en la que una persona consume más energía de la que gasta, las verdaderas causas son muy complejas y hay innumerables factores que inciden directa o indirectamente en este equilibrio de energía. Por ejemplo, en el mapa del sistema de obesidad creado por el programa Foresight del Gobierno del Reino Unido se identifican 108 factores distintos en 7 conjuntos, como fisiología, actividad física del individuo, entorno de actividad física y psicología social. Estos factores inciden directa e indirectamente en la ecuación básica de equilibrio de energía o incorporación de energía frente a gasto de energía. La complejidad del desafío ayuda a explicar por qué, a nivel individual, a las personas les resulta tan difícil “comer menos y moverse más para perder peso” y por qué, a nivel macro, ningún país ha logrado revertir la tendencia de la obesidad por completo.

(*) Aira Htenas es economista de la división de Alimentos y Agricultura del Banco Mundial también forma parte del Programa Global de Agricultura y Seguridad alimentaria. Yurie Tanimichi Hoberg es economista senior del Departamento de Agricultura del Banco Mundial.

La complejidad de la malnutrición muestra que, para tener éxito, una estrategia de intervención debe poder aplicarse en varios frentes a la vez y adaptarse a una población heterogénea. También indica que la agricultura y el sistema alimentario son parte de la solución y deberán tener un papel preponderante en dicha estrategia, especialmente en relación con la producción y el consumo de alimentos.

continúa >>

Página 7


Domingo 11 de Marzo de 2018

continúa >>

DESDE LA TIERRA Desde la perspectiva de la agricultura y el sistema alimentario, puede ser más fácil prevenir la obesidad y mejorar otras formas de malnutrición a través de un enfoque común, que garantice el acceso a una dieta diversificada de alta calidad. Las medidas y las políticas que favorezcan la provisión de una dieta diversificada y saludable y el acceso a ella deben recibir un respaldo permanente a lo largo de todo el sistema alimentario, mientras los países cambian su eje de atención de la desnutrición a los problemas convergentes de la malnutrición que

Para maximizar el impacto, el sector debe trabajar en estrecha coordinación con el sector de salud, la industria de los alimentos y los grupos de concientización de consumidores. incluyen, cada vez más, el sobrepeso y la obesidad. Durante esta transición, se debe prestar atención a tendencias tales como el mayor consumo de alimentos altamente procesados, que se vuelven más accesibles para más personas de todo el mundo. ¿Cuáles son las políticas y las medidas que podrían tener un efecto positivo a la hora de hacer frente al sobrepeso y la obesidad? A partir de datos provenientes de distintas fuentes, presentamos esta lista de puntos de partida para implementar medidas orientadas a mejorar la calidad de la dieta haciendo hincapié en el sobrepeso y la obesidad. Estas recomendaciones siguen el marco conceptual presentado por el Panel Mundial sobre Agricultura y Sistemas Alimentarios para la Nutrición (GLOPAN) En nuestro informe queda demostrado que el sector agrícola puede cumplir varios objetivos de nutrición ofreciendo insumos que garanticen a las personas el acceso a una dieta diversificada, segura, nutritiva, asequible y de alta calidad. Si bien la epidemia de la obesidad es algo nuevo para los países en desarrollo, muchos de los esfuerzos que ya se han implementado pueden ser eficaces para hacer frente a este fenómeno. Las intervenciones

adoptadas en el subsistema de almacenamiento, transporte y comercio de alimentos para mejorar la calidad de la dieta también son intervenciones que se aplican para cumplir el objetivo más conocido

Las medidas y las políticas que favorezcan la provisión de una dieta diversificada y saludable y el acceso a ella deben recibir un respaldo permanente a lo largo de todo el sistema alimentario.

de aumentar la rentabilidad del establecimiento agrícola introduciendo cultivos de alto valor. En otras esferas se necesitan medidas nuevas o adaptadas al contexto. Por ejemplo, en el subsistema de producción, donde el sistema público de investigación agrícola se caracteriza por una atención casi exclusiva al rendimiento de los cultivos básicos, recomendamos también hacer hincapié en las consideraciones de biodiversidad o de nutrición.

La mayoría de los países en desarrollo se enfrenta a la “doble carga de la malnutrición”. Soportan los costos y los desafíos del sobrepeso y la obesidad, y al mismo tiempo luchan contra las elevadas tasas de desnutrición. Dado el carácter multifacético de los desafíos, es esencial reconocer que la agricultura y el sector alimentario solo pueden desempeñar un papel limitado en lo que respecta a abordar el problema. Lo más importante es que, para maximizar el impacto, el sector debe trabajar en estrecha coordinación con el sector de salud, la industria de los alimentos y los grupos de concientización de consumidores. Decir todo esto es fácil; llevarlo a la práctica en la vida real, no tanto. Ya lo hemos visto en los casos de otros desafíos multisectoriales.«

SÁBADO 23.30 HS. POR:

PARA TENER EN CUENTA Según estadísticas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en octubre del año pasado, desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo. En 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos. Así, el 39 de las personas de más de 18 años padece lo primero y el 13 por ciento, lo segundo. A nivel infancia y adolescencia, 41 millones de cinco años están en la situación de exceso de peso y 340 millones de chicos de entre 6 y 19 años. Por otra parte, entre 1975 y 2016, la prevalencia mundial de la obesidad se ha casi triplicado. Y si bien estas realidades se consideraban, años atrás un problema propio de los Estados de ingresos altos, actualmente ambos trastornos aumentan en los de ingresos bajos y medianos, en particular en los entornos urbanos. En África, el número de menores de 5 años con sobrepeso ha aumentado cerca de un 50% desde el año 2000. En 2016, la cifra de Asia alcanzaba casi a la mitad de los chicos. De acuerdo al organismo internacional, a menudo los cambios en los hábitos alimentarios y de actividad física son consecuencia de cambios ambientales y sociales asociados al desarrollo y de la falta de políticas de apoyo en sectores como la salud; la agricultura; el transporte; la planificación urbana; el medio ambiente; el procesamiento, distribución y comercialización de alimentos, y la educación.

INSTITUTO SUPERIOR DE EDUCACIÓN E INNOVACIÓN EN RESPONSABILIDAD SOCIAL


Domingo 11 de Marzo de 2018

BIO

Shirrin Ebadi

CON EL DERECHO COMO ARMA PARA SU LUCHA Como devota musulmana y doctora en leyes, Shirin Ebadi obtuvo en 2003 el Nobel de la Paz por su férrea defensa de los derechos humanos y de la igualdad de la mujer. Cuando el velo de la oscuridad caía sobre Irán a raiz de la Revolución Islámica que llevó al país al fanatismo religioso, a una teocracia, a la dictadura de los Ayatolas, a la profunda desigualdad entre el hombre y la mujer, y a la frustración de aquellos que buscaron liberarse del yugo del Sah para entrar en otro yugo, Shirrin Ebadi, también vivenció grandes pérdidas. Como primera mujer jueza de su país, de un momento a otro perdió no sólo su cargo sino también su matrícula como abogada. Pero eso no la acalló. Desde 1979 a la fecha es una de las voces iraníes que más clama por la vigencia de los derechos humanos y la libertad de expresión, al punto en que en 2003 obtuvo el Premio Nobel de la Paz, siendo la primera iraní y la primera mujer musulmana en recibirlo. Sin embargo este reconocimiento no la blindó sino todo lo contrario: le valió la cárcel y un posterior exilio en Inglaterra que continúa hasta el presente. Abogada y doctora en leyes nació en Hamadan, noroeste de Irán en 1947, proveniente de una familia de académicos y devotos musulmanes. Su padre fue un destacado jurídico, escritor y funcionario. Tal como ella lo relata, tuvo una infancia rodeada de cariño y afecto. Vivió desde muy pequeña en Teherán, capital del país. Luego de una destacada carrera universitaria y en el poder judicial, en 1969 fue nombrada jueza., primera mujer de Irán en lograr ese puesto. Pero en 1979, con la Revolución Islámica, ella y otras colegas

1947 año de su

nacimiento

perdieron sus puestos, y ella sufrió un especie de prisión domiciliara. Finalmente en 1992 logró obtener una licencia para ejercer nuevamente su profesión. El tiempo en que estuvo inactiva lo aprovechó para escribir libros y artículos publicados en medios locales. Con la reválida de su título y matrícula, se dedicó a defender casos vinculados con los abusos del poder civil, los derechos humanos, cuestiones de género y de libertad de prensa. Y en la universidad también dictó cursos de derechos humanos. Ebadi está casada, es madre de dos hijas y ha publicado más de 12 libros y cientos de artículos traducidos, algunos de ellos, al inglés. En diversas entrevistas a medios de todo el mundo y en conferencias -incluso en Argentina- suele decir que el año 2009 fue un punto de inflexión en su historia. “Fue cuando fraudulentamente Admadinehaj se hizo cargo de la presidencia por segunda vez”. Ebadi no estaba en Irán pero millones de personas salieron a la calle a protestar. El Gobierno dio la orden de disparar, y ese primer día murieron más de 100 personas y luego comenzaron a detener gente. En esos episodios, arrestaron a un estrecho colaborador de Ebadi, cerraron su oficina –comprada con parte del dinero obtenido con el Nobel y su ONG y detuvieron a su marido –a quien torturaron- y a su hermana. En esa ocasión, más de 20 personas murieron bajo tortura en las cárceles. Respecto a Ebadi, el régimen confiscó sus propiedades y las vendieron, y cerraron

1979

Revolución Islámica

en Irán

sus cuentas bancarias. Allí comenzó su exilio pero no pierde las esperanzas de volver a vivir en su país. En reportajes Ebadi manifiesta fuertes posturas con respecto a su religión –el Islam- y el uso del velo y otros atuendos. Aclara que no es obligatorio en una cantidad enorme de países con mayoría de población musulmana y cree que es indispensable separar la opresión gubernamental de la religión. Ha asegurado que “el gobierno iraní, como el de Arabia Saudita, dice: ‘El islam es aquello que nosotros decimos que es’ y el problema tiene que ver con esta afirmación”. Y da otros ejemplos: En Liberia, con gran mayoría cristiana, más de la mitad de las mujeres sufre de la mutilación de los genitales, una práctica difícil de erradicar. “Lo peor son las leyes que justifican la violación sistemática de los derechos humanos. Esa violación se ha convertido en algo legal en Irán. Según la ley, la vida de una mujer vale la mitad que la de un hombre. Si voy con mi hermano y los dos morimos en accidente, la indemnización a la familia por mí es la mitad de la que se da por él, simplemente por ser hombre y mujer. Hay cientos de ejemplos así que hacen legítima esa violación de los derechos humanos”, detalló. “El día que me matriculé en la Facultad de Derecho, empecé a leer sobre los derechos humanos. Era la época del sah. Las leyes eran algo mejores que las de ahora, pero también eran discriminatorias hacia las mujeres. Es imposible defender los derechos humanos y no ser feminista”, declaró.«

2003

Premio Nobel

de la Paz


Domingo 11 de Marzo de 2018

RANKING ÉTICO

APRENDER PARA LA VIDA

“El discurso alrededor del mundo cambió profundamente en 2017. Surgió una voz aún más fuerte. Las corporaciones globales que operan con un estado de derecho común son ahora la fuerza de la sociedad. Y este año vimos a las empresas encontrar cada vez más su voz. Las Compañías Más Éticas del Mundo en particular continuaron mostrando un liderazgo ejemplar”, explicó Timothy Erblich, CEO de Ethisphere al dar a conocer el Ránking de 2018. “Felicito a todos en Whirlpool Corporation por ser reconocida como una de las Compañías Más Éticas del Mundo”. El listado ofrece una manera cuantitativa de evaluar el desempeño de una firma de una forma objetiva, consistente y estandarizada. La información recopilada proporciona un muestreo exhaustivo de los criterios definitivos de las competencias básicas y no de todos los aspectos del gobierno corporativo, el riesgo, la sostenibilidad, el cumplimiento y la ética. Las puntuaciones se generan en cinco categorías clave: programa de ética y cumplimiento (35%), ciudadanía y RSE (20%), cultura de ética (20%), gobernanza (15%) y liderazgo, innovación y reputación (10%). Todas las empresas que participan en el proceso de evaluación reciben sus puntuaciones, lo que les proporciona valiosos conocimientos sobre cómo se comparan con las organizaciones líderes.

Dentro de su programa de Responsabilidad Social Empresaria denominado Learning for Life, Diageo inició el curso de capacitación en “Reposición y manejo en el punto de venta”, un instrumento que busca educar y colaborar en la inserción laboral de 35 jóvenes junto a Nestlé y Fundación Forge. Las tres entidades consideran que alinear el trabajo con la vida cotidiana es fundamental para lograr la realización personal, por eso durante el programa se hará hincapié en las metas y proyectos de cada individuo. Posteriormente se enfocarán en la capacitación y entrenamiento profesional. Gracias a la participación de tres organizaciones líderes –cada una- en su rubro, se espera que más del 80% de los egresados del programa obtengan un empleo. El programa Learning for Life–que se desarrolla desde 2008- busca generar valor compartido al co-diseñar proyectos específicos que aborden las necesidades locales, permitiendo conectar personas de alto potencial con vacantes laborales, reduciendo la brecha entre las experiencias de los jóvenes y las exigencias de las empresas. En la Argentina ya se han formado jóvenes en las áreas de gastronomía, hospitalidad, retailer y emprendedorismo.

CERO RESIDUOS

Proyecto Seda es una iniciativa para mejorar la calidad de vida de familias de bajos recursos, impulsada por el INTI con financiamiento europeo que busca promover la sericultura sustentable como salida económica para productores y emprendedores, Proyecto Seda nació en 2016, cuando el INTI se presentó a un concurso convocado por la Unión Europea a través del Mecanismo Regional para la Cooperación y la Asociación Internacional. La propuesta fue seleccionada junto a otras ocho iniciativas. El objetivo es transferir conocimientos y experiencias para alcanzar el crecimiento económico sostenible y la mejora en la calidad de vida de productores, campesinos, artesanos, organizaciones sociales, emprendimientos sociales protegidos, instituciones educativas de zonas marginales, emprendedores de sectores populares y zonas agrarias y periurbanas de América Latina y el Caribe. Del 10 al 13 de abril el INTI presentará el proyecto en Emitex, Simatex y Confemaq 2018, la exposición de la industria textil que tendrá lugar en el Centro Costa Salguero. En Argentina existen alrededor de 50 productores de seda repartidos entre La Pampa, Misiones, Jujuy y Buenos Aires.

General Motors anunció la ampliación de su programa líder Cero residuos. Todas sus plantas de producción en Canadá, México y Sudamérica reciclan, reutilizan, o convierten en energía todos los residuos producto de sus operaciones diarias. Con la reciente certificación obtenida para 27 nuevas plantas, la empresa posee ahora 142 fábricas industriales y no industriales a nivel global que alcanzaron la meta Cero residuos; superando a cualquier otra empresa automotriz. “Esperamos alcanzar la meta Cero residuos en todas nuestras plantas industriales, y la condición ‘landfill free’” señaló Dane Parker, vicepresidente, Sustainable Workplaces. “La mentalidad Cero es promovida por nuestros equipos locales gracias a sus esfuerzos por encontrar soluciones innovadoras y sustentables que mejoren las comunidades donde viven y trabajan”. El 100% de los residuos generados, por ejemplo, en las operaciones industriales de Canadá prescinden de los rellenos sanitarios, esto permite mantener los recursos en la cadena de valor y evitar emisiones de gases de efecto invernadero. Y, gracias a los esfuerzos de liderazgo en cada planta y de la participación de los empleados, el reciclado de envases mixtos mejoró de 45% a 80% desde 2016.

PROYECTO SEDA

[Suplemento Responsabilidad Social FONRES] La Opinión Austral 11.03.18  

DESDE LA TIERRA. La agricultura podría ofrecer soluciones contra la obesidad, un problema creciente de malnutrición Por Aira Htena, y Yurie...

[Suplemento Responsabilidad Social FONRES] La Opinión Austral 11.03.18  

DESDE LA TIERRA. La agricultura podría ofrecer soluciones contra la obesidad, un problema creciente de malnutrición Por Aira Htena, y Yurie...

Advertisement